CDROM (Compact Disc Read Only Memory)

Computación. Hardware. Unidades de almacenamiento. Historia. Composición. Funcionamiento. Laser. Pits. Lands

  • Enviado por: Cristian Ossa
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

INDICE TEMATICO

  • Inspección general de objeto

  • Descripción anatómica del objeto

  • Análisis funcional

  • Análisis técnico constructivo

  • Análisis sistemático

  • Análisis histórico

  • INSPECCION GENERAL DEL OBJETO

  • UNIDAD DE CD-ROM: dispositivo lector mediante láser de cd-rom, disco compacto para computadora, de alta capacidad de almacenamiento, 450 veces más que un disco flexible

    2. DESCRIPCIÓN ANATOMICA DEL OBJETO

    Nombre

    Cantidad

    Dibujo

    Carcasa metálica.

    2

    Tapa frontal plástica con ranuras para acceder a la parte interna.

    1

    Soporte plástico

    1

    Chasis metálico

    1

    Bandeja para albergar el cd

    1

    Riel plástico

    2

    Banda de rodamiento de las poleas, hecha de goma

    1

    Polea (17cm de diámetro)

    1

    Piñón (52 dientes) (3cm de diámetro)

    1

    Piñón (54 dientes)

    (3cms de diámetro)

    1

    Piñón (28 dientes)

    (1.2cms de diámetro)

    1

    Piñón (14 dientes)

    (0.6cms de diámetro)

    1

    Piñón (12 dientes)

    1

    Piñón (39 dientes)

    1

    Polea

    (1cms de diámetro)

    1

    3. ANALSIS FUNCIONAL

    Nombre

    Función

    Dibujo

    Carcasa metálica.

    Proteger y albergar la unidad de cd-rom

    Tapa frontal plástica con ranuras para acceder a la parte interna.

    Ayuda a introducir el cd a la parte interna de la unidad además ayuda a controlar el volumen y a darle inicio a la lectura

    Soporte plástico

    Sostener el cd

    desde la parte de arriba

    Chasis metálico

    Sostiene la parte mecánica o electrónica de la unidad de cd-rom

    Bandeja para albergar el cd

    En la cual se deposita el cd para poder ser leído

    Riel plástico

    Sirve para deslizar la bandeja al exterior por la ranura de la tapa frontal

    Banda de rodamiento de las poleas, hecha de goma

    Transmitir el movimiento impartido por el motor a la polea a otra polea que ayudan a la expulsión de la bandeja

    Polea (17cm de diámetro)

    Transmite el movimiento a los piñones

    Piñón (52 dientes) (3cm de diámetro)

    Disco dentado que imparte movimiento para que la bandeja salga

    Piñón (54 dientes)

    (3cms de diámetro)

    Disco dentado que imparte movimiento para que la bandeja salga

    Piñón (28 dientes)

    (1.2cms de diámetro)

    Disco dentado que imparte movimiento para que la bandeja salga

    Piñón (14 dientes)

    (0.6cms de diámetro)

    Disco dentado que imparte movimiento para que la bandeja salga

    Piñón (12 dientes)

    Disco dentado que imparte movimiento para que la bandeja salga

    Piñón (39 dientes)

    Disco dentado que imparte movimiento para que la bandeja salga

    Polea

    (1cms de diámetro)

    Transmite el movimiento a los piñones

    4. ANÁLISIS TÉCNICO CONSTRUCTIVO

    Una vez creada una aplicación multimedia en el disco duro de una computadora es necesario transferirla a un soporte que permita la realización de copias para su distribución. Las aplicaciones CD-ROM se distribuyen en discos compactos de 12 cm de diámetro, con la información grabada en una de sus caras. La fabricación de estos discos requiere disponer de una sala «blanca», libre de partículas de polvo, en la cual se llevan a cabo los siguientes procesos. Sobre un disco finamente pulido en grado óptico se aplica una capa de material fotosensible de alta resolución, del tipo utilizado en la fabricación de microchips. Sobre dicha capa es posible grabar la información gracias a un rayo láser. Una vez acabada la trascripción de la totalidad de la información al disco, los datos que contiene se encuentran en estado latente. El proceso es muy parecido al del revelado de una fotografía. Dependiendo de las zonas a las que ha accedido el láser, la capa de material fotosensible se endurece o se hace soluble al aplicarle ciertos baños. Una vez concluidos los diferentes baños se dispone de una primera copia del disco que permitirá estampar las demás. Sin embargo, la película que contiene la información y está adherida a la placa de vidrio es blanda y frágil, por lo cual se hace imprescindible protegerla mediante un fino revestimiento metálico, que le confiere a la vez dureza y protección. Finalmente, gracias a una combinación de procesos ópticos y electroquímicos, es posible depositar una capa de níquel que penetra en los huecos y se adhiere a la película metálica aplicada en primer lugar sobre la capa de vidrio. Se obtiene de este modo un disco matriz o «máster», que permite estampar a posterior miles de copias del CD-ROM en plástico. Una vez obtenidas dichas copias, es posible serigrafiar sobre la capa de laca filtrante ultravioleta de los discos imágenes e informaciones, en uno o varios colores, que permitan identificarlo. Todo ello, lógicamente, por el lado que no contiene la información. La fabricación de los CD-ROMs de una aplicación multimedia concluye con el estuchado de los discos, que es necesario para protegerlos de posibles deterioros. Al estuche se añade un cuadernillo que contiene las informaciones relativas a la utilización de la aplicación. Finalmente, la envoltura de celofán garantiza al usuario que la copia que recibe es original. Estos procesos de fabricación permiten en la actualidad ritmos de producción de hasta 600 unidades por hora en una sola máquina

    5. ANÁLISIS SITEMATICO

    Están formados por un disco de policarbonato de 120 mm de diámetro y 1,2 mm de espesor. El proceso que se sigue para la fabricación de estos CD (tanto los de audio o datos, con los distintos tipos de codificación de los que luego hablaremos) es similar al proceso seguido para la fabricación de los viejos discos de vinilo. Es decir, el primer paso es la fabricación de un máster. Este original consiste en un CD que es grabado utilizando un láser de alta potencia (no como los utilizados para la posterior lectura) con el cual se “imprimen” los unos y los ceros que consisten en una serie de hoyos microscópicos. Este original es luego utilizado para crear las copias por presión. Una vez que la copia está correctamente “impresa” con los hoyos en los sitios adecuados es recubierta por una fina capa de aluminio que caracteriza el habitual aspecto brillante de los CD y que sirve para reflejar la luz láser del cabezal de lectura y finalmente se le aplica una nueva capa plástica. Después de este proceso es cuando finalmente se estampan los gráficos que adornan una de las caras del CD.

    En un CD-ROM los sectores residen sobre una única pista en espiral. Para obtener un tiempo de acceso rápido, los sectores que contienen los datos de cada fichero han de ser contiguos.

    Los ficheros no pueden fragmentarse y por tanto el disco no puede actualizarse.

    Todos los sectores tienen el mismo tamaño y no dependen de su posición en el disco.

    El disco gira a una velocidad variable, más rápido para los sectores colocados en la parte interior del disco, y más lento para los sectores colocados en la parte exterior.

    Pits y Lands:

    Los datos se guardan en una pista de material policarbonado. La pista empieza en el centro del disco y acaba en el radio exterior del disco, formando una larga y fina espiral.

    En esta espiral hay microscópicas ranuras denominadas pits que se graban en el disco máster, y después serán estampadas sobre la superficie del disco policarbonado durante la etapa de replicación.

    El área lisa entre 2 pits se denomina land. Pits y lands representan los datos almacenados sobre el disco.

    La composición del disco incluye un material reflectivo (basado en aluminio) que envuelve los pits y lands.

    La manera en que la luz se refleja depende de donde cae el rayo láser. Un pit disipará y difuminará la luz láser, envolviendo una señal débil. Un land no difumina la luz, y la luz reflejada se interpreta como una señal fuerte.

    Una cantidad determinada de Pits y Lands forman cadenas, las cuales se denominan sectores.

    Cabezal de lectura:

    El mecanismo de lectura de un CD es el siguiente:

  • Un haz de luz coherente (láser) es emitido por un diodo de infrarrojos hacia un espejo que forma parte del cabezal de lectura que se mueve linealmente a lo largo de la superficie del disco.

  • La luz reflejada en el espejo atraviesa una lente y es enfocada sobre un punto de la superficie del CD

  • Esta luz incidente se refleja en la capa de aluminio. La cantidad de luz reflejada depende de la superficie sobre la que incide el haz. Así, decíamos que sobre la superficie de datos del disco se imprimen una serie de hoyos, si el haz de luz incide en un hoyo esta se difunde y la intensidad reflejada es mucho menor con lo que solo debemos hacer coincidir los hoyos con los ceros y los unos con la ausencia de hoyos y tendremos una representación binaria.

  • La luz reflejada se encamina mediante una serie de lentes y espejos a un fotodetector que recoge la cantidad de luz reflejada

  • La energía luminosa Del fotodetector se convierte en energía eléctrica y mediante un simple umbral nuestro detector decidirá si el punto señalado por el puntero se corresponde con un cero o un uno.

  • {CDROM}

    La presencia de un cabezal de lectura óptico y no magnético evita muchos problemas al no existir un contacto directo entre este y la superficie del disco pero aun así hay ciertos cuidados que se deben tener en cuenta como la limpieza de la superficie o el polvo acumulado en la superficie de las lentes que pueden acabar afectando a una lectura errónea por parte del lector.

    Ejemplos de uso de un CD-ROM

    • Documentales divulgativos o educativos

    • Diccionarios y enciclopedias

    • Guías telefónicas y hoteleras

    • Catálogos multimedia

    • Bases de datos documentales (ej. Aranzadi )

    • Distribución de Software

    • Sistemas de backup

    • Acceso mediante módem telefónico a CD-ROMs de BBS can software de dominio público

    • Ocio: juegos, canciones, dibujos animados, galerías de imágenes eróticas, etc.

    • Librerías de imágenes y sonido

    Colecciones de objetos tridimensionales para programas de arquitectura, diseño y animación por ordenador

  • ANÁLISIS HISTORICO

  • Una de las características relevantes de la última década en el ámbito de las tecnologías de la información, lo constituye sin duda alguna, el cambio de los medios magnéticos a los medios ópticos. Esta transición, provocada por el auge de los formatos digitales, se inicia en el comienzo de los años 80, con el uso intensivo del disco compacto o CD, el cual revoluciona la música y da origen a la era digital.

    Con el tiempo el CD reemplaza al disco de Vynil, y se desarrollo toda una industria en el campo de reproductores y se fabricaron cientos de miles de títulos en el nuevo formato.

    La cronología de los hechos es la siguiente:

    En 1968, durante la “Digital Audio Disc Convention” en Tokyo, se reunieron 35 fabricantes para unificar criterios. Allí Philips decidió que el proyecto del disco compacto requería de una norma internacional, como había sucedido con su antecesor, el LP o disco de larga duración. Esto requirió un mayor esfuerzo corporativo y de la colaboración entre los fabricantes, y la empresa discográfica Poligran (filial de Philips), se encargó de desarrollar el material para los discos, eligiendo el policarbonato. A grandes rasgos la norma definía:

    • Diámetro del disco: 120 mm.

    • Abertura en el centro: 15 mm.

    • Material: Policarbonato.

    • Espesor: 1.2 mm.

    • Láser para lectura: Arseniuro de galio.

    • Grabación: en forma de “pits o marcas”.

    • Duración: 74 minutos.

    En Marzo de 1979 este prototipo fue probado con éxito en Europa y en Japón; adoptados por la alianza de Philips y Sony, y rechazado por Matsushita.

    “El disco compacto había nacido, y con él, la primer revolución de la era digital”.

    La aplicación potencial de la tecnología de CD, como medio de almacenamiento masivo de datos a bajo costo, permitió que en 1983 se especificara un estándar para la fabricación del disco compacto para solo lectura (CD ROM).

    El CD ROM logró un éxito semejante al de las grabaciones sonoras digitales, con mas de 130 millones de lectores vendidos y decenas de miles de títulos disponibles. De echo se configuro en el estándar para cualquiera de las PC que se venden actualmente en el mercado actual, y ahora constituye la segunda revolución industrial; es decir, las de los datos de un CD. Básicamente este formato es la derivación natural del CD de audio con la diferencia que en vez de grabar la información de forma que puedan interpretarlo las lectoras de audio, la misma esta organizada de forma similar a un disco rígido, pero de 640 Mb. Su evolución paralela produjo el CD R y CD RW, tecnología que nos permite grabar y borrar nuestros discos compactos para usarlos como respaldo de datos, música o multimedia.

    INTRODUCCIÓN

    La unidad de CD-ROM ha dejado de ser un accesorio opcional para convertirse en parte integrante de nuestro ordenador, sin la cual no podríamos ni siquiera instalar la mayor parte del software que actualmente existe, por no hablar ya de todos los programas multimedia y juegos.

    Existen diversos métodos para el almacenamiento de la información. Los discos duros y disquetes forman lo que se denomina medios de almacenamiento magnético y hasta hace poco eran el único modo de almacenar la información. A finales de los años ochenta comienza a popularizarse el compact disc o cd que representa una alternativa a los tradicionales medios magnéticos, este nuevo tipo de almacenamiento se conoce como óptico, sus máximos exponentes son el cd-rom y en los últimos años el dvd.