CEE (Comunidad Económica Europea)

Historia universal. Tratado de Roma. Instituciones. España

  • Enviado por: Quik iago Porto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

La

Comunidad

Económica

Europea

INTRODUCCIÓN

HISTORIA:

Los esfuerzos por conseguir la unión efectiva de Europa han sido muy numerosos, aunque siempre se han encontrado grandes dificultades. Los primeros intentos de unir Europa parten, posiblemente, de los tiempos del Imperio Romano, y la idea nunca ha desaparecido de la conciencia de los europeos.

Mucho más próximos a nuestros días están los intentos poco pacíficos de Napoleón, o el sueño paneuropeo del conde Coudenhove Kalergi en 1923. Pero el germen directo de la Comunidad Europea, surge de las teorías de Robert Schuman, quien, en 1950, sugiere la idea de la Unión Europea del Carbón y del Acero, respondiendo al deseo de crear una Europa unida y sobre todo pacífica, después de los desastres sufridos en las dos Guerras Mundiales.

La propuesta de Schuman se materializa en Abril de 1951 con la firma del Tratado de París por seis países: República Federal Alemana, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia e Italia, y que da lugar a la creación de la Comunidad Europea del Carbón y el Acero (CECA). Posteriormente, estos países firman, el 25 de Marzo de 1957, el Tratado de Roma, que entrara en vigor el 1 de Enero del año siguiente, origen de dos nuevas comunidades europeas: la Económica (CEE) y la de la Energía atómica ((EURATOM).

Estos tres organismos, base de la unión europea se convierten en uno sólo, la Comunidad Económica Europea, en 1967, que se reforzará al año siguiente con el establecimiento de la unión aduanera entre los seis países miembros: la Europa de los Seis.

Pronto, ante las ventajas que ofrecían los organismos supranacionales, algunos países solicitan entrar a formar parte de la Comunidad; así el 1 de Enero de 1973 accederán Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido: en 1981 Grecia pasa a ser el décimo país, y España y Portugal se integrarán en 1986, completando el grupo de países que en la actualidad forman la CE, sin olvidar la incorporación de lo que fue la antigua Alemania del Este, tras el proceso de reunificación de este país que tuvo lugar en 1990.

El tratado de Roma sufrió una primera revisión en 1986, cuando entró en vigor el Acta Única, acordada en Luxemburgo, mediante la cual la comunidad da vía libre a un mercado realmente unificado en el que quedará liberalizada la circulación de personas, capitales y servicios. Además se empieza a trabajar en la Unión Económica y Monetario (UEM) y en la Unión Política (UP).

La Comunidad Europea, que desde sus inicios ha tenido un marcado carácter económico, no ha olvidado nunca su dimensión política. Desde el principio se trató de crear una verdadera federación de países; pero esta idea había quedado un tanto relegada hasta la firma, el 7 de Febrero de 1992, del Tratado de Unión Europea, conocido como Tratado de Maastrich por haberse firmado en esta localidad holandesa. Con este tratado los países miembros buscan una unión en todos los ámbitos y supone la realización de los proyectos antes citados (UEM y UP). Como reflejo de este giro dado en la Comunidad -lo que sería la segunda modificación del Tratado de Roma- el nombre del organismo pasa a ser Unión Europea.

Como en todos los procesos importantes, en la creación de la comunidad ha habido numerosos problemas (como los intentos separatistas de algunos países -Groenlandia se separó en 1982 tras haber entrado con Dinamarca; Noruega rechazó la entrada en 1973 mediante referendum-) pero es en este momento, en el que se enfrenta a la verdadera y total unión, cuando surgen las dificultades más graves; por ejemplo, la diversidad económica entre estados, distinta fortaleza de las monedas nacionales e incluso diferentes posturas entre los que quieren ampliar aun más la Comunidad y los que prefieren consolidar los acuerdos ya establecidos. Es ahora cuando los países deben ratificar el Tratado de Unión Europea y adaptar su economía interior a las exigencias del mismo, para llegar al mercado único y al establecimiento del Sistema Monetario Europeo, cuya base será, pasados unos años, el ECU.

LA COMUNIDAD EN EL MUNDO:

La Comunidad Europea, aunque todavía no haya alcanzado la unión política, se presenta al mundo como un todo, gracias al peso económico del grupo.

El principal elemento unificador al respecto es el arancel común que los estados miembros marcan para los intercambios comerciales frente a terceros.

Se han establecido acuerdos comerciales con Estados Unidos, con países del este de Europa y se ayuda a los del tercer mundo, permitiendo la entrada de algunos productos procedentes de éstos libres de aranceles. Un hecho importantísimo dentro de las relaciones comerciales de la CE con otros países es la firma de las tres convenciones de Lomé (1975, 1981 y 1984), que pretenden aglutinar los esfuerzos de ricos y pobres para desarollar la capacidad económica de países de África, el Pacífico y el Caribe. Además se realizan acuerdos bilaterales con países pobres que han quedado fuera de los acuerdos de Lomé. La relación histórica de España, Portugal y otros países con América Latina hace que este continente este siempre presente en los acuerdos comerciales y de cooperación.

Puesto que hay varios países europeos que pretenden unirse a la CE como miembros de pleno derecho, a estos se les ofrece el "espacio económico europeo", de modo que puedan beneficiarse del Mercado Único, aunque no participar en las decisiones políticas de la Comunidad. Entre los que disfrutarán del EEE están los países de la EFTA, Austria, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Suiza. Otros candidatos a la entrada en la CE son Turquía, Chipre y Malta, y algunos de los miembros del antiguo bloque comunista como Bulgaria, Polonia o Hungría.

La CE puede convertirse en la primera fuerza económica y política del mundo, aunque de momento no tenga una política exterior común, lo que no impide que en los foros internacionales los comunitarios defiendan posturas acordadas con anterioridad.

ESPAÑA EN LA CE:

Ya queda dicho que España se integró en la CE como miembro de pleno derecho en 1986. Pero las negociaciones se habían iniciado en 1962, aunque en aquel momento no cumplía las condiciones de entrada. En el año 1970 se firma un acuerdo comercial entre España y la CEE que otorga ventajas arancelarias tanto a los productos españoles como comunitarios; sin embargo quedaban fuera los sectores del carbón y el acero.

En Julio de 1977, en plena transición política, España presenta oficialmente la solicitud de adhesión al Consejo de Ministros de la CE.

Las negociaciones han de esperar hasta el año 1979 y fueron largas y complicadas, sobre todo en los apartados de Agricultura y Pesca. Intensificadas a partir de 1984, culminan en Marzo de 1985, y se hicieron efectivas en 1986 y se consolidaron en el 1989 con la incorporación de España al Sistema Monetario Europeo.

España se presenta ante la CE como una potencia intermedia que deberá adaptarse a los países más ricos de la Comunidad.

INSTITUCIONES DE LA CE:

Parlamento Europeo: 518 miembros. Asesora al Consejo de Ministros. Controla al Consejo y a la Comisión. Determina el presupuesto comunitario. Eselegido por sufragio universal.

Consejo de Ministros: 12 miembros. Toma la mayoría de las decisiones. en él hay un ministro de cada país, dependiendo del tema a tratar.

Consejo Europeo: 12 miembros. Formado por los Jefes de Estado de los países miembros. En él se adoptan las decisiones más importantes.

Comisión Europea: 17 miembros. Propone la política comunitaria y es responsable de su ejecución. Sus miembros son elegidos entre los gobiernos de los países miembros.

Tribunal de Justicia: 13 miembros. Resuelve las disputas legales referidas a las leyes comunitarias.