Cayo Aurelio Valerio Diocleciano

Historia universal. Imperio romano. Emperadores romanos. Tetrarquía. Leyes económicas. Biografías

  • Enviado por: Sole
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

CAYO AURELIO VALERIO DIOCLECIANO

Emperador romano (284 - 305), reformó la administración del Imperio e introdujo la tetrarquía de augustos y cesares. Hijo de padres humildes nació en Dalmacia en el año 245.

Cuando el emperador Marco Aurelio Numeriano murió, en el 284, sus tropas le proclamaron emperador. Carino, el hermano de Numeriano, se opuso a la proclamación y derrotó a las tropas de Diocleciano en Mesia, en el año 285, pero fue asesinado por sus propios soldados, que reconocieron a Diocleciano.

La división del Imperio

Cuando Diocleciano subió al poder y enfrento los problemas del Imperio. El problema fue que el Imperio era demasiado vasto para que un hombre solo pudiera estar haciendo todo, ejercer la administración, comandar a todos los ejércitos que a menudo combatían. Hacia falta dividir el imperio. Diocleciano no dudo en hacerlo y en elegir al hombre que colaborara con él. En el año 286 dio las insignias del poder imperial a un fiel compañero Hércules Maximiano.

Los dos emperadores, investidos con el título “Augustos”, tomaron a cargo cada uno una parte del imperio: Diocleciano mantuvo las provincias orientales, con capital en Nacomedia, y Maximiano las occidentales con capital en Milán.

Su decisión favoreció la administración y la defensa del imperio.

La tetrarquía

Otro problema era que a la muerte de un emperador, se disputaban el poder en sangrientas y agotadoras batallas. El ejercito se debilitaba con guerras inútiles.

Diocleciano eligió un sistema para regular la sucesión y no recurrir a las guerras ni al sistema hereditario. Los dos “Augustos” elegirían a los mejores generales como sucesores, con el título de “Césares”.

Así Diocleciano y Maximiano eligieron a Galerio y Constancio Cloro.

Cada Augusto confió a su cesar el gobierno y la defensa de una parte del dominio propio.

Galerio, el Cesar de Maximiano gobernaba la península balcánica y otras provincias del imperio de Oriente.

Constancio, Cesar de Maximiano, gobernaba España, Galia y Britania. El poder imperial era repartido entre los Augustos y Cesares, era un gobierno de cuatro personas y por eso fue llamado “tetrarquía” (del griego “tetra”, cuatro y “arque” mando). A la muerte de los dos Augustos, los Cesares ocuparían su puesto, siendo Augustos, y elegirían enseguida dos nuevos Cesares.

Diocleciano esperaba dos cosas con la tetrarquía: asegurar una sucesión ordenada y repartir el gobierno del vastisimo imperio entre cuatro personas no rivales, sino interesadas en sostenerse la una a la otra.

El emperador considerado un dios

Había una escasa consideración en que se tenia la autoridad del emperador. Decidió entonces sumo respeto y admiración en su carácter como Augusto Supremo.

Suprimió las demás magistraturas e impuso el absolutismo, mandando que se le tributaran honores divinos. Vistió magníficos ropajes tejidos con oro y cubiertos de joyas y en la cabeza una diadema.

Esto lo llevo a tener feroces persecuciones con los cristianos, que se negaban a reconocer su divinidad.

Severas leyes económicas

Otra dificultad que debió afrontar Diocleciano fue la de asegurar al Estado dinero necesario para el mantenimiento de ejércitos y de la administración. El presupuesto militar y la excesiva burocracia eran dos grandes que había que solucionar.

Para resolver este problema mando a miles de funcionarios a todas las partes del imperio. Los bienes de todos los ciudadanos fueron registrados y valuados. La organización fiscal permitía después repartir cualquier gasto publico entre los habitantes, en proporción a sus bienes.

Una tasación severa no pudo menos exasperar a trabajadores sobre todo artesanales y labradores. Muchos ciudadanos del imperio tuvieron que establecerse entre los bárbaros, en busca de impuestos menos caros.

Para reponerse de las pesadas tasas, todos los que producían aumentaron el precio de sus productos, así fue todo aumentando, y de esta manera gran parte de la población quedo en la miseria.

Diocleciano trato de solucionarlo y para ello fijo los precios de las mercancías en todas las regiones del imperio romano.

Su fracaso

Diocleciano decidió retirarse. Quizás se hallaba un tanto resentido en su salud (ya tenia setenta años), quizás estaba ya cansado de soportar tantas responsabilidades, o acaso quiso con su renuncia que el sistema de sucesión de la tetrarquía se pusiera a prueba.

El 1° de mayo del 305, en Necomedia ante una estatua de Júpiter, Diocleciano se saco el manto dorado, la diadema y el cetro y se lo dio a Galerio, que se convertiría así en el nuevo Augusto. En el mismo día también Maximiano pasaba sus insignias a Constancio. Luego Diocleciano se encerró en un inmenso palacio que se había construir cerca de su ciudad natal. Y ya no salió mas de allí, donde murió ocho años después, en el 313.

Ya ni había pasado un año después de su retiro, que los miembros de la tetrarquía surgía la discordia. Entonces estallo una guerra civil en el imperio. Diocleciano encerrado en su palacio veía como todo se arruinaba. Maximiano le pido ayuda, pensando que con su autoridad podría llegar a poner orden, entonces a los mensajeros que él envió les respondió así: “Si Maximiano viera que hermosas lechugas, plantadas con mis manos, crecen en el huerto, no me pediría que volviera a la vida política”. Fue una respuesta con ironía.

El ya había trabajado durante veinte años por el bien del imperio. Había fracasado al querer modificar una situación histórica que era imposible cambiarla gran emperador le cupo la gloria de haber hecho todo lo posible por demorarlo.

DRAMATIZACIÓN

Cuando el emperador Marco Aurelio Numeriano murió en el 284, sus tropas le proclamaron emperador. Carino, hermano de Numeriano, se opuso a la proclamación y derroto a las tropas de Diocleciano, y en el 285 fue asesinado por sus soldados que reconocieron a Diocleciano.

Al subir Diocleciano al poder, tuvo que enfrentar problemas del imperio

Diocleciano: - no puedo solo con todo, voy a tener que elegir a alguien que colabore conmigo -

Y en el año 286 dio las insignias del poder imperial a un fiel compañero Hércules Maximiano. Estos dos titulados “Augustos”.

Diocleciano: - yo Diocleciano tomare parte de imperio las provincias orientales con capital en Nicomedia -

Maximiano: - y yo las occidentales con capital en Milán -

Otro gran problemaera que a la muerte de un emperador se disputaban el poder en sangrientas batallas.

Diocleciano: - para hacer regular la sucesión y no tener que recurrir a la guerra eligiremos a dos emperadores -

Maximiano: - nuestros sucesores -

Diocleciano: - si, dos Césares -

Entonces Diocleciano eligio a su César Galerio y Maximiano a Constancio

Galerio: - yo gobernare la península Balcánica y otras provincias del Oriente -

Constancio: - y yo gobernare España, Galia y Bretaña

Por eso se llamo Tetrarquía, porque era un gobierno de cuatro personas.

Diocleciano decidió retirarse, tal vez se hallaba un tanto resentido en su salud, quizás estaba ya cansado de soportar tantas responsabilidades, o acaso, quiso, con su renuncia que el sistema de sucesión de la tetrarquía se pusiera a prueba. Luego se quedo en un palacio y no salió mas de ahí, donde después de ocho años murió, en el año 313.

Vídeos relacionados