Cartas para Claudia

Narrativa psicológica. Autoestima. Autodependencia. Terapia gestáltica. Autorrealización. Argumento

  • Enviado por: Marco Antonio Ortega Moulin
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Ensayo del libro

CARTAS PARA CLAUDIA

El libro me dejó la impresión de ser una ventana por la cuál podemos ver varias cubetas llenas de agua. Éstas cubetas fueron llenadas por un psicoterapeuta llamado Jorge Bucay, él, ha cambiado el nombre de cubetas por Claudia. Con esto quiero decir que Jorge encuentra unos recipientes en los cuales podrá desahogarse para sentirse comprendido y obtener cierta felicidad. Es como si se encontrara con su yo y comenzara a platicar a sí mismo, pero no lo hace de ésta forma, inventa un personaje, al cuál le da el nombre de Claudia y la idealiza como una mujer muy bella e inteligente capaz de comprender lo que le escribe e interesada en unas cosas más y le hace preguntas. De ésta manera Jorge escribe todo lo que el siente por ella, lo que piensa sobre lo que sabe, sobre el comportamiento, la neurosis, el aprendizaje, el darse cuenta e incluso narra sucesos que ocurren dentro de él, llega a psicoanalizarse a sí mismo y comenta ejercicios sobre gestalt. Es muy interesante e ilustrativo leer este libro pues por medio de él tenemos acceso a una parte del conocimiento y opiniones propias por parte de Jorge. Relata cuentos, algunas terapias que ha dado, propone nuevos caminos e insiste en que debemos darnos cuenta, no vivir en el pasado ni en el futuro, no morir en vida, darnos cuenta de que estamos vivos y vivimos en un aquí y en un ahora, el pasado y el futuro no existen materialmente, son producto de nuestra mente, de hecho, no sabemos en realidad si lo que conocemos, o creemos como pasado realmente fue así. Esto lo relaciono con un video visto en clase, cuando un pintor muy reconocido decide pintar algunos cuadros sobre las vistas del pueblo en el que vivía cuando era chico, los cuadros se asemejan a la realidad pero tienen mucha idealización, el plasma en las pinturas su recuerdo, calles anchas, un lugar muy colorido y bien alineado, cuando la realidad vista por medio de fotografías es otra, no muy diferente pero diferente a la que el tenía en mente. De esta forma podemos darnos cuenta que nuestro cerebro puede confundirse, equivocarse e incluso hacernos recordar cosas que nunca sucedieron. Como ejemplo vimos que si a una persona se le culpa de asesinato (siendo ésta inocente) llega un momento en que acepta su culpa, pues en sus recuerdos se a insertado un falso recuerdo, se a inventado algo en esa persona y ella los afirma completamente. Otro ejemplo parecido fue el del experimento de los muchachos a los que les dieron papeles de reos y de custodios, representaron su papel tan cotidianamente que llegaron al grado de sentirse en el papel asignado pero en realidad, o sea, como que fue tal la presión en su cerebro tanto para los reos como para los custodios que adoptaron el papel y a los custodios se les comenzó a pasar la mano pero los reos nunca dijeron nada y aceptaron todo sumisamente.

No concibe al ser humano como una máquina, un ser finito al que se le puede delimitar y a partir de ello definirlo. Lo cree como un todo, un universo, dice que cada quien es el centro de su propio universo, con esto no quiere decir que intentemos ser el centro del universo de los demás, cada quién es su propio centro de su propio universo y por lo tanto cada quién comprende un universo distinto pero entre los cuales hay cosas en común y esas cosas en común son las que no hacen poder sociabilizar y comenzar a aceptar al otro, pero el otro, es eso, OTRO, es decir, es diferente a nosotros, o sea que no debemos pedirle que sea como nosotros, talvez lleguemos a reflejarnos en el otro y por medio de esto podemos conocer nuestras partes que no conocíamos sobre nosotros, por ejemplo, cuando alguien nos cae mal, ya sea por una actitud, una respuesta o un comportamiento, es por que hay algo o creemos que hay algo en esa persona que también está en nosotros y nos molesta, no necesariamente debe existir en el otro, pero por medio de un reflejo podemos captarlo, y si antes de reaccionar viceralmente, recapacitamos y nos vemos hacia dentro, podremos darnos cuenta de qué es aquello que no nos gusta de nosotros, y hacernos responsables sobre eso. Relaciono esto con lo que en clase fue repetido en varias ocasiones, no debemos escudarnos en la ignorancia, al contrario debemos buscar en qué estamos fallando y hacer algo para corregirlo y no tan solo decir “es que yo no sabía”.

Enfatiza sobre la correcta utilización del leguaje para decir lo que se quiere decir, en especial se refiere a la palabra pero, la cuál dice, es muchas veces utilizada para contradecirse, dice que el utiliza esta palabra con mucho cuidado para realmente decir lo que tiene en mente y no echar por la borda lo anterior y crear una cierta paradoja.

También habla sobre la neurosis, nosotros repasamos en clase que durante la segunda guerra mundial, se hacían experimentos en humanos, no permitiéndoles conciliar el sueño profundo, siempre eran despertados antes de llegar a esa etapa, el resultado a eso, fueron unas personas que padecían neurosis. Jorge dice que fundamentalmente en un individuo neurótico aparecen la inmadurez, ahedonía, interrupción, falta de límite entre fuera y adentro.

Cuenta también como fue que conoció a July, antes de recibirse después de la presentación de una obra, lo presentaron con ella, July le dijo que cuando se recibiera, la fuera a visitar, y 3 días después de recibirse fue a verla, le preguntó que para qué la había ido a visitar, la respuesta que ella buscaba era “para aprender” y lo consiguió, después fueron tiempos de mucho trabajo para Jorge en los cuales aprendió mucho de parte de July, después de un largo tiempo de no verse, se reencontraron y platicando sobre cómo les estaba yendo y cómo trabajaban, July se dio cuenta que Jorge estaba haciendo gestalt y le dio varios libros a leer para que aprendiera mas sobre eso, entre los libros había filosofía hindú, la cuál le sirvió mucho.

En varias ocaciones (3) realiza ejercicios gestálticos, primero se imagina ser una cámara y recorre una por una sus funciones y las compara o adapta a su ser, después hace lo mismo con un árbol y por último con el agua.

Sobre la concentración y el estar, dice y estoy de acuerdo en que no podemos estar abarcando u atendiendo dos cosas al mismo tiempo pero sí podemos desatender dos o mas cosas al mismo tiempo, como ejemplo pone el dibujo de la copa (en negro) y las caras en blanco, dependiendo de qué es lo que tomes como fondo, ya sea lo blando o lo negro, es lo que verás, o la copa o las caras, pero no podrás ver las dos cosas al mismo tiempo, o sea que cuando estamos haciendo algo y existe una distracción , esta distracción es mandada al fondo para después atenderla, pero si la distracción es muy fuerte, entonces interrumpe los que estamos haciendo, y si no la atendemos ya no podemos hacer lo que originalmente hacíamos, es decir, tenemos que evitar las interrupciones, atendiendo las distracciones o necesidades en su debido tiempo para no tener cosas en el fondo que después puedan llegar a interrumpir nuestro trabajo u estado original.

Vivimos en un mundo de cantidad en el cuál ya no se genera calidad, habla de que lo mejor es la calidad, es mejor hacer algo bien hecho que hacer mucho mal hecho. Pues lo mal hecho no es más que basura y además en cantidad, ¡es mucho peor!.

Durante la lectura del libro, encontré que éste psicoterapeuta ha leído mucho y está muy preparado, el también acude a terapias, vá con Fritz, su psicólogo personal, tan personal que es aquél Fritz transformado a sus necesidades, la sala de terapias se encuentra en su misma cabeza de Jorge, cuando tiene algún problema, por ejemplo, cuando recae en una depresión, acude a el, comienza a desahogarse y a buscar una salida por medio de la reflexión, es una autoliberación la que le sucede al poder tener a alguien en sus pensamientos que lo haga deducir y buscar una solución a su depresión, cuenta cómo extraña a su padre y cómo le hubiera gustado haber podido disfrutar momentos de su niñez con él, añora esos momentos pero no reclama ni se enfada por no haberlos tenido, tan solo demuestra su deseo pero al mismo tiempo acepta que eso ya pasó, él piensa corregirlo por medio de sus hijos, no piensa hacer lo que su padre hizo con él (no lo está culpando, recálco). Acepta su vida como es y todos los momentos tanto buenos como malos que ha pasado, los recuerda como lo que son, vivencias que lo han llevado a ser lo que es ahora, y yo creo que eso es muy cierto, no debemos olvidar que tanto las cosas buenas como las malas (tomando como bueno y malo, lo que nos da alegrías y satisfacciones, como lo que nos hiere y nos hace sentir mal en ciertos momentos respectivamente) son las que trazan el camino que hemos recorrido hasta ahora, es decir, forman parte de nuestra vida y hay que reconocerlas, no a fuerza ni de mala gana, si no objetivamente y sintiéndonos bien de nosotros mismos por que estamos aceptándonos tal como somos al aceptar lo que hemos hecho y lo que hemos vivido, por eso es muy importante el darnos cuenta, el saber que estamos vivos, sentirnos vivos y vivir el presente, pues en el presente es en donde vivimos, es aquí y ahora, lo que hemos hecho y nuestros planes, existen en nuestros recuerdos, en nuestra mente.

Sobre la pareja, comenta que en nuestros tiempos, las relaciones de pareja son inseguras, tomando distancia uno del otro y no amarse por el temor de ser engañados o decepcionados. Es muy cierto lo que comenta sobre el decir “Te quiero” el querer implica una obligación un deseo de tener a la otra persona, en cambio el amar, es aceptar al otro, tal y como es, con sus cualidades y sus defectos, no aferrarla a nosotros ni obligarla a decirnos cosas que queremos escuchar, el amar es comprender al otro y conocerlo, el amar es cuando disfrutas el ver como crecen las alas y dejar volar al otro, no cortárselas.

Habla de los mandatos básicos que los padres dan a sus hijos, y no se dán cuenta cómo lo están limitando, bajando su autoestima y haciéndolo sentir mal. De esta forma el niño adquiere un tipo de miedo hacia la vida y hacia el mundo, los mandatos básicos son los siguientes:

No seas, no seas lo que eres, no te acerques demasiado, no pertenezcas, no crezcas, no seas un niño, tu no sabes hacerlo, no estés bien, ¡No!, no eres importante, se perfecto, no pienses, no sientas.

Hago una observación sobre los mandatos básicos, todos ellos excepto uno comienzan con la palabra no, dejando ver que los padres reprimen a sus hijos y los privan de muchas cosas, entre ellas de la felicidad de vivir. Y en una de ellas exigen al niño, mostrando que los padres son cegados a veces, por el cariño que tienen hacia sus hijos.

La predicción creadora, es cuando nos metemos en la cabeza la idea de que algo va a suceder y de tanto que lo buscamos, esto sucede. Jorge dice que no cree en las predicciones, tan solo nosotros hacemos que las cosas sucedan, nada está escrito y nosotros, sólo nosotros, somos los responsables de lo que hagamos.

Debemos expresar lo que sentimos y darnos cuenta de que lo que digamos sea lo que queremos decir, no debemos aferrarnos a las personas ni a las cosas, no necesitamos de la compañía de alguien, ni necesitamos decirle algo a alguien, mas bien queremos que alguien esté con nosotros, o queremos decirle algo a alguien pues la necesidad implica que es vital que se realice ese algo y no es así, debemos recapacitar y distinguir nuestras ansiedades, no mal interpretar lo que sentimos y conocernos.