Chip experimental, García iBarba

Literatura catalana. Quique. Teresa. Juegos de ordenador. Resumen. Estructura. Descripción de personajes

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Biografía del autor

Nació en Barcelona.

Es Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona, Diplomado en Interpretación por el Institut del Teatre de Barcelona y ha asistido a numerosos Seminarios de Dramaturgia dirigidos e impartidos por José Sanchís Sinisterra en la Sala Beckett de Barcelona.

Ha sido guionista de Estació d'Enllaç para TVC, de Compañeros para Antena 3, de El Cor de la Ciutat para TVC, de Un paso adelante para Antena 3, de Los Serrano para Telecinco, de Mesa para Cinco (adaptación de la serie americana Party of five) para La Sexta y ha sido guionista de Yo soy Bea para Telecinco.

Tema del libro

Había una vez una familia formada por el padre, Agustín, la madre, Berta, el hijo, Quique y la hija, Teresa.

El padre es informático, pero está en paro, así que, la madre, que es profesora, lleva el peso de la economía de la familia. Los dos hermanos se llevan muy mal y la madre está siempre riñéndoles.

Quique y Teresa comparten aventuras con dos personajes de juegos de ordenador, gracias a un invento del padre.

Resumen del libro

Quique y Teresa se peleaban por probar el nuevo chip que había instalado su padre en el ordenador. El chip estaba diseñado para jugar con una alta definición de imagen. Agustín iba a seguir contando algo sobre el chip, pero Teresa le interrumpió. Entonces, Agustín y Berta se tuvieron que ir a una cena de antiguos compañeros de la universidad.

Fuera había tormenta.

Quique y Teresa seguían peleando: Quique metía su juego preferido, Fredi, y Teresa lo sacaba y metía el suyo, Vilma Stronger. Teresa se despistó y metió los dos juegos a la vez en la disquetera, entonces… un rayo cayó en el ordenador y empezó a arder. Toda la habitación se llenó de humo y cuando por fin consiguieron abrir los ojos, vieron a Vilma Stronger y Fredi inconscientes fuera del ordenador.

La primera en despertarse fue Vilma Stronger, creyó que ellos eran unos enemigos. No se había dado cuenta de que estaba fuera del juego.

Fredi se despertó. Vilma también le tomó por un enemigo y le ató, junto con Quique y Teresa, a unas sillas. Como Vilma no se creía que no eran enemigos, Quique y Teresa decidieron decirle a Vilma y Fredi que eran personajes salidos de un juego de ordenador. No se lo creen, pero al final Teresa convence a Vilma y les suelta para demostrarlo. Teresa les pide que vayan hacia la puerta, entonces mueve el ratón y Vilma y Fredi cambian hacia la dirección a la que apunta el ratón.

Vilma y Fredi están muy deprimidos. Quique y Teresa les están consolando y suena una ambulancia fuera. Nadie se preocupa. Siguen consolándoles y vuelve a sonar la ambulancia. Y al rato otra vez. Como no saben qué pasa, Teresa pone la radio y escucha que hay una epidemia de malaria en muchas ciudades importantes y que los personajes de Vilma Stronger y Fredi han desaparecido de sus juegos. Entonces los dos hermanos y los personajes se dieron cuenta de que no sólo lo han salido Vilma Stronger y Fredi del juego, sino que ha salido el juego entero con ellos.

Están todos callados cuando de repente, la pantalla se encendió y apareció Murloch, el enemigo de Vilma. Éste les dijo que el antídoto que robó Vilma es un material virtual y en la vida real no existe.

Los cuatro amigos creían que estaban perdidos. Fredi se fue a sentar en una caja pero cedió y se rompió. Fueron a ver si se había roto algo de dentro de la caja, pero lo que vieron fue una especie de cascos de moto. Se quedaron pensando y Quique averiguó lo que era. Eran unos cascos para jugar con el chip que había instalado Agustín. Entonces tuvo una idea: como fuera seguía habiendo tormenta, si conectaba los cascos al ordenador y se los ponían Vilma y Fredi, podría haber otro cortocircuito y devolverles a sus juegos. Y así pasó.

La luz se fue y cuando volvió, vieron que ya no estaban Vilma y Fredi, y los cascos estaban en el suelo. Pusieron la radio y escucharon que un agente secreto había entregado la cura para la malaria. El locutor también decía que Epsilon, la empresa creadora de los personajes de Vilma Stronger y Fredi, ya volvían a estar en las pantallas y que habían recibido un correo electrónico del diseño de un chip que revolucionaría el mundo de los juegos virtuales. Pronto llamarían al creador, Agustín García, para encargarle nuevos proyectos.

Entonces llegaron Agustín y Berta y vieron la habitación tan desordenada. Les mandaron recogerla y les iban a castigar, pero en ese momento sonó el teléfono. Eran los de Epsilon y llamaban para ofrecer trabajo a Agustín.

Estructura del libro

Introducción:de la página 37 a la 51

Nudo:de la página 52 a la 102

Desenlace:de la página 103 a la 111

Descripción de los personajes

Quique:tiene catorce años, el pelo desaliñado, con gorra y ropa ancha. Es desobediente y va de duro. No se le dan bien los estudios. Se mete con su hermana, aunque en realidad la quiere. También quiere a sus padres.

Teresa:tiene trece años y el pelo largo y negro. Es un poco pija. Es estudiosa, obediente y educada. Aunque también se mete con su hermano, en el fondo le quiere mucho.

Agustín (Padre):tiene unos cuarenta años y el pelo muy desaliñado. Es cariñoso y permisivo y le cuesta imponerse.

Berta (Madre):también tiene unos cuarenta años y el pelo corto y rizado. Aunque quiere a sus hijos, siempre le toca reñirles y castigarles.

Vilma Stronger:tiene unos veinticinco años y el pelo corto. Es atractiva y tiene un cuerpo atlético. Es dura, pero a veces se siente frágil y necesita cariño.

Fredi:también tiene unos veinticinco años, pelo muy arreglado y ropa muy cuidada. Es algo bajito. Es simpático y seductor.

Murloch:es un hombre de mediana edad, calvo y lleva gafas de sol negras. Es ambicioso y cruel.

Apreciación personal

Este libro me ha gustado. Es entretenido y divertido y tiene bastantes momentos graciosos. También me ha gustado que el escritor emplee expresiones coloquiales, como “eres patético”, “te estampo contra la pared”, “eres un fantasma”…