Centro escolar

Educación infantil. Juegos. Instalaciones. Talleres. Aulas. Actividades con niños

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad

  • Espacios cerrados dentro del Centro escolar

  • Cada grupo de edad debe contar con su propio aula y las dimensiones y requisitos que debe cumplir están regulados por el Real Decreto 1004/1991, de Junio. La forma en que se va a organizar este espacio va a depender de la metodología a utilizar.

  • Rincones

  • La organización de los mismos supone la creación de espacios de juego principalmente dentro del aula. En ellos se lleva a cabo diversas actividades con una metodología activa y participativa. Dichos actividades pueden realizarse dependiendo de la edad de forma individual o en pequeños grupos. S e pueden considerar dos formas de organización:

    • las entendidas como trabajo específico: donde la mayor parte de las actividades diarias se realizan y donde todos los niños deben acudir de forma periódica.

    • los entendidos como complemento de las actividades del grupo-clase.

  • Concepto de rincón

  • Para entender dicho concepto contemos con las aportaciones dentro del marco educativo: por un lado la pedagogía, que se debe seguir para que se adquieran correctamente los distintos conceptos. En este sentido hay que tener en cuenta dos momentos: - que los niños manipulen los distintos materiales y lo hagan en diversas situaciones.

    -posteriormente el niño debe verbalizar si es posible su experiencia manipulativa y describir la actividad que ha realizado.

    También tenemos la psicología que constata el niño hasta los 5-6 años basa su conocimiento de la realidad en el juego, a través d e el papel el entorno, lo imita y lo domina y por ello podemos decir que el juego y el conocimiento en la primera infancia forma un todo indisoluble.

  • Montaje

  • Para poder organizar rincones en el aula debemos tener en cuenta algunos aspectos como son:

    • Se debe organizar en función de las posibilidades del aula y respondiendo siempre a las necesidades del grupo-clase.

    • Puede crearse en el aula a partir de los 2-3 años y mantenerse hasta los 8 años.

    • Según la edad de los niños hay rincones más adecuados más rincones que otros.

    • El nº de niños en cada rincón debe se r 2.5.

    • L a duración de la sesión debe oscilar entre 20-90 minutos, teniendo en cuenta si se rota en el mismo día o no. El momento más adecuado para realizar el trabajo por rincones es a primera hora de la mañana y de la tarde. Por lo tanto, debe tenerse en cuenta a la hora de elaborar el horario.

    • Son el lugar ideal par respetar el ritmo de aprendizaje de cada niño, y por lo tanto no deben sentirse presionados para finalizar el juego.

    • El nº debe establecerse en función de los objetivos programados, de los intereses del grupo escolar, del nº de niños y de la s necesidades de intervención por parte del educador.

    • Tiene que haber algunos rincones donde prima el juego libre o donde los niños pueden funcionar de una manera autónoma, par que de este modo el educador o puede dedicarse a otros rincones que requieran más su presencia.

    • Es conveniente que su nº oscile entre 5-6 y que se combine los rincones de juego con los de actividad. Algunos pueden ser fijos y mantenerse en el aula todo el curso pero otros pueden cambiar o desaparecer a lo largo del curso escolar.

    Para construir los rincones el niño debe aportar ideas para su diseño, recopilar material y participar en la decisión para ubicarlo dentro del aula o del espacio donde se vaya a organizar. Debe tener una estructura bien definida y un espacio delimitado cuanto más cerrado mejor para ello se pueden utilizar diferentes estrategias: alfombras, estanterías, muebles y nunca más de un metro de altura.

    Una vez montado debe disponerse de espacio suficiente para moverse, y es aconsejable que hacía el 2º mes de curso estén montados los rincones para poder distribuir a los alumnos por el aula.

    Para el aprovisionamiento del, material podemos comprarlo o reciclarlo y una colaboración importante será el material de casa que se aporte en el montaje o construcción de los mismos.

    Para la elección, de los materiales han de coincidir varios factores:

    -que sean vistosos y agradables a la vista.

    -que tengan unas condiciones de seguridad

    -que no tengan piezas muy pequeñas.

    -que el tamaño y peso sean adecuados a la edad de los niños

    -que haya suficiente para evitar peleas, pero no demasiadas porque pueden provocar dispersión.

    -que estén ordenadas y fácilmente reconocibles.

    c) Funcionamiento del rincón

    Se deben establecer unas reglas de utilización entre todos los componentes del grupo y pactadas entre niños y educadores.

    Para introducirlo el educador debe realizar una actividad con toda la clase para presentarlo mostrando los materiales y las diversas actividades que se pueden llevar a cabo en él, siempre dejando la puerta abierta a la imaginación y creatividad. Siempre hay que trabajar los tres tipos de contenido (conceptual, procedimental, actitudinal).

    En el seguimiento el adulto debe asegurarse de que todos los niños pasan una vez por semana por todos los rincones. Para ello, creará una hoja de doble entrada donde se registran en la filas los rincones y en las columnas los niño son su nombre o foto. Cada día puede tener un color diferente y poco a poco el educador irá delegando en el propio alumno esta responsabilidad.

  • El papel del educador

  • Tiene tres líneas d e actuación que son:

    -animador: se encarga de dinamizar, potenciar o ayudar al individuo al grupo solo cuando sea necesario.

    -facilidad y organizador: debe proporcionar los materiales necesarios para que se produzca el aprendizaje.

    -observador: principalmente el educador debe estar pendiente de la sactividades y de las interacciones que se produce.

    El rincón debe ser suficientemente sugerente y generador de actividada por lo que el educador debe ser el guía o vigilante activo que suministre todo lo necasrio para que ña a ctividada se desarrolle de forma correcta y que a su vez conduzca el proceso a fin de que cada niño progrese en su desarrollo global.

  • Evaluación

  • Como en la mayoría de las actividades educativas debe ir encaminado y centrado en dos aspectos distintos:

    -el progreso de los niños, que se hará usando la observación directa y es aquí donde el educador notara si el niño participa de forma directa y activa. Si lo hace por iniciativa propia, si juega solo o con los demás , se mantiene la atención, si demuestra placer…

    -la tarea educativa, hay que evaluar las condiciones generales de las actividades, su proceso y el progreso a lo largo de la sesión.

  • Los objetivos

  • No son siempre los mismos para todos los rincones, existiendo una gran variedad entre los que podemos destacar:

    • Favorecer un aprendizaje activo y significativo.

    • Reconocer su propia imagen en el espacio.

    • Compartir el espacio y al educador con otros compañeros.

    • Promover la motricidad gruesa y fina.

    • Favorecer la comunicación y la socialización.

    • Tomar conciencia de su propio cuerpo.

    • Liberar ansiedad.

    • Desarrollar el lenguaje comunicativo.

    • Imitar modelos conocidos reales o ficticios.

    • Ordenar y clasificar.

    • Descubrir el concepto de suma y resta con los objetos.

    • Describir la situación vida en el rincón.

    • Favorecer el desarrollo de la imaginación y fantasía.

    • Facilitar el desarrollo de las habilidades manuales.

    • Expresar experiencias y sentimientos y emociones.

    Los rincones suponen un avance dentro de los centros de interés. Esta técnica supone la creación de espacios de juego s dentro del aula, de una manera organizada y donde se agrupan materiales de acuerdo a los intereses de las edades de los niños. Se fundamentan en el concepto de juego simbólico, que permite al niño adoptarse activamente delante de su mundo real y de las actividades de su vida cotidiana. Se simboliza la realidad exterior y se hace un escenario con elementos reales al alcance del niño.

    Además tiene el valor de ser un elemento que ayude a elaborar las relaciones afectivas y sociales con los otros niños.

  • TALLERES

  • Se considera una técnica similar a la de los rincones, en cuenta que se trabaja monográficamente pero se diferencia en que utiliza espacios distintos para cada taller, con materiales específicos y con una técnica muy dirigida.

    Son un soporte para la programación y es útil ya que es un momento dado focalizamos la a tención del niño hacía algo concreto que le interese. El material es fácil de encontrar y renovar y el papel del educador consiste en motivar, guiar e intervenir cuando los niños lo necesiten. La edad apropiada es a partir del año aunque esa aconsejable hacerlos a partir de 2.

    • Para organizar los talleres tendremos en cuenta que al comienzo del curso la infraestructura al menos funciona y se recomienda que la clase esté donde este desde el principio organizada. En dicha organización es imprescindible que exista una respuesta eficaz a las necesidades de los niños; en cuenta a estos hay que tener esto:

    • necesidades fisiológicas: loas primeras que el educador debe atender y estos se reducen a limpieza y confort.

    • Necesidades de seguridad: el material debe ser fácilmente accesible a los niños y los utensilios disponibles han de se adecuados a lo pequeños.

    • Necesidades de tranquilidad: serán independientes separados unos de otros y durante todo le año conviene que exista un taller de juegos tranquilos.

    • Necesidades afectivas: debe existir en los talleres objetos familiares o portadores de gran carga afectiva como fotografías, muñecos.

    • Necesidad de movimiento: la organización del material estará dispuesto de forma que sea fácil circular entre ellos con la posibilidad de hacer juegos entre dos talleres y bastante amplio par utilizar una zona de juego.

    • Necesidad de juego y diversión: hay que dejar un lugar preferente a los rincones de juegos y son indispensables los de agua, arena, construcción y grandes juguetes, Entre los niños predomina el interés por los talleres de dibujo, pintura y actividades manuales. Por eso, el educador ha de hacer coincidir la necesidad de manipular con el juego y el placer.

    • Necesidad de autonomía y sociabilización: conviene disponer de bastante material y de juegos variados con el fin de evitar conflictos que pueden surgir de forma inesperada.

    • Necesidad de hacer descubrimiento: con le fin de facilitar la necesidad d explorar se puede prever un taller donde los niños encontrarán objetos sencillos. Al niño le gusta reconocerse en el espejo y reencontrase en un medio físico familiar.

    • Duración de los talleres. En una sección de pequeños las actividades en talleres tendrán mayor importancia y comenzarán desde el momento en que el niño entra en el espacio. Es bueno que el recibimiento sea individual en el caso de la escuela, y que sea acompañado por el padre o la madre. Estas actividades continuarán hasta la comida pero pueden interrumpirse con actividades motoras de canciones u otras. Un aspecto importante será el de ejercitar el lenguaje individualmente o en pequeños grupos.

    • Desarrollo y control. La clase estará instalada desde el principio del curso. De esta forma los niños se habituarán poco a poco al material y a las actividades. Es posible que los pequeños permanezcan durante largo tiempo y a menudo a varios días en el mismo taller, ya sea porque encuentren allí una situación familiar o porque se sientan seguros con el juego o con aquella actividad que ejecuten fácilmente. El educador debe intervenir para interesar a los niños más tímidos en nuevas actividades.

    Roll del educador: podemos considerar que existen hasta seis papeles diferentes:

    • Roll del organizador: el educador debe organizar el espacio con el material de la clase y el tiempo, desarrollando la jornada en función de las necesidades del niño. También es el que porque las actividades.

    • Roll de observador: este papel lo realizara sobre todo con cada niño los más pequeños por eso es esencial conocer a cada niño tanto en su personalidad como en sus dificultades, ya sea durante los juegos libre, el recreo o distintas actividades. Por ello debe evitar juicios subjetivos.

    • Roll de catalizador: debe permitir el buen desarrollo de la jornada, transmitiendo tranquilidad, seguridad y disponibilidad facilitando la relación entre adulto y no así como entre ello mismos.

    • Roll de interlocutor: en los niños de esta edad predominan los monólogos paralelos y solo ocasionalmente los diálogos.

    • Roll de revelador y provocador: un niño de dos a cuatro años toma conciencia de si mismo en relación a los adultos, a los otros y a los objetos. El material propuesto y las relaciones establecidas le permiten probarse y descubrirse y el educador mediante la elección de actividades podrá provocar reacciones, movimientos y curiosidad en los niños.

    • Roll de preparador: tiene que haber preparado con anterioridad las actividades y debe reflexionar sobre las variaciones posibles para estar en mejores condiciones de seguir a los niños.