Cerebro

Sistema nervioso. Neuronas. Estructura. Lóbulos. Áreas. Corteza cerebral. Órgano regulador. Lesiones cerebrales

  • Enviado por: Rositta
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas

publicidad

Cerebro

i n t r o d u c c i ó n

Cerebro

El estudio del Sistema Nervioso, y en particular del cerebro, se inició a principios del siglo XX con Camillo Golgi (1844-1926) y Santiago Ramón y Cajal (1852-1934). Sus estudios de Neuroanatomía permitieron desenredar la inextricable maraña de células y visualizar las neuronas. Hoy en día, el avance de los técnicos posibilita la localización “in vivo” de las estructuras activas y facilita el estudio de la percepción.

El CEREBRO es la parte constitutiva del encéfalo, el cual a su vez es la porción del sistema nervioso central de los vertebrados contenida dentro del cráneo. El cerebro está íntimamente relacionado con el resto de las partes del encéfalo, esto es, cerebelo y tronco central. El cerebro en la especia humana pesa aproximadamente 1.160 kilogramos y es una masa de tejido gris-rosáceo que se estima está compuesta por unos 100.000 millones de células nerviosas o neuronas, vasos sanguíneos y órganos secretores. Es el centro de control del movimiento, el sueño, el hambre, la sed y casi todas las actividades vitales necesarias para la supervivencia. Todas las emociones humanas como el amor, el odio, el miedo, la ira, la alegría y la tristeza, están controladas por el cerebro. También se encarga de recibir e interpretar las innumerables señales que le llegan desde el organismo y el exterior.

El cerebro se origina se origina a partir de un prosencéfalo o cerebro anterior, que después. En una nueva división dará lugar al telencéfalo y al diencédalo.

Cerebro

C e r e b r o

Cerebro

Estructura

El cerebro es la parte más voluminosa e importante del encéfalo. Ocupa la mayor parte de la cavidad craneana. Tiene una forma ovoide con dos extremidades o polos: la anterior (frontal) y la posterior que es más gruesa que la anterior. Tiene una longitud de 17 centímetros, un ancho de 14 centímetros y 13 centímetros de alto.

El encéfalo está formado por 5 vesículas: el telencéfalo, y el diencéfalo forman el cerebro propiamente dicho, mientras que el mesencéfalo, el metencéfalo y el mielencéfalo constituyen el tronco cerebral. Cuatro cavidades o ventrículos contienen el líquido cefaloraquídeo y se comunican entre si. El tronco cerebral es el punto de donde emergen ciertos nervios craneales La parte dorsal forma el cerebelo, que es el centro de coordinación de la actividad motriz.

El diencéfalo está situado alrededor del tercer ventrículo. La parte dorsal constituye el Tálamo. La parte ventral forma el hipotálamo, que recibe información del tálamo. El hipotálamo envía sus respuestas a través de la hipófisis y el sistema endocrino.

El neocórtex (hemisferios cerebrales), es una formación propia de los mamíferos superiores y su desarrollo adquiere máximo exponente en el ser humano. Es el cerebro de la inteligencia y de la conciencia. En él se distinguen áreas somatocensoriales (que reciben informaciones del resto del cuerpo), áreas motrices (que ordenan los movimientos voluntarios), y finalmente, áreas asociativas. Estas áreas están localizadas en zonas especiales de la corteza cerebral. El cerebro constituye la parte superior y anterior del encéfalo, en el hombre ocupa casi toda la cavidad craneana. El cerebro humano pesa alrededor de 1.400 gramos y tiene un volumen oscilante entre los 1.350 y 1.500 cm3. Los estudios demuestran que no existe ninguna relación entre tamaño o volumen del cerebro e inteligencia del individuo. En su superficie externa presenta hendiduras profundas llamadas cisuras y repliegues llamados circunvoluciones. Estas estructuras permiten que una mayor superficie cerebral esté contenida en el cráneo. Su parte superior presenta un surco profundo que es la cisura interhemisférica, que divide el cerebro en dos mitades laterales: hemisferio derecho e izquierdo. Los hemisferios cerebrales, unidos en su parte media por una lámina horizontal, el cuerpo calloso, que permite la integración de funciones de cada mitad del cerebro. Las cisuras dividen cada hemisferio cerebral en áreas menores llamadas lóbulos. La apariencia característica de la superficie del cerebro se debe a la existencia en la misma de una serie de pliegues. Las depresiones de estos pliegues se denominan surcos las menos profundas y cisuras las de mayor profundidad. Las protuberancias que surgen entre ellas se denominan circunvoluciones.

Lóbulos:

En el cerebro humano se distinguen 4 lóbulos: el frontal, temporal, parietal y occipital. También hay dos áreas conocidas como la ínsula y el sistema límbico, que, por sus funciones son comparables con lo lóbulos.

Frontal: Está localizado en la parte de enfrente, delante del surco central. En este lóbulo se encuentra el área motora primaria. la cual controla el movimiento de los músculos esqueléticos del cuerpo. Tiene que ver con el razonamiento, la planeación, parte del lenguaje y el movimiento, emociones y resolución de problemas.

Temporal: Se encuentra debajo de la llamada fisura lateral. Aquí se encuentra el área auditiva (), que recibe información de los oídos y es ahí donde se produce la sensación auditiva. En este mismo lóbulo se encuentran centros relacionados con las emociones, personalidad, memoria y comportamientos.

Parietal: Está localizado en la parte de atrás del surco central. Aquí se encuentra el área sensorial general, que recibe información desde los receptores sensoriales ubicados en la piel (presión, tacto, temperatura, dolor) y las articulaciones

Lóbulo Límbico: Es una zona importante que controla las emociones y el comportamiento sexual.

Ínsula: Aún cuando se desconoce su función específica, parece estar relacionada con actividades voluntarias e involuntarias.

En cada lóbulo se identifican áreas específicas relacionadas con alguna función corporal y se clasifican en tres grupos:

Áreas sensoriales primarias: son las zonas del cerebro que reciben la información originadas en los distintos receptores; es en ellas donde se producen las sensaciones.

Áreas motoras: Están formadas por el área motora primaria y el área premotora. La primera controla los movimientos musculares voluntarios; la segunda se conecta con el cerebelo y con el área motora primaria para regular la contracción coordinada de varios músculos, permitiendo respuestas más complejas.

Áreas de asociación: Son regiones de la corteza cerebral que integran la información sensorial con la motora. Sus funciones se relacionan con el razonamiento, el aprendizaje y el lenguaje.

Ventrículos

Corresponden a los dos ventrículos laterales del cerebro, que se distribuyen uno en cada hemisferio y tienen forma de una coma. Se comunican con el tercer ventrículo por medio de un orificio: el agujero de Monro. El tercer ventrículo se ubica entre los tálamos ópticos y se comunica por el acueducto de Silvio con el cuarto ventrículo; éste se continúa por el conducto epéndimo. Las cavidades ventriculares están ocupadas por el líquido cefalorraquídeo, producido por los plexos coroideos en los ventrículos laterales; para a los restantes ventrículos hasta alcanzar el cuarto ventrículo, donde existen orificios por los que sale para bañas espacios intermeníngeos y luego caer en la circulación venosa.

Estructura Interna

Si tomamos el cerebro y seccionamos el cuerpo calloso entre los dos hemisferios cerebrales, se podría separar el cerebro en dos mitades. En cada una de ellas, se pueden identificar la sustancia gris (constituida por los somas neuronales), la sustancia blanca (formada por axones mielinizados), el cuerpo calloso y el septum, que separan dos cavidades ubicadas lateralmente en cada hemisferio cerebral; éstas se llaman ventrículos laterales. Al hacer un corte perpendicular a la cisura interhemisférica, en la zona media del cerebro, se distinguen desde el exterior hacia el interior: corteza cerebral, sustancia blanca, ventrículos laterales, tálamos, tercer ventrículo e hipotálamo. Cada una de estas estructuras cumple una función específica dentro del cerebro.

Corteza cerebral:

Como una especie de manto más exterior, el cerebro está cubierto por la corteza cerebral (lámina plegada cuya superficie total es de aproximadamente 220.000 mm2 y su peso uno 580 gramos). Está constituida por 14.000 millones de células y por fibras nerviosas. La mayor parte de su composición corre por la sustancia gris, es decir, los cuerpos de las células nerviosas, que son las encargadas de recibir las sensaciones y transmitir las órdenes. La corteza cerebral se divide en una serie de áreas cada una de las cuales posee una misión particular (capa molecular, capa granulosa externa, capa de pequeñas células piramidales, capa granulosa interna, cada de las grandes células piramidales, cada de células poliformes) y en conjunto son las encargadas de controlar todas las reacciones motoras y sensitivas que realiza el hombre.

Es la parte de sustancia gris que reviste toda la superficie de los hemisferios cerebrales. Es la zona externa del cerebro y tiene un espesor que oscila entre 2 y 5 mm. Es una capa de sustancia gris delgada, muy plegada sobre sí misma que se extiende sobre toda la superficie del cerebro. Los pliegues forman circunvoluciones, cada una de estas se limita con la siguiente por medio de un surco, cuando estos surcos son muy profundos constituyen las cisuras, que dividen a cada hemisferio en lóbulos. Existen dos clases de corteza: paleocorteza y neocorteza. La primera es considerada el punto de partida de la evolución cerebral de los animales ya que se encuentra en todos los vertebrados. En los seres humanos, se relaciona con la interpretación de los olores, emociones y conducta. La neocorteza representa el 90% restante de la corteza cerebral. Se piensa que se desarrollo tardíamente en la evolución de los animales ya que sólo se encuentra en los mamíferos, alcanzando su máximo desarrollo en el hombre. En esta se almacenan la mayor parte de los recuerdos, experiencias pasadas y respuestas motoras a las que se puede recurrir a voluntad en cualquier momento, ej: marcar un número de teléfono.

En su arquitectura básica reconocemos 6 capas:

  • molecular

  • granulosa externa

  • piramidal

  • granular interna

  • de las grandes pirámides

  • estrellada profunda y corpúsculos polimorfos

  • En las capas granulares predominan las neuronas estrelladas

    En las capas piramidales predominan las neuronas piramidales

    En las áreas sensitivo-sensoriales de la corteza van a predominar las células estrelladas

    En las áreas motoras de la corteza, van a predominar las células piramidales

    Funciones:

    ·        Pensamiento

    ·        Movimiento Voluntario

    ·        Lenguaje

    ·        Razonamiento

    ·        Percepción

    El centro oval forma en el cerebro su masa central de sustancia blanca constituida por 3 variedades de fibras nerviosas:

    -fibras de asociación: que unen zonas de la corteza en un mismo hemisferio

    -fibras cominsurales: que son el medio de unión entre ambos hemisferios

    -fibras de proyección: que se dirigen desde la corteza a los centros inferiores del encéfalo y la médula.

    Funciones del cerebro

    El cerebro es considerado ser la base física de la vida espiritual; todas las funciones nobles que hacen a los valores humanos encuentran su sustrato biológico en los diez mil millones de células de la corteza cerebral.

    Su función es ser el órgano coordinador y regulador de todo nuestro organismo y así como también el de los animales. Esto es porque recibe a través de los órganos exteroceptivos la información ambiental, con ella elabora y responde construyendo sensaciones luminosas, auditivas, olfativas, táctiles, gustativas, térmicas y dolorosas. Además, la movilidad voluntaria tiene en el cerebro su fuente de comienzo y coordinación. En los reflejos actúa como control de aquellos que originalmente escapan a la voluntad. Además, almacena experiencias previas, las asocia y las recuerda por la memoria. Restringe impulsos, da órdenes, interviene en la formación del juicio, del aprendizaje, de la adaptación síquica, del pensamiento concreto y abstracto.

    En resumen, interviene en cuanto hace a la vida del hombre consigo mismo y con lo que lo rodea.

    Lesiones cerebrales

    Las enfermedades o desequilibrios complejos pueden producir diferentes tipos de enfermedades cerebrales graves.

    Después de un golpe en la cabeza, una persona puede quedar aturdida o conmocionada o permanecer inconsciente por un momento. Esta lesión recibe el nombre de contusión y no suele provocar daño permanente. Si el golpe es más fuerte y se produce una hemorragia o un edema, puede dar lugar a un fuerte dolor de cabeza, vértigos, parálisis, convulsiones o una ceguera temporal según el área del cerebro afectada. En el encéfalo una infección bacteriana (Encefalitis) o en las membranas externas (Meningitis), tumefacción (Edema), o un crecimiento anormal del tejido cerebral sano (Tumor) pueden ocasionar un incremento de la presión intracraneal originando un problema muy serio. Aunque hay excepciones, un tumor localizado cerca de la superficie puede normalmente extirparse mediante cirugía, mientras que uno situado a más profundidad, sólo es posible tratarlo por radiación o crioterapia.

    Una lesión que afecte al hipotálamo puede ocasionar síntomas muy diversos: pérdida de apetito (anorexia) con gran pérdida de peso; incremento del apetito que conduce a obesidad; sed muy intensa con pérdida excesiva de líquido por la orina; fallo en el control de la temperatura corporal que produce tanto una bajada de temperatura como una subida de la misma y un estado de mayor sensibilidad, así como explosiones incontroladas de ira. Si el mecanismo hipotálamo-hipófisis sufre una lesión otras funciones vitales del organismo pueden resultar alteradas; entre los efectos posibles se incluyen alteraciones de la función sexual normal y de las actividades metabólicas y cardiovasculares.

    Corte de corteza cerebral. 200x

    Se observa en el sector superficial la capa molecular y en la parte inferior de la foto la capa de las células estrelladas profundas y los corpúsulos polimorfos. Esta corteza cerebral tiene bien representadas tadas sus capas, sin embargo, para ver el tipo celular es necesario hacerlo a mayor aumento