Campos de fresas; Jordi Serra i Fabra

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela juvenil. Anorexia. Bulimia. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Ines
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Anorexia y bulimia

La anorexia es una enfermedad mental que consiste en una perdida voluntaria de peso y un intenso temor a la obesidad. De esta forma, la persona anoréxica llega al borde de la inanición con el objetivo de sentir domino sobre su cuerpo. Esta obsesión es similar a una adicción a cualquier tipo de droga.

Las características principales de este trastorno son la distorsión de la imagen corporal, sin reconocer la extrema delgadez y el sentimiento general de ineficacia personal. El organismo es mucho más vulnerable a las infecciones, problemas gastrointestinales o hipotermia. Se pierde la menstruación, el pelo se cae y la piel se seca y pierde color. Se sufre depresión, cambios de carácter y una negación del problema. El corazón encoje y se han dado casos de niñas con 17 años con el corazón del tamaño de una de 7. Los expertos desconocen si la recuperación del peso devolverá a la normalidad el funcionamiento cardiaco. También se padece osteoporosis y una perdida de densidad ósea, no recuperable ni con un año de tratamiento con estrógenos.

La bulimia es un trastorno mental que se caracteriza por episodios de voracidad a los que les siguen siempre conductas para evitar el aumento de peso. En un 70% de los casos este trastorno aparece acompañado de anorexia (bilimarexia) y en un 30% se manifiesta como bulimia pura. El acceso a la bulimia se inicia con una sensación de hambre voraz e incontenible, con preferencia por los dulces y otros alimentos de alto valor calórico. La frecuencia de los atracones es muy variada y los enfermos pueden darse varios en el mismo día durante varios días seguidos. Con los atracones suelen pasar de las 5.000 calorías diarias y alguno ha muerto por dilatación aguda de estómago. La bulimia se considera como una enfermedad invisible porque puede pasar mucho tiempo sin que el entorno del enfermo la perciba.

Al igual que la anorexia no se sabe cual es la causa exacta. Suele comenzar cuando existe algún tipo de insatisfacción con la apariencia del cuerpo, cuando hay experiencias de rechazo social o fracaso que se atribuyen al peso y los consejos de las amigas de comenzar dietas estrictas que no pueden seguirse y se rompen con atracones y culpabilidad por las calorías que se han consumido llevan al vomito.

La bulimia produce alteraciones digestivas como perforación esofágica, pancreatitis y dilatación y rotura gástrica. Alteraciones metabólicas como el descenso de glucosa, cloro, calcio y potasio en la sangre. Alteraciones cardiacas como arritmia y prolapso de la válvula mitral, con riesgo de muerte.

La mortalidad es superior en la bulimia que en la anorexia, falleciendo por complicaciones medicas producidas por los atracones, vómitos y uso de laxantes, o por suicidio. Cuatro de cada mil personas sufren anorexia. Es mas frecuente en la mujer que en el hombre en proporción de 10 a 1. La bulimia es más frecuente y su incidencia es cuatro veces mayor. Los estudios plantean que entre el 3 y el 10% de las chicas la padecen. Entre el 50 y el 60% de los casos se cura y el resto de pacientes cronifican la enfermedad.

Han bastado 10 años para que las cifras de enfermos de anorexia y bulimia en nuestro país se igualen a las del resto de países europeos, convirtiéndose en la tercera enfermedad mas frecuente entre los adolescentes por detrás del asma y la obesidad. Los factores que provocan este aumento son:

La cultura de la delgadez. La televisión, las revistas, la publicidad, tienden a identificar éxito, belleza y aceptación social con cuerpos delgados e inducen a muchos adolescentes con problemas de inseguridad o confianza a obsesionarse por conseguir ese cuerpo que se nos vende como modelo de perfección y pocas personas son inmunes a estas influencias. La belleza física aparece siempre asociada al éxito profesional y social por ejemplo todo el mundo conoce el nombre de las top-models pero a poca gente le suena los nombres de mujeres con logros tan importantes como descubrir tratamientos eficaces contra alguna enfermedad. Se nos sugiere como podemos conseguir el cuerpo perfecto con dietas milagrosas, operaciones de cirugía estética o productos de belleza, métodos bastante caros y poco saludables olvidándonos de hacer ejercicio, comer de forma equilibrada o simplemente dejar de preocuparnos tanto por nuestro aspecto y dedicarnos a cosas más interesantes para resultar atractivo.

La incorporación de la mujer al mundo laboral es otro de los factores que hacen que aumente la anorexia y la bulimia. La ausencia de una persona que se responsabilice de los horarios de comida (un papel que se le atribuye a la madre) ha facilitado que muchos adolescentes escaparan al control familiar y acabaran transformando una alimentación irregular en un enfermedad grave.

Otros factores precipitantes son el divorcio de los padres, sobreprotección de los hijos, muerte de algún familiar, antecedentes familiares de anorexia, bulimia o depresión o, incluso ser el primero o el último de los hermanos.

Nosotras opinamos que si una persona puede llegar a sufrir alguna de estas enfermedades es también por falta de alguien que se de cuenta a tiempo, alguien en quien confíen para poder contarles sus problemas. Todo esto teniendo en cuenta que la gente debería olvidarse de lo que opinan los demás y aceptarse ellos mismos para poder disfrutar de las cosas de la vida. Conozco a una chica que ha estado anoréxica, no demasiado grave teniendo en cuenta las consecuencias que puede sufrir, esta chica empezó porque su madre siempre estaba haciendo dietas y preocupada por su físico. Ahora tiene 16 años, empezó con 14 años y se recuperó psicológicamente el año pasado. Tuvo suerte que sus padres se dieran cuenta pronto ya que la recuperación fue bastante rápida. Ahora hace una vida normal después de haber estado más de un año yendo al hospital cada tres horas para que la pusieran inyecciones con nutrientes.

DESCRIPCIÓN DEL PERSONAJE

Cinta

Cinta es una chica de unos dieciocho años, más o menos como Luciana. Tiene estatura media, mas bien tirando a baja. A pesar de eso es muy atractiva y tiene buen cuerpo. Es morena de piel y tiene el pelo largo y negro, ojos grandes y labios pequeños. Es la mejor amiga de Luciana, sin olvidar a Loreto que por su enfermedad está más distanciada. Es de las que más sufre por el estado de Luciana y se siente culpable por no haber hecho nada por evitar que se tomara la pastilla y que se quedara en coma.

Es la novia de Santi, éste se había fijado primero en Luciana pero cuando comprendió que ésta estaba enamorada de Eloy se fijó en Cinta y no tardo en enamorarse de ella. Todo empezó como un juego de adolescentes pero ahora Cinta era una mujer. Ya no era fan de ningún grupo de música de los que admiran e idolatran los quinceañeros y era más consciente de lo que quería.

Tiene mucho carácter y es muy tozuda ya que nunca da su brazo a torcer. Esto lo demuestra en las situaciones difíciles a las que se enfrenta junto a sus amigos. La gusta salir con Luciana los fines de semana y arrasar en todas las discotecas, tanto es así que cuando conocieron a Santi las apodó “las destroyers”.

Cinta siempre ha apoyado a Eloy con su idea de buscar y encontrar al camello que les vendió las pastillas a Luciana y los demás. Estaba con él cuando perseguía al camello a la salida de una discoteca. Y fue gracias a su poca velocidad y resistencia corriendo se quedo retrasada y pudo ver una pastilla que se le cayo al camello antes de tirar el resto por una alcantarilla y suicidarse. Gracias a la pastilla que encontró, todavía tenían una esperanza para que los médicos buscaran algún medicamento que la salvara.