Características de la transición del feudalismo al capitalismo

Historia económica. Protoindustria. # Dobb-Sweezy. Wallerstein

  • Enviado por: Sergio Sanz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
ERPs desde cero
ERPs desde cero
Los ERP son el corazón de las organizaciones públicas y privadas del siglo XXI, ¿sabes qué...
Ver más información

Curso Básico de Negociación Bursátil
Curso Básico de Negociación Bursátil
Este curso va dirigido a aquellas personas con interés y curiosidad en aprender sobre los mercados financieros. Este...
Ver más información

publicidad

TEMA 1: LA TRANSICIÓN DEL FEUDALISMO AL CAPITALISMO: CARATERÍSTICAS DE UN DEBATE DECISIVO.

El feudalismo es el sistema anterior al capitalismo y se desarrolla durante el Antiguo Régimen (época preindustrial). Las principales características del feudalismo son:

  • La tierra (la agricultura) es la base de la economía.

  • El propietario de la tierra (el señor) tiene el control social.

  • La mayor parte de la población desarrolla su vida en el campo, estableciéndose una relación de dependencia con el propietario.

  • La sociedad está estructurada rígidamente dividida en tres clases:

  • Nobleza: son terratenientes (propietarios) y por tanto tienen el control social.

  • Iglesia: también son propietarios.

  • El tercer estado: es la mayoría de la población.

  • A cada clase se accede por nacimiento y no es posible pasar de un estamento a otro.

  • El hombre tiene un escaso control sobre los medios naturales.

  • Wrigley nombra a la economía preindustrial “economía orgánica”, en la que el hombre no controla los recursos, que son inconstantes. En cambio, la economía industrial es denominada “economía inorgánica”, en la que el hombre pasa a utilizar recursos inorgánicos, ya no depende de recursos que no controla, y pasa a controlar los procesos productivos. Las fuentes inorgánicas son contaminantes, las orgánicas no.

  • La falta de control sobre los recursos hace que la vida del hombre sea precaria.

  • La evolución de la población está marcada por el hambre y las enfermedades. A medida que la población evoluciona estos aspectos mejoran y se superan.

  • Según Peter Kriedte la Peste Negra (1348-1351) divide la historia frenando bruscamente la evolución de la población europea, reduciéndola en un 30%. La peste rebrotará cada diez años y la población no se recuperará hasta el año 1500.

  • Durante esta época se sufren pérdidas de cosechas que, junto a las pésimas condiciones higiénicas, provocan que las personas sean más propensas a contagiarse. Además, la precariedad de la tecnología, sobretodo europea (Inglaterra y los Países Bajos utilizaban abonos orgánicos), impide aumentar la producción y la productividad, así como los rendimientos.

  • A partir del siglo XV, con el aumento de la población, aumenta la superficie de tierra utilizada para el cultivo de alimentos básicos, como los cereales, de demanda inelástica. Pero debido a la pésima calidad de las nuevas tierras (que ni siquiera tienen abonos naturales porque el ganado fue expulsado de las tierras para dedicarlas exclusivamente al cultivo) los rendimientos no aumentan, sino que disminuyen. De esta forma entramos en una dinámica de rendimientos decrecientes, es decir, el rendimiento de las tierras decrece originando graves problemas para alimentar una creciente población, provocando crisis de subsistencia, epidemias, hambre, aumento de la mortalidad, desequilibrio entre recursos y población, etc. Para superar esta situación el hombre se somete al celibato forzoso, sobretodo los que tienen fuentes de ingresos incompletas (los que no disponen de tierras o dependen del señor), y al retraso de la edad del matrimonio, los que sí disponen de una fuente de ingresos completa.

  • Características de un debate decisivo:

  • Debate Dobb-Sweezy: este debate se inicia en 1946 cuando Dobb publica “Estudios sobre el desarrollo del capitalismo”. Antes de Dobb se pensaba que el feudalismo desapareció por la llegada de las grandes burguesías y de los intercambios comerciales.

    • Dobb cambia esta concepción y piensa que el cambio no está relacionado con la burguesía porque aún no tiene gran importancia, y que el crecimiento de las ciudades no tienen nada que ver, sino que el cambio se debe relacionar con la esfera de la producción y de las relaciones que en ella se producen (la lucha de clases nobleza y payesía, es un planteamiento marxista).

    Dobb establece una serie de características: bajo nivel técnico; acto de producción individual (una unidad de producción se encarga de todo el proceso productivo, no existe la división del trabajo ni la especialización); la producción está destinada a la subsistencia, no al mercado, ya que no hay mentalidad de vender (producir para la venta), cuando aparece esta mentalidad se inicia la especialización, la modernización de las técnicas y el enriquecimiento; entre el señor y el payés se establece una relación de servitud, en la que el payés se instala en las tierras del señor a cambio de trabajar gratuitamente para él; descentralización política; posesión del señor de ciertas funciones judiciales;...

    Según Dobb las causas de la disolución del feudalismo son internas (endógenas), es decir, la ineficacia del feudalismo como sistema productivo. Dobb cree que el incremento de las necesidades de las clases dominantes por aumentar sus ingresos ejerce una gran presión sobre los siervos, que en un determinado momento se hará insoportable. En estas circunstancias el payés no puede complacer las necesidades del señor, que cada vez le exige más, debido a lo cual el payés deberá ceder parte de la producción destinada a su propia alimentación, con lo que sufrirá crisis de subsistencia, hambre, etc. Esta situación se produce porque el señor tiene el dominio directo (es el propietario) y el payés, el útil (es el que explota las propiedades del señor), y será la principal causa (la sobreexplotación de la fuerza de trabajo) de la disolución del feudalismo. Ante esta situación muchos payeses se verán obligados a abandonar las tierras y emigrar, de manera precaria, a otras tierras o ciudades.

    • Según Sweezy la definición y las características que Dobb otorga al feudalismo son incompletas y muy generales, y dice que la principal peculiaridad del feudalismo es que es un sistema de producción para el uso, es decir, un sistema dedicado a la subsistencia.

    Críticas de Sweezy a Dobb:

    • Sweezy dice que el gran consumo de la clase dominante está provocado por la expansión comercial, que puso a disposición de las clases dominantes una gran cantidad de nuevos bienes que iban en aumento (tabaco, chocolate, seda,...). Por tanto la causa de la disgregación del feudalismo son los factores externos, el comercio.

    • Según Sweezy los payeses deciden abandonar las tierras y emigrar a las ciudades porque tenían expectativas de encontrar trabajo, ya que las ciudades estaban creciendo mucho.

    • Sweezy identifica otro conflicto: el conflicto entre la producción para el uso y la producción para el mercado, provocada por el cambio de mentalidad y los excedentes.

    • Finalmente, cuando se desarrolla el comercio a larga distancia se abandona la producción para el uso.

  • I. Wallerstein, adscrito en la escuela de los “circulacionistas” (destacan el papel del comercio), realiza su principal aportación en 1972. Wallerstein habla del concepto “Economía-Mundo” siguiendo el modelo de Braudel. Según Wallerstein cualquier región o país que se integre es un sistema de intercambio es capitalista, independientemente de los métodos de control de las fuerzas de trabajo que utilice (salarios, servitud, esclavitud,...). Es decir, el comercio es el principal factor de los países capitalistas.

  • Wallerstein dice que la expansión del comercio que se da en las últimas fases del feudalismo será la base del desarrollo y subdesarrollo de los siglos XIX y XX. Los beneficiados de esto serán los países europeos, que ocuparán y colonizarán los países subdesarrollados obteniendo un importante beneficio.

    Wallerstein agrupa los países en tres grupos:

    • Áreas centrales: son las áreas más avanzadas económica y socialmente. Son Inglaterra, los Países Bajos y el norte de Francia, que gozan de un importante desarrollo de la manufactura y de ciudades comerciales, y que utilizan el sistema de arrendamiento.

    • Áreas periféricas: son América Latina, Europa Oriental y Europa Central. En Europa Oriental hay un sistema de servitud que, cuando finaliza el feudalismo, se acentúa, se consolida en lugar de debilitarse.

    • Áreas semiperiféricas: son Irlanda, Alemania, los países nórdicos, Italia, sur de Francia y la Península Ibérica. En estos países la burguesía tiene una gran importancia, el sistema de servitud es débil y se desarrolla la “aparcería” (sistema de relaciones en el que el beneficio de la tierra se reparte a medias).

    Las características de esta economía-mundo son:

    • Revolución de los precios: Wallerstein establece un incremento de los precios a partir de los datos de Hamilton y Chaunu. Según sus datos, desde finales del siglo XV empiezan a entrar a Europa grandes cantidades de oro procedentes de América, que provocará un aumento de la inflación que seguirá el siguiente proceso:

    ORO INFLACIÓN

    La circulación de oro provoca una activación de la economía, lo que origina un aumento de la ocupación; este aumento de la ocupación ocasiona un crecimiento del poder adquisitivo que fomentará la demanda; finalmente, el incremento de la demanda promoverá el aumento de los precios, es decir, un aumento de la inflación (la inflación se produce cuando se incrementan los precios pero los salarios se mantienen estables). Los precios que más aumentan son los de productos alimentarios, debido a su elasticidad. Este aumento también se produce porque es una época en la que el crecimiento de la población es superior al de los alimentos, por lo que la demanda será superior a la oferta. Por último cabe decir que cuando las relaciones entre las distintas regiones no eran fluidas, la diferencia entre los precios de los mismos productos variaban, en cambio, cuando las relaciones se hacen más fluidas, los precios se nivelan y será entonces cuando se pueda hablar de una economía-mundo.

    • Retardo de los salarios: durante esta época los precios aumentan más que los salarios, lo que originará un superbeneficio para los que controlan los productos alimentarios. Los salarios no aumentan porque, aunque la población y la oferta de trabajo sí aumentan, la demanda de trabajo no se incrementa.

    • División del trabajo: la economía-mundo tiene diferentes tipos de trabajadores (esclavos, siervos, arrendatarios, asalariados, pequeños propietarios, artesanos y personal intermedio).

    • La protoindustria (Putting-out system o Industria domiciliaria o doméstica):

    Al final del feudalismo la protoindustria se convierte en una actividad normal. Un porcentaje muy elevado de la población agraria se dedicaba a la manufactura rural (a la protoindustria), que se desarrollaba en las casas, por lo que la documentación no muestra esta actividad.

    La protoindustria es, por tanto, un sistema de producción cuyas principales características son que utiliza al trabajador rural (hombre, mujer y niños) para producir bienes manufacturados, y la poliactividad (la mayoría de personas tenían más de una ocupación). Por tanto, la actividad protoindustrial es un complemento para la economía rural.

    La persona que organiza esta actividad manufacturera es el comerciante (putter), que compra la materia primera necesaria para realizar el trabajo y la reparte entre las familias. Las herramientas que las familias utilizan pueden ser de su propiedad o propiedad del comerciante. Cuando el trabajo está acabado el comerciante paga a las familias y les proporciona más materia primera, y vende el producto en otra zona. Por tanto, el comerciante controla el proceso productivo y distributivo mientras que la familia se mantiene ajena.

    El concepto de protoindustria lo utiliza por primera vez Mendels en 1972, quien le otorga una serie de características:

    • Es un fenómeno regional.

    • Crecimiento de la manufactura rural, que cada vez es más frecuente.

    • Está destinada a un mercado extraregional e incluso internacional.

    • Importancia de las ciudades, de donde provienen los comerciantes.

    • Importante conexión entre áreas agrícolas y manufactureras: las tierras malas para la agricultura desarrollan más la producción manufacturera, lo que posibilitará el intercambio de mercancías entre áreas agrícolas y manufactureras. De esta forma la protoindustria derivará en la economía industrial y será el precedente de la economía actual. Esto conducirá a la producción de excedentes y la articulación de los mercados, y será entonces cuando se produzca la modernización de la economía.

    • Participación de la familia en el proceso productivo.

    • Las unidades de producción son de reducido tamaño y se encuentran en el propio domicilio.

    • Mala calidad de las mercaderías por la rudimentación de las técnicas. Como consecuencia (a la mala calidad) los artículos serán baratos. Los productos de calidad los producen los gremios en las ciudades.

    • Sueldos bajos, dado que es una actividad de complemento y que los productos son de mala calidad.

    En las zonas donde se desarrollan estas actividades protoindustriales se producirá un aumento de la población y un adelanto de la edad del matrimonio. Pero a finales del siglo XVIII esta actividad queda muy limitada y las regiones donde se desarrollan entraran en rendimientos decrecientes, es decir, los comerciantes empezarán a tener dificultades para mantener sus beneficios. Esto se debe principalmente a la distancia (cuanto más lejos esté la familia productora menos beneficios obtendrá el comerciante), en este aspecto influyen el medio de transporte (el carro), el alojamiento, los peajes, etc.

    Estos rendimientos decrecientes provocan el inicio de la industria concentrada o centralizada, en la que el comerciante concentra toda la actividad productiva en una misma región a la que las familias se tendrán que desplazar. Con este tipo de industria se produce la especialización, con la que muchas familias rurales se dedicarán exclusivamente a la producción manufacturera. Además, el comerciante adquiere la experiencia técnica y de gestión que le permitirá convertirse en industrial.

    Por tanto la protoindustria constituye un proceso intermedio entre la manufactura rural y la industria.

    Según P. Mathias hay países protoindustriales que después se industrializan, como Inglaterra, países con protoindustrias que no se industrializan o que lo hacen muy tarde, como Italia, y países sin protoindustrias que finalmente se industrializan, como los países nórdicos.


    I- INTRODUCCIÓN

    5

    6

    Aumento circulación oro

    Aumento ocupación

    Mayor poder adquisitivo

    Incremento demanda

    Aumento precios