Ciencias de la Tierra

Hidrosfera. Infiltración de las Aguas Subterráneas. Manantiales. Capilaridad. Evotranspiración. Balance hidrológico

  • Enviado por: David Vázquez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Serie de ejercicios resueltos de Trigonometría Plana

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Cálculo Diferencial
Cálculo Diferencial
En este curso se tratan temas básicos del cálculo diferencial como son: Límites, Derivación...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo perteneciente a la cátedra de Ciencias de la Tierra tiene como objetivo estudiar los cambios del agua, para poder cumplir con este objetivo desarrollaremos los siguientes puntos:

  • La Hidrosfera.

  • La Infiltración de las Aguas Subterráneas.

  • Los Manantiales.

  • La Capilaridad.

  • La Evotranspiración.

  • El Pozo Artesiano o Manto Artesiano.

  • El manto o Nivel Acuífero.

  • Agua Capilar.

  • Aguas Continentales.

  • La Humedad.

  • El balance Hidrológico.

Este trabajo ha sido de gran importancia ya que nos ha ayudado a ampliar nuestros conocimientos acerca del tema anteriormente expuesto.

Para la realización de este trabajo pudimos contar con una amplia información bibliográfica.

DESARROLLO

LA HIDRÓSFERA

Los océanos y mares cubren el 71% de la superficie terrestre con un total de 361.128.000 km. Lagos, ríos, otros cursos líquidos, casquetes polares, glaciares y campos de nieve son otras formas acuosas a las cuales se suman luego las aguas subterráneas y el vapor de agua en el aire. El conjunto forma la Hidrosfera.

Estas enormes masas de agua están en constante movimiento, en modo especial por los movimientos de rotación y translación del Planeta y por la radiación solar. Los motivos producidos se deben a varias causas.

  • Causas internas:

    • Las corrientes marinas, que dependen de la temperatura y del grado de salinidad.

    • Los maremotos, que se originan en el fondo de los mares.

  • Causas externas:

    • Las corrientes de deriva, causadas por los vientos locales, esas corrientes son superficiales y no se sienten a cierta profundidad.

    • Los movimientos ondulatorios, llamados normalmente oleajes.

    INFILTRACIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS

    Las aguas subterráneas son las aguas que se encuentran bajo la superficie terrestre. Se encuentran en el interior de poros entre partículas sedimentarias y en las fisuras de las rocas más sólidas. En las regiones árticas el agua subterránea puede helarse. En general mantiene una temperatura muy similar al promedio anual en la zona. El agua subterránea más profunda puede permanecer oculta durante miles o millones de años. No obstante, la mayor parte de los yacimientos están a poca profundidad y desempeñan un papel discreto pero constante dentro del ciclo hidrológico. A nivel global, el agua subterránea representa cerca de un tercio de un uno por ciento del agua de la Tierra, es decir unas 20 veces más que el total de las aguas superficiales de todos los continentes e islas.

    El agua subterránea es de esencial importancia para la civilización porque supone la mayor reserva de agua potable en las regiones habitadas por los seres humanos. El agua subterránea puede aparecer en la superficie en forma de manantiales, o puede ser extraída mediante pozos. En tiempos de sequía, puede servir para mantener el flujo de agua superficial, pero incluso cuando no hay escasez, el agua subterránea es preferible porque no tiende a estar contaminada por residuos o microorganismos.

    Aunque el agua subterránea está menos contaminada que la superficial, la contaminación de este recurso también se ha convertido en una preocupación en los países industrializados.

    LOS MANANTIALES

    Los manantiales surgen cuando el nivel del terreno corta a la capa freática, efecto que puede ser debido a la existencia de fallas, fisuras, diques, discordancias y capas permeables. Si la salida ocurre en la parte baja de un valle, recibe el nombre de “vaguada” o “vertiente de valle”; si surge en la ladera o flanco de una montaña, se llama “vertiente de flanco”. Muchas de estas fuentes dan origen a torrentes y ríos.

    La composición del agua de los manantiales varía según la naturaleza del suelo o la roca de su lecho. El caudal de los manantiales depende de la estación del año y del volumen de las precipitaciones. Los manantiales de filtración se secan a menudo en períodos secos o de escasas precipitaciones; sin embargo, otros tienen un caudal copioso y constante que proporciona un importante suministro de agua local. Algunos manantiales, a menudo explotados en balnearios, tienen un valor medicinal debido a la riqueza en sales minerales disueltas que contienen sus aguas.

    CAPILARIDAD

    La capilaridad es la elevación o depresión de la superficie de un líquido en la zona de contacto con un sólido, por ejemplo, en las paredes de un tubo. Este fenómeno es una excepción a la ley hidrostática de los vasos comunicantes, según la cual una masa de líquido tiene el mismo nivel en todos los puntos; el efecto se produce de forma más marcada en tubos capilares, es decir, tubos de diámetro muy pequeño. La capilaridad, o acción capilar, depende de las fuerzas creadas por la tensión superficial y por el mojado de las paredes del tubo. Si las fuerzas de adhesión del líquido al sólido superan a las fuerzas de cohesión dentro del líquido, la superficie del líquido será cóncava, el líquido subirá por el tubo, es decir, ascenderá por encima del nivel hidrostático. Este efecto ocurre por ejemplo con agua en tubos de vidrio limpios. Si las fuerzas de cohesión superan a las fuerzas de adhesión, la superficie del líquido será convexa y el líquido caerá por debajo del nivel hidrostático. Así sucede por ejemplo con agua en tubos de vidrio grasientos (donde la adhesión es pequeña) o con mercurio en tubos de vidrio limpios (donde la cohesión es grande). La absorción de agua por una esponja y la ascensión de la cera fundida por el pabilo de una vela son ejemplos familiares de ascensión capilar. El agua sube por la tierra debido en parte a la capilaridad, y algunos instrumentos de escritura como la pluma estilográfica (fuente) o el rotulador (plumón) se basan en este principio.

    LA EVOTRANSPIRACIÓN

    En el ciclo hidrológico, la transferencia de agua desde la tierra a la atmósfera por evaporación desde el agua de la superficie y el suelo, y por transpiración de la vegetación. Los investigadores estudian las formas para reducir la evotranspiración como medio para suplir la demanda creciente de agua para uso agrícola, industrial o general.

    MANTO O NIVEL ACUÍFERO

    Los mantos acuíferos son estratos de rocas permeables en alto grado.

    POZO ARTESIANO O MANTO ARTESIANO

    El pozo artesiano es el perforado hasta un punto, generalmente a gran profundidad, en el que la presión del agua es tan grande que la hace subir hasta la superficie. El nombre deriva del de la región francesa de Artois donde, en 1126, fue perforado el pozo más antiguo de Europa.

    Las aguas del manto artesiano se encuentran confiscadas o cautivas en un manto acuífero, aprisionado entre dos capas impermeables, generalmente de estructura sinclinal: están sometidas a presión hidráulica. Cuando se practica una perforación.

    AGUA CAPILAR

    No toda el agua que se infiltra llegar al nivel freático; el agua capilar es una parte que queda retenida por encima de este nivel por la tensión superficial y por los fenómenos capilares que se producen en los líquidos contenidos en espacios estrechos que no pueden ser arrastrada hacia abajo por la gravedad; sólo puede salir por evaporación a través de los poros y grietas del suelo o ser absorbida por las raíces de las plantas.

    Los sembradores y demás vegetales no podrían sobrevivir los largos períodos que separan unas lluvias de otras, si no fuera por este depósito de agua capilar.

    AGUAS CONTINENTALES

    Son aguas continentales:

    • Aguas fluviales o de libre circulación (ríos, arroyos, quebradas, torrentes).

    • Aguas represadas en lagos y lagunas.

    • Aguas congeladas que forman los grandes glaciales y los casquetes polares.

    Estas aguas desempeñan un importante papel en el desarrollo armónico del ser humano y de su hábitat:

    • El hombre las usa para fines diversos y de provecho.

    • Sirven de enlaces con la atmósfera como fuentes de evaporación.

    • Entran dentro del sistema del Ciclo Hidrológico.

    • Contribuyen al equilibrio de la salinidad de los mares.

    • Desempeñan, a muy largo plazo, papel importante en la formación de nuevas rocas.

    • Entran dentro del proceso lento del ciclo orogénico.

    HUMEDAD

    La humedad es la medida del contenido de agua en la atmósfera. La atmósfera contiene siempre algo de agua en forma de vapor. La cantidad máxima depende de la temperatura; crece al aumentar ésta; a 4,4 °C, 1,000 kg. de aire contienen 18 kg. de vapor. Cuando la atmósfera está saturada de agua, el nivel de incomodidad es alto ya que la transpiración se hace posible.

    El peso del vapor de agua contenido en un volumen de aire se conoce como humedad absoluta y se expresa en kg. de agua por kg. de aire seco. Los científicos se refieren a estas medidas con gramos de vapor de agua por metro cúbico. La humedad relativa, dada en los informes meteorológicos, es la razón entre el contenido efectivo de vapor en la atmósfera y la cantidad de vapor que saturaría el aire a la misma temperatura.

    Si la temperatura atmosférica aumenta y no se producen cambios en el contenido de vapor, la humedad absoluta no varía mientras que la relativa disminuye. Una caída de la temperatura incrementa la humedad relativa produciendo rocío.

    BALANCE HIDROLÓGICO

    El ciclo hidrológico comprende la entrada, el almacenamiento y la salida de aguas en la hidrosfera, litosfera y atmósfera. Es posible calcular ese movimiento de humedad en la litosfera mediante el llamado “Presupuesto local de Agua” que es de suma importancia. Tiene un alcance vital el almacenamiento del agua subterránea:

  • Para la transpiración de las plantas.

  • Para el florecimiento de la agricultura.

  • Para el consumo local.

  • El uso sin control de esta agua conduce al descenso y el agotamiento del nivel freático por lo que se toman medidas severas para regular su extracción.

    CONCLUSIÓN

    Las aguas subterráneas son las aguas que se encuentran bajo la superficie terrestre. En las regiones árticas el agua subterránea puede helarse. El agua subterránea más profunda puede permanecer oculta durante miles o millones de años. A nivel global, el agua subterránea representa cerca de un tercio de un uno por ciento del agua de la Tierra, es decir unas 20 veces más que el total de las aguas superficiales de todos los continentes e islas.

    El agua subterránea es de esencial importancia para la civilización porque supone la mayor reserva de agua potable en las regiones habitadas por los seres humanos. El agua subterránea puede aparecer en la superficie en forma de manantiales, o puede ser extraída mediante pozos.

    La composición del agua de los manantiales varía según la naturaleza del suelo o la roca de su lecho. Este efecto ocurre por ejemplo con agua en tubos de vidrio limpios.

    En el ciclo hidrológico, la transferencia de agua desde la tierra a la atmósfera por evaporación desde el agua de la superficie y el suelo, y por transpiración de la vegetación.

    Los mantos acuíferos son estratos de rocas permeables en alto grado.

    Las aguas continentales son:

    • Aguas fluviales o de libre circulación (ríos, arroyos, quebradas, torrentes).

    • Aguas represadas en lagos y lagunas.

    • Aguas congeladas que forman los grandes glaciales y los casquetes polares.

    La humedad es la medida del contenido de agua en la atmósfera. La atmósfera contiene siempre algo de agua en forma de vapor.

    El peso del vapor de agua contenido en un volumen de aire se conoce como humedad absoluta y se expresa en kg. de agua por kg. de aire seco. Los científicos se refieren a estas medidas con gramos de vapor de agua por metro cúbico.

    El ciclo hidrológico comprende la entrada, el almacenamiento y la salida de aguas en la hidrosfera, litosfera y atmósfera

    BIBLIOGRAFÍA

    LÖSCH, J.

    Mi planeta Tierra 2.

    Editorial Salesiana.

    Primera Edición.

    Caracas, 1992.

    CAZABONNE, C.

    Ciencias de la Tierra 2° año.

    Ediciones Eneva.

    Caracas, 1976.

    Microsoft.

    Enciclopedia Encarta 2000.