Cantar del Mío Cid

Literatura española medieval. Poesía épica. Cid Campeador. Argumento central. Personajes. Contexto

  • Enviado por: Zero Ice
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

NOMBRE DE LA ESCUELA:

TEMA DE ANALISIS:

EL CANTAR DEL MIO CID

GENERO LITERARIO:

EPICA

INDICE:

1 PORTADA

2GENERO LITERARIO-INDICE

3DESTIERRO DEL CID

4-7 LAS BODAS LA AFRENTA

8-12LA AFRENTA DE CORPES

13ARGUMENTO Y TONO - CONTEXTO

14TEMA E IDEA CENTRAL - PERSONAJES

EL DESTIERRO DEL CID

En el siglo XI cuando gran parte de España estaba ocupada por los moros el rey de Castilla le pidió al cid que fuera hasta Sevilla y luego a córdoba a recoger los tributos que le debían pagar los reyes de estas ciudades un día Almutamiz rey de Sevilla fue atacado por Almudafar rey de granada y sus acompañantes. Cuando Ruy Díaz se entero les envío cartas a los de Almudafar y que si lo hacían ellos contraatacarían mas sin embargo ellos atacaron, entonces el cid se preparo para expulsarlos de Sevilla. Desde las seis de la mañana hasta que llego el mediodía los de granada lucharon contra mío cid pero perdieron. Apreso al conde don García al que le arranco un pedazo de barba y mucha gente más durante tres días mientras su gente iba por sus riquezas y luego los liberó. Almutamiz le dio muchos regalos por esto. El cid regreso a Castilla con muchas riquezas para su rey quien lo recibió con distinciones lo que hizo que sus enemigos le tuvieran mucha envidia y buscaran la forma de dañarlo así que fueron con el rey a decirle mentiras contra el cid que hicieron enojar mucho al rey, y por esto le mando una carta que le decía que quedaba desterrado y tenia nueve días para irse del reino fue a buscar a sus parientes y compañeros para saber quienes se querían ir con el, en total con el se fueron setenta personas incluyendo a su primo hermano Alvar Fáñez.

Entonces salió de vivar para irse a Burgos. Al llegar a Burgos todos querían darle algo para aliviar la fatiga pero nadie lo hacia por miedo a la ira del rey pues una noche antes se recibió en Burgos una carta que prohibía dar posada o comida y si alguien desobedecía se le iba a matar. El cid tocaba casas y casas pero nadie le respondía, entonces una niña se le acercó y le dijo lo que pasaba y le recomendó que mejor siguiera su camino. Entonces se aleja de aquella puerta y sale de Burgos para llegar a santa María donde se detuvo, se puso a rezar, y, al terminar se alejo y acampo en el arenal a un lado de Burgos, se acomodo como en el monte y sin poder comprar nada porque nadie se atrevería a venderle ni por todo el dinero del mundo. Pero Martín Antolínez con osadía llevo al cid y a su gente suficiente pan y vino de su propia cosecha para el viaje. Todos estaban muy contentos cuando llegaron los víveres. Entonces Antolínez le pidió lo dejara ir con él y el cid le dijo que si pero para tener algo de dinero tendrían que engañar a los prestamistas diciéndoles que en unos cofres llenos de arena tenían todo su dinero y que se lo iban a empeñar por seiscientos marcos pero no debían abrirlos al termino de un año y si para entonces no volvían se lo podían quedar todo, entonces los prestamistas le dieron al cid trescientos marcos de plata y trescientos de oro y como agradecimiento por conseguir el trato los burgaleses le dieron a Martín treinta marcos. Se despidió y regreso con el cid para irse a san Pedro pero antes se despidió de su mujer y les dio indicaciones a todos en caso de que les quisieran quitar sus tierras. Al fin llego a san Pedro el cid pero mientras entraba a san Pedro, don Sancho estaba rezando junto a la esposa del cid y sus cinco damas que la atendían por el cid entonces el cid toco la puerta y al saber esto todos se pusieron muy felices de inmediato le ofreció hospedaje don Sancho al cid y el cid le dijo que por la comida no se preocupara ya que el haría comida para el mismo y sus hombres, antes de irse le dio a don Sancho cincuenta marcos y a su esposa cien marcos y le pidió que cuidara a su esposa y sus hijas y que por cada marco que el gastara en su familia el mismo le daría cuatro. Se preparo un gran banquete de despedida para el cid y las campanas de san Pedro se escucharon en todas partes mientras en Castilla todos hablaban de la partida del cid. Ciento quince hombres se reunieron ese mismo día en el puente Arlanzón preguntando dónde estaba el cid. Martín es el que va a su encuentro y los conduce a san Pedro para reunirse con el cid. Cuando el cid supo que más hombres se le unirían monto su caballo y salió a recibirlos. Cerca de que la noche cayera el cid junto a sus hombres y les dijo que a pesar de que tenia poco dinero les daría lo que les correspondía, entonces les dijo que debían salir temprano en la mañana después de escuchar los maitines con el abad luego de decirles la misa de la santa trinidad. Y al siguiente día se fueron de allí con gran tristeza se despidió el cid y Minaya le dijo que se dejara de sentimentalismos que algún día regresarían con grandes alegrías. Y le dijo al abad que si llegaba alguien que se les quisiera unir que le dijera que siguiera sus huellas que pronto los habría de encontrar. Cabalgaron hasta el Espinazo de Can y luego hasta Higueruela. Durante todo el trayecto vino gente de todas partes a unírseles. En Higueruela durmió el cid esa noche y durante el sueño vio al arcángel Gabriel que le decía que montara su caballo pues todo saldría bien mientras él viviera, cuando él despertó, se persigno.

Estaba muy contento por lo que el arcángel le dijo. Al día siguiente que era el ultimo del plazo alcanzaron la sierra de miedes, a la mitad de la jornada el cid se detuvo para contar cuantos hombres eran y contó trescientos. Entonces siguieron toda la noche hasta llegar a un bosque maravilloso y grande en donde comieron y descansaron luego cabalgaron hasta Castejón ahí el cid preparo un ataque, Alvar Fáñez sugirió que el cid se quedara en esa parte del bosque con cien hombres y él llevaría a doscientos para ir a la vanguardia así habría mas oportunidad de ganar la batalla contra los moros, al cid le gusto la idea y mando al frente a Minaya y a salvadores con Galindo García. El ataque seria por Hitaya y Guadalajara y el cid les cuidaría las espaldas. Ruy Díaz se fue contra la puerta que da la entrada a Castejón y los hombres que la defendían abandonaron la defensa. El cid entró al castillo y gano Castejón. Repartió el botín pero Minaya no acepto nada del cid, el cid vendió sus esclavos y se prepararon para partir hacia Alcocer. Llegaron a otero y levantaron unas tiendas al pie de la sierra y otras cerca de un río y los de Alcocer por miedo empezaron a pagarle tributo al cid si como los de Ateca y los de terrer, pero esto no les agrado a los de Calatayud y como ellos no se rendían por completo puso una trampa pidió a sus hombres que levantaran todas las tiendas menos una y que marcharan como si fuera en retirada con la insignia en alto las lorigas puestas y ceñidas las espadas. En cuanto los de Alcocer vieron que se iban pensaron que podían quitarles todas sus riquezas y salieron todos de sus casas dejándolas abiertas sin nadie que las cuidara. Al darse cuenta el cid de que estaban lo suficientemente lejos el cid ordeno atacar hasta matar cerca de trescientos moros luego los del cid llegaron hasta el castillo para declarar la victoria sobre Alcocer y clavaron la insignia sobre la parte más alta del castillo.

Los de Ateca estaban enojados por la victoria del cid igual que los de Terrer y los de Calatayud cuando el rey de valencia se entero de esto dijo a Fáriz y a Galve que había tres reyes moros con el y no los quería perder, y que quería que agarraran al cid y se lo trajeran para que pagara por haberse metido con sus territorios. Lo primero que hicieron fue cortar el agua al castillo, los del cid querían pelear contra los moros pero el cid se los prohibió.

Alas cuatro semanas el cid se reunió con sus vasallos y decidieron pelear. Al siguiente día en la mañana abrieron las puertas y salieron a pelear los marruecos gritaban Mahoma y los cristianos Jesucristo.

El cid llego a donde el rey Fáriz le lanzo tres golpes, y el tercero lo hirió pero escapo en su caballo aún así mataron a Fáriz y a Galve, pero cuando el cid vio huir a el rey Fáriz lo alcanzo y lo mató. Al tomar el botín el cid pidió a Minaya que llevara un bota llena de monedas de oro y de plata y pagara mil misas y lo que sobrara se lo diera a su esposa.

Al ir a Castilla el rey le regreso sus tierras y sus honores, el cid permaneció esperándolo en aquel lugar 15 semanas pero como Minaya se tardaba fue hasta Zaragoza en donde empezaron a darle tributo, tres semanas después llego Minaya con 300 hombres y el cid escogió 200 hombres para hacer un ataque nocturno para destruir Alcañiz y tomar todo lo que encontrara en el camino.

El conde de Barcelona lo tomo como un desafío y mando perseguir al cid pero como esos moros y cristianos venían cansados no fueron necesarios mas de 100 hombres para derrotarlos entonces el cid se gano a colada y el cid dejaría libre al conde don Ruy si comía algo pero comió hasta el tercer día y lo dejo ir con dos de sus caballeros

BODAS DE LAS HIJAS DEL CID

El cid se quedo en Olocau después de abandonar Zaragoza y sus tierras. Empezó a luchar en tierras a orillas del mar ganó las tierras de Jérica, Onda, Almenar, y Burriana.

Dios ayudaba al cid en todo y también tomaron Murviedro y los de valencia citaron al cid en Murviedro, y cuando los vio llegar se sorprendió y mando llamar a los de las 5 ciudades para que se prepararan para la batalla.

Dijo minaya que el iba a tomar 100 caballeros y atacar por atrás mientras el cid atacaria por delante y la estrategia de minaya funcionó y les dieron un gran susto

LA AFRENTA DE CORPES

Todos estaban tomando una siesta en valencia cuando el león que tenían encerrado sé escapo los hombres corrieron a donde el campeador para despertarlo y a la vez protegerlo Fernando, el infante de Carrión se escondió debajo de una banca, luego salió su hermano Diego y gritó: '' ay Carrión querido no te volveré a ver '' mientras iba a esconderse detrás de un poste de lagar. Al fin el campeador se despertó y pregunto ¿qué pasa aquí? - el león se ha escapado- luego el Cid se levanto de su lugar y en cuanto el león lo vio agacho la cabeza, lo tomo del cuello y lo llevo a su jaula. Todos se sorprendieron de lo que el Cid logro hacer entonces él pregunto por sus yernos pero cuando los encontraron estaban pálidos, todos los hombres de la corte del Cid se burlaron de ellos, todos se dieron cuenta de que los infantes estaban muy avergonzados.

Mientras tanto por mar se acercaban los hombres del rey de Marruecos. En cuanto los moros llegaron al campo pusieron 50 mil tiendas. Al saber esto el Cid y sus hombres se alegraron porque se volverían más ricos por la lucha pero los infantes de Carrión tenían miedo de ver tantas tiendas con moros Muño Gústioz los oyó hablar de esto y se lo dijo al Cid, entonces el se acercó a sus yernos.

- Mis queridos infantes de Carrión ya que yo busco pleito contra los moros, y ustedes quieren ver la fortuna de Carrión se quedaran en valencia seguros mientras que yo me encargo de los moros.

Mientras tanto el rey Búcar le mando un mensaje al Cid que decía que se fuera de valencia en paz o iba a tener que pagarle todo lo que le había hecho el Cid le respondió que en menos de tres días le iba a dar lo que pedía, el Cid mando todos sus hombres a las armas y fue contra los enemigos, los infantes de Carrión que habían sudo puestos en ridículo por su falta de valor le pidieron al Cid dejar dar los primeros golpes.

Cuando ya estaban todos formados Ruy Díaz el de Vivar mando a Fernando a que atacara al moro Aladraf, cuando vio que el de Carrión se acercaba se lanzo contra el lo que lo asusto y lo hizo huir Pedro Bermúdez el que iba junto a el, al ver esto lucho contra el moro y lo mató después tomó el caballo del moro y se lo dio al infante para que se lo llevara al Cid y le dijera que él, Fernando lo había matado, el infante le agradeció mucho esto y le dijo que algún día se lo iba a pagar.

Fernando contó como supuestamente mató al moro, esto agradó mucho al Cid y a sus hombres, los cristianos se fueron acercando poco a poco a donde estaban los del ejercito de Marruecos. Diego y Fernando estaban asustados por la batalla Cid pidió a Bermúdez que le cuidara bien a sus yernos pero Bermúdez le decía al Cid que él quería pelear y no estar de cuidainfantes en eso el obispo llego muy armado y se puso frente al Cid para decirle que si llego hasta valencia fue para matar moros, y le pidió atacar primero para probar su lanza, entonces el obispo empezó el ataque con los primeros golpes mato a dos, hasta romper el mango de su lanza, luego sacó su espada y mató 5 mas pero conforme iba matando moros se le iban acercando masque lo golpeaban sin atravesar su escudo o su armadura hasta que el Cid embrazo su escudo y su lanza y arranco se metió en las primeras filas hiriendo a siete y matando a cuatro ahí empezó la victoria del Cid pues los demás se lanzaron también al ataque persiguiendo moros en un espacio de 12 kilómetros hasta que los cristianos hecharon a los moros de ahí. Entonces el Cid fue tras el rey Búcar y le gritó: ``viniste desde el otro lado del mar y tendrás que ver tu suerte con el Cid de la larga barba'' entonces le pidió la mano para acordar la amistad, pero al ver que el Cid traía su espada en la mano el rey Búcar no confió en ese trato y penso que el Cid lo quería matar entonces huyo hacia el mar, pero el Cid lo alcanzo a unos metros de este y lo golpeó con su espada, ahí callo muerto el rey Búcar, y el Cid ganó su espada.

Mientras los vasallos del campeador iban llegando los infantes de Carrión llegaron con ellos y el Cid se alegro al verlos aparentemente contentos de haber peleado.

Luego llego Minaya con el escudo todo abollado por los golpes que había recibido.

- gracias a ti hemos vencido, cid- le dijo Minaya -, mataste al rey Búcar y hemos ganado las riquezas del rey moro y sus vasallos. Tus yernos han peleado bien y se hartaron de matar moros.

Eso le agradó mucho, y dijo- si ahora son buenos con mas batallas serán mejores.

Esto lo dijo sinceramente pero los infantes lo tomaron a burla. Ya en valencia todos se repartieron las ganancias y el cid agradeció a Dios por dejar de ser pobre

Así ricos como eran ya los infantes llegaron ante el cid donde Minaya les saludo, - yernos queridos- dijo el cid- aquí tienen a mi mujer y a mis dos hijas para que los atiendan como mejor puedan -.

Los vasallos del cid sonreían pues muchos lucharon con valor y otros se distinguieron en la persecución pero nadie vio luchando a los infantes de Carrión, entonces ellos planearon irse a Carrión con sus esposas y en el camino deshacerse de ellas para quedarse con todo, luego fueron ante el cid y le pidieron irse a Carrión con sus esposas. El cid no vio algún problema con esto así que los dejo irse. Se les organizo una gran fiesta de despedida y los hombres del cid cabalgaron y jugaron sus armas para decir adiós a las hijas del cid

Por ultimo el cid dijo a Félez que se detuviera en Molina para saludar a Abengalbón y le dijera que atendiera bien a sus yernos y a sus hijas.

Y así fue el moro Abengalbón los trato muy bien, pero cuando los infantes se dieron cuenta de las riquezas que tenia el moro planearon matarlo pero un moro que entendía castellano los escucho al hablar y se lo dijo todo a Abengalbón y les dijo que si no fueran yernos del cid les haría algo que seria conocido en toda España y les devolvería sus hijas al cid. El moro se dio media vuelta y se retiro con sus mesnadas a Molina. Los infantes y sus esposas tuvieron que continuar solos hasta llegar al robledo de Corpes en donde acamparon, al amanecer los infantes mandaron por delante a los sirvientes, ya cuando se habían ido todos les quitaron las pieles y las ropas a sus mujeres dejándolas solo con las camisas luego tomaron 2 cinturones muy gruesos y empezaron a golpearlas hasta que se cansaron a tal grado que no podían ni hablar y se fueron pensando que las habían matado. Pero Félez no iba con gusto así que a medio camino se regreso para meterse en un bosque lleno de arboles y esconderse para esperar a que llegaran sus primas con los infantes de Carrión, pero los infantes pasaron solos, así que Félez regreso a ver que les había pasado a las hijas del cid y encontró a sus primas casi muertas, quienes le pidieron un poco de agua, el agua las alivio y su primo logro que se sentaran y luego las subió al caballo y se las llevó a la torre de doña urraca y luego se fue a san estaban de Gormaz en donde se encontró con Diego Téllez hombre de Alvar Fáñez quien fue a verlas y se las llevo a san Esteban en donde las atendió lo mejor que pudo. Los habitantes de san Esteban era gente buena y cuando se enteraron de lo ocurrido se apesadumbraron mucho. Ahí se quedaron las damas hasta que se sintieron mejor. La noticia pasa por toda España hasta llegar a oídos del cid quien dijo: - nadie ha logrado deshonrar esta larga barba y no lo harán los infantes de Carrión -

Partieron entonces Minaya y Bermúdez con 200 caballeros para traer a la damas de valencia. Al llegar los recibieron con comida. En la mañana siguiente se fueron de san Esteban. Al llegar a valencia el cid salió para recibir a sus hijas. De inmediato el cid se junto con los suyos para enviar un mensaje al rey don Alfonso con Muño y pedirle que citara a sus hijos para hacerles un juicio por todo lo que le hicieron.

Salieron entonces de valencia y no descansaron ni un minuto hasta encontrar al rey don Alfonso. Al encontrarlo le dijo el rey que convocaría a juicio en 7 semanas en la ciudad de Toledo. Los infantes de Carrión tenían mucho miedo pero el plazo de las 7 semanas se cumplió y todos empezaron a reunirse. El cid llego 5 días mas tarde pero no quiso entrar esa noche hasta la mañana siguiente después de hacer una ofrenda y rezos. Al llegar la hora del juicio el rey le pidió que se sentara en el trono pero el cid le dijo que no. Entonces el cid pidió sus espadas de vuelta y los de Carrión se las regresaron luego les pidió el dinero que les dio al salir de valencia pero como ellos ya lo habían gastado le tuvieron que pagar con tierras, caballos, mulas, palafrenes y espadas. Pero todavía quedaron debiendo así que pidieron prestado. Y luego de eso el cid pidió retarlos, pero el conde don García dijo que ellas no deberían haberse casado con los de Carrión desde un principio porque ellas no merecían la sangre de los de Carrión, y menos el de la barba entonces el cid le pregunto que tenia en contra de su barba y Fernando le grito que se dejara de estupideces pero Pedro Bermúdez le recordó lo que paso cuando el león se soltó y cuando pidio dar los primeros golpes en la batalla contra el rey Búcar.

Entonces Diego dijo que ellos eran de la más pura sangre y que jamas se hubieran casado si no era para hacerse ricos, y luego Martín Antolínez le recordó que cuando se soltó el león él fue a esconderse atrás de un poste. Al terminar de decir esto entro el hermano menor de los infantes diciendo que el cid era su pariente porque fue un favor que le habían hecho, pero Muño Gústioz le dijo que él era tan falso como sus dos hermanos y que le haría confesar ante todos que en realidad lo era mientras esto ocurría entraron dos hombres en la corte pidiendo la mano de las hijas del Cid uno se llamaba Ojarra de Navarra y el otro Yñigo Jiménez de Aragón. Después de retar a los infantes de Carrión ellos fueron derrotados y matados.

ARGUMENTO Y TONO:

CRONICA NARRATIVA Y OPTIMISTA

CONTEXTO:

SE DESARROLLA EN VARIAS CIDADES DE VALENCIA A FINES DEL SIGLO XII O PRINCIPIOS DEL SGLO XIII EN VARIOS REINOS ALGUNOS JUNTO AL MAR Y OTROS MUY ADENTRO DEL CONTINENTE O SIERRAS, CAMPOS, CAMINOS Y CAMPAMENTOS

TEMA E IDEA CENTRAL:

TRATA DE UN RECAUDADOR DE IMPUESTOS QUE ES DESTERRADO POR QUE DIJERON MENTIRAS DE EL QUE SALE ADELANTE Y SE VUEVE MAS RICO QUE SU REY PERO QUE NUNCA LE PIERDE EL RESPETO Y A MEDIDA QUE VA RECUPERANDO LAS CIUDADES QUE LE FUERON ARREBATADAS A SU REY SE VA GANANDO LA CONFIANZA DE EL

PERSONAJES:

ALMUDAFAR

ALMUTAMIZ

BERMUDEZ

BÚCAR

DOÑA ELVIRA

DOÑA JIMENA

DON SANCHO

DOÑA SOL

EL CID

EL CONDE DON GARCIA

FERNANDO

MINAYA

MUÑO GUSTIOZ

PEDRO

OJARRA

YÑIGO

MARTIN ANTOLINEZ

REY ALFONSO