Cinco horas con Mario; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Narrativa. Novela contemporánea. Estilo literario. Monólogo. Figuras retóricas. Argumento. Personajes. Contexto

  • Enviado por: Francisco Tapias
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

LA OBRA

5 horas con Mario, genial obra de Miguel Delives es principalmente un monologo, en el cual una viuda, mientras vela a su marido la noche antes del entierro, le habla por ultima vez. Mientras ojea la Biblia de su marido, (en el cual este solía subrayar sus partes preferidas), Carmen tiene su ultima conversación con Mario. En el monologo, la viuda “arregla cuentas” con el muerto. Le pregunta a su difunto Marido el porque de las diversas vicisitudes que vivieron en común, para acto seguido responderse a si misma, poniendo palabras en la boca del muerto, (las palabras que le hubiera gustado oírle decir en vida), y darle aquellas respuestas que no le dijo en vida.

Este monologo nos permite a los lectores asistir a la vida de la pareja desde lo tiempos en que eran novios hasta los últimos días de Mario.

A retazos desconexos, Carmen (o Menchu, como es llamada familiarmente), visiblemente afectada, nos despliega su visión de la vida en común de la pareja y le reprocha a Mario, de cuerpo presente, el no haber seguido sus consejos, le hecha en cara la situación familiar, para ella poco satisfactoria.

Poco a poco, entre miserias y reproches, nos iremos haciendo una idea mas y mas completa de la vida familiar de Carmen y Mario, y de la personalidad de ambos personajes.

5 horas con Mario es principalmente un retrato social, (si bien una obra maestra de tal calibre tiene innumerables lecturas), Delives retrata magistralmente la sociedad Española de la época (e incluso no tan de la época, ya que algunas partes del monologo siguen mas o menos vigentes hoy en día). La sicología de la sociedad española de aquella época se nos presenta atraves de la familia de Carmen y Mario, ejemplo una familia media Española de la época.

La historia contemporánea de España, desde la república hasta la dictadura, pasando por la Guerra Civil y la posguerra, es el marco en que transcurre la vida de Carmen y Mario. Los conflictos de clases, la intolerancia, la religión y los distintos puntos de vista de la sociedad (la mayoritaria, representada por Carmen, y la opuesta, representada por Mario) son los principales temas de la novela.

La novela transcurre en los años 50, en plena dictadura, donde convergen el pasado y el futuro de una España atrapada por su pasado, pero que solo empieza a vislumbrar el futuro. La dictadura, la proximidad de la guerra civil, la fuerte presencia de la iglesia, la “guerra de clases” serán las “circunstancias” de la relación de Mario y Carmen, que tras una vida entera juntos, siempre fueron grandes desconocidos el uno del otro.

LOCALIZACION DE LA OBRA

La obra transcurre en la casa de Mario, donde su velatorio esta transcurriendo, y acaba en el momento que el féretro se dispone a salir camino al cementerio. En el medio de estas dos visitas de amigos y familiares, pasara el cadáver de Mario su ultima noche en su casa. Mas concretamente en el despacho de Mario, donde descansa el cuerpo sin vida de este, y donde Carmen vela a su marido. Mientras vela a Mario, Carmen se despedirá de el con un monologo. Esta localización nos transmite una sensación de intimidad y ofrece un marco casi religioso en el que asistir a la confesión final de Carmen con su marido. Todo lo que Carmen reprocho a Mario en vida aparecerá una vez mas, e incluso lo que no le dijo jamas en vida a su marido aparece imparable ahora, en estas ultimas horas que van a compartir. Para Carmen, en autentico estado de “shock”, son la ultima oportunidad de que Mario le escuche y la perdone.

La obra empieza con la esquela de Mario. El cuerpo de Mario descansa en su despacho mientras que las amistades de la familia (los mismos personajes que se repetirán a lo largo de la obra) dan el pésame a Carmen. La larga serie de frases echas que son típicas de los funerales se suceden, y Carmen parece estar muy entera, teniendo en cuenta lo inesperado del ataque al corazón que ha tenido su marido. Cuando finalmente la gente se retira, Carmen decide pasar la ultima noche en el despacho con Mario, releyendo la Biblia de Mario. Carmen empieza a recordar toda la gente que a pasado a lo largo de la mañana y se lo comenta a Mario como si aun estuviera vivo. A partir de ese momento empieza el monologo que durara las 5 horas a las que hace mención el titulo de la novela.

Por la mañana, Mario hijo encontrara a su madre postrada a los pies de la cama, se ha pasado la noche en blanco, y ha envejecido tremendamente en esa noche. Su hijo la llevara a la cocina y se hará obvio que Mario hijo es igual que su padre, para mayor mortificación de una Carmen que se ha pasado la noche enumerándole sus defectos a su difunto marido y su intención de evitarlos en sus hijos.

La novela finalizara con la salida del feretro, no sin que antes los amigos y “enemigos” de Mario expresen de forma breve pero acalorada sus sentimientos hacia el muerto.

NARRATIVA

La narrativa de Delibes, magnifica como nos tiene acostumbrados, tiene delante la difícil tarea de narrar en la historia en dos direcciones. Hacia el pasado, para informar al lector de las circunstancias de la familia, y en el presente / futuro, para seguir la evolución de Carmen e imaginarnos su futuro. La narración esta marcada, obviamente, por la circunstancia de que la mayor parte del libro sea un monologo, en el cual el narrador, Carmen, se encuentra muy afectada por la perdida de su marido, al borde de un ataque de nervios. El desordenado monologo de Carmen nos proveerá de información sobre el pasado de su vida en común con Mario y al mismo tiempo que nos permitirá ir observando el proceso mental y la personalidad de Carmen.

Delibes mantiene al lector en un delicado balance, manteniéndolo en la penumbra, escaso de información sobre los personajes que circulan por la novela. Sin conocer apenas nada sobre los personajes, pero consciente de la progresiva clarificación y definición de toda la situación de Carmen y Mario. El lector estará ávido de las pequeñas piezas de información que Carmen le dará poco a poco en su monologo, y se ira haciendo poco a poco una idea de como reconstruir el rompecabezas en el que se le presenta la vida de Carmen y Mario.

Para cuando finalice el monologo, el lector estará tan familiarizado con la historia de la familia, que tendrá la sensación de saber incluso demasiado, no podrá evitar ver la salida del feretro del velorio (continuación del velorio con que se inicio la novela), bajo una nueva luz.

TEMATICA

El principal tema de la novela es la diferencia abismal de personalidad de Mario y Carmen. Casados y con 5 hijos, Carmen no conoció nunca a su marido.

Carmen, hija de burguesía media, fue educada en conceptos que chocan profundamente con los de su marido, persona culta e idealista de conceptos que quedaban muy lejos de la realidad de la España de su época y que su mujer sencillamente no quiso o no fue capaz de entender o aceptar.

Al mismo tiempo, y como menciono con anterioridad, las lecturas de este libro son infinitas. La lucha entre el progresismo y la tradicionalidad son representados en la novela magistralmente por los diversos personajes, con los conflictos que esta convivencia conlleva y sin moralizarlos. Carmen es extremadamente practica, aceptando como normales las miserias de una sociedad corrupta en la que lo único que cuenta son los contactos e influencias que puedas tener, mientras que su marido era un idealista que intenta vivir con la legalidad bajo el brazo en un mundo que no tiene ninguna simpatía por quien le recuerda su corrupción.

EL MONOLOGO

Carmen empieza su monologo paulatinamente, muy poco a poco, en estado de “shock”. Sin darse cuenta o querer aceptar que su marido ha muerto, empieza a reprocharle a su marido todo lo que lleva en su pecho y que finalmente, tras mas de veinte años de matrimonio podrá decirle sin que el le replique.

Mientras lee los párrafos de la Biblia que su marido selecciono en vida, Carmen hace cada vez mas peregrinas conexiones entre el texto bíblico y lo que realmente lleva dentro y quiere decirle a Mario (en algunos casos, en franca antítesis con el significado de lo que acaba de leer). Poco a poco el lector va contando con mas piezas con las que tratar de vislumbrar la imagen final, como si de un rompecabezas se tratara. Con el paso de los capítulos, nuevos episodios de su vida en común aparecen, y los mas importantes aparecen una y otra vez, contados con diversos matices que ayudan a hacerse una mejor idea de las personalidades de los diversos personajes.

Hacia la mitad del libro, el monologo une al reproche continuo de Carmen a Mario un nuevo elemento, el de confesión, Carmen empieza a contar a Mario el secreto de su infidelidad. Una Infidelidad relativa, ya que por lo que cuenta Carmen, no llego a consumarse, si bien parece atormentar da igual forma a Carmen ya que teniendo en cuenta las ideas religiosas de la época, era igualmente un pecado mortal.

El monologo acaba de forma desgarradora, cuando toda la tensión que Carmen lleva acumulando durante el día, y durante todos los años del matrimonio la desborda, exigiéndole al muerto que vuelva a la vida para que la perdone.

La gran desgracia de Carmen se hace evidente, ya que aunque nunca conoció a su marido, y fue muy desgraciada en su matrimonio, no va a ser capaz de sobrevivir sin Mario.

PERSONAJES

-Moyano, es un amigo de la Camarilla de Mario. Tipica imagen de bohemio, tiene la tez

cerúlea, demacrada de hombre estudioso y largas barbas.

-Pío Tello, es un amigo de Mario. Tiene una empresa de gráficas y se niega a cobrar las esquelas de Mario a pesar de la insistencia de Carmen y de lo mal que va su negocio.

-Eliseo San Juan, el encargado de la tintorería. Le dice piropos a Carmen, al igual que Crescendo, que es el de los ultramarinos. Carmen esta muy orgullosa de ello, ya que le demuestran que aun es deseable, aunque en el fondo sabe que no nada de lo que estar especialmente orgullosa.

-Bertrán, es el bedel del instituto, con el cual Mario tenia un trato muy personal y una amistad

que mortificaba a Carmen, que no lo consideraba de su misma clase

-Doro, la criada, que adoraba a Mario, debido al buen trato que este le daba. Carmen tampoco estaba muy contenta de esto.

-Transi, amiga de Menchu en su juventud. Era muy “lanzada” para su época. Nos permite hacernos una idea mas completa de la juventud de Carmen. En mi humilde opinion Transi es muy posiblemente lesbiana, y esta enamorada de Carmen. Transi decide casarse con Evaristo ya mayor (en mi opinión) para poder tener hijos. Evaristo la abandono a los pocos años.

-Gabriel y Evaristo, eran (y son) los típicos viejos verdes. “Pintores” de desnudos, que querían pintar a Menchu desnuda. Carmen afirma que se negó y que estaba escandalizada, pero de ser cierta la mitad de los adjetivos con lo que se adorna durante el monologo, no deberia ni haber estado en aquella buhardilla.

-Charo, es la hermana de Mario. Admite que es una bellisima persona, pero como en su escala de valores lo principal en una mujer es la belleza, mira a su cuñada por encima del hombro. Diciendo de ella que es sosa, sin gracia, bajita y no muy guapa (por no decir fea).

-Elviro, hermano de Mario. Continuando con la valoracion negativa de la famila de Mario, Carmen dice que Elvio valía poco Físicamente. Llega a insinuar que estaba enamorada de ella. Posiblemente hubiera sido, de los tres hermanos con el que hubiera sido mas feliz.

-José Mª, hermano de Mario. Lo describe como el hermano más guapo, resultón, de una expresión felina en sus ojos de borde amarillentos. El unico de los tres hermanos por el que tuvo una atraccion fisica. Con gran crueldad, en varias ocasiones justifica su fusilamiento por haber ondeado una bandera republicana en un mitin de Azaña, y le niega hasta la posibilidad de haber muerto como un valiente dudando de su entereza ante el peloton de fusilamiento.

-Encarna, es la cuñada de Mario y la viuda de Elviro. Carmen tiene metida entre ceja y ceja que le queria “robar” a Mario. Una de sus obsesiones, que ya nunca podra saber a ciencia cierta es saber si entre Mario y Encarna hubo algo el dia que a Mario le dieron la plaza en el instituto. La describe como un marimacho, con femineidad 0. Tambien afirma que no dejaba meter baza a nadie y hacía las cosas para que lo vieran los demás. Llega incluso a dudar de la fidelidad de Encarna a Elviro, sin ningun tipo de pruebas. Evidentemente, esto lo dice para justificarse, ya que Encarna se encargo de cuidar sola al padre de Mario mientras estuvo postrado en cama antes de morirse (cosa que Carmen, sin por lo visto haber colaborado, y haciendo gala de una crueldad increíble, le hecha en cara a Mario, comparando las convalecencias de su suegro y la de su madre, que en su opion tuvo mas clase hasta para morirse ). Evidentemente Encarna tenia una relaccion muy intima con Mario, que Carmen no podia soportar. La falta absulta de caridad o comprension de Carmen llega hasta el extremo de parecerle mal que Encarna diera mayores muestras de dolor en el velatorio que ella.

-Ángel y Esther, son amigos de la familia también. Esther apoya a Mario en sus “carrera” literaria, e intento en varias ocasiones hacerle entender a Carmen, que los personajes de los libros de su marido no eran mas que simbolismos de el mismo.

-Valentina, es amiga intima de Carmen. Es su confidente, Carmen la describe como un “sol de chica” que tiene muchas ocurrencias y que se cuida mucho. En cierta forma es la imagen de la vida que a Carmen le hubiera gustado tener

-Arosteguí y Don Nicolás, son amigos de la Camarilla de Mario. Don Nicolás es el director del periódico “El Correo” donde colaboraba Mario. Don Nicolas para Carmen es el culpable de todas sus desgracias, ya que en su opinion fue quien metio a Mario en la cabeza todas sus ideas progresistas (aunque no utilice ese adjetivo). No sabremos nunca exactamente hasta que punto es cierto, o la medida en que esas ideas salieron de Mario, pero lo que parece evidente es que fue un amigo muy influyente en Mario. Carmen, que no esta dispuesta a considerar la posibilidad de que Mario fuera de la misma ideología que Don Nicolas le hace un autentico “traje”, adjudicándole diversas faltas y tildándolo de hipócrita, “rojo” y demás adjetivos despreciativos que se le van acurriendo, solo le falta acusarlo de brujeria.

-Julia, es la hermana de Menchu. Durante la Guerra tuvo una aventura con Galli Constantino, un militar Italiano que hospedaba la familia, del cual se quedó embarazada. Esto fue una catástrofe social para la familia, (ya que se convirtieron en el centro de todas las habladurías de la ciudad) de la cual su madre nunca se recupero. Julia se fue a Madrid a tener a su hijo, y la familia deja de tener contacto con ella. Actualmente su padre, ya mayor, vive con ella en Madrid. Carmen no expresa ningún tipo de compasión con su hermana, mas bien todo lo contrario. Se negó a mantener contacto con ella mientras su madre estuvo viva, y se niega a tener relación con su sobrino. Mas de veinte años después, de alguna forma, aun le guarda rencor a su hermana por haberle “robado” a Galli Constantino, que en su opinión, era simpático y caballeroso (el cual estaba casado y con hijos, y no pareció tener en mucha estima la “virtud” de su hermana ). Debido a su educación, Carmen no sabe si despreciar o envidiar a su hermana, ya que esta, aunque traumáticamente, ha salido del juego de las apariencias de una capital de provincias como Valladolid y es mas libre de lo que ella nunca podrá ser.

-Paco Álvarez, amigo de Carmen en la adolescencia. De joven era un “chigarabis” (poca cosa) y estaba perdidamente enamorada de ella. Con los años ha cogido aplomo y es un hombre de mucho dinero (además de tener bonitos ojos azul verdoso entre de gato y de agua de piscina). La ironía es que ahora es todo lo que Carmen desea en un hombre, y que su marido no es. Seria muy feliz con el, pero el ya esta casado, y de joven ni podía , (ni estaba dispuesta) a casarse con el. Hace poco, por lo que confiesa Carmen, se lo encontró en la parada del autobús. Lo volvió a ver una segunda, en la cual se besaron y Paco trato de seducirla. Carmen afirma que se pararon a tiempo y que no paso nada y le pide perdón a Mario.

-El Padre de Carmen. Colaborador del diario monárquico ABC, se nos presenta atraves de su hija como un conservador, defensor de las rancias ideas que la derecha ”de toda la vida” esgrimió para derrocar a la república por medio de una guerra civil. Afirma que España es la reserva espiritual de occidente, y si bien no tenemos industria y bienes materiales, le podemos dar lecciones morales al resto del mundo. Estas lecciones morales por lo visto incluyen el tratar de cobrar doble a un estudiante americano por ser de raza negra. Muy significativo el hecho simbólico de vestir corbata negra mientras no volviera la monarquía, cosa que nunca llegara a ver. Su hija ha heredado estas ideas, las cuales defiende a muerte debido a la devoción que siente por su padre.

No debió de tener muy buenas relaciones con su yerno, al que le dijo que “lo social es el recurso del que no sabe escribir”.

-La Madre de Carmen. Perfecto ejemplo de mujer de clase acomodada de la época. Carmen nos cuenta que cuando joven vivió rodeada de unos medios que evidentemente no tuvo una vez casada. Mujer muy pragmática, y extremadamente practica, utilizaba constantemente refranes, que ha trasmitido a su hija, la cual opina que “mama tenia unos puntos de vista muy originales y modernos”, cuando los refranes de su madre, que si bien eran extremadamente prácticos, bajo ningún concepto pueden ser calificados de originales y modernos sino mas bien de injustos y reaccionarios (como la sociedad a la que pertenecen). Las ideas de Carmen viene directamente de su madre, las cuales son mas bien cavernícolas producto de la ignorancia de la que Carmen y su madre están tan orgullosas, clarifica tremendamente el tipo de mujer que era (y es ahora su hija) la madre de Carmen. Especialmente significativo el hecho de que removió cielo y tierra para conseguir anular el matrimonio de Galli Contastino para que se casara con su hija, sin importarle el hecho de que este ya estuviera casado con anterioridad.

MARIO

La información sobre Mario no nos llega de forma directa, sino a través del Monologo de Carmen, y por lo tanto filtrada por los ojos de esta, pero hay suficientes datos para hacer un retrato mas o menos exacto de Mario.

Mario era de verdadera clase media, de un estrato social completamente distinto al de Carmen, mas bajo, al menos desde el punto de vista de Carmen (que no deja de ser el mayoritario de la época), pero probablemente no de menos medios económicos. Hijo de un prestamista (oficio reprochable en aquella España), y de formación académica bastante completa, era catedrático de instituto y colaborador de un periódico. Tenia aficiones literarias y ideas progresistas. Durante la guerra civil su familia sufrió terriblemente, sus dos hermanos fueron fusilados, el pequeño por “rojo” y el mayor por “facha”, y el fue al frente, y si bien no se nos da información concreta sobre sus experiencias, debió volver cambiado de la guerra, como tantos otros. De firmes convicciones morales, no solo no participo en la extendida corrupción que afectaba a la sociedad, sino que en cierta medida le hizo frente, ganándose por ello la enemistad y las represalias de varios personajes en el camino. Sus ideas eran demasiado avanzadas para la época y la comunidad en la que vivía, y tuvo no pocos problemas por ello. De carácter melancólico y depresivo, paso etapas de graves depresiones llegando incluso a mencionar el suicidio.

CARMEN

Carmen se nos presenta como ejemplo de la mujer de la burguesía media Española, típicamente representativa de la parte mas tradicional y reaccionaria de la sociedad española, que por darle alguna etiqueta, llamare “la derecha de toda la vida”. Esta derecha, que gano la guerra civil, basa sus valores en un tremendo apego a las tradiciones y en un desprecio profundo por cualquier innovación o reforma que amenace mínimamente con cambiar el estado de las cosas. Carmen es una mujer inculta y poco preparada, pero lo tiene a gala, considerando que no necesita mas conocimientos que los que se le dieron, y que el ampliarlos seria perjudicial. Poco a poco, el monologo de Carmen nos permitirá irnos haciendo con una idea de quien es Carmen y de donde viene. Hija de una pareja acomodada, los valores que le fueron inculcados a Carmen de niña no han variado gran cosa en el ultimo par de siglos. A Carmen no se le enseño mas que lo necesario para conseguir un buen marido y ser una buena ama de casa. Para Carmen, la sociedad es como es y no hay porque cambiarla, es extremadamente religiosa (a su manera, ya que carece de casi todas las virtudes cristianas), y extremadamente intolerante.

Los defectos de Carmen, que se van haciendo mas evidentes a medida que progresa el monologo, no son pocos. Carmen es muy egocéntrica y esta muy pagada de si misma. Ella es el ombligo del mundo, y no tiene el menor interés por nada que no tenga que ver con ella y con su obsesión por mejorar su condición social(o por lo menos la apariencia de su condición social ). Su familia, por lo que le dice a Mario en su monologo es “de clase media tirando a alta”. La realidad de Carmen no concuerda con lo que se le inculco de niña, y sufre tremendamente por ello. Por si esto fuera poca desgracia, su marido no estaba por la labor de ayudarle a mantener las apariencias, mas bien todo lo contrario, ya que por lo que nos cuenta Carmen no hizo mas que ponerla en evidencia constantemente.

Carmen desprecia los libros en general, y en particular la obra literaria de su marido, de la cual no entiende su temática, le desagradan sus personajes y esta profundamente ofendida por que su marido no accediera a escribir novelas de amor (con temas sugeridos por ella).

No concibe el escribir si no es para hacer dinero o por lo menos hacerse famoso, pero por un sentimiento de lealtad a su marido se memoriza párrafos de la obra de su marido, aunque no entienda nada de lo que pone

Carmen es tremendamente frívola, para ella la Guerra Civil fue una “fiesta” y afirma varias veces que “lo pase bien en la guerra”. También define a la guerra como “una cruzada”. En el fondo y pese a la convicción fanática de sus ideas, empieza a ser consciente de que aunque lentamente, los tiempos están cambiando, y que su consciencia no esta tan limpia como le gustaría.

Carmen esta muy preocupada por la salvación del alma de Mario, al que en el fondo sospecha que es protestante, ya que en su escala de valores no se puede ser católico y progresista a la vez. Carmen echara esta ultima noche en cara a Mario el que nunca le consintiera sus “caprichos” (“caprichos” que consistían en la compra de un coche, o una vajilla de plata, objeto imprescindible para poder invitar amistades a cenar). Que no siguiera sus consejos y los de su familia, y que no tuviera ambición para medrar en la sociedad, aunque solo fuera para permitirle a ella sus “caprichos”. Llegando incluso a acusarle de egoísta por no pluriemplearse.

En el fondo, la gran desgracia de Carmen es que eligió mal al casarse con Mario. Mientras que le reprocha todo lo que le hizo sufrir, en esta ultima noche, varias veces le recordara a Mario la suerte que tuvo al casarse con el, mientras que afirma que no le faltaban, ni le faltan pretendientes. Pero su propio monologo nos da pistas de que realmente, debido al propio juego de apariencias sociales, sus opciones estaban muy restringidas y de echo si se caso con Mario fue probablemente debido a que el escándalo del embarazo de su hermana hizo parecer a Mario un mal menor en su familia.

Relaccion de Carmen y Mario

Carmen y Mario se hicieron novios muy jóvenes, como era la costumbre en aquellos tiempos. Mario era muy tímido, y es muy probable que Carmen fuera su única relación sentimental. (por lo menos hasta ya entrados en el matrimonio) Carmen realmente nunca conoció a su marido, y de Mario no sabremos nunca realmente sus sentimientos por su mujer. Sabemos que era consciente de lo reaccionaria que era su mujer, y por el tono del monologo de Carmen, no le debía de hacer mucho caso. Teniendo en cuenta el machismo la época, no debía de estar muy desencaminada Carmen cuando decía que para el era solo “una esclava”. Mario nunca hizo un intento de contentar a su mujer, que esperaba que Mario se comportara según los esquemas que le habían sido inculcados en su casa. Mario nunca guardo las formas y se nos presenta la imagen de un Mario de aspecto bohemio y descuidado. Inmenso en su mundo de tertulias político / literarias, y bajo ningún concepto a un Mario dispuesto a pluriemplearse y a “trepar” en las esferas académicas a base de deber favores y de hacer la vista gorda en diversas corruptelas. La experiencias de Mario en la guerra, junto a su madurez, acabo de distanciar completamente a Carmen y a Mario, que en el fondo se casaron sin conocerse mucho, ya que aquellos noviazgos no daban para muchas intimidades.

La vida de pareja de Carmen y Mario no era muy satisfactoria, ni intelectualmente, ni socialmente, ni sexualmente, pero por desgracia esto no era ni mucho menos una novedad o la excepción entre los matrimonios de aquella época muchos matrimonios de esta generación se encontraban en situaciones semejantes .

Como a tantos matrimonios de esta generación, el único vinculo que realmente unía a Carmen y Mario eran los niños, pero eso no evitara que Carmen, tras mas de 20 años de matrimonio, y en precaria situacion familiar, se encuentre perdida sin Mario.

Y para muestra un botón, mencionaremos la anécdota que Carmen cuenta de como su madre nunca mas comió dulce por una promesa que le hizo a la virgen, en agradecimiento de que su hija Julia, embarazada del soldado italiano no tuviera gemelos, que en su peregrina opinión seria símbolo de haber cometido adulterio “con vicio”.

Para muestra de ello, considero el hecho de mencionar en el instituto que “fue una pena que la revolución francesa no fuera apoyada por la iglesia” la mas representativa, ya que en esta época, la iglesia era intocable, incluso cuando se refería a hechos pasados hace dos siglos.

“leer y pensar es malo” afirma Carmen en repetidas ocasiones, al igual que cuando esgrime como argumento para que Menchu deje de estudiar su opinión de que los estudios vuelven “marimachos” a las mujeres.

Utiliza un refrán de su madre, que resume perfectamente la idea de que las mujeres solo necesitan saber gustar a los hombres:

“con saber pisar, mirar y sonreír, suficiente”

Las convicciones religiosas de Carmen hay que cogerlas con pinzas. Carmen confunde las formas con el fondo. En una sociedad como la de aquella España de posguerra, en la que la religión estaba tan presente en todas partes, desde la mas tierna infancia, a Carmen se le inculco una religión, que al igual que la sociedad, solo se cuidaba de las formas. A Carmen le desagrada la labor de Caritas porque al centralizarse las esfuerzos caritativos ya no es posible la costumbre ancestral de las oraciones de agradecimiento que el pobre debía de hacer frente al caritativo donador de la limosna. Esta costumbre, que evidentemente es en la que se educo Carmen, es para ella el motivo de la caridad, y no el alivio del necesitado. !Que espectáculo mas hermoso!” afirma. Aunque sin duda, la prueba definitiva de la falta de verdadera caridad de Carmen es la siguiente pregunta que le hace a Mario y que no necesita comentarios:

“si los pobres estudian dejaran de ser pobres ? quieres decirme con quien vamos a ejercer la caridad?

Durante el monologo otros comentarios serán también muy significativos, como:

“tenéis un concepto muy pobre de Cristo” o el hecho de que Carmen llevara un año y medio de luto por su suegro, mientras que su marido se lo quito en un par de días.

Frase que en lenguaje llano viene a querer decir que lleva en franco declive monetario desde antes de la guerra, pero hay apariencias que mantener. No se nos dan datos exactos de los medios de la familia de Carmen, pero se intuye un bajón de nivel de su madre al casarse. Su marido, aunque con un oficio muy respetable como colaborador del ABC no debía de ser muy rico, y la boda de Carmen con Mario representa otro bajón para ella. Para Carmen, por ser de “familia bien” cualquier cosa por debajo del ritmo de vida al que estaba acostumbrada su madre es indigno de ella.

“leer y pensar es malo” dice en cierto punto de la novela

“!si el talento no sirve para ganar dinero no es talento, guapina!” le dice a Esther en una conversación en la que Esther trata de hacerle entender la naturaleza de la obra de su marido.

El concepto de la Guerra Civil como una cruzada es una imagen muy extendida dentro del bando nacional, e inculcada por la iglesia atraves del sistema educativo en las generaciones posteriores. Este comentario, junto al de “lo pase muy bien en la guerra” esta bastante generalizado entre mujeres que vivieron el conflicto, y para hacer mejor justicia a Carmen, probablemente tenga mas que ver con la circunstancias sociales de una sociedad en y tras una guerra civil, que de la frivolidad de Carmen.

Esto se hace evidente, cuando le dice a su marido:

“Cualquier día nos salen con que los malos somos nosotros”

o cuando protesta porque las píldoras anticonceptivas llegaran demasiado tarde para ella, que no quería haber tenido tantos niños.

Esta proyección de sus defectos en Mario se repite varias veces ,siendo mas evidente cuanto mas no adentramos en el monologo, en los últimos capítulos, cuando Carmen ya se extiende mas en los detalles y nos enteramos de la verdadera historia detrás del piso de protección oficial que no les fue asignado, pese a cumplir todos los requisitos por la influencia de enemistades que Mario se había ganado previamente, Carmen le dirá a Mario:

“Vosotros solo acatáis las leyes cuando os conviene”

siendo esta la característica mas significativa de la sociedad durante la dictadura, y en este caso solo podría ser utilizado como argumento por el fallecido, si es que estuviera por la labor.

En mi opinión por eso Carmen esta tan segura de que Mario le engañaba, si bien parece que tal vez las sospechas de Carmen debería de enfocarlas mas hacia Esther.

Es muy significativo el echo de que Delibes halla decidido dar a los hijos de la pareja, no solo el nombre de sus progenitores, (cosa muy común) sino idénticas personalidades, Mario hijo se parece muchisimo tanto en carácter como en aspecto a su padre (como su madre descubrirá por la mañana) y Menchu hija a heredado la falta de interés de su madre por los estudios, por mas que su padre halla intentado que estudie. La continuidad de la sociedad esta perfectamente representada, he incluso se atisba una pequeña esperanza en la actitud de Mario hijo.