Centrales hidroeléctricas

Sudamérica. Chile. Energía hidroeléctrica. Consecuencias económicas. Repercusiones sociales

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico en Gestión de empresas de Servicios Turísticos
Formabi
¿Te gustaría especializarte en la gestión de empresas de servicios turísticos? Especialízate en una actividad...
Solicita InformaciÓn

Guía, Información y asistencias turísticas
Implika
Con este curso podrás asesorar al turista sobre destinos, traslados, visitas, de los destinos turísticos.
Solicita InformaciÓn

publicidad

Trabajo de investigación

Trabajo de investigación

Introducción:

La energía eléctrica, ¿ De donde la obtenemos?

Actualmente, la energía eléctrica el mundo se puede producir a través de distintos medios, uno de ellos es a través de centrales hidroeléctricas en las que se obtiene la energía a partir de la energía potencial del agua que esta retenida en una represa

Las centrales más grandes dependen de un gran embalse de agua contenido por una presa, estas son llamadas “ Centrales de Embalse”. El caudal de agua es controlada y se puede mantener casi constante. En Chile hay importantes centrales de embalse como Rapel, Colbún, El Toro, Pehuenche, Antuco Y la reciente central de Pangue.

También existen algunas centrales que se basan en la caída natural del agua, cuando el caudal es uniforme. Estas instalaciones se llaman “ Centrales de Pasada”. En general se obtiene de ellas una potencia instalada menor a la de las centrales de embalse.

En Chile están las centrales de Alfalfal, Maitenes Los Molles, Sauzal Sauzalito, Abanico, Florida, etc.

Desarrollo:

Con relación a la generación de energía hidroeléctrica en nuestro país:

1. ¿Cuáles son las principales centrales hidroeléctricas de nuestro país, cuál es la que genera mayor energía para Chile?

Debido a lo angosto del territorio chileno y a lo abrupto del relieve, los ríos chilenos suelen ser de corto recorrido, poco caudalosos pero muy torrentosos. Por lo mismo, no suelen ser aptos para la navegación, pero presentan un alto potencial para generar energía hidroeléctrica. De esta manera es fácil encontrar una infinidad de centrales hidroeléctricas a lo largo de Chile, dependiendo de la zona en que nos encontremos.

Entre las centrales más importantes por orden de región podemos encontrar la central Chapiquiña de la I región y la centra Los Molles de la IV.

A continuación de la V región la central Aconcagua, Los Quilos y Sauce Andrés. De la Región Metropolitana las centrales de Carbomet, Florida,Maitenes y Los Queltehues. De la VI región las centrales Rapel, Sauzal, Sauzalito y Cipreses. De la VII las centrales de Colbún, Curillinque, Isla, Loma Alta, Machicura, Pehuenche y San Ignacio. De la VIII las centrales Puntilla, Queltehues, El Toro, Mampil, Pangue, Rucue, Peuchen, Abanico, Antuco, Volcán y por ultimo de la X region las centrales de Pillinque, Pilmaiquen, Canutillar y Capullo.

Respecto a la central que genera mas energía para Chile podríamos mencionar la Central Pangue, propiedad de la empresa Pangue S.A., esta ubicada en la zona sur del país, mas específicamente en la octava región, en el sector del alto Bío-Bío (de Los Angeles a la cordillera.)

Entro en funcionamiento en Noviembre de 1996, disponiendo de una caída abrupta de 103 metros y de un caudal de diseño de 500 metros cúbicos por segundo, lo cual permitió instalar una potencia de 450 MW para generar una energía media anual de 2156 GWh.

De esta manera Pangue aportara el 10% de la generación del SIC( Centro de Despacho económico de Carga del Sistema Interconectado Central, Chile), convirtiéndose en la segunda central en potencia después de Pehuenche, que tiene 500 MW.

2. ¿ Qué consecuencias ha tenido para el país la instalación de las centrales hidroeléctricas en el alto Bío-Bío?

El Estudio de Impacto Ambiental presentado por ENDESA para construir el mayor proyecto de generación eléctrica del país. La Central Hidroeléctrica de Ralco, con una potencia de 570 MW, aportará el 14% de la energía eléctrica que necesita desarrollar el país para cubrir el aumento de demanda hasta el año 2005 y su entrada en servicio está proyectada para el año 2002. El proyecto contempla la inundación de 3400 hectáreas, parte de las cuales están ocupadas por el pueblo pehuenche.

Actualmente ENDESA cuenta con todos los permisos y autorizaciones para obras de la envergadura de la propuesta. Para continuar la construcción de la Central, sólo falta la autorización de para relocalizar a 7 familias pehuenches y la concesión eléctrica definitiva que debe otorgar el Ministerio de Economía, a través de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, solicitud pendiente desde abril de 1997.

En relación a la relocalización, sólo 7 de las 91 familias pehuenches que deben ser trasladadas, se oponen al proyecto. Estas 7 familias han sido fuertemente apoyadas por sectores ambientalistas nacionales y extranjeros, diputados de la bancada verde y otros grupos de indígenas que también se sienten afectados por la construcción de la Central.

Del total de las familias afectadas, 84 han aceptado permutar sus tierras y sólo 7 se niegan a la construcción de la represa. Sin embargo, hasta ahora y de acuerdo a los hechos, los derechos de esas siete familias han primado sobre los de la mayoría e incluso han declarado que se opondrán al proyecto, si es necesario con el uso de la fuerza.

El hecho de que la puesta en marcha de Ralco se atrase o simplemente se cancele, en la práctica tiene variadas consecuencias económicas, sociales y políticas.

Consecuencias Económicas

Considerando que la demanda de energía eléctrica se duplica aproximadamente cada 8 años, y que es uno de los principales motores de desarrollo del país, el retraso o cancelación de Ralco, puede acarrear graves consecuencias económicas para el país.

Cuando vivimos una de las recesiones más graves de los últimos tiempos, y de acuerdo al último catastro elaborado por la Corporación de Desarrollo Tecnológico de Bienes de Capital, para el período 1999-2003 la inversión privada cayó más de un 7%, la cancelación de Ralco, aportaría un 2,7% adicional a dicha caída.

El atraso en la puesta en marcha de una central hidroeléctrica que aportará el 14% de la energía para cubrir el aumento de demanda hasta el año 2005 es preocupante. La hidroelectricidad es la forma más barata de producir energía y su paralización obligará a adelantar la entrada en servicio de las centrales a gas de ciclo combinado,

Es así como el atraso o cancelación de la construcción de Ralco dará lugar a un aumento en los precios de la energía, por su mayor costo relativo y además debido a que no alcanzará a cubrir la demanda proyectada; el costo para el usuario de no disponer de energía, en caso de que Ralco no entre en funcionamiento en el período previsto, asciende a monto de US$ 1 millón.

Consecuencias Sociales

La paralización de Ralco ya ha cobrado 1.600 cesantes a los más de 600.000 que tiene el país. Aproximadamente 300 de ellos son pehuenches, que tomaban parte en las obras. Estas cifras referidas a la VIII Región representan el 2,23% del total de cesantes y el 10,7% de los cesantes del sector construcción. La construcción de la Central tenía proyectado para el año próximo, el empleo de más de 2.500 trabajadores.

Adicionalmente, si Ralco se desiste de llevar a cabo el proyecto, aquellas familias pehuenches que lo apoyaron, aceptaron la relocalización y que ya fueron trasladadas, deberán volver a su localización original y devolver las indemnizaciones ya obtenidas. Será entonces, este grupo quien interponga los recursos de protección correspondientes en contra de quienes la detuvieron y presionarían para que la central se realice.

Consecuencias Políticas

Es importante consignar que los mayores proyectos de inversión que se han sometido a Estudio de Impacto Ambiental, han sido objeto de recursos de protección por parte de grupos ambientalistas que buscan detener su desarrollo y con ello el del país a cualquier precio. Si el gobierno continua ajeno a estos problemas y retarda la aprobación de los permisos, y los proyectos importantes terminan en demandas judiciales, independiente de su viabilidad ambiental establecida por la CONAMA, va a ser difícil recuperar nuestra alicaída economía. Cada proyecto además del tiempo que demora obtener los permisos de la autoridad para funcionar, se verá obstaculizado por demandas judiciales, algunas de ellas sin fundamento alguno. Ello desincentivará la inversión tanto extranjera como nacional, desviando estos recursos a países donde prime el desarrollo y el bienestar del país más que las presiones de grupos ambientalistas.

4. Lo positivo y lo negativo de la instalación de centrales hidroeléctricas en nuestro país ( en el alto Bío.Bío)

La instalación de nuevas centrales hidroeléctricas en nuestro país, como por ejemplo en zonas del alto Bío-Bío tre consigo cosas negativas y positivas:

Negativo: - Impacto ambiental sobre el hábitat de especies animales, vegetales, sobre la cultura pehuenche y sobre la vida del río mismo.

- Conflictos con grupos que se oponen a la construcción de estas centrales, como por ejemplo los indígenas.

Positivo: - Desarrollo del país

- Mayor inversión del sector privado para el desarrollo del país.

- Se abaratan los precios de la electricidad ya que la hidroelectricidad es un forma

Barata de producir energía.

- Aumenta el empleo, o sea menor cesantía.

Bibliografía:

- www.tercera.cl/casos/ralco/ralco0.html

- www.lyd.cl/biblioteca/temas/451.html

- Pagina Web del SIC

- Conocer Chile Región por Región - La Tercera

- Geografía de Chile- Enseñanza Media- Santillana

- www.icarito.cl

Centrales hidroeléctricas

Centrales hidroeléctricas

Centrales hidroeléctricas

Centrales hidroeléctricas

Centrales hidroeléctricas

Centrales hidroeléctricas

Centrales hidroeléctricas