Cinco horas con Mario; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Novela (narrativa) contemporánea

  • Enviado por: David Monforte
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

Índice

1·Bibliografía

2·Argumento de la obra

3·Personajes

3.1·Carmen

3.2·Mario

4·Estructura de la obra

5·Valoración personal

Argumento de la obra

Cinco horas con Mario

En esta obra de Miguel Delibes nos hace reflexionar y entender

como era la mentalidad de la gente durante la posguerra, ya que muchos de

los personajes que salen en esta obra nos demuestra su sentimiento hacia la

situación tan difícil en la que se encuentran.

La obra trata de que una mujer, Carmen, acaba de perder a su

marido, Mario, que le encuentra muerto cuando ella se levanta de la cama

una mañana. Durante este mismo día, Carmen y su difunto marido, Mario,

serán visitados por amigos y familiares. Al caer la noche, Carmen se va a la

cama por última vez con su marido, que aun tiene un color de piel bastante

rosado, no parece que este muerto, y con él recupera recuerdos de cuando

se conocieron, lo que vivieron y lo que pasaron juntos, y paralelamente va

leyendo párrafos subrayados en la Biblia de Mario. Le retrata hechos, como

el de la noche de bodas, le cuenta cosas que jamás ha entendido, y

básicamente le dice que muchas de las cosas que para ella eran importantes,

él ni se paraba a pensarlas, y por lo contrario él daba mucha importancia a

hechos que para ella no significaban nada. Ella daba mucha importancia a

los asuntos personales, familiares, en cambio él daba mucha importancia a

la sociedad en general y a los problemas de ésta.

La obra termina cuando después de velar por el difunto toda la noche, la

familia se despierta i llega la hora de llevarse a Mario hacia el cementerio.

Estructura de la obra

La obra empieza con un hecho que nos viene de nuevo y con unas

actitudes que no se entiende. Pero luego, cuando continua, Carmen va

explicando anécdotas de una manera espontánea sobre la vida repitiendo

varias veces de una manera exacta los puntos y los sentimientos que para

ella eran más importantes que lo del coche, o lo de que Mario le fuera infiel

en Madrid. Mientras va transcurriendo la obra se va entendiendo cada vez

más la actitud que tiene Carmen a su marido, se entiende el porqué de su

pésima critica y ese largo discurso en que va lanzando al aire recuerdos casi

olvidados.

Sobre el espacio temporal la obra empieza de día, el mismo día en

que se encuentra a Mario muerto en la cama, va transcurriendo este día

lleno de visitas de familiares y amigos, hasta que llega la noche en que

Carmen se acuesta con su marido muerto, empezando aquí un gran

monólogo en que Carmen cuenta el pasado en que ha estado con Mario.

Cuando termina este largo monólogo nos damos cuenta de que la noche ha

terminado y llegan los familiares para llevarse el cuerpo de Mario.

Personajes

Carmen

En la obra no nos la describen detalladamente, solo nombran varias

veces la belleza que tenían sus pechos según los hombres, y el hecho de

que tener tantas hijas le han estropeado el cuerpo.

Psicológicamente, yo veo a Carmen como a una mujer que vive

mucho con los pies a la Tierra, es decir, da mucha importancia a hechos

suyos, a hechos que le rodean, que son próximos a ella, a hechos familiares

y personales. Por ejemplo, daba mucha importancia al hecho de que Mario

jamás le comprara un coche, o al hecho de que en la noche de bodas su

marido le diera la espalda, estos hechos son los que Carmen se fija y

analiza, y se los reprocha a un muerto que al fin y al cabo es su propio

marido y según ella el culpable de todo. También se queja de que Mario

nunca la tratase como una mujer y constantemente le dice que ella tenía a

tantos hombres como quería, pero siempre le había sido fiel, no como él.

Le recuerda que ella sola llevaba toda la casa, sin ayuda de nadie, que era

lo normal.

Carmen, durante toda la obra, muestra mucho aprecio por sus padres,

en especial por su madre, a quien tiene como modelo a seguir. Para

terminar, Carmen no daba mucha importancia a los estudios, y mucho

menos se la que estudiaba era una mujer, pensaba que no era necesario, al

contrario, que casi era perjudicial.

Personajes

Mario

En el libro solo nos dice que no era muy atractivo y que era muy

blanquito de piel, estos son los rasgos físicos, psicológicamente nos lo

describen como el aspecto contrario a Carmen, son opuestos

psicológicamente con su mujer.

Mario era una persona muy idealista, él escribía libros sobre la

sociedad, que nadie entendía. Su propia mujer le dijo siempre que

escribiendo estas cosas jamás llegaría muy lejos, que a nadie le interesaban

los libros que hablaban de gente pobre y desgraciada.

Era una persona con un pensar muy extraño para su época, o al

menos en el libro es lo que yo veo reflejado, podemos deducir que la

mayoría de gente pensaba como Carmen.

Al contrario de Carmen, como siempre, Mario no daba importancia a

la religión, Católica en éste caso, ni al coche, ya que iba al trabajo en

bicicleta, ni tampoco al sexo, punto que se ve reflejado en el echo contado

anteriormente sobre la noche de bodas o al hecho de que cuando Carmen

quería, él se negaba. Pero si estaba muy interesado por ejemplo en que

subieran las pensiones a gente que al final de mes llegaba muy escasa su

economía para sobrevivir o que los pobres pasaran hambre. Carmen jamás

pudo entender esta mentalidad y estos intereses, y en parte le molestaban.