Capacitación laboral en la UE (Unión Europea)

Economía. Mercado laboral. UE (Unión Europea). Sistema de formación profesional. Libro blanco: crecimiento, competitividad y empleo. Fondo social europeo

  • Enviado por: Esther
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 20 páginas
publicidad
publicidad

ÍNDICE

  • INTRODUCCIÓN.…..…….…..….….….….….….….…..........................pág. 2

  • LIBRO BLANCO: CRECIMIENTO, COMPETITTIVIDDAD Y EMPLEO.......pág. 4

  • 2.1. Algunos objetivos del Libro Blanco sobre educación y formación profesional....................................................................................................pág. 5

  • EL EMPLEO Y EL DESARROLLO DE LOS RECURSOS HUMANOS EN LA U.E.: EL FONDO SOCIAL EUROPEO................................................pág. 7

  • EDUCACIÓN, FORMACIÓN PROFESIONAL Y JUVENTUD: PROGRMAS ESPECÍFICOS..............................................................................................pág.10

  • 4.1.Sócrates...................................................................................................pág.10

  • Erasmus..................................................................................................pág.12

  • Juventud con Europa III.........................................................................pág.13

  • Leonardo................................................................................................pág.14

  • Tempus...................................................................................................pág.15

  • 5. LA CAPACITACIÓN LABORAL EN CIFRAS.........................................pág.16

    6. CONCLUSIONES........................................................................................pág.18

    ANEXO........................................................................................................pág.20

    BIBLIOGRAFÍA...........................................................................................pág.25

    1. INTRODUCCIÓN.

    En el presente trabajo se pretende analizar un hecho relevante para el buen funcionamiento del mercado laboral en el entorno de la Unión Europea: la capacitación laboral.

    La educación y formación están consideradas como los recursos últimos frente al problema del desempleo de larga duración, pero no pueden ellas por si solas resolver la cuestión del empleo y, más generalmente, la de la competitividad de las industrias y servicios. El reto es doble: consiste en primer lugar, en dar respuestas inmediatas a las necesidades actuales de la formación; se trata también de preparar el futuro y trazar una perspectiva de conjunto en la que podrían invertirse los esfuerzos de los Estados miembros y de la Unión Europea, cada cual actuando en su esfera de competencia.

    Los sistemas de educación y formación son respuestas de la sociedad a objetivos económicos y sociales múltiples. Reflejan valores profundamente arraigados cuyos rasgos únicos pueden observarse en la diversidad de sistemas de educación y formación de los Estados miembros. A pesar de los progresos realizados en las décadas anteriores, los sistemas de educación y formación se ven presionados a cambiar y a responder a las nuevas necesidades y prioridades sociales económicas.

    Los sistemas de educación y formación se han centrado en las necesidades de aprendizaje de los jóvenes. La creciente importancia del conocimiento para mejorar los niveles económicos y sociales de forma sostenida ha puesto de manifiesto la necesidad de un aprendizaje permanente.

    La educación inicial debe proporcionar la base para un aprendizaje posterior. Después existen deficiencias importantes en el proceso de transición de la escuela al trabajo. Para muchos jóvenes, el proceso está marcado por un elevado desempleo y por la dotación en el mercado de trabajo, que ni produce puestos de trabajo estable ni fomenta la formación de cualificaciones. Para la población adulta, las oportunidades para invertir en su formación son limitadas y se concentran en unos pocos.

    En los años 90 los sistemas para la formación profesional inicial en los Estados miembros de la Comunidad Europea se enfrentan a una serie de retos comunes. Por ejemplo, han tenido que responder a las situaciones siguientes:

    • La demanda creciente del mercado de trabajo de jóvenes con un mayor nivel de cualificaciones generales y técnicas.

    • La necesidad de preparar a los jóvenes para incorporarse a un mercado laboral más europeo.

    • Una mayor competencia entre la educación general y el mercado de trabajo por un menor número de jóvenes.

    Estos retos no son nuevos, los Estados miembros ya trabajan en procesos de revisión o reforma de distintos tipos:

    • Reconsideración de la categoría de formación profesional.

    • Adaptación el contenido y los métodos a las nuevas necesidades.

    • Aumento de la coherencia y de la flexibilidad de la formación.

    • Desarrollo de la cooperación entre los organismos de formación.

    • Refuerzo de los sistemas de aprendizaje pasados en el trabajo.

    • Mejora de la orientación profesional.

    • Formación de un mayor número de muchachas en los campos técnico y científico.

    • Creación de programas especiales para los jóvenes y las áreas desfavorecidas.

    Así, comenzaremos haciendo referencia a la normativa vigente con relación a la educación y formación profesional, presente en el libro Blanco. Se continuará analizando el Fondo Social Europeo como principal institución ejecutora de los programas específicos para la formación en los cuales centraremos gran parte de nuestro trabajo. Completaremos el trabajo con algunas cifras significativas acerca de este tema y posteriormente reflejadas en los gráficos que se incluyen en el anexo del trabajo.

    2. LIBRO BLANCO: CRECIMIENTO, COMPETITIVIDAD Y EMPLEO.

    La Comisión creó el marco general de su análisis en el Libro Blanco "Crecimiento, competitividad, empleo", elaborado a iniciativa de Jacques Delors, en el que subrayó que el desarrollo de la educación y la formación era una de las condiciones de la emergencia de un nuevo modelo de crecimiento rico en empleo.

    El presente Libro Blanco parte deliberadamente de la situación del ciudadano europeo, joven o adulto, enfrentado al problema de su adaptación a nuevas condiciones de acceso al empleo y a la evolución del trabajo. Este problema afecta a todos los grupos sociales, todas las profesiones, todos los oficios.

    Además el objetivo de este Libro Blanco es trazar el camino hacia una sociedad nueva, identificando las líneas de acción abiertas a la Unión Europea, en los ámbitos de la educación y la formación. Se trata de sugerencias, orientaciones y objetivos, en apoyo y como complemento de las políticas de educación y formación que son, en primer lugar y básicamente, competencia de las autoridades nacionales, regionales y locales. No se trata de imponer reglas comunes partiendo de un amplio debate, sino descubrir convergencia y herramientas que se correspondan con los retos actuales.

    También considera que en la sociedad europea moderna las tres obligaciones de inserción social, desarrollo de aptitudes para el empleo y plenitud personal no son incompatibles, no pueden contraponerse y deben, por el contrario, estar estrechamente asociadas. La riqueza de Europa en el ámbito científico, la profundidad de su cultura y la capacidad de sus empresas e instituciones deben permitirle a la vez transmitir sus valores fundamentales y preparar para el empleo. Esto supone que la sociedad europea interprete correctamente las pesadas tendencias de su propia evolución.

    El libro blanco aborda sucesivamente:

    • Los retos que representan para Europa la educación y la formación en el contexto de las transformaciones tecnológicas y económicas actuales.

    • Orientaciones para la acción en torno a objetivos tendentes a desarrollar una educación y formación de gran calidad.

    2.1.ALGUNOS OBJETIVOS DEL LIBRO BLANCO SOBRE EDUCACION Y FORMACIÓN PROFESIONAL.

    El Libro blanco no es obligatorio en sí mismo, sino más bien un terreno de debate y propuestas.

    Estamos, cada día en mayor medida, inmersos en una sociedad de saberes y de competencias, que afecta tanto a la empresa como a los trabajadores. Ambos, en el siglo XXI, deberán ser capaces de adquirir, de desarrollar y de dominar estos dos aspectos.

    Toda reflexión sobre la educación en general y la formación profesional en particular debe inscribirse en esta perspectiva. Esto nos conduce a plantearnos una cuestión esencial en cuanto a la línea de división, cada vez más tenue y frágil, entre formación y educación, aun cuando se refieran a dos artículos (126 y 127) en el tratado y a dos programas distintos (Sócrates y Leonardo).

    En consecuencia, toda la acción de propuestas debe apoyarse sobre la dimensión en la que la educación y formación se desarrollan a lo largo de toda la vida, en la perspectiva de una adquisición, de un desarrollo, de un dominio de competencias.

    Se ha reprochado al Libro blanco de poner excesivo acento sobre el individuo. Esta crítica es sin duda justa y es preciso repetir que el dominio de las competencias no es sólo un reto individual sino también colectivo y social.

    Los objetivos del Libro Blanco son:

    • La adquisición de conocimientos nuevos.

    • El refuerzo de la cooperación entre la escuela (en el sentido amplio del término) y la empresa.

    • La lucha contra la exclusión.

    • El dominio de tres lenguas.

    • La consideración de la inversión en formación igual que la inversión física.

    1.Validaciones y diplomas.

    Entre estos cinco objetivos, hay uno que levanta muchos interrogantes, críticas y oposiciones: la adquisición de conocimientos nuevos y su consecuencia en materia de validaciones y de certificados de competencias.

    André Kirchberger (responsable de la política de formación de la DG XXII de la Comisión europea) en la Conferencia que pronunció en la Jornada Técnica sobre "Europa y la Formación", organizada por el GARF/AFREF, en París, el 22 de noviembre de 1996 concluye que el sistema de los diplomas produce exclusiones y no tiene en cuenta el conjunto de las competencias, en particular aquellas que son informales y experimentales. Se deben desarrollar mecanismos que permitan a los individuos construir sus competencias y validarlas.

    Por ejemplo, en el caso de Francia, el diploma con el que se entra en la empresa determina el estatuto profesional y esto no facilita apenas la movilidad profesional, vertical y horizontal.

    2.Alternancia y aprendizaje.

    En lo referente al segundo objetivo, ¿quién está contra el acercamiento de la escuela y de la empresa? Sin tomar partido por un modelo, es indispensable inducir un acercamiento entre las estructuras de formación y el ambiente de las empresas.

    El concepto de alternancia y de aprendizaje debe ampliarse al conjunto del sistema de educación y de formación, (comprendida también la enseñanza superior).

    3-4.Discriminación positiva y el dominio de 3 lenguas

    Experiencias en este ámbito han sido llevadas a cabo en Estados Unidos, en ciertos estado miembros y en Israel. No se trata de proponer un modelo único, pero en la lucha contra la exclusión, la educación y la formación deben jugar un papel esencial y que debe ser jugado en el ámbito local y concentrando los medios de calidad.

    La construcción europea debe apoyarse sobre la diversidad de culturas, lenguas, patrimonios, sobre una Europa que comunica en la que es posible intercambiar. Tal objetivo no es únicamente cultural sino también profesional y político. El dominio de lenguas es, hoy, más débil en los Estados del Sur que en los del Norte.

    5.La formación, una inversión

    El quinto objetivo consiste en conseguir que tanto para las empresas como para los individuos los gastos en formación sean contabilizados como inversiones.

    A escala individual, sería posible aplicar y desarrollar planes de ahorro, de formación, similares a los que conocemos para la vivienda, con préstamos fáciles. Es preciso imaginar soluciones, pues se sabe bien que, en el contexto económico como el nuestro, que las empresas no es en formación en lo que gastan más fácilmente.

    3. EL EMPLEO Y EL DESARROLLO DE LOS RECURSOS HUMANOS EN LA UE: EL FONDO SOCIAL EUROPEO.

    Con su contribución a la financiación de proyectos para el desarrollo de los recursos humanos, el Fondo Social Europeo puede contribuir a la incorporación (o reincorporación) de las personas al mercado de trabajo, y a las que ya tienen un puesto de trabajo, a mejorar sus perspectivas profesionales. La finalidad del Fondo es luchar contra el desempleo facilitando el acceso al mundo del trabajo, fomentando la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, desarrollando las competencias, aptitudes y cualificaciones profesionales y ayudando a la creación de nuevos puestos de trabajo.

    El Fondo Social Europeo es una parte integrante de la política de cohesión económica y social de la Unión Europea y de la política social europea. Al ser uno de los cuatro fondos estructurales, no sólo contribuye a equilibrar las diferencias entre las personas, sino también entre las regiones más ricas y las menos desarrolladas de la Unión. Esta financiación es una parte importante de la estrategia de la Unión para lograr los ajustes necesarios para el crecimiento, el incremento de la competitividad y del empleo. El FSE interviene en los 15 Estados miembros de la Unión Europea.

    El Fondo Social Europeo (FSE), es el principal instrumento de la Unión Europea, para el desarrollo de los recursos humanos y la mejora del funcionamiento del mercado de trabajo en la Unión. A la vista de la demanda y la oferta del mercado de trabajo, la ayuda del FSE se concede de conformidad con las necesidades de formación y de empleo de los ciudadanos de la Unión y de acuerdo con las necesidades de los recursos humanos de ciertas regiones.

    Los objetivos de la acción de los Fondos estructurales relacionados con la capacitación laboral, son:

    Objetivo 1: Fomentar el desarrollo y el ajuste estructural de las regiones menos desarrolladas.

    Objetivo 3: Combatir el paro de larga duración y facilitar la inserción profesional de los jóvenes y de las personas amenazadas de exclusión del mercado de trabajo. Promoviendo la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado laboral.

    Objetivo 4: Facilitar la adaptación de los trabajadores y trabajadoras a las mutaciones industriales y a la evolución de los sistemas de producción.

    Objetivo 6: Fomentar el desarrollo y ajuste estructural de regiones con una densidad de población extremadamente baja.

    En virtud del Objetivo 3, las finalidades del FSE en toda la Unión son:

    • Ayudar a encontrar un trabajo a las personas en desempleo expuestas al paro de larga duración.

    • Facilitar la inserción profesional de los jóvenes que buscan un empleo.

    • Promover la integración de las personas amenazadas de la exclusión del mercado laboral.

    • Promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo.

    En virtud del Objetivo 4, las finalidades del FSE en toda la Unión son:

    • Facilitar la adaptación de los trabajadores a las mutaciones industriales y a la evolución de los sistemas de producción.

    En las regiones de los objetivos 1 y 6 solamente, el FSE persigue además:

    • Reforzar y mejorar los sistemas de enseñanza y de formación.

    • Contribuir al desarrollo mediante la formación de funcionarios en relación con la aplicación de políticas de desarrollo y ajuste estructural.

    ¿QUÉ HACE EL FONDO SOCIAL EUROPEO?

    • Atender las necesidades de los parados y de los excluidos del mercado laboral.

    • Mejorar el acceso y la calidad a la educación y la formación profesional.

    • Ayudar a los trabajadores a adaptarse a los nuevos retos.

    FSE: GRUPOS A LOS QUE SE DIRIGE Y ACCIONES.

    SE DIRIGE A:

    • Personas en desempleo expuestas al paro de larga duración.

    • Jóvenes en busca de empleo.

    • Personas amenazadas de exclusión del mercado laboral.

    • La promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado laboral, en particular en los ámbitos de empleo en los que las mujeres se encuentran subrepresentadas, y especialmente para las mujeres sin cualificación profesional o que se reincorporan al mercado laboral tras un periodo de ausencia.

    • Docentes, formadores, personal administrativo.

    • Alumnos, estudiantes.

    • Personal de las empresas que participan en acciones de cooperación con establecimientos de enseñanza superior.

    ACCIONES

    • Formación profesional y formación previa (incluida la formación profesional inicial para los jóvenes, la cualificación profesional, la orientación y el asesoramiento).

    • Ayudas al empleo limitadas temporalmente.

    • El desarrollo de estructuras de formación, de empleo y de apoyo, incluidas la formación del personal y la prestación de servicios de asistencia a personas que estén a cargo.

    • Reforzamiento y mejora de sistemas de enseñanza y de formación.

    • Fomento de lazos entre centros de formación o establecimientos de enseñanza superior y empresas.

    • Formación dependiente de los sistemas de educación secundaria y superior.

    • Formación relacionada con las políticas de desarrollo y de ajuste estructural.

    4. EDUCACIÓN, FORMACIÓN PROFESIONAL Y JUVENTUD: PROGRAMAS ESPECÍFICOS.

    Las actividades de la UE en los ámbitos de la educación, la formación y la juventud están concebidas para ayudar a enriquecer uno de los valores más preciados de Europa: sus gentes. El desarrollo social y cultural, la adaptación a la era digital y los desafíos de la sociedad de la información, y la competitividad laboral y finalmente económica dependen del éxito de las políticas en materia de enseñanza y formación. La forma y el contenido de estas políticas son fijadas y ejecutadas por los Estados miembros, si bien los artículos 126 y 127 del Tratado de la Unión Europea otorgan a la UE un papel de apoyo. El primero le permite contribuir "al desarrollo de una educación de calidad fomentando la cooperación entre los Estados miembros y, si fuera necesario, apoyando y completando la acción de éstos [...]". El artículo 127 establece que la UE "desarrollará una política de formación profesional que refuerce y complete las acciones de los Estados miembros".

    Los principales programas para el periodo 1995-1999 son el programa Leonardo da Vinci, que se centra en la formación profesional, y el programa Sócrates, cuyas acciones refuerzan la cooperación transnacional. Ambos programas cubren también Islandia, Liechtenstein y Noruega en el marco del acuerdo del espacio económico europeo y acogerán a los seis países de Europa Central y Oriental así como a Chipre y Malta. También se coopera con países ajenos a la UE como son los países de Europa Central y Oriental (programa Tempus), EE.UU. y Canadá.

    La Comisión Europea es asistida en la gestión y elaboración de las líneas de actuación de la UE por el CEDEFOP, con sede en Tesalónica, y por la Red Europea de Información sobre Educación, que ayuda a promocionar el intercambio de información sobre sistemas educativos y políticas educativas nacionales.

    4.1.SÓCRATES (1.995-1.999).

    La importancia de este programa reside en la forma de hacer disponibles los muchos y variados recursos lingüísticos, culturales y educativos de Europa para aumentar la calidad y el peso específico de la enseñanza de niños, jóvenes y adultos. A diferencia de otras iniciativas, Sócrates abarca todos los tipos y los niveles de enseñanza dentro de un programa de cooperación.

    Al aumentar las oportunidades de viajar y entrar en contacto con otros países europeos, Sócrates permite a los estudiantes comprender la dimensión europea de aquello que estudian y desarrollar un sentimiento de identidad europea al tiempo que ayuda a formar personas flexibles y adaptables.

    Su principal objetivo es promover la movilidad de estudiantes y profesores, el conocimiento de otros idiomas y los recursos y nuevas técnicas de enseñanza abierta y a distancia, siempre en el marco de la cooperación transnacional. En la práctica está vinculado con el programa Leonardo, con varios programas de igualdad de oportunidades y componentes del IV Programa marco de investigación y desarrollo.

    La mayor parte de las acciones que Sócrates patrocina son proyectos transnacionales, redes, proyectos de cooperación o asociaciones, que sirven para poner a punto programas y materiales educativos. También pueden adoptar la forma de ejercicios de recogida y análisis de datos para estudiar la eficacia de las iniciativas de enseñanza y formación y divulgar sus conclusiones. SOCRATES asegura la continuidad de ERASMUS, LINGUA, ARION y la red EURIDYCE.

    El programa comprende tres capítulos (ocho acciones):

    I. Cooperación en el ámbito de la enseñanza superior (ERASMUS)

    • Acción 1. La promoción de la dimensión europea en las Universidades. Programas Interuniversitarios de Cooperación.

    • Acción 2. Fomento de la movilidad de los estudiantes universitarios y financiación de las becas ERASMUS. Creación de redes universitarias europeas.

    II. Enseñanza escolar: preescolar, primaria y secundaria (COMENIUS)

    • Acción 1. Asociación entre los centros escolares, especialmente en el ámbito de los idiomas, del patrimonio cultural o de la protección del medio ambiente. Proyecto Educativo Europeo.

    • Acción 2. Educación de los hijos de trabajadores inmigrantes, de viajeros y de gitanos.

    • Acción 3. Actualización de las competencias del personal educativo.

    III. Medidas transversales (aplicables a todos los niveles de educación)

    • Acción 1. Promoción de las competencias lingüísticas en la Comunidad (LINGUA).

    • Acción 2. Promoción de la enseñanza abierta y a distancia (EAD).

    • Acción 3. Promoción de los intercambios de información y de experiencias.

    Además del porcentaje de estudiantes del país que toman parte en este programa, es interesante examinar si ciertos Estados miembros envían al extranjero más participantes de los que reciben. En el gráfico 8 se muestra, para cada Estado miembro, el porcentaje de estudiantes del país que fueron al extranjero con una beca de intercambio Sócrates, y el correspondiente porcentaje de estudiantes extranjeros recibidos por sus centros de educación superior en el curso 94-94. En la mayoría de los estados miembros, el porcentaje de extranjeros recibidos en centros de educación superior y el de estudiantes enviados a otros Estados miembros como partícipes en el programa comunitario es aproximadamente el mismo. Esto se explica por el hecho de que estos intercambios se organizan entre las instituciones de forma bilateral.

    4.2. ERASMUS (SÓCRATES). (1.995-1.999).

    El objetivo principal de Sócrates está destinado a fomentar y a apoyar el desarrollo de una educación de calidad y de un espacio europeo de educación abierto mediante la promoción de, además de la movilidad física, el conocimiento de los idiomas y los recursos a las técnicas modernas de enseñanza abierta y a distancia.

    Enseñanza Superior-ERASMUS es el capítulo I dentro del programa Sócrates y comprende las siguientes acciones:

    • Acción 1: Promoción de la dimensión europea de las universidades

    • A./ Cooperación interuniversitaria: movilidad de estudiantes, promoción del sistema europeo de transferencia de créditos, elaboración conjunta de programas de estudios superiores para facilitar el reconocimiento académico y contribuir a la innovación y mejora de la calidad de la enseñanza a escala comunitaria, movilidad de los profesores, programas intensivos de enseñanza de corta duración, visitas de estudio destinadas a preparar la cooperación para profesores, personal administrativo y estudiantes.

    • B./ Otras actividades para el fomento de la dimensión europea en la Universidad: introducción en los programas de estudio de materias que favorezcan la comprensión de las características socioeconómicas y culturales de los restantes Estados miembros de la integración europea, aprendizaje de las lenguas de la UE y de las nuevas tecnologías, utilización de los medios de la educación a distancia para favorecer los puntos anteriores.

    • C./ Contratos institucionales. Las universidades que participen en las actividades del punto B podrán celebrar un contrato institucional con la Comisión por un período máximo de 3 años.

    • D./ Proyectos universitarios de cooperación sobre temas de interés común. Cooperación entre universidades agrupadas en redes sobre temas de interés común coordinadas por una de ellas.

    • Acción 2: Fomento de la movilidad de los estudiantes universitarios y financiación de las becas ERASMUS.

    En el gráfico 9 se muestra el número de participantes en el programa Erasmus, cifra que se ha multiplicado por 8 en los últimos años, debido a la animación que ha prestado la UE a los estudiantes.

    Enseñanza Escolar-Comenius es el capítulo II dentro del programa SOCRATES y comprende las siguientes acciones:

    • Acción 1. Asociaciones multilaterales entre centros escolares basadas en un proyecto educativo europeo con la siguientes actividades: participación de alumnos en proyectos multidisciplinares, aprendizaje y perfeccionamiento de lenguas, movilidad de los alumnos, intercambio de material didáctico, de información y de experiencia sobre métodos pedagógicos innovadores y utilización de tecnologías de la información y comunicación.

    • Acción 2. Educación de los hijos de trabajadores inmigrantes o de personas que ejerzan profesiones itinerantes, de viajantes y de gitanos; educación intercultural. Actividades: realización de proyectos transnacionales destinados a intercambio de información y experiencias, elaboración de cursos y material pedagógico adaptado a las necesidades de estas poblaciones, introducción de métodos pedagógicos interculturales.

    • Acción 3. Actualización y mejora de las competencias del personal educativo. Actividades:

    • 1.Realización de proyectos transnacionales destinados a:

    • a) intercambio de información y experiencias para la introducción de la dimensión europea y la actualización o adquisición de competencias especiales por el personal educativo.

    • b) actualización y mejora del personal educativo dedicado a actividades relacionadas con el éxito escolar y la plena participación de niños con necesidades educativas especiales.

    • c) creación de asociaciones en el ámbito de esta acción.

    • 2. Estancias en otro Estado miembro del personal educativo para participar en seminarios realizados en común dentro de proyectos transnacionales.

    4.3. JUVENTUD CON EUROPA III (1.995-1.999).

    Sus objetivos están destinados a fomentar en el ámbito de la Juventud de la Comunidad, el intercambio de jóvenes, con el objetivo final de conseguir una educación coherente y de calidad. También se fomentará el intercambio con terceros países con los que la Comunidad ha celebrado acuerdos de cooperación. El objetivo principal de estos intercambios es promover entre los jóvenes una mayor comprensión de la diversificación europea y del valor de esta diversidad.

    • Acción A: Actividades intracomunitarias que afectan directamente a los jóvenes

    • Acción B: Animadores juveniles

    • Acción C. Cooperación entre las estructuras de los Estados miembros
      Visitas de estudio, seminarios, períodos de prácticas, proyectos piloto.

    • Acción D. Intercambios con países terceros (Europa central, América Latina y países mediterráneos). Intercambios, visitas de estudios, prácticas, seminarios, conferencias, material de formación, campañas de información.

    • Acción E. Información de los jóvenes e investigación en materia de juventud, desarrollo de la difusión de información a los jóvenes, redes de medios de comunicación joven, establecimiento y explotación de bancos de datos.

    El objetivo de este programa es fomentar la cooperación entre organizaciones juveniles de diferentes países, permitiendo que los jóvenes se reúnan fuera del marco escolar o laboral en torno a proyectos comunes de naturaleza cultural, social o de otro tipo.

    4.4. LEONARDO.

    El programa comunitario LEONARDO DA VINCI trata de la formación profesional: inicial, de perfeccionamiento y continua.

    Este programa apoya proyectos piloto y programas de estancias de formación e intercambios, organizados por asociaciones compuestas por centros de formación, universidades y empresas. En general, las asociaciones que presentan sus solicitudes están formadas por entidades procedentes como mínimo de tres Estados miembros; sin embargo, el programa también admite excepcionalmente proyectos presentados por sólo dos asociados de Estados miembros distintos.

    Las propuestas son examinadas por las instancias nacionales de coordinación o por la Comisión Europea, según el tipo de estancias de formación o intercambios de que se trate. Las estancias de formación e intercambios deben ofrecer a sus beneficiarios la posibilidad de completar o mejorar su formación profesional, de familiarizarse con nuevas tecnologías o descubrir nuevas formas de funcionamiento y organización del trabajo.

    ¿Quién puede efectuar las estancias de formación organizadas por el programa LEONARDO?

    Los jóvenes que cursan una formación inicial, jóvenes trabajadores (incluidos los desempleados), jóvenes estudiantes universitarios y jóvenes titulados.

    ¿Quién puede participar en los intercambios del programa LEONARDO da VINCI?

    Formadores y personas encargadas de concebir y gestionar programas de formación elaborados conjuntamente por empresas y centros de formación profesional o universidades, personal de empresas y universidades o centros de formación, responsables de formación, especialistas en enseñanza de idiomas en empresas y en centros de formación en este campo.

    Este programa se basa en la abundante experiencia acumulada por la UE en el fomento de la formación profesional en los Estados miembros. Su objetivo es mejorar la calidad de la política y las prácticas de formación estimulando nuevos enfoques de éstas en la formación inicial y continua. La formación continua es una idea central del programa Leonardo da Vinci que busca afianzar la idea de que la formación es un proceso continuo en el desarrollo personal que capacita para enfrentarse a la rapidez de los cambios de nuestras formas de vida y trabajo.

    El programa cuenta con tres tipos de medidas:

    • Proyectos piloto transnacionales, particularmente los que se centran en el desarrollo de sistemas comunes de formación, la anticipación de necesidades de formación, la adaptación de contenidos y métodos, la formación de educadores y la formación lingüística.

    • Programas de colocación e intercambio transnacionales que permiten a los jóvenes que comienzan su formación, a los estudiantes universitarios y a los gestores de recursos humanos recibir parte de su formación en otro Estado miembro. El programa también apoya los intercambios de educadores y expertos en formación.

    • Estudios y análisis con detenimiento de las necesidades y las prácticas en el ámbito de la formación profesional. Este trabajo sirve para anticipar las necesidades de formación, ampliar la transparencia de las cualificaciones, determinar nuevos tipos de aprendizajes y formación, y para divulgar la información sobre la provisión de formación, la financiación y los beneficiarios.

    4.5. TEMPUS.

    Tempus es el principal instrumento de la Unión Europea para el desarrollo y la reestructuración de la enseñanza superior en Europa Central y Oriental, y en los Nuevos Estados Independientes y Mongolia. Este programa forma parte de otros dos programas de la Unión Europea más amplios: PHARE y TACIS.

    Insertados en Tempus II, Tempus-PHARE y Tempus-TACIS, son programas paralelos, pero independientes en los aspectos administrativo y presupuestario. Está previsto la creación deTEMPUS II bis, que supondría la prolongación durante dos años académicos más.

    Los principales objetivos de Tempus son: promocionar la calidad de la enseñanza superior y apoyar su desarrollo y renovación en los países que cubren PHARE y TACIS; reforzando así una interacción creciente y una cooperación lo más equilibrada posible con los socios de la Unión Europea mediante actividades conjuntas y adecuada movilidad.

    5. LA CAPACITACIÓN LABORAL EN CIFRAS.

    La educación superior en Europa se ha caracterizado por una separación entre la educación universitaria y no universitaria. La línea divisoria es, sin embargo, cada vez menos clara. En los últimos años, se han ido acortando las distancias en muchos Estados miembros, en los cuales esta diferencia estriba solo en los centros, y no en el nivel de cualificación; mientras que en otros, las instituciones de educación superior imparten cursos de distintos niveles y la diferencia entre los estudios universitarios y no universitarios ha desaparecido.

    En el gráfico 1 se muestra la tendencia hacia la prolongación de la duración en la educación, así como muestra el aumento entre 1987 y 1995 de los porcentajes de jóvenes de edades comprendidas entre 15 y 24 años que todavía continúan en los sistemas educativos. En 1987 menos del 50% de las personas comprendidas entre los 15 y los 24 años seguía todavía estudiando. Esta progresión se aprecia en todos los estados miembros.

    A lo largo del curso académico 1994-95, había casi 83 millones de alumnos y estudiantes en la UE lo que representaba el 22% de la población total, porcentaje que aumenta hasta el 55% cuando se mide con relación a la población entre 0 y 29 años (gráfico 2).

    En el gráfico 4 vemos que existe una clara conexión entre el deseo de tomar parte en una formación permanente y el nivel educativo. En todos los Estados miembros de la U.E., los que abandonaron la educación antes de los 15 años expresaban menos este deseo que los que terminaron con más de 20 años. Como media, sólo aproximadamente el 20% de los europeos se ha embarcado en actividades formativas durante el transcurso de 1.995, tal y como muestra el gráfico 5.

    Durante el año académico 94-95 había más de 11,7 millones de estudiantes en la educación superior, que representaban el 14% de toda la población estudiantil de la UE (gráfico 6). En la UE, la proporción de estudiantes que cursa estudios superiores en su país de origen respecto a la totalidad de estudiantes oscila entre el 12 y el 18 %, dependiendo del estado. Estas diferencias reflejan los diferentes esquemas organizativos como la diversidad en cuanto a la duración de los cursos, al número de plazas disponibles y el número de personas que cursan estudios, lo cual está sujeto a cambios demográficos.

    El gráfico 7 muestra el porcentaje de estudiantes de cada país que cursa sus estudios en otro estado de la unión europea. Dentro de la UE, un gran número de estudiantes griegos e irlandeses viajan al extranjero para cursar estudios superiores. El caso de Luxemburgo es excepcional ya que los recursos para la educación son muy limitados y por ello los estudiantes tiene que ir a estudiar al extranjero. Por otro lado, en los Estados miembros más grandes, como Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido, la gran mayoría de los estudiantes cursa sus estudios en su propio país.

    En toda la UE más de 1/5 de los jóvenes entre 15 y 24 años en disposición de trabajar están desempleados. En todos los Estados miembros excepto en Alemania, el desempleo afecta más a los miembros más jóvenes de la población activa. Incluso entre quienes poseen una mayor cualificación educativa, la tasa de desempleo en las edades comprendidas entre los 25 y los 34 años es en su conjunto más elevada que en edades superiores. En la mayoría de los estados miembros de la Unión, las personas mayores de 35 años parecen, por tanto, estar menos expuestas al riesgo del desempleo (gráfico 3).

    6. CONCLUSIONES:

    El mundo atraviesa un período de transición y de cambios profundos. Todo indica que la sociedad europea, como otras, va a entrar en una nueva era, probablemente más móvil y más imprevista que las precedentes.

    Ciertamente, esta nueva era de universalización de los intercambios, de la sociedad de la información, de cambios científicos y técnicos suscita interrogantes y miedos, que son quizás más fuertes en Europa. Y sin embargo, esta era de transformación es una oportunidad histórica para Europa, porque estos períodos de cambios son los únicos propicios a reformas profundas que permitan evitar cambios brutales. El aumento de los intercambios a través del mundo, los descubrimientos científicos y las nuevas tecnologías abren, de hecho, nuevas potencialidades de desarrollo y de progreso.

    Los sistemas educativos han sufrido cambios considerables desde la segunda guerra mundial. Uno de los más importantes ha sido el impulso hacia una mayor participación en los procesos educativos. La ampliación de la educación post secundaria ha sido un instrumento importante de igualdad social. Otro cambio es la mayor importancia concedida a la calidad de la enseñanza. Desde mediados de esa década ha habido limitaciones crecientes en los recursos públicos, con lo que se ha desviado el enfoque de la asignación y utilización de los recursos educativos.

    La evolución exige cambios extensos en los temas de educación y formación. Es necesario adoptar un enfoque de aprendizaje permanente para responder a la creciente diversidad de necesidades de aprendizaje y métodos de oferta. Todavía existen importantes deficiencias que hay que abordar en la educación secundaria, algunas de las cuales son debidas a unos sistemas de escolarización deficientes, en especial para los desfavorecidos. La transición de la escuela al trabajo representa un área problemática importante. Para abordarla bien hay que eliminar la gran separación que existe entre la formación profesional y le educación escolar, con mejorar la condición social y económica de la formación profesional, reformar el programa de estudios para elevar la calidad y mejorar la importancia de la oferta educativa y fortalecer la cooperación con los empresarios y los sindicatos para acercar los sistemas de educación y formación al mundo laboral. Finalmente, continuar promocionado y formando a la población adulta constituye una prioridad fundamental.

    Ser europeo es beneficiarse de un acervo cultural, de una variedad y de una profundidad sin par. También debe ser beneficiarse de todas las posibilidades de acceso al conocimiento y a la competencia.

    Como conclusión última podríamos citar una de las más importantes aportaciones de Robert Reich: “Los recursos de un país no descansan en su riqueza material y financiera sino en la cualificación, las habilidades y las ideas de los ciudadanos”. (“El Trabajo de las Naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI”, 1.991).

    BIBLIOGRAFÍA

    • ELIASSON, Gunnar. La eficiencia educativa y los mercados para la competencia. CEDEFOP. 1.994, nº 2, p. 5-10. ISSN: 0258-7483.

    • CHEALLAIGH, Martina Ni. CEDEFOP Documento: El aprendizaje en los Estados miembros de la UE: una comparación. 1ª ed. Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, 1.995. ISBN: 92-827-4264-4.

    • MEIJER, Kees. Cooperación Europea sobre investigación de políticas de formación profesional: el programa PETRA de la Comunidad Europea. CEDEFOP p. 17-22. ISSN: 0258-7483.

    • EDUCACIÓN, FORMACIÓN Y JUVENTUD: LAS CIFRAS CLAVE DE LA EDUCACIÓN EN LA U.E.. Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, 1.997.

    • LIBRO BLANCO SOBRE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN. Bruselas: Comisión de Comunidades Europeas, 1.995. Enseñar y aprender. Hacia la sociedad cognitiva, p. 1-51.

    3º Licenciatura en Economía................................ 1998-1999

    CAPACITACIÓN LABORAL EN LA U.E.

    1