Cesar Lombroso

Derecho Penal. Antropología criminal. Psicología de la Criminología. Hombre delincuente. Tipologías de delincuentes

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad

COLEGIO LIBRE DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

CRIMINOLOGÍA

Resumen de tema:

CESAR LOMBROSO”



Grado y grupo: 1ºC

Fecha de entrega:

CESAR LOMBROSO”

Nacido en Verona, Italia el 6 de noviembre de 1835-1909,fue medico y criminólogo representante del positivismo criminológico, posteriormente reconocido como el precursor de la antropología criminológica y padre de la criminología moderna,realizo múltiples estudios en el área medica (cretinismo, bocio, pelagra, higiene, etc.), publico estudios en historia, política, empirismo, en lo que ahora se denomina criminología, que el llamo antropología criminal.

Su interés fue en el campo de la psiquiatría, dirigiendo un pabellón psiquiátrico e impartiendo clases de la materia; y escribiendo entre otras obras, una medicina legal de los enajenados y una memoria sobre los manicomios criminales.

El 15 de abril de 1876 se puede considerar la fecha oficial del nacimiento de la criminología como ciencia, ya que fue el primero en presentar una exposición publicando “EL TRATADO ANTROPOLÓGICO EXPERIMENTAL DEL HOMBRE DELINCUENTE”, (L’Uomo).

Fue profesor en la universidad de Turín, donde funda la escuela positiva, con ferri y garofalo, publicando una revista (archivi), y organizando una serie de congresos internacionales de antropología criminal, logro ser medico de las prisiones de Turín, y reconocido internacionalmente como un gran científico.

A su tratado se suman como principales obras: crimen, causas y remedios, el delito político (con laschi), la mujer delincuente (con Ferrero), el hombre de genio, etc.

UNAS DE SUS PRINCIPALES OBRAS DE LOMBROSO:

  • EL HOMBRE DELINCUENTE”

  • EL CRIMEN, CAUSAS Y REMEDIOS”

  • LA MUJER DELINCUENTE”

  • CRIMINAL POLITICO”.

El hombre delincuente”

Su principal obra fue L’uomo delinquente (El hombre delincuente), en el cual clasifico en 6 tipos de delincuentes:

  • Delincuente nato (atavismo).

  • Delincuente loco moral (morbo).

  • Delincuente epiléptico (epilepsia).

Alcohólico.

  • Delincuente loco (pazzo) histérico.

Mattoide.

Alienado.

Pseudo-criminales.

  • Delincuente ocasional criminaloides.

Habituales.

  • Delincuente pasional.

  1. Delincuente nato (atavismo): Lombroso estudiando las diferencias antropológicas más sobresalientes entre diversas razas o especie de hombre diferente: los criminales, gracias a la investigación del cráneo de un famoso delincuente llamado “villella”, a lo que observo fueron varias deformaciones del verme y una foseta occipital media ( todos tenemos o debemos tener cuatro fosas occipitales;

En conclusión el criminal nato es un sujeto que no evoluciono (teoría atávica).

Para fortificar esta teoría describe como características antropológicas principales en el criminal nato las siguientes:

  1. Frente hundida y baja.

  2. Gran desarrollo de arcadas superficiales.

  3. Asimetrías craneales.

  4. Altura normal del cráneo.

  5. Fusión del hueso atlas con el occipital.

  6. Gran desarrollo de los pómulos.

  7. Orejas en asa.

  8. Tubérculo de Darwin.

  9. Gran pilosidad.

  10. Braza superior a la estatura.

Entre otras características psicológicas, biológicas y sociales del delincuente nato, Lombroso señala:

  1. Gran frecuencia de tatuajes.

  2. Una notable analgesia ( insensibilidad al dolor)

  3. Insensibilidad afectiva (inmutabilidad ante los dolores ajenos y propios, indiferencia a la muerte.)

  4. Frecuencia de suicidios.

  5. Vanidad en general y especial por el delito.

  6. Venganza y crueldad.

  7. Notables tendencias al vino, al sexo.

  8. Su peligrosidad se denota por su alta reincidencia y la tendencia a asociarse con otros criminales para formar bandas.

  1. Delincuente loco moral: es una especie de idiota moral, que no puede elevarse a comprender el sentimiento moral, son daltónicos, son ciegos morales, porque su retina psíquica es o se transforma en anestésica, pueden ser normales, de la otra parte un frio egoísmo que reniega de lo bello. Lombroso dice que no hay acuerdo entre los autores, pero que la locura moral es un género del cual el delito es la especie, la inteligencia del loco moral es porque todos son astutos, habilísimos al realizar sus delitos y en el justificarlos.

  1. Son sujetos de peso y robustez igual o mayor a la normal.

  2. El cráneo tiene una capacidad igual o mayor a la normal, en si casi no hay diferencia.

  3. En algunos se han encontrado los caracteres comunes del hombre delincuente (mandíbula voluminosa, asimetría facial, etc.)

  4. Su carácter son contradictorios.

  5. Son personas antipáticas que no conviven casi con nadie, odian con o sin motivos.

  6. Son hábiles en la simulación de la locura.

  7. Son muy vanidosos, es propia de los criminales natos como de los locos morales, vanidad morbosa, para ser de su vida algo muy elegante.

  8. Son persona bastantes excitables, crueles, indisciplinados, etc.

  9. Es excesivamente egoísta pero a pesar de eso es altruista, aunque solo sea una forma de prevención de los afectos.

  1. Delincuente epiléptico: es un individuo que sufre de epilepsia cometen crímenes a causa de esta enfermedad un delito. Cometen delitos violentos, una de las principales características de este delincuente es que siempre utilizan armas blancas para cometer delitos.

Lombroso denota su geniabilidad al hablar dos tipos de epilepsia,

  1. Epilepsia real: es aquella en la cual solo hay ataques, el sujeto cae al suelo, echa espuma por la boca, tiene movimientos desordenados y convulsivos, llegan a morderse la lengua, etc.

  2. Epilepsia larvada: es con la que no hay ataques, pero si las características señaladas anteriormente.

Lombroso señala que los epilépticos (larvados) son incluso mucho más peligrosos que los locos morales.

Puntos más básicos que suelen tener los delincuentes epilépticos.

  • Tendencia a la vagancia y al suicidio.

  • Sonambulismo.

  • Destructividad.

  • Canibalismo.

  • Doble personalidad para escribir.

  • Simulación ( de locura o de ataque epiléptico)

  • Intermitencias (cambios de humor.

  • Amnesia.

  • Vanidad.

  1. Delincuente loco (pazzo): Lombroso hace una diferencia entre los delincuentes locos y los locos delincuentes, siendo estos últimos los enfermos dementes, sin capacidad de entender ni querer, que cometen un crimen sin saber lo que hacen; el delincuente loco es el sujeto que ha cometido un delito y después enloquece en la prisión.

Después de hacer un detenido estudio entre las diferentes formas de enfermedades mentales, las clasifico en tres tipos de delincuentes locos especiales:

  1. EL DELINCUENTE ALCOHÓLICO: Lombroso dice que viene como ser hereditario, el complicado con otras enfermedades, el crónico, el delirium tremens, etc.

Una de las características son:

  • Son raros, ofrecen muy seguido una vida anterior honestísima.

  • Tienen una extraña empatía e indiferencia, no se preocupan del propio estado, ni de lo que han hecho, al alterarse esta apatía en ocasiones pueden ser muy violentos.

  • Da lugar por si sola al delito, hace que se cometan los delitos en una especie de automatismo, casi de sonambulismo.

  • Tendencia al robo.

  1. DELINCUENTE HISTERICO: es más común en las mujeres, 20 veces más que los hombres, tienen una herencia análoga a los epilépticos, su inteligencia la mitad esta intacta. Una impresionabilidad excesiva por la cual con casi nada se vuelven coléricos, feroces, fáciles a simpatías y antipáticas súbitas, irracionales. tienden a mentir con facilidad. Se encuentran en ellas delirios, alucinaciones, suicidios, muy comúnmente para prostituirse. Existen delitos múltiples, aunque lo más comunes son difamaciones, robos, faltas a la moral y homicidios.

  1. DELINCUENTE MATTOIDE: no tiene una traducción exacta vendrán siendo como sujeto que no está loco, pero Lombroso las caracteriza:

  • Escasean entre las mujeres.

  • Son raros en la edad juvenil.

  • Abundan extrañamente en las capitales (y en las grandes civilizaciones).

  • Son altruistas, conservan la sobriedad, exageran el sentido ético y son muy ordenados.

  • Psicológicamente se caracterizan por una convicción exagerada de sus propios meritos, y hay una tendencia superlativa a la vanidad personal.

  • Inventan teorías nuevas y generalmente extravagantes.

  • Sus crímenes son impulsivos, generalmente cometidos en público.

  1. Delincuente ocasional: Lombroso los divide en pseudo- criminales y criminaloides.

  • El delincuente pseudo criminales:

  • Son aquellos que cometen delitos involuntarios, que no son reos a los ojos de la sociedad y de la antropología, pero no por eso son menos punibles.

  • Los autores del delito, en los cuales no existe ninguna perversidad, y que no causan ningún daño social, pero que son considerables ante la ley, y aunque no parezcan para nosotros delitos lo son, algunos se cometen por necesidad o por dura necesidad.

  • Los culpables de hurto, de incendios, heridas, duelos, en determinadas circunstancias extraordinarias, como la defensa de honor, de la persona, de la subsistencia de la familia etc.

  • Se encuentran también en los delitos de falsedad.

  • CRIMINALOIDES:

  • Son aquellos en que un incidente los lleva al delito, sujeto con cierta predisposición, pero que no hubiera llegado al delito de no haberse presentado la oportunidad, la ocasión al ladrón.

  • La imitación.

  • La cárcel como está ahora es la ocasión para asociarse al crimen.

  • Finalmente esta los que son apresados por engranajes de la ley.

  1. Delincuente pasional: un delincuente pasional no puede ser un delincuente loco, tampoco tiene aspecto atávico, ni epilepsia, ni locura moral, por lo tanto tiene que ser un sujeto con otra característica; esta son las principales:

  • Rareza (5 a 6%) entre todos los delitos de sangre.

  • Edad entre 20 y 30.

  • Sexo: 36% de mujeres, el cuádruple de los demás delitos.

  • Cráneo sin datos patológicos.

  • Belleza de la fisonomía, casi completa ausencia de carácter, que se notan frecuente en criminales y locos.

  • Afectividad exagerada.

  • Suicidio o tentativa de este inmediatamente después del delito.

  • Confesión: al contrario de los delincuentes comunes, no ocultan el propio delito, lo confiesan a las autoridades judiciales como para calmar el dolor y el remordimiento.

EL CRIMEN, CAUSAS Y REMEDIOS”

En esta obra Lombroso hace un análisis general del fenómeno criminal, la primera parte se llama etimología del crimen, en la cual estudia, en la más pura tradición criminológica, los efectos del clima y de las estaciones, los aspectos orográficos y geológicos e inmigración.

En la segunda parte estudia de su teoría de la profilaxis terapéutica del crimen, partiendo de los sustitutivos enlaces de ferri, estudia los medios preventivos contra los diferentes tipos de crímenes, así como las instituciones penales y algunas contradicciones jurídicas.

LA MUJER DELINCUENTE”

Lombroso dice que la mujer delincuente destinada a cometer crímenes desarrollaban una fuerza inusual, en lo que las prostitutas de dedicaban a este comercio debido a su particular belleza. Tales planteamientos resultan difíciles de reconciliar con la observación directa, y Lombroso, tras años de estudiar fotos de delincuentes femeninas, de medir sus cráneos y cuantificar sus bíceps y tatuajes, se encontró prácticamente donde había empezado. Los signos inequívocos de degeneración, como deformaciones craneales o hirsutismo simiesco, se manifestaban en muy contadas ocasiones. Con el tiempo, Lombroso cayó en la cuenta de que las delincuentes femeninas mostraban menos cantidad de signos de degeneración por la simple razón de que eran menos evolucionadas que los hombres.las mujeres primitivas resaltaban menos entre los restantes miembros de su sexo. Dedujo qué, que las mujeres son, por naturaleza mas sumisas ante la ley que los hombres, la infrecuencia criminal feminidad ha de ser genéticamente masculina; por ende, las mujeres condenadas sufrían un doble ostracismo: legal y el social. Lombroso dice: “en consecuencia, esta doble excepción hace de las mujeres criminal un verdadero monstro.

CRIMINAL POLITICO”

Lombroso se dedica, junto con laschi, a elaborar su obra “el crimen político y las revoluciones” con este libro sucede el mismo fenómeno que con “la donna delinqquente”, no se trata en realidad de un tipo diferente de criminal, sino un estudio completo del crimen político , encontrando que este puede ser cometido por toda clase de criminales, lo mismo se encuentran criminales natos, epilépticos, locos morales, alineados, ocasionales, y en forma notables los mattoides y los pasionales ya estudiados.