Campos de fresas; Jordi Serra i Fabra

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela juvenil. Drogas de diseño. Bulimia. Argumento. Personajes. Biografía

  • Enviado por: Albita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Jordi Sierra I Fabra:

BIOGRAFÍA:

Barcelona (26-7-1947) Jordi Sierra I Fabra escribe desde los 8 años, y a los 12 decide ser escritor tras hacer un libro de 500 páginas. Influido por la música rock, aunque sin abandonar jamás su vocación como novelista, se inicia en este campo en El Gran Musical de la Cadena SER y durante parte de su vida es director de algunas de las más influyentes publicaciones musicales en España (Disco Express, Popular 1, etc.), fundador de algunas de ellas, y también profesional radiofónico con su programa Semanario informativo de la música pop. Escribe el primer libro dedicado al fenómeno musical en nuestro país, Historia de la Música Pop (1972) y con posterioridad las dos enciclopedias que le dan fama mundial, Historia de la Música Rock (1981) y Gran Enciclopedia del Rock de la A a la Z (1993). Dentro de su extensa obra, ha publicado cerca de 60 libros de historia y biografías de artistas del rock.

Como escritor, cultiva todos los géneros, desde la ciencia ficción a la novela negra, pasando por la poesía, el ensayo, los ya citados libros de historia y biografía y, por supuesto, la narrativa adulta, juvenil e infantil, terreno en el que sus libros suelen tener múltiples ediciones.

Ha recibido los premios Ateneo de Sevilla, Villa de Bilbao, Gran Angular (tres veces), Columna, Edebé, Vaixell de Vapor y CCEI entre otros, y ha sido traducido a una docena de idiomas. También ha sido llevado a la pantalla.

Viajero constante, a vivido toda su vida de la pluma a caballo de la música y su pasión literaria, que practica sin descanso.

BIBLIOGRFÍA:

  • Narrativa juvenil: “Noche de viernes”, “El joven Lennon”, “La sonrisa del diablo”, “Las chicas alambre”…

  • Narrativa infantil: “Un día en casa”, “El niño que vivía en las estrellas”, “Cuentos imposibles”, “El misterio del sella millonario”…

Personajes:

· Principales:

  • Luciana: es la protagonista de la obra, porque aunque apenas intervenga, todo gira entorno a ella. Tiene 18 años y todos la describen como muy guapa. Le encanta jugar al ajedrez y es muy buena, ya que ha ganado varias competiciones. Es muy querida entre sus familiares y amigos. Todo el mundo ve en ella un modelo a seguir perfecto. Le está ayudando a Loreto a salir de la bulimia.

  • Loreto: es la mejora amiga de Luciana. Desde hace un tiempo que es bulímica y ahora está muy mal, casi no puede ni moverse. Los médicos ya no le dejan ni salir de casa hasta que no deje de vomitar, porque aunque está muy flaca, ella se sigue viendo gorda y eso que tiene hasta los dedos deformes por los ácidos estomacales. Pero poco a poco se irá recuperando.

  • Eloy: es le novio de Luciana. Es muy responsable, ya que se pasa noches estudiando mientras todos sus amigos están de fiesta. Se preocupa mucho por Luciana y haría cualquier cosa por ella, es muy cariñoso. Además es un buen atleta.

  • Amigos de Cinta: según Eloy son todos unos irresponsables. Se llaman Santi, Cinta y Máximo. Santi y Cinta son novios. Después de todo lo que ocurre están muy preocupados e intentan hacer todo lo que pueden para ayudar a Luciana a salir del coma, se apoyan unos a otros.

  • Poli: se llama Policarpio García y es también conocido como “El Mosca”. Es un camello que siempre hace lo que dice Álex Castro, que es el que le pasa las drogas. Poli es un cobare, ya que se va a tirr toda la novela aterrorizado y huyendo.

· Secunadarios:

norma (hermana de Luciana) señores Salas (padres de Luciana) Raúl, Paco y Ana( conocidos de Luciana) inspector Espinós (lleva el caso de Luciana junto a su compañero Lorenzo Roca) Néstor (antiguo camello) Dr Pons (médico que lleva el caso de Luciana) Mariano Zapata (periodista)

van apareciendo algún que otro espontáneo.

Estructura de la obra:

El libro se divide en 95 breves capítulos. En algunos aparecen los pensamientos de Luciana. Cada dos o tres capítulos es como si fuera una historia distinta pero al final todo acaba en lo mismo.

· Tiempo:

Se sabe que la historia se desarrolla en el siglo xxi porque es cuando aparecen las drogas de diseño.

Dura exactamente doce horas y 48 minutos, durante un sábado, aunque a veces los personajes narran los hechos de ese viernes por la noche recordando todo lo que ha pasado.

· Espacio:

En cada capítulo los personajes se encuentran en distintos lugares:

  • en el hospital: ya que Luciana está ahí ingresada.

  • en el Popes: es una discoteca muy grande que por la tarde van los más jóvenes y por la noche más mayores.

  • Pandora's: es la discoteca en la que sucedió todo.

  • La nave: es una vieja fábrica abandonado en el polígono industrial que ahora es utilizada como discoteca, allí es donde van todos los jóvenes cuando las discotecas legales cierran.

  • Pensión Ágata: es cutre y barata, donde vivía Poli.

  • Pensión Costa Roja: aún más cutre que la anterior, donde ahora se hospeda Poli.

  • Las casa de los amigos de Luciana

Temas que se desarrollan:

· Las drogas de diseño:

Todo lo que sucede en esta novela es por culpa de las drogas de diseño. Y es que ya las drogas no solo son los porros, ya que eso ahora mucha gente no lo ve como una droga aunque lo sea. Ahora los jóvenes salen de fiesta y muchos no se saben divertir sin la droga. En esta novela Luciana entra en coma por un golpe de claro provocado por una pastilla. Los amigos no se explican porque a Luciana le ha pasado ya ellos no, si han tomado lo mismo. Pero es que estas drogas poca gente sabe lo que realmente lleva, ya que son productos químicos que llevan desde matarratas hasta cosas menos imaginables. En esta novela también se ve que los protagonistas no saben decir no, ya que Luciana no quería tomarse una pastilla. Pero por no quedar mal o no ser distinta a sus amigos se la acaba tomando. El autor ha puesto un subtítulo en la portada, que también es citado en el libro, en el artículo de prensa publicado y en alguna otra ocasión, que es: “NO BAILEIS CON LA MUERTE”. Quiere decir que muchos jóvenes salen a bailar, a pasárselo bien, pero lo que acaban haciendo es bailar con la muerte, tomar drogas que muchas veces la mezclan con el alcohol. Estas mezclas pueden resultar explosivas, mortales.

· La bulimia: es una enfermedad en la que se come con mucha ansia pero después se vomita. En esta novela esta enfermedad la padece Loreto desde hace un tiempo. A Loreto le sienta muy mal que cuando esté en el baño entre su madre por sorpresa, ya que lo hace adrede para ver como está, ya que cada vez está peor. Tiene las manos fatal de tanto meterse los dedos APRA vomitar. No puede salir a la calle porque le dan constantes mareos y está totalmente debilitada, Loreto no puede hacer una vida normal. Mientras todos sus amigos están de fiesta ella tiene que quedarse en casa, y todo porque se ve gorda. Cuanto más delgada está, más gorda se ve. Y es que su obsesión cada vez es mayor. Pero poco a poco va consiguiendo salir de la bulimia, y no por los tratamientos médicos, sino por al ayuda que su amiga Luciana le está dando. Y es que muchas veces vale más la ayuda de un buen amigo que la de un profesional médico.

Argumento:

Una llamada en mitad de la noche despierta a los señores Sales; su hija Luciana se ha tomado una pastilla que le ha sentado mal y se encuentra ingresada en una clínica. Cinta, Santi y Máximo están esperando en la clínica noticias de los médicos y deciden llamar a Eloy para contarle todo. Eloy les dice que enseguida va. Cinta llama a Loreto, pero coge su madre el teléfono y le dice que está en la cama, así que Cinta le cuenta lo sucedido para que después se lo diga a Loreto. La familia de Luciana llega al hospital y los médicos le cuentan que está en coma.

Mientras Poli está pasando droga a una chica cuando viene Néstor para advertirle que se ande con cuidado, porque a una chica que le vendió droga le dio un golpe de calor y ahora está en coma.

La hermana de Luciana, Norma nota que se está comportando de manera egoísta, que solo está pensando en ella misma mientras que su hermana está en coma. Pero a pesar de que Luciana esté en coma, oye todo lo que la gente habla y lo que piensan, así que le dice a Norma, aunque esta no le oiga, que no llore. El doctor Pons sale a la sale de espera para hablar con los amigos de Luciana para ver que pastilla había tomado, ellos le dicen que era éxtasis, pero que ellos también la habían tomado y no les había pasado nada. Eloy llega a la clínica y se enfada mucho con sus amigos, diciéndoles que son unos irresponsables, así que se va. Se encuentra a Norma por el pasillo y se vana la habitación de Luciana a verla. Allí estaban los padres de ella y él les pide disculpas, que no había podido salir esa noche porque se tuvo que quedar a estudiar. Luciana siente la presencia de Eloy y le dice que le quiere.

Aparece el inspector Espinós y les empieza a interrogar a los amigos, que quien les vendió la droga. Ellos contestaron todo lo que pudieron y le dijeron que la pastilla llevaba una media luna grabada.

Eloy se vuelve a encontrar con sus amigos y les pregunta si tienen otra pastilla, pero no tienen. Se cabrea con Máximo porque dice que el fue quien compró las pastillas, pero le dicen que fue Raúl.

El doctor Pons y el inspector Espinós hablan sobre las drogas y ven que no es éxtasis, sino eva, que es más peligrosa.

Poli habla con Castro sobre Luciana, y Castro dice que todas las pastillas que él importa son buenas, pero Poli está asustado, porque si la chica muere la policía ira a por ellos.

Loreto se despierta y su madre le dice lo de Luciana, y ella llama corriendo donde su amiga pero no hay nadie.

El inspector se encuentra con el periodista Zapata, que quiere escribir sobre Luciana, pero el inspector se lo prohíbe.

Cinta y Máximo se van juntos a casa de Cinta y Santi a su casa. Los tres no pueden dejar de pensar en Luciana.

Zapata ve a los señores Salas y les pregunta si puede escribir un artículo sobre su hija, pero ellos no quieren y se enfadan aún más cuando el periodista les pregunta si le puede hacer una foto a Luciana.

Cinta no puede dormir y recuerda llorando como conoció a su amiga Luciana, en una taquilla de entradas y que se hicieron amigas enseguida. Santi también recuerda llorando como conoció a Luciana y a Cinta, y que al principio le gustaba Luciana, pero como la veía inalcanzable se fue con Cinta. Los dos acaban recordando lo que pasó en la discoteca esa noche, como Luciana se cayó al suelo desmayada. Mientras Máximo estáoslo en su habitación se siente culpable por el estado de Luciana, ya que él y Raúl fueron los que llevaron las pastillas al grupo, no puede dormir.

Loreto se mira en el espejo y se ve gorda, aunque está en los huesos y tiene el cuerpo destrozado por la bulimia, Luciana le había dicho que le ayudaría a superar esto y que estaría a su lado. Así que piensa que le ha dejado sola y reza para que no se muera, porque es su mejora amiga.

Zapata ve a Norma y le dice que es de la asociación española de ayuda a drogodependientes y le empieza a hacer preguntas y Norma se las contesta todas.

Poli entró en una bar y fue llamando a todos los hospitales hasta dar con el que estaba Luciana, le dijeron que estaba en coma pero estabilizada y no sabían si iba a mejorar o a empeorar.

Eloy va a buscar a Raúl y se acuerda de cómo conoció a su novia y se da cuenta de lo mucho que le importa, pero no encuentra a Raúl.

El inspector va a la pensión Ágata para encontrar a Poli, y Loles, la dueña de la pensión, le acaba diciendo que hace tres meses que no se pasaba por ahí, que estaba en la pensión Costa Roja.

Máximo se despertó y se dio cuenta de que no podía moverse, y se preguntó si era eso lo que Luciana sentía. Se decidió a contárselo a sus padres, pero decidió que mejor no.

Santi consiguió dormirse, pero Cinta no podía, cada vez que cerraba los ojos veía a Luciana tirada en la discoteca ante la mirada impotente de la gente que hasta se reían de ella, así que Cinta se levantó y se fue al salón.

La familia de Luciana seguía en el hospital. De repente a Luciana le dio un espasmo, apoyándose solo en la nuca y en los tacones y el doctor fue corriendo y le inyectó sulfato de magnesio. Luciana siente que puede elegir entre la paz o volver a su cuerpo, entonces empieza a pensar en los suyos y en una partida de ajedrez, tiene que luchar hasta el final, porque la paz siempre estará ahí, pero solo tiene esa vida, así que decide volver a estabilizarse. El doctor les dice a sus padres que ya se ha pasado la crisis, pero que era muy probable que no sobreviviera y, que si querían donar sus órganos. Su madre se enfadó mucho y dijo que no, pero el padre dijo que lo pensarían.

Zapata se encuentra a Norma y le engaña para que le deje solo en la habitación con Luciana, y consigue su objetivo: hacerle fotos a Luciana en su estado.

Eloy continuaba buscando a Raúl y se acordó de que Paco y Ana también habían estado allí.

El inspector Espinós llegó al hostal donde Poli se hospedaba, pero este ya se había ido. Registró su habitación y encontró una hoja con nombres de discotecas junto a los días de la semana, así que se los copió en una hoja y se fue.

La madre de Luciana estaba junto a su marido en la sala mirando a Luciana y salió el tema de donar los órganos si su hija moría. La madre se negaba y el padre intentaba convencerla diciéndole que así su hija seguía viva en las personas que tuvieran sus órganos, y la mujer se quedó callada. Luciana les estaba escuchando todo, no le importaba que donaran sus órganos. Ella tenía miedo a que si se despertara sintiera dolor, y vuelve a hacer comparaciones con una partida de ajedrez, una partida que es contra la muerte.

Eloy va a casa de Paco y Ana para ver si tenían alguna pastilla, pero no tenían. Les preguntó por Raúl y le dijeron que podía estar de fiesta en una nave abandonada, así que Eloy se fue.

El inspector llamó al hospital para preguntar por Luciana y le informaron sobre su estado. Se fue a la comisaría y le pido al policía Lorenzo Roca que mandara a buscar a Poli e investigara sobre que clase de gente frecuentaba los lugares que Poli tenía pensado ir.

Eloy fue a la nave en busca de Raúl, le costó localizarlo pero al final le vio en la pista bailando. Le cogió y le sacó fuera de la nave y le contó lo de Luciana, y que necesitaba una pastilla para salvarla. Raúl le dijo que no tenía, pero que sabía por donde se pasaba el ti o que se las vendió.

Los amigos estaban en casa de Cinta cuando Eloy les llamó para que le ayudaran a buscar una pastilla. Eloy llama a Norma para ver que tal está Luciana y le cuenta que está buscando una pastilla, y que le diga a Luciana que le quiere.

Llegan a la discoteca y se repartieron para buscar al camello.

Loreto va al hospital a ver a su amiga y le dice que sin ella no podrá seguir adelante, y que hoy no había vomitado porque pensó en ella, pero no podrá hacerlo más si ella no vuelve, que si se despertaba no volvería a vomitar jamás. Luciana le intenta decir que siga adelante y que no se rinda, que le gustaría abrazarla, pero si la hace sentirá el dolor y le preguntó por Eloy.

Poli fue a un bar para hablar con Castro sobre lo que había pasado con la chica y que la policía le buscaba. Castro le ordenó que vendiera todas las pastillas que le quedaban y luego, si quería, que desapareciera.

Zapata entró en el despacho de su jefe y le enseñó las fotos de Luciana en coma, pero este le advierte de que antes de publicarlas que se informe sobre si la chica sigue en coma o no.

El inspector y su ayudante sospecharon que ahora Poli estaría en el Popes y se fueron hacia allá, mientras hablaban de los problemas de la droga.

Zapata acaba el artículo sobre Luciana y las drogas de diseño y ya está dispuesto a publicarlo. (LECTURA ARTÍCULO) Los señores Salas y norma continuaban en la habitación y Norma no aguantó más y se encerró en el baño para ponerse a llorar.

Los policías llegaron a la discoteca pero no entraron. Eloy encopntró al camello en el baño y sus ojos y los del camello se cruzaron. Poli salió a tomar algo y Eloy le siguió. Máximo le hizo gestos a Eloy y el camello se dio cuenta y echó a correr, les tomó ventaja. Salió a la calle, tirando al suelo a Santi y Cinta. Los policías vieron a Poli y también corrieron tras él. Eloy ya estab muy cerca de Poli. Máximo seguía corriendo acordándose de la noche en que todo pasó. El camello seguía corriendo entre los coches. A Santi le dolí el brazo de la caída pero seguía corriendo. Cinta iba la última, nunca había sido buena corredora. Poli resbaló y cayó al suelo dándose en la nuca un fuerte golpe y aún así consiguió tirar las pastillas por una alcantarilla. Cuando Eloy llegó las pastillas ya se las había llevado el agua. Poli estaba muerto. Los dos policías llegaron y registraron al camello y encontraron la factura del bar donde Poli se encontraba con Castro. Hacía tiempo que iban tras Castro, pero no encontraban pruebas y ahora ya las tenían. Los chicos seguían igual de mal porque no habían conseguido la pastilla, pero Cinta les confesó que había cogido una que se le cayó a Poli al correr. Así que fueron al hospital.

Luciana pensaba en ganarle la partida a la muerte, estaba decidida a despertar a pesar del dolor, así que intentó salir del coma.

Loreto llegó a casa y lo primero que le dijo a su madre fue que quería curarse de la bulimia y seguir viviendo como Luciana.

Zapata llamó al hospital y le dijeron que seguía en coma, así que publicó el artículo.

Luciana intentó abrir los ojos, pero no podía. Luciana pensó: jaque mate, quiero vivir. Así que ganó la partida, abrió los ojos, parpadeó y vio a su hermana que enseguida llamó a sus padres. Estaba viva.

Opinión personal:

Me ha gustado bastante la manera que tiene de escribir, por lo menos en “Noche de viernes” y en “campos de fresas”, Sierra I Fabra.

Porque en este libro no solo habla el narrador, sino que también aparecen los pensamientos de Luciana.

Respecto al argumento me parece un tema interesante el de las droga de diseño, porque son muy actuales y aunque parezca que no muchas personas toman. Además de demostrar que muchas personas no saben decir NO y de las consecuencias que puede tener tomarse una sola pastilla APRA aguantar bailando y no ser la única persona sin tomarla. Hace entretenida a esta novela que parecen distintas historias al principio aunque estén relacionadas. También impresiona la manera que tiene Luciana de expresar lo que se siente estando en coma, y las comparaciones que hace con una partida de ajedrez.

Si fuera por el título creo que no me hubiera leído este libro, ya que la mayaría de veces te guías por el título para elegir un libro. Aunque este título parezca que no tiene mucho que ver, porque los Beatles dijeron que los campos de fresas pueden llegar a ser eternos, al igual que puede ser tomarse una pastilla y quedarse en coma.