Canto a Teresa; José Espronceda

Literatura española del siglo XIX. Poesía romántica. Tema: Amor imposible

  • Enviado por: Magdalena Janicka
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Humanidades (Título Propio)
Universidad Católica de Ávila
Si eres un apasionado de la historia, tienes la oportunidad perfecta de convertirte en un experto en ello y además...
Solicita InformaciÓn

Oposiciones de Geografía e Historia
Master-D
¿Quieres convertirte en profesor de geografía e historia? Master-D te ayuda a aprobar la oposición para que puedas...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Fuerza y tragedia de la vida: reflexiones sobre el amor en el "Canto a Teresa"

"El Diablo Mundo" es un poema que configura una pesimista visión del mundo y del ser humano. Cuenta las experiencias del hombre en este "valle de lágrimas" y su desengaño. El poema se presenta en estado fragmentario. Hay un variedad de asuntos, temas, tonos, multitud de digresiones: todo esto para expresar la compejidad dela existencia y del universo. "El canto a Teresa" que se sitúa en el comienzo del poema, según su propio progenitor, no está relacionado de manera alguna con el resto y es sólo un "desahogo del corazón". Pero el amor forma una parte muy importante de la vida humana, así que un canto dedicado a la mujer en el poema que pretende tener en cuenta todos los aspectos de la vida no extraña. Casalduero dice que: "El Canto a Teresa es la atalaya desde la cual Espronceda ha abarcado la vida".

El canto tiene carácter extremamente personal e íntimo, y podemos identificar el "yo lírico" con el autor. Espronceda aquí llora su amor y éste amor perdido provoca reflexiones sobre la esencia del amor y su lugar en la vida.

Los primeros cuatro versos son una apóstrofe a los tristes recuerdos que ha dejado el amor en el corazón del poeta. Luego pasamos a una descripción de su juventud. Es una juventud llena de amor: “yo amaba todo”-confiesa el autor. El mundo era bueno y le parecía favorable, el sol iluminaba su alegría. Era orgulloso y audaz. Dotado del valor y de la fe del caballero, virtud del héroe y amor del trovador soñaba con glorias. Vivía con ingénuas ilusiones y esperanzas. Su amor era pura, inocente y espiritual, parecía un "dulce canto" que habitaba en su alma. El autor evoca el Edén como el lugar donde había nacido su sentimiento.

El objeto del amor parecía inmaterial:

¡Una mujer! En el templado rayo

De la mágica luna se colora,

Del sol poniente al lánguido desmayo

Lejos entre las nubes evapora

(...)

Tenía algo sagrado, angelical, divino. Era más bella, superior a la misma naturaleza, poseía un encanto celestial. No era mujer de carne y hueso y tanto ella como el sentimiento del autor eran pura ilusión, un ensueño. El intento de materializar esa ilusión hizo que que dejara de existir, destruyera el sueño y con él el amor. Francisco García Lorca afirma: "El amor que nace de ilusiones no puede alimentarse de ellas, la realización el amor engendra la impureza y con ella su muerte. Hay en Espronceda una terrible idea angustiosa de que el amor degrada. Lo que más alto hace subir el espíritu el hombre, lo único que puede encener en él la chispa divina, lleva en sí, inevitable, el germen de la corrupcíon."

Hay un contraste entre la primera y la seguna parte del canto, un cambio radical en la percepción de Teresa. Ahora la mujer empieza a ser la encarnación del pecado. Espronceda compara a Teresa con un cristalino río, que después es torrente y termina siendo un estanque de aguas corrompidas.Otra vez el poeta evoca el paraíso bíblico para llamar a la mujer heredera de Eva. Aparece el desengaño, la desilusión. Francisco García Lorca señala que para Esproncea la impureza no es igual en el hombre que en la mujer. Mientras al probar el fruto prohibido la mujer queda dañada y desgradada, lo único de que se puede culpar al. Hombre es haber marchitado la pureza femenina. Ricaro Laneira afirma que Espronceda trata de ser tan cruel con Teresa como cree que ella fue con él revelando su mera condición humana. Se atreve a llamarle un egoísta, porque, según él, el poeta llora más la imposibilidad de cumplir sus deseos, que la muerte de su amante.

El poeta culpa a Teresa por la infidelidad de esposa cometida con él mismo, menciona que sus hijos y la sociedad se han vuelto contra ella. Bendice la muerte que la ha liberado del dolor y de la desdicha.

Sin embargo, no puede olvidarse del amor, no es capaz de arrrancar a Teresa de su mente. Su recuerdo sigue siendo muy vivo, el poeta está convencido que será eterno. El dolor de su desgarrado corazón es insoportable. Ya incluso no es capaz de llorar. Aconseja huir del amor cuya pureza ha sido envenenada por el infierno y por lo tanto causó tanto dolor, arruinó la vida del autor.

(...)

Dentro del pecho mi dolor oculto,

Enjuego de mis párpados el llanto,

Y doy al mundo el exigido culto:

Yo escondo con vergüenza mi quebranto,

Mi propia pena con mi risa insulto

Y me divierto en arrancar del pecho

Mi mismo corazón pedazos hecho.

Para olvidar de su dolor quiere embriagarse de alegría.

El canto expresa todas las ideas de Espronceda sobre el amor. Pone de manifiesto la triste convencimiento de que el verdadero amor es imposible de realizar. Amar es vivir con una ilusión: de ahí viene su tragedia, pero también la belleza el amor.

El "Canto a Teresa" es el grito de un desesperado por el fracaso del amor. Joaquín Casalduero lo compara a una "voz lanzada en el bosque, que pide socorro, una voz que nos llama sin decirnos donde está. Voz que hace presente el dolor, la miseria humana, y que nos da una dirección, no nos revela un sentido, pero se apodera de nuestro corazón. El náufrago siente la necesidad de lanzar un grito que quedará sonando para siempre en quien lo oiga." Espronceda haa senido la necesidad de lanzar tal grito y situarlo en el comienzo de su "El Diablo Mundo".

3

Casalduero, J., Epronceda, Editorial Gredos, Madrid, 1967, pág. 235

García Lorca, F.,citado por Domingo Ynduráin en su "Introducción a El Diablo Mundo",Cátedra, Madrid, 1992, pág 50

García Lorca, F., op.cit., pág.51

Landeira, R. , José de Epronceda, Society of Spanish and Spanish-American Studies, Lincoln, 1985, pág. 82

Casalduero, J., "Función del «Canto a Teresa» en El Diablo Mundo", en"Estudios de la literatura española", parte de Estudios y ensayos 60, Editorial Gredos, Madrid, 1973, pág. 201

BIBLIOGRAFIA

1. Casalduero, Joaquín, Epronceda, Editorial Gredos, Madrid, 1967

2. Casalduero, Joaquín, "Función del «Canto a Teresa» en El Diablo Mundo", en"Estudios de la literatura española", parte de Estudios y ensayos 60, Editorial Gredos, Madrid, 1973

3. Ynduráin, Domingo, "Introducción a El Diablo Mundo",Cátedra, Madrid, 1992

4. Landeira, Ricardo, José de Epronceda, Society of Spanish and Spanish-American Studies, Lincoln, 1985

5. Alborg, Jorge Luis, Historia de la literatura española, tomoIV, "El Romanticismo", Editorial Gredos, Madrid, 1980, pág 332-358