Cantar del mío Cid

Literatura española medieval. Poesía épica. Rodrigo Díaz. Argumento. Tema. Personajes. Ambientación. Métrica y figuras literarios. Contexto. Leyenda

  • Enviado por: José Luis Jiménez Manzano
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

Cuestiones

  • Analiza la relación entre el Cid y Martín Antolinez

Martín Antolinez es un ciudadano que da posada y alimento al Cid, desobedeciendo

al Rey Alfonso, que había ordenado el destierro del Cid. Al verse involucrado en el

asunto, decide seguirle en su destierro.

  • ¿Qué piensas sobre el engaño de las arcas?

El Cid y Martín Antolinez, conocen a dos jóvenes a los que confían las arcas, con la

condición de que no miren en su interior. Cuando pides favores, no debes de imponer

condiciones de ningún tipo

.

  • ¿ Quienes son Fáriz y Galve?

Dirigen al ejercito moro en la batalla de Alcocer. Su maniobra era cercar al Cid y

vencerle, pero no lo consiguen. Venció el Cid.

  • ¿Qué opinas sobre las diferencias en el número de bajas en uno y otro bando tras

cada batalla?

El número de bajas entre el ejercito del Cid, siempre es menos numerosa que las del

otro bando, consiguiendo grandes honores y riquezas.

  • Argumenta a favor o en contra de la siguiente afirmación: “El principal móvil del Cid en sus luchas contra los moros es la consecución del botín

Efectivamente conseguía grandes tesoros en sus batallas, pero lo que realmente le

importaba, era que el Rey volviera a confiar en él.

  • ¿Cuál es la actitud del Rey ante los regalos que recibe del Campeador?

Cuando el Rey ve los grandes tesoros, le perdona, y por mediación de Minaya manda

recado de que puede volver a sus tierras.

Lee desde el verso 665 hasta 777 (tiradas 34-35-36-37-38-39). Aplica estos

versos al estilo del Cantar.

El poema está escrito pensando en el público que asiste a la representación del

juglar. Los rasgos más importantes son:

  • Frecuentes invocaciones a los oyentes para mantener su atención.

  • Así les hablaba el Cid como vais a oir contar. T.34

    ¡Ved a los moros armarse y aprisa en filas entrar! T.34

    ¡Que bien lidia combatiendo sobre su dorado arzón. Nuestro Cid

    Rodrigo Díaz siempre tan buen luchador! T.37

    Tanta lanza allí.

  • Expresiones exclamativas, como si el juglar hablara familiarmente con el

  • público.

    ¡Que prisa tienen los moros para las armas tomar¡ T.34

    ¡Que bien lidia combatiendo sobre su dorado arzón nuestro Cid Rodrigo

    Díaz, siempre tan buen luchador!. T.37

  • Supresión abundante del verbo que introduce “ el estilo directo “ lo cual

  • Permite una viveza dramática mayor.

    ¡A mi gusto eso es hablar! ! Cid. 34

    ¡Por nada lo he de dejar! ! Pedro Bermúdez 34

    ¡No lo hagais , por caridad! ! Cid 34

  • Las formas verbales se emplean con gran libertad. Los tiempos presentes

  • Generalmente son presentes históricos: es un modo de acercar el pasado

    Al presente para hacer más interesante el relato.

    Al punto abren las puertas, fuera salen con afán 34

    Cada cual un moro mata de un solo golpe que dió

    5- Frecuente empleo de parejas de sinónimos, antónimos , aposiciones......

    Y tanto blanco pendón rojo de sangre que dar

    Tanta lanza allí verías hundir , y bien pronto alzar

    Socorro dan a la enseña y al Cid, el Campeador.

  • El juglar se limita muchas veces a repetir formulas características del estilo

  • a las descripciones narrativas.

    Tanta lanza allí veíais hundir, y bien pronto alzar, tanta adarga en aquel . caso romper y agujerear.

  • Apelativos épicos

  • Y aquel Minaya Alvar Fañez, el que Zurita mandó. El que en buena hora

    nació.

  • Pleonasmos: (utilizar palabras que no son necesarias para la comprensión.

  • Llorando de los ojos

    • Describe el carácter de don Jerónimo ¿Por qué va en busca del Cid?

    Don Jerónimo es entendido en letras y de ánimo bien templado. Cabalgando,

    era recio y esforzado, con gran afán para luchar con los moros.

    • ¿Por qué odia tanto el conde García Ordóñez al Cid?

    Porque tiene envidia del Cid que es gran campeador, porque no deja ni un

    moro vivo y así se las compone el Cid que es reprochado por el Conde García

    Ordóñez.

    • Analiza las motivaciones de los infantes de Carrión para solicitar la mano

    de las hijas del Cid ¿Qué opinión te merecen?

    Las nuevas del Cid crecen y si con sus hijas se casan provecho haría a las

    dos, ganarían riquezas y honores.

    En aquella época eran los padres los que concertaban los matrimonios de

    sus hijos, ya que lo único que les importaba, era la dote, para así tener mejor

    posición y riquezas. Eran lo que se llama “ Matrimonios de conveniencia”.

    Yo no estoy de acuerdo, creo que cada uno debería elegir a la persona con

    quien quiere pasar el resto de su vida.

    • Examina el carácter de Avengalvón

    Es un moro que obedece todo lo que dice el Cid Campeador. Es un buen

    vasallo y siempre cumple la voluntad del Campeador, un buen amigo de sus

    amigos.

    • Analiza el cúmulo de sensaciones que le produciría a la mujer y a las hijas del Cid la contemplación de Valencia desde el alcázar de la ciudad.

    Sus ojos hermosos no se cansan de mirar como yace la ciudad de Valencia

    y contemplar el hermoso mar. Y cuando miran al cielo ruegan a Dios por estar

    siempre a su lado.

    Es un momento de profundos y hermosos sentimientos, ya que la ciudad les

    parece tan hermosa que no dejan de dar gracias a Dios.

    • ¿Por qué solicitan los infantes la mediación del Rey para casarse con las hijas del Cid?

    Porque los infantes de Carrión saben que el Rey Alfonso es un buen amigo

    del Cid y el Cid haría cualquier cosa por él. Por eso piden al Rey la mano de

    las hijas del Cid, para así tener más influencias, tierras y riquezas.

    El Cid aceptó la propuesta lleno de orgullo.

    .

    • Lee los versos 1610-1619 (tirada 87) Tienes estos versos en el libro de

    texto

    - Explica el problema de las rimas irregulares.

      • Mide los versos del fragmento.

      • Señala los recursos expresivos.

    Adeliñó Mío Cid% con ellas al alcacer 14

    1 2 3 4 5 6+1 % 8 9 10 11 12 13 14

    %

    Alá las subié% en el más alto logar 14

    1 2 3 4 5+1 % 7 8 9 10 11 12 13+1

    %

    %

    Ojos vellidos% catan a todas partes 12

    1 2 3 4 5 % 6 7 8 9 10 11 12

    %—

    Miran Valencia% como yaze la ciudad 13

    1 2 3 4 5 % 6 7 8 9 10 11 13+1

    %

    %

    E del otra parte% a ojos han el mar 13

    1 2 3 4 5 6 % 7 8 9 10 11 12

    %

    %

    Miran la huerta%espessa es e gran 12

    1 2 3 4 5 % 6 7 8 9 10 11+1

    %

    Alçan las manos% por a Dios rogar 11

    1 2 3 4 5 % 6 7 8 9 10+1

    %

    %

    Desta ganancia% commo es buena e grand 13

    1 2 3 4 5+1 % 7 8 9 10 11 12 13+1

    %

    ————

    Mío Cid e sus campañas% tan a gran sabor están 15

    1 2 3 4 5 6 7 % 8 9 10 11 12 13 14+1

    ——— %

    El invierno es exido% que el março quiere entrar 17

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16+1

    Versos irregulares y están divididos por medio de una cesura en dos emistiquios.

    Rima asonante en a e, algunas agudas y se repite la a.

    • Explica el problema de las rimas irregulares

    El 1º y el 3º no riman con los demás.

    Menéndez Pidal decía que se debía a un error de copia y formuló la hipótesis

    de la e paragógica que es una vocal que procede del latín y los juglares utili-

    záron como recurso poético para dar musicalidad al texto.

    Recursos expresivos -miran -anáfora (repetir palabra al principio de dos o más

    Versos

    • Describe el temor de los infantes ante el león huido.

    Fue un gran sobresalto cuando el león salió de la jaula. Sintieron un gran temor

    y los infantes de Carrión no encontraron ningún sitio para esconderse.

    Esta cobardía les costó caro y fueron objeto de burla.

    • Narra con tus propias palabras la persecución del Cid a Búcar

    Búcar manda unas cartas en las que le ordena que deje Valencia y que no

    combatiera con los moros, a las que él responde diciendo que será el quien

    pida cuentas.

    Empezó la guerra entre el ando del Cid y el de Búcar. Los moros fueron cayen-

    de siete en siete a los expulsa. El Cid lucha con Búcar montados en caballos,

    Búcar tiene un buen caballo pero Babieca es mejor.

    • ¿Cómo se llama la espada que el Cid le gana a Búcar?

    El Cid alza su espada “Colada”, y le mata. Como trofeo se lleva su espada

    “Tizón” que vale mil marcos de oro.

    • ¿Por qué consideran los infantes que los elogios del Cid y de Minaya sobre

    su valentía son en realidad burla?

    Porque al contar la historia a los infantes de Carrión, en la que se vengaron de

    los moros y del traidor Búcar, los vasallos del Cid sonriendo se burlaban y les

    provocaban, pero entre ellos no se encontraban ni Don Diego ni Don Fernando.

    • ¿Cuál es la reacción del Cid ante la afrenta hecha a sus hijas?

    No entendía cual era el motivo de esa venganza y se sintió muy mal por no

    haber casado él a sus hijas.

    • Analiza la táctica que sigue el Cid en la exposición de sus sucesivas

    demandas.

    Lo primero que hizo, fue pedir al rey Alfonso que le devolviera sus espadas

    Colada y Tizón puesto que las había ganado con honores. Después le pidió

    todas las riquezas que les dio a los infantes. Y por último, los infantes fueron

    retados por los vasallos del Cid. Pedro Bermúdez reta a Don Fernando, Martín

    Antolinez a Don Diego y Muño Gustioz a Asur González.

    • El Conde Don García trata de humillar al Cid ¿Cómo pretende hacerlo?

    Diciendo que todo el mal a llegado ha sido por el Cid y le dice que se vaya al

    Río Ubierna a limpiar sus molinos y a echar cuentas de su trigo y que todo lo

    que les ha pasado a sus hijas es culpa suya.

    Personajes

    • ¿Qué relación tienen con el Cid :

    Raquel e Vidas

    Eran los amigos de confianza de Martín Antolinez. Martín les confía las arcas

    del Cid para que las guarden, ya que el Cid no puede llevárselas con él, porque

    le descubriría el Rey Alfonso.

    Alvar Fáñez

    El “Minaya” es una persona que le ofrece ayuda al Cid. Le ofrece la compañía

    de amigos y vasallos para que pueda abandonar el reino de Alfonso VI. En sus

    viajes con el Cid, era el encargado de enviar los mensajes para el Rey.

    Martín Antolinez

    El “Burgalés” es la persona que le da su pan y su vino antes de la salida del

    reinado de Alfonso. Les abastece y por la mañana se ofrece a ir con el Cid a

    la guerra.

    Pedro Bermúdez

    El “Mudo” lucha junto al Cid frente a Don Fernando (infante de Carrión). Es

    primo-hermano de las hijas del Cid, Doña Sol y Doña Elvira, y por tanto so-

    brino del Cid.

    Don Sancho

    Era el que cuidaba de las hijas y la mujer del Cid mientras que él estaba luchando fuera del reino de Alfonso VI.

    Avengalvón

    Es un moro que está a las ordenes del Cid Campeador, buen vasallo que siempre cumple la voluntad de Don Rodrigo. Es amigo de los amigos del Cid.

    Don Diego y Don Fernando

    Son dos hermanos, Infantes de Carrión. Quieren casarse con las hijas del Cid

    y al final consiguen ese propósito, gracias a Don Alfonso.

    Lo único que pretendían al casarse con ellas, era adquirir todas sus riquezas y honores, y después dejarlas abandonadas.

    Su plan salió bien y las hijas casi mueren. Pero su plan es descubierto, y es

    demandado por el Cid. Fueron retados a una lucha, Pedro Bermúdez contra

    Don Fernando y Martín Antolinez contra Don Diego, en la que fueron derro-tados.

    García Ordóñez

    Era un enemigo del Cid Campeador, conocido como el Conde Don García

    Don Jerónimo

    Es un entendido en letras, con gran afán para luchar contra los moros. Tiene

    el grado de obispo, puesto que sus palabras fueron bien acogidas por el Cid,

    que fue quien le dio el titulo.

    • Siglos que comprende:

    XI-XV con la aparición de las jarchas hasta la Celestina, entre los años

    1.040-1.400.

    • Reyes

    Alfonso VI (El Bravo) - 1.040-1.109

    Urraca - 1.109-1.120

    Alfonso VII - (El Emperador) - 1.126-1.157

    Alfonso VIII - (El Noble) - 1.158-1.214

    Alfonso III - (El Sabio) - 1.214-1.252

    Alfonso X - (El Sabio) - 1.252-1.284

    Sancho IV - (El Bravo) - 1.284-1.295

    Fernando IV - (El Emplazador) - 1.295-1.312

    Alfonso XI - (El Justiciero) - 1.312-1.349

    Pedro I - (El Cruel) - 1.349-1.369

    Enrique II - (El de las Mercedes) - 1.369-1.379

    Juan I - 1.379-1.388

    Enrique III - (El Doliente) - 1.388-1.406

    • Características: Cultura, Arte, Escuelas, influencias

    La actividad cultural se realizó en monasterios, que tenían grandes biblio-tecas. Fueron abriendo nuevos caminos gracias a:

      • Nacimiento de universidades. La primera fue fundada por Alfonso

    VIII en Palencia en 1.212.

      • Creación de la Escuela de Traductores de Toledo fundada por el arzobispo Don Raimundo en el siglo XII. Contribuyo a la recupe-ración de Saberes griegos y latinos. Alfonso X fue su mayor impulsor.

    El arte era un sistema tradicional, de influencia mediterránea y la penetra-

    ción del arte del centro de Europa. Los ejemplos más destacados son La

    Dama de Elche y de Baza.

    • Géneros literarios - Autores - Obras

    Poesía

    J.Meléndez Valdés

    El amor mariposa - Rosana en los fuegos

    José Cadalso

    Ocios de mi juventud

    G.M. de Jovellanos

    Satiras a Ernesto - De Jovino a Anfriso

    José M.ª Blanco

    El tiempo de la beneficencia

    F.M.ª de Samaniego

    Fábula morales

    Tomás de Iriarte

    Fábulas literarias

    Prosa Narrativa y didáctica (Novela y ensayo)

    P. José Isla

    Fray Gerundio de Campazas, alias Zotes

    Torres y Villarroel

    Vida y aventuras

    Fray B.J.Feijoo

    Teatro crítico universal

    G.M. de Jovellanos

    Informe sobre la ley agraria - Plan general de instrucción pública

    José Cadalso

    Noches lúgubres - Cartas marruecas

    Teatro

    Ramón de la Cruz

    Sainetes:

    Las castañeras picadas - Manolo

    Vicente G.ª de la Huerta

    Raquel

    G.M. de Jovellanos

    El delincuente honrado

    L. Fernández de Moratín

    El sí de las niñas - El viejo y la niña - El barón

    Valoración personal

    Después de haber leído el libro, me he dado cuenta de que en unos temas

    las cosas han cambiado y en otros no. Por ejemplo en el caso de la boda de las

    hijas del Cid, que fue un matrimonio de conveniencia y aunque para nosotros eso

    está muy superado, hay muchos países donde se siguen llevando a cabo.

    En cuanto a los valores de la lealtad y la amistad, creo que han cambiado

    un poco, ya no son tan intensos como antes, porque por desgracia, cada vez

    vamos más a lo nuestro sin importarnos lo que le ocurra al vecino.

    Sin hablar de los malos tratos a las mujeres, que eso sí que se está con-

    virtiendo en algo demasiado habitual, y que parece mentira que pese a los años

    que hay de diferencia, sea algo que no hallamos podido suprimir.

    Me ha costado un poco leer el libro por estar escrito en castellano antiguo

    y en estrofas, ya que no tengo costumbre, aunque esté actualizado. Una de las

    Cosas que me ha hecho más gracia, son las diferentes formas en las que el autor

    Llama al Cid.

    Pero en líneas generales, me ha parecido entretenido e interesante.

    Primer

    Cantar

    Segundo

    Cantar

    Tercer

    Cantar

    • Lee desde el verso 2.714 al2.748 (Ultima parte de la tirada 128)

      • Estructura de contenido

      • Cómo se manifiesta la crueldad y resentimiento de los infantes

      • Recursos expresivos

    La estructura se divide en 3 partes: introducción, desarrollo y desenlace.

    Introducción - Desde la 2690-2713 en la que se describe el viaje de

    vuelta de los infantes a Carrión con sus mujeres a las que querían dejar

    entre los montes y las fieras de alrededor.

    Desarrollo - Desde la 2.714-2742 los infantes de Carrión les desvela su plan a las hijas del Cid que les ruegan que las perdone la vida. Pero las

    bajan y las empiezan a azotar.

    Desenlace - Desde la 2.743.2748. De tanto azotar se quedan sin fuerzas

    y dejan a Doña Elvira y Doña Sol sin poderse mover y dadas por muertas

    Los infantes bajan a las hijas del Cid y con unas cinchas corredizas empiezan

    a azotarlas sin piedad. Con mucho dolor golpean con más fuerza para

    ver quien lo hace mejor, y llenan el cuerpo de heridas a Doña Elvira

    y Doña Sol. Solo paran de azotar cuando se quedan sin fuerzas para

    seguir. Las dejan tiradas en el suelo, inmóviles y medio muertas entre

    fieras feroces en los confines del monte.

    Anáfora - repetición de una palabra al principio de cada verso.

    Con las cintas corredizas las azotaban con rigor

    Con las espuelas agudas les acusan un gran dolor

    Hipérbaton - altera el orden lógico de la oración

    Allí la telas de seda limpia sangre las manchó