Cambio Climático

Causas externas e internas. Deriva continental. Magnetismo terrestre. Efectos antropogénicos. CO2. Efecto invernadero. Consecuencias

  • Enviado por: Olga Vereas Talavín
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

1.- CAUSAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Los distintos tipos climáticos y su localización en la superficie terrestre obedecen a ciertos factores: la latitud geográfica, la altitud, la distancia al mar, la orientación del relieve terrestre con respecto a la insolación y a la dirección de los vientos; y por último, las corrientes marinas. Estos factores y sus variaciones en el tiempo producen cambios en los principales elementos constituyentes del clima que son cinco: temperatura atmosférica, presión atmosférica, vientos, humedad y precipitaciones. Pero existen fluctuaciones considerables en estos elementos a lo largo del tiempo. Estas fluctuaciones ocurren tanto en el tiempo como en el espacio. Las fluctuaciones en el tiempo son muy fáciles de comprobar: puede presentarse un año con un verano frío. También las fluctuaciones espaciales son aún más frecuentes y comprobables: los efectos de lluvias muy intensas en la zona intertropical del hemisferio sur en América se presentaron de manera paralela a lluvias muy escasas en la zona intertropical del Norte de América del Sur. Un cambio en la emisión de radiaciones solares, en la composición de la atmósfera, en la disposición de los continentes, en las corrientes marinas o en la órbita de la Tierra puede modificar la distribución de energía y el equilibrio térmico, alterando así profundamente el clima cuando se trata de procesos de larga duración.

Estas influencias se pueden clasificar en externas e internas a la Tierra. Las externas actúan de manera sistemática sobre el clima, aunque también las hay aleatorias como es el caso de los impactos de meteoritos. La influencia humana en muchos casos se considera externo, ya que su influencia es más sistemática que caótica, pero el Homo sapiens pertenece a la propia biosfera terrestre pudiéndose considerar también como interno según el criterio. En las causas internas se encuentran los factores amplificadores y moderadores que actúan en respuesta a los cambios introduciendo una variable más al problema, ya que no solo hay que tener en cuenta los factores que actúan, sino también las respuestas que dichas modificaciones pueden conllevar. Según qué tipo de factores dominen la variación del clima será sistemática o caótica. En esto depende la escala de tiempo en la que se observe la variación, ya que pueden quedar patrones regulares de baja frecuencia ocultos en variaciones caóticas de alta frecuencia y viceversa.

2.- CAUSAS EXTERNAS

2.1.- Variaciones solares

La temperatura media de la Tierra depende, en gran medida, del flujo de radiación solar que recibe. Sin embargo, debido a que ese aporte de energía apenas varía en el tiempo, no se considera que sea una contribución importante para la variabilidad climática a corto plazo. Esto sucede porque el Sol es una estrella muy estable. El flujo de radiación es, además, el motor de los fenómenos atmosféricos ya que aporta la energía necesaria a la atmósfera para que estos se produzcan. Sin embargo, muchos astrofísicos consideran que la influencia del Sol sobre el clima está más relacionado con la longitud de cada ciclo, la amplitud del mismo, la cantidad de manchas solares, la profundidad de cada mínimo solar, y la ocurrencia de dobles mínimos solares separados por pocos años. Sería la variación en los campos magnéticos y la variabilidad en el viento solar quienes tienen una fuerte acción sobre distintos componentes del clima como las diversas oscilaciones oceánicas, corrientes de chorro polares, la oscilación de la corriente estratosférica sobre el ecuador, etc. Por otro lado, a largo plazo las variaciones se hacen apreciables ya que el Sol aumenta su luminosidad. Debido a este fenómeno, en la Tierra primitiva, hace 3800 millones de años, el brillo del Sol era un 70% del actual. Las variaciones en el campo magnético solar y en las emisiones de viento solar, también son importantes, ya que la interacción de la alta atmósfera terrestre con las partículas provenientes del Sol puede generar reacciones químicas modificando la composición del aire y de las nubes. Algunas hipótesis plantean incluso que los iones producidos por la interacción de los rayos cósmicos y la atmósfera de la Tierra juegan un rol en la formación de núcleos de condensación y un correspondiente aumento en la formación de nubes. De este modo, la correlación entre la ionización cósmica y formación de nubes se observa fuertemente en las nubes a baja altura, donde la variación en la ionización es mucho más grande.

2.2.-Variaciones orbitales

La órbita terrestre oscila periódicamente, haciendo que la cantidad media de radiación que recibe cada hemisferio varíe a lo largo del tiempo, y estas variaciones provocan las pulsaciones glaciares a modo de veranos e inviernos de largo período. Son los llamados períodos glaciales e interglaciales. Hay tres factores que contribuyen a modificar las características orbitales haciendo que la insolación media en uno y otro hemisferio varíe aunque no lo haga el flujo de radiación global. Se trata de la precesión de los equinoccios, la excentricidad orbital y la oblicuidad de la órbita o inclinación del eje terrestre.

3.- CAUSAS INTERNAS

3.1.- La deriva continental

La Tierra ha sufrido muchos cambios desde su origen. Hace 225 millones de años todos los continentes estaban unidos, formando lo que se conoce como Pangea, y había un océano universal llamado Panthalassa. La tectónica de placas ha separado los continentes y los ha puesto en la situación actual. El Océano Atlántico se ha ido formando desde hace 200 millones de años.

La deriva continental es un proceso lento, por lo que la posición de los continentes fija el comportamiento del clima durante millones de años. Por una parte, las latitudes en las que se concentra la masa continental: si las masas continentales están situadas en latitudes bajas habrá pocos glaciares continentales y, en general, temperaturas medias menos extremas. Así mismo, si los continentes se hallan muy fragmentados habrá menos continentalidad.

3.2.- La composición atmosférica

La atmósfera primitiva, perdió sus componentes más ligeros, el hidrógeno diatómico (H2) y el helio (He), para ser sustituidos por gases procedentes de las emisiones volcánicas del planeta, especialmente CO2, dando lugar a una atmósfera de segunda generación. En dicha atmósfera son importantes los efectos de los gases de invernadero emitidos de manera natural en volcanes como la cantidad de óxidos de azufre (SO, SO2y SO3) y otros aerosoles. Con la aparición de la vida en la Tierra se sumó como agente incidente el total de organismos vivos, la biosfera. Inicialmente, los organismos autótrofos por fotosíntesis capturaron el CO2de la atmósfera primitiva, a la vez que empezaba a acumularse oxígeno. La aparición de la fotosíntesis oxigénica, que realizan las cianobacterias y sus descendientes los plastos, dio lugar a una presencia masiva de O2. Esta modificación de la composición de la atmósfera propició la aparición de formas de vida nuevas, aeróbicas que se aprovechaban de la nueva composición del aire. Aumentó así el consumo de oxígeno y disminuyó el consumo neto de CO2llegándose al equilibrio y formándose así la atmósfera de tercera generación actual. Este delicado equilibrio entre lo que se emite y lo que se absorbe se hace evidente en el ciclo del CO2, la presencia del cual fluctúa a lo largo del año según las estaciones de crecimiento de las plantas.

3.3.- El campo magnético terrestre

Las variaciones en el campo magnético terrestre pueden afectar al clima de manera indirecta ya que, detiene o no las partículas emitidas por el Sol. Se ha comprobado que en épocas pasadas hubo inversiones de polaridad y grandes variaciones en su intensidad, llegando a estar casi anulado en algunos momentos. Se sabe también que los polos magnéticos, si bien tienden a encontrarse próximos a los polos geográficos, en algunas ocasiones se han aproximado al Ecuador. Estos sucesos tuvieron que influir en la manera en la que el viento solar llegaba a la atmósfera terrestre.

3.4.- Los efectos antropogénicos

Una hipótesis dice que el ser humano podría haberse convertido en uno de los agentes climáticos. Su influencia comenzaría con la deforestación de bosques para convertirlos en tierras de cultivo y pastoreo. En la actualidad su influencia sería mucho mayor al producir la emisión abundante de gases que producen un efecto invernadero: CO2en fábricas y medios de transporte y metano en granjas de ganadería intensiva y arrozales. Actualmente tanto las emisiones se han incrementado hasta tal nivel que parece difícil que se reduzcan a corto y medio plazo, por las implicaciones técnicas y económicas de las actividades involucradas. Los aerosoles de origen antrópico, especialmente los sulfatos provenientes de los combustibles fósiles ejercen una influencia reductora de la temperatura. Este hecho, unido a la variabilidad natural del clima, sería la causa que explica el "valle" que se observa en el gráfico de temperaturas en la zona central del siglo XX. La alta demanda de energía por parte de los países desarrollados, son la principal causa del calentamiento global, debido a que sus emisiones contaminantes son las mayores del planeta. Esta demanda de energía hace que cada vez se extraigan y consuman más los recursos energéticos como el petróleo.

4.- EL CAMBIO CLIMÁTICO EN EL PASADO

Los estudios del clima pasado (paleoclima) se realizan estudiando los registros fósiles, las acumulaciones de sedimentos en los lechos marinos, las burbujas de aire capturadas en los glaciares, las marcas erosivas en las rocas y las marcas de crecimiento de los árboles. Con base en todos estos datos se ha podido confeccionar una historia climática reciente relativamente precisa, y una historia climática prehistórica con no tan buena precisión. A medida que se retrocede en el tiempo los datos se reducen y llegado un punto la climatología se sirve solo de modelos de predicción futura y pasada.

4.1.- La paradoja del Sol débil

A partir de los modelos de evolución estelar se puede calcular con relativa precisión la variación del brillo solar a largo plazo, por lo cual se sabe que, en los primeros momentos de la existencia de la Tierra, el Sol emitía el 70% de la energía actual y la temperatura de equilibrio era de –41 °C. Sin embargo, hay constancia de la existencia de océanos y de vida desde hace 3800 millones de años, por lo que la paradoja del Sol débil solo puede explicarse por una atmósfera con mucha mayor concentración de CO2que la actual y con un efecto invernadero más grande.

4.2.- El CO2como regulador del clima

Durante las últimas décadas las mediciones en las diferentes estaciones meteorológicas indican que el planeta se ha ido calentando. Los últimos 10 años han sido los más calurosos y algunos científicos predicen que en el futuro serán aún más calientes. Este proceso tiene un origen antropogénico, generalmente conocido como el efecto invernadero. A medida que el planeta se calienta, disminuye globalmente el hielo en las montañas y las regiones polares. Dado que la nieve tiene un elevado albedo devuelve al espacio la mayor parte de radiación que incide sobre ella. La disminución de dichos casquetes también afectará al albedo terrestre, lo que hará que la Tierra se caliente aún más. El calentamiento global también ocasionará que se evapore más agua de los océanos. El vapor de agua actúa como el mejor "gas invernadero". Un aumento de la nubosidad debido a una mayor evaporación contribuirá a un aumento del albedo. La fusión de los hielos puede cortar también las corrientes marinas del Atlántico Norte provocando una bajada local de las temperaturas medias en esa región.

El CO2juega un importante papel en el efecto invernadero: si la temperatura es alta, se favorece su intercambio con los océanos para formar carbonatos. Entonces el efecto invernadero decae y la temperatura también. Si la temperatura es baja, el CO2se acumula porque no se favorece su extracción con lo que aumenta la temperatura. Así pues el CO2desempeña también un papel regulador.

4.3.- Aparece la vida en la Tierra

Con la aparición de las cianobacterias, en la Tierra se puso en marcha la fotosíntesis oxigénica. Las algas, y luego las plantas, absorben y fijan CO2, y emiten O2. Su acumulación en la atmósfera favoreció la aparición de los organismos aerobios que lo usan para respirar y devuelven CO2. El O2en una atmósfera es el resultado de un proceso vivo y no al revés. Se dice frecuentemente que los bosques y selvas son los "pulmones de la Tierra", aunque esto se ha puesto en duda ya que estudios afirman que absorben la misma cantidad de gas que emiten. Sin embargo, estos estudios no tienen en cuenta que la absorción de CO2no se realiza solamente en el crecimiento y producción de la biomasa vegetal, sino también en la producción de energía que hace posible las funciones vitales de las plantas, energía que pasa a la atmósfera o al océano en forma de calor y que contribuye al proceso del ciclo hidrológico. En cualquier caso, en el proceso de creación de estos grandes ecosistemas forestales ocurre una abundante fijación del carbono que sí contribuye a la reducción de los niveles atmosféricos de CO2.

5.- EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA ACTUALIDAD

Actualmente el calentamiento global y el cambio climático que lo prosigue se manifiestan de diversas maneras, ya sea en las características climáticas o geográficas, o en los ciclos biológicos y comportamientos de los ecosistemas.

5.1.- Las temperaturas

Desde que se tienen registros, la temperatura a ascendido unos 0,6ºC en poco más de un siglo. La temperatura media global es de 14,5ºC.

Los 10 años más calientes registrados hasta el momento han ocurrido en los últimos 17 años, siendo 1998 el más cálido registrado. Cada año presenta valores máximos de temperatura en los meses de calor del hemisferio norte, mientras que los picos anuales más bajos se encuentran en los meses más fríos del mismo hemisferio. Las plantas verdes desarrollan en los meses cálidos el proceso de fotosíntesis, debido a que sólo en esta época tienen hojas; donde utilizan CO2y energía solar para producir hidratos de carbono y liberar O2. Las plantas verdes disminuyen levemente los niveles de CO2 atmosférico y el efecto invernadero, lo que induce al descenso de las temperaturas.

Durante la última década, se han triplicado en el mundo las catástrofes naturales debidas al clima con respecto a la década de los 60, y en 2005 se produjo un récord de huracanes. Los últimos estudios sugieren que hay un vínculo entre la intensidad del huracán y el calentamiento global. Estos indican que una mayor temperatura en los océanos produce mayor humedad en la atmósfera, lo que induce a un aumento proporcional en la velocidad y magnitud de los huracanes.

5.2.- Fusión de grandes masas de hielo

El recalentamiento global producido por la contaminación atmosférica de gases de invernadero antropogénicos está derritiendo los hielos de la Antártida y Groenlandia. Lo grave es que el proceso es más rápido de lo que se pensaba y debe esperarse para muy pronto el alza del nivel del mar en cantidades significativas.

Gran parte de la Antártica y Groenlandia está rodeada por barreras de hielo flotantes, que están siendo afectadas por el aumento de la temperatura del mar, y adelgazándose rápidamente. Estas barreras hacen de soporte para los glaciares que cubren estos continentes polares, cuando esas barreras desaparecen, derretidas por el alza en la temperatura del mar generada a su vez por el calentamiento global, los glaciares aumentan su velocidad de caída y se precipitan al mar antes de lo usual, derritiéndose a su vez.

5.3.- Subida del nivel del mar

Los últimos informes del IPCC concluyen que se habría elevado unos 18 centímetrosen el pasado siglo XX. La velocidad con que ahora aumenta el nivel del mar es el doble que hace más de 150 años. Esta subida del nivel global de los océanos es causada por dos factores. El primero es la llegada al océano de las aguas provenientes de fuentes como hielo derretido de los glaciares y las capas polares. La mayor parte de la subida del mar del siglo XX, unos 14 cm, habría sido debida al deshielocontinental. La evidencia corriente sobre el calentamiento global incluye la amplia retirada general de los glaciares en 5 continentes.

El segundo factor es la expansión termal del agua de los océanos. A medida que la temperatura de las aguas oceánicas aumenta y los mares se hacen menos densos, ellos se expandirán, ocupando una mayor superficie del planeta. Un aumento de la temperatura aceleraría la tasa de aumento del nivel del mar. El calentamientodel aguaprovocó un aumento de unos 4 cm.

Desde el final de la última edad de hielo el nivel del mar ha subido más de 120 metros. Los datos geológicos sugieren que los niveles globales promedio del nivel del mar pueden haber subido a una tasa promedio de 0.1 a 0.2 mm por año en los últimos 3.000 años. Sin embargo, los datos de los medidores de mareas indican que la tasa global de aumento del nivel del mar durante el Siglo XX fue de 1 a 2 mm por año.

5.4.- Redistribución de las precipitaciones

Una modificación en la temperatura global altera los patrones de corrientes marinas y vientos: esto genera una redistribución de las precipitaciones y sequías. Una mayor temperatura global implica mayor evaporación de agua que produce mayores precipitaciones, pero la tierra se vuelve más seca. Esto se debe a que genera mayores precipitaciones, evapora el agua de la capa superficial de tierra secándola.

5.5.- Cambios biológicos

La tierra está acostumbrada a cambios lentos, no rápidos. Los cambios lentos le dan tiempo a la biosfera y a las especies de adaptarse. Cambios rápidos pueden causar un desorden biológico.

Existen varios ejemplos sobre el cambio registrado en las últimas décadas en los ciclos biológicos. Hace 25 años en Holanda la llegada de las aves migratorias se daba hacia el 25 de abril, y los polluelos nacían el 3 de junio, justo cuando las orugas comenzaban a salir y servían de alimento a las crías. 20 años después, las temperaturas más altas hicieron que las orugas nacieran dos semanas antes; el nacimiento de los polluelos se adelantó algunos días, pero no lo suficiente como para evitar que una gran porción de ellos muriera de hambre.

En el Ártico se están comenzando a registrar el ahogamiento de osos polares, que nadan hasta 100km sin encontrar hielo alguno y acaban pereciendo.

Muchas ciudades en EE.UU. fueron fundadas a altitudes a las cuales por las bajas temperaturas que presentan los mosquitos no podían acceder, pero temperaturas más altas permiten que estos lleguen hasta dichas ciudades. Menos días de heladas no llegan a matar a las plagas, lo que supone una proliferación en el transporte de plagas.

Investigadores de la NASA informaron que 1.700 especies de plantas, animales e insectos han empezado a mover su hábitat en dirección a los polos a razón de 6,4 km por década en los últimos 50 años. El ritmo de extinción de especies se ha acelerado 1000 veces con respecto al histórico y en los últimos 25 años surgieron 30 nuevas enfermedades humanas, incluyendo nuevas formas de tuberculosis.

Todos estos ejemplos apuntan a una misma causa, el aumento de la temperatura media global y su impacto sobre las condiciones del medio y ciclos biológicos.

6.- OCÉANOS

El papel de los océanos en el calentamiento global es complejo. Los océanos sirven de “estanque” para el CO2. El incremento del CO2ha dado lugar a la acidificación del océano. Además, a medida que la temperatura de los océanos asciende, se vuelve más complicada la absorción del exceso de CO2.

El calentamiento global está proyectado para causar diferentes efectos en el océano, como por ejemplo, el ascenso del nivel del mar, el deshielo de los glaciares y el calentamiento de la superficie de los océanos. Otros posibles efectos incluyen los cambios en la circulación del océano.

6.1.- Sumideros de carbono y acidificación

Se ha comprobado que los océanos del mundo absorben aproximadamente un tercio de los incrementos de CO2atmosférico, lo que hace que constituyan el sumidero de carbono más importante. El gas se incorpora bien como gas disuelto o bien en los restos de diminutas criaturas marinas que caen al fondo para convertirse en piedra caliza. La escala temporal de ambos procesos es diferente, y tiene su origen en el ciclo del carbono. La incorporación de dicho gas al océano plantea problemas ecológicos por la acidificación del mismo. El origen del mecanismo es que el agua de mar y el aire están en constante equilibrio en cuanto a la concentración de CO2. El gas se incorpora al agua en forma de anión carbonato, según la siguiente reacción:

CO2+ H2O ⇌H2CO3⇌HCO3+ H+⇌CO32−+ 2H+

La liberación de dos protones (H+) es la que provoca el cambio de pH en el agua. Así, un incremento de dicho gas en la atmósfera comportará un aumento de su concentración en el océano (y una rebaja del pH), mientras que un descenso de su concentración en la atmósfera provocará la liberación del gas desde el océano (y un aumento del pH). Es un mecanismo de tampón que atempera los cambios en la concentración de CO2 producidos por factores externos, como pueda ser el vulcanismo, la acción humana, el aumento de incendios, etc.

A una escala muchísimo más lenta, el ion carbonato disuelto en el océano acaba precipitando, asociado con un catión de calcio, formando piedra caliza. Esta piedra caliza acaba incorporándose a la corteza terrestre, y al cabo del tiempo regresa a la atmósfera por las emisiones volcánicas, en forma de CO2una vez más, dentro del ciclo geoquímico del carbonato-silicato. Otra posibilidad es que emerja a la superficie terrestre por procesos tectónicos.

La acidificación tiene su origen en el rápido tamponamiento del aumento atmosférico de CO2. A lo largo de la historia de la Tierra, el ciclo geoquímico del carbono ha equilibrado esta acidificación, pero actúa más lentamente y nada puede hacer para moderar acidificaciones intensas provocadas por aumentos bruscos del CO2en el aire.

7.- EL EFECTO INVERNADERO

Es un fenómeno atmosférico producido por algunos gases presentes en la atmósfera que permite mantener la temperatura del planeta al retener parte de la energía proveniente del Sol. Sin este fenómeno natural se estima que la Tierra presentaría fluctuaciones climáticas que resultarían intolerables para la vida, registrándose 80ºC de día y –130ºC por la noche, con una temperatura media de -18ºC; en vez de los actuales 15ºC.

La energía que emite el Sol se encuentra constituida por radiación ultravioleta, infrarroja y luz visible. Cerca del 30% de la energía proveniente del Sol es dispersada de manera inmediata y vuelve al espacio. Pero la atmósfera no supone obstáculo alguno para la radiación solar de onda corta. Es por ello que el 70% de la energía que llega desde el Sol, compuesta por luz visible, es absorbida en un 33% por componentes atmosféricos y el restante 66% la atraviesa hasta llegar a la superficie terrestre.

La energía que llega a la superficie de la Tierra es absorbida en un 70%. El restante 30% es reflejado y emitido hacia el espacio en forma de radiación infrarroja. Pero la presencia de los gases de efecto invernadero absorben y produce la reflexión de una porción de estos rayos, que son retransmitidos a la superficie terrestre.

De esta manera, la pérdida efectiva de calor se ve disminuida y como consecuencia hay una gran cantidad de energía retenida entre la atmósfera y la superficie de la Tierra. Este efecto de calentamiento es la base de las teorías relacionadas con el calentamiento global.

Los gases de efecto invernadero son aquellos que tienen la propiedad de absorber y reflejar la radiación infrarroja y, consecuentemente, aumenta la cantidad de calor que retiene la Tierra. Los gases de invernadero más conocidos son:

7.1.- Dióxido de carbono (CO2)

El CO2 es responsable de más del 54% del efecto "ampliado" de invernadero. Este gas se da en la atmósfera, pero la combustión de carbón, petróleo y gas natural está liberando el carbono almacenado en estos combustibles fósiles a una mayor velocidad. También la deforestación libera el carbono almacenado en los árboles. Las emisiones anuales ascienden a más de 7,7 mil millones de toneladas de CO2, o sea, casi el 1% de la masa total de CO2 de la atmósfera. El 75% del CO2 emitido a la atmósfera por el hombre se debe a la combustión de combustibles fósiles y en un 25% a cambios de usos del suelo y deforestación.

El CO2 producido por la actividad humana penetra en el ciclo natural del carbono. Cada año, se intercambian de forma natural grandes cantidades de carbono entre la atmósfera, los océanos y la vegetación terrestre. Los intercambios en este sistema natural masivo y complejo están equilibrados con precisión; los niveles de CO2 atmosférico parecen haber variado en menos del 10% durante los 10.000 años que precedieron a la industrialización. Sin embargo, en los 200 años que siguieron la concentración aumentado de 282ppm a 380ppm, lo que supone un 36% de aumento. Aún cuando la mitad de las emisiones de CO2 producidas por la actividad humana es absorbida por los océanos y la vegetación terrestre, los niveles atmosféricos siguen aumentado, y desde 1900 hasta la actualidad su concentración a aumentado en 82ppm, lo que supone un crecimiento de 29% en poco más de 100 años.

La situación aun presenta otro inconveniente, si se considera que el CO2 en la atmósfera se estima que permanece de 100 a 300 años, por lo cual, aunque las emisiones se detuvieran ahora mismo, las concentraciones de CO2 no disminuirán, sino que se mantendrán estables por lo menos algo más de un siglo.

7.2.- Metano (CH4)

El metano de las emisiones pasadas actualmente contribuye en un 12% al efecto ampliado de invernadero. El rápido aumento del metano comenzó más recientemente que el del CO2, pero la contribución del metano se le ha ido poniendo a la par rápidamente, estimándose que su concentración atmosférica se incrementó en un 100%. Sin embargo, el metano tiene un tiempo de vida atmosférico efectivo de sólo 7-10 años, mientras que el CO2 persiste durante un periodo mucho más prolongado.

Para tener en cuenta las diferencias en la absorción del calor entre los gases, se ha introducido el concepto de calentamiento global potencial, en el que todos los gases se comparan con el CO2, que tiene un potencial de calentamiento global de 1; pero el metano tiene un potencial de absorción 23 veces mayor al del CO2, por lo que concentraciones menores de este gas contribuyen igualmente de manera considerable al calentamiento global.

El metano proviene principalmente de las actividades ganaderas, pantanos, digestión de los seres vivos, la biomasa (materia viva), los arrozales, los escapes de la gasolina y la industria minera.

7.3.- Otros gases de interés

  • Óxidos de nitrógeno (NOx): Los niveles de óxido nitroso se han elevado en un 15%, principalmente debido a una agricultura más intensiva, además la deforestación y la combustión de combustibles fósiles. El óxido nitroso es 296 veces más eficiente absorbiendo calor que el CO2. Su contribución al efecto invernadero se estima en un 6%, y su vida alcanza los 140-190 años.

  • Clorofluorocarbonos (CFC´s): fueron usados durante largo tiempo como refrigerantes y propelentes en los aerosoles, también en sistemas de aire acondicionado y espumas plásticas. Contribuyen al 7% del efecto invernadero y permanecen 65-110 años en la atmósfera.

  • Ozono (O3): El ozono es un estado alotrópico de los átomos de O2, por lo que tiene propiedades químicas y físicas diferentes. La más importante de ellas tal vez resida en que presente en pequeñas concentraciones en la atmósfera puede reflejar una gran proporción de los rayos ultravioletas que se dirigen a la Tierra. Sin embargo, también contribuye al efecto invernadero al retener los rayos infrarrojos que escapan del planeta, su contribución al efecto invernadero es del 12%.

8.- CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Se han considerado como las principales consecuencias del cambio climático en los últimos años a los siguientes factores:

  • El descongelamiento de las nieves eternas en las regiones sub-polares afectan la estabilidad de los suelos causando severos daños en las infraestructuras: carreteras, autopistas, edificios y aeropuertos.

  • Al calentarse las regiones templadas favorecerá al aumento de enfermedades y parásitos que no son comunes en ciertas regiones, afectando a millones de personas que carecen de inmunidad. Así mismo aumentará la incidencia de plagas y enfermedades en la agricultura y reduciendo de esta forma las cosechas.

  • Los cambios en los patrones de lluvias obligará a variar las temporadas de siembra y cosechas, alterando la oferta en los mercados y la disponibilidad de alimentos. También se incrementará la erosión y la incidencia de inundaciones, la disposición de agua potable tanto para las necesidades básicas como para la irrigación de la producción de energía eléctrica. Además, reducirá la proporción de humedad, aumentará la posibilidad de producirse incendios forestales.

  • Considerando que los ecosistemas dependen de un balance de suelo, lluvia y temperatura para su existencia, esto cambios alterarán a los ecosistemas con los consecuentes resultados.

  • La vida silvestre costera tenderá a desaparecer y aumentará la salinidad de los suelos al producirse las variaciones en el nivel del mar. Algunas especies emigrarán, pero la gran mayoría no podrá adaptarse a los cambios y posiblemente muchas de ellas desaparecerán.

  • El incremento en el nivel del mar y por lo tanto la inundación en zonas costeras, obligará a millones de personas que habitan esas regiones a emigrar, por lo que requerirán alimentación, vivienda, servicios de salud, mantenimiento, etc. en las nuevas regiones donde se trasladen.

  • Se estima que debido al calentamiento, serán más frecuentes los disturbios meteorológicos, tales como: tormentas y huracanes tropicales.

8.1.- Consecuencias en España

El cambio climático producirá en España una serie de consecuencias a parte de las ya anotadas anteriormente, nos encontramos con otras.

  • El calentamiento es mayor en las zonas del interior que en las costeras.

  • Más frecuencia de días con temperaturas máximas extremas en la Península, especialmente en verano.

  • Disminución de las lluvias, sobre todo en primavera y en verano.

  • Alteraciones en los ecosistemas terrestres con riesgo de aumento de plagas y enfermedades forestales.

  • Transformación de permanentes a estacionales de lagos, lagunas, ríos y arroyos de alta montaña, y humedales costeros.

  •  Reducción de la productividad de las aguas marinas, y por tanto, de la pesca.

  • “Aridización” del sur del territorio.

  • “Mediterraneización” del norte del territorio.

  •  Pérdidas en la vegetación de alta montaña, bosques caducifolios y la vegetación litoral.

  •  Reducción de la riqueza de especies animales, la mayor de Europa. Mayor virulencia de los parásitos. Aumento de especies invasoras.

  • Disminución de un 20% del agua disponible hacia finales de siglo XXI. Las cuencas más afectadas serán las de: Guadiana, Canarias, Segura, Júcar, Guadalquivir, Sur y Baleares.

  • Aumento de la desertificación por la pérdida de propiedades de los suelos.

  • Disminución de la rentabilidad de las ganaderías.

  • Inundación de los deltas del Ebro, Llobregat, Manga del Mar Menor y Costa de Doñana. Disminución de la estancia media de los turistas, con las consiguientes pérdidas económicas.

  • Aumento de los deslizamientos de tierras en Pirineos, Cordillera Cantábrica y Cordilleras Béticas.

Bibliiografía:

http://es.wikipedia.org/wiki/Cambio_clim%C3%A1tico#Cambios_clim.C3.A1ticos_en_el_pasado

http://www.tecnun.es/asignaturas/Ecologia/Hipertexto/10CAtm1/350CaCli.htm

http://www.monografias.com/trabajos52/cambio-climatico/cambio-climatico2.shtml#cambio