Características psicológicas y emocionales de las adolescentes

Psicología. Embarazos precoces. Causas psicosociales. Riesgo médico. Partos conflictivos. Consecuencias postparto

  • Enviado por: Akane
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 14 páginas
publicidad
cursos destacados
Asociaciones: la Diversidad Actual. Análisis Sociológico y Jurídico. Cuestiones Prácticas
UNED
La realidad asociativa presenta en la actualidad una importante vigencia social y pujanza. Su diversidad, su...
Solicita InformaciÓn

Experto Mediación Familiar
Ibecon
Requisitos académicos para acceder: mayores de 18 años
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción.

En el siguiente trabajo mostraré algunas de las causas que pueden originar un embarazo adolescente estas son constantes en las que la joven se encuentra inmersa de tipo cultural, económico y cultural.

También señalaré el embarazo de alto riesgo al que estas se encuentran expuestas por su corta edad.

Pasearemos por la panorámica del sentir de estas futuras madres en como y por qué afecta en su autoestima y en su futuro estudiantil y laboral, lo que a muchos casos, las lleva, lamentablemente a no lograr desarrollarse completamente como mujeres y a hacer cada vez menor la posibilidad de encontrar una fuente de ingresos para poder mantener a sus hijos.

Según mi criterio detallaré métodos que si bien ya se están empleando, creo que resultan como buen material educativo y preventivo para jóvenes que en su entorno no tienen la posibilidad de adquirirlos.

características psicológicas y emocionales de las adolescentes

  • Las chicas jóvenes experimentan sentimientos de soledad, de poca confianza en sí mismas que intentan suplir con las relaciones íntimas con el otro sexo.

  • Existe una escasa o nula comunicación con sus padres o con las hermanas mayores, sobre todo, en lo que concierne al sexo. Esto les lleva a buscar y encontrar la opinión y el consejo de otros jóvenes de su edad con su misma inexperiencia y falta de correctos patrones de conducta.

  • Existe además un desmedido afán por entrar en contacto con "nuevas experiencias".

  • Además parece ser que las jóvenes incluidas en programas de educación especial tienen también más riesgo de tener un embarazo en su adolescencia.

  • Todas las estadísticas realizadas demuestran que hay mayor número de embarazos en adolescentes cuyas familias están separadas y también en familias con un solo progenitor.

  • Entre las madres adolescentes existe un factor común a todas ellas: una mala historia de rendimiento escolar. Existe un alto índice de abandono precoz de los estudios, sobre todo entre las madres más jóvenes.

  • Hasta un 60% de las jóvenes madres pertenecen a familias cuyos padres están separados; y un 40% no ha vivido nunca una situación familiar estable.

Muchosertos en el tema afirman que "la variables que determinan que la niña se embarace son afectivas y de relación familiar, no de falta de información",. El embarazo precoz produce un circuito que puede terminar por convertir al bebé de la joven en un nuevo padre o madre adolescente.
En talleres educativos las expertas van abordando cada etapa: "Lo primero es fortalecer el vínculo de la joven con su hijo, enseñándoles lo que les va sucediendo a ellas y a los bebés. Luego trabajan todo lo que sentiría el niño si ellas dejan la responsabilidad de su crianza en manos de otra persona, tratando de que no cedan este espacio a los abuelos. Hacen que escriban cartas a sus guaguas y que se comprometan con ellas. Luego, les advertien a la niña, al papá del bebé y a los padres de ambos que si no hacen los cambios a tiempo están sometiendo al niño a una serie de riesgos. Explican a los abuelos que deben seguir siendo papás para esta joven que aún los necesita, lo que implica ayudarla para que siga estudiando y se capacite y que es ella la que debe asumir las decisiones importantes sobre su hijo. Al mismo tiempo, la hija debe acatar las normas impuestas por los padres en cuanto a comportamiento, rendimiento y responsabilidad. Aunque parezca muy autoritario, es lo que hace que la joven sienta que alguien cuida de ella.

Para fortalecer esta labor, las sicólogas han capacitado a matronas y enfermeras para detectar si la situación familiar de las jóvenes no es la adecuada: "Si los padres de la niña no ponen de su parte, la ayudan a encontrar desde alternativas educacionales y laborales hasta salas cuna. La premisa es que su vida no comienza ni termina con el embarazo. Y ellas sienten entonces que son capaces de hacer ese gran cambio en sus vidas. Con demasiada frecuencia, los proveedores de atención de salud pasan por alto las características sociales y psicológicas de sus clientes. Para los adultos jóvenes puede ser crucial abordar esas inquietudes. Comprender las influencias sociales y psicológicas que hacen que los adolescentes acudan a las clínicas puede ser especialmente útil y eficaz para atender a este grupo etario.

El Embarazo Adolescente y La Pobreza1

El embarazo adolescente ha sido un fenómeno de enorme interés, hasta ahora la investigación sobre embarazo adolescente se ha concentrado sobre las complicaciones médicas durante el embarazo, las causas psicosociales y las consecuencias de la fertilidad adolescente, los cambios demográficos a través del tiempo y las consecuencias sobre el desarrollo de los hijos. Pero también es necesario llamar la atención sobre las consecuencias a largo plazo del embarazo adolescente sobre los roles alternativos de la mujer y su estatus económico.

A partir de las consecuencias adversas económicas y sociales de la maternidad adolescente, en múltiples trabajos se ha señalado que en la desigualdad socioeconómica se puede encontrar su explicación. La maternidad temprana marca el inicio de una responsabilidad económica a largo plazo para la cual las madres jóvenes cuentan con pocos recursos y se estresan más ante las limitadas oportunidades laborales. La familia de origen, aun cuando apoya a la nueva familiar no cuenta con recursos y más bien la joven y sus hijos son una carga extra para los familiares.

Existe una fuerte asociación entre, embarazo temprano en una generación y la edad al embarazo de la siguiente generación, ya que es más probable que una mujer que fue madre tempranamente sea hija de una mujer que también fue madre adolescente. Por lo tanto, si el embarazo adolescente se origina principalmente en condiciones de pobreza y a su vez tiene consecuencias económicas y sociales, la repetición intergeneracional del embarazo adolescente puede ser un mecanismo intermediario en la reproducción intergeneracional de la pobreza.

Autoestima

Pocos estudios han examinado cómo los valores sociales y psicológicos influyen en los adolescentes y en su salud de la reproducción, e incluso algunos encargados de formular políticas de salud pública podrían cuestionar si las nociones de "autoestima" y "confianza en sí mismo" son importantes en los países en desarrollo. Y sin embargo, los sentimientos de inseguridad, temor y duda de sí mismo pueden interferir con el buen comportamiento en torno a la salud de la reproducción en cualquier cultura, investigadora científica de FHI que se especializa en salud de los adolescentes. Si no tienen confianza en sí mismos, es posible que los adultos jóvenes no busquen servicios de salud de la reproducción, ni sean capaces de decir "no" a las relaciones sexuales no deseadas.

"Sí, hay diferencias respecto a la forma en que la gente se ve a sí misma como parte de una comunidad, según el país y la cultura",. "Pero no puedo imaginar una cultura donde no sea importante sentirse bien consigo mismo. Las personas siguen teniendo una idea de cómo son ellas mismas y percepciones que indican si tienen un buen concepto de sí mismas, lo cual determina cómo se van a comportar, no importa donde estén. La autoestima es un concepto importante en cualquier lugar." En lo individual, la joven se siente rechazada o descalificada por uno o ambos padres, tiene una auto imagen desvalorizada de sí misma y pocas proyecciones de vida: "En ese escenario el pololo se convierte en la única fuente de afecto, de consuelo y de apoyo". La falta de confianza en sí mismos es un problema para muchos adolescentes, en especial para nosotras las jovenes. "En las primeras etapas de la vida, los problemas de los muchachos y las jovencitas son los mismos. "Pero cuando se trata de los años de la adolescencia, nosotras tenemos una doble desventaja. No es solamente la pobreza, sino también los valores sociales que nos impiden desarrollarnos en forma saludable. Nosotras no recibimos el mismo trato que los muchachos. Los muchachos pueden seguir con su capacitación, su libertad para desplazarse pero las “jovencitas” quedamos fuera de circulación.

Un riesgo médico

El embarazo y el parto de una mujer de edad inferior a los 20 años tienen un alto riesgo puesto que se dan cita varios factores que aumentan la probabilidad de complicaciones, entre ellos la propia edad de la mujer, el bajo peso del niño y la prematuridad del niño.

El hecho de ser el primer hijo es otro factor de riesgo. Siempre tiene mayor probabilidad de padecer un sufrimiento fetal durante los últimos períodos del embarazo y en el parto.

La deficiente nutrición de la adolescente y las malas condiciones de reposo y bienestar físico durante el embarazo, son también factores de riesgo. También suele darse una habitual ausencia de cuidados prenatales en las jóvenes madres por la frecuente negación del embarazo por parte de la adolescente.

Cuan do ocurre el embarazo

Las adolescentes que quedan embarazadas suelen afrontar una serie de barreras sociales o psicológicas que se interponen a la buena salud de la reproducción. El embarazo puede ser la época en que una adolescente tiene su autoestima en el punto más bajo. Ésto puede afectar los planes relacionados con el embarazo.

En cuanto a las mujeres jóvenes casadas que quedan embarazadas por primera vez, el abordar las inquietudes emocionales puede ayudar a promover un embarazo de menos riesgo y más venturoso. Cuando el embarazo ocurre fuera del matrimonio o no ha sido planificado, las consecuencias emocionales pueden ser graves. Con frecuencia, la adolescente embarazada y soltera se enfrenta a su dilema sin el apoyo de su familia, compañero o amigos. En algunas culturas, puede ser despreciada o tener dificultades para conseguir servicios adecuados de asesoramiento para el embarazo o la atención prenatal.

Recibir apoyo de los demás puede ser importante, las adolescentes embarazadas que en sus decisiones recibían el apoyo de uno de los padres o de otro adulto, y las pocas que no consultaban a sus padres, estaban más satisfechas con su decisión de continuar o interrumpir el embarazo que las adolescentes que no recibían apoyo de sus padres.


Embarazos precoces

En los embarazos adolescentes se presentan muy a menudo deficiencias en la nutrición de las chicas, ya que se produce un aumento de las necesidades en esta edad en la que aún está creciendo.

También es un factor importante el hecho de que las adolescentes se alimenten en muchos casos un tanto arbitrariamente y no se ajustan a las auténticas necesidades.

Presentan con frecuencia déficit minerales y de vitaminas que afectarán no sólo a la madre sino al hijo que lleva en su seno.

 
Las infecciones durante el embarazo, y muy en especial la infección urinaria, se presentan en un mayor número de gestantes adolescentes.

Asimismo son más frecuentes a esta edad las infecciones de transmisión sexual, favorecidas por las circunstancias en que se desenvuelven a menudo sus relaciones, con alto riesgo de afectación del feto y consecuencias muy graves para éste, más todavía que para la misma madre.

 
Otra consecuencia en las adolescentes gestantes es la hemorragia durante el tercer trimestre del embarazo debido al desprendimiento prematuro de la placenta. El riesgo de parto prematuro y de muerte del feto dentro del útero aumenta con ello considerablemente.

La causa habría que buscarla en la inmadurez hormonal de la adolescente y en el también incompleto desarrollo del útero a esas edades.
 

Partos conflictivos

En este tipo de embarazos hay una mayor frecuencia de partos prematuros y de bajo peso en los niños al nacer.

Si bien hoy día las técnicas de asistencia a niños se han desarrollado extraordinariamente, sigue siendo indudable que el bajo peso es una de las principales causas de mortalidad y de serias discapacidades en la primera infancia.
 
Entre las adolescentes que dan a luz, la presentación del niño "de nalgas" a la hora del parto aparece en cifras elevadas. El nacimiento de esta forma, como es sabido, lleva consigo un cierto aumento del riesgo de sufrimiento por parte del niño.

Al no estar en la adolescente completada la maduración del esqueleto de su pelvis son frecuentes durante el parto las situaciones en las que la cabeza del feto no es capaz de atravesar el canal óseo que le conducirá desde el útero al exterior. Así pues, con frecuencia se hace imprescindible la práctica de una cesárea, intervención que, en efecto, se efectúa más a menudo en adolescentes que en mujeres maduras. 

Tras nacer

La mortalidad en los nacimientos entre los hijos de madres menores de 17 años triplica la existente entre madres de 20 a 29 años.

También es mucho más alto el índice de lesiones cerebrales en el niño como consecuencia del traumatismo sufrido durante el parto o de haber nacido en condiciones de prematuridad.

Para muchos investigadores son más preocupantes los factores de índole psicológica, social y educacional.

Según estos autores, tales niños tienen, tarde o temprano, mayores problemas, necesidad de ayuda especial, repetición de cursos escolares y terminación de los estudios a mayor edad que los otros niños.

Son niños con agresividad, rebeldía y poco control de sus impulsos. Las causas de ello no se conocen aunque se han sugerido la falta de interacción madre-hijo, la ausencia de la figura del padre o los problemas socioeconómicos.
 

Una nueva madre

Las consecuencias postparto para la madre comienzan con un mayor índice de mortalidad materna y siguen con importantes alteraciones en el crecimiento, que puede incluso detenerse. También las carencias nutritivas influyen negativamente sobre ese crecimiento de la muchacha adolescente.
 
múltiples trabajos

Las consecuencias de orden psicológico no son menos importantes para la madre. En adolescentes embarazadas se descubren con frecuencia sentimientos de autodestrucción, agresión hacia todo lo que represente autoridad, falta de responsabilidad o súplicas desesperadas en busca de atención y ayuda.

Las madres muy jóvenes sufren retrasos en sus estudios y luego tienen mayores problemas a la hora de encontrar puestos de trabajo o de integrarse en los que tenían antes del embarazo.

Por si todo lo anterior fuera poco, se ha señalado en que la adolescente que ya tiene un hijo está en un gran riesgo de volver a quedar embarazada durante el resto de su adolescencia.

En el plazo de tres años hasta un 70% tienen un nuevo hijo en algunos de los grupos estudiados en estos trabajos.

En España las madres adolescentes entre 18 y 19 años lo eran de su segundo embarazo adolescente es un fenómeno de enorme importancia en Chile y Latinoamérica.

Métodos que pueden ser efectivos dentro de una comunidad.

  • Apoyar la educación sexual impartida en las escuelas que esté actualizada, sea médicamente exacta y suministrar a los adolescentes información acerca de la abstinencia, relaciones saludables y anticonceptivos.

  • Apoyar las actividades que ayudan a que los adolescentes sexualmente activos tengan acceso a los anticonceptivos e información de cómo usarlos adecuadamente.

  • Apoyar los programas de desarrollo juvenil de su comunidad que enseñen a los adolescentes las habilidades y la motivación que necesitan para crear un futuro exitoso.

Métodos que pueden ser efectivos desde la prensa.

  • Realizar segmentos acerca de la realidad del embarazo adolescente y provea información acerca de dónde los adolescentes y sus padres pueden obtener ayuda e información acerca de este asunto.

  • Remarcar la realidad de la sexualidad adolescente entrevistando a adolescentes sexualmente activos.

  • Proveer información a los padres acerca de cómo pueden hablar con sus hijos acerca del sexo y sus consecuencias.

  • Apoyar a las organizaciones comunitarias que trabajan con los adolescentes a fin de ampliar los objetivos de los programas.

  • Emitir anuncios de servicio público sobre el embarazo adolescente y las medidas que se pueden tomar para prevenirlo.

Un gran ejemplo de estos métodos o campañas es que El Centro de Análisis de Políticas Públicas - a través de su programa de Políticas Sociales - realizó, por encargo de la Comisión Interministerial para la prevención del Embarazo Adolescente, conformada por representantes de Ministerios de Educación y Salud, Sernam e Injuv, un proyecto sobre Propuestas de Políticas Públicas para la Prevención del Embarazo Adolescente y Apoyo al Desarrollo de su Sexualidad y Afectividad. Los diversos estudios que se han desarrollado muestran la existencia de unos 40.000 embarazos adolescentes al año, lo que constituye un problema social que afecta principalmente a los grupos socialmente más vulnerables del país. Sin embargo, y a pesar de la importancia que este fenómeno tiene actualmente en Chile, no existe una política pública destinada a prevenirlo, por lo cual su diseño y formulación resulta de suma urgencia e importancia.

El PNUD representa en Chile al Fondo de las Naciones Unidas para la Población (FNUAP). El Fondo tiene tres áreas principales de programa: Salud Reproductiva, incluyendo planificación familiar y salud sexual, Población y Estrategias de Desarrollo y abogacía. En Chile se ha hecho especial hincapié en el trabajo en salud sexual y reproductiva adolescente.

El PNUD también participó en la apertura de las Jornadas de Derechos Sexuales y reproductivos, a convocatoria del Foro Abierto de Salud y Derechos Sexuales Reproductivos, contribuyendo con una reflexión sobre movimientos sociales, ciudadanía y derechos sexuales.

Conclusión.

Al realizar este trabajo pude darme cuenta una vez más en como la sociedad en la que estamos puede cambiar esta situación, ya que como bien sabemos la sociedad está compuesta por pequeñas comunidades las cuales determinan el actuar de cada individuo ya que cada una, de estas forman la base de nuestros pensamientos, esto es muy difícil de cambiar pero no imposible, nosotros tenemos las herramientas, pongámonos en el ejemplo de que una muchacha nunca obtuvo una relación de confianza dentro de su familia, y con el pasar del tiempo comenzó a fijarse en los chicos de una manera más adulta, pero no tuvo nadie cerca para orientarla, diciéndole como poder prevenir el embarazo, este vacío lo pudo haber llenado la presencia de un taller de sexualidad en el colegio, o información didáctica y educativa de los medios de comunicación, o simplemente una amiga la cual si tuvo una relación abierta y sin tapujos con sus padres; con cualquiera de estás alternativas se puede evitar un embarazo adolescente lo que a mi parecer es muy perjudicial para la vida de estas chicas ya que en cierta forma retrasa o hasta elimina todas sus metas e ideales impidiéndoles un futuro mejor, claro está que un porcentaje de estas logran salir exitosas de esta situación ya sea por algún apoyo externo o simplemente por su propio esfuerzo en demostrar que con un hijo se puede salir adelante si uno quiere, es más que uno debería ponerle más énfasis ya que no se trata de uno se trata de dos, de construir un futuro mejor para dos.

Creo que está en las manos de todos los que componemos Chile de que esta situación cambie, no cerrándoles las puertas de un colegio a pequeñas madres, ni echándolas del hogar, ni discriminarlas, sino que acogerlas porque traer vida en un momento no adecuado no es motivo para tratarlas como delincuentes.