Castellano

Lengua. Lenguaje. Español. Idioma. Orígenes. Barbarismos. Evolución. Influencias. Filología. Lingüística

  • Enviado por: Lucerutti
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

LA LENGUA CASTELLANA NACE, CAMBIA Y

EVOLUCIONA A TRAVÉS DEL TIEMPO.

Introducción

A lo largo del desarrollo del informe, explicaremos cómo la lengua castellana nace, cambia y evoluciona. Por este lado podremos comprobar que las lenguas, que en su momento eran de mayor importancia, mueren por la aparición de otras, dando como ejemplo nuestra lengua: El Castellano.

Para obtener información sobre el nacimiento del castellano, los cambios que se produjeron en esta lengua en compañía con otras menores, la evolución y la desaparición de lenguas primitivas por la aparición del castellano, lo pudimos obtener a través de libros de texto (incluyendo el utilizado en clase), enciclopedias y de información de Internet.

Desarrollo:

Todas las lenguas tiene su historia y el castellano tiene la suya.

Antes de la llegada de los romanos, en la península ibérica existían otras lenguas. Estas se perdieron por la aparición del latín. Sin embargo, los romanos fueron incorporando algunas palabras de las lenguas primitivas o prerromanas, un ejemplo claro es la adaptación de hispania, con el significado de “tierras de conejos”.

En el latín, lengua oficial del imperio romano y de pueblos conquistados, se distinguían dos variedades: el latín clásico o literario que era la lengua escrita que utilizaban los poetas, historiadores, filósofos, entre otros, y el latín vulgar que era la lengua oral usada en las comunicaciones cotidianas.

La llegada de los bárbaros generó un conflicto en las comunicaciones, ya que éstos no impusieron sus lenguas a los pueblos invadidos. Esto significa que en los territorios del antiguo imperio se siguió hablando el latín vulgar y en el resto de los lugares se hablaban las lenguas de cada pueblo bárbaro.

Durante esta época se pudo observar un gran aporte de vocabulario de las lenguas germánicas de los pueblos invasores, al latín vulgar. Por este motivo se originaron nuevas lenguas, ya que se fueron aumentando las diferencias entre los usos del latín vulgar. Estas fueron llamadas lenguas romances o neolatinas, entre ellas se encuentra el castellano, el catalán, el francés, el portugués, el provenzal, el rumano y el sardo.

La formación de estas nuevas lenguas se realizó mediante un proceso que transcurrió a través de varios siglos. Algunos de estos cambios fueron: por ejemplo el de la “E” por la “IE” como terra y tierra; el cambio de “O” por “UE”, como bonus y bueno.

Además de estas transformaciones realizadas en la lengua hablada se hicieron otros cambios en algunas voces en forma directa de la lengua escrita. Estos fueron llamados Cultismos, lo que significa que de una palabra latina se originaron dos términos en castellano, uno por vía oral, popular y el otro por vía escrita, culta; cada uno con significado propio.

Se calcula que siete de cada diez palabras del castellano derivan de la lengua latina (Esto lo pudimos comprobar observando que en nuestro curso la mayoría de los nombres son de origen latino, ya que es la lengua madre).

En la formación de las lenguas romances, las lenguas bárbaras aportaron vocabulario, tales como: albergue, blanco, banda, embajada, feudo, guerra, orgullo, robar, tregua, etc.

Los árabes comenzaron a invadir la península ibérica en el año 711 d.c. Permanecieron ocho siglos en el territorio, sin embargo la lengua árabe no influyo sobre la de los habitantes de la península. Éstos aportaron al vocabulario sufijos y prefijos, como por ejemplo: ajedrez, alcantarilla, alcoba, álgebra, azúcar, barrio, cero, jarra, sandia, tambor, etc.

En año 1492 fue muy significativo debido que se produjeron hechos muy importantes: el primero dio lugar a la extensión del uso de la lengua castellana en la península, el segundo hecho fue la fijación de las reglas de uso correcto de la lengua castellana, gracias a la publicación de la primera gramática de esta lengua y por ultimo el descubrimiento de América, ya que se inicia la expansión del castellano en el Nuevo Mundo.

Los primeros documentos escritos en lengua romance, son anotaciones realizadas por monjes que leían textos religiosos latinos y al no pode entenderlos fácilmente, los tradujeron a la lengua que hablaban diariamente.

El Cantar del Mio Cid, es el primer texto literario del castellano, fue escrito en el siglo XII. Este poema fue de gran importancia ya que, a partir del mismo, se fue asentando el castellano.

Con la legada de los españoles a América, en 1492, el castellano se convierte en la lengua oficial de las colonias americanas, ya que a su vez convive con las lenguas indígenas. La necesidad de los españoles de comunicarse con los indígenas lleva al uso de gestos y luego a interpretes que permitiesen la ínter comprensión entre estas culturas tan diferentes. Muchos términos de las lenguas amerindias eran desconocidas en Europa, antes de la llegada de Colón a América. Como por ejemplo: ananá, batata, cacao, huracán, jaguar, llama, maíz mate, ñandú, puma, tabaco, yararé, entre otras.

La influencia de la iglesia fue muy importante, puesto que realizó, un intenso labor de evangelización y educación de niños y jóvenes.

La hispanización de América comenzó a desarrollarse a través de la convivencia de españoles e indios. Hay que tener en cuenta que la población hispana provenía de diferentes regiones de España.

El castellano no solo se formó mediante un proceso que duro siglos, sino también se tuvieron en cuenta las contribuciones o influencias de otras lenguas que por ejemplo aportaron en la formación del vocabulario, uno de ellos el griego que incorporó algunas palabras a través del latín durante el período del imperio romano, tales como : escuela, gobernar, púrpura. También se formaron nuevas palabras con prefijos y sufijos griegos para la determinación de nuevos inventos, por ejemplo: radiografía, teléfono, televisión, etc.

Otra lengua que aportó un importante grupo de términos fue el francés, probablemente por causa de la proximidad que España y Francia tenían. Las palabras de origen francés son por ejemplo: coqueta, debate, garantía, hotel, pantalón, sofá, etc.

Tampoco podemos dejar atrás los aportes lingüísticos de los inmigrantes italianos en América, algunas palabras de éste origen son: balcón, capricho, novela, etc. En Argentina se utilizan muchos términos culinarios de origen italiano, tales como: al dente, fugaza, lasaña, pascualina, etc.

El ingles realizó aportes de vocabulario, que en la actualidad son muy utilizados en diferentes ámbitos, en deporte: tenis, voley, golf, surf, etc. y en la rama de la tecnología más sofisticada: back-up, personal computer (PC), etc.

El origen del castellano comenzó en un lugar de España llamado castilla (palabra proveniente de castillo), por este motivo, esta lengua obtuvo ese nombre.

Actualmente la lengua española o castellana es hablada en España y en las naciones hispanoamericanas. Es la cuarta lengua oficial más hablada del mundo y la emplean aproximadamente unas doscientos cincuenta millones de personas.

Conclusión

En síntesis podemos decir que comprobamos que las lenguas cambian, a través del paso del tiempo, observando la desaparición la lengua madre que era el Latín, dando lugar al nacimiento de nuevas lenguas que fueron base para la formación del castellano. También encontramos otros idiomas que aportaron a nuestra lengua, según el período de la historia, diferente tipo de vocabulario, tales como el griego, francés, el italiano y el ingles.

A partir de esto, llegamos a la conclusión que el castellano nació de otras lenguas muertas, que cambió a través del tiempo evolucionando, hasta llegar al castellano de hoy, con un amplio vocabulario con aportes de otros idiomas y también con transformaciones que se le han realizado, como el lunfardo que ya forma parte de la sociedad en su comunicación diaria.

Bibliografía utilizada:

  • Guido María Rita, Blanco María Imelda, Groppo Marcela, entre otros. El libro del Lenguaje y la Comunicación 9 . Buenos Aires, Estrada 1998.

  • Aberg Alf. Video Consultor Didaco. Barcelona 1993.

  • www.el-castellano.com/23abr.html