Catedral de Santa María de la Almudena (Madrid)

Arquitectura. Historia. Catedrales neogóticas. Dimensiones. Exposición de sus partes. Palacio Real. Epístola

  • Enviado por: Patry kuki
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

CATEDRAL DE SANTA MARÍA DE LA ALMUDENA

HISTORIA DE LA CATEDRAL

'Catedral de Santa María de la Almudena (Madrid)'

La catedral de Santa María la Real de La Almudena es la catedral católica de Madrid. Se trata de un templo de 102 metros de longitud y 73 de altura con una mezcla de diferentes estilos: neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en la cripta.

La fachada, da a la plaza de la Armería, enfrente del Palacio Real de Madrid. Sobre el crucero del templo, se levanta una cúpula doble, exterior e interior, con tambor octogonal en el que se abren cuatro grandes ventanas. La Almudena tiene una orientación norte-sur, fruto de su concepción como parte integrante del conjunto del Palacio Real de Madrid. Está construida en piedra de Novelda y granito de las canteras de Colmenar Viejo (Madrid).

Los deseos por construir una catedral en Madrid se remontan al siglo XVI, durante el reinado de Felipe II.

Siempre bajo patrocinio real, hubo varios intentos posteriores. Por ejemplo, durante el siglo XVIII se plantearon varios proyectos, entre ellos los de Sachetti y Ventura Rodríguez. Pero no fue hasta el 4 de abril de 1883 cuando el rey Alfonso XII puso la primera piedra de la futura catedral de Madrid en unos terrenos que, son cedidos por el Patrimonio Real en 1879, junto a la plaza de la Armería, enfrente del Palacio Real.

El marqués de Cubas, a cargo del proyecto, reformó su proyecto inicial como iglesia parroquial proponiendo una imponente catedral neogótica. Los trabajos comenzaron por la cripta, construida en estilo neorrománico, con acceso por la Cuesta de la Vega y que no se abrió al culto hasta 1911, una vez concluida por Enrique María Repullés. En esa misma época se levantaron los primeros pilares, pero los trabajos quedaron prácticamente abandonados hasta 1950, año en el que Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro ganaron el concurso convocado para la terminación de las obras. Entonces el carácter del templo cambia ya que el exterior es neoclásico, siendo éste el aspecto que tiene actualmente. Así la catedral se integraría con el entorno, también neoclásico, del Palacio Real.

Las obras continuaron hasta su paralización en 1965, ante la falta de fondos y de apoyo del ayuntamiento. Transcurrieron casi veinte años hasta que, en 1984, se creó un patronato que consiguió el apoyo de instituciones públicas y privadas para finalizar las obras. La catedral fue consagrada por el papa Juan Pablo II el 15 de junio de 1993, tomando el relevo de la colegiata de San Isidro, que había sido la catedral provisional de Madrid desde 1885.

En al año 2005 se inauguró una exposición sobre la Inmaculada y España, organizada por la Fundación Las Edades del Hombre.

Dimensiones de la Catedral: La longitud total de la Catedral es de 102 metros, la longitud de la nave central es de 82 metros, la longitud del crucero es de 68 metros, la altura de la cúpula hasta la cruz es de73 metros, la altura de las torres de la fachada hasta la velete es de 60 metros, el ancho de la nave principal es de 12,5 metros, el ancho de las naves laterales es de 6 metros, el ancho de las capillas también es de 6 metros y, la superficie total de la Catedral es de 4800 metros cuadrados.

'Catedral de Santa María de la Almudena (Madrid)'
: Plano de la Catedral

Imagen de la nave en cruz: 'Catedral de Santa María de la Almudena (Madrid)'

'Catedral de Santa María de la Almudena (Madrid)'
: Vista Aérea de la Catedral

EXPOSICIÓN: PARTES Y DESARROLLO DE CADA UNA DE ELLAS

La exposición ha tenido lugar en la Catedral de La Almudena. Es un templo bien reciente, casi a estrenar, cuyas obras se inician a finales del siglo XIX sobre unos terrenos donados por Alfonso XII que habían estado ocupados por la antigua parroquia de Santa María y que fueron concluidas por el arquitecto Chueca Goitia. Fue consagrada por el Papa Juan Pablo II el día 15 de junio de 1993. La exposición va cohabitar con el culto, pues se va a desarrollar en las naves laterales, más el crucero, la capilla del Santísimo y la girola, mientras que la nave central queda dedicada exclusivamente para las celebraciones litúrgicas. La entrada se verifica por la fachada que se enfrenta al Palacio Real y por la nave del lado de la epístola.

La exposición se desarrolla en cuatro capítulos, a los que se añaden una introducción y un epílogo.

El Capítulo I se titula: “Para gloria de la Madre de Dios”, y trata la justificación de éste y de todos los dogmas referidos a María. La gran verdad es que la elegida por Dios para ser la Madre de su Hijo, fue preservada del pecado original, la quiso Virgen antes, en y después del parto y fue asunta al cielo.

'Catedral de Santa María de la Almudena (Madrid)'
El Capítulo II se titula “Los Balbuceos” y pretende, a través del gótico, hablar de las primeras expresiones de la fe en la Inmaculada Concepción. Por eso se ha dividido en cuatro apartados: 1) La Nueva Eva, 2) El Árbol de Jesé, 3) El Abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la Puerta Dorada, y 4) Santa Ana Trina.

El tercer capítulo se titula “A la búsqueda de su identidad”. En este capítulo se puede observar el recorrido de maduración de la fe del pueblo en la Inmaculada Concepción. Aquí destacan varias tablas de pintura y dos tallas de madera policromada, pertenecientes al Renacimiento, amén de un ejemplar de una obra de Lope de Vega que procede de la Biblioteca Universitaria de Salamanca.

El cuarto y último capítulo titulado “Del esplendor a la Definición Dogmática”. Este capítulo se divide en tres apartados:”La Inmaculada, Reyes y donantes”, “La fe del pueblo” y finalmente “El esplendor artístico”.Este lo componen numerosos documentos como el Testamento de María de Aragón, un Decreto de Isabel la Católica y otro de Carlos III, Votos de Villa y Tierra, coplas populares, juramentos de profesiones, códices, etc. Y varios lienzos, entre los que destaca la Inmaculada Oballe, de El Greco. Cierra la exposición la única obra moderna de toda la muestra de pinturas: una pintura de sor Isabel Guerra, realizada para conmemorar este aniversario de la proclamación del dogma de la Inmaculada.

VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN

Para nosotras la exposición a la Catedral de La Almudena, fue muy interesante ya que pudimos apreciar los diferentes cuadros de la Virgen María pintadas por diferentes artistas como: El Greco, Alfonso X El Sabio, Fray Luis de León, Antonio Palomino y Alonso Cano entre los más destacados.

Además pudimos observar la subjetividad con la que cada pintor expresa su opinión acerca de la Inmaculada Concepción al plasmarla en sus diferentes cuadros.

También destacamos la importancia de éstas obras en las expresiones del Barroco andaluz, castellano y madrileño, como el desarrollo de los estilos artísticos, además de cómo se ha ido comportando la fe del pueblo español.

Pensamos que además del valor religioso que tiene, al representar las diferentes etapas de la vida de la Virgen María, cabe destacar el aporte cultural para todas las personas que hemos tenido ocasión de disfrutar de la exposición.

En cuanto lo que fue la forma de cómo visitar la exposición nos pareció la correcta, ya que así todas las personas que había disfrutando de ella podían seguirla a su ritmo, nosotros en cambio no tuvimos mucho tiempo de apreciar las obras del todo ya que el tiempo que duró la exposición fue bastante corto. Además los auriculares esos que nos dieron no eran demasiado buenos porque a algunas personas no les funcionaron correctamente y tuvieron que seguir la exposición con mayor atención.

En conclusión, la exposición acerca de la Inmaculada Concepción de la Virgen María fue bastante agradable ya que por una vez más pudimos conocer como se ha tratado a personas tan especiales como la Virgen a lo largo de la historia y, como tantas personas han querido reconocer la labor de la Virgen en nuestra historia.

5