Cholula

Geografía de América. México. Estados mexicanos. Historia de Cholula. Cholultecas. Tlachihualtépetl. Suelos. Fauna de Cholula. Restos arqueológicos

  • Enviado por: ISELA
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 49 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

CHOLULA.

*500 a.C. Primeros asentamientos humanos en Cholula.

**Cholula: se encuentra a trece kilómetros al oeste de la ciudad de Puebla. Esta ciudad tiene lo que probablemente sea la pirámide más grande en Meso América, aunque parte de la base de la estructura sea un cerro natural y la cantidad de construcción humana no es clara. Cholula es uno de los pocos ejemplos en Mesoamérica donde un centro ceremonial y comercial sobrevivió a los altibajos políticos y económicos de la historia prehispánica y colonial.

*200 d.C. Parte más antigua de la pirámide de Cholula.

*ca. 300 d.C. Apogeo de Cholula provocado por la caída de Teotihuacán ya que durante el periodo de la gran expansión teotihuacana, Cholula se mantuvo como centro de segunda importancia.

 

*700 d.C. Hasta este siglo la población parece haberse concentrado y crecido en torno de la gran pirámide que en ese tiempo era la mayor de Mesoamérica. Por razones desconocidas fue abandonada esta sección de la ciudad. También alrededor de este año Cholula fue conquistada por los olmecas-xicalancas.

*700 a 1519 d.C. La población cholulteca se estableció hacia el noreste del antiguo recinto, lugar donde los españoles la encontraron a su llegada.

*800 al 1150 d.C. Un grupo llamado olmeca-xicalanca invadió y se instaló en la ciudad de Cholula.

*1282 d.C. Los olmeca-xicalanca fueron expulsados por otros invasores; los tolteca-chichimeca. (El Atlas Cultural de México cita esta conquista en 1168).

          Cholula era un centro ceremonial mesoamericano de gran importancia y una urbe muy poblada. Cholula (500 a.C. - 1519) fue destruida por órdenes de Hernán Cortés y sobre la pirámide principal, de más de 350 m. de lado, se edificó el santuario de Nuestra Señora de los Remedios. De los antiguos monumentos se puede ver sólo parcialmente la pirámide y en el patio de los Altares unas bellísimas estelas decoradas; también un mural pintado al fresco que representa escenas relacionadas con el culto al pulque (bebida de maguey). Al pie de la pirámide de Cholula se encuentra la ciudad actual. La Plaza Mayor es de gran belleza por sus considerables dimensiones y extenso portal, el Palacio Municipal, la Parroquia, el exconvento franciscano del siglo XVI y la capilla abierta llamada Capilla Real. De las muchas variantes que tienen las capillas abiertas sobresalen las de tipo "mezquita", como la de Cholula, que es la única que se conserva en toda América; su frente presenta nueve arcos cegados, por siete de fondo, decenas de columnas soportan sus 49 cúpulas, el atrio también es de gran tamaño.

 

LOS CHOLULTECAS HIJOS DE SAN FRANCISCO

En el año 1523 tres franciscanos flamencos del convento de Gante, fray Pedro de Gante, con tan sólo el permiso del emperador, es decir sin ninguna autorización papal, arribaron a la Nueva España.

De la vida y la observancia franciscana de fray Juan de Tecto, cuyo nombre fue originalmente Dekkers, fray Jerónimo de Mendieta nos contó que fue confesor de Carlos V y profesor de teología de la Universidad de París, así como padre guardián en Gante. Fray Juan de Ahora, al parecer fue hermano del rey de Escocia. Según Agustín de Vetancur, t también de gran apogeo a las estrictas observaciones franciscanas. Fray Jerónimo de Mendieta cuenta, además, que fray Juan pronto aprendió el Náhuatl y que se dio en Texcoco a las enseñanzas de los niños indios.

En ese mismo año arribaron a la Nueva España los demás: como provincial mayor de los franciscanos, un aventajado y enfermo fray Martín de Valencia, llegó un 12 de mayo, día de

Pentecostés. Venían con él Francisco de Soto, Martín de la Coruña, Juan Suárez, Antonio de Ciudad Rodrigo, Toribio de Benavente, García de Cisneros, Luis de Fuensalida, Francisco Jiménez, Juan de Ribas, Andrés de Córdoba y Juan Palos. La martirización y la penitencia constante y en nombre de Cristo que fueron sus vidas reclusas en la casa recolecta de San Gabriel en España les sirvieron para soportar, sin monedas ni comida, Descalzos y a pie, la travesía desde Veracruz hasta la Tenochtitlan conquistada.

Dos años después llegaron bajo la dirección de Fray Tomás Ortiz, los dominicos, le seguirían los Agustinos en 1533 y en 1572 los jesuitas. A la nueva España arribaron casi al mismo tiempo, dos órdenes que en Europa habían nacido también casi al mismo tiempo: los franciscanos y por otra parte los frailes predicadores que se convertirían en la orden de mas observancia ortodoxa y legalista en la aplicación de la doctrina en la conversión de los indios de la Nueva España, fundados por Santo domingo, recibieron la bula papal como orden canónica en 1216.

Ambas ordenes, franciscanos y predicadores, tuvieron su origen en la baja Edad Media, en medio de un ambiente religioso europeo.

Los franciscanos no sólo incorporaron a sus conventos y misioneros algunas de sus tradiciones heréticas sino que en el siglo XVI se desprenderían de la orden de una comunidad de frailes que desconocieron la autoridad papa y crearon su propia comunidad de hermanos franciscanos de observación ascética.

Los primeros mártires franciscanos no fueron los que murieron predicando la fe de Cristo ante lo0s islámicos, como hubiera querido Francisco, sino los cuatro franciscanos que no aceptaron que las ideas de Francisco fueran heréticas y murieron, por dictamen papal y por orden de un inquisidor “conventualista”, franciscano, quemados vivos el día 7 de mayo de 1318 en Marsella.

Para los cholultecas, y en verdad para los niños nahuas del Valle de México, los franciscanos fueron la única fuente doctrinal, así como los guías, del nuevo dios que los vino a conquistar.

HISTORIA DE CHOLULA

Mezo América es un territorio de ciudades, durante siglos la economía, la política y la cultura fueron sucesivamente dominadas por grandes conglomerados urbanos.


Entre ellos se encuentran Cholula, un lugar con méritos suficientes para situarse dentro de las grandes ciudades del México antiguo y que llegó a recibir, con justicia, el título de Tollan, reservado a los principales centros mismo surtían al valle con abundantes caudales de agua a sus ya de por sí fértiles tierras, que amenazaban constantemente con despertar y arrojar su furia hecha cenizas sobre sus habitantes. Los cholultecas de todas las épocas lograron aprovechar esas ventajas y conservaron para la ciudad el renombre de ser la única habitada ininterrumpidamente desde el lejano Preclásico hasta la actualidad urbanos del Altiplano como Teotihuacan, Tenochtitlan y la propia Tula. Con ellas Cholula compartió la capacidad de congregar gente, irradiar influencias y poseer un prestigio que rebasaría sus fronteras.


Situada en una zona de paso obligado para los peregrinos de distintas regiones, llegó a convertirse en gigantes nevados, que lo de la Ciudad.

Lo que con tanto entusiasmo describía Cortés el 30 de octubre de 1520 eran tan sólo la expresión más reciente de una larga y variada tradición cultural iniciada miles de años atrás. Seguramente atraídos por las excepcionales condiciones naturales que ofrecía la región, los fundadores de Cholula se asentaron entre 500 y 200 a. C. en los alrededores de una laguna, ahora desaparecida. La riqueza agrícola y la privilegiada ubicación del poblado - punto de tránsito obligado para rutas comerciales y con ellas la circulación de ideas e innovaciones culturales - propiciaron que pronto esa pequeña aldea se convirtiera en una ciudad.

Alrededor del año 200 a. C., comenzó a levantarse la primera de las construcciones religiosas de Cholula, sobre la que se edificarían otras hasta conformar la estructura de mayor tamaño del México antiguo. Desde entonces, la ciudad creció de manera constante hasta alcanzar su máximo esplendor alrededor del año 500 d. C., cuando ocupaba una superficie de más de 10 kilómetros cuadrados y albergaba a una población que se contaba en decenas de miles.

Durante el Clásico , este importante desarrollo urbano tuvo lugar pese a su cercanía con la gran ciudad de Teotihuacan, cuyo crecimiento inhibió el de otros poblados en la región ; de hecho, Cholula parece haberse convertido en un centro de importancia antes que la gran capital.

Si bien - sobre todo a partir del 200 d. C. - las tradiciones artísticas , arquitectónicas y cerámicas de Cholula muestran fuertes lazos con las de Teotihuacan, con el paso del tiempo esas tradiciones adquirieron cada vez más un carácter propio y distintivo, lo que indica que la ciudad logró mantener su independencia durante el periodo de ascenso teotihuacano y se convirtió en un gran centro comercial que mantenía estrechos contactos con los pueblos de la costa del Golfo.



Como centro religioso en el Altiplano Central, sólo se ubicaba detrás de Teotihuacan, y si el tamaño significa algo, es de tomar en cuenta que en su última etapa la Gran Pirámide de Cholula era mucho más alta y cubría un área mayor que la Pirámide del Sol en Teotihuacan.

El largo periodo de declinación de la Cholula del Clásico aparentemente comenzó hacia el año 600 d. C. y debe haber sido uno de los factores que influyó en la caída de Teotihuacan , aunque no puede descartarse que haya sido una consecuencia de este evento.

La ciudad vivió un largo periodo de decadencia ; su extensión e influencia se redujeron considerablemente y la construcción en la Gran Pirámide - una actividad que debió ser prácticamente cotidiana , dadas las enormes dimensiones que alcanzó es monumento - cesó por completo.

Para principios del Posclásico, el sitio se encontraba bajo el control de los olmecas-xicalancas, un grupo étnico que extendía sus dominios sobre buena parte de la región de Puebla-Tlaxcala y que habitó en lugares como Cacaxtla.



Para entonces, Cholula estaba regida por dos jefes : el Tlachiyach Tizacozque - señor de los olmecas, relacionado a la tierra - y el Aquiyach Amapane - señor de los xicalancas, relacionado al agua -, quienes eran los encargados del culto a lo de abajo y lo de arriba, respectivamente.

El Aquiyach Amapane habitaba y cuidaba del Tlachihualtépetl (la Gran Pirámide), un monumento tradicionalmente vinculado a la lluvia, en el cual se realizaban rituales y sacrificios de niños para propiciarla.

La urbe se encontraba organizada en barrios o calpullis, tal vez herencia de su época de esplendor. Cada uno de estos barrios parece haber estado conformado por miembros de un mismo grupo étnico y controlaban una porción determinada del territorio de la ciudad.

Cabe la posibilidad de que sus integrantes, además de a la agricultura, se dedicaban a la elaboración especializada de ciertos productos o al comercio. Esta forma de organización permanecería aún después de la conquista española, y en la actualidad, buena parte de las actividades tradicionales de Cholula se realizan en función de este modelo.

En el resurgimiento de Cholula influirían los conflictos que por esa época ocurrían en la ciudad de Tula (Hidalgo), los que a la postre conducirían a su abandono. A pesar de su decadencia, Cholula debió conservar mucho de su aura de ciudad sagrada para que los grupos fugitivos de Tula buscaran refugio en ella. Algunos enviados habrían acudido al Tlachihualtépetl a rogar consejo a Quetzalcóatl, quien les ordenó dirigirse a esta ciudad. Según la Historia Tolteca-Chichimeca, en el año Uno Pedernal (1168 d. C.), tras 36 años de peregrinaje, grupos de toltecas-chichimecas se establecieron en Cholula.

Después de un breve periodo de sojuzgamiento, los toltecas-chichimecas, dirigidos por cuatro jefes y un sumo sacerdote llamado Couecan, lograron imponerse al grupo local y obtener el dominio de la ciudad.

Desde aquel momento, la ciudad recibió el nombre de Tollan-Cholollan-Tlachihualtépetl o "La gran ciudad de los que huyeron a donde está el cerro hecho a mano".



El dominio de estos toltecas no modificó, en lo esencial, la organización social establecida por los olmecas-xicalancas, pero sí introdujo la supremacía de Quetzalcóatl como dios tutelar de Cholula

Es por ello que esta ciudad se convertiría nuevamente en uno de los principales centros religiosos de Mesoamérica y sede del culto a esta deidad, en cuyo principal santuario se albergaba y al cual acudían señores de diversas ciudades para efectuar ceremonias cuyo propósito último era obtener la aprobación del dios a su derecho a gobernar.

Cholula volvió a ser un centro comercial de primer orden y recibía peregrinos de regiones distantes, quienes al acudir a sus templos traían consigo multitud de productos para intercambio ; aún hoy, la Feria de Cholula atrae visitantes de puntos muy diversos. Sus artesanos hacían justo honor a su condición de toltecas , y estaban considerados entre los más famosos y apreciados de su tiempo.

La cerámica de la ciudad era reputada entre las más bellas y mejor fabricadas de Mesoamérica, y preferida por los señores de lugares como Tenochtitlan

Este nuevo periodo de esplendor concluiría con la conquista española. Tal vez como escarmiento a los primeros aliados de Moctezuma que encontró en su camino, o por la fama de Cholula como lugar sagrado, Cortés decidió ejemplificar su intención de sustituir las religiones mesoamericanas por la católica, realizando una gran matanza de señores y sacerdotes.

Tollan-Cholollan dio paso a Cholula, asiento de una de las sociedades mestizas más interesantes del México colonial y moderno, por su arraigo a elementos y tradiciones culturales prehispánicas.

Tlachihualtépetl

Entre otros nombres, Cholula era conocida en la época prehispánica como Tlachihualtépetl, "cerro hecho a mano" o "montaña construida", en referencia a la Gran Pirámide. En la Historia Tolteca-Chichimeca, el Tlachihualtépetl es representado como un cerro con un sapo, ya que, según la leyenda, sobre su cima cayó una gran piedra de jade en forma de batracio. Es posible que de ahí deriven otros de los nombres dados a la pirámide y a Cholula, como el de Chalchiutepec, "cerro de jade", y el de Cholollan-Tamazol-Xamiltepec, en donde Tamazol significa "sapo" y Xamiltepec "cerro de adobe", una clara alusión a la Gran Pirámide cuyo relleno es precisamente de ese material.

El imponente volumen de este edificio es producto de la acumulación sucesiva de diversas construcciones y alguna vez fue el centro de la gran ciudad. Aun tras su abandono, la pirámide permaneció hasta la desilusión de la ciudad prehispánica y el surgimiento de la colonial, como un importante punto de referencia mítico, religioso e incluso geográfico para los habitantes del Altiplano mexicano.


Hoy en día, sobre la cima del Tlachihualtépetl se localiza la iglesia de la Virgen de los Remedios, cuyo culto se encuentra principalmente asociado - como el de sus antecesores prehispánicos - con la propiciación de la lluvia ; a ella concurren, además de los habitantes de Cholula, gente de diversas regiones del país, una situación similar a la existente en la época prehispánica.

A principios de la década del treinta el conocimiento sobre la Gran Pirámide era escaso, por lo que se decidió emprender su exploración. Los trabajos se iniciaron en 1931, bajo la dirección del arquitecto Ignacio Marquina.

Las colosales dimensiones de la pirámide no permitían exploraciones similares a las utilizadas hasta entonces en otros edificios prehispánicos con superposiciones, en donde relleno entre edificios es de adobe ; la consistencia que presenta una construcción así permitió realizar extensas perforaciones sin peligro de derrumbe -a lo que contribuyó se retiraba completamente el escombro que las cubría y quedaban expuestas, simultáneamente, estructuras de distintas épocas.


Es claro que, en Cholula, una solución de este tipo no era posible ; imaginemos tan sólo la cantidad de trabajo requerido para desalojar el escombro que cubre la última etapa constructiva . Si a esto añadimos la liberación de cada una de las enormes subestructuras que contiene la Gran Pirámide, y las labores de conservación que serían necesarias, la tarea se antoja irrealizable.

Por ello, se decidió explorarla mediante túneles que permitieran detectar los edificios superpuestos que supuestamente contenía.

Por ventura, una característica peculiar de ese monumento facilitó la exploración: el también la forma que se dio a los túneles.

El método fue simple : se realizaron dos grandes túneles principales, uno que atravesó la estructura de norte a sur, y otro de oriente a poniente.

Cada vez que se encontraba un edificio, los túneles eran ampliados lateral y verticalmente.

Este procedimiento permitía determinar no sólo la existencia de subestructuras o edificios, sino las principales características arquitectónicas de cada uno.

Para 1956, tras 25 años de exploraciones, la extensión de los túneles perforados alcanzaba ocho kilómetros aproximadamente y se había definido la presencia de cuatro grandes faces de construcción.

El análisis de las características de los edificios que se encuentran al interior de la pirámide, así como el de los materiales cerámicos que se recolectaron durante la exploración, permitiría inferir aspectos culturales e históricos sobre Cholula en las épocas anteriores a los acontecimientos narrados en los códices y crónicas.

La exploración de la Gran Pirámide permanece como uno de los grandes logros de la arqueología mexicana. Este es un trabajo único, tanto por sus características y la tenacidad de quienes lo realizaron como por el conocimiento que proporcionó sobre uno de los monumentos prehispánicos más importantes de México.

La Gran Pirámide es producto de, por lo menos, cuatro fases constructivas realizadas a lo largo de casi 10 siglos (de 200 años a. C. a 800 d. C.).


Entre los edificios interiores, de diversos estilos y dimensiones, sobresalen ; uno de decorado con pintura mural en los tableros, en la cual se representan insectos -tal vez mariposas- cuyas caras semejan cráneos humanos ; y otro, construido alrededor de 300 d. C., que probablemente sea la estructura más peculiar de Cholula, ya que se encuentra escalonada por los cuatro lados, un rasgo poco común en la arquitectura mesoamericana.

Durante la cuarta y última fase de construcción de la Gran Pirámide se cubrieron las estructuras anteriores con un enorme núcleo de adobe. Este es el edificio que, cubierto de vegetación y derrumbado en partes, observamos hoy día y cuyas colosales dimensiones (400 metros por lado aproximadamente y 65 metros de altura) lo convierten en el de mayor tamaño del México prehispánico.

A fines de la década del sesenta, en el costado sur se realizaron exploraciones que dejaron al descubierto numerosas estructuras y entierros de distintas épocas, asociados a los grandes edificios del interior de la pirámide. Para explorar estas estructuras, en ocasiones fue necesario retirar hasta 10 metros de escombro.

Entre ellas destacan los altares y estelas localizados en el Patio de los Altares, y el extraordinario Mural de los Bebedores, un caso único en las representaciones pictóricas mesoamericanas, por su tratamiento y contenido. Esto es apenas una muestra de la gran riqueza arqueológica que se encuentra sepultada bajo la actual ciudad de Cholula, a la espera de ser recuperada para ampliar nuestro conocimiento sobre la historia de Tollan-Cholollan-Tlachihualtépetl deriva de Chollollan, que significa “lugar de huida”. Al momento de la conquista era, además de un importante centro comercial, sede de culto a Quetzalcóatl, una de las principales deidades mesoamericanas.

Hoy en día es, por sus casi 2 500 años de ocupación continua, la ciudad habitada más antigua de México. Destaca, entre sus numerosos monumentos arqueológicos e históricos, la Gran Pirámide, la de mayor volumen en América, y su extraordinario Mural de los Bebedores.


Los primeros habitantes de Cholula se asentaron alrededor de una laguna, hoy desaparecida, al este de la ciudad actual. Ese poblado, tal vez sólo una pequeña aldea, se desarrolló entre los años 800-200 a.C. (Preclásico Medio). El centro ceremonial más antiguo surgiría, hacia los años 200-100 a.C. durante el periodo Clásico, Cholula fue un importante centro ceremonial y urbano de gran extensión.

Para algunos investigadores el desarrollo de la ciudad fue paralelo al de Teotihuacan -en ese entonces el centro hegemónico del altiplano-, y su auge, decadencia y abandono habrían sido simultáneos. Para otros, Cholula permaneció, tiempo después de la caída de Teotihuacan, como un importante centro urbano y comercial aprovechando el vacío ocasionado por ese evento.

Por motivos aún inciertos, la Gran Pirámide fue abandonada hacia los años 700-800 d.C. y la ciudad perdió gran parte de su población. Tras este periodo de decadencia resurge y es transformada en el principal centro religioso y de mercado del Posclásico.

Según la Historia Tolteca Chichimeca, importante códice de la región, Cholula era habitada por el grupo olmeca-xicalanca, gobernado por dos jefes: el Tlachiyach Tizacozque, señor de los olmecas relacionado con la tierra, y el Aquiyach Amapane, señor de los xicalancas relacionado con el agua; la habitación de éste último se localizaba en la Gran Pirámide misma a la que tradicionalmente se le ha vinculado con ese elemento natural.

En el año 1 pedernal (1168 d.C.), tras 36 años de peregrinaje, grupos de toltecas-chichimecas procedentes de Tollan (hoy Tula, Hidalgo) se establecieron en Cholula, entonces conocida con el nombre de Tlachihualtepetl. Los toltecas-chichimecas, después de un breve periodo de sojuzgamiento, lograron imponerse al grupo local y así obtener el poder a partir de entonces, la ciudad recibió el nombre de Tollan-Cholollan-Tlachihualtepetl, o “la gran ciudad de los que huyeron a donde está el cerro artificial”.

El dominio de los toltecas no modificó en lo esencial la organización social establecida por los olmecas-xicalancas, pero sí introdujo la supremacía de Quetzalcóatl como dios tutelar de Cholula, por lo que ésta sería uno de los principales lugares religiosos en Mesoamérica y sede del culto a esa deidad, cuyo templo se localiza donde ahora está el convento de San Gabriel, en el centro de la ciudad actual.

TRADICIONES CHOLULTECAS

En Cholula, es sobre todo en el siglo XX cuando el clero secular, y una moderna orden franciscana, empezaron a promover entre los cholultecas la revisión de doctrinas y rituales que , que aceptables en el milenio medieval franciscano, son hoy insostenibles para el canon litúrgico moderno.

Las tradiciones de acostar y levantar a la Virgen que no han podido modificar hasta hoy, la actitudud religiosa que ve en el cielo y en el infierno, en las efigies de los santos y de la Virgen, no alegorías ni metáforas sino santos de carne y hueso e infiernos y cielos con caminos y puertas. Los franciscanos también evangelizaron a los cholultecas con fuertes componentes teatrales y musical, que en el ámbito aislado y protegido de sus barrios se acentuaron y se volvieron tan centrales e su religiosidad que hoy provocan diferencias y agrias discusiones entre os mayordomos y la parroquia.

En la década de los ochenta todavía el castigo corporal, especialmente en la peregrinación al santuario de la Virgen de los Remedios, sobre la pirámide, de rodillas y con nopales espinosos sobre la espalda, eran rituales comunes entre los cholultecas.

Los cholultecas a pesar de los estatutos políticos y geográficos que limitan sus espacios geopolíticos, esta organizados, en todos los sentidos y no únicamente en lo religioso, en sus diez barrios actuales:

-SAN MIGUEL TIANGUISNAHUAC

-JESÚS TLATEMPA

-SATIAGO MIXQUITLA

-SAN MATIAS COCOYOTLA

-SAN JUA CALVARIO

-SAN RISTOBAL TPONTLA

-SANTA MARIA XIXITLA

-LA MAGDALENA COAPA

-SAN PEDRO MEXICALZINGO

-SAN PABLO TECAMA

Los barrios tienen, además, una dimensión calendaría, un ciclo de diez años, a través de lo que ellos nombran el circular, que es la trasferencia del mando religioso de barrio en barrio, es decir de santo patrón a santo patrón, según un orden estricto, hasta que todos cumplen el ciclo completo.

La Virgen de los remedios, patrona de la ciudad y de los cholultecas, preside esta estricta organización: en la fecha en que se celebra su “BAJADA” del santuario, los cholultecas colocan su imagen al final de una procesión que acomoda a cada barrio según su lugar en ese año en el mando circular.

Los investigadores han contado la historia de los barrios actuales desde la fecha de 1714 cuando San Andrés Cholula se separa de San pedro Cholula y la ciudad se organiza alrededor de cinco cabeceras, de esas cinco cabeceras se conforma los barrios actuales siendo la historia de los barrios una historia colonial.

Cholula tuvo dos tipos de asentamiento, uno de congregación humana y otro de viviendas dispersas, en las zonas periféricas. En el primero se encontraba las estructuras públicas y religiosas, los teocali o las ermitas que vio Cortés dispersas por toda la ciudad y también las viviendas o palacios, los TECPAN, de los principales. Los templos correspondían a los cultos de Quetzalcoatl, Tezcatlipoca, Xipe Totec, Xiuhtecuntli, Chalchiuhtlicue y Teopantecutli y las casa de los principales estaban juntas. En la periferia estaba la gente común, los macehuales, los terrazgueros o tributarios de los señores nobles.

Entre los sucesos mas sobresalientes hay que destacar que los indígenas pronto se convirtieron en la primera aliada del orden colonial a ellos exclusivamente se les concedía llevar ropa occidental, montar caballo y usar el titulo de DON. En Cholula una antigua tradición atribuida a la cultura de mercaderes, permitía acceder a puestos de mando a los macehuales, y si bien la estratificación social de la ciudad fue severa, el drástico declive demográfico de la población indígena que entonces eran 40000 vecinos tributarios que se estima habitaban cholula cuando llegaron los conquistadores en 1519, quedaban en 1581 9000 esto pudo dar a que las distinciones entre macehuales y principales, por lo menos en puestos públicos, se desdibujara. El registro notarial de cholula del siglo XVI señala únicamente 83 peninsulares en la ciudad. En cholula en el siglo XVI, los gobernadores debían ser por turno de seis distintas cabeceras; estas nombraban a los alcaldes y regidores, de los cuales la mitad debían ser principales y la otra mitad macehuales, votando únicamente por los principales y con la posibilidad de ser vetados por los españoles.

FORMACIÓN DE CHOLULA

Provoca asombro la antigüedad de la ciudad de cholula. Pareciera casi un milagro que la ciudad haya permanecido hasta el presente. Todos los otros centros urbanísticos y religiosos prehispánicos que fueron, en distintos momentos, sus contemporáneos, Cuicuilco, Xochicalco, Cacaxtla, Monte alban, Chalcatzingo, y sobre todo la majestuosa ciudad de Cholula, se extinguieron en tiempos prehiapanicos o coloniales.

Cholula permaneció: la ciudad cristiana y actual, literalmente, se montó sobre un pasado milenario. Es difícil precisar sin embargo, cuándo se origino la ciudad, su permanencia de por lo menos mil años en la historia de México se presenta ante el investigador como una suerte de misterio insociable.

Se tiene también evidencia arqueológica de ocupación que viene desde el Horizonte Preclásico Medio (500 a 200 a.)C.) consistiendo en dos pequeñas aldea ubicadas en los márgenes de la antigua laguneta, una de ellas se localiza bajo el lugar donde se encuentra la esquina Noreste de la Gran Pirámide de Cholula.

De su pasado más remoto sólo dan cuenta algunas leyendas míticas de imposible cronología y algunas investigaciones arqueológicas: existieron asentamientos humanos en áreas que circundan la Gran Pirámide de la ciudad correspondiente a las llamadas culturas arcaicas o del preclásico temprano.

Es decir, Cholula en el año 500 a.C. compartió quizás la expansión y supremacía de la cultura Olmeca que influyo en toda Centroamérica. Así también en Cholula, la originaria cultura Olmeca habrá seguido su propio estío cultural y probablemente incorporó rasgos de pueblos que quizá. Mucho antes ya se habían congregado aquí para labrar los fértiles suelos y darle inicio a lo que creció en esta sorprendente ciudad, Cholula desde los tiempos arcaicos, atrajo expulso conquisto y fue conquistada por oleadas de diferentes migraciones de diversas culturas de la costa y de la meseta central que le fueron otorgando su forma arquitectónica y humana.

Cholula por eso, será también el lugar privilegiado de la catequización franciscana después de la conquista española del siglo XVI. Quiero decir con esto Cholula es una ciudad que perdura como un suerte de albergue a las exigencias dispares, y a veces antagónicas, de los pobladores que reclaman todos al igual a la ciudad como su hogar.

Su arquitectura antigua y los resabios de los estilos de ornamentación en la cerámica arcaica, cholula logra convertirse en un luchar finalmente apropiado, con trabajo e ingenio arrancándole permisos a los dioses para cierta permanencia en el hogar.

El nombre del mismo CHOLOLLAN que es traducido como “LUGAR DE LOS QUE HUYERON” por la historia Tolteca Chichimeca, refiriéndose a los pobladores chichimecas que abandonan Tula después de la expulsión de su dios-sacerdote Quetzalcoatl.

A la ciudad por mas de dos mil años, sus pobladores le construyeron y destruyeron templos y pirámides dedicados, primero a los dioses precristianos, Cholula estaba destinada a convertirse en el ejemplar y nuevo reino del cristianismo. La ciudad más piadosa y devota ciudad entre todas las otras conquistadas de la nueva España. Así lo pretendieron también , en tiempos precristianos , los sacerdotes y señoríos, obligando a sus pobladores a creer que esta ciudad esta dedicada a los dioses, y aquellos aquí solo están para obedecerles y servirlos.

Hoy el paisaje humano todavía provoca asombro y gozo esté tico porque todo convive, presencia católica pasado precristiano, asomándose desde el subsuelo, desde cada rostro de sus pobladores, entre campanarios altivos, en cada rincón de cada barrio de la ciudad. Pero quizás allí radiquen los orígenes dela fuerza y perdurabilidad de los puestos: Mayordomo, Fiscales, Mandones, Teniente.

Los pobladores aún tienen prestigios atribuidos, entre la gente de los barrios, que no han lograd para si los puestos políticos ni civiles, porque mezclan quizás, decisiones autónomas y políticas, los cholultecas guardan, en sus tradiciones y en sus vidas, historias tan antiguase implorables, historias que se atesoraron en los barrios, y a la ciudad y sus tradiciones no le sientan bien las explicaciones sociológicas ni antropológicas ni las cronologías accidentales, todo aquí tiene y no tiene su origen en sucesos históricos objetivos.

Mas bien pareciera que Cholula nace cuando los dioses intervienen para confundir a los que pretendemos darle a la ciudad una dimensión únicamente humana, Eso es lo sagrado, duradero y milagroso que tiene TOLLAN CHOLLOLLAN TLACHIHUALTËPETL “Cholula de Rivadavia”.

UBICACIÓN

Ubicada a sólo 20 mínutos del centro de Puebla, Cholula destaca principalemente por su Gran Pirámide.
Aunque a simple vista es sólo un cerro con una iglesia amarilla en la cima, cuesta creer que esta puede haber sido la pirámide más grande de México. Lamentablemente a la llegada de los españoles, éstos se encargaron de destruir la mayor parte de la pirámide y nada mejor para borrarla de la memoria de los indigenas que construir un templo encima. Sin embargo, hoy en día el estado mexicano se ha encargado de desenterrar parte de ella y convertirla en museo. Quizás lo más interesante de esta pirámide son sus túneles subterráneos, que se cree recorrían todo el interior de ella y que hoy en día se pueden visitar en la compañía de guías. En la parte exterior, se encuentran ruinas de lugares ceremoniales, y una ancha escalera que conduce al templo de Nuestra Señora de los Remedios, que domina todo el pueblo y en donde se puede contemplar una hermosa vista de Cholula y del volcán Popocatépetl al fondo.
Cholula es famosa también por sus iglesias, se dice llegó a tener 365 templos, uno por cada día del año. En el Zócalo del pueblo destaca el convento de San Gabriel, del siglo XVI y que conduce a su vez a tres hermosas iglesias, la magnífica Capilla Real, la Capilla del Tercer Orden y el Templo de San Gabriel.

Ubicación
Estado de Puebla, a 10 km al oeste de Puebla

Cuando ir
Todo el año

Atractivos
Gran pirámide e iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, ex-convento de San Gabriel, Capilla Real, Capilla del Tercer Orden, Templo de San Gabriel, Parroquia de San Pedro.

Cómo llegar
Por avión, puede acceder al aeropuerto nacional de Puebla. Desde Puebla en auto o transporte público por la avenida 4 norte.

Actividades
Fotografía, caminata, recorrido arqueológico y cultural.

Servicios
Hoteles, restaurantes, tiendas de souvenir y artesanías, bares.

Alrededores
Puebla, volcán Popocatépetl, pueblitos de Tonantzintla y Acatepec.

Llamamos área de cholula a un rectángulo de 20 por 30km aproximadamente, desde el extremo oriental de la ciudad de puebla hasta la falda oriental de la Sierra Nevada en una línea N-S que pasa por el poblado de Ozolco, el limite al queda definido por una línea E-O que pasa por el extremo norte de Huejotzingo, y al sur por otra línea E-O que pasa por el extremo norte de la presa de Valsequillo , el área en si esta situada en el centro del Valle de puebla y contienen alrededor de 30 afloramientos de roca de diferentes composiciones

Cholula se encuentra ubicada a los 19 grados 03 minutos y 25 segundos de la latitud y a los 98 grados 18 minutos 06 segundos al oeste del meridiano de Greenwich, con una altura de 2200 metros sobre el nivel del mar, al estar comprendida dentro del Valle de Puebla, se limita al Noroeste por la Montaña La Malinche, al oeste por la sierra nevada, al Sur por la cuenca del Río Atoyac con la presa de Valsequillo y al Norte con el Cerro de San Lorenzo.

El valle se encuentra afectado por dos elevaciones principales; el cerro tecajete y l cerro Zapotecas, ambos con 2, 515 metros sobre el nivel de el mar y localizados al este de Cholula cabe mencionar también otras elevaciones en el norte de la Región.

Así mismo Cholula se encuentra rodeada por cuatro ríos de mediana importancia, el primero de ellos Atoyac se localiza al este y la sepa la ciudad de Puebla; al Norte se ubica el Río Coronanco; al oeste encontramos los ríos Nexapa y Alseseca, ambos alimentados con los deshielos del Popocatepetl y el Iztaccíhuatl, siendo en lo general de poco caudal y no navegables.

SUELOS

Los suelos del área de Cholula de encuentran dentro de los limites Al Oeste el Popocatepetl y el Iztaccihuatl; al este el volcán de la Malinche y la región de Valsequillo, al norte a parte sur del estado de Tlaxcala y al Sur la parte mas baja donde se encuentran los poblados de San Buena ventura, Chipilo, Tlaxcalanzigo y en la extremidad oriental Valsequillo, los suelos de la región se encuentran erosionados.

Actualmente el área es cultivada intensivamente por los pobladores de tal manera que en algunos casos solo se encuentran manchones en la tierra erosionada.

La parte oeste de la región presenta en su superficie un deposito pumitico, este depósitos encuentra desde Ozolco y Azteca, en su parte baja se encuentra desde San Buenaventura parte oeste el cerro del Tecajete y Loma Tomalintla, continuando, al parecer en una línea alrededor del Popocatepetl.

La primera región estaría limitada en su parte baja por Huejotzingo y San Buenaventura en ella se encontrarían los depósitos pumíticos y fluviales

Sobre estos depósitos se encontrarían actualmente las ordenes de suelo Inceptico suelos pocos desarrollados, recientes y con horizonte pumitico presentan mezcla de pómez, ceniza volcánica basáltica producto de erupciones en torno a estos suelos, cuya área se acuña hacia la población de Huejotzingo.

Segunda y Tercera Región estaría separadas por una línea que partiendo del cerro de Tecajete pasa por el Zapotecas, hasta la parte norte de la ciudad de estos suelos pertenecen al orden de los Fluvisols pero tienen su superficie erosionado, por lo que no quedan dentro del mismo Suborden en esta región el cultivo es muy intenso, presenta una superficie erosionada y afloran en grandes zonas los paleo suelos, o bien cenizas volcánicas basálticas.

FAUNA DE CHOLULA

La mayor parte del área estudiada esta complementada alterada por el uso de la tierra ha hecho el hombre desde tiempos prehiapanicos, principalmente en las partes ajas del llamado Valle de Cholula, nos puede dar un ejemplo de las alteraciones que el clima ha venido sufriendo y que se refleja posteriormente en el tipo de fauna y vegetación. La fauna del área se puede dividir en dos grandes grupos: uno con afinidades Nearticas , o sea décimas fríos, y otro de afinidades Neotropicales de climas cálidos.

La fauna Neartica se puede dividir en dos grandes grupos, el primero que actualmente habita en las partes altas del Popocatepetll e Iztazihuatl, en los bosques de pino y oyamel y se caracterizan por las especies siguientes:

ANFIBIOS

-Pseudoeuryces leprosa

-Chiropteotriton chiriptera

OFIDIA

Antilla Calamarina

Sistrurus ravus

LACERTILLA

-Eumeces COPEI

-Gerrhonotus imbricatus

MAMÍFEROS

-Sorex saussurei

-Cryptotis alticola

-Romerolagus diazi

-Sciurus Nelson

-Pappogeomys merriami

-Reithrodontomys merriami

-Microtus mexicanus

La extensión de esta fauna sobre el valle de cholula no se ha determinado todavía por falta de un trabajo de campo más intensivo.

El segundo grupo de la fauna Neartica se encuentra en la falda de la Malinche, en donde la vegetación es pino-encino. Esta fauna no es muy deferente en la sierra nevada, aunque existen algunas especies características e ella, que a continuación se enlistan:

ANFIBIOS

Pseudoeurycea gadovii

OFIDIA

Microtus affinis

LACERTILLA

-Sceloporus mucrunatus

-Eumeces Iynxe

MAMIFEROS

-Sorex s. Veraecrucis

-Criptotas mexicana

-C. micrura

-Spermophilus perotenis

-Sciurus ocultas

-Pappogeomys Phillips

-Peromycus leucopus

-P. boylii

Por ultimo tenemos la fauna de tipo neotropical que esta mejor presentada en el área de Atlixco y caracterizada por todas las especies que se asientan en las parte cálidas del río Balsas y las cuales penetran a cholula por la parte de Atlixco

ANFIBIOS

-Tomodavtylua nitidus

-Phyllo medusadacnicolor

OFIDIA

-Leptotyphlops maximus

-Coniophanes lateritus

-Microrus laticollaris

LACERTILLA

-Phynosoma taururs

-Sceloporus spinosus

-Urosauros spinosuss

-Urosaurus Bicarinatus

MAMÍFEROS

-Didephis marsupiales

-Sciurus poliopus

-Liomys irroratus

-Oryzomys palustris

-Sigmodom hispidos

Las faunas mencionadas se encuentran en los vértices de un triangulo en cuyo centro se encuentra Cholula por lo que el estudio de los restos óseos que se pueden rescatar de las excavaciones, principalmente los pequeños vertebrados, nos puede dar una idea de la extensión de cada una de estas faunas

TIPOS DE VEGETACIÓN

El estudio botánico se realizo en el valle de Cholula , se ha dado preponderancia a ciertos tipos de vegetación, por tal motivo la enumeración florística es muy desigual. A continuación citamos algunos tipos de vegetación que se han distinguido:

TUNDRA: Este tipo de vegetación de ha observado en las cimas de Iztaziuatll, Popocatepetll, Malinche las especies más comunes encontradas son:

-Mahaonia trifolia

-Lithospernum distichum

-Callitriche heterophylla

-Arenari bryoides

-Arenari spp.

-Astranthium mexicanum

-Bides anthemoides

-Senecio ellidifolus

-Carex bonplandii

-Gentiana perpusilla

Incluye también plantas inferiores como líquenes y musgos que no se han identificado todavía.

PASTIZAL ALPINO esta comunidad está caracterizada por macollos de sácate de los géneros FESTUCA, MUHLENBERGIA Y AGROSTIS, se desarrolla sobre ceniza volcánica suelta en una latitud de 3.700m

PINAL ALPINO Caracterizado por un estrecho arbóreo de 30m de alto, dominado por Pinus hartwetgii , esta comunidad es bastante homogénea y es notable la abundancia de plantas inferiores como liquenesdel genero Usnea y algas cloroccocalesque revelan unahumedad ambiental muy alta.

BOSQUES DE ABIES Esta comunidad esta caracterizada por la dominacon de Abis religiosos en el extractó arbóreo, el cual alcanza una altura de 35m. Esta comunidad es muy rica en especies.

Su amplia latitudinal se extiende desde 2,800 hasta d3,400m probablemente el Tejocote Crategus mexicana, pertenece a esta comunidad.

BOSQUES DE PINO Y ENCINO. La comunidad que se incluye bajo este nombre esta representado actualmente OR cañadas y laderas escaparadas, ha sufrido influencia del hombre pues los terrenos que debió ocupar son susceptibles de cultivo, en algunos sitios es posible observar Pinus tejocote y Quercus rugosa.

Una variante de este tipo de asociación se observo en el pedregal Sé de las faldas del Popocatepetl.

PASTIZAL SECUNDARIO: Este tipo de comunidad ha surgido como consecuencia de la tala inmoderada del bosque de pino y encino las especies de gramíneas que lo forman son:

Bouteloua gracilis

Bouteloua curtipendula otros acompañantes incluyen a Bouteloua hirsuta, Salvia.

Como remantes de la probable vegetación de la planicie existen enclaves de un matorral espinoso caracterizado por Opuncia, mimosa.

MATORRAL SUBTROPICAL: Hacia el sur del valle de Cholla, Atlixco es posible observar una comunidad con elementos subtropicales caracterizada por Bursera Schlechtendalii, Ipomeoea arbórea, Agave feroz.

Las plantas ruderales son numerosas:

-Tithonia tubaeformis

-Cuphaea arquipetala

-Argemone grandífloro

-Ambrosita áptera

-Bidets pilosa

-Cynodoy cilocton

El análisis polínico es un estudio dependiente de los conocimientos ecológicas actuales sobre todo cuanto se refiere a su interpretación. De manera tal que el material colectado se han separado flores y botones florales para elaborar la colección de comparación de granos de polen.

CLIMA

El clima en la parte baja del Valle de puebla es templado con inviernos secos y veranos, en las partes mas elevadas es decir, en las laderas de los volcanes y hasta los 4000 metros prevalece un clima lluviosos con estaciones secas no aparentes.

El Valle de Puebla, por lo tanto, por lo tanto la ciudad de Cholula por ubicación cercana a los Volcanes ha sufrido los estragos cada vez que éstos muestran alguna actividad ; En tiempos históricos es mencionado por los conquistadores cuando al estar en Tlaxcala ven asombrados como el Popocatepetll lanza llamas piedras y ceniza, además de los temblores que lo acompañan, motivando que uno de los capitalinos de Cortés, Diego de Ordaz, pidiera licencia para investigar más de cerca el fenómeno y llegara hasta la boca del Volcán.

Gracias a esta actividades ha establecido en la zona de Cholula, principalmente donde se encuentra la Gran Pirámide un área de transición en donde existe material indiferenciado; se trata de una franja de uno o dos kilómetros de largo con una orientación de NESW formada por ceniza y lepilli perteneciente tanto a las erupciones del Popocatépetl cono de la Malinche, dando a demás pié a que la región sea cubierta de aluvión reciente.

PIRÁMIDE CHOLULA

La pirámide de Cholula es el monumento de mayores dimensiones que existe en México, y aun cuando ha sido conocido desde hace mucho tiempo casi no había sido explorado ante los trabajos a que vamos a referirnos.

La Pirámide de Cholula está situada a los 19º 03´25´´ de latitud y a los 98º 18´06´´ al oeste del meridiano de Greenwich, o lo que es lo mismo 0o 49´ 55´´ al oriente del meridiano de la Ciudad de México. La Meseta de la pirámide esta a la altura de 2,200m sobre el nivel del mar.

La pirámide se levanta en la actual población de Cholula a unos 12Km al poniente de la ciudad de Puebla a primera vista parece ser una pequeña eminencia natural, sobre la cual se levanta el cerro de los Remedios. Hernán Cortes describe la pirámide que a su llegada estaba en uso y que se levanta en un lugar en que hoy existe el Convento Franciscano y la Iglesia de San. Gabriel.

Motolinia describe así En lo alto estaba un Teocali viejo pequeño y desbaratárosle y pusieron en su lugar una cruz alta, la cual quebró un rayo y tornando a poner otra, y otra que también las quebró en la tercera yo fue testigo descopetarón y cavaron mucho en lo alto a donde hallaron muchos ídolos e idolatrías o poseídos por el demonio, y por ello lo confundí a los indios diciendo que por los pecados en aquel lugar cometidos no quería Dios que allí estuviese su cruz; después pusieron allí una gran campana bendita y no han venido mas tempestades y rayos después que la pusieron.

Gabriel Rojas Corregidor de Cholula señala En un cerro que hay en esta ciudad en lo alto del una ermita que allí tenían hecha estaba un ídolo llamado CHICONAUTIQUIATL que significa el que llueve mucha veces por que al llover laman quiatll y el número nueve dice CHICONAHUE a este hacían oración cuando tenían falta de agua y sacrificaban niños de edad de seis a diez años y cuando los sacrificaban los subían al cerro en procesión donde iban unos viejos cantando y delante de aquel ídolo habría un niño con una navaja y sacaban el corazón salmaban al ídolo y esto lo repetían cada vez que les faltaba el agua.

En un códice que se encuentra en el Museo de Choula dice “Ya estaban cuando llego llegó el tolteca al Tlahchihualtepet” tal vez el nombre original del monumento.

Aunque las iglesias de Cholula llaman mucho la atención, el influjo de su pirámide es a todas luces mayor. No falta en ello razón, pues se trata de uno de los monumentos más grandes de la humanidad, formado por varias pirámides que se fueron superponiendo en seis siglos hasta convertirlo, hacia el siglo IV, en un basamento de 450 metros por lado con una altura de 65: dos veces mayor que la pirámide del Sol, en Teotihuacan, y cuatro veces más grande en volumen que la de Keops, en Egipto.

Dedicada a Chiconahui Quiáhuitl, un dios de la lluvia, la pirámide ya estaba oculta cuando Cortés llegó a Cholula. Era usual que cada nueva generación, tal vez marcada por el inicio de un ciclo solar, hiciera una nueva pirámide sobre la anterior, cubriéndose ésta con adobe. De tal costumbre vino a la ciudad -fundada en el siglo V a.C. por olmecas-xicalancas- su nombre primitivo de Tlachihualtépetl ("cerro hecho a mano"). Huyendo de la barbarie chichimeca, hasta ahí llegaron en el siglo XII los toltecas, y hallaron no sólo un refugio sino un sitio de reflorecimiento, cuya hegemonía conquistaron pacíficamente, a fines del siglo XIII. Cholollan, o "lugar de los que huyeron", fue el nuevo vocablo con que se designó a la urbe, en la que muy rápido prendió el culto a Quetzalcóatl, cuyo templo se erigió muy cerca del cerro bajo el cual yacía la pirámide.

Aunque los españoles se percataron de lo que había en las entrañas de aquel montículo, la empresa de acabar con una obra de siglos se reveló superior a sus fuerzas. Se contentaron así con edificar encima una iglesia, que en 1594 ya estaba dedicada a la Virgen de los Remedios. Reconstruida entre 1864 y 1874, tras un terremoto, es la iglesia que hoy vemos desde lejos, blanca y airosa, con sus altas torres y sus cúpulas esmaltadas. 

En 1931, la pirámide comenzó a explotarse por el arquitecto Ignacio Marquina; después de 25 años se perforaron ocho kilómetros de túneles y se descubrieron siete pirámides superpuestas. En la segunda se halló el Mural de las Mariposas. En un edificio anexo se encontró el Mural de los Bebedores (56 x 2 metros), con más de cien figuras antropomorfas que escenifican una ceremonia en honor de Octli, el dios del pulque. En el museo de sitio se pueden ver las réplicas de ambos murales y una maqueta del conjunto piramidal, incluyendo el patio donde hay tres altares de mármol, uno de ellos horizontal, de diez toneladas y una sola pieza, con la serpiente emplumada en su orilla, señal de ser obra tolteca y de haberse dedicado a Quetzalcóatl.

La venerable Cholula, a cuyo mercado se recomienda ir en miércoles o en domingo, cuando los marchantes llegan a ofrecer sus semillas y legumbres frescas, se halla a 13 kilómetros de la capital poblana, por la vía recta o "ruta Quetzalcóatl".
 

 

MUSEO DE SITIO DE LA CIUDAD DE CHOLULA

LEYENDA SOBRE SU FUNDACION

En la época del diluvio moraban sobre la tierra los gigantes; muchos perecieron sumergidos en las aguas ... sólo siete hermanos se salvaron en las grutas de la montaña de Tláloc ... XELHUA el gigante fue al sitio que después se llamó CHOLOLLAN, y con grandes adobes fabricados en TLALMANALCO... y conducidos de mano en mano por una fila de hombres... comenzó a construir la pirámide en memoria de la montaña donde fue salvado. Irritado TONACATECUTLI, padre de todos los dioses porque la obra amenazaba con llegar a las nubes, lanzó el fuego celeste y con una gran piedra en forma de sapo, mató a muchos de sus constructores... dispersándose los demás y no pasó adelante la construcción... El monte artificial subsiste todavía atestiguando el gran poder de XELHUA...CODICE VATICANO b 3773. El valle cholulteca fue fundado 500 años A.C,, construyéndose en él edificios piramidales, desde principios de esta era hasta el siglo XVI. Cada grupo étnico imprimió sus características arquitectónicas. Cholula se ha traducido a la lengua náhuatl como «agua que cae en el lugar de la huida». Esto tiene relación con la llegada al valle de grupos toltecas después de su expulsión de Tula alrededor del año 1,000 de nuestra era. Fueron precisamente los toltecas quienes formaron aquí el mayor centro ceremonial del Anáhuac, convirtiéndola en la ciudad sagrada, La mayor pirámide del mundo indígena fue dedicada al dios Quetzalcóatl; ahora la vemos como sí fuera un cerro natural que ofrece a la vista una importante altura de 62 metros formada por ladrillos de adobe con aproximadamente 400 metros por lado en su base. Así es como Cholula presenta diferentes construcciones de acuerdo con la época y con la cultura dominante que formaron la pirámide en pisos sobrepuestos de acuerdo con cada estilo, entre los que se pueden apreciar el OLMECA y el TEOTIHUACANO. La pirámide se ha explorado por medio de túneles y se han descubierto varias superposiciones constructivas como sucede en otras construcciones prehispánicas, ya que la cultura dominante cubría a la anterior Actualmente este cerro artificial está rematado por un santuario dedicado a la Virgen de los Remedios que fue construido en 1594, y que debido al terremoto de 1864 en el que quedó totalmente destruido y sólo se conserva una pequeña capilla, se reconstruyó el templo con un estilo de arquitectura del siglo XIX. En este museo de sitio se encuentra una maqueta central que describe los cuerpos superpuestos del centro ceremonial, muestras de cerámica, restos óseos, la réplica de uno de los murales descubiertos en el interior de la construcción.

HISTORIA DE LAS EXPLORACIONES

La gran tradición que ha existido siempre acerca de la pirámide, unida a las enormes dimensiones del monumentos de los que lo reden formado un completo sistema, la falta absoluta de exploraciones y de datos que pudieran relacionarse con los monumentos de otros culturas conocidas como, así como las sugestiones varias veces manifestadas por distinguidos arqueólogos para que se estudiara y se exploraba, iniciando las exploraciones en el mes de septiembre de 1931, en cardos de las exploración el arquitecto Ignacio Maquina desde luego fue difícil por la erosión de la tierra por los caminos destruidos del lado norte y las numerosas rampas que había para ascender a la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios

La complicación de los diversos elementos constructivos era tal, que no permitía formarse una idea general de monumento por lo cual se prefirió continuar por medio de dos grandes túneles uno de norte a sur, y el otro de oriente a poniente, por los ejes principales de la pirámide.

El túnel norte- sur fue cortando dos estructuras en talud y más tarde una mejor conservada, cuyo lado fue posible seguir y que pertenecían a una gran pirámide con escaleras en cada uno de sus cuerpos, atravesando el núcleo de esta pirámide aparecieron taludes de otra más antigua, la que a su vez tenía una estructura de tipo semejante, los resultados de esta primera excavación se dan a conocer en el XVII CONGRESO DE AMERICANISTAS que se celebro en México en el año de 1956 en que se alcanzo una longitud de 8,000m.

Mas tarde en una segunda exploración el primer edificio explorado en esta misma región consistió en un pequeño basamento de un solo cuerpo de talud con una moldura como remate en la parte superior y una pequeña escalera en la parte poniente con seis escalones limitados Este edificio designado como él número 1.

Se continuo la exploración en la plataforma de la pirámide y comenzó a descubrirse el edificio designado numero 2 que consistió en 3 grandes grupos, los dos primeros en talud que corre de norte a sur hasta una esquina en que da vuelta en 90º hacia el este para formar un ángulo interior también de 90º y continuar hacía el sur.

Sobre la misma plataforma, al oriente de la anterior se localiza el edificio numero 3 su estructura consiste en tres cuerpos, el primero un gran alud que remata en el pasillo y de ahí arranca los dos cuerpos restantes y una especie de tableros de color Ocre, Verde y Ro

DIVISIÓN DE CHOLULA

Para su estudio Cholula se ha divido en la historia del desarrollo cultural, en Horizontes, y éstos a su vez en fases culturales.

HORIZONTE: PRECLÁSICO MEDIO

Fase: TLATILCO........... 500 a 200 a.C.

PRECLÁSICO SUPERIO

Fase: TICOMAN........... 200 a 100 a.C.

Fase: PROTO-CHOLULA.100 a.C. a 0 d.C.

HORIZONTE: CLÁSICO

Fase: CHOLULA I........... 0 a 200 d.C.

Fase: CHOLULA II...... 200 a 350 d.C.

Fase: CHOLULA IIA.... 350 a 450 d.C.

Fase: CHOLULA III .....450 a 500 d.C.

Fase: CHOLULA IIIA... 700 a 800 d.C.

HORIZONTE: POSTCLASICO

Fase: CHOLULTECA I... 800 a 900 d.C.

Fase: CHOLULTECA II. 900 a 1325d.C.

Fase: CHOLULTECA III.1325 a 1500d.C.

RESTOS ENCONTRADOS

Se tiene también evidencia arqueológica de ocupación que viene desde el Horizonte Preclásico Medio (500 a 200 a.)C.) consistiendo en dos pequeñas aldea ubicadas en los márgenes de la antigua laguneta, una de ellas se localiza bajo el lugar donde se encuentra la esquina Noreste de la Gran Pirámide de Cholula y en la que se detectaron restos de Bajareque y fragmentos de pisos aplanados rudamente con lodo. La segunda aldea se localiza en los terrenos de la UDLA (Universidad de las Américas Puebla) al oriente de la ciudad de Cholula, consistió básicamente en una pequeña aldea ubicada en la ribera de una laguna de poco fondo.

De acuerdo con las investigaciones los restos mas antiguos que se encontraron durante las excavaciones realizadas en Cholula apartir del mes de septiembre, corresponden a la llamada Cultura arcaica en su fase más antigua; haciendo la aclaración de que individuos de esta Cultura fueron también los fundadores de los primeros asentimientos en el Valle de México, por lo que comparten costumbres, economía, religión etc.

Para el Préclasico superior vemos que continua las dos primeras aldeas y se advierte ya una primera estructura ubicada bajo la Gran Pirámide; esta estructura es conocida como La Conejera, tiene planta cuadrada y mide aproximadamente 120 metros por lado, su cara principal mira al Poniente y muestra una desviación en su eje de 24º del Oeste al Norte, están formados por cinco cuerpos de aproximadamente 2.50 metros de altura cada uno, con escaleras limitadas por albardas en su fachada Poniente.

Posteriormente le son agregados dos cuerpos formados por una amplia meseta superior a una altura de 18 metros sobre el piso original, modificando la decoración que se agregó dos tableros semejantes a los de Teotihuacanos sólo que con doble moldura y su interior decorado con insectos, al parecer chapulines, encontrados de tal manera que al verse de frente forman cráneos humanos; los colores utilizados: Rojo, amarillo y negro. Estos adosamientos fueron construidos ya durante la fase Cholula II juzgando los materiales utilizados.

A esta fase debe corresponder también el Edificio F localizado en la parte Poniente de la Gran pirámide a manera de adosamiento, y en el que además de talud y tablero, con doble moldura, decorado con diseños entrelazados, también podemos apreciar su lado Sur insectos formando cráneos, como en la estructura anterior. Por la distancia y relleno que existe entre ambas estructuras podríamos pensar que habría espacio entre una y otra, pero al repetirse la decoración en forma tan detallada y exacta creemos que a lo más los deben separar unos cincuenta años. Noguera advierte una clara separación entre los vestigios Preclásico de los primeros pobladores y los del Horizonte Clásico, a los que relacionados con Teotihuacan, señalando con ello un abandono del sitio que debió ocurrir en los últimos siglos anteriores a la era Cristiana, de tal manera que cuando llegaron los segundos pobladores de Cholula, existe ya una capa de tierra sellando los primeros vestigios. Estos nuevos pobladores es posible tengan algo que ver con los habitantes del Valle Poblano - Tlaxcalteca.

En los próximos 300 años (100 a.)C. a 200 d. C.) y en lo que comúnmente llamamos Preclásico terminal Opto-Cholula o Cholula I, Cholula muestra un lento crecimiento; de acuerdo con los datos obtenidos durante la excavación de diversos túneles hechos durante la excavación.

Pertenece también a la fase Cholula II un edificio de más de 70 metros de largo con frente al Oriente y a una altura de 2 metros sobre el piso original del Patio de los altares, formando dos cuerpos escalonados casi destruidos cuyo frente se encuentra totalmente pintado representando una ceremonial en la que los personajes se encuentran sentados libando posiblemente pulque.

Se trata de un Mural de aproximadamente 56 metros de largo, con una altura original de 2.50 m. y en donde aparecen uno 100 individuos sentados en una banca, en grupos de dos en dos, vestidos únicamente con una faja en la cintura, grandes tocados, máscaras, orejeras y collares: de la banca cuelga un tapiz con diversos dibujos que se repiten abajo en cada grupo los colores brillantes predominando el rojo como fondo, el ocre para los cuerpos de los personajes y el azul para las faldas. Orejeras y ornamento de tapiz.

Así también en la última época antes de ser abandonado se colocaron tres estelas de piedra labrada y decorado con serpientes, similares a los representados en el Tajín, mismas que delimitan el patio por el lado Oriente poniente y por el norte dejando al descubierto el extremo sur, se encontraron lozas diferentes una de las cuales estaba colocada en el suelo y la otra pegada en su extremo Oriente, pero en forma vertical; la primera de ellas tienen forma rectangular; mide 2. 89m de largo por 2.59 m de ancho y 34cm. De grueso, decorado con motivos de bajo relieve representando ganchos entrelazados y que aparecen únicamente en su canto.

Durante la fase Cholulteca I (800 a 900 d.C.) continúa Cholula con una ocupación mínima se han detectado evidencias de ella en la parte sureste de La Gran Pirámide en San. Andrés y San Pablo Tecama, de estos habitantes se menciona Que era la gente que tenia filiación cultural no perteneciente a ninguna del Valle de México, sino mas bien a las de el Occidente, Cabe señalar también un asentamiento en el Cerro Zapotecas, ubicado a unos cuantos kilómetros al Poniente de Cholula y en donde se debieron refugiar los últimos habitantes, que aun quedaban en Cholula al finalizar el Horizonte Clásico a la llegada de los Olmecas xicalancas

RESTOS OSEOS ENCONTRADOS EN CHOLULA

Se encontraron 42 cajas de restos óseos animales para su estudio de los cuales después de reconstruirlos se han identificado un total de 2,175 huesos de diferentes.

El material estudiado hasta ahora muestra 18 géneros de animales diferentes, de los cuales seis pertenecen a los animales domésticos; los restos precedentes de 26 capas y las 4 ultimas se consideran no perduradas.

Los animales domésticos representaban el 17.74 % del material identificado, el cual se reparte en seis géneros:

NOMBRE No. De huesos

-Felis domestica Gato 1

-Equus Caballo 34

-Sua scrofa Cerdo 3

-Capra Chivo 38

-Ovis Borrego 42

-Bos taururs Vacuno 372

La fauna silvestre identificado hasta ahora en su mayoría corresponde a la que en la actualidad se registra en la región sólo el berrendo es el único género que en la actualidad ha desaparecido totalmente del centro de la Republica.

Por orden taxonómico los géneros identificados son:

ORDEN MARSUPIALIA

Didelphys marsupiales Tlacuache raro


ORDEN LAGOMORPHA

Sylvilagus floridanus Conejo escaso

Lupus Mexicanus Liebre escaso

ORDEN RODENTIA Ardilla raro

ORDEN CARNÍVORA

Canis Perro coyote abundante

Bassariscus Cacomiztle raro

Felis Puma-ocelote-Jaguar raro

Lynys rufus Lince raro

Total de huesos identificados por capas:

Capa I 59 Capa XII 50

Capa II 210 Capa XIII 21

Capa III 224 Capa XIV 97

Capa IV 173 Capa XV 38

Capa v 195 Capa XVI 31

Capa VI 189

Capa VII 189

Capa VIII 142

Capa IX 128

Capa X 81

Capa XI 142

Además se han separado restos de peces, tortugas y aves.

CERÁMICA

Siendo Cholula un asentamiento con ocupación casi interrumpida desde el siglo V antes de cristo hasta nuestros días, no es de extrañar el desarrollo alcanzado en su cerámica a través del tiempo; es cierto también que imprimen un sello propio que la distinguen y afama.

Como en todo asentamiento existe en Cholula cerámica monocromaza de uso domestico, pero es la de uso ceremonial la que distingue el sitio, predominando entre ellas las vasijas de diversas formas platos, copas, cajetes, sahumadores etc. Bellamente de corados con pintura policromada colocada sobre un fondo blanco que a menudo se desprende por haber sido puesta después de la cocción.

La decoración también variada, incluye motivos geométricos, naturales y simbólicos de tal manera que una vasija puede tener plumas de águila en su borde exterior, xicacolhiuquis en el centro y la representación de una mariposa en su parte inferior, como una muestra de la riqueza creativa del pueblo Cholulteca.

Tips y recomendaciones sobre Cholula

La manera más fácil de llegar a la ciudad de Cholula desde la ciudad de México, es por la autopista México-Puebla, tomando la desviación correspondiente, poco antes de llegar a la capital del estado.

La zona arqueológica de Cholula no es muy grande por lo que su recorrido no es muy pesado. Sin embargo, recomendamos no olvidar el calzado y la ropa adecuada para poder deambular libremente por las estructuras piramidales.

Durante gran parte del día, el clima de la región es templado; más por las tardes, el clima se torna algo frío, por lo que no olvide llevar en su equipaje alguna chamarra, suéter o rompevientos.

La ciudad de Cholula es una vistosa localidad que, al igual que el resto de los rincones poblanos, se caracteriza por la hospitalidad de sus habitantes, quienes con seguridad, le harán pasar un estancia placentera en cualquiera de los hoteles y restaurantes del lugar.

Popocatépetl e Iztaccíhuatl
El eje del mundo prehispánico

Salvador Rueda Smithers

En el año 1 caña, 1519, se reunieron en Amecameca los señores de los pueblos de la región con motivo de la venida de los blancos barbados por el oriente. Por consejo de los dioses, fueron a darles encuentro a los españoles en Cuahichac, en el paso del Izcateptl y del Popocatépetl según cuenta el relato del cronista Chimalpin.

l lugar del encuentro, no fue escogido al azar puesto que para la mentalidad indígena este era una área de frontera cuya separación daba identidades propias es los planos mítico-histórico. En el mundo prehispánico, los volcanes son protagonistas principales y los mitos cosmogónicos dan prueba de ello. Uno de ellos dice que fue en esta región volcánica conocida comoTamoanchan donde al principio de este Sol, Quetzalcóatl molió los huesos divinos y se sangró para dar origen a los hombres y donde además, les dio el maíz.

Hay también una interpretación colonial que dice que, de acuerdo con el relato de los ancianos, los olmeca-xicalanca llegaron a las estribaciones del Popocatépetl e Iztaccíhualtl buscando el suelo florido de la suave vida que se llama Paraíso Terrenal y que cuando arribaron allí, alcanzaron a ver de donde manaba el agua. Otro mito, el de la huida a Tlapallan de Quetzalcóatl y la caída de Tula, sitúa un pasaje entre los volcanes, donde el hombre-dios dejó sus huellas en una piedra. Un relato mítico mas, habla de la relación entre el paraíso de Tláloc y el volcán.

Prácticas en el espacio sagrado

Vivir en vecindad con el paraíso Tamoachan entrañaba ciertas obligaciones, una de ellas era la de cuidar los ritos y las fuentes del agua. Los olmeca- xicalanca-xochiteca- quiyahuizteca-cucolca establecieron un adoratorio, el Chalchiuhmomoztli. En el adoratorio había un manantial sagrado, vigilado por estos extraños hombres, quienes tenían la capacidad para volar; además practicaban las artes de la brujería y podían tomar aspectos de fieras y bestias. Pero los chichimecas, al llegar a la zona pelearon con ellos y los derrotaron, flecharon al manantial y éste se secó.

Doble física: dioses-volcanes

Hacia el último siglo de la época prehispánica, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl son protagonistas vivos del mundo nahua. Ambos son dioses y testigos. El Popocatépetl se distinguió por ser un cerro al que reverenciaban los indios, pues simbolizaba fuentes de poderes relacionados con el agua y el dios vivo representable. El Iztaccíhuatl, era en si una diosa, la Mujer Blanca, y tenía sus adoratorios y sacerdotisas propias.

La fiesta de cerros, el Tepeihuitl, era su ceremonia. Esta, tenía lugar en la fecha que corresponde a los inicios de cosecha. Se hacían ofrendas con copal y después de rociar maíz a los cuatro rumbos bailaban y pedían buenas cosechas, además de ahuyentar tanto al hambre como a la hartura. También sacrificaban niños y esclavos.

El Mundo Profano

Las tribus nahuas se asentaron tanto de uno como del otro lado de los volcanes. De hecho, el Popocatépetl e Iztaccíhuatl partían al mundo nahua en dos: los chichimecas y los quiname, hombres de gran estatura. Ambos pueblos fueron derrotados por los recién llegados quienes de inmediato, tomaron posesión.

Ser poseedor de las montañas resulto atractivo puesto que la naturaleza de los volcanes era "la mejor de la tierra" tanto por la temperatura como por la fertilidad y la riqueza de sus aguas. La gran variedad de arboles y la fertilidad de las tierras se vieron reflejadas en las exigencias tributarias de los mexicas.

Grabadas en la memoria quedaron las erupciones y fumarolas del volcán: el suceso coincidía con la muerte de uno de los fundadores de México, Tenuch cuando además hubo plagas de langostas y sequía en Chalco.

Moctezuma, a costa de varias vidas, logró saber como era el cráter del Popocatépetl. Los sobrevivientes relataron que el cerro estaba lleno de hendiduras que dejaban escapar el humo, le contaron que desde la cumbre se veía el mar.

Los signos del Dios

Fue memorable el cometa que se vio al oriente, por sobre el volcán. De hecho, se le considera uno de los augurios de la llegada de los españoles. Los informantes de Sahagún dijeron que era una llama, en forma piramidal que se vio todas las noches durante cuatro años. Más tarde Orozco y Berra interpretaron el suceso como una erupción del volcán Popocatépetl, interpretada como cosa maravillosa y perteneciente al cielo.