Cernuda

Etapa inicial. Ciclo de la juventud. Período de madurez. Núcelo temático

  • Enviado por: Isilwen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 11. CERNUDA

Es una poesía de meditación que consta de 4 etapas.

A la etapa inicial pertenecen las primeras poesías, publicadas en 1927 con el título Perfil del aire, que muestra a un poeta elegante en su contemplación elegiaca del mundo, y Égloga, elegía, oda que rinde homenaje a la tradición clásica.

Con Un río, un amor (1929) y Los placeres prohibidos (1931) se abre el ciclo de la juventud, revelando su adhesión al surrealismo. Lo esencial es su espíritu de rebeldía contra el orden establecido. En Los placeres prohibidos la rebelión crece con la abierta reivindicación de la homosexualidad. Donde habite el olvido (1934) es un libro neorromántico que desarrolla una elegía amorosa. Invocaciones (1935) presenta al neorromántico dilatándose en amplios poemas que celebran las glorias del mundo y exaltando la misión del poeta.

El periodo de madurez arranca con Las nubes (1940-1943), uno de los más bellos libros sobre la Guerra Civil, donde lo elegiaco alcanza su plenitud. Incluye monólogos dramáticos. Prolonga estilo en Cómo quien espera el alba (1947). Elabora en prosa Ocnos (1924), luego ampliada, obsesionado por sus recuerdos sevillanos. Esta obra es esencial para entender su mitología del Edén perdido.

En México desarrolla su última etapa. Compone Vivir sin estar viviendo (1944-1949) y Con las horas contadas (1950-1956). Sustituye la anterior musicalidad elegante por un ritmo seco, duro, y renuncia a toda ornamentación a favor del concepto. Este estilo alcanza su plenitud con Desolación de la quimera (1962).

El respeto a la tradición literaria y la aportación de originalidad deben ir en perfecto equilibrio. El peso de la tradición se percibe en la influencia de Garcilaso, Bécquer y otros poetas simbolistas en el concepto del poeta como ser sobrenatural y de J.R. Jiménez por la visión subjetiva de la realidad.

Su obra entronca con la tradición romántica, según la cual el artista es un ser solitario dotado de un don sobrenatural. La diferencia viene reforzada por su forma de entender el amor, su homosexualidad choca con los usos de la sociedad burguesa. Como consecuencia, su actitud frente al mundo se define por la rebeldía y el sentimiento de frustración provocado por el desencuentro constante entre la realidad que vive y el deseo de vivir de forma distinta.

El núcleo temático de su poesía es esta antítesis entre la realidad y el deseo. Esto se concreta en una serie de motivos temáticos recurrentes como la soledad, el aislamiento, la marginación, el sentido de la diferencia, el deseo de encontrar la belleza perfecta que no esté ensuciada por la realidad y la materialidad, y el deseo de encontrar un mundo habitable que no reprima ni ataque al individuo diferente, dirigiéndose al pasado, a su niñez, lo que enlaza con el tema de los paraísos prohibidos.

El amor es el gran tema cernudiano que adopta distintos planteamientos: un amor no disfrutado, pero presentido, entendido más como experiencia literaria (Los placeres prohibidos); la experiencia amorosa marcada por la insatisfacción, el dolor, el fracaso y la incomprensión (Donde habite el olvido); y el amor como una experiencia feliz, exaltada, pero marcada por la brevedad (Poemas del cuerpo)

El tiempo y su discurrir es otro de sus grandes temas. Vinculado a él, encontramos el deseo de juventud eterna, la nostalgia de la infancia asociada a la ingenuidad, a la felicidad y al deseo de eternidad, de llegar a fundirse con la naturaleza en un mundo perfectamente ordenado.

Es clara la oposición que se produce entre el mundo burgués, marcado por el caos, contra el que reacción, y el mundo natural, considerada un paraíso donde el poeta puede vivir en perfecta armonía. La naturaleza viene dominada por la espontaneidad y por la proyección libre de los sentimientos y los instintos que son reprimidos en el mundo burgués.