Carlomagno

Historia Universal medieval. Francos. Edad Media. Marca hispánica. Imperio y reinado carolingio. Canción de Roldán

  • Enviado por: Marisma
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

CRONOLOGÍA GENERAL DE CARLOMAGNO

AÑO

ACONTECIMIENTO

742

Nace el 2 de abril, probablemente en Aquisgrán, hijo del rey franco Pipino el Breve.

754

Comienza a acompañar a su padre en diversas campañas militares, como la conquista de Aquitania y la invasión de Italia en apoyo del papa Esteban II frente a los lombardos.

768

A la muerte de Pipino, el reino franco es repartido entre sus hijos: Carlomagno pasa a reinar sobre los territorios de Neustria, Austrasia y el occidente de Aquitania; en tanto que su hermano Carlomán lo hace sobre Borgoña, Provenza y el oriente de Aquitania.

770

Se casa con la hija del rey lombardo Desiderio.

771

Fallece Carlomán. Carlomagno se apodera de los dominios de aquél.

772

El papa Adriano I solicita su ayuda frente a los lombardos.

774

Derrota a Desiderio y se convierte en rey de los lombardos. El papa Adriano I le declara `protector de Roma'.

775

Inicia la campaña para conquistar y cristianizar a los sajones.

778

Combate a los musulmanes en la península Ibérica. Tras retirarse, crea el territorio fronterizo denominado Marca Hispánica.

796

Conquista el territorio ávaro. Convierte a Aquisgrán en la capital de su Imperio y asienta definitivamente en ella a su corte, después de emplearla como tal desde dos años antes.

800

El papa León III le corona en Roma emperador de los romanos.

812

El emperador de Oriente (bizantino) Miguel I le reconoce como emperador de Occidente.

813

Designa a su hijo Luis sucesor suyo y le corona personalmente.

814

Fallece el 28 de enero en Aquisgrán, en cuya catedral es enterrado.

NIÑEZ Y JUVENTUD MILITAR.

Carlomagno nació probablemente en Aquisgrán (Aix-la-Chapelle, en la actual Alemania), el 2 de abril del año 742, hijo del rey franco Pipino el Breve y nieto de Carlos Martel. Su nombre, en latín, Carolus Magnus quiere decir Carlos el Grande. Fue rey de los francos (768 - 814) y emperador de los romanos (800 - 814), condujo a sus ejércitos francos a la victoria sobre otros numerosos pueblos, y estableció su dominio en la mayor parte de Europa Central y occidental. Fue el rey más influyente de Europa durante la edad media. Se puede decir que fue “un gigante del mundo del arte, las ciencias y las letras”, y no nos equivocamos, pues numerosos estudios forenses han demostrado que el emperador llegó a medir en vida ente 1,92 y 2,01 metros de altura, todo un gigante para su época. También destacaba de él su aguda voz que no estaba acorde con su físico y la arrogante figura que representaba.

Cuando Carlomagno contaba nueve años de edad, en el 751, Pipino (su padre), destronó al último rey Merovingio y asumió el título real. Fue coronado por el papa Esteban II en el año 754. Al lado del ya consagrado Pipino, el papa Esteban ungió con el óleo sagrado a Carlomagno y a su hermano menor, Carlomán.

Ese mismo año, Pipino invadió Italia para proteger al papa de los lombardos, y en el 756 de nuevo tuvo que acudir en ayuda de aquél. Desde el 760 los principales esfuerzos militares de Pipino se centraron en la conquista de Aquitania, esto es, las tierras al sur del río Loira. Carlomagno acompañó a su padre en la mayoría de esas expediciones.

Cuando Pipino murió en el 768, el gobierno de sus reinos fue compartido entre sus dos hijos. Carlomagno buscó una alianza con los lombardos al casarse en el 770 con la hija de su rey Desiderio (que reinó entre el 757 y 774). En el 771 Carlomán murió repentinamente. Carlomagno entonces se apoderó de sus territorios, pero los herederos de Carlomán buscaron refugio en la corte de Desiderio. Por entonces, Carlomagno había repudiado a su esposa y Desiderio dejó de ser su aliado. En el 772, cuando el papa Adriano I pidió ayuda de Carlomagno contra Desiderio, el rey franco invadió Italia, derrocó a su antiguo suegro (774) y asumió el título real. Entonces viajó a Roma y reafirmó la promesa de su padre de proteger las tierras papales. En una fecha tan temprana como el año 772, Carlomagno combatió las furiosas incursiones de los sajones en su territorio. Animado por su éxito en Italia, se embarcó en el 775 en una campaña para conquistarles y cristianizarles. La campaña tuvo algún éxito inicial pero se alargó durante treinta años.

Hacia el año 778, Carlomagno vio que en la zona sur de su imperio, en los Pirineos, había una zona peligrosa por la presencia islámica en la península Ibérica y por varios grupos independientes en los Pirineos. Por este hecho, Carlomagno inició unas campañas para asegurar esta zona. Estas campañas terminaron en la batalla de Roncesvalles el 15 de agosto del 778. En ella se enfrentaron los vascones que habitaban dicha zona apoyados por los musulmanes. Los francos perdieron la batalla y muchos hombres, entre ellos el conde Roldán, jefe de la retaguardia que en el viaje de regreso de la batalla fue objeto de una emboscada. Este suceso quedó inmortalizado en “La canción de Roldán”.

En el 778 sometió a los bárbaros a su poder, y entre los años 791 y 796 los ejércitos de Carlomagno conquistaron el territorio de los avaros (que en términos generales corresponden a las actuales Hungría y Austria)

Carlomagno
Retrato de Carlomagno, por Hulton Getty.

Mapa del Imperio de Carlomagno antes del 800.

* LA MARCA HISPÁNICA.

Tras la derrota en la batalla de Roncesvalles, Carlomagno trataba de establecer una frontera fija y segura al sur de su imperio. Así a finales del siglo VIII, Carlomagno intervino en el noroeste de la península con el apoyo de la población de las montañas. El dominio de los Francos se hizo más efectivo después de conquistar Barcelona (801) y Gerona (785). Al territorio ganado a los musulmanes se le llamó Marca Hispánica. actitud independentista de la población, obligó a los Carolingios a sustituir los gobernadores por unos de origen franco. El gobierno de estos territorios se pasaban de padres e hijos. Esto hizo que algunos condados se unieran y formasen otros más amplios. El conde Gifré I el Pilós consiguió gobernar varios condados y transmitió el poder a sus hijos. Más tarde estos condados darían lugar a la Cataluña actual.

Durante el siglo X los condes de Barcelona reforzaron su autoridad política. En el año 988 el conde de Barcelona, Borrell II dejó de prestar juramento de fidelidad a los reyes francos. Esto supone el fin de la Marca Hispánica y el nacimiento de Cataluña, que en el siglo XII se unió a la corona de Aragón con el matrimonio del conde Berenguer de Cataluña y Petronila de Aragón.

EL REINADO DE CARLOMAGNO

Establecido de este modo el dominio franco sobre muchos pueblos, Carlomagno había construido de hecho un Imperio y se había convertido en un emperador. Únicamente le restaba adoptar el título. El día de Navidad del 800, Carlomagno se arrodilló para orar en la basílica de San Pedro en Roma. El papa León III colocó sobre su cabeza una corona y la gente reunida en la iglesia le aclamó como el gran y pacífico emperador de los romanos.

El biógrafo de Carlomagno, Eginardo, relata que el rey quedó sorprendido por esta coronación y que si él hubiera sabido con antelación lo que en realidad ocurrió no habría entrado en la iglesia aquel día. Esta información ha sido objeto de muchas especulaciones entre los historiadores. Carlomagno probablemente deseaba y esperaba obtener en título imperial, que posteriormente utilizó. En el 813 designó su sucesor al único hijo que le quedaba, Luis, que pasó a ser conocido como Luis I el Piadoso o Ludovico Pío, y lo coronó personalmente.

Carlomagno designó una capital regia más duradera de lo que había sido la de sus predecesores. Su residencia favorita se situó en Aquisgrán desde el 794. Allí había construido una iglesia y un palacio, basado en parte en influencias arquitectónicas tomadas de Ravena y Roma. En su palacio reunió eruditos de toda Europa, el más famoso de los cuales fue el clérigo inglés Alculino de York, al que puso a cargo de la escuela palatina.

La administración del Imperio fue confiada a unos 250 administradores reales denominados condes. Carlomagno emitió cientos de decretos, llamados capitulares, tratando un amplio abanico de asuntos, desde cuestiones jurídicas y militares hasta cuestiones referentes a monasterios, a la educación y a la gestión de los dominios imperiales.

El Imperio no se amplió después del 800; de hecho, ya en la década del 790 las costas y los valles ribereños sufrieron las primeras y temibles incursiones de los vikingos. Carlomagno ordenó una especial vigilancia en cada puerto, pero con escasa efectividad. Murió en el 814, antes de que la completa y destructiva fuerza de los vikingos se desatara sobre el territorio imperial.

Carlomagno es importante no sólo por el número de sus victorias y la dimensión de su Imperio, sino también por la espacial combinación de tradición e innovación. Por un lado, era un tradicional germánico que pasó la mayor parte de su vida adulta combatiendo. En las campañas contra los sajones impuso el bautismo por la fuerza y se deshizo de los rebeldes con matanzas sin piedad. Por otra parte, puso todo su inmenso poder y prestigio al servicio del cristianismo, de la vida monástica, de la enseñanza del latín, de la copia de libros y del imperio de la ley. Su vida, tomada como modelo para la mayoría de los reyes posteriores, personificaba la fusión de las culturas germánica, romana y cristina, que se convertiría en la base de la civilización europea.

“LA CANCIÓN DE ROLDÁN”

La batalla de Roncesvalles, en la que formó parte Carlomagno y cuyo jefe de la retaguardia era Roldán, nos ha dejado una buena bibliografía: “La canción de Roldán”, que narra los hechos de la emboscada que sufrió este combatiente en su viaje de regreso a tierras germanas. Estas son algunas de las características de esta obra clave en la literatura medieval castellana:

- Es realmente el primer gran monumento de la literatura francesa, y la obra más conocida de la Edad-Media europea. 

- La epopeya a menudo conserva en sus relatos el recuerdo de acontecimientos reales, pero no pretende describirlos.  

- "La Canción de Roldán" se escribió tres siglos después de los acontecimientos que la inspiraron

- La forma escrita le dio cierta fijeza, pues hasta entonces sólo la contaban, y el relato cambiaba en cada presentación oral.

- Incluso en su forma escrita, la canción de gesta estaba destinada a ser “contada” o “cantada”. El público al que dirigía era analfabeto, incluidas familias reales y alta nobleza.

- Los personajes no tienen una determinada “personalidad”. Son arquetipos. La acción es el elemento fundamental del relato.

- Todas las acciones son provocadas directa o indirectamente por Roldán.

- La violencia de la acción puede sorprender a los lectores actuales. La victoria es el juicio de Dios. Se permiten y se alaban todas las crueldades si son cometidas en nombre de la religión.

Su estructura interna la forman 4002 versos, medidos en tiradas, es decir, grupos de decasílabos unidos entre ellos por asomancia. En total son 291 tiradas. Las tiradas se yuxtaponen sin enlaces aparentes. En ciertos momentos críticos se describe la misma acción con ciertos cambios ligeros. Así, Roldán no se niega a tocar el cuerno tres veces, pero en el relato se cuenta tres veces.

*RESUMEN DE LA HISTORIA.

El rey Carlomagno, llevaba ya siete años combatiendo en España contra los Sarracenos. Después de haber conquistado la ciudad de Córdoba iba a marchar sobre Zaragoza, que era la única ciudad que no había sido tomada.

El rey Marsín no sabía como salvar su ciudad del ataque de Carlomagno. Un caballero, llamado Blancandrín, le sugirió que le mandara a Carlomagno grandes regalos y que le pidiera que regresara a Francia y que en el día de San Martín, lo iría a visitar para rendirle homenaje y convertirse en Cristiano. El rey acepto el consejo y mando a diez de sus nobles con Blancandrín a pedirle paz a Carlomagno, en su nombre.

Carlomagno se hallaba descansando y disfrutando de su reciente conquista con su valiente sobrino Roldán, cuando llego Blancandrín. Blancandrín le ofreció los regalos y le hizo promesas de fidelidad, pero Carlomagno aun dudaba, así que Blancandrín le ofreció darle rehenes como garantía de que la promesa sería cumplida.

Por consejo de Roldán, Carlomagno pide a Ganelón, padrastro de Roldán, que valla a parlamentar con el rey Marsín, este acepta, pero antes de partir, jura que se vengara de Roldán y sus compañeros, ya que él sabe que probablemente morirá en su misión.

Para cuando Blancandrín y Ganelón llegaron a Zaragoza, ya habían formado un complot para arruinar a Roldán.

Ganelón, después de haberle entregado el mensaje de Carlomagno al rey Marsín, le dice que si Roldán muere, el ejercito de Carlomagno será muy vulnerable.

Ganelón promete que el hará que Roldán vaya en la retaguardia, para que los sarracenos lo puedan matar y el rey Marsín le dice que le dará muchos tesoros a cambio.

Carlomagno se alegra de que la guerra haya terminado y Ganelón logra convencerlo de que mande a Roldán a la retaguardia con tan solo veinte mil hombres.

Unos cien mil sarracenos rodearon a los Francos y empezó una fiera batalla, y aunque los Francos eran pocos, lograron derrotar a sus enemigos.

Muy enojado, el rey Marsín reunió un nuevo ejercito y mandó a la mitad de este a luchar contra Roldán. Los Francos pensaron que morirían en la batalla, pero lucharon con mucho valor y lograron hacer huir a los sarracenos. Después de esto solo quedaron unos trescientos Francos.

El rey Marsín condujo el resto del ejercito contra los pocos Francos que quedaban. Cuando ya tan solo quedaban sesenta Francos, Roldán, desesperado, toco su olifante. El emperador oyó el sonido del olifante y emprendió, con todo su ejercito, la marcha hacia donde estaba Roldán.

En la fiera lucha, Roldán mató al hijo del rey Marsín, y le cortó la mano al rey. Califa, el tío de Marsín, ágilmente hirió de muerte a Oliveros, que logro darle un golpe en la cabeza, matándolo. Lugo, le mataron el caballo al arzobispo. Antes de huir, los infieles dispararon un dardo cada uno, con los que lograron matar al caballo de Roldán, herir gravemente al arzobispo y destrozar las protecciones de Roldán. Cuando ya habían huido los Sarracenos, Roldán juntó a los pares de Francia y el arzobispo los bendijo, y poco después, murió este. Rogando a Dios que su alma se salvara, también murió Roldan en ese campo de batalla.

Al ver Carlomagno los cuerpos de sus servidores y amigos se encolerizó, y dejando un millar de hombres para que cuidaran los cuerpos, marcho hacia sus enemigos, ya al darles alcance, mato a cada uno de ellos excepto al rey Marsín, que logró huir hacia Zaragoza. Esa noche el emperador tuvo dos sueños en el primero una gran tormenta estaba cayendo sobre su ejercito y de pronto un oso salió del bosque y empezó a luchar contra el emperador, pero este no pudo saber quien ganaba, porque el ensueño se desvaneció; en el segundo, aparecía él con un gran oso, cuando unos osos llegaron a pedirle que les regresara a su pariente, mas de repente salió un gran perro y empezó a luchar contra los osos, otra vez, Carlomagno no pudo saber quien vencería.

Cuando regresaron al campo de batalla, se mando enterrar a todos los Francos, excepto a Roldan, Oliveros y al arzobispo, que fueron colocados en ataúdes de mármol para llevarlos a Francia.

Pero cuando el rey Marsín estaba ya en Zaragoza, desesperado llegaron unos emisarios del Emir de Babilonia que había llegado a España con grandes ejércitos para liberar a España de Carlomagno, al enterarse el Emir Baligant de lo que había sucedido, marcho contra las tropas de Carlomagno.

Se desencadenó una gran batalla y en el momento mas reñido de esta se encontraron Carlomagno y el Emir, y empezaron una furiosa lucha, que después de haber recibido un fuerte golpe en la cabeza, Carlomagno hizo un espléndido mandoble, con el que mató al Emir. Al ver que su Emir había muerto les Babilonios emprendieron la fuga hacia Zaragoza; en las puertas de esta ciudad se reanudo la batalla y vencieron los Francos.

Al darse cuenta de esto, el rey Marsín, desesperado, exhalo su último suspiro.

Zaragoza fue tomada por los Francos, que pronto regresaron a Francia con la reina Bramimonda como prisionera.

Ya en Francia se dispuso a juzgar a Ganelón; sus parientes y algunos nobles le pidieron a Carlomagno que lo liberara, pero un caballero llamado Thierry dijo debería ser condenado junto con sus parientes. La corte acordó que lucharían Thierry y Pinabel, un pariente de Ganelón, y que si ganaba Thierry Ganelón sería condenado a muerte, junto con sus parientes, pero si ganaba Pinabel, Ganelón sería liberado.

Después de una reñida lucha, Thierry mató a Ganelón de un tremendo golpe en la cabeza, por esto, Carlomagno mandó ahorcar a los parientes de Ganelón y al traidor lo encadenaron en un caballo que lo llevo por a ciudad para que lo insultara el pueblo y después murió destrozado por caballos indómitos.

La reina Bramimonda fue bautizada cristianamente con el nombre de Julia.

Esa noche por fin pudo dormir tranquilo el gran Carlomagno de Francia.

Carlomagno
Ilustración de “El cantar de Roldán”, en ella se muestra al emperador Carlomagno llorando la muerte de Roldán.

EL RENACIMIENTO CAROLINGIO.

En el año 800, Carlomagno se proclama emperador de los romanos. Se constituye así como en primer emperador del renacido Imperio Romano occidental, y estableció en su corte un centro intelectual, comenzando de este modo el denominado “renacimiento carolingio”.

En literatura este renacimiento se constituye alrededor de la iglesia irlandesa, donde un importante grupo de misioneros escritores, los “scoti”, cuya labor intensa y entusiasta ha prestado un notabilísimo servicio a la cultura europea, por hacer posible el primer intento consciente y organizado de resurgimiento de la barbarie y de vinculación cultural ala Roma antigua que tuvo lugar en la corte de Carlomagno.

Irlanda tenía una lengua nativa muy distinta al latín, por lo que tuvieron que aprenderse totalmente y eso llevó a una mayor culturización de todo el pueblo llano.

La herencia de la cultura irlandesa y anglosajona es recogida por el llamado renacimiento carolingio. Los mojes de las islas habían fundado en el continente una serie de monasterios que pronto se convirtieron en importantes focos de cultura, como los de Bobbio, San Gall y Luxeuil, con magníficas bibliotecas y monjes entregados al estudio y a la copia de manuscritos. Llega un momento en que estos centros continentales intervienen decisivamente en el movimiento cultural que halla cohesión y cobijo en la corte de Carlomagno.

Carlomagno, a pesar de ser un hombre de mediana cultura, advirtió que para dar cierta solidez espiritual a los sueños del imperio y a su fe en la restauración del poder de los antiguos césares, y para instruir al clero, a sus funcionarios y a su pueblo, le era precisa una organización cultural sólida y coherente, que irradiara desde la corte e impusiera intelectualmente lo que sus guerreros habían impuesto por las armas por tantas tierras a él sometidas. Esta iniciativa adquirió unos vuelos insospechados y se convirtió en un importante movimiento cultural que constituye una de las etapas decisivas de nuestra civilización.

El renacimiento carolingio ofrece dos períodos: el primero, que dura hasta la muerte de Carlomagno, se determina por el carácter inicial y laborioso y por el juvenil entusiasmo de quienes toman parte en la gran empresa cultural; el segundo, maduro y brillante, alcanza hasta la muerte de Carlos el Calvo (877).

Una característica esencial de esta etapa de la literatura universal es el hecho de agrupar en un centro determinado (la Academia Palatina de la corte), a hombres de letras de distintos países y razas, unidos todos en el mismo ideal y colaborando en la tarea común. Anglosajones, lombardos y españoles son llamados por Carlomagno, y es de notar que los francos, que abundan en el segundo período, se hallan casi ausentes en los principios del movimientos. De este modo se logra dar a la empresa una fisonomía internacional, más bien cristiana, gracias a la cual los resultados adquirirán un carácter duradero y extenso y no hallarán oposición en otros países. Por otro lado, gracias a esta concentración de estudiosos y literatos se establecen fructíferos contactos personales y desaparece parcialmente el aislamiento hasta entonces frecuente entre hombres del saber.

Carlomagno

Interior de la Capilla Palatina de Aquisgrán, erigida por Carlomagno, sede de la Academia Palatina.

Los primeros escritores que acuden al lado de Carlomagno son Pedro de Pisa y Paulino de Aquileya, llegados en los años 774 y 777, ambos fundamentalmente gramáticos. El anglosajón Alcuino de York es la figura de mayor relieve en el renacimiento carolingio, al que se incorpora en el 786 y del que se convierte en jefe y director. Más que historiador y teólogo, a lo que dedica primordialmente su actividad escrita, Alcuino es una gran organizador, consciente de la renovación cultural que le ha tocado dirigir; como poeta practica una artificial imitación de los antiguos, principalmente de Virgilio, autor que admira profundamente, y su epistolario es un documento rico y variado para conocer la civilización de su tiempo y la intimidad de la corte imperial. Es significativo que en una obra dialogada haga intervenir a Carlomagno como uno de los interlocutores y ponga en boca del emperador una idea de que la sabiduría pagana es patrimonio esencial de la humanidad.

En el segundo período del renacimiento carolingio destacan notables escritores como Eginardo, autor de la famosa “Vida de Carlomagno” (“Vita Karoli), documento histórico de gran valor, mayor documentado a continuación.

* “VIDA DE CARLOMAGNO”

La obra del historiador y erudito franco Eginardo, escrita en latín con el título de Vita Caroli Magni hacia el 830 o el 836. Está redactada a imitación de Las vidas de los doce césares (c. 121) del historiador romano Cayo Suetonio Tranquilo, y muy especialmente de su Vida de Augusto. Es una biografía del emperador Carlomagno que incluye la trayectoria política anterior de su familia (la dinastía Carolingia), y describe cómo administró sus territorios. Eginardo estuvo al servicio del emperador desde la última década del siglo VIII hasta el fallecimiento de éste (814), lo que favoreció no sólo su acceso a los archivos palatinos sino también el propio trato directo con el biografiado. Muestra del renacimiento de las artes y la literatura acaecido durante el reinado de Carlomagno, presenta la imagen de un monarca que supo combinar las características del desaparecido Imperio romano y las del pueblo franco. Se convirtió en una obra copiada e imitada reiteradamente a lo largo de la Edad Media. Su primera edición impresa vio la luz en Colonia en 1521.

INTRODUCCIÓN.

Carlomagno rey de los francos y emperador de los romanos, condujo a sus ejércitos a la victoria sobre otros numerosos pueblo, y estableció su dominio en la mayor parte de Europa central y occidental. Fue uno de los emperadores más importantes de la Edad Media y de todos los tiempos.

Sus victorias militares le condujeron a conseguir la grandiosidad y el poderío necesario para hacerse conocer en toda Europa y el mundo conocido hasta el siglo IX. Sus batallas fueron motivo de muchas narraciones heroicas que describían los acontecimientos sucedidos en sus hazañas bélicas. De estas narraciones debemos destacar “La canción de Roldán” y “Vida de Carlomagno”, una biografía del emperador realizada por Eginardo.

Aunque Carlomagno no fue un hombre extremadamente culto, ya que pasó la mayor parte de su niñez y juventud entre batallas, sí podemos afirmar es el impulsor de un gran periodo de las artes en general y de la literatura en particular: el renacimiento carolingio. Que, dado en la época de Carlomagno inicia una regresión hacia la literatura de los clásicos. La vida de los libros en esta época se hacía en los monasterios e iglesias. Prueba de esta tendencia en el Imperio de Carlomagno es la construcción de la capilla Palatina en la catedral de Aquisgrán, donde tenían lugar prestigiosas reuniones de hombres de letras de todas las razas y países.

Fue Carlomagno un hombre grandioso por el legado que dejó y por cómo supo organizar en renacido Imperio romano, que no tuvo el renombre de antaño pero sí dio una suma importancia a este hombre valiente, amigo de las batallas y de las letras.

BIBLIOGRAFÍA.

Martín de Riquer, Historia de la Literatura Universal.

Ed. Planeta Madrid, 1968

- Tomo I Págs 186 - 190.

Enciclopedia Universal Multimedia Microsoft Encarta 2001.

Microsoft Company 2000.

Artículos: Carlomagno ; Vida de Carlomagno.

http://www.chez.com/roncevaux/espanol/claves.htm

http://www.chez.com/roncevaux/espanol/resumen.htm

Historia Universal Larousse.

Gran Enciclopedia Larousse.

Historia de España. Historia16.

ÍNDICE.

Introducción ............................................................................... 2

Cronología general de Carlomagno ........................................... 3

Niñez y juventud militar ............................................................ 4

* La Marca Hispánica ................................................................ 7

El reinado de Carlomagno ......................................................... 7

“La canción de Roldán” ............................................................ 9

* Resumen de la historia ........................................................... 11

El Renacimiento Carolingio ...................................................... 14

* “Vida de Carlomagno” ........................................................... 17

Bibliografía ............................................................................... 19

Vídeos relacionados