Calidad y conformidad de productos, control medioambiental y ecoetiquetado

Control de calidad. Auditoría. Planteamiento global europeo. Etiqueta ecológica

  • Enviado por: Ally
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
publicidad

LECCIÓN 3: CALIDAD Y CONFORMIDAD DE PRODUCTOS, CONTROL MEDIOAMBIENTAL Y ECOETIQUETADO.

La normativa española, UNE, define calidad como conjunto de propiedades y características de un producto o servicio que le confieren su aptitud para satisfacer unas necesidades expresadas o implícitas. Por otra parte se dará importancia a la correspondencia de las características del producto con especificaciones técnicas determinadas. Todo ello ha llevado al desarrollo de sistemas de calidad que aseguren el cumplimiento de los requisitos del usuario y la parte que aplica la política de calidad se llama gestión de calidad.

El control de calidad de productos se definiría como el conjunto de técnicas y actividades de carácter operativo utilizados para satisfacer los requisitos relativos a la calidad, eliminando las causas de defecto, regulando las características del producto y comparándolo con las normas establecidas, teniendo dos vertientes, una interna, responsabilidad del productor y otra externa, llevada a cabo por agentes independientes al productor y que se define como auditoría de calidad. Esta última es la investigación crítica sobre el sistema de calidad, el proceso, los productos y todo lo que tenga que ver con los mismos creando un informe para la empresa.

La auditoría puede ser verificativa, en la que se busca el análisis de los resultados sin tener en cuenta el porqué de los mismos u operativa, que analiza el esquema de la calidad.

La auditoría verificativa comienza con un muestreo de la población y termina con la documentación y análisis de los resultados, tomando a continuación una muestra representativa que permite afirmar algo de todo el conjunto de productos. En una investigación por muestras se debe determinar el nivel de precisión deseado, el tamaño de la muestra, la confección de un marco, un examen individualizándote los elementos de la muestra y el cálculo estadístico a partir de los datos muestrales.

La auditoría interna consistiría en la elección de una muestra después de realizada la inspección y antes de la expedición, siendo examinadas por el ingeniero de control y estableciendo un informe.

Cuando se controla el producto desde el punto de vista del usuario o consumidor estamos ante una supervisión o inspección externa. El objetivo sería asegurar al cliente la idoneidad del producto, al grupo de productores que sus fábricas cumplen los requisitos de calidad y al grupo social que el producto tiene unas determinadas garantías, estableciéndose una homologación y una certificación de conformidad. La supervisión puede llevarse a cabo por cuenta del cliente, por una asociación de productores que buscan certificar sus productos mediante un sello oficial de calidad, en España sería AENOR y finalmente en el caso de productos sometidos a requisitos esenciales que garanticen una reducción de los riesgos en su uso, cuyo procedimiento es la homologación. Esta supervisión externa puede dar lugar a un certificado de conformidad emitido por un organismo acreditado de certificación que asegure que el producto cumple con las normas y especificaciones técnicas.

Los criterios para la asignación de estos certificados se recogen en el Planteamiento Global Europeo, que unifica las reglas y procedimientos de evaluación de conformidad en los Estados miembros para evitar que el productor tenga que presentar diferentes certificados en cada mercado. Para ello se subdividen los procedimientos de evaluación en módulos basados en el sistema ISO, relacionados con la etapa de desarrollo del producto, el tipo de control que implica y quién lleva a cabo el control y que recogen los requisitos de evaluación de conformidad que tienen que cumplir los productos a los que se aplica.

Para mejorar la competencia técnica se debe hacer hincapié en una normativa que garantice la calidad en el ámbito del fabricante, la actuación de los agentes que intervienen en la certificación y el reconocimiento mutuo de la capacidad técnica como base de la certificación única.

Aparte del control de calidad de los productos, tenemos que observar el impacto que los mismos producen en el medio ambiente y establecer un control que prevenga, reduzca e intente eliminar la contaminación. Así pues, aparece en este ámbito la ecoetiqueta, que es un distintivo, común a todos los países de la Unión Europea, que denota que un producto ha sido valorado como más eficiente medioambientalmente que otros productos similares.

La etiqueta permite a los fabricantes e importadores informar a los clientes y consumidores de que sus productos son medioambientalmente más correctos que otros de similares características funcionales:

  • La etiqueta ecológica europea presenta la ventaja añadida de que es reconocida y valorada en todos los países de la Unión Europea.

  • Por otro lado, identificación de los criterios ecológicos aplicables a una categoría de productos y su gestión están en manos de organismos oficiales de carácter público y objetivo, no sujetos a presiones comerciales.

  • La etiqueta ofrece a los consumidores información veraz sobre la repercusión ambiental del producto a lo largo de su vida.