Capitalismo

Historia del capitalismo. Capital. Capitalismo liberal y mercantil. Revolución industrial. Fábrica. Máquinas de vapor. Capitalismo financiero. Bancos. Bolsa. Neocapitalismo. Estado de bienestar. Anticapitalismo. Futuro del capitalismo

  • Enviado por: David Serrato Aguado
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Trading FOREX con Price Action
Trading FOREX con Price Action
Con nuestro curso de Trading Forex aprenderás a negociar cualquier par de monedas en diferentes ambientes y marcos de...
Ver más información

Empresas individuales en mercados de subsistencia
Empresas individuales en mercados de subsistencia
Curso guerrilla para emprender o mantener un negocio individual en mercados de subsistencia Ver más información

publicidad

CAPITALISMO

Capitalismo es el resultado de un proceso en el que las actividades económicas y las relaciones que éstas llevan consigo han ido generando mecanismos de funcionamiento cada vez más complejos.

FASES DEL CAPITALISMO

  • Los orígenes del capitalismo

  • Desde el siglo XVI, algunos estados europeos, como Inglaterra y los Países Bajos, favorecieron el desarrollo de las actividades comerciales con el fin de obtener mayores cantidades de metales preciosos (oro, plata), pues se creía que la riqueza de las naciones dependía de acumulación de estos metales. Eso que se denominó mercantilismo.

    Esta actividad comercial, impulsada por los estados, benefició a unos determinados factores de la sociedad, comerciantes burgueses y banqueros, y produjo una importante acumulación de capital. En el siglo XVIII este capital pudo invertirse en la creación de las primeras industrias.

    Este sistema económico precapitalista recibe el nombre de capitalismo mercantil.

  • Capitalismo liberal.

  • A finales del siglo XVIII, algunos países europeos iniciaron una gran transformación tecnológica de los medios de producción y de la organización de la producción es lo que conocemos con el nombre de revolución industrial.

    La fábrica y la máquina de vapor fueron los símbolos de esta revolución en ella se establecieron las bases del capitalismo esta revolución afectó a la economía y repercutió en la organización social o política. los dos rasgos más característicos de este capitalismo son:

    1.- Las fábricas eran de tamaño reducido y ocupaban un pequeño número de trabajadores. La propiedad y el capital eran, en la mayoría de los casos, de origen familiar.

    2.- en esta época se defendió con más ahínco la idea de la libertad económica a ultranza, de ahí el nombre de capitalismo liberal.

  • Capitalismo financiero

  • Tuvo lugar desde 1870 hasta 1914. El crecimiento económico de esta época fue ligado a la aparición del capital financiero, fruto de la unión del capital industrial, el bancario y bursátil. El capital financiero surgido de la necesidad de encontrar nuevas fuentes de financiación, ya que las empresas necesitaban un mayor volumen de capital para incorporar las innovaciones tecnológicas y para facilitar la concentración. La concentración empresarial tenía como objetivo controlar el mercado y, por lo tanto, limitar la libre competencia. Los cárteles, trust y monopolios son formas de concentración industrial que aparecieron en esta época. Los bancos y la Bolsa, financiaron las nuevas inversiones.

  • Neocapitalismo.

  • En 1929 se inicio en Estados Unidos una gran crisis. Las causas desencadenantes de esta, fueron la superproducción y la especulación en la Bolsa. La industria producía más de lo que se podía consumir, lo que produjo grandes stocks. Además muchos inversores se arruinaron en la Bolsa porque, cuando se detectó el inicio de la crisis, hubo una verdadera avalancha para vender las acciones..

    Las características y el alcance de la crisis produjeron una transformación en el sistema económico, a lo que se llamó neocapitalismo o nuevo modelo económico.

    El primero de los cambios fue la intervención del Estado, con medidas legislativas y como inversor. Economistas como Keynes defendían que el Estado debía de proporcionar un nivel de vida suficiente y aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores.

    Las nuevas medidas tomadas impulsaron una etapa de reactivación económica y de mejora de las condiciones de vida, que conocemos como estado de bienestar. Los Estados generalizaron servicios como la educación, la sanidad, las prestaciones por desempleo o por las del paro. Esto tuvo como consecuencia la creación de un sector público.

  • Crisis del Estado del Bienestar.

  • A principios de la década de 1970 se inició una nueva etapa de crisis, la llamada crisis del petróleo que tuvo su origen en la gran subida de los precios del petróleo impuestos por los países productores.

    A consecuencia se produjo una estanflación (una situación de estancamiento de la producción y de inflación, subida generalizada y persistente de los precios). Los Estados iniciaron un recorte en los gastos sociales para controlar el déficit presupuestario (más gastos que ingresos) y, así, comenzó la crisis del Estado del bienestar.

    ANTICAPITALSIMO

    El anticapitalismo se refiere a la oposición total, o parcial, hacia el capitalismo. El término anticapitalismo cubre una muy extensa colección de ideologías (alguna de las cuales se oponen incluso con igual o mayor fiereza entre sí que hacia el capitalismo, tales como el anarquismo con el socialismo estatista).

    En general, algunos anticapitalistas pueden estar a favor de algún tipo de colectivismo o comunitarismo económico o social, pero no todos y no necesariamente. Lo siguiente es una breve descripción de las ideologías, de los puntos de vista y de las tendencias más notables del contra-capitalismo.

    'Capitalismo'

    Cartel Confeccionado por la IWW (trabajadores industriales del mundo) en 1911.

    El capitalismo en el siglo XX

    Durante todo el siglo XX, el capitalismo ha tenido que hacer frente a numerosas guerras, revoluciones y depresiones económicas. La I Guerra Mundial provocó el estallido de la revolución en Rusia. La guerra también fomentó el nacionalsocialismo en Alemania, una perversa combinación de capitalismo y socialismo de Estado, reunidos en un régimen cuya violencia y ansias de expansión provocaron un segundo conflicto bélico a escala mundial. A finales de la II Guerra Mundial, los sistemas económicos comunistas se extendieron por China y por toda Europa oriental. Sin embargo, al finalizar la Guerra fría, a finales de la década de 1980, los países del bloque soviético empezaron a adoptar sistemas de libre mercado, aunque con resultados ambiguos. China es el único gran país que sigue teniendo un régimen marxista, aunque se empezaron a desarrollar medidas de liberalización y a abrir algunos mercados a la competencia exterior. Muchos países en vías de desarrollo, con tendencias marxistas cuando lograron su independencia, se tornan ahora hacia sistemas económicos más o menos capitalistas, en búsqueda de soluciones para sus problemas económicos.

    En las democracias industrializadas de Europa y Estados Unidos, la mayor prueba que tuvo que superar el capitalismo se produjo a partir de la década de 1930. La Gran Depresión fue, sin duda, la más dura crisis a la que se enfrentó el capitalismo desde sus inicios en el siglo XVIII. Sin embargo, y a pesar de las predicciones de Marx, los países capitalistas no se vieron envueltos en grandes revoluciones. Por el contrario, al superar el desafío que representó esta crisis, el sistema capitalista mostró una enorme capacidad de adaptación y de supervivencia. No obstante, a partir de ella, los gobiernos democráticos empezaron a intervenir en sus economías para mitigar los inconvenientes y las injusticias que crea el capitalismo.

    Así, en Estados Unidos el New Deal de Franklin D. Roosevelt reestructuró el sistema financiero para evitar que se repitiesen los movimientos especulativos que provocaron el crack de Wall Street en 1929. Se emprendieron acciones para fomentar la negociación colectiva y crear movimientos sociales de trabajadores que dificultaran la concentración del poder económico en unas pocas grandes corporaciones industriales. El desarrollo del Estado del bienestar se consiguió gracias al sistema de la Seguridad Social y a la creación del seguro de desempleo, que pretendían proteger a las personas de las ineficiencias económicas inherentes al sistema capitalista.

    El acontecimiento más importante de la historia reciente del capitalismo fue la publicación de la obra de John Maynard Keynes, La teoría general del empleo, el interés y el dinero (1936). Al igual que las ideas de Adam Smith en el siglo XVIII, el pensamiento de Keynes modificó en lo más profundo las ideas capitalistas, creándose una nueva escuela de pensamiento económico denominada keynesianismo.

    Keynes demostró que un gobierno puede utilizar su poder económico, su capacidad de gasto, sus impuestos y el control de la oferta monetaria para paliar, e incluso en ocasiones eliminar, el mayor inconveniente del capitalismo: los ciclos de expansión y depresión. Según Keynes, durante una depresión económica el gobierno debe aumentar el gasto público, aun a costa de incurrir en déficit presupuestarios, para compensar la caída del gasto privado. En una etapa de expansión económica, la reacción debe ser la contraria si la expansión está provocando movimientos especulativos e inflacionistas.

    Previsiones de futuro

    Durante los 25 años posteriores a la II Guerra Mundial, la combinación de las ideas keynesianas con el capitalismo generaron una enorme expansión económica. Todos los países capitalistas, también aquéllos que perdieron la guerra, lograron un crecimiento constante, con bajas tasas de inflación y crecientes niveles de vida. Sin embargo a principios de la década de 1960 la inflación y el desempleo empezaron a crecer en todas las economías capitalistas, en las que las fórmulas keynesianas habían dejado de funcionar. La menor oferta de energía y los crecientes costos de la misma (en especial del petróleo) fueron las principales causas de este cambio. Aparecieron nuevas demandas, como por ejemplo la exigencia de limitar la contaminación medioambiental, fomentar la igualdad de oportunidades y salarial para las mujeres y las minorías, y la exigencia de indemnizaciones por daños causados por productos en mal estado o por accidentes laborales. Al mismo tiempo el gasto en materia social de los gobiernos seguía creciendo, así como la mayor intervención de éstos en la economía.

    Es necesario enmarcar esta situación en la perspectiva histórica del capitalismo, destacando su enorme versatilidad y flexibilidad. Los acontecimientos ocurridos en este siglo, sobre todo desde la Gran Depresión, muestran que el capitalismo de economía mixta o del Estado del bienestar ha logrado afianzarse en la economía, consiguiendo evitar que las grandes recesiones económicas puedan prolongarse y crear una crisis tan grave como la de la década de 1930. Esto ya es un gran logro y se ha podido alcanzar sin limitar las libertades personales ni las libertades políticas que caracterizan a una democracia.

    La inflación de la década de 1970 se redujo a principios de la década de 1980, gracias a dos hechos importantes. En primer lugar, las políticas monetarias y fiscales restrictivas de 1981-1982 provocaron una fuerte recesión en Estados Unidos, Europa Occidental y el Sureste Asiático. El desempleo aumentó, pero la inflación se redujo. En segundo lugar, los precios de la energía cayeron al reducirse el consumo mundial de petróleo. Mediada la década, casi todos las economías occidentales se habían recuperado de la recesión. La reacción ante el keynesianismo se tradujo en un giro hacia políticas monetaristas con privatizaciones y otras medidas tendentes a reducir el tamaño del sector público. Las crisis bursátiles de 1987 marcaron el principio de un periodo de inestabilidad financiera. El crecimiento económico se ralentizó y muchos países en los que la deuda pública, la de las empresas y la de los individuos habían alcanzado niveles sin precedente, entraron en una profunda crisis con grandes tasas de desempleo a principios de la década de 1990. La recuperación empezó a mitad de esta década, aunque los niveles de desempleo siguen siendo elevados, pero se mantiene una política de cautela a la vista de los excesos de la década anterior.

    CONCLUSION

    Podemos decir entonces que el capitalismo es un sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios.

    La finalidad de los países capitalistas consiste en garantizar un alto nivel de empleo al tiempo que se pretende mantener la estabilidad de los precios. Es, sin duda, un objetivo muy ambicioso pero, a la vista de la flexibilidad del sistema capitalista, no sólo resulta razonable sino, también, aceptable.

    Al referirnos a los países con sus sistemas económicos actuales nos queda deducir que todos tienes una tendencia capitalista, aun los denominados socialistas, llegaran al capitalismo en alguna de las fases de evolución de sus sistema. Adoptándolo como un sistema de proyección para sus bienes y sus servicios.

    PARA ANALIZAR:

    El capitalismo Intelectual

    Es el mas peligroso ya que asegura la explotación física y lo podríamos llamar explotación psicoeconomica. Esta tipo de explotación primero psicológicamente debilita y paraliza al individuo y la sociedad creando complejos de inferioridad y  dependencia para  luego ser explotadas  económicamente.
    Algunos de los métodos son la supresión o relegamiento a segundo plano del idioma y la cultura nativa, propagación extensiva de la seudo cultura (drogadicción pornografía consumo de artículos innecesarios y dañinos moda y música degradante etc.)  ,imposición de numerosas restricciones a las mujeres forzándolas a ser económicamente dependientes de los hombres ,un sistema educativo interferido por los intereses creados, la división de la sociedad en numerosas castas clases sociales y grupos (ricos y pobres partidos políticos hinchadas de fútbol etc.) ,la entrega de los medios de comunicación masiva a los capitalistas  con el objetivo de instalar en la población a través de la televisión radio y otros medios el individualismo y la corrupción cultural.
    El capitalismo a través de estos métodos a sabido adaptarse y cambiar a través de los tiempos para perpetuar su dominación (colonialismo laissez faire, imperialismo militar y económico, neocolonialismo, economía mixta. Corporaciones multinacionales, monopolios y oligopolios. Fusión de compañías etc.) .Para contrarrestar estos métodos debe crearse campañas masivas de difusión cultural alternativa, a través de medios como radio, tele visión, revistas etc. Deben iniciarse campañas y movimientos masivos educando y alertando a la población sobre este tipo de explotación.