Caperucita en Manhattan; Carmen Martín Gaite

Literatura española contemporánea siglo XX. Narrativa. Novela de posguerra. Argumento. Personajes. Crítica social

  • Enviado por: Mercedes
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

ç

  • LA FORMA

- Piensa en el final que te gustaría para:

  • La abuela Rebeca y mister Wolf, siguieron bailando y tomando champán toda la noche mientras que recordaban ese día en que Gloria Star le lanzó una rosa a mister Wolf. Aquella noche descubrieron que se llevaban muy bien y que fue una lástima no haberse encontrado antes. Entre ellos se formó una gran amistad y mister Wolf se convirtió en una especie de Aurelio para Sara. Pero que en vez de ser el rey de los libros y regalarle muchos cuentos, era el rey de los dulces y le dejaba darse vueltas en limusine y comer pasteles cuando quisiera.

  • El señor Allen no se preocupó tanto porque ya se imaginaba lo que había sucedido. Y la señora Allen se dio por vencida al ver que Sara sería igual que su abuela así que dejó que siguiera viviendo en sus fantasías porque después de todo era una niña y había cosas que solo se pueden hacer cuando eres niña. También confió más en ella al ver que había pasado la noche fuera y que no le había pasado nada y le dejó irse a menudo a dormir a casa de su abuela y de mister Wolf y tampoco le prohibió que siguiera visitándose con Miss Lunatic aunque nunca sabía donde se iba a encontrar con ella.

  • Si ya que ahora estaba embarazada y quería saber todo sobre el embarazo, como cuidarse, etc. Ella no quería que su hijo/a saliera igual que Rod, pero tampoco igual que Sara así que ya tenía pensado ir a un psiquiatra cuando naciera su hijo/a para que lo/a empezara a tratar desde bien pequeño/a.

  • A Sara le había costado mucho conseguir su libertad, y ahora que su madre se la dejaba utilizar la emplearía muy bien para que no se la quitaran. Visitaba muy a menudo a madame Bartholi y yendo a casa de su abuela, pero nunca se volvió a escapar de esa manera porque ya no le hacía falta. Esa noche que había pasado fuera de casa le había servido a no tener miedo pero tampoco se le había quitado por completo, siempre habían cosas que le daba ese miedo a la libertad y cada vez eran mas pero ella siempre las afrontaba diciendo: ¡miranfú!

  • Madame Bartholdi siguió viviendo dentro de la estatua de la Libertad y ayudando a los demás porque era lo que a ella le gustaba hacer. Algunos días los pasaba con Sara pero no dejaba de ayudar a los demás pero un descanso no le iba mal. Siempre había gente a la que ayudar y ella también necesitaba ayuda así que a veces Sara le ayudaba con su paseo que daba todos los días por la noche para buscar a gente con problemas. Y el secreto de madame Bartholdi Sara nunca lo dijo porque como dijo madame Bartholdi:

  • A quién dices tu secreto

    Das tu libertad

    • DE LA FORMA AL CONTENIDO

    - Responde por escrito a estas cuestiones razonando las respuestas.

    De los rasgos propios del carácter de la señora Allen, ¿cuáles crees que disgustarían más a Sara?

  • La asfixiante preocupación por la salud física y mental de su familia que le hace estar siempre temiendo lo peor.

  • 4. El deseo de controlar a las personas de su entorno, incluida su propia

    madre (fíjate en como a Sara le molesta que su madre la lleve de la mano

    cuando viajan en el metro).

    • Porque todo eso hace que su madre siempre esté pegada a ella y Sara no quiere eso, ella quiere estar separada de su madre y ser libre.

    • Reflexiona y responde, por escrito:

  • No, porque aunque ella quiere todo el rato libertad y libertad pero la quiere porque ella no la tiene y quiere sentirse libre.

  • Sí, pero no muy exageradamente y por algo que le duela un poco llevarlo al médico o dejarlo sin ir a la escuela.

  • Depende de cómo sea la persona. Si a alguien le cuesta más necesitará disciplinarse un poco pero puede ser que a una persona no le cueste entonces no le hace falta disciplina, en caso de que lo haga mal sí.

  • Sí porque aunque te guste mucho una cosa al final la acabas aborreciendo o cansándote de ella como le pasó con el pastel de su madre.

    • ¿Podrías señalar, por escrito, cuáles de estos rasgos te parece que Sara admira más en su abuela?

  • Que se esfuerce en conservar un espíritu juvenil que aproxima sus ideas a las de su nieta y facilita el diálogo entre ambas.

  • Que tenga su propia vida interior constituida por recuerdos de su vida artística y su afición a la música, aunque su único oyente sea el gato Cloud.

    • Responde por escrito a las siguientes preguntas:

  • No, porque de muchas personas tengo algo que imitar pero no de una o dos.

  • Sí.

  • Algunos son familiares y otros extrafamiliares.

  • Por sus cualidades personales.

  • A nadie en especial.

    • LA ELECCIÓN DE LA LIBERTAD

    ¿Te importa examinarte de libertad contestando a estas preguntas?

  • 4. Que si no fuera por ciertos impedimentos haríamos siempre lo que nos gustara.

  • En el número 4.

  • Sí.

  • Que has usado mal tu libertad.

  • La sobreprotección me parece que no es bueno porque después cuando sea mayor se preocupará por cosas que no tiene importancia y no le harán caso porque lo verán una tontería.

  • Sí, porque tus padres no te dan más libertad a causa de esos problemas.

  • Que es una buena forma de dar a conocer una cosa. No.

  • Cada uno piensa a su manera nadie obliga a nadie a actuar de esa manera. No hay ningún líder. No, cada uno hace lo que crea conveniente. Si que me molestaría que alguien se dirigiera a mí en tono autoritario. Sí que sabría ponerle en su sitio de forma cortés y civilizada.

  • Sí que respeto sus gustos sin imponer los míos siempre, yo solo doy mi opinión. Sí

  • La libertad es hacer o pensar lo que uno quiera sin que nadie te obligue a hacerlo. Que no te estén siempre atosigando y diciéndote lo que tienes que hacer y no hacer. Que te dejen hacer algo que nunca te han dejado hacer. Que se preocupen por ti pero no tanto que no te dejen ir a sitios por miedo a que te rapten o te violen. Que confíen en ti. A veces la libertad se puede utilizar mal pero para eso hay que pensar bien antes de hacer algo y no quitar a nadie su libertad obligándola a hacer algo que ella no quiere. Todo eso es la libertad.

    • LA SOLEDAD

    a. A veces si que me gusta estar sola.

    b. Cuando estoy enfadada o triste y me encuentro mal.

    c. Bueno, yo nunca he compartido mi habitación con mis hermanos, pero supongo es mejor porque tienes más intimidad y puedes estar solo cuando te apetezca.

    d. Sí.

    e.

    f. Depende de lo que esté haciendo.

    g. Segura.

    h. No.

    i.

    • Hemos señalado distintos aspectos de la soledad en los personajes de Caperucita en Manhattan. Di cuál de estos personajes corresponde a cada una de las siguientes actitudes:

  • La abuela Rebeca nunca reflexiona sobre la soledad.

  • Sara Allen prefiere estar sola que mal acompañada.

  • Mister Woolf se lamenta de estar solo.

  • Madame Bartholdi necesita la soledad.

  • Señora Allen le preocupa la incomunicación y la incomprensión.

  • Señor Allen ve ventajas en el hecho de ser autosuficientes.

    • Di si has experimentado el sentimiento de soledad en alguna de estas circunstancias:

  • No

  • No

  • No

  • No

  • No

  • No

  • No

  • MAPA MANHATTAN ……………………………………………………… PAG 2

    LA FORMA ………………………………………………………………………… PAG 3

    DE LA FORMA AL CONTENIDO ………………………………… PAG 4 - 3

    LA ELECCIÓN DE LA LIBERTAD ………………………………… PAG 5

    LA SOLEDAD …………………………………………………………………… PAG 6 - 7

    2