Carlos Salinas de Gortari

Historia Mexicana Contemporánea. Presidentes mexicanos. República. México. Vida y trayectoria política. Sexenio Salinista

  • Enviado por: Fercho
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 14 páginas
publicidad
cursos destacados
La Formación Profesional y Académica y la transición formativo - laboral en contextos europeos
Asociación de Enfermería
1. Partiendo de… 2. Introducción 3. Estrategias y dinámicas familiares habituales en le...
Solicita InformaciÓn

Máster en Gobernanza, Marketing Político y Comunicación Estratégica
Universidad Rey Juan Carlos
Realizar una buena estrategia de marketing en una campaña electoral es fundamental para ganar unas elecciones y dar a...
Solicita InformaciÓn

publicidad

EL SALINATO

Nominación y campaña

La imagen de Carlos Salinas de Gortari, es de bastante imposición, este hombre logró imponer su presencia a todo lugar en el qué él se presentaba, esa mirada tan fija que demostraba querer dominar al mundo, esa mirada tan penetrante que calaba los huesos de quien se atrevía a mirarlo de frente a los ojos, una mirada que demostraba una presencia y una admirable confianza en sí mismo.

La gran trayectoria de este personaje le planteó las bases para poder ganarse el poder al cual aspiraba, su sed de mando era proporcional a su corta estatura, la cual lo hizo víctima de burlas y de bromas, provocando en él más soberbia y sed de venganza.

Este personaje comienza su historia como Secretario de Programación y Presupuesto en el sexenio de Miguel De la Madrid Hurtado, en el cual desempeñó exitosamente su puesto, su formación académica le había ayudado a obtener ese lugar, puesto que la tecnocracia estaba naciendo y él era parte de esa nueva tecnocracia, tenía la misma línea del presidente Miguel De la Madrid, el proyecto tecnócrata era prioritario para ambos, pero, en ese sexenio no se pudieron lograr grandes avances, puesto que la deuda externa ahogaba a la economía nacional. En ese momento las cosas no estaban tan bien, y era algo que Carlos Salinas tenía muy en mente, el sabía que esto no debía sucederle a él cuando algún día llegara al poder. Ese puesto en la Secretaría de Programación y Presupuesto ( SPP ) le dio un amplio lugar para poder observar los fenómenos que sucedían a raíz de las decisiones de índole económica tomadas por él y por el presidente.

La gran visión de este personaje lo fue colocando cada vez más, en una posición mas y mas adecuada para llegar al poder, su gran cercanía con el presidente facilitaba sus planes, aunque no estaba totalmente solo, el camino era largo y tenía que asegurarse completamente de que él llegara a la cima y así poder hacer aún lado a sus rivales. Es increíble como fue tan rápido el ascenso de este hombre, su inteligencia y su sed de poder lo colocaron en la mejor posición del juego para poder así lograr el premio más grande.

La presidencia era anhelada por Salinas de Gortari y la única forma de llegar era colocarse entre los mejores personajes en su cargo, y así fue, logró acercarse a personas de gran poder que le beneficiarían cada vez más y se movió rápidamente para evitar quedar fuera del juego, él sabía perfectamente que estaba en los proyectos de Miguel De Madrid, sabía perfectamente que estaba muy cerca del poder y que cualquier error por mínimo que fuera, sería lo suficientemente grave para hacerlo aún lado.

El camino se hacía mas largo y los caminantes eran cada vez menos, se necesitaba saber quienes terminarían la larga caminata y al parecer ese día estaba muy lejos, el día en que se nominaran a los precandidatos a los personajes que se disputarían el premio mayor y así poder tener el honor de ser el destapado.

El día llegó y el 17 de agosto de 1987 se dio por fin la lista de los hombres que competirían por el poder, una lista de posibles candidatos, una lista de seis personas que lucharían férreamente por quedarse con el premio mayor, estos hombres eran :

Ramón Aguirre Velázquez

Manuel Barttlet Díaz

Alfredo Del Mazo González

Sergio García Ramírez

Miguel González Avelar

Carlos Salinas de Gortari

La carrera había comenzado y la oportunidad para Salinas estaba dada, diez días después, se presentaría ante la dirigencia nacional del partido, para expresar su posición como precandidato la cual al parecer convenció a propios y extraños para ser el candidato oficial por el partido, su manera de expresarse se vio de forma populista y recordando las “raíces” del partido, en las cuáles basaba su discurso, de alguna manera alabó a las personas con las cuales él se presentaba diciendo:

“ Llego con orgullo, una vez más, a esta sede, la del Partido Histórico de la Revolución Mexicana. Llego a un partido renovado por el notable trabajo de sus dirigentes y de sus cuadros; por la vigorosa participación de los sectores agrario, obrero y popular; por la destacada labor de nuestros diputados y senadores; de los presidentes de los Comités Directivos Estatales y del Distrito Federal; de los distinguidos integrantes del Comité Ejecutivo Nacional y de su Consejo Consultivo [....] Soy militante del PRI por convicción. Por eso sirvo en un gobierno emanado de sus filas. La militancia y el servicio público responden a un mismo fin: los principios de la Revolución Mexicana y la ejecución del programa de nuestro partido.”

Salinas dijo lo que querían escuchar sus dirigentes, es por eso que no se complicó su nominación , en su discurso mostró su proyecto que de alguna manera convenció a propios y extraños pues en su oración agregó :

“La sociedad nos pregunta con razón : ¿cuál es la dimensión de los retos que el partido puede resolver? ¿qué vamos a hacer para enfrentarlos?,comprometamos una respuesta, . El país lo demanda; este nuevo paso democrático del partido lo permite.

¿cómo vamos a mantener la soberanía en un mundo tan competido y cambiante? ¿cómo vamos a abatir la inflación, que tanto lastima a la población, sin cancelar el crecimiento o comprometer el cambio? ¿cómo vamos a dar seguridad a los mexicanos, en sus familias, personas y patrimonio?[..

..] ¿cómo vamos a generar empleo para los jóvenes y bienestar a la población?, y ¿cómo vamos a conducir la enorme participación de la sociedad y lograr que se mantenga por cauces institucionales y pacíficos, evitar la violencia y afirmar la democracia?. Se trata de mantener vigente el proyecto democrático de la Revolución Mexicana. El reto es nuestro”

Como es de notarse se estaba previendo lo que sucedería tiempo después, estaba legitimándose por medio de un discurso, estaba comunicando lo que iba a suceder y estaba anunciando su proyecto neoliberal, globalizador y tecnocrático. Además concluyó así :

“Propongo un quehacer político moderno para enfrentar estos retos. Reconozco que la sociedad reclama la modernización; no como se intentó hacer en la Nueva España de los Borbones o en el México del Porfiriato : solo desde arriba. La sociedad quiere una modernización en la que participe activamente, basada en la unidad y en el consenso; no un mero afán de cambio que rompa con la tradición, pase por encima de las instituciones y exacerbe los antagonismos.

No postulo una modernización que signifique el solo incremento de los bienes materiales, la incorporación de tecnologías sofisticadas, la imitación de los patrones de vida de otros países. Propongo una modernización popular, nacionalista que sea motivo de orgullo, causa de esperanza y base para el bienestar del pueblo”

Este ejemplo es aún más claro de los proyectos modernizadores que salinas tenía para nuestro país, de alguna manera esta hablando de la pauta que su mandato le daría a los proyectos industrializadores que tuvieran como base el capital extranjero, así como la creación de proyectos innovadores como el del TLC y la creación del PRONASOL y SOLIDARIDAD, se estaba adelantando a su toma de protesta sin aún ser nominado oficialmente, sin embargo sabía perfectamente lo que estaba diciendo, estas palabras le cerrarían el camino a sus oponentes y le abrirían las puertas de la presidencia mexicana.

Ejemplos como estos demuestran su gran inteligencia y su visón del poder, puesto que es lo que él más deseaba, tener el poder en sus manos para demostrar la grandeza de su persona, quien, por ser un hombre de baja estatura que le acomplejaba, buscaba llenar ese vació que le provocaba ese complejo con poder, puesto que solo así se sentía más grande.

En este discurso hecho el 27 de agosto de 1987, literalmente, se había puesto la banda de candidato oficial, ya que unos días después, el 4 de octubre de ese mismo año, tomaría protesta como candidato oficial del partido a la presidencia de la república. Su meta se había logrado, y el poder estaba aún mas cerca de lo que él pensaba, tenía en mente la cercanía del poder, pero en ese mismo año acababan de suceder fricciones en su partido, que demostrarían el desgaste del mismo, Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo se separaban de las filas del PRI, demostrando su amplia corrupción, uniéndose ambos a la disidencia en contra de partido oficial.

La campaña y Cárdenas

Esto trajo al partido oficial grandes problemas, puesto que alguien de su partido en la disidencia sabría como atacarlos exactamente, el miedo priísta creció, el temor a una derrota había crecido, puesto que nunca se imaginaron que Cárdenas podía ser su rival, el rival con un verdadero nombre, nombre importantísimo dentro del partido, puesto que era de los nombres fundadores en el partido, ahora ese nombre estaba en su contra.

Ahora el proceso de la campaña priísta cambiaba de rumbo estrepitosamente, tenía que crear una estrategia que no se viera afectada por este fenómeno ocurrido en las filas de su partido. Salinas tenía la misión no solo de ganar, sino de convencer que ganaría exitosamente y que sería un proceso auténticamente democrático, comenzó promoviéndose de una manera populista, haciendo uso de los sindicatos de afiliación priísta, utilizando a esa gente como carne de cañón para convencer al pueblo que faltaba, además promulgó sus propuestas y haciendo actos de campaña con la promoción del voto campesino.

Comenzó a recorrer la república pregonando sus planes de modernización a la sociedad y al campo, pero al parecer no estaba funcionando tan exitosamente, puesto que los sindicatos no alcanzaban para cubrir la mayoría que Cárdenas estaba logrando, además surgió otro personaje más que provocó, cierto descontento en el partido oficial, ya que un partido mas estaba creciendo, el PAN, al frente de él estaba un empresario, su nombre era Manuel Clouthier, cuyo carisma y popularidad estaban creciendo con bastante velocidad haciendo otro peligro más para el partido, de alguna manera, se trataba de que el PAN le quitara votos al Frente Democrático encabezado por Cárdenas, pero no fue así se comenzaron a repartir ambos, los votos del PRI, se tenía la idea de que el PAN podía ser un aliado estratégico pero no sucedió así, cada uno tomó rumos diferentes.

El Frente Democrático de Cárdenas estaba logrando lo que ningún otro partido de la disidencia había logrado en México, ser popular con un candidato y tener las esperanzas de ganar unas elecciones, ya se habían dado casos en donde un partido de oposición había ganado las elecciones, era un caso único y admirable, pero nunca se había logrado que un partido de disidencia tuviera un candidato fuerte para la presidencia.

Las condiciones eran las adecuadas para que sucedieran estos fenómenos tan peculiares en la vida electoral de nuestro país, los tres candidatos al poder, eran lo suficientemente fuertes para poder ganar la presidencia, aunque con el paso del tiempo Manuel Clouthier se fue desgastando y la competencia se hizo más férrea entre Carlos Salinas y Cuauhtémoc Cárdenas, pero aún así era de reconocerse el esfuerzo de los dos candidatos fuertes de la disidencia, puesto que ellos no tenían directamente el apoyo de los sindicatos, y los acarreados no se conseguían tan fácilmente, puesto que todos los tenía ya contratados con una torta y un refresco, el partido oficial. Las campañas fueron disminuyendo y poco a poco se acercaba el día de las elecciones.

El día 6 de julio de 1988 llegó y los sufragios comenzaron a hacerse latentes, los resultados fueron:

Inmediatamente después de haberse publicado los resultados, se hizo notorio el desacuerdo de la población en cuanto a estos resultados, puesto que era un fraude evidente, el pueblo estaba bastante molesto y resentido con el partido en el poder y poco tiempo después se promulgó un decreto el cual decía:

“Se declaran válidas y legítimas las elecciones que para presidente se llevaron a cabo el del 6 de julio de 1988 y declara Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos para el periodo sexenal 1988-1994, al C. Carlos Salinas de Gortari. 13 de septiembre de 1988

El desacuerdo de la población era latente y notorio, las condiciones para un movimiento armado estaban puestas, existía una crisis en la infraestructura económica, también una evidente crisis en la infraestructura jurídico-política, y una crisis en la superestructura cultural y ética, estos tres factores conjuntados pueden favorecer un movimiento bélico, además se tenía a un líder con un historial heroico y militar familiar, Cuauhtémoc Cárdenas, quien era el hijo del Gral. Lázaro Cárdenas, cuya familia había estado ligada directamente a la revolución en rangos militares, su tío Dámaso Cárdenas también había sido un militar revolucionario. Por lo tanto la elección de este personaje era la adecuada para su movimiento, además en ese momento era el líder de la disidencia, solamente faltaba la orden de Cárdenas para dar un golpe de estado.

Sin embargo esto no sucedió, Cárdenas tomó la decisión de no armarse y levantarse, sino de legitimarse con un partido político y volver a buscar la presidencia en el próximo periodo presidencial, puesto que esos seis años y la memoria de estos actos le ayudarían a que este partido se reforzara y tomara la fuerza suficiente para poder volver hacerle frente al PRI y al otro partido de oposición, el PAN, en ese año se creó el PRD ( Partido de la Revolución Democrática), desgraciadamente la gente no pensó de la misma manera y quedó decepcionada de su líder, puesto que ellos pensaban que las decisiones de este líder serían las adecuadas y así fue, Cárdenas evitó el inútil derramamiento de mucha sangre, sabía perfectamente que de alguna manera serían aplastados y eliminados de manera rotunda, puesto que no estaban preparados para luchar, las condiciones estaban dadas pero el pueblo no estaba listo, solamente estaba furioso y ese instante desaparecería al ver la realidad.

Cárdenas tomó la mejor decisión que podía haber hecho, buscó la manera legal de demostrar el fraude, primero debía legitimarse él para después legitimar sus acciones, la creación del partido y su reconocimiento ante el padrón electoral facilitaba la legalidad de sus acciones, es por eso que lo llamó de la “Revolución Democrática”, porque seguía en pié el proyecto de recuperar las elecciones, esa era su revolución y la manera de hacerla era la manera democrática, la única forma en la cual su oponente también lo reconocería. Es por eso que Cárdenas tomó la mejor decisión que pudo haber hecho, desgraciadamente la gente no estaba preparada para la magnitud de estos hechos y quedó decepcionada, nunca pensaron que estas acciones los beneficiarían de alguna manera, desgraciadamente eran muy complejas par la población en general.

Salinas tomó protesta el 1º de Diciembre de 1988, aún con la molestia de la gente y días después se nombrarían los nuevos líderes del partido, el presidente y el secretario general del partido y así sucesivamente los nuevos dirigentes del PRI, el presidente del partido era Luis Donaldo Colosio Murrieta, cuyo nombre figuraría años después.

Sexenio Salinista, el Comienzo de un Sueño

El gobierno de Salinas comenzó tambaleante por el efecto del fraude electoral, es evidente este fenómeno, los testimonios de personas que lo vivieron directamente confirman, sin embargo no fueron suficientes para poder legitimar el desconocimiento a su victoria.

Al llegar a la presidencia inmediatamente se nombró a los secretarios de estado del presidente, estos secretarios de estado, eran amigos y miembros de este movimiento tecnócrata que se vivía desde el sexenio anterior, y el cuál se continuo durante este sexenio, nombres como Manuel Camacho Solís (egresado de Princeton), el propio Luis Donaldo Colosio (egresado de Northwestern), Ernesto Zedillo (egresado de Yale) y Jaime José Serra (egresado también de Yale)fuguraban entre los puestos más importantes dentro del mandato del presidente, era obvio que el proyecto neoliberal, globalizador y tecnocrático estaba en marcha.

Al iniciar el sexenio, lo único que tenía en mente Salinas, era tratar de justificar su estancia en el poder, ya no demostrar su legitimidad que era dudada por todos, sino demostrar que la decisión de haber llegado hasta ahí había sido la adecuada. Al poner a Colosio en la presidencia del PRI, podía manejar a su partido como a él lo beneficiara, puesto que Colosio carecía de decisión propia, él tenía una idea reformadora del partido, idea similar a la de Madrazo, pero al parecer no conocía el final de Madrazo, ni tampoco conocía su propio final.

Esta es una breve biografía de Luis Donaldo Colosio Murrieta :

Nace en Magdalena de Kino en Sonora, el 10 de febrero de 1950, hijo de Luis Colosio Fernández y de Ofelia Murrieta. Casado con Diana Laura Riojas. Obtuvo la licenciatura en economía en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, 1968-1972, la maestría en desarrollo regional y economía urbana de la University of Pennsylvania, EUA 1974-76. Recibe distinciones académicas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores del Estado de Monterrey y una beca del CONACYT. Profesor de en el Colegio de México, en La Universidad Anáhuac, en la ENEP Acatlán y en La Universidad del Estado de México . Investigador del Instituto Internacional de Sistemas Aplicados de Austria. Delegado General de la CNOP en Sinaloa en 1986, además ocupó importantes cargos administrativos en los gobiernos federal y estatal, tales como asesor y subdirector en la Dirección General de Política Económica y Social, y Director general de Programación y Presupuesto 1979-85, en la SPP; secretario técnico del Coplade en el Distrito Federal. Fue electo para los siguientes cargos públicos de elección : Diputado Federal por el VI distrito electoral de Sonora, LII Legislatura 1985'88,, Senador por Sonora LIV Legislatura, 1988-91. Desempeñó con anterioridad las siguientes actividades legislativas: miembro de las comisiones de Hacienda y Crédito Público, Asentamientos Humanos y Obras Públicas y presidente de la Comisión de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública.

Entre las actividades políticas se encuentran su adhesión al partido desde 1966, donde ha desempeñado los cargos de subdirector de la Planeación del CEPES en el DF y responsable de la organización de la Reunión sobre Financiamiento del Desarrollo Regional y Urbano de México, 1981; fue designado oficial mayor del CEN en 1987. A partir del tres de diciembre de 1988, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI (esta información se publicó mucho antes de su muerte en 1991, ni siquiera tenía en mente ser candidato a la presidencia años después).

En esta pequeña biografía podemos ver que él llevó el camino que a Salinas le podía convenir, era un tecnócrata al igual que Salinas, también estudió economía y la línea política era similar, es por eso que su elección como presidente del CEN no fue difícil ni sorpresiva, ya que era considerado como el hijo político de Salinas, no existió nada raro ni nuevo en esa nominación. -Pero al parecer le traería más problemas de los que Salinas pensaba-.

Salinas inmediatamente comenzó a conciliar con el pueblo, inició con reformas estructurales en el campo y en el artículo 27 constitucional, así concedía varios derechos y cumplía lo prometido en campaña, también comenzó con una conciliación dentro de todo el país, tanto con los intelectuales como con la Iglesia al reformar también el artículo 130, de esta manera tenía cooptados a estos sectores de la población que normalmente alzan la voz. Como Salinas lo mencionaba en su discurso ante los dirigentes del PRI en su pre-candidatura “Reconozco que la sociedad reclama la modernización; no como se intentó hacer en la Nueva España de los Borbones o en el México del Porfiriato : solo desde arriba.” Y así fue, comenzó a modernizar de manera privatizadora, demostró que sus actos podían servir, él se refería a la ineficiencia de las reformas Borbónicas y del Porfiriato puesto que no habían sido totalmente estructurales para facilitar el cambio de este país, y él al sentirse “Héroe Nacional” sí podía lograrlo.

Nuestro país comenzó a funcionar de una manera objetiva, por primera vez en mucho tiempo, nuestra economía comenzaba a tomar un rumbo claro, al parecer el exitoso, experimentado y joven grupo de trabajo de Salinas comenzaba a dar resultados, la popularidad del presidente comenzaba a crecer así como la veracidad en sus hechos, la creación del programa Solidaridad desde principios del sexenio estaba funcionando, tanto en el campo como en zonas marginales, el apoyo ya no era con palabras o promesas de campaña era con dinero en efectivo, al presidente se le llegó a tomar como un “todo lo puede”, en una experiencia personal recuerdo decir a un campesino del estado de Morelos de una manera muy optimista y esperanzadora, “¡Este si nos saca de pobres!” , y así parecía si el decía que este país ingresaría al primer mundo no había porqué dudarlo.

Nuestra mente estaba en el primer mundo, los viajes del presidente a todas partes, las negociaciones con todo el mundo y le férrea creencia de que este país progresaría con la mano de este personaje eran notorias.

El capital de los inversionistas se veía en nuestros bolsillos, existía una apertura económica para los empresarios, tanto mexicanos como extranjeros en fin, la economía estaba aparentemente perfecta, se estaba viviendo una segunda parte del milagro mexicano, pero esta se veía mejor, puesto que en tan poco tiempo se había logrado mucho.

El siguiente paso para Salinas era afirmar la dominación de su partido, pero al parecer eso no estaba funcionando, se habían tenido ya varias derrotas electorales que obviamente se matizó con el engaño del triunfo del partido en turno. Baja California, Guanajuato y San Luis Potosí fueron los estados que habían sido derrotados en las elecciones estatales por líderes carismáticos que el PRI no tenía, sin embargo el triunfo de el PAN en esas tres elecciones no fue reconocido totalmente, puesto que ninguno de sus candidatos oficiales tomó posesión de su cargo.

Estas elecciones habían sido descalabros propiciados por su propio hijo político Colosio, yo me pregunto ¿ Acaso no se dio cuenta Salinas de lo que estaba por venir ? , la gran inteligencia de la que presumía Salinas no se estaba viendo en la designación de este personaje, sí existía una dominación sobre él, pero las acciones que éste tomaba, perjudicaban al partido, sin embargo Colosio seguía en el cargo y lo que se veía venir era mucho más trascendente.

Durante el sexenio de Salinas se le venía a la mente el hecho de seguir en el poder desde fuera, pero la decisión, todavía no estaba tomada, tenía que decidir en parecerse a Plutarco Elias Calles y crear un Maximato (en este caso sería un “Salinato”) o hacerse aún lado y que la política mexicana siguiera su curso, pero no sabía exactamente que sucedería, si decidía hacer su Salinato, manejaría el poder desde afuera y antes irse modificaría la constitución para poder regresar en las elecciones del 2000, era un sueño bastante aventurado, pero solo él podía lograrlo.

Cuando llegó el año de 1993, las cosas comenzaron a cambiar, la enfermedad de Salinas por el poder, comenzó a dar muchos cambios, por un lado, Colosio salía de la dirigencia del PRI y pasaba a la SEDESOL, puesto que ahí estaba Solidaridad, era un juego político de Salinas para que Colosio se hiciera famoso y así poder colocarlo como candidato a la presidencia, Krauze menciona:

“Para ese entonces, es posible que salinas estuviera engañando a todo el mundo... con la verdad parecía que apoyaba a Colosio. Era su hijo político, le debía todo, no lo traicionaría, le permitiría vigilarlo, ejercer el salinato, se daría una reelección colegiada, no de Salinas sino del salinato,. Las otras eran riesgosas : Aspe era demasiado burgués, implacable, sería una barrera para la reelección,. Era mejor que siguiera en su puesto de presidente de las finanzas nacionales un nuevo Ortiz Mena. Ernesto Zedillo, el secretario de educación, estaba aún muy joven y podía esperar.

Quedaba Manuel Camacho, su hermano político, su amigo. Camacho inauguraría su propia era. Era hábil, quizá populista intentaría la reforma política, con alguna probabilidad rompería con Salinas. El Salinato se iría a pique.”

1993-1994 Final de un sueño

Como ya se ha mencionado anteriormente al comenzar este año se hicieron modificaciones en el gabinete para que comenzara una nueva carrera de un candidato que asegurara la posición futura de Salinas, este personaje era Colosio quien nunca se imaginó tales magnitudes de su trabajo

.

Durante los años anteriores, Salinas había creado un proyecto económico que parecía beneficiar a México, puesto que negociaría la creación de un bloque económico con Estados Unidos y Canadá en el cual daría la libertad de comercio que no había existido antes, como ya se había mencionado anteriormente en el texto, se creó el TLC, Tratado de Libre Comercio. Los tres países dentro de este bloque obtendrían beneficios económicos, en especial a Estados Unidos, puesto que los beneficiaría y los haría mas potentes ante la creación de mas potencias mundiales en Europa y ahora en Asia, y así este no se podía negar ante tales beneficios.

En noviembre de 1993 se aprobó el TLC, ya todo estaba escrito, la victoria de Salinas parecía evidente y la felicidad lo regocijaba, sabía que sus cartas se habían movido casi perfectamente ahora solo le faltaba destapar al siguiente candidato, Colosio. El final de este año fue magnífico para él, puesto que todo le sonreía mejor, las cosas no podían haberle salido tan bien, al parecer ese año le traería beneficios y tal vez escribiría esa navidad y el día de reyes para su profético regreso seis años mas tarde, el tren de las ilusiones había llegado a nosotros, las ilusiones de nuestro presidente se habían hecho realidad y las nuestras también, no podía suceder nada mejor, las cosas no podían ser malas. Pero como historia de terror comenzó todo lo malo después de lo bueno, nadie se imaginaba un final tan Maquiavélico.

El final que nos esperaba era bastante tétrico e inesperado, en nuestra mente jamás cruzó lo que se veía venir el siguiente año con la implantación del TLC, las libertades dejaban de existir, y el sueño se convertiría en pesadilla, ya nadie quería seguir durmiendo, pero el despertar traería una amarga realidad de la que nadie quería saber.

Este trágico final acabó con el sueño de millones de mexicanos, millones que querían que este país cambiara para bien y no para mal, pero sobre todo acabó con el sueño de Carlos Salinas el más afectado anímicamente en ese momento por el fin de sus sueños.

El nacimiento de un Cáncer , Marcos y el EZLN

Cuando llegó el 1º de Enero de 1994 el sueño se terminó, apareció en escena un grupo de personas desconocidas que hablaban mal del gobierno, se hacían llamar Ejército Zapatista de Liberación Nacional ( EZLN ) y su representante se hacía llamar Subcomandante Marcos, este pequeño grupo de personas ( de alrededor de 9 mil hombres ) había tomado por asalto tres ciudades del estado de Chiapas, era un grupo guerrillero que había dado indicios de existencia en el '93 y que sin embargo no fue tomado en cuenta y sin importancia alguna, Salinas había beneficiado Chiapas con su programa Solidaridad no había motivo por el cual insurreccionarse, pero el error de Salinas fue pensar que Solidaridad resolvería todos sus problemas indígenas y de zonas marginales, en ese momento, ellos pusieron una alarma en su mandato y él no hizo caso, era necesario tomar medidas drásticas.

Esta vez, su líder no era un revoltoso inculto, que fácilmente se podía aplastar, era un personaje criollo, pacífico y educado, un hombre de letras, estudiante de filosofía y de ideología marxista, un personaje destacado en la cultura, quien también tenía un pasado en la guerrilla, era un guerrillero culto, ya había participado antes en este tipo de organizaciones, sin embargo pasó desapercibido, también esta actitud del gobierno fue evidente, puesto que surgieron muchos grupos guerrilleros a raíz del '68 y en el primero que participó no era la excepción.

Su aparición causó revuelo y desorientación entre los mexicanos, ¿ como era posible que en pleno siglo XX unos indígenas se levantaran si todo estaba bien ?, ¿ como era posible que hubieran pobres en Chiapas si era el estado mas beneficiado por solidaridad ?, incluso unos se preguntaban ¿ Donde esta Chiapas ?. todo fue tan rápido que nadie supo que pasaría, inmediatamente el gobierno tomó acciones en contra de este movimiento, y volvió a aparecer la imagen de Camacho Solís, la mejor manera de hacerlo aún lado era mandarlo allá para que saliera del juego político y se justificara la designación de Colosio como candidato presidencial.

Desgraciadamente Colosio actuó como se esperaba en una persona como él, una persona bastante suave y faltante de carácter, actuó con temor, este fue un gran error, puesto que lo hizo evidente y se había terminado de iniciar la tragedia mexicana, lo peor que debía hacer Colosio era demostrar flaqueza ante Salinas, no podía demostrar temerosidad y mano suave ante él, ante cualquier otro pero no frente a él., sin embargo todo seguía marcando como se esperaba en la campaña de Colosio para la presidencia, era solo una llamada de atención para Salinas y para su engranaje o lo que quedaba de él.

Aún así la confianza en Colosio seguía teniendo fundamentos, Salinas pecó de ingenuo y creyó que las decisiones de este personaje beneficiarían al primero, era bastante fácil manejarlo pero no siempre Salinas podía estar detrás de él.

Colosio, la muerte de la esperanza

Las tragedias seguían dándose en la política mexicana, por parte de Colosio, su esposa Diana Laura Riojas estaba enferma de un cáncer terminal y esto debilitó aún mas a Colosio, su figura ya no era la misma, se temía por el futuro de sus pequeños hijos Luis Donaldo y Mariana, esto provocó en él debilidad y rectitud, puesto que desde un principio al aceptar la presidencia del PRI, tenía la idea de hacer las cosas de la mejor manera posible, rectas y sin fraudes, es por eso que había dejado ganar a los tres candidatos panistas, porque habían ganado legalmente, y él quería hacerlo de la misma manera, ya que con Salinas de “manager” el fraude era una vía muy posible.

La campaña de Colosio comenzó a tambalearse por la falta de apoyo de Salinas que Colosio sentía, y se vio reflejada en un discurso valiente decretado el 6 de marzo de 1994 en el monumento a la revolución, en el festejo del aniversario del PRI, fue el peor error que pudo haber hecho, insultó en el monumento a la revolución a su propio partido, Krauze comenta:

El seis de Marzo de 1994, pronunció un valiente discurso que lo distanciaba de Salinas: él seguía viendo a un México abatido, pobre, del tercer mundo, él si haría la reforma política, él separaría al PRI del gobierno, dos semanas después fue asesinado”

¿ Quién no recuerda ese discurso ? que comenzaba diciendo “Veo un México con hambre y sed de Justicia ....” un discurso que le provocaría la muerte, como mencioné antes, cometió el error de insultar al partido que tanto había defendido y alabado Salinas, que para eso lo había puesto en esos cargos, ofendió al partido en la celebración de su aniversario, la ofensa llegaría a recorrer todo el país, haciendo crecer cada vez más el optimismo del pueblo mexicano, realmente se le tenía fe al candidato y con estas palabras su campaña recobró el camino pero ya no seguiría.

El 23 de marzo de 1994 en un Miting político en Lomas Taurinas, fue asesinado de dos tiros Luis Donaldo Colosio, uno en la cabeza y otro en el abdomen, no solo fue asesinado el candidato a la presidencia, se mató la esperanza de un país. Para muchos este era el candidato de la esperanza, recuerdo muchas frases después de su atentado, al decir “Con é. el se fueron nuestros sueños de justicia, y nuestros anhelos de igualdad social” “Ya nadie está seguro, pues si a él lo asesinaron tan vilmente que podemos esperar los demás”. Ese día me recuerda las veladoras prendidas en el lobby del hospital rezando por su vida, el llanto de los niños que no sabían que sucedía, las caras de la gente que no sabían que expresar, si coraje o dolor, recuerdo las veladoras y la gente rezando, fue un momento muy doloroso en la vida del país.

La ira de algunos se dejó sentir, nadie sabía exactamente ¿por qué? y sobre todo nadie sabía ¿ Quien ?, si Camacho Solís, el propio Salinas o el Narcotráfico, lo cierto es que nunca se pondría énfasis en descubrir al verdadero autor intelectual, al parecer destaparía una cloaca muy sucia y la verdad no debía ser vista, se defendía la tesis del asesino solitario.

Al día siguiente del asesinato, en la cárcel de Almoloya, se encontraba el supuesto asesino material, quien era totalmente distinto al que todo el mundo vio esa tarde de primavera en la televisión, ahora el asesino era blanco y alto, mientras más fue avanzando el caso, mas contradicciones se dieron, muchos fiscales se encargaron del caso, se llegó a descubrir demasiado, pero después se retrocedía en el caso, se descubrió que existía todo un acto de complicidad y se seguía defendiendo la tesis del asesino solitario, no se podía ocultar que todo fue planeado.

Triste y Tormentoso Final

Mientras más pasó el tiempo, más cosas sucedieron, otro asesinato más, ahora era el cuñado del presidente, José Francisco Ruiz Massieu , quien sabía muchas cosas de la familia Salinas y de sus negocios, si Ruiz Massieu hablaba la caja de Pandora se destaparía, las desgracias caerían sobre la familia Salinas, pero a parecer su muerte también abrió la caja de las maldiciones, ahora todos los sueños de Salinas se venían abajo, su castillo de naipes caía al suelo por varios berrinches del creador.

Salinas no podía dejar que nada afectara su proyecto, pero él mismo lo derribó, después de estos tres hechos ( la aparición del EZLN y los dos asesinatos ) todo comenzaba a tambalearse, después los inversionistas huyeron por la aparición del EZLN, el TLC no se culminó, el país sufría una tensión tanto política y social que se respiraba algo similar al final del sexenio anterior, donde un levantamiento armado era muy posible, el pueblo estaba harto de seguir siendo engañado y el EZLN fue un pretexto para justificar sus actos de repudio.

Lo que ahora sucedía no se podía explicar fácilmente en esos momentos, ahora se venían las elecciones y el partido no estaba bien acomodado y la derrota era casi un hecho, puesto que se designó a un hombre mucho más novato y mas manejable, a Ernesto Zedillo, quien se encargaba de dirigir la campaña de Colosio y miembro del selecto grupo de tecnócratas.

El candidato del PAN, Diego Fernández de Cevallos, era un candidato bastante fuerte, que aplastó la imagen de sus contendientes en un debate político, quien seguramente ganaría, ese hombre tenía la fama de “gritón y alegador” , era una persona muy bien preparada, pero algo sucedió, recuerdo una comparación hecha con una famosa carrera de caminata donde un mexicano iba ganando rotundamente frente a otro extranjero un valcánico, no recuerdo si era polaco o ruso, pero a la entrada del túnel del estadio, las posiciones se habían cambiado misteriosamente, y esto mismo sucedió con Fernández de Cevallos, curiosamente después de ser el más escandaloso, guardó silencio y se hundió en un anonimato autoprovocado, dando pausa a que Zedillo lograra ganar votantes y a que su popularidad creciera, mucho muy aparte de la publicidad que se utilizó hábilmente para descreditar al EZLN.

Salinas eligió a Zedillo para poder establecer así su Salinato, pero no sucedió así, el sexenio terminó y se hizo el cambio de mandatario, Zedillo había ganado las elecciones limpiamente y retenía la agonía de un partido por el poder, le daba seis años mas de vida a una dictadura priísta, una dictadura casi perfecta que se fue derrumbando por su propio sistema, y que se mantuvo en su esplendor en el sexenio salinista, pero que al salir él del poder, provocó que su dictadura se viniera abajo.

Al iniciar el sexenio de Zedillo se vino otra crisis económica más, provocando aún más, el descontento de la gente, una vez tras otra se seguía golpeando la economía mexicana y el rumbo del país se iba a pique, la imagen de salvador que tenía Salinas se vino abajo, su busto de Bronce se convirtió en busto de Barro, su imagen fue desprestigiada y se refugió en el exilio, puesto que aquí no era bienvenido, poco después se sabría de las cuentas millonarias de su hermano que había hecho con el narcotráfico y con las cuales se veía relacionado, también se tendría el conocimiento de cuentas a su nombre en países europeos, que le darían un nivel de vida ostentoso en Irlanda, en donde vivió y vive su auto-exilio. Un exilio que el mismo se provocó y sabía perfectamente que no podía regresar a su país, pues el repudio de la gente hacía él, era demasiado grande, al terminar su sexenio dejó al país de cabeza y huyó rápidamente, dejando su sueño aún lado por su propia vida.

Carlos Salinas quiso ser rey, así lo mencionaba Krauze, y lo menciono también yo, si lo intentó y lo logró por un buen tiempo, pero su ineficacia y su apego a Solidaridad provocó su caída, en ningún momento hizo caso de las llamadas de atención que el país le hizo, pudo haber evitado todo y no lo hizo, pudo evitar que Colosio le fallara si le hubiera puesto mano firme desde un principio, pudo haber evitado que el problema del EZLN creciera y se le saliera de control, pudo haber evitado la muerte de su cuñado, al evitar que su hermano entrara en sucios negocios que también a él le beneficiarían, en fin, su soberbia provocó su caída, su sed de poder lo ahogó y sobre todo mató la esperanza de un país que creía en el , se mató a si mismo y él sigue muerto en vida, con el cargo de haber dejado a un país en la ruina, pero sobre todo con el cargo de haber podido evitarlo y ser el nuevo héroe nacional.

Carlos Salinas de Gortari fue un presidente muy inteligente en la visión que tenía para resolver los grandes problemas que existían, pero esa visión lo cegó y provocó que su soberbia lo dominara, convirtiéndolo en un ser extraño dominado por la ira, la sed de poder y la soberbia que ningún ser apocalíptico hubiera logrado obtener. Una imagen que provocó la ira de un país, y su propio castigo, el no regresar y poder decir como todo mexicano :

¡ Pero sigo siendo el Rey !

Colosio Luis Donaldo, Historia Gráfica del Partido Revolucionario Institucional, 2ª ed., México 1991, pag. 193 ( 274 pag) [este es el número de paginas del libro, para que lo apuntes en la bibliografía]

Ibidem pag.196

Ibidem pag.196

Ibidem pag. 196

Información del Cuadro tomada de Ibidem pag. 203

Ibidem pag. 203

Información tomada de la clase del profesor de la FCPyS Juan María Alponte el 8 de Noviembre del 2001

Krauze Enrique, “La presidencia Imperial”, Ed. Tusquets, México 199?, págs.419-420

Colosio op. cit. pag. 206

Krauze Enrique op. cit. pag. 433

Ibidem

RESULTADOS ELECTORALES 1988

VOTOS 19 091 843

100 %

CARLOS SALINAS DE GORTARI

PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL

9 687 926

50.74 %

CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO

FRENTE DEMOCRÁTICO

5 929 585

31.06 %

MANUEL J. CLOUTHIER

PARTIDO ACCIÓN NACIONAL

3 208 584

16.81 %

GUMERSINDO MAGAÑA NEGRETE

PARTDO DEMÓCRATA MEXICANO

190 891

  • %

  • ROSARIO IBARRA DE PIEDRA

    PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES

    74 857

    0.39%