CI (Coeficiente Intelectual)

Psicología. Inteligencia. Niños superdotados. Tipos de test. Factores hereditarios

  • Enviado por: Nerea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad

ÍNDICE

  • Elaboración del trabajo, pag. 1

  • Puntos a tratar:

    • En qué consiste el C.I., pag. 2

    • En qué consiste el test de inteligencia, pag. 3

    • Diferencias entre las dos posturas y un ejemplo de un científico de cada postura: pag. 4 y 5

    • No hereditaristas: Binet

    • II. Hereditaristas: Cyril Burt

      • Que miden los test de inteligencia, pag. 6

      • Explicación del test según las distintas posturas

      pag. 7 y 8

      • Conclusión y valoración personal del trabajo, pag. 9

      - 1 -

      Elaboración del trabajo

      Primeramente, leímos el fragmento del libro que necesitábamos para realizar el trabajo. Después resolvimos las dudas que teníamos con la profesora, para tener más claros los conceptos que se nos presentaban en la obra. Mas tarde sacamos las ideas principales en una hoja aparte, para tener a la vista los contenidos básicos y facilitar su entendimiento. A partir de ahí, cada una buscamos un tema del que podría tratar el trabajo. Se decidió tocar la idea general (que a nuestro parecer) resumía el contenido del libro, “la no heredabilidad del coeficiente intelectual”.

      Con el tema ya planteado, propusimos los subtemas que nos iban a llevar a esa conclusión y los distribuimos entre nosotras, de forma que todas trabajásemos en el proyecto por igual. Resultando los siguientes puntos:

      -El coeficiente intelectual; explicación de la definición.

      -El test de inteligencia; definición, orígenes y conceptos relacionados con él.

      -Diferencias entre sus posturas: hereditaria y no hereditaria. (Con ejemplos de científicos que las apoyaban).

      -Explicación de los test según sus posturas.

      -¿Qué miden los test de inteligencia?

      Hecho lo anterior, por separado elaboramos un borrador con los argumentos a seguir de cada una, teniendo en cuenta el tiempo que debíamos durar hablando.

      Por último juntamos todos los trabajos y realizamos el escrito.

      - 2 -

      ¿En que consiste el coeficiente intelectual?

      La definición de coeficiente, vendría dada como: ”numero con que se representa de forma convencional el grado o intensidad de una determinada cualidad o característica”, y la de intelectual (inteligencia), como: “la facultad de conocer, comprender y entender las cosas”. Por lo que la definición general de coeficiente intelectual seria: “numero que representa el grado de conocimiento, comprensión y entendimiento de las cosas”.

      - 3 -

      ¿En que consiste un test de inteligencia?

      Para medir el coeficiente intelectual antes citado, se realizan una serie de pruebas que permiten estudiar y valorar los conocimientos del sujeto, es a esto a lo que llamamos test de coeficiente intelectual.

      El primer test de inteligencia fue publicado en 1905 por un científico llamado Alfred Binet. Su propósito era el de utilizarlo como instrumento de diagnóstico sobre los niños, sacando como conclusión final, que la inteligencia de un niño dependía entre su edad cronológica y su edad mental. Poniendo un ejemplo, para un niño de 3 años, recitar el alfabeto es relativamente difícil, mientras que para uno de 6 sería relativamente fácil. Por lo que a un niño de tres años que fuese capaz de hacerlo se le consideraría muy inteligente, por el contrario a un niño de 6 que no pudiera se le consideraría menos inteligente (respecto a los niños de su edad).

      Los test mentales publicados por Binet a la muerte de este, fueron interpretados de distinta manera por el resto de los países de habla inglesa, (Inglaterra y Estados Unidos). Estos tendían a una ideología común totalmente diferente de la de Binet, afirmando que el argumento promotor de los test mentales se basaba en el siguiente conjunto de ideas:

      -Las diferencias de clases sociales producen una diferente aptitud intrínseca, es decir, una “inteligencia desigual”, que es heredada genéticamente (pasa de padres a hijos), y es fija e invariable.

      -Esta cualidad intrínseca es lo que miden los test.

      Estos supuestos básicos, se consideran actualmente, totalmente erróneos, pues lo que realmente fomenta la inteligencia es un ambiente de trabajo propicio para su desarrollo. Por poner un ejemplo, los niños adoptados que han sido criados bajo la tutela de una familia adoptiva con un ambiente cultural favorable, mantendrán un mayor nivel intelectual, que aquellos que hayan sido criados por sus padres biológicos en un supuesto ambiente conflictivo.

      - 4 -

      Diferencias entre las Dos Posturas

      Existen 2 diferentes posturas sobre el C.I. : Hereditaristas y no hereditaristas.

      No hereditaristas:

      Los no hereditaristas afirman que el C.I. depende del ambiente en que se haya criado una persona; ya que puede favorecer a su desarrollo o no.

      También afirmaban que la inteligencia de un niño dependía de la relación entre su edad cronológica y su edad mental (la inteligencia que tiene que tener el niño a su edad, que le permite realizar unas determinadas tareas a su edad). El niño cuya edad mental era superior a su edad cronológica era “brillante”; y el niño cuya edad mental era inferior a la cronológico era “deficiente”.

      El no hereditarista más importante fue Binet.

      Binet se propuso crear un procedimiento probatorio que contribuyera a identificar a los niños que no podían sacar provecho de las clases impartidas en las escuelas públicas. Según Binet, el problema de estos niños era que su “inteligencia” no se había desarrollado adecuadamente.

      Binet quería utilizar su test como instrumento de diagnostico. Su propósito era incrementar la inteligencia deficiente, una vez localizada en un niño.

      Esto se podía hacer mediante cursos de “ortopedia mental”.

      Dos investigadores belgas notificaron que los niños estudiados por ellos tenían unas edades mentales más elevadas que los niños estudiados por Binet.

      Binet explico este hecho diciendo que los niños belgas asistían a escuelas privadas y procedían de las clases sociales más altas; además las clases de los belgas constan de un número reducido de alumnos.

      Los hereditaristas afirmaban que el test de inteligencia media una cantidad innata e invariable, fijada por la herencia genética.

      - 5 -

      El test de Binet, al ser traducido por los hereditaristas, dejo de ser utilizado como un instrumento de diagnóstico y comenzó a

      emplearse para identificar a los genética e incurablemente anormales (según ellos).

      Los hereditaristas pensaban que los niños con un bajo nivel de inteligencia, suponían un gasto económico y una pérdida de tiempo innecesarios.

      Uno de los hereditaristas más importantes fue Burt.

      Burt dedicó toda su vida en demostrar mediante experimentos con parejas de gemelos que el C.I. se heredaba.

      El aspecto más importante del estudio realizado por Burt era que había sido capaz de medir cuantitativamente la similitud de los ambientes en los que las parejas de gemelos habían sido criadas.

      La conclusión a la que llegó Burt fue que no había en absoluto ninguna correlación entre ambos ambientes.

      Las correlaciones de Burt para todo tipo de parientes, concordaban con los valores a esperar si el C.I. estuviera determinado casi por entero por los genes.

      La inverosimilitud de las afirmaciones de Burt debían haber sido advertidas por cualquier científico.

      Burt nunca identifico el test de C.I. que había aplicado a las parejas de sus experimentos.

      Los datos del C.I. de los niños fueron obtenidos revisando los resultados de test del C.I. aplicados en escuelas; para medir el C.I. de los adultos le bastaba con una entrevista personal.

      Los resultados de las investigaciones reportadas por Burt fueron presentados como verdades científicas en los libros de psicología genética y educación sin haber aportado datos fiables sobre estas.

      El deterioro de las afirmaciones de Burt comenzó cuando se prestó atención a algunas imposibilidades numéricas.

      En 1955 Burt había estudiado a 21 parejas de gemelos idénticos separados y mediante un test de inteligencia notificó que la correlación de C.I. era de 0,771.En 1958 había estudiado a más de 30 parejas de gemelos y la correlación seguía siendo del 0,771; en 1966 había estudiado a 53 parejas y la correlación permanecía invariable en 0,771.

      Estas y otras características demostraban que los datos de Burt no podían tomarse en serio; estas cifras eran demasiado perfectas como para ser reales.

      - 6 -

      ¿Qué Miden los Test de Inteligencia?

      • Binet que razonaban en el problema de los niños deficientes mentales, lo que quería era incrementar la inteligencia de estos niños de escuelas públicas y a los que les encontraba problemas para desarrollar adecuadamente su inteligencia les ayudaba a incrementarla ¿Cómo hizo para localizar los problemas? Por medio de su test.

      • Los test de Terman y Burt miden las diferencias entre las clases sociales o entre los grupos étnicos o las razas.

      • Los test no verbales miden el rendimiento escolar, ya que imita el contenido y las circunstancias del trabajo escolar.

      - 7 -

      Explicación del Test según las Distintas Posturas

      Postura No Hereditarista:

      Binet sugería que sus test hacían mediaciones de características que no eran ni fijas ni innatas en el niño. Lo que hizo Binet para demostrar su test era reunir conjuntos de tareas “intelectuales” apropiadas para cada infancia.

      Como por ejemplo, algunas tareas que podía desarrollar el niño de 8 años, eran demasiado difíciles para el de 7 y muy fáciles para el de 9.

      Estas tareas eran definidas como la edad mental del niño de 8 años.

      Postura Hereditarista:

      Los traductores e importadores del test de Binet, afirmaban que el test de inteligencia medía una cantidad innata e invariable, fijada por la herencia genética.

      El test de las eugenetistas afirmaban que las diferencias de la inteligencia medidas entre las clases sociales, individuos y razas eran de origen genético.

      El Test Stanford - Binet introducido por Lewis Terman contenía dos modificaciones significativas:

      Un conjunto de ítems para medir supuestamente la inteligencia de los adultos, así como ítems para niños de diferentes edades.

      La relación entre la edad mental y la edad cronológica.

      La edad mental es la descrita anteriormente y la edad cronológica, la edad que tiene el niño.

      - 8 -

      Otro traductor del Test de Binet, Henry Goddard contenía “el carácter fijo de los niveles mentales” como el motivo por el que unos eran ricos o pobres, unos tenían empleos y otros no.

      INTELIGENCIA

      Nivel mental Nivel mental

      del rico del pobre

      no desciende de nivel no se incrementa

      El principal traductor del test de Binet fue Cyril Burt, su test consistía en que los niños de escuelas de clases superiores desempeñaban mejor sus test y éste demostraba que la inteligencia era hereditaria; posteriormente se descubriría que sus afirmaciones eran falsas.

      - 9 -

      Conclusión y Valoración Personal

      Gracias a los datos desarrollados anteriormente, hemos llegado a la conclusión de que la inteligencia no se hereda.

      El trabajo nos ha permitido conocer las distintas posturas respecto del C.I., haciéndonos reflexionar sobre el tema.

      Nosotras opinamos que el C.I. no se hereda y apoyamos las investigaciones realizadas por Binet.

      A la vez creemos que los hereditaristas no tienen una base firme sobre la cual apoyar su postura; puesto que han tenido que modificar su forma de argumentar la misma, debido a que la mayoría se sus investigaciones eran falsas. Un ejemplo son las investigaciones presentadas por Burt, que fueron su mayor apoyo durante mucho tiempo. El descubrimiento de la falsedad de éstas investigaciones, obligó a los hereditaristas a modificar su argumentación.

      Queremos resaltar una última diferencia entre los no hereditaristas y los hereditaristas.

      Debido a que los no hereditaristas tienen una base sólida sobre la cual apoyar su postura, nunca han tenido que recurrir a falsificar sus investigaciones y presentarlas como verdaderas.

      Sin embargo, los hereditaristas, como no tienen una base sólida que argumente su postura; se han visto “obligados” a mentir sobre los resultados de sus investigaciones. Pensamos que hacen esto porque creen con una gran fuerza en que el C.I. se hereda, que son capaces de engañar para sostenerla, o que son incapaces de reconocer su error.