Caperucita en Manhattan; Carmen Martín Gaite

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa (novela) de posguerra. Tiempo y espacio. Argumento. Personajes. Biografía y obras de la autora

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

ESTUDIO SOBRE EL LIBRO “CAPERICITA EN MANHATTAN” DE LA ESCRITORA CARMEN MARTÍN GAITE

“A quién dices tu secreto, das tu libertad, nunca lo olvides, Sara”

Noviembre 2005

ÍNDICE

  • Autor y título de la obra

  • Género y Subgénero

  • Narrador

  • La narración

  • Tiempo (interno y externo)

  • Espacio en el que se desarrolla

  • Personajes

  • Argumento

  • Opinión

  • Otras obras de la autora

  • Bibliografía

  • 1.- Autor y Título de la obra

    Autora: Carmen Martín Gaite

    La escritora española Carmen Martín Gaite nació el día 8 de diciembre de 1925, en Salamanca. Estudió la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Salamanca. En 1950 se traslado a Madrid donde conoció a Ignacio Aldecoa, Alfonso Sastre Jesús Fernández Santos y Rafael Sánchez Ferlosio, entre otros. Su primer cuento “Un día de libertad” lo escribió en 1953. En 1955 gana su primer premio literario, que abre una vida llena de premios y reconocimientos:

    • Premio Nadal con la obra “Entre visillos”(1958).

    • Primera mujer que gana el Premio Nacional de Literatura con “El cuarto de atrás” (1978).

    • Premio Anagrama de Ensayo y Libro de Oro de España con el ensayo “usos amorosos de la posguerra española”.

    • Premio Príncipe de Asturias.

    • Premio Acebo de Honor en reconocimiento a toda su obra.

    • Premio de las Letras (1992)

    • Premio Nacional de las Letras (1994)

    • Medalla de oro del Círculo de Bellas Artes (1997)

    • Pluma del Círculo de la escritura (1999)

    Carmen Martín Gaite fallece de cáncer en Madrid el 23 de junio de 2000.

    Es una escritora que de carácter alegr y optimista a pesar de los problemas que le deparó su destino, como la muerte prematura de Marta, su única hija.

    2.- Género y Subgénero

    Podemos agrupar los textos literarios en géneros según su contenido y según la forma como estén escritos. Los principales géneros literarios son la narrativa, la dramática (o teatro) y la lírica.

    La narrativa incluye aquellas obras escritas en prosa o en verso en las que el narrador escribe la historia de unos personajes. Predomina en ella la función representativa, se centra en la situación y transmite información sobre una realidad. Los textos narrativos suelen ser escritos en tercera persona (aunque cuando el narrador y el protagonista coinciden se escriben en primera persona) y emplear formas verbales del pasado. En estos textos también suelen aparecer descripciones y diálogos, generalmente introducidos por el narrador con verbos de habla (dijo, añadió, respondió, ...).

    Dentro de la narrativa hay tres grupos llamados subgéneros: la epopeya, el cuento y la novela.

    La epopeya es la narración en verso que cuenta las hazañas de un héroe en tono elevado.

    El cuento es una narración breve en prosa que normalmente va dirigida a los niños y relata sucesos ficticios.

    La novela es obra literaria en prosa generalmente de larga extensión en la que se narra una historia que suele ser ficticia en todo o en parte.

    En las obras dramáticas o de teatro el escrito cede la palabra a los personajes, y son ellos, a través del diálogo los que hacen que la acción progrese en el conflicto creado, los personajes tratan de influir unos sobre otros. Predomina en ellas la función apelativa, que se centra en el receptor tratando de provocar una reacción en él.

    Dentro del teatro existen tres grupos principales: la tragedia, el drama y la comedia.

    La tragedia representa un conflicto entre el héroe y su destino. El desenlace en desgraciado.

    En la comedia la acción está plagada de situaciones humorísticas y termina felizmente.

    En el drama se aúna el desenlace desdichado de la tragedia con los personajes más comunes de la comedia.

    La lírica es el género que utiliza el escritor para mostrarnos sus propios sentimientos, emociones, sensaciones o pensamientos de un manera subjetiva. Predomina la función expresiva del lenguaje, que se centra en el emisor. La lírica suele expresarse a través de la poesía; entonces los textos aparecen divididos en estrofas, y estas en versos. En la lírica se distinguen tres grupos: la elegía, la canción y la sátira.

    La elegía es un poema de tono triste que lamenta la pérdida de un ser querido.

    La canción es un poema compuesto por versos cortos con numerosas repeticiones y, a veces, estribillo. Trata frecuentemente de amor.

    La sátira es un poema que critica las costumbres o hace burla de algún personaje.

    El género de la novela Caperucita en Manhattan es narrativo porque el narrador nos trasmite información en parte ficticia y parte verdadera; el subgénero, por su extensión es una novela pero su intención es un cuento. Incluye diálogos con verbos de habla (dijo, añadió, respondió, ...)

    3.- Narrador

    La estructura narrativa comprende aspectos como la voz que la cuenta o narrador, la historia en sí o narración, los personales, los diálogos, el espacio y el tiempo.

    El narrador es la voz que nos va llevando por la historia. Existen dos tipos básicos: narrador en primera persona y narrador en tercera persona.

    El narrador en primera persona es también un personaje. Puede ser protagonista, un personaje secundario o un mero testigo.

    El narrador en tercera persona no se identifica con ningún personaje; es una especie de voz anónima que cuenta la historia. Puede ser: narrador en tercera persona omnisciente o narrador en tercera persona objetivo.

    El narrador en tercera persona omnisciente es el que lo sabe todo; no sólo cuenta lo que ocurre, sino lo que piensan y sienten los personajes; incluso juzga y comenta lo sucedido.

    El narrador en tercera persona objetivo se limita a contar lo que ve, sin entrar en el interior de los personales ni tomar partido en la historia.

    En la obra Caperucita en Manhattan el narrador está en tercera persona omnisciente, que no forma parte del mundo que describe, pero que conoce absolutamente todo de los personajes, trasladando al lector lo que piensan y sienten los personajes.

    Intercala diálogos y va precedido por los verbos internos de habla.

    El estilo del narrador es estilo directo. Las palabras

    4.- La narración

    La narración es el contenido de la obra narrativa, su trama o historia.

    La historia suele presentarse como una acción que se desarrolla entre varios personajes y que se estructura entres momentos fundamentales: el planteamiento el nudo y el desenlace.

    En el planteamiento se presentan a los personajes y la situación inicial. En Caperucita en Manhattan serían los capítulos uno y dos de la primera parte (sueños de libertad) y seis y siete de la segunda (la aventura). El capítulos unos y dos se presenta a Sara Allen, su padre Samuel, su madre Vivian, la abuela Rebeca, la familia Taylor. En el capítulo seis y siete se presenta a Miss Lunatic y a Edgar Wolf y Grec Monroe

    El nudo es la parte más extensa y corresponde a la complicación de la trama. En Caperucita en Manhattan serían los capítulos del tres y cuatro de la primera parte (sueños de libertad) y del ocho al doce de la segunda (la aventura).

    En el desenlace la complicación se resuelve y la intriga se deshace. En Caperucita en Manhattan sería el capítulo seis de la primera parte (sueños de libertad) en el que los padres de Sara se ausentan debido al fallecimiento del hermano del Sr. Allen, dejando a Sara abierta la posibilidad de encontrar la libertad; y capítulo trece de la segunda parte (la aventura) en el que Sara opta definitivamente por la libertad.

    5.- El Tiempo

    El tratamiento del tiempo es uno de aspectos más complejos de la estructura narrativa. El tiempo de la narración hay que analizarlo desde tres perspectivas:

    • El tiempo de la trama en relación con el tiempo en que se describe la novela. En los relatos podemos encontrar historias que transcurren en la misma época en que se escriben, historias que transcurren en el pasado e historias que se imaginan en un futuro próximo o lejano. En Caperucita en Manhattan el tiempo de la trama ocurre, para la primera parte del libro en la misma época en la que se escribe, y para la segunda parte del libro en una época anterior.

    • El orden temporal en que se cuentan los hechos, que puede ser lineal, si los acontecimientos se cuentan en la novela en el mismo orden en que suceden; o discontinuo, si hay saltos en el tiempo, ya sean hacia delante o hacia atrás. En Caperucita en Manhattan el orden temporal es lineal excepto en mínimas ocasiones en que vuelve al pasado normalmente para presentar la vida de los personajes (capítulo tres).

    • El tiempo verbal usado por el narrador. En la narración el más frecuente es el pretérito perfecto simple, que se alterna con el pretérito imperfecto en los personajes de indicativo en los pasajes descriptivos.

    Tiempo externo: el libro está dividido en dos partes con diferente referencia temporal. Al principio del libro, en la primera parte “Sueños de libertad” (capítulos del uno al cinco), parece que la obra transcurre alrededor de nuestro siglo. A partir de la segunda parte “La aventura” (capítulos del seis al trece) el narrador nos traslada al pasado, a una época más o menos unos cien años anteriores a la que se escribió el libro (la estatua de la libertad se llevó en 1754 de Francia a Nueva York y Miss Lunatic declará tener 175 años).

    Tiempo interno: en la primera parte (capítulos del uno al cinco) el tiempo interno varía mucho. Transcurren muy rápidamente los diez primeros años de la vida de Sara Allen. Posteriormente, en la segunda parte, el tiempo interno se transforma y la historia transcurre en una tarde (capítulos del seis al trece).

    En el capítulo uno no hay tiempo interno. En el capítulo dos es relativo a la infancia. En el capítulo tres vuelve dos días al pasado. En el capítulo cuatro transcurren cuarenta minutos de un sábado a principios de diciembre. El resto de los capítulos desarrollan la acción en una tarde - noche.

    6.- Espacio en el que se desarrolla

    El espacio en que se desarrolla la narración es la isla de Manhattan, siendo los espacios más representativos Brooklyn, Central Park, Morning Side, Battery Park, la casa de Sara Allen, la casa de la abuela Rebeca, la casa de los señores Taylor, el rascacielos de Edgar Woolf.

    El bosque del cuento tradicional se sustituye por el trayecto desde Brookyn a Manhattan. Central Park es el lugar donde se refugia el lobo (“el vampiro del Bronx”), lugar al que tanto Rebecca como Miss Lunatic no tienen ningún temor, animando a Sara a descubrirlo.

    7.- Personajes

    Sara Allen, Caperucita, una niña superdotada y sin complejos, que aprende a leer sola, muy crítica con la realidad que la rodea, que no aguanta la monotonía de su vida familiar y que tiene ansia de aventuras y libertad. Le gusta leer cuentos a los que les cambia cosas e inventa finales diferentes. Su viñeta preferida es Caperucita con el lobo en un claro del bosque, una situación para la que se prepara a vivir, ya que para ella el final estaba equivocado, era imposible que animal tan simpático se pudiera comer a nadie.

    Vivian, la madre de Sara, es el estereotipo de la mujer tradicional, cuya única ambición es el bienestar de su familia, al que espera contribuir con sus tartas de fresa. Sara rechaza las tartas de fresa porque para ellas representan el conjunto de valores patriarcales que Sara rechaza porque quiere ser independiente y libre.

    Rebeca, la abuela, muy crítica con su hija Vivian. Brillante conversadora, independiente y libre, liberadora de tópicos y normas sociales. Mujer admirable y modelo a imitar por su nieta. Vive al día sin obsesionarse por las cosas. No limita la libertad de su nieta, la empuja a ser ella misma y que tome sus propias decisiones. Es el polo opuesto de su hija.

    Miss Lunatic, completa la imagen de la abuela. Es el espíritu de la libertad, representada por una estatua inspirada en ella (Madame Bartholdi). Quizá sea una imagen de la abuela inventada por Sara en su búsqueda de la libertad.

    Dulce Lobo, Edgar Woolf, astuto como el lobo de Caperucita, obsesionado por conseguir la receta de la tarta de fresa, Sara debe conducirle a la casa de su abuela. Cuando Sara llega a casa de la abuela, por el camino más largo, descubre una escena de felicidad.

    Otros personajes de menor importancia:

    Familia Taylor, es una familia convencional a la Sara detesta.

    Greg Monroe, amigo de Dulce Lobo, le hace razonar y modela su conducta para que sea más humana, quizá sea la voz de su conciencia.

    Peter y Robert, chóferes asalariados de Dulce Lobo, son como los lobos que acompañan al jefe de la manada.

    8.- Argumento

    En la primera parte de la obra titulada “Sueños de libertad”, cinco capítulos, Sara Allen, una niña superdotada de diez años, que vive en Brooklyn, no tiene otro objeto en la vida más que acompañar a su madre a llevar a su abuela, que vive en Manhattan, una tarta de fresa cada fin de semana. Somos testigos de cómo Sara (Caperucita) se refugia en el mundo de sus lecturas y ficciones para satisfacer sus ansias de libertad, mezclando ficción y realidad. Sueña con personajes a los que no conoce (Aurelio) e imagina cómo han de ser, inventa nuevas palabras que sólo tienen significado para ella (MI-RAN-FU), e incluso habla con personajes imaginarios (el gato Cloud). La escritora, provoca al lector comparando los sueños de la niña con la rutina diaria de su vida familiar.

    La segunda parte de la novela se titula “La aventura” y describe en ocho capítulos las andanzas de Sara por Nueva York. Los sueños de Sara se cumplen. El lobo del cuento es Edgar Woolf, Dulce Lobo, pastelero, Rey de las tartas, propietario de un edificio en el que trabajan tres mil personas. Inmensamente rico, “ya se sabe que los ricos sólo piensan en aumentar su riqueza”. Caperucita conoce a Miss Lunatic que la acompaña por el bosque (Central Park). Miss Lunatic, el espíritu de la libertad, es una mujer vieja, vestida de harapos, que arrastra un cochecito. Sara hace un pacto de sangre con ella (la libertad). De camino a casa de su abuela conoce a Dulce Lobo y, como en el cuento de Perrault, ambos se dirigen a casa de la abuela por caminos diferentes, más largo el de Sara. Cuando Sara llega a casa de la abuela encuentra una escena feliz (la abuela bailando con el lobo) y decide no interrumpir.

    El final del libro permite a Sara no regresar a la vida cotidiana, desafiando la lógica, gracias a una moneda que le dio Miss Lunatic puede llegar a través de una alcantarilla a la Estatua de la Libertad. La fantasía vence a la libertad. La literatura desafía a la lógica.

    'Caperucita en Manhattan; Carmen Martín Gaite'

    9.- Opinión

    La obra es un canto a la libertad en el que la frontera entre la realidad y la fantasía protagonizan la novela. “A quién dices tu secreto, das tu libertad, nunca lo olvides Sara”, dice Miss Lunatic a Sara después de firmar un pacto de sangre.

    La narración está construida sobre el sustrato de un cuento de hadas tradicional, el cuento de Perrault, Caperucita Roja, en que una niña, a instancias de su madre, va a visitar a su abuela, enferma, con el fin de llevarle una cesta de alimentos. Debe atravesar el bosque en el que vive el lobo feroz, que engaña a la niña. Cuando Caperucita llega su destino el lobo ya ha devorado a la abuela y está dispuesto a devorar a la niña, si bien un cazador/salvador lo impide. El cuento tiene final feliz y la abuelita vuelve a la vida.

    En la obra de Martín Gaite aparecen cinco personajes relacionados con el cuento tradicional Sara Allen (la nueva Caperucita), su madre (Vivian), su abuela (Rebeca Little), Miss Lunatic, una segunda abuela, y Edgar Woolf (el Dulce Lobo).

    La autora busca constantemente provocar al lector haciéndole que compare su cuento con el original: Sara es una niña que no parece tener buena relación con su madre, el lobo es “Dulce”, el bosque es agradable, si te pierdes en bosque aparece un hada que te ayuda, la abuela no tiene miedo al lobo, Sara llega a casa de su abuela y descubre que la abuela es feliz bailando con el lobo, es la propia Sara la que se lanza por la boca del lobo (boca de la alcantarilla) en busca de la libertad, no hay cazador/salvador ya que de la libertad no hay que huir...

    Tradicionalmente en los cuentos de hadas el número de personajes es reducido y carecen de caracterización psicológica. En contraste, en Caperucita en Manhattan el número de personajes es elevado y a todos ellos la autora nos los presenta a través de su perfil psicológico, bien pudiera ser que la escritora presente a los personajes con el perfil psicológico de sus heroínas infantiles.

    A través de esta comparación la autora realiza la reivindicación de la libertad de pensamiento y forma de hacer, realzando la reivindicación el hecho de realizarla siendo protagonista una mujer.

    A lo largo de todo el libro se hacen continuas referencias a otros cuentos que tienen que ver con la libertad, como Robinson Crusoe y Alicia en el País de las Maravillas. Hay muchos puntos en común entre Sara y Alicia: ambas sienten placer por la lectura, ambas son críticas, ambas se tiran de cabeza por un agujero en busca de la libertad, ambas aceptan como posibles situaciones imposibles, ambas se inventan palabras, ambas odian la rutina .... las ilustraciones son fundamentales en los dos libros para imaginarse como son los personajes.

    De lectura rápida y sencilla, el libro traslada al lector el ánimo en la búsqueda de su propia identidad a través de la libertad.

    'Caperucita en Manhattan; Carmen Martín Gaite'

    Alicia en el País de las Maravillas

    10.- Otras obras de la misma autora

    Usos amorosos del XVIII en España (1950)

    Un día de libertad (1953)

    El balneario (1955)

    Entre visillos (1958)

    La hermana pequeña (1959)

    Las ataduras (1960)

    Retahílas (1974)

    A rachas (1976)

    El cuarto de atrás (1978)

    Usos amorosos de la posguerra española (1987)

    Lo raro es vivir (1997)

    Irse de casa (1997)

    La hermana pequeña (1999)

    11.- Bibliografía

    www.portalmundos.com/mundoliteratura/escritoras

    www.escritoras.com