Calentamiento

Educación física. Ejercicios físicos preparatorios

  • Enviado por: Lucy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Definición

Son la serie de ejercicios físicos corporales que se realizan antes de una actividad deportiva con el propósito de alcanzar un esfuerzo superior al de reposo.

Objetivos

Mayor gasto cardiaco: que vendría dado por una mayor frecuencia cardiaca y un mayor volumen sistólico produciendo como consecuencia un mayor flujo sanguíneo favoreciendo la vascularización periférica por medio de una vasodilatación de los capilares.

Mayor capacidad respiratoria: por medio principalmente de una elevación de la frecuencia respiratoria, pasando de unos valores de reposo de 12 a 15 resp/min. A 20 a 25 resp/min. (esto dependerá del individuo y de su condición física.)

Evitar accidentes musculares: está demostrado que un músculo calentado correctamente es menos propenso a sufrir tirones, desgarros o roturas que un músculo frío o no calentado convenientemente.

Elevar la temperatura corporal: como consecuencia de un mayor aporte sanguíneo se elevara la temperatura corporal afectando positivamente a la viscosidad intramuscular (inversamente proporcional a la temperatura), favoreciendo por tanto el intercambio entre los tejidos.

Mejor aspecto psicológico: un deportista que no haya calentado previamente entrará mucho peor en acción puesto que mentalmente no estará preparado para rendir al máximo de sus posibilidades.

Clases de calentamientos

Calentamiento general: se basa en un tipo de calentamiento para todo el cuerpo de una forma global (atendiendo a todos los grupos musculares más importantes), así como al sistema cardio-respiratorio.

Calentamiento específico: está indicado a aquellos músculos que más vamos a utilizar.

Calentamiento mixto: es un calentamiento global, polarizando además la atención a uno o varios grupos musculares en concreto.

Características del calentamiento

La respiración: debemos respirar únicamente lo que nos pida el organismo. Por supuesto al final del calentamiento la frecuencia se habrá elevado, pero esto es lo normal. Como dato orientativo podemos situar la frecuencia entre 20 ó 25 resp/min. Además la respiración debe ser rítmica y ajustar cada individuo su ritmo propio respiratorio.

La duración: puede ser muy dispar pudiendo oscilar entre 10 min. hasta 20 ó 25 min. e incluso más, dependerá sobre todo de los siguientes factores:

  • Condición física del deportista.

  • Tipo de actividad a realizar.

  • Intensidad de la actividad.

  • Intensidad del calentamiento: será uno de los factores más importantes a tener en cuenta, si realizásemos un calentamiento demasiado intenso podríamos incurrir en aspectos muy negativos como pueden ser: más deuda de oxígeno, alterar el potencial nervioso, incidir negativamente en el sistema nervioso, crear una fatiga general perjudicial, aumentar la concentración de ácido láctico...

    Tipo de actividad: dentro de este punto podemos decir que si vamos a realizar un tipo de actividad en concreto, entonces deberemos hacer un calentamiento específico a esa actividad.

    Duración de los efectos conseguidos: como norma podemos afirmar que los efectos positivos conseguidos por medio del calentamiento se pierden por encima de los 5 min. aproximadamente, por lo tanto el tiempo que se debe mediar entre el calentamiento y la actividad física a realizar deberá ser el mínimo posible.

    Partes del calentamiento

    Carrera suave 4 ó 5 min.

    Movilidad articular:

  • Tobillos

  • Rodillas.

  • Cadera.

  • Brazos.

  • Abdominales y flexiones.

  • Sesiones:

  • Carrera lateral.

  • Carrera tocando el suelo.

  • Carrera hacia atrás.

  • Recomendaciones

    Se deberá calentar de una forma natural, es decir, sin pretender ser espectacular en la forma de calentar, evitando movimientos innecesarios y poco eficaces.

    Se procurará tener en cuenta una progresión de tal forma que empezaremos por ejercicios suaves para ir aumentando paulatinamente la intensidad, sobre todo para evitar accidentes y la acumulación de ácido láctico en la sangre.

    El número de ejercicios que compone un calentamiento es de 8 a 10, como norma general.

    Si se desea se empezará con estiramientos y siempre después de la actividad es muy recomendable volverlos a realizar, sobre todo si se ha empleado la cualidad física de fuerza de una manera importante, puesto que se notará un relajamiento muscular a un nivel muy deseado.

    No se empleará un calentamiento con aceleraciones ni sprint, bajo riesgo de sufrir algún tipo de lesión (tirón, distensión, rotura, etc.)

    Bibliografía

    Buscador de Internet: www.google.com

    Enciclopedia Léctum Juvenil