Cartel

Diseño gráfico. Semiología. Semiótica. Estudio de los signos. Mito

  • Enviado por: Rodrigo Gatica
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Elementos de la Semiología

Resumen

Para entender la semiología, es decir el estudio de los signos, es necesario conocer los elementos que la constituyen. Tomando como base la definición de Umberto Eco, “la semiótica estudia todos los procesos culturales como procesos de comunicación” , considerando los fenómenos culturales como fenómenos comunicativos, la lingüística estructural aporta los principales elementos de la semiología:

  • Lengua y habla

  • Significado y significante

  • Sistema y sintagma

  • Denotación y connotación

  • En la dicotomía lengua/habla se establece una diferencia. La lengua es en un sistema organizado de signos establecidos para la comunicación dentro de una sociedad, también se conoce como código de comunicación. Y el habla es la forma individual de expresar la lengua. Esta definición planteada por Ferdinand de Saussure fue retomada por Hjelmslev quien redistribuyó los términos de manera más formal. Él distingue tres planos: a) el Esquema que es la lengua es su forma pura; b) la Norma que es la lengua como forma material, es decir la pronunciación adoptada por una sociedad; c) el Uso que es la lengua en cuanto a conjunto de hábitos de una sociedad dada, por ejemplo, la s final que no pronuncian algunos pueblos de la costa.

  • Esta segunda dicotomía significado/significante comprende dos planos el del significado o contenido del signo, es decir el que expresa el concepto, la representación psíquica de la cosa, y va asociado al significante que constituye el plano de la expresión, la materialidad de las palabras En semiología el significado puede ser reemplazado por cierta materia, en este caso la de las palabras. En estos planos Hjemslev introdujo una distinción, cada plano comporta dos strata la forma y la sustancia. La forma que puede ser descrita por la lingüística, y la sustancia que sólo puede ser descrita por premisas extralinguísticas. La forma es la representación psíquica del significado y la sustancia pueden ser los aspectos emocionales, ideológicos o simplemente conceptuales; en el significante la forma es puramente material y la sustancia también, es decir, sonidos, imágenes u objetos. El signo es un componente binario en el que se establece una relación entre significado y significante, llamada significación. La significación es un proceso, es el acto que une el significante y el significado, acto cuyo producto es el signo. Otro de los aspectos del signo es el valor que tiene una relación estrecha con la noción de lengua. El valor es el sentido semántico de una unidad lingüística, por oposición a su denotación, referencia, etc.

  • Sistema es el conjunto de signos que tienen una relación entre sí, de tal modo que los cambios producidos en cualquiera de ellos repercute en los demás. Por ejemplo, el grupo de piezas de un reloj representa un sistema. El sintagma se representa de forma encadenada, es una yuxtaposición en forma coherente de signos diferentes con significado unitario. Por ejemplo, el habla es de naturaleza sintagmática, en el sentido de que las palabras se organizan o se encadenan seguidas unas de otras.

  • Denotación y connotación son dos términos que se relacionan en oposición. La denotación es la acción de indicar o significar algo mediante un signo. Por ejemplo, gato, denota una cierta clase de animales existentes en el mundo, un gesto puede denotar un estado de ánimo. La connotación, por oposición al significado denotativo, básico, literal o asociativo, da un tipo de significado secundario a un vocablo o expresión derivado de una de las características más o menos constante del contexto en que se emite. Por ejemplo, gato, connota agilidad, astucia, independencia, etc. Hjelmslev denomina semiótica connotativa, constituida por dos sistemas: el del plano de la denotación y el segundo, extensivo al primero, el plano de la connotación. Se dirá pues que un sistema connotado es un sistema cuyo plano de la expresión está constituido por un sistema de significación. Los sistemas de significados, según Eco, se constituyen en estructuras (campos o ejes semánticos) que obedecen a las mismas leyes de las formas significantes.

  • Cartel

    El mito en el cartel

    Teoría

    Para las lenguas modernas relacionadas con la cultura de Occidente, una noción general de mito, del griego mythos, significa una relación de historias legendarias, engendros de la fantasía, con fundamento más o menos histórico. Hoy, llamamos mito a algo fingido, aunque no es totalmente producto de la ficción, sino que parte de datos reales, adornado y embellecido por la fantasía. Los mitos entrañan una cuestión cultural y ofrecen muchas veces el modo de la creación de nuevas formas de vida y de pensamiento.

    El simbolismo del mito fue estudiado desde 1836 por Friedrich Creuzar quien dio a conocer su doctrina interpretativa en su famoso libro Symbolic und Mythologie der alten Volker, en él dice que para dar a conocer al pueblo las verdades fundamentales era necesario que se les pusieran en símbolos, darles forma simbólica. Por ejemplo, las ideas de la existencia de un dios único, del mundo, del hombre en sus evoluciones, no hubieran sido captadas por las personas de pocos estudios si no se hubieran condensado en símbolos.

    En la actualidad el mito se reconoce como un sistema semiológico, en tanto el mito es un habla. Aunque la semiología no está todavía constituida, la preocupación por la significación ha estado presente en la investigación de todos los fenómenos culturales, y postular una significación es recurrir a la semiología. La semiología es una ciencia de las formas en tanto que estudia las significaciones independientemente de su contenido.

    En el cartel el mito aparece en la significación que percibimos del signo, es decir por la relación que hay entre el significado y el significante, esto es, por la forma que representa el concepto, el mensaje que queremos transmitir al receptor, al que observa el cartel. Desde un punto de vista mítico encontramos esa relación dicotómica entre el concepto y la forma ordenados en el espacio con una intención, una motivación determinada.

    Tomemos como ejemplo el cartel que presento en la parte superior de la página. Independientemente de la presentación gráfica (forma o significante) y del contenido (significado o concepto), este signo, resultante de la relación de los dos primeros términos, muestra una significación mítica que se establece en base a la motivación.

    ¿Cuál es la motivación de este cartel? ¿Cuál es el mito? En primer lugar tenemos el cartel como signo en su totalidad espacial que refiere a un artista gráfico llamado Escher. Pero en el cartel encontramos varios planos o niveles de significación que están dados por la composición (ordenamiento espacial), el color, el fondo, la tipografía, y los juegos de forma, contraforma y contraforma de la contraforma. Más allá del contenido literal que denota el mensaje (Escher como sustantivo nominal), connota un contexto (toda la obra gráfica de Escher).

    Como base del cartel en un último plano o signo encontramos el color negro (fondo) que nos remite a la obra original de Escher realizada casi en su totalidad en una gama que va del blanco al negro en diferentes intensidades de grises e intenciones (bidimensionalidad, tridimensionalidad, etc). En primer plano aparece el signo tipográfico en colores brillantes en contraste con los colores que Escher utilizaba, generalmente colores vivos con un matiz opaco para denotar en su obra la sobriedad y la preponderancia de la forma sobre el color. El acomodo de la tipografía se muestra como una analogía de los juegos de forma y contraforma (primera y segunda palabras que aparecen en reflejo) que Escher realizaba en cada una de sus obras. La tercera aparición de la palabra Escher en el cartel es una propuesta del autor, en la cual siguiendo el orden sintagmático, arbitrariamente descompone la significación unitaria del signo en seis signos independientes para denotar la contraforma de la contraforma y connotar que el signo, que puede ser fónico, gráfico u objeto, no sólo puede ser analizado de una forma dicotómica (forma y contenido) sino hasta tricotómica (forma, contenido y significación) completando así el carácter mítico (la significación) del cartel.

    En el mito encontramos el esquema tridimensional al que acabo de referirme, tanto en un primer plano lingüístico (significado, significante y signo) como en el plano de la significación (forma, sentido y significación). El vínculo que une el concepto del mito al sentido es esencialmente una relación de deformación (la descomposición de la forma en signos independientes) para connotar un sentido metalingüístico y así encontrar el origen real de un signo, sea cual fuese su sustancia y forma, en función del referente semiótico que alude.

    Vídeos relacionados