Catecolamina

Neurología. Núcleo catecol. Grupo amina. Tensión aguda. Neurona. Ansiolíticos. Antidepresores. Anfetamina. Metilfenidato. Trastornos afectivos

  • Enviado por: Igab
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 2 páginas
publicidad

CATECOLAMINA

El término catecolamina se refiere en forma genérica a todos los compuestos orgánicos que contienen un núcleo catecol y un grupo amina. En la práctica el término catecolamina incluye la dihidroxifeniletilamina (dopamina), norepinefrina y epinefrina.

Las neuronas noradrenérgicas del sistema nervioso central actúan en forma muy semejante a las neuronas noradrenérgicas del sistema simpático periférico. La estimulación eléctrica de las neuronas noradrenérgicas del locus produce en la corteza el aumento en el recambio de norepinefrina y acumulación del sulfato que es dependiente de la frecuencia de estimulación. La interrupción de la descarga de impulsos en estas neuronas disminuye el recambio de norepinefrina pero tiene efecto mínimo o nulo sobre el equilibrio del estado estacionario del transmisor.

La tensión aguda (estrés) provoca aumento del recambio de norepinefrina en el SNC, lo cual se piensa que ocurre como resultante del aumento del flujo de impulsos en las neuronas noradrenérgicas.

Las neuronas del tallo cerebral convierten la dopamina en noradrenalina, la cual se almacena en las vesículas sinápticas a lo largo de la mayor parte del cerebro y de la medula espinal.

Los ansiolíticos actúan principalmente sobre las neuronas noradrenérgicas. Pueden producir un bloqueo del aumento en el recambio de la norepinefrina inducidos por el estado de tensión.

Los antidepresores inhiben la enzima MAO, la cual se halla involucrada en la desaminación oxidativa de las catecolaminas, y por lo tanto provocan un aumento de las cifras endógenas de dopamina y de norepinefrina en el encéfalo.

Los medicamentos principales en la categoría de estimulantes son los isómeros de la anfetamina y del metilfenidato. Se sabe que las anfetaminas y los compuestos relacionados actúan sobre las neuronas que contienen catecolaminas, ya que la anfetamina tiene una estructura molecular semejante a la catecoplamina. El uso de la anfetamina puede reproducir estados de paranoia inducida.

Se piensa que de la influencia de las catecolaminas sobre los trastornos afectivos, la cual afirma que en general, la depresión de la conducta puede estar relacionada con deficiencia de las catecolaminas en receptores funcionalmente importantes del SNC, mientras que la manía resultaría del exceso de catecolaminas.

Bibliografía.

Cooper, J; Bloom, F; Roth, R. (1996) Las bases bioquímicas de la neurofarmacología. Manual Moderno, México.

Costa, E. (1995) Simple neuronal models to estimate turnover rate of noradrenergic transmitters in vivo. British journal of psychiatric. 2: 169

Bachelard, H. (1998) Bioquímica del encéfalo. Manual Moderno, México.