Calentamiento Global

Medio ambiente. Leyes ambientales de Argentina. Cambio climático. Causas y consecuencias. Contaminación atmosférica. Capa de ozono. Acuerdos internacionales. Tratado de Bonn. Protocolo de Montreal. Protocolo de Kyoto. Efecto invernadero. CO2 (Dióxido de Carbono). CFC (Clorofluorocarbono)

  • Enviado por: Nel Locura Millonaria
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 110 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Situación problemática.

Situación Problemática:

El calentamiento global es un asunto de interés general, puesto que involucra a todos los habitantes del planeta. No solamente afecta a los países desarrollados, sino también a los subdesarrollados. Asimismo, el calentamiento global afecta a todos los seres vivos y ecosistemas del la Tierra.

Uno de los motivos de investigación de este tema es que el calentamiento global es un problema actual, en donde las consecuencias se verán reflejadas en un futuro no muy lejano, y que lamentablemente producirá daños irreparables en el clima terrestre.

En este trabajo de investigación voy a apuntar en como actúa el gobierno argentino en relación con este tema. También voy a enfocar en las consecuencias que podrían sobrevenir en el futuro de la Tierra si no cuidamos nuestros recursos naturales y si seguimos contaminando nuestro medio ambiente utilizando un sin fin de productos que afectan a la naturaleza.

Al ser un tema poco estudiado, la gente no le ha dado la importancia que se merece, y así, como consecuencia lógica, pocas personas son las que hacen algo para solucionarlo, o al menos intentar ayudar, en la detención del aumento de la temperatura terrestre.

Aunque en nuestro país se sabe que los argentinos no somos los principales responsables del calentamiento global, no se puede ser indiferente respecto a este fenómeno, y aunque no podamos hacer mucho para solucionarlo, nuestra cultura siempre nos ha conducido a ser solidarios con todos los demás habitantes del planeta.

Es por esto que el gobierno argentino mediante los acuerdos internacionales (como el tratado de Kyoto, el tratado de Bonn y la convención FCCC de las Naciones Unidas, entre otros más) tiene el deber de proteger el medio ambiente y de bajar las emisiones de CO2 para el 2012. Y por medio de las leyes ambientales y campañas sobre el calentamiento global, tiene que lograr que la sociedad tome más conciencia sobre este gran problema y colabore con el cuidado del medio ambiente.

Hipótesis.

Hipótesis:

  • El gobierno no le da importancia a este problema porque las actividades que dejan muchísimo dinero son las mismas que afectan al medio ambiente y colaboran con el Calentamiento Global.

  • Si el gobierno argentino haría cumplir las leyes ambientales y si colaborara con los acuerdos internacionales sobre el medio ambiente, los individuos tomarían más conciencia y cuidarían el mismo.

  • La sociedad mundial está cambiando el confort, la comodidad y los grandes ingresos económicos que les brindan las actividades que causan el calentamiento global, por las consecuencias irreparables que sufrirá el medio ambiente de las generaciones futuras.

Problema científico.

Problema Científico:

  • ¿Cuáles son los motivos por los que no se le da importancia al calentamiento global?

  • ¿Uno de los motivos es por qué el gobierno argentino no penaliza a los ciudadanos que no cuidan el medio ambiente?

  • ¿Otro motivo puede ser porque la sociedad no toma conciencia de que el confort, la vida cómoda y los grandes ingresos económicos afectarán la vida de las generaciones futuras?

Operacionalización de la variable.

Operacionalización de la variable:

Definición

Normal

Definición

Real

Definición

Operacional

Sociedad

Conjunto de personas que forman parte de un mismo territorio y comparten ciertas normas, leyes y costumbres. Divididas por su ubicación social e ingresos económicos.

*Alta

Clase social: *Media

*Baja

Calentamiento Global

Aumento de la temperatura de la Tierra.

*Derretimiento de los polos y glaciares.

*Inundaciones.

*Sequías.

Colaboración con el Calentamiento Global

Conjunto de acciones que favorecen el aumento de la temperatura de la Tierra.

*Quema de fósiles

*Deforestación de bosques.

*Contaminación ambiental.

*Uso indiscriminado de los recursos naturales.

Medio

Ambiente

Entorno que afecta y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad en su conjunto.

*Clima.

*Aire.

*Agua.

*Tierra.

*Suelo.

Leyes Ambientales

Área de la legislación nacional orientada a la protección del medio ambiente.

*Ley 716/96 "Sanciona los delitos contra el medio ambiente".

*Ley 422/73 "Forestal".

*Ley 816/96 "Adopta medidas de defensa de los recursos naturales".

Acuerdos Internacionales

Acuerdo entre países en donde se comprometen recíprocamente a cumplir las obligaciones y respetar los derechos contenidos en un instrumento escrito o establecidos verbalmente.

*Tratado de Kyoto.

*La convención de FFCC. De las Naciones Unidas.

*Tratado de Bonn.

*Federación de las Naciones Unidas.

Confort

Aquello que produce bienestar y comodidades.

*Uso del automóvil para distancias cortas.

*Tirar la basura en cualquier parte en ves de los lugares adecuados.

*Artefactos electrónicos: Televisor, computadora, radio, etc.

Consecuencias Irreparables

Daños que no se pueden reparar.

*Escasez de alimentos.

*Problemas de salud

*Sequías.

*Derretimiento de los polos.

*Pérdida de cosechas.

Objetivos.

Objetivos:

  • Demostrar que el gobierno y los individuos no le dan importancia al calentamiento global porque las actividades que generan el mismo dejan muchísimo dinero.

  • Manifestar que mientras los gobiernos no hagan cumplir las leyes ambiéntales y no respetan los acuerdos internacionales sobre el medio ambiente, las sociedades no se preocuparán por cuidar el mismo.

  • Explicar cómo afectará al medio ambiente de las generaciones futuras nuestras vidas cómodas, confortables y con grandes ingresos económicos.

Desarrollo.

Capítulo ICapítulo 1:

El gobierno argentino y el Calentamiento Global

Definición de gobierno:

El término gobierno hace referencia al ejercicio del poder del estado o a la conducción política general. Se entiende por gobierno al órgano al que la Constitución le ha atribuido el poder ejecutivo sobre una sociedad y que generalmente está formado por un presidente o primer ministro y una cierta cantidad de ministros, secretarios y otros funcionarios.

Es importante destacar que el gobierno no es lo mismo que el estado: un gobierno accede al poder (en caso de la democracia, mediante elecciones libres), ejerce su tarea y se retira, mientras que el estado permanece idéntico e inalterable frente a los sucesivos gobiernos. En otras palabras, puede decirse que el gobierno es el conjunto de los órganos directores de un estado, que expresa el poder estatal mediante el orden jurídico.

La historia señala que los primeros gobiernos se formaron en la tribu, con la intención de coordinar de manera eficiente los recursos humanos. Con el tiempo, la función de gobierno terminaría por dividirse en tres poderes: el Poder Ejecutivo, que actúa como ente coordinador; el Poder Legislativo; encargado de generar las leyes y normas que rigen la vida en un cierto territorio; y el Poder Jurídico, cuya tarea es velar por el cumplimiento de dichas leyes y normas.

Gobierno argentino:

El sistema de gobierno en la Argentina adopta la forma representativa, republicana y federal (Constitución Nacional, Art. 1º). El pueblo elige directamente a sus representantes.

El Gobierno Federal está compuesto por tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El Poder Ejecutivo está desempeñado por el Presidente de la Nación; el Poder Legislativo es ejercido por un Congreso compuesto por dos Cámaras: una, de diputados nacionales; y otra, de senadores de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires; el Poder Judicial es ejercido por la Corte Suprema de Justicia y por los jueces y tribunales de las diversas instancias y jurisdicciones. Además, son organismos permanentes del Poder Judicial: el Jurado de Enjuiciamiento y el Consejo de la Magistratura.

Además, también contamos con la Constitución Nacional. La misma es la norma fundamental, escrita o no, de un Estado soberano, establecida o aceptada para regirlo. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial del Estado, estableciendo así las bases para su gobierno y organización de las instituciones en que tales poderes se asientan. También le garantiza pueblo, derechos y libertades, mediante normas y leyes que organizarán a la sociedad.

Definición de ley:

Norma jurídica de carácter obligatorio y general dictada por el poder legítimo para regular conductas o establecer órganos necesarios para cumplir con determinados fines, su inobservancia conlleva a una sanción por la fuerza pública. Resolución del Congreso de la Unión o de las legislaturas de los Estados. Se caracteriza por ser general, abstracta e impersonal. En sentido normativo es todo enunciado que impone cierta conducta como debida. Es ley reglamentaria cuando desarrolla o detalla algún precepto constitucional; orgánico, cuando crea instituciones derecho; o prescriptiva, cuando regula ciertas conductas.

Dentro de las leyes nacionales, encontramos las que se encargan del cuidado del medio ambiente, que son las leyes ambientales. Amparadas por el Artículo 41 de la Constitución Nacional.

Artículo 41:

La Constitución Nacional de la República Argentina, dada en la sala de sesiones de la Convención Nacional Constituyente, en Santa Fe, a los veintidós días del mes de Agosto del año mil novecientos noventa y cuatro; en su Primera Parte, Capítulo Segundo - Nuevos Derechos y Garantías; en su artículo 41 expresa:

Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales. Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuo actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos.

Leyes ambientales:

Ley 422/73

Forestal:

Artículo Nº 1: Declárase de interés público el aprovechamiento y el manejo racional de los bosques y tierras forestales del país, así como también el de los recursos naturales renovables que se incluyan en el régimen de esta ley. Declárase, así mismo, de interés público y obligatorio la protección, conservación, mejoramiento y acrecentamiento de los recursos forestales.

El ejercicio de los derechos sobre los bosques, tierras forestales de propiedad pública o privada, queda sometido a las restricciones y limitaciones establecidas en esta Ley y sus reglamentos.

Artículo Nº 2.- Son objetivos fundamentales de esta Ley:

  • La protección, conservación, aumento, renovación y aprovechamiento sostenible y racional de los recursos forestales del país.

  • La incorporación a la economía nacional de aquellas tierras que puedan mantener vegetación forestal.

  • El control de la erosión del suelo.

  • La protección de las cuencas hidrográficas y manantiales.

  • La promoción de la forestación, reforestación, protección de cultivos, defensa y embellecimiento de las vías de comunicación, de salud pública y de áreas de turismo.

  • La coordinación con el Ministerio de Planificación Federal, Inversión pública y Servicios en la construcción de las vías de comunicación para el acceso económico a las zonas de producción forestal.

  • La conservación y aumento de los recursos naturales de caza y pesca fluvial y lacustre con el objeto de obtener el máximo beneficio social.

  • El estudio, la investigación y la difusión de los productos forestales.

  • Art. Nº 3: Entiéndase por tierras forestales a los fines de esta ley, aquellas que por sus condiciones agrológicas posean aptitud para la producción de maderas y otros productos de maderas y otros productos forestales.

    Ley 25670

    Presupuestos mínimos para la gestión y eliminación de los PCBs:

    ARTÍCULO Nº 1: La presente ley establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los PCBs, en todo el territorio de la Nación en los términos del artículo 41 de la Constitución Nacional.

    ARTÍCULO Nº 2: Son finalidades de la presente:

  • Fiscalizar las operaciones asociadas a los PCBs.

  • La descontaminación o eliminación de aparatos que contengan PCBs.

  • La eliminación de PCBs usados.

  • La prohibición de ingreso al país de PCBs.

  • La prohibición de producción y comercialización de los PCBs.

  • ARTICULO Nº 3: A efectos de la presente ley, se entiende por: PCBs a: los policlorobifenilos (Bifenilos Policlorados), los policloroterfenilos (PCT), el monometiltetraclorodifenilmetano, el monometildiclorodifenilmetano, el monometildibromodifenilmetano, y a cualquier mezcla cuyo contenido total de cualquiera de las sustancias anteriormente mencionadas sea superior al 0,005% en peso (50ppm).

    Aparatos que contienen PCBs: Cualquier aparato que contenga o haya contenido PCBs (por ejemplo transformadores, condensadores recipientes que contengan cantidades residuales) y que no haya sido descontaminado. Los aparatos de un tipo que pueda contener PCBs se considerarán como si contuvieran PCBs a menos que se pueda demostrar lo contrario.

    Poseedor/a: La persona física o jurídica, pública o privada, que esté en posesión de PCBs, PCBs usados o de aparatos que contengan PCBs.

    Descontaminación: Al conjunto de operaciones que permiten que los aparatos, objetos, materiales o fluidos contaminados por PCBs puedan reutilizarse, reciclarse o eliminarse en condiciones seguras, y que podrá incluir la sustitución, entendiéndose por ésta toda operación de sustitución de los PCBs por fluidos adecuados que no contengan PCBs.

    Eliminación a: Las operaciones de tratamiento y disposición final por medios aprobados por la normativa aplicable sobre residuos peligrosos.

    ARTICULO Nº 4: El Poder Ejecutivo deberá adoptar las medidas necesarias para garantizar la prohibición de la producción, comercialización y del ingreso al país de PCBs, la eliminación de PCBs usados y la descontaminación o eliminación de los PCBs y aparatos que contengan PCBs dentro de los plazos estipulados en la presente, a fin de prevenir, evitar y reparar daños al ambiente y mejorar la calidad de vida de la población.

    ARTICULO Nº 5: Queda prohibido en todo el territorio de la Nación la instalación de equipos que contengan PCBs.

    ARTICULO Nº 6: Queda prohibida la importación y el ingreso a todo el territorio de la Nación de PCB y equipos que contengan PCBs.

    Ley 25612

    De gestión integral de residuos industriales y de actividades de servicios:

    Capítulo Nº 1: De las disposiciones generales:

    Artículo Nº 1: Las disposiciones de la presente ley establecen los presupuestos mínimos de protección ambiental sobre la gestión integral de residuos de origen industrial y de actividades de servicio, que sean generados en todo el territorio nacional, y sean derivados de procesos industriales o de actividades de servicios.

    Se entiende por proceso industrial, toda actividad, procedimiento, desarrollo u operación de conservación, reparación o transformación en su forma, esencia, calidad o cantidad de una materia prima o material para la obtención de un producto final mediante la utilización de métodos industriales

    Se entiende por actividad de servicio, toda actividad que complementa a la industrial o que por las características de los residuos que genera sea asimilable a la anterior, en base a los niveles de riesgo que determina la presente.

    Artículo Nº 2: Se entiende por residuo industrial a cualquier elemento, sustancia u objeto en estado sólido, semisólido, líquido o gaseoso, obtenido como resultado de un proceso industrial, por la realización de una actividad de servicio, o por estar relacionado directa o indirectamente con la actividad, incluyendo eventuales emergencias o accidentes, del cual su poseedor productor o generador no pueda utilizarlo, se desprenda o tenga la obligación legal de hacerlo.

    Artículo 3: Se entiende por gestión integral de residuos industriales y de actividades de servicio al conjunto de actividades interdependientes y complementarias entre sí, que comprenden las etapas de generación, manejo, almacenamiento, transporte, tratamiento o disposición final de los mismos, y que reducen o eliminan los niveles de riesgo en cuanto a su peligrosidad, toxicidad o nocividad, según lo establezca la reglamentación, para garantizar la preservación ambiental y la calidad de vida de la población.

    Artículo 4: Los objetivos de la presente ley son los siguientes:

  • Garantizar la preservación ambiental, la protección de los recursos naturales, la calidad de vida de la población, la conservación de la biodiversidad, y el equilibrio de los ecosistemas.

  • Minimizar los riesgos potenciales de los residuos en todas las etapas de la gestión integral

  • Reducir la cantidad de los residuos que se generan.

  • Promover la utilización y transferencia de tecnologías limpias y adecuadas para la preservación ambiental y el desarrollo sustentable.

  • Promover la cesación de los vertidos riesgosos para el ambiente

  • Artículo 5: Quedan excluidos del régimen de la presente ley y sujetos a normativa específica:

  • Los residuos biopatogénicos

  • Los residuos domiciliarios

  • Los residuos radiactivos

  • Los residuos derivados de las operaciones normales de los buques y aeronaves

  • Artículo 6: Se prohíbe la importación, introducción y transporte de todo tipo de residuos, provenientes de otros países al territorio nacional, y sus espacios aéreo y marítimo, con excepción del tránsito de aquellos residuos, previsto en convenios internacionales.

    Capítulo Nº 2: De los niveles de riesgo:

    Artículo Nº 7: La autoridad de aplicación nacional, conforme lo previsto en el artículo 57, inciso a) y c), concertará los niveles de riesgo que poseen los diferentes residuos definidos en el articulo 2; para ello se deberán tener en cuenta: los procesos de potencial degradación ambiental que puedan generar, la afectación sobre la calidad de vida de la población, sus características, calidad y cantidad, el origen, proceso o actividad que los genera, y el sitio en el cual se realiza la gestión de los residuos industriales y de actividades de servicio. Asimismo, se deberán respetar las regulaciones establecidas en los convenios internacionales suscriptos.

    Artículo Nº 8: Las autoridades provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires, responsables del control y fiscalización de la gestión integral de los residuos alcanzados por la presente, deberán identificar a los generadores y caracterizar los residuos que producen y clasificarlos, como mínimo, en tres categorías según sus niveles de riesgo bajo, medio y alto.

    Capítulo 3: De los generadores:

    Artículo Nº 9: Se considera generador, a toda persona física o jurídica, pública o privada, que genere residuos industriales y de actividades de servicio, conforme lo definido en el artículo 1.

    Artículo Nº 10: La responsabilidad del tratamiento adecuado y la disposición final de los residuos industriales es del generador.

    Artículo Nº 11: Los generadores de residuos industriales deberán instrumentar las medidas necesarias para:

  • Minimizar la generación de residuos que producen, pudiendo para ello, adoptar programas progresivos de adecuación tecnológica de los procesos industriales, que prioricen la disminución, el reuso, el reciclado o la valorización, conforme lo establezca la reglamentación.

  • Separar en forma apropiada los residuos incompatibles entre sí, evitando el contacto de los mismos en todas las etapas de la gestión, definida en el artículo 2.

  • Envasar los residuos industriales, cuando las medidas de higiene y seguridad ambientales lo exijan, identificar los recipientes y su contenido, fecharlos y no mezclarlos, conforme lo establezca la reglamentación.

  • Tratar adecuadamente y disponer en forma definitiva los residuos industriales generados por su propia actividad en situ con el fin de lograr la reducción o eliminación de sus características de peligrosidad, nocividad o toxicidad; de no ser posible, deberá hacerlo en plantas de tratamiento o disposición final que presten servicios a terceros debidamente habilitadas, todo ello, conforme lo establezca la reglamentación y las leyes complementarias de la presente. El transporte se efectuará mediante transportistas autorizados, conforme el artículo 23.

  • Reusar sus residuos, como materia prima o insumo de otros procesos productivos, o reciclar los mismos.

  • Artículo Nº 12: Los generadores deberán presentar periódicamente una declaración jurada en la que se especifiquen los datos identificatorios y las características de los residuos industriales, como así también, los procesos que los generan. La misma deberá ser exigida por las autoridades provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires.

    En el caso previsto en el artículo 11 inciso e) dicha declaración jurada deberá ser avalada por los estudios técnicos pertinentes y suscripta por quien rehúse o recicle los residuos, previa autorización por parte de la autoridad competente.

    Artículo Nº 13: Todo generador de residuos industriales deberá brindar, a la autoridad competente, la información necesaria para la correcta determinación de las características físicas, químicas y/o biológicas de cada uno de los residuos que se generen, y especificarlos cuali y cuantitativamente.

    Artículo Nº 14: Las autoridades provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires deberán establecer medidas promocionales para aquellos generadores que implementen programas de adecuación tecnológica, como resultado de una gestión ambiental integral, que estén aprobados por parte de las mismas, y destinados a mejorar los procesos industriales y productivos, en cuanto a la reducción de la contaminación ambiental, la cesación de los vertidos riesgosos sobre los recursos naturales, y la disminución de riesgos ambientales que pudiere ocasionar por el ejercicio de su actividad, conforme a las leyes complementarias de la presente que sancionen las distintas jurisdicciones.

    Artículo Nº 15: A partir de la aprobación de los programas de adecuación aquellos generadores que establece el artículo 14 estarán integrados a un sistema diferencial de control, según lo determinen las leyes complementarias provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires.

    Artículo Nº 16: Todo generador de residuos industriales, en calidad de dueño de los mismos, es responsable de todo daño producido por éstos, en los términos del Título II de la presente ley.

    TÍTULO II:

    Capítulo Nº 1: La responsabilidad civil:

    Artículo Nº 40: Se presume, salvo prueba en contrario, que todo residuo definido según los alcances del artículo 2, es cosa riesgosa en los términos del segundo párrafo del artículo 1113 del Código Civil, modificado por la ley Nº 17711.

    Artículo Nº 41: En el ámbito de la responsabilidad extracontractual, no es oponible a terceros la transmisión del dominio o abandono voluntario de los residuos industriales y de actividades de servicio.

    Artículo Nº 42: El dueño o guardián de un residuo no se exime de responsabilidad por demostrar la culpa de un tercero por quien no debe responder, cuya acción pudo ser evitada con el empleo del debido cuidado y atendiendo a las circunstancias del caso.

    Artículo Nº 43: La responsabilidad del generador, por los daños ocasionados por los residuos, no desaparece por la transformación, especificación, desarrollo, evolución o tratamiento de estos, a excepción de:

  • Aquellos daños causados por el mayor riesgo que un determinado residuo adquiere como consecuencia de un manejo o tratamiento, inadecuado o defectuoso, realizado en cualquiera de las etapas de la gestión integral de los residuos industriales y de actividades de servicio.

  • Cuando el residuo sea utilizado como insumo de otro proceso productivo, conforme lo determine la reglamentación.

  • Capítulo 2: De la responsabilidad administrativa:

    Artículo Nº 44: Toda infracción a las disposiciones de esta ley, su reglamentación y las normas complementarias que en su consecuencia se dicten, será reprimida por la autoridad competente con las siguientes sanciones, que podrán ser acumulativas:

  • Apercibimiento

  • Multa desde 50 sueldos mínimos de la categoría básica inicial de la administración correspondiente hasta 200 (doscientas) veces ese valor.

  • Clausura temporaria, parcial o total.

  • Suspensión de la actividad desde 30 (treinta) días hasta 1 (un) año.

  • Cancelación definitiva de las habilitaciones e inscripciones de los registros correspondientes.

  • Estas sanciones se aplicarán con prescindencia de la responsabilidad civil o penal que pudiere imputarse al infractor.

    La suspensión o cancelación de la inscripción en los Registros implicará el cese de las actividades y la clausura del establecimiento o local, debiéndose efectuar las denuncias penales que pudiere corresponder.

    Artículo Nº 45: Las sanciones establecidas en el artículo anterior se aplicarán previa instrucción sumaria que asegure el derecho a la defensa, y se graduarán de acuerdo con la naturaleza de la infracción y riesgo o daño ocasionado

    Artículo Nº 46: En caso de reincidencia, los mínimos y máximos de las sanciones previstas en los incisos b) y c) del artículo 44 podrán multiplicarse por una cifra igual a la cantidad de reincidencias aumentada en una unidad.

    Artículo Nº 47: Se considerará reincidente al que, dentro del término de 3 (tres) años anteriores a la fecha de comisión de la infracción, haya sido sancionado por otra infracción, de idéntica o similar causa.

    Artículo Nº 48: Las acciones para imponer sanciones por la presente ley prescriben a los 5 (cinco) años contados a partir de la fecha en que la autoridad hubiese tomado conocimiento de la infracción.

    Artículo Nº 49: Lo ingresado en concepto de multas a que se refiere el artículo 44, inciso b) serán percibidas por las autoridades provinciales y de la ciudad de Buenos Aires, según corresponda, para conformar un fondo destinado, exclusivamente, a la restauración y protección ambiental no pudiendo ser utilizado para otros fines presupuestarios, en cada una de las jurisdicciones, y de acuerdo a lo que establezcan las normas complementarias.

    Artículo Nº 50: Cuando el infractor fuere una persona jurídica, los que tengan a su cargo la dirección, administración o gerencia, serán solidariamente responsables de las sanciones establecidas en el artículo 44.

    Capítulo 3: De la responsabilidad penal:

    Artículo Nº 51: Incorporase al Código Penal de la Nación, el presente capítulo sobre delitos ambientales, como ley complementaria.

    Artículo Nº 52: Será reprimido con prisión de 3 a 10 años, el que, utilizando residuos industriales y de actividades de servicio, adulterare o contaminare, el agua, el suelo, la atmósfera, o poniendo en riesgo la calidad de vida de la población, los seres vivos en general, la diversidad biológica o los sistemas ecológicos.

    Si el hecho fuere seguido de la muerte de alguna persona o extinción de una especie de ser vivo, la pena será de 10 (diez) a 25 (veinticinco) años de reclusión o prisión.

    Artículo Nº 53: Cuando alguno de los hechos previstos en el artículo anterior fuere cometido por imprudencia o negligencia o por impericia en el propio arte o profesión o por inobservancia de los reglamentos u ordenanzas, se impondrá prisión de 1 (un) mes a 2 (dos) años.

    Si resultare enfermedad, lesión o muerte de alguna persona o especie, la pena será de 6 (seis) meses a 5 (cinco) años."

    Artículo Nº 54: Cuando alguno de los hechos previstos en los artículos anteriores se hubiesen producido por decisión de una persona jurídica, la pena se aplicará a los directores, gerentes, síndicos, miembros del consejo de vigilancia, administradores, responsable técnico, mandatarios o representantes de la misma que hubiesen intervenido en el hecho punible, sin perjuicio de las demás responsabilidades penales que pudiesen existir.

    TÍTULO III

    Capítulo 1: De la autoridad de aplicación:

    Artículo Nº 56: Será autoridad de aplicación de la presente ley el área con competencia ambiental que determine el Poder Ejecutivo.

    Artículo Nº 57: Compete a la autoridad de aplicación:

  • Entender en la determinación de políticas en materia de residuos industriales y de actividades de servicio, en forma coordinada, con las autoridades con competencia ambiental de las Provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, en el ámbito del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

  • Promocionar la utilización de procesos productivos y métodos de tratamiento que impliquen minimización, reciclado y reutilización de los mismos, y la incorporación de tecnologías más adecuadas para la preservación ambiental.

  • Formular e implementar, en el ámbito del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), el Plan Nacional de Gestión Integral de Residuos Industriales y de Actividades de Servicio, el que deberá, entre otros, incluir los parámetros de reducción de los residuos en la etapa generación, y los plazos de cumplimiento.

  • Asesorar y apoyar a las jurisdicciones locales en los programas de fiscalización y control de los residuos.

  • Desarrollar un sistema de información integrado, de libre acceso para la población, que administre los datos producidos en cada una de las jurisdicciones, respecto de la gestión integral de los residuos.

  • Administrar los recursos nacionales y los provenientes de la cooperación internacional, destinados al cumplimiento de la presente ley.

  • Ejercer todas las demás facultades y atribuciones que por esta ley se le confieren.

  • Ley Nº 716

    Sanciona los delitos contra el medio ambiente

    Artículo Nº 1: Esta Ley protege el medio ambiente y la calidad de vida humana contra quienes ordenen, ejecuten o, en razón de sus atribuciones, permitan o autoricen actividades atentatorias contra el equilibrio del ecosistema, la sustentabilidad de los recursos naturales y la calidad de vida humana.

    Artículo 4o.- Serán sancionados con penitenciaría de tres a ocho años y multa de 500 (quinientos) a 2.000 (dos mil) jornales mínimos legales para actividades diversas no especificadas:

  • Los que realicen tala o quema de bosques o formaciones vegetales que perjudiquen gravemente el ecosistema.

  • Los que procedan a la explotación forestal de bosques declarados especiales o protectores.

  • Artículo Nº 7: Los responsables de fábricas o industrias que descarguen gases o desechos industriales contaminantes en la atmósfera, por sobre los límites autorizados serán sancionados con dos a cuatro años de penitenciaría, más multa de 500 (quinientos) a 1.000 (mil) jornales mínimos legales para actividades diversas no especificadas.

    Artículo 8o.- Los responsables de fábricas o industrias que viertan efluentes o desechos industriales no tratados de conformidad a las normas que rigen la materia en lagos o cursos de agua subterráneos o superficiales o en sus riberas, serán sancionados con uno a cinco años de penitenciaría y multa de 500 (quinientos) a 2.000 (dos mil) jornales mínimos legales para actividades diversas no especificadas.

    Artículo Nº 14: Se consideran agravantes:

  • El fin comercial de los hechos.

  • La prolongación, magnitud o irreversibilidad de sus consecuencias.

  • La violación de convenios internacionales ratificados por la República o la afectación del patrimonio de otros países.

  • Ley 1687

    Educación Ambiental:

    Artículo Nº 1:Es objeto de la presente ley la incorporación de la educación ambiental en el sistema educativo formal, no formal y mediante modos alternativos de comunicación y educación, garantizando la promoción de la educación ambiental en todas las modalidades y niveles, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

    Artículo Nº 2: Definición. La educación ambiental promueve procesos orientados a la construcción de valores, conocimientos y actitudes que posibiliten formar capacidades que conduzcan hacia un desarrollo sustentable basado en la equidad y justicia social, el respeto por la diversidad biológica y cultural.

    La compleja naturaleza de lo ambiental requiere trabajar desde un marco de esfuerzos conjugados, y en la elaboración de consensos entre los distintos sectores sociales e institucionales integrando diversas visiones y necesidades, por lo cual se contemplan tres campos de acción: la educación ambiental formal, la educación ambiental no formal y la educación ambiental informal.

    Artículo Nº 3: Objetivos. Los objetivos de la educación ambiental son:

  • El desarrollo de la conciencia ambiental.

  • La participación y la responsabilidad de la comunidad hacia la problemática ambiental.

  • Construir una mirada crítica de la realidad socio ambiental local en el marco de la región, que permita posicionarse en un lugar protagónico para el reconocimiento de problemas ambientales y el planteo de soluciones.

  • Fomentar una actitud crítica respecto del estilo de desarrollo vigente y de las prácticas y modos de pensar la relación sociedad naturaleza.

  • Incorporar el saber ambiental en forma transversal a las diferentes áreas de conocimiento.

  • Desarrollar una comprensión compleja del ambiente, considerándolo en sus múltiples y complejas relaciones, comprendiendo aspectos ecológicos, sociológicos, políticos, culturales, económicos y éticos.

  • Incentivar la participación responsable y comprometida, individual y colectiva en el cuidado ambiental y la búsqueda de una mejor calidad de vida.

  • Estimular y apoyar procesos de investigación - acción.

  • Acordar una ética ambiental y promover el desarrollo sustentable.

  • Defender el patrimonio natural y cultural.

  • Promover la concientización sobre las problemáticas ambientales locales y regionales.

  • Resignificar la crisis ambiental como crisis de conocimiento.

  • Propiciar el análisis crítico de la realidad y la construcción de saberes ambientales.

  • Promover la participación comunitaria en la definición, análisis y toma de decisiones.

  • Artículo Nº 4: Finalidad. El proceso de educación ambiental promoverá:

  • La adquisición de conocimientos sobre el ambiente.

  • Sus problemas y la forma de diseñar soluciones.

  • La adquisición de aptitudes y destrezas necesarias para la prevención de problemas ambientales.

  • El diseño de soluciones a los problemas ambientales urbanos.

  • Acuerdos Internacionales:

    Los acuerdos internacionales se consideran como los acuerdos que celebran dos o más Estados como entidades soberanas entre sí, sobre cuestiones diplomáticas, políticas, económicas, culturales u otras de interés para ambas partes. Características de los mismos:

    • Son un acuerdo de voluntades de los países que los suscriben.

    • Únicamente pueden celebrarse por Estados soberanos, es decir aquellos cuya independencia o integridad territorial se encuentren reconocidas y respetadas por los demás países de la comunidad internacional (organización de las Naciones Unidas y Organización de Estados Americanos).

    • Pueden suscribirse por dos o más Estados.

    • Su objeto es prevenir y solucionar controversias o fricciones que surgen de las relaciones internacionales sobre aspectos de carácter diplomático, político, económico, social y cultural.

    Algunos de los acuerdos internacionales son los que fueron hechos para revertir los efectos del Calentamiento Global. Ya que la gran mayoría de los científicos y los gobiernos están de acuerdo en que necesitamos tomar acciones drásticas. Tenemos que reducir las emisiones de carbono del mundo, recortar la producción de CFC y otros químicos destructores de la capa de ozono y detener la deforestación. Algunos de esos acuerdos son:

    La convención FCCC de las naciones unidas:

    La Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (FCCC) que fue firmada en la Cumbre Mundial en 1992 por 162 gobiernos se enfocaba específicamente en el problema. El objetivo principal de la convención es lograr estabilizar los gases invernadero en la atmósfera, lo que prevendría una peligrosa interferencia antrópica en el sistema climático. La convención requería que todas las naciones que firmaran el tratado debieran lograr reducir sus emisiones de gases invernadero hasta niveles de 1990 para el año 2000.

    Tratado de Bonn:

    En julio de 2001, en la cumbre celebrada en la ciudad alemana de Bonn, se logró un acuerdo global sobre las condiciones para poner en práctica el Protocolo de Kyoto.

    El acuerdo de Bonn fue firmado por 180 países, entre los que no figuraba Estados Unidos, que no ratificó este acuerdo mundial. En octubre de ese mismo año, se celebró en Marrakech la VII Reunión de las Partes de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, en la que se terminaron de resolver algunos asuntos que habían quedado pendientes en Bonn.

    El acuerdo adoptado establece cómo tienen que contar los países sus emisiones de efecto invernadero, cómo pueden contabilizar los llamados sumideros de dióxido de carbono (bosques y masas forestales capaces de absorber los gases de efecto invernadero), cómo serán penalizados si no lo cumplen y cómo deben utilizar los mecanismos de flexibilidad (compraventa de emisiones entre países). Este acuerdo también regula las ayudas que recibirán los países en vías de desarrollo para afrontar el cambio climático.

    Protocolo de Montreal:

    Fue suscrito en 1987 y en la actualidad unas 180 naciones se han comprometido a cumplir con sus metas de reducción en la producción de gases CFC (clorofluorocarbón), alones y bromuro de metilo, cuya presencia en la atmósfera es considerada la principal causa del adelgazamiento en la capa de ozono.

    En coincidencia con el Día Mundial de la Preservación de la Capa de Ozono el 16 de septiembre, el 2002 fueron divulgadas las conclusiones preliminares de una evaluación científica sobre este problema. Los especialistas dijeron que el Protocolo de Montreal se ha cumplido, y que en los próximos años la capa de ozono podría recuperarse, pero también advirtieron que será necesario continuar honrando los acuerdos internacionales para mantener esa tendencia.

    El Protocolo de Montreal entró en vigencia en 1989, cuando 29 naciones más la Unión Europea, productores de 89 por ciento de las sustancias nocivas para la capa de ozono, lo habían ratificado.

    En este momento uno de los temas clave es la participación de los países en desarrollo en el cumplimiento de las metas de Protocolo de Montreal, que plantea dejar de utilizar productos nocivos para el ozono. La meta es lograrlo para el 2010.

    Además de una Secretaría del Ozono del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Protocolo ha generado otras instancias, como un Fondo Multilateral destinado a ayudar a los países en desarrollo al reemplazo tecnológico requerido para dejar de usar productos que dañan la capa de ozono.

    El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Mundial, tienen proyectos que apuntan en la misma dirección: hacia el cumplimiento de lo dispuesto en el Protocolo de Montreal.

    Tratado o Protocolo de Kyoto:

    En Diciembre de 1997, las Naciones Unidas celebró en Kioto, Japón, la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Ahí se estableció el Protocolo de Kyoto, donde se manifiesta que su objetivo es conseguir reducir un 5,2% las emisiones de gases de efecto invernadero globales sobre los niveles de 1990 para el periodo 2008-2012.

    Este es el único mecanismo internacional para empezar a hacer frente al cambio climático y minimizar sus impactos. Para ello contiene objetivos legalmente obligatorios para que los países industrializados reduzcan las emisiones de los 6 gases de efecto invernadero de origen humano como dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6).

    El acuerdo ha entrado en vigor el 16 de febrero de 2005, sólo después de que 55 naciones que suman el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero lo ha ratificado. En la actualidad 129 países, lo han ratificado alcanzando el 61,6 % de las emisiones como indica el barómetro de la UNFCCC.

    Antecedentes de Kyoto:

    El 11 de diciembre de 1997 los países industrializados se comprometieron, en la ciudad de Kyoto, a ejecutar un conjunto de medidas para reducir los gases de efecto invernadero. Los gobiernos signatarios pactaron reducir en un 5% de media las emisiones contaminantes entre 2008 y 2012, tomando como referencia los niveles de 1990. El acuerdo entró en vigor el 16 de febrero de 2005, después de la ratificación por parte de Rusia el 18 de noviembre de 2004.

    El objetivo principal es disminuir el cambio climático de origen antropogénico cuya base es el efecto invernadero. Según las cifras de la ONU, se prevé que la temperatura media de la superficie del planeta aumente entre 1,4 y 5,8 C° de aquí a 2100, a pesar que los inviernos son más fríos y violentos. Esto se conoce como Calentamiento global. «Estos cambios repercutirán gravemente en el ecosistema y en nuestras economías», señala la Comisión Europea sobre Kyoto.

    Una cuestión a tener en cuenta con respecto a los compromisos en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es que la energía nuclear queda excluida de los mecanismos financieros de intercambio de tecnología y emisiones asociados al Protocolo de Kyoto, pero es una de las formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en cada país. Así, el IPCC en su cuarto informe, recomienda la energía nuclear como una de las tecnologías clave para la mitigación del calentamiento global.

    Entrada en vigor:

    Se estableció que el compromiso sería de obligatorio cumplimiento cuando lo ratificasen los países industrializados responsables de, al menos, un 55% de las emisiones de CO2. Con la ratificación de Rusia en noviembre de 2004, después de conseguir que la UE pague la reconversión industrial, así como la modernización de sus instalaciones, en especial las petroleras, el protocolo ha entrado en vigor.

    Además del cumplimiento que estos países hicieron en cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero se promovió también la generación de un desarrollo sostenible, de tal forma que se utilice también energías no convencionales y así disminuya el calentamiento global.

    El gobierno de Estados Unidos firmó el acuerdo pero no lo ratificó (ni Bill Clinton, ni George W. Bush), por lo que su adhesión sólo fue simbólica hasta el año 2001 en el cual el gobierno de Bush se retiró del protocolo, según su declaración, no porque no compartiese su idea de fondo de reducir las emisiones, sino porque considera que la aplicación del Protocolo es ineficiente e injusta al involucrar sólo a los países industrializados y excluir de las restricciones a algunos de los mayores emisores de gases en vías de desarrollo (China e India en particular), lo cual considera que perjudicaría gravemente la economía estadounidense.

    Otros mecanismos de Kyoto:

    Para cumplir con el Protocolo de Kyoto se establecieron además de las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero en cada país, y del comercio de emisiones, otros mecanismos como la Aplicación Conjunta (AC) y el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). En cualquier caso, estos mecanismos son suplementarios, ya que cada país ha de reducir sus emisiones.

    A tal efecto debe recordarse que estos mecanismos incluyendo el comercio de emisiones, en ningún caso, deberán anteponerse a las medidas internas para cumplir los compromisos en el marco del Protocolo.

    Se requiere que cada país ratifique el Protocolo de Kioto, para que puedan usar estos mecanismos, asumiendo así todas las cuestiones de este tratado internacional.

    • Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL):

    Este mecanismo ofrece a los gobiernos y a las empresas privadas de los países industrializados la posibilidad de transferir tecnologías limpias a países en desarrollo, mediante inversiones en proyectos de reducción de emisiones o sumideros, recibiendo de esta forma certificados de emisión que servirán como suplemento a sus reducciones internas.

    El MDL esta regido por las Partes del Protocolo a través de la Junta Ejecutiva, y las reducciones deberán ser verificadas y certificadas por entidades independientes. Para obtener la certificación de las emisiones, las partes interesadas (país industrializado y país en desarrollo receptor del proyecto) deberán demostrar una reducción real, mensurable y prolongada en el tiempo de emisiones.

    El problema estriba, principalmente, en el tipo de proyectos que se quieren llevar a cabo ya que se están presentando proyectos como captura y secuestro de carbono (CCS), sumideros de carbono o grandes infraestructuras hidráulicas, que comprometerían seriamente el desarrollo sostenible necesario para establecer las bases necesarias para ir hacia posteriores reducciones de emisiones más allá del Protocolo de Kyoto.

    Desde Greenpeace, creemos que los únicos proyectos aceptables son aquellos basados en energías renovables y mejoras en la eficiencia energética.

    • Aplicación Conjunta (AC):

    Este mecanismo permite que un país industrializado invierta en otro país industrializado para la ejecución de un proyecto encaminado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero o incrementar la absorción por los sumideros.

    El país inversor obtiene certificados para reducir emisiones a un precio menor del que le habría costado en su ámbito nacional, y el país receptor de la inversión recibe la inversión y la tecnología. En la AC pueden participar los Gobiernos, empresas y otras organizaciones privadas. Estos proyectos podrían haber entrado en funcionamiento desde el 2000, pero los certificados no serán emitidos hasta el año 2008.

    Deberán cumplirse determinados requisitos para poder hacer uso de este mecanismo, y en cualquier caso, los proyectos deberán someterse a su certificación por entidades independientes.

    Este mecanismo es similar al MDL, con la salvedad que los proyectos se realizan entre países industrializados con objetivos de reducción dentro del Protocolo de Kyoto.

    Argentina y el Protocolo de Kyoto:

    El 21 de Junio de 2001 la Cámara de Diputados de la Nación ratificó el Protocolo de Kyoto.

    La aprobación en Diputados fue el último paso para que el Congreso Nacional apruebe la ratificación del protocolo. Y de esa manera Argentina le otorga su apoyo formal a la supervivencia de ese acuerdo.

    La ratificación del protocolo es un paso positivo en defensa de ese acuerdo y un gesto de aliento a la comunidad internacional que todavía no lo ratificó.

    Capítulo II

    Capítulo II

    “Calentamiento Global”

    Historia del Calentamiento Global:

    No se sabe quién fue la primera persona en señalar el término “Calentamiento Global”, pero desde finales del siglo XIX, el geólogo Arrenos comenzó a hablar de que el aumentar del dióxido de carbono por las combustiones cerraría la ventana de radiación, lo cual traería como consecuencia el aumento de la temperatura. El dióxido de carbono tiende a impedir el enfriamiento de la tierra, absorbiendo las radiaciones que usualmente ésta emite y que escapan al espacio exterior. Como el calor que escapa es menor, la temperatura global del planeta, aumenta.

    Arrenos fue la primera persona que alertó sobre el tema. En otros términos, el calentamiento global es una palabra utilizada para sintetizar una serie de procesos de los cuales se espera que, el sistema climático (la atmósfera y los océanos y algunos otros de sus elementos) se caliente por el aumento de los gases invernaderos.

    Hace 55 millones de años la Tierra estaba en el Eoceno, durante este período, el planeta sufrió un particular calentamiento, experimentó un importante aumento en sus temperaturas debido a un cambio en los gases invernadero de la atmósfera.

    Este aumento fue de unos 5 ºC, lo cual representó uno de los más notables cambios en la temperatura en toda la historia geológica de la Tierra. Como consecuencia favorable, el aumento ayudó a que los mamíferos se dispersaran por toda la superficie terrestre, dando lugar a la evolución de los primates antecesores de los seres humanos.

    La causa de este calentamiento, fue la existencia de hidratos enterrados en los sedimentos oceánicos; el mar se calentó lo suficiente y estos hidratos (compuestos por agua y metano) se descongelaron, causando una reacción que dio lugar a la aparición del dióxido de carbono, uno de los principales gases invernadero. El CO2 cubrió toda la atmósfera provocando el efecto invernadero, causando el primer calentamiento global terrestre, que duró 100.000 años. Y desde ese entonces, las temperaturas han ido aumentado progresivamente a razón de un cuarto de grado por cada 1.000 años hasta hoy en día.

    Sin embargo, el primero en manifestar un interés por el actual problema fue Svante August Arrhenius, quien en 1903 publicó el: “Tratado de física del Cosmos”, artículo en el cual hablaba sobre la posibilidad de que la quema de combustibles fósiles incrementara la temperatura media de la Tierra. Entre otras cosas, calculaba que se necesitarían 3000 años de combustión de combustibles para que se alterara el clima del planeta, bajo la suposición de que los océanos captarían todo el CO 2 (actualmente se sabe que los océanos han absorbido un 48% del CO 2 antropogénico desde 1800). Arrhenius estimó el incremento de la temperatura del planeta cuando se doblara la concentración de dióxido de carbono de la atmósfera. Fijaba un aumento de 5 ºC y otorgaba una valoración positiva a este incremento de temperatura porque imaginaba que aumentaría la superficie cultivable y que los países del norte serían más productivos.

    En las décadas siguientes las teorías de Arrhenius fueron poco valoradas, porque se creía que el CO2 no influía en la temperatura del planeta y el efecto invernadero se atribuía exclusivamente al vapor de agua. El 19 de mayo de 1937, 35 años después de que Arrhenius publicara su teoría, Callendar (tecnólogo especialista en vapor) publicó: “La producción artificial de dióxido de carbono y su influencia en la temperatura”, artículo que corregía algunas estimaciones realizadas por Arrhenius, como por ejemplo: la capacidad de los océanos para absorber CO2. Callendar estimaba que el incremento de temperatura por año era de 0,003ºC (actualmente se estima que en la segunda mitad del siglo XX se ha producido un incremento de 0.005ºC por año).

    En los años 1940 se desarrolló la espectrofotometría de infrarrojos, que ha permitido conocer que el CO2 absorbe la luz de manera distinta al vapor de agua, incrementando notablemente el efecto invernadero. Todo esto fue resumido por Gilbert Plass en el año 1955.

    Pese a los estudios teóricos, no existían aún evidencias científicas del cambio climático. La primera evidencia científica apareció en 1958 cuando Charles Keeling empezó a representar el comportamiento del CO2 atmosférico. Usaba datos de una estación en Mauna Loa y otra en la Antártida. Un poco antes, la Organización Meteorológica Mundial ya había iniciado diversos planos de seguimiento, que tenían como objetivo, entre otras cosas, de calcular los niveles de CO2 en la troposfera.

    En 1974, aceptadas ya las hipótesis científicas, la OMM decidió crear un equipo de expertos sobre el cambio climático. Así en 1985 tuvo lugar la conferencia de Villach (Austria), donde las Naciones Unidas y el Consejo Internacional para el Medio Ambiente concluyeron que para finales del siglo XXI se podría producir un aumento en las temperaturas de entre 1,5 y 4,5ºC y un ascenso del nivel del mar entre 20 y 140cm.

    El revuelo social que produjeron todos estos estudios facilitó que en 1988 se fundara el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que en 1990, concluyo después de su primera reunión que de seguir con el ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero, se debería esperar un aumento de 0,3 ºC por decenio durante el próximo siglo (mayor que el producido durante los últimos 10.000 años).

    En 1992 se celebró en Río de Janeiro la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, también conocida como la Cumbre de la Tierra, donde más de 150 países acudieron y se logró aprobar la Convención Marco sobre el Cambio Climático para tratar de estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel aceptable.

    En 1997 se comenzó a redactar el protocolo de Kyoto sobre el cambio climático cuyo objetivo era reducir las emisiones de los principales gases de efecto invernadero: Dióxido de Carbono, Metano, Óxido Nitroso, Hexafluoruro de Azufre, Hidrofluorocarbonos y Perfluorocarbonos. Se justificó no incluir el vapor de agua entre los gases de efecto invernadero considerados. Su redacción finalizó en 1998 aunque no entró en vigor hasta noviembre de 2004 cuando fue ratificado por Rusia.

    Tras el tercer informe del IPCC, se consideró la necesidad de un nuevo protocolo más severo y con la ratificación de más países a parte del G77. Por esta razón, en 2005 se reunieron en Montreal todos los países que hasta el momento habían ratificado el protocolo de Kyoto y otros países responsables de la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero, incluyendo Estados Unidos, China e India. La negociación en Montreal proveía la redacción de unas bases para la futura negociación de un nuevo protocolo que entraría en vigor en 2012, fecha de caducidad del actual protocolo. Durante la reunión, varios países pusieron objeciones y retrasaron el preacuerdo (es el caso de Estados Unidos o Rusia) pero después de retrasar algunos días el final de la negociación se llegó a un preacuerdo.

    En Bali entre el 3 y el 13 de diciembre de 2007 se reanudaron las negociaciones y aunque no se fijaron límites para los gases de efecto invernadero, se alcanzó un acuerdo que, entre otras cosas, incentivaba la distribución de energías renovables entre los países en vías de desarrollo para que estos no basaran su crecimiento económico en la quema de combustibles fósiles.

    Definición del Calentamiento Global:

    El termino “Calentamiento global” se utiliza habitualmente en dos sentidos:

    • Es el fenómeno observado en las medidas de la temperatura que muestra en promedio un aumento en la temperatura de la atmósfera terrestre y de los océanos en las últimas décadas.

    • Es una teoría que predice, a partir de proyecciones basadas en simulaciones computacionales, un crecimiento futuro de las temperaturas.

    Calentamiento global y efecto invernadero no son sinónimos. El efecto invernadero desarrollado por la contaminación, puede ser, según algunas teorías, la causa del calentamiento global.

    La temperatura del planeta ha venido elevándose desde mediados del siglo XIX, cuando se puso fin a la etapa conocida como la pequeña edad de hielo.

    Cualquier tipo de cambio climático también implica cambios en otras variables. La complejidad del problema y sus múltiples interacciones hacen que la única manera de evaluar estos cambios sea mediante el uso de modelos computacionales, que intentan simular la física de la atmósfera y del océano, y que tienen una precisión limitada debido al desconocimiento del funcionamiento de la atmósfera.

    La teoría antropogénica predice que el calentamiento global continuará si lo hacen las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El cuerpo de la ONU encargado del análisis de los datos científicos es el: Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC: Inter-Governmental Panel on Climate Change).

    El IPCC indica que: “(...) La mayoría de los aumentos observados en las temperaturas medias del globo desde la mitad del siglo XX son muy probablemente debidos al aumento observado en las concentraciones de GEI antropogénicas.". "(...) Sin embargo, existen algunas desigualdades al respecto de que el dióxido de carbono sea el gas de efecto invernadero que más influye en el Calentamiento Global de origen antropogénico. (…)”

    El Protocolo de Kyoto, acuerdo promovido por el IPCC, promueve una reducción de emisiones contaminantes (principalmente CO2). El protocolo ha sido tachado en ciertas ocasiones de injusto, ya que el incremento de las emisiones tradicionalmente está asociado al desarrollo económico, con lo que las naciones a las que más afectaría el cumplimiento de este protocolo podrían ser aquellas zonas menos desarrolladas.

    El período sobre el que se discute la evolución de la temperatura varía, a menudo, indebidamente, según la tesis que se quiere defender. En ocasiones desde la Revolución Industrial, otras desde el comienzo de un registro histórico global de temperatura alrededor de 1860; o sobre el siglo XX, o los 50 años más recientes.

    Teorías de causas del Calentamiento Global:

    Muchas de las teorías del calentamiento global son motivo de controversia, principalmente por sus repercusiones económicas. Existe un debate social y político sobre la cuestión, en tanto que la comunidad científica internacional ha llegado a un consenso científico suficiente para exigir una acción internacional acordada para reducir sus efectos.

    Los defensores de la teoría del calentamiento global por causas antropogénicas expresan una amplia gama de opiniones, aunque la posición mayoritaria es la defendida por el IPCC, que culpa a la actividad industrial y pide la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero. Algunos científicos simplemente reconocen como datos observables los incrementos de temperatura.

    Otros apoyan medidas como el Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático, que intentan tener cierto efecto sobre el clima futuro y llevar a cabo otras medidas posteriormente. Estos piensan que el daño medioambiental tendrá un impacto tan serio que deben darse pasos inmediatamente para reducir las emisiones de CO2, a pesar de los costos económicos para las naciones. Por ejemplo Estados Unidos, que produce mayores emisiones de gases de efecto invernadero que cualquier otro país, en términos absolutos, y es el segundo mayor emisor Per cápita después de Australia.

    Los economistas también han alertado de los efectos desastrosos que tendrá el cambio climático sobre la economía mundial con reducciones de hasta un 20% en el crecimiento, cuando las medidas para evitarlo no sobrepasarían el 1%.

    También existen autores escépticos, como Bjorn Lomborg, que ponen en duda el calentamiento global, basándose en los mismos datos usados por los defensores del calentamiento global.

    La revista Scientific American (enero de 2002), dedicó un numero especial para contradecir el libro de Bjorn Lomborg, donde los autores de los reportes citados por el autor, le acusan de falsearlos o malinterpretarlos.

    Algunos científicos defienden que no están demostradas las teorías que predicen el incremento futuro de las temperaturas, argumentando que las diferencias del índice de calentamiento en el próximo siglo entre los diferentes modelos informáticos es más del 400%. Estos científicos han sido acusados de estar financiados por consorcios petroleros o presionados por sus fuentes de financiación públicas como el gobierno de los EE. UU.

    • Teoría de los cambios de temperatura:

    El clima varía por procesos naturales tanto internos como externos. Entre los primeros destacan las emisiones volcánicas, y otras fuentes de gases de efecto invernadero (como por ejemplo el metano emitido en las granjas animales). Entre los segundos pueden citarse los cambios en la órbita de la Tierra alrededor del Sol (Teoría de Milankovitch) y la propia actividad solar.

    Los especialistas en climatología aceptan que la Tierra se ha calentado recientemente (El IPCC cita un incremento de 0.6 y 0.2°C en el siglo XX). Más controvertida es la posible explicación de lo que puede haber causado este cambio. Tampoco nadie discute que la concentración de gases invernadero ha aumentado y que la causa de este aumento es probablemente la actividad industrial durante los últimos 200 años.

    También existen diferencias llamativas entre las mediciones realizadas en las estaciones meteorológicas situadas en tierra (con registros en raras ocasiones comenzados desde finales del siglo XIX y en menos ocasiones todavía de una forma continuada) y las medidas de temperaturas realizadas con satélites desde el espacio (todas comenzadas a partir de la segunda mitad del siglo XX). Estas diferencias se han atribuido a los modelos utilizados en las predicciones del aumento de temperatura existente en el entorno de las propias estaciones meteorológicas debido al desarrollo urbano (el efecto llamado Isla de calor). Dependiendo del aumento predicho por estos modelos las temperaturas observadas por estas estaciones serán mayores o menores (en muchas ocasiones incluso prediciendo disminuciones de las temperaturas).

    • Teoría de los gases invernaderos:

    La hipótesis de que los incrementos o descensos en concentraciones de gases de efecto invernadero pueden dar lugar a una temperatura global mayor o menor, fue postulada extensamente por primera vez a finales del siglo. XIX por Svante Arrhenius, como un intento de explicar las eras glaciales. Sus contemporáneos rechazaron radicalmente su teoría.

    La teoría de que las emisiones de gases de efecto invernadero están contribuyendo al calentamiento de la atmósfera terrestre ha ganado muchos asociados y algunos oponentes en la comunidad científica durante el último cuarto de siglo. El IPCC, que se fundó para evaluar los riesgos de los cambios climáticos inducidos por los seres humanos, atribuye la mayor parte del calentamiento reciente a las actividades humanas. La Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (National Academy of Sciences, NAC) también respaldó esa teoría. El físico atmosférico Richard Lindzen y otros escépticos se oponen a aspectos parciales de la teoría.

    Hay muchos aspectos sutiles en esta cuestión. Los científicos atmosféricos saben que el hecho de añadir dióxido de carbono CO2 a la atmósfera, sin efectuar otros cambios, tenderá a hacer más cálida la superficie del planeta. Pero hay una cantidad importante de vapor de agua (humedad, nubes) en la atmósfera terrestre, y el agua es un gas de efecto invernadero. Si la adición de CO2 a la atmósfera aumenta levemente la temperatura, se espera que más vapor de agua se evapore desde la superficie de los océanos. El vapor de agua así liberado a la atmósfera aumenta a su vez el efecto invernadero (El vapor de agua es un gas de invernadero más eficiente que el CO2). A este proceso se le conoce como la retroalimentación del vapor de agua (water vapor feedback en inglés). Es esta retroalimentación la causante de la mayor parte del calentamiento que los modelos de la atmósfera predicen que ocurrirá durante las próximas décadas. La cantidad de vapor de agua así como su distribución vertical son claves en el cálculo de esta retroalimentación. Los procesos que controlan la cantidad de vapor en la atmósfera son complejos de modelar y aquí radica gran parte de la incertidumbre sobre el calentamiento global.

    El papel de las nubes es también crítico. Las nubes tienen efectos contradictorios en el clima.

    Cualquier persona ha notado que la temperatura cae cuando pasa una nube en un día soleado de verano, que de otro modo sería más caluroso. Es decir: las nubes enfrían la superficie reflejando la luz del Sol de nuevo al espacio. Pero también se sabe que las noches claras de invierno tienden a ser más frías que las noches con el cielo cubierto. Esto se debe a que las nubes también devuelven algo de calor a la superficie de la Tierra. Si el CO2 cambia la cantidad y distribución de las nubes podría tener efectos complejos y variados en el clima y una mayor evaporación de los océanos contribuiría también a la formación de una mayor cantidad de nubes.

    A la vista de esto, no es correcto imaginar que existe un debate entre los que "defienden" y los que "se oponen" a la teoría de que la adición de CO2 a la atmósfera terrestre dará como resultado que las temperaturas terrestres promedio serán más altas. Más bien, el debate se centra sobre lo que serán los efectos netos de la adición de CO2, y en si los cambios en vapor de agua, nubes y demás podrán compensar y anular este efecto de calentamiento. El calentamiento observado en la Tierra durante los últimos 50 años parece estar en oposición con la teoría de los escépticos de que los mecanismos de autorregulación del clima compensarán el calentamiento debido al CO2.

    Los científicos han estudiado también este tema con modelos computarizados del clima. Estos modelos se aceptan por la comunidad científica como válidos solamente cuando han demostrado poder simular variaciones climáticas conocidas, como la diferencia entre el verano y el invierno, la Oscilación del Atlántico Norte o El Niño. Se ha encontrado universalmente que aquellos modelos climáticos que pasan estas evaluaciones también predicen siempre que el efecto neto de la adición de CO2 será un clima más cálido en el futuro, incluso teniendo en cuenta todos los cambios en el contenido de vapor de agua y en las nubes. Sin embargo, la magnitud de este calentamiento predicho varía según el modelo, lo cual probablemente refleja las diferencias en el modo en que los diferentes modelos representan las nubes y los procesos en que el vapor de agua es redistribuido en la atmósfera.

    Sin embargo, las predicciones obtenidas con estos modelos no necesariamente tienen que cumplirse en el futuro. Los escépticos en esta materia responden que las predicciones contienen exageradas oscilaciones de más de un 400% entre ellas, que hace que las conclusiones sean inválidas, contradictorias o absurdas. Los ecólogos responden que los especialistas no han sido capaces de producir un modelo de clima que no prediga que las temperaturas se elevarán en el futuro. Los escépticos discuten la validez de los modelos teóricos basados en sistemas de ecuaciones diferenciales, que son sin embargo un recurso común en todas las áreas de la investigación de problemas complejos difíciles de reducir a pocas variables, cuya incertidumbre es alta siempre por la simplificación de la realidad que el modelo implica y por la componente caótica de los fenómenos implicados. Los modelos evolucionan poniendo a prueba su relación con la realidad prediciendo evoluciones ya pasadas y, gracias a la creciente potencia de los ordenadores, aumentando la resolución espacial y temporal, puesto que trabajan calculando los cambios que afectan a pequeñas parcelas de la atmósfera en intervalos de tiempo discretos.

    Las industrias que utilizan el carbón como fuente de energía, los tubos de escape de los automóviles, las chimeneas de las fábricas y otros subproductos gaseosos procedentes de la actividad humana contribuyen con cerca de 22.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (correspondientes a 6.000 millones de toneladas de carbón puro) y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera terrestre cada año. La concentración atmosférica de CO2 se ha incrementado hasta un 31% por encima de los niveles preindustriales, desde 1750. Esta concentración es considerablemente más alta que en cualquier momento de los últimos 420.000 años, el período del cual han podido obtenerse datos fiables a partir de núcleos de hielo. Se cree, a raíz de una evidencia geológica menos directa, que los valores de CO2 estuvieron a esta altura por última vez hace 40 millones de años. Alrededor de tres cuartos de las emisiones antropogénicas de CO2 a la atmósfera durante los últimos 20 años se deben al uso de combustibles fósiles. El resto es predominantemente debido a usos agropecuarios, en especial deforestación.

    Los gases de efecto invernadero toman su nombre del hecho de que no dejan salir al espacio la energía que emite la Tierra, en forma de radiación infrarroja, cuando se calienta con la radiación procedente del Sol, que es el mismo efecto que producen los vidrios de un invernadero de jardinería. Aunque éstos se calientan principalmente al evitar el escape de calor por convección.

    El efecto invernadero natural que suaviza el clima de la Tierra no es cuestión que se incluya en el debate sobre el calentamiento global. Sin este efecto invernadero natural las temperaturas caerían aproximadamente 30ºC. Los océanos podrían congelarse, y la vida, tal como la conocemos, sería imposible. Para que este efecto se produzca, son necesarios estos gases de efecto invernadero, pero en proporciones adecuadas. Lo que preocupa a los climatólogos es que una elevación de esa proporción producirá un aumento de la temperatura debido al calor atrapado en la baja atmósfera.

    Los incrementos de CO2 medidos desde 1958 en Mauna Loa muestran una concentración que se incrementa a una tasa de cerca de 1.5 ppm por año. De hecho, resulta evidente que el incremento es más rápido de lo que sería un incremento lineal. El 21 de marzo del 2004 se informó de que la concentración alcanzó 376 ppm (partes por millón). Los registros del Polo Sur muestran un crecimiento similar al ser el CO2 un gas que se mezcla de manera homogénea en la atmósfera.

    • Teoría de la variación solar:

    Se han propuesto varias hipótesis para relacionar las variaciones de la temperatura terrestre con las variaciones de la actividad solar, que han sido refutadas por los físicos Terry Sloan y Arnold W. Wolfendale. La comunidad meteorológica ha respondido con desconfianza, en parte, porque las teorías de esta naturaleza han sufrido idas y venidas durante el curso del siglo XX. Sami Solanki, director del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, en Göttingen (Alemania), ha dicho:

    “El Sol está en su punto álgido de actividad durante los últimos 60 años, y puede estar ahora afectando a las temperaturas globales. (...) Las dos cosas: el Sol más brillante y unos niveles más elevados de los así llamados "gases de efecto invernadero", han contribuido al cambio de la temperatura de la Tierra, pero es imposible decir cuál de los dos tiene una incidencia mayor.”

    Willie Soon y Sallie Baliunas del Observatorio de Harvard correlacionaron recuentos históricos de manchas solares con variaciones de temperatura. Observaron que cuando ha habido menos manchas solares, la Tierra se ha enfriado, y que cuando ha habido más manchas solares, la Tierra se ha calentado, aunque, ya que el número de manchas solares solamente comenzó a estudiarse a partir de 1700, el enlace con el período cálido medieval es, como mucho, una especulación.

    Las teorías han defendido normalmente uno de los siguientes tipos:

    • Los cambios en la radiación solar afectan directamente al clima. Esto es considerado en general improbable, ya que estas variaciones parecen ser pequeñas.

    • Las variaciones en el componente ultravioleta tienen un efecto. El componente UV varía más que el total.

    • Efectos mediados por cambios en los rayos cósmicos (que son afectados por el viento solar, el cual es afectado por el flujo solar), tales como cambios en la cobertura de nubes.

    Aunque pueden encontrarse a menudo correlaciones, el mecanismo existente tras esas correlaciones es materia de especulación. Muchas de estas explicaciones supuestas han salido mal paradas del paso del tiempo, y en un artículo “Actividad solar y clima terrestre”, un análisis de algunas pretendidas correlaciones, Peter Laut demuestra que hay errores en algunas de las más populares, notablemente en las de Svensmark y Lassen.

    En 1991 Knud Lassen, del Instituto Meteorológico de Dinamarca, en Copenhague, y su colega Eigil Friis-Christensen, encontraron una importante correlación entre la duración del ciclo solar y los cambios de temperatura en el Hemisferio Norte. Inicialmente utilizaron mediciones de temperaturas y recuentos de manchas solares desde 1861 hasta 1989, pero posteriormente encontraron que los registros del clima de cuatro siglos atrás apoyaban sus hallazgos. Esta relación aparentemente explicaba, de modo aproximado, el 80% de los cambios en las mediciones de temperatura durante ese período. Sallie Baliuna, un astrónomo del Centro Harvard-Smithsoniano para la astrofísica (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics), se encuentra entre los que apoyan la teoría de que los cambios en el Sol "pueden ser responsables de los cambios climáticos mayores en la Tierra durante los últimos 300 años, incluyendo parte de la reciente ola de calentamiento global".

    Sin embargo, el 6 de mayo de 2000 la revista New Scientist informó que Lassen y el astrofísico Peter Thejil habían actualizado la investigación de Lassen de 1991 y habían encontrado que, a pesar de que los ciclos solares son responsables de cerca de la mitad de la elevación de temperatura desde 1900, no logran explicar una elevación de 0,4 ºC desde 1980:

    “Las curvas divergen a partir de 1980 y se trata de una desviación sorprendentemente grande. Algo más está actuando sobre el clima. “(...) Tiene las “huellas digitales” del efecto invernadero (…)”.

    Posteriormente, en el mismo año, Peter Stoff y otros investigadores de Centro Hadley, en el Reino Unido, publicaron un artículo en el que dieron a conocer el modelo de simulación hasta la fecha más exhaustivo sobre el clima del Siglo XX. Su estudio prestó atención tanto a los agentes forzadores naturales (variaciones solares y emisiones volcánicas) como al forzamiento antropogénico (gases invernadero y aerosoles de sulfato). Al igual que Lassen y Thejil, encontraron que los factores naturales daban explicación al calentamiento gradual hasta aproximadamente 1960, seguido posteriormente de un retorno a las temperaturas de finales del siglo XIX, lo cual era consistente con los cambios graduales en el forzamiento solar a lo largo del siglo XX y la actividad volcánica durante las últimas décadas.

    Sin embargo, estos factores no podían explicar por sí solos el calentamiento en las últimas décadas. De forma similar, el forzamiento antropogénico, por sí solo, era insuficiente para explicar el calentamiento entre 1910-1945, pero era necesario para simular el calentamiento desde 1976. El equipo de Stott encontró que combinando todos estos factores se podía obtener una simulación cercana a la realidad de los cambios de temperatura globales a lo largo del siglo XX. Predijeron que las emisiones continuadas de gases invernadero podían causar incrementos de temperatura adicionales en el futuro "a un ritmo similar al observado en las décadas recientes".

    Causas del Calentamiento Global:

    Los datos científicos más recientes confirman que el clima de la Tierra está cambiando rápidamente. Las temperaturas mundiales aumentaron aproximadamente 1 grado Fahrenheit en el transcurso del último siglo, y es probable que aumenten aún más rápido en las próximas décadas. ¿Cuál es la causa? Una capa cada vez más gruesa de contaminación por dióxido de carbono y otros gases invernadero, principalmente de las plantas generadoras de energía y los automóviles, que atrapa el calor en la atmósfera. El Panel Intergubernamental para el Cambio del Clima (IPCC por sus siglas en inglés), un grupo de los principales investigadores del clima en el mundo, considera que hay más del 90% de probabilidades de que la mayor parte del calentamiento durante los últimos 50 años haya ocurrido debido a emisiones de gases invernadero que atrapan el calor causadas por los seres humanos.

    Gracias a la presencia en la atmósfera de CO2 y de otros gases responsables del efecto invernadero, parte de la radicación solar que llega hasta la Tierra es retenida en la atmósfera. Como resultado de esta retención de calor, la temperatura promedio sobre la superficie de la Tierra alcanza unos 15,56ºC, lo que es favorable para el desarrollo de la vida en el planeta. No obstante, como consecuencia de la quema de combustibles fósiles y de otras actividades humana asociadas al proceso de industrialización, la concentración de estos gases en la atmósfera ha aumentado de forma considerable en los últimos años. Esto ha ocasionado que la atmósfera retenga más calor de lo debido, y es la causa de lo que hoy conocemos como el calentamiento o Cambio Climático Global.

    Consecuencias del Calentamiento Global:

    Las temperaturas globales han aumentado 0.6 grados centígrados durante los últimos 140 años. Puede que esta cantidad suene insignificante, pero si las temperaturas continúan aumentando a este paso, las consecuencias para el 2050 serían catastróficas.

    Inundaciones, el avance de desiertos a través de Europa, terremotos y gigantescas oleadas son sólo algunos de los desastres que podríamos esperar.

    En el año 2000, una de cada 30 personas alrededor del mundo fue afectada por catástrofes naturales. Los investigadores consideran que muchos de esos incidentes se debieron al clima y esta situación empeorará en el futuro. Dentro de 50 años, tormentas de viento, inundaciones y sequías nos afectarán a todos.

    • Consecuencias marítimas:

    Nuestros océanos juegan un rol fundamental en el control del clima de la tierra. Debido a que el agua es 1.000 veces más densa que el aire y retiene el calor cuatro veces más (esta propiedad conocida es conocida como “inercia térmica”), los océanos almacenan grandes cantidades de calor. Las corrientes del océano transportan calor alrededor del globo, en forma similar al sistema de calefacción de una casa. Sin embargo, mares más calientes también significa la devastación de los ecosistemas submarinos.

    Las crecientes temperaturas están teniendo un efecto desastroso en el coral. En 1998 los científicos anunciaron que la mayoría del coral está muriendo. De hecho, grandes fajas de coral han desaparecido ya de la costa de Florida.

    Otra consecuencia inmediata son los deshielos de las zonas polares, que incrementaran la proporción de agua dulce en el planeta, además, el nivel del agua crecerá hasta diez centímetros cada veinticinco años aproximadamente, afectando a los países que poseen zonas costeras muy amplias, los cuales su clima es regido por el mar.

    La barrera actúa como un rompeolas que provee protección a las islas y a las costas de las violentas tormentas del mar abierto, particularmente durante la temporada de huracanes. Por supuesto es la temperatura del océano lo que también genera los huracanes, las tormentas más poderosas y temidas del trópico.

    • Terremotos y Tsunamis:

    Los geólogos creen que el ascendente nivel del mar tendrá implicaciones añadidas que podrían ser más decisivas que el clima. El peso adicional de millones de kilómetros cúbicos de agua podría causar tensión en los puntos más débiles de la corteza terrestre, conocida como litosfera por lo expertos.

    Esto podría precipitar terremotos y erupciones volcánicas, así como fallas geológicas que causarían devastación local y mandarían gases dañinos y escombros a la atmósfera. Existen también mayores riesgos de tsunamis. Estas olas gigantes son generadas por terremotos submarinos y pueden viajar miles de kilómetros alrededor del océano a velocidades de 800 kilómetros por hora. Aparecen sin previo aviso y con olas de hasta 30 metros de altura.

    Los geólogos predicen que el volcán de La Palma en las Canarias podría explotar en algún momento en el futuro. El resultado podría mandar un mega tsunami de 500 metros de altura a través del Atlántico que podría tragarse partes del Reino Unido.

    El calentamiento global es un fenómeno mundial. Continentes, países, municipios y comunidades podrían estar a miles de kilómetros de distancia, pero nadie vive totalmente aislado. Las repercusiones de la conducta irresponsable del hombre y los desastres naturales resultantes, nos afectan y afectarán a todos.

    • Glaciares:

    En Alaska, la temperatura ya ha aumentado hasta -15°C, lo cual representa un enorme peligro que está causando el derretimiento de los glaciares.

    Por ejemplo, en el parque King George, en el glaciar Exit, se ha registrado un retroceso del hielo a razón de 4 metros cada año. Ahora ya se puede observar el lecho de roca que tiempo atrás estaba cubierto por una gruesa capa de hielo. En el mismo parque, en el glaciar College, el hielo se ha reducido unos 3 kilómetros desde 1965. La reducción de estos glaciares indica que en 45 años, ya no habrá ningún glaciar en el parque King George.

    En otra zona helada de Alaska, en Perform, existía una dura mezcla de hielo, heno y tierra, ahora, se registra una temperatura de 0°C, por ello, esta mezcla ya se está derritiendo; y si el hielo de esta zona se derrite, puede abrir el suelo, lo cual ocasionaría que las tuberías de petróleo allí encontradas puedan romperse.

    Otras regiones árticas también han comenzado a sentir las consecuencias del efecto invernadero. En el oeste de Canadá y el este de Rusia se ha registrado la pérdida de un millón de kilómetros cuadrados de superficie helada desde 1974.

    Si esta tendencia perdura la masa helada del norte perderá entre el 50% y el 100% de su superficie actual antes de finales de siglo, dependiendo de la intensidad del calentamiento global, lo que significa que el Ártico está mucho más afectado por el impacto humano sobre la naturaleza que otras regiones del globo.

    Esto representa un riego temido por las empresas energéticas en Rusia, pues existe la posibilidad de que una central nuclear rusa, situada cerca de Mourmansk, resulte amenazada, así como que los oleoductos de Alaska y Rusia se pongan asimismo en peligro por la posibilidad de que el suelo helado actual, como ya se ha mencionado, se vuelva inestable.

    Menos Finlandia, todos los países limítrofes del Ártico poseen terminales petrolíferas que son fundamentales para el suministro de petróleo en Occidente. Estas zonas petrolíferas ya han sido víctimas del aumento en la temperatura, pues en 1994 se produjeron fugas de petróleo en la región rusa de Usinsk que arrojaron 116 millones de toneladas de petróleo bruto, causando muchos daños graves a toda la región

    En latitudes tan extremas los ecosistemas de la tundra y la taiga son altamente sensibles a la contaminación por crudo. Los oleoductos de la región están dispuestos en la superficie de tierras agrícolas, mal construidos y con pobre mantenimiento, por lo que ya sufren fugas regulares. Los efectos de este tipo de contaminación por crudo se prolongan durante décadas.

    En el Ártico el petróleo contamina más tiempo debido a las bajas temperaturas, que disminuyen la evaporación del crudo. Además, la ausencia de luz durante una gran parte del año polar disminuye la radiación de los rayos ultravioletas necesarios para la descomposición del petróleo.

    Todo se conjuga para aumentar el daño en una región tan sensible. Durante el invierno, el hielo y la nieve mantienen estable el petróleo, pero a partir de la primavera el deshielo libera al crudo, fenómeno que se amplifica con el aumento de la temperatura invernal.

    Pero Alaska no es el único lugar donde los glaciares están desapareciendo, en Cusco, una zona rural alta del Perú, que forma parte de los Andes, muestra evidencias notables de que también el deshielo está presente en Sudamérica.

    Estudios realizados en la zona de Kalkalla, muestran que el glaciar Qori Kalis se ha reducido de 1963 a 1978 a un ritmo de 3 900 metros anuales, desde 1978 a 1991 la zona de hielo ha retrocedido 7 300 metros cada año, y sorprendentemente, de 1993 al 2004 el glaciar se reduce a razón de 35 000 metros año tras año transcurrido; al saber esto, sabemos que el deshielo no sólo continúa, sino también que se ha estado acelerando los últimos 35 años muy notablemente. Los científicos han predicho que en 50 años, el glaciar Qori Kalis podría desaparecer.

    Así mismo, en el monte Kenia el 40% del hielo se ha derretido desde 1963; en 1972 en Venezuela había seis glaciares, y hasta 1998 ya sólo existían dos, por lo que para el año 2015, no habrá mas hielo en esas zonas.

    • Zonas boscosas:

    Cuando los hielos se derriten, el aumento en el nivel del nivel del mar no es la prioritaria consecuencia, los bosques también padecen al calentamiento global.

    Un ejemplo nos lo dan los 48 millones de hectárea de bosques en Alaska. Estos bosques están desapareciendo gradualmente porque algunos insectos, principalmente los escarabajos han incrementado su población. Es casi imposible creer que un simple insecto esté acabando con miles de hectáreas boscosas, pero las evidencias no son falsas, estos escarabajos proliferan en ambientes cálidos, y con el aumento en la temperatura llegan a prosperar hasta llegar a ser una verdadera plaga, que está atacando principalmente a los abetos.

    Estas plagas se han manifestado en Kenai, donde los escarabajos invadieron todas las cabañas de los campesinos, obligándolos a irse de la zona. Además, se pudo comprobar que los escarabajos acabaron con un millón de hectáreas, por lo que actualmente, Kenai es sólo un área de ramas y troncos secos.

    Donde también los bosques y selvas se están reduciendo, es en Indonesia, donde en los últimos años se han presentado múltiples sequías, en contraste con las inundaciones presentadas en el este de África, donde las incesantes lluvias han ocasionado epidemias de cólera, la incomunicación de pueblos y la prolongación de la malaria.

    • Pérdida de información:

    En el momento en que se derriten los glaciares y los hielos de las altas montañas desaparecen, ocurre una gran pérdida de acervo histórico.

    Cuando la nieve llega a la superficie terrestre, trae consigo una considerable cantidad de polen, polvo, cenizas volcánicas y partículas de gases invernadero. Al solidificarse y convertirse en hielo, es posible adquirir por medio de taladros, los llamados “núcleos de hielo”, que son masas cilíndricas de hielo obtenidas de cortes transversales de la superficie congelada.

    Los núcleos son el mejor archivo climatológico para estudiar el clima mundial, pues llegan a contener información de hasta medio millón de años atrás. Lamentable, cuando los hielos comienzan a derretirse, consecuencia lógica del calentamiento global, ya es imposible poder obtener estos núcleos, y por lo tanto, se está perdiendo una información muy valiosa.

    • Clima:

    El Calentamiento Global ha ocasionado un aumento en la temperatura promedio de la superficie de la Tierra. A causa de la fusión de porciones del hielo polar, el nivel del mar sufrió un alza de 20,32 centímetros durante el pasado siglo, y se estima que habrá de continuar aumentando. La magnitud y frecuencia de las lluvias también ha aumentado debido a un incremento en la evaporación de los cuerpos de agua superficiales ocasionado por el aumento en temperatura. Los científicos estiman que la temperatura promedio de la superficie terrestre puede llegar a aumentar hasta 15.28ºC en el transcurso de los próximos 50 años (2001-2050), y hasta 12,22ºC durante este siglo. Este incremento en la evaporación de agua resultara en un aumento en la intensidad y frecuencia de los huracanes y tormentas. También será la causa de que la humedad del suelo se reduzca debido al alto índice de evaporación, y que el nivel del mar aumente un promedio de casi 0,61 metros en las costas del continente americano y el Caribe.

    • Salud:

    Un aumento en la temperatura de la superficie de la Tierra traerá como consecuencia un aumento en las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, las enfermedades infecciosas causadas por mosquitos y plagas tropicales, y en la postración y deshidratación debida al calor. Los sistemas cardiovasculares y respiratorios se afectan debido a que, bajo condiciones de calor, la persona debe ejercer un esfuerzo mayor para realizar cualquier actividad, poniendo mayor presión sobre dichos sistemas. Por otra parte, como las zonas tropicales se extenderán hacia latitudes mas altas, los mosquitos y otras plagas responsables del dengue, la malaria, el cólera y fiebre amarilla en los trópicos afectaran a una porción mayor de la población de mundo, aumentando el numero de muertes a causas de estas enfermedades.

    • Calidad de aguas superficiales:

    A pesar de que incrementara la magnitud y frecuencia de eventos de lluvia, el nivel de agua en los lagos y ríos disminuirá debido a la evaporación adicional causada por el aumento en la temperatura. Algunos ríos de flujo permanente podrían secarse durante algunas épocas del año, y ríos cuyas aguas se utilizan para la generación de energía eléctrica sufrirán una reducción en la productividad. El aumento en temperatura aumentara la demanda por agua potable, pero reducirá los niveles de producción de los embalses ya que los niveles de agua bajaran.

    Al disminuir el nivel de agua en lagos, embalses, ríos y quebradas, el efecto potencial de los contaminantes será mayor, ya que aumentara su concentración relativa al agua presente en los mismos. Al aumentar la magnitud y frecuencia de las lluvias, aumentara también la incidencia e intensidad de inundaciones, así como la sedimentación de cuerpos de agua producto de la alta escorrentía y la baja humedad del terreno. Los humedales de tierra adentro, ecosistemas acuáticos poco profundos, también se reducirán de tamaño debido a la evaporación.

    • Calidad de aguas subterráneas:

    Un acuífero es una fuente de abastos de agua subterránea. El nivel superior del agua en un acuífero se conoce como el nivel freático. Como consecuencia del aumento en temperatura, el nivel freático bajara debido a la evaporación, disminuyendo asi la cantidad de agua disponible en el acuífero. Por otra parte, al aumentar el nivel del mar, el agua salada podría penetrar hacia los acuíferos costeros, haciendo que sus aguas se salinicen y no sean aptas para el consumo humano.

    • Ecosistemas terrestres:

    Como consecuencia del calentamiento global, la región tropical se extenderá hacia latitudes mas altas, y la región de los bosques de pinos se extenderá hacia regiones que hoy forman parte de la tundra y la taiga. De perder los suelos su humedad por efecto de la evaporación, muchas áreas ahora cubiertas de vegetación podrían quedar secas, ensanchándose la región desértica del planeta. En las llanuras continentales, la escasez de agua causada por el aumento de a temperatura podría convertir estas regiones (como La Pampa, en Argentina, y las grandes llanuras de Norte America) en terrenos no aptos para la ganadería, principal renglón de la economía para los habitantes de estas regiones.

    • Ecosistemas costeros:

    Los ecosistemas costeros: manglares, arrecifes de coral, sistemas playeros, estuarios, y otros. Se afectarían significativamente, ya que un alza en el nivel del mar inundaría las áreas de humedales costeros, causaría un aumento en la erosión costera y salinizaría las aguas en la parte baja de los ríos y en los acuíferos costeros. Las edificaciones muy cercanas a la costa podrían verse afectadas por la acción del oleaje, que podría socavar sus cimientos. Los arrecifes de coral cuya función es la de proteger a los manglares y playas del oleaje y la erosión costera, quedarían a mayor profundidad bajo el mar. También se afectaría la entrada de luz solar hasta el fondo del arrecife, afectando así los procesos de fotosíntesis de especies esenciales para la vida del coral, así como su capacidad de detener el oleaje y evitar que impacte la costa.

    • La agricultura:

    Debido a la evaporación de agua de la superficie del terreno y al aumento en la magnitud y frecuencia de lluvias e inundaciones, los suelos se tornaran mas secos y perderán nutrientes con mayor facilidad al éstos ser removidos por la escorrentía. Esto cambiaria las características del suelo, haciendo necesario que los agricultores se ajusten a las nuevas condiciones. La necesidad de recurrir a la irrigación será esencial durante las épocas de sequía, que debido a la evaporación serán mas comunes que al presente. Las temperaturas más elevadas también propiciaran la reproducción de algunos insectos como la mosca blanca y las langostas (un tipo de esperanza), que causan enfermedades de plantas y afectan la producción de cultivos.

    • La flora y la fauna:

    Debido a los cambios climáticos y a los cambios en los ecosistemas terrestres, la vegetación característica de cada región se vera afectada. Los bosques de pinos se desplazaran hacia latitudes más altas, la vegetación tropical se extenderá sobre una franja mas ancha de a superficie terrestre, y la flora típica de la tundra y la taiga ocupara un área más reducida. Como consecuencia, al alterarse la vegetación característica de muchas reservas naturales, así designadas para proteger el habitar de especies amenazadas, estas reservas podrían dejar de ser el hábitat ideal para las mismas, ocasionando su extinción. De igual manera, al ocurrir el proceso de desertificación en algunas áreas también se destruirá el hábitat de muchas especies, causando su extinción.

    En cuanto a los hábitats acuáticos, al aumentar la temperatura de los cuerpos de agua superficiales la concentración de oxigeno disuelto presente en los mismos se reducirá. Esto hará que algunas de las especies acuáticas no puedan sobrevivir bajo estas condiciones, causando su eliminación en dichos cuerpos de agua. De afectarse los estuarios y manglares por el exceso de salinización y el oleaje, muchas especies de animales que inician su vida allí tampoco subsistirán.

    • Más olas calurosas:

    Con la subida de cada 3 grados centígrados de la temperatura por término medio, el número de ataques de olas calurosas aumentaría de 3 a 8 veces en las zonas de Sudamérica, afirman informes climáticos. Las estadísticas de la OMS han demostrado que el número de los muertos por el cambio climático ha alcanzado los 60.000 anuales. Sólo en Europa las olas calientes de 2003 se tragaron la vida de 30.000 personas. En adelante, las olas calurosas del verano se harán posiblemente más numerosas, más graves y más duraderas, para no hablar ya de otras calamidades como incendios de bosques.

    • Pérdidas económicas:

    Las estadísticas han demostrado que las calamidades climáticas de importancia en los años 1990 fueron cinco veces las ocurridas en los años 1950 del siglo XX, y las pérdidas aumentaron de 4.000 millones de dólares a 29.000 millones de dólares anualmente. Y las pérdidas de esta índole seguirán aumentando sin duda alguna.

    Consecuencias en Argentina:

    Aumento de lluvias y de sequías, incremento de las temperaturas máximas y promedio, pérdida de tierras costeras e intrusión del agua salada en sus recursos hídricos son algunos de los fenómenos que los modelos climáticos permiten pronosticar para las próximas décadas.

    Según estudios del doctor Juan Carlos Labraga, investigador del Centro Nacional Patagónico y especialista internacionalmente reconocido en el tema, aunque la previsión en este caso es compleja, existe consenso sobre ciertos parámetros. Los escenarios indican que el mayor calentamiento se produciría en el Noroeste. En verano, la máxima diaria podría incrementarse en 1,2 a 4,2 grados. Con respecto a las precipitaciones, en verano y otoño, el sur y la región occidental (al oeste del meridiano de 67ºC) experimentarán una disminución de las precipitaciones. Pero la oriental experimentará el fenómeno contrario, particularmente en el norte de la Mesopotamia. En invierno y primavera, la zona norte experimentará aumento de lluvia, pero en Cuyo y el norte de la Patagonia, disminución.

    Traducidos a hechos concretos, estos parámetros tienen inquietantes implicancias. "En lo que respecta a la Argentina, no cabe duda de que su territorio, árido y semiárido en más del 50% de su extensión, sufrirá las consecuencias del incremento de temperatura y la fusión de glaciares y del hielo continental", afirma el doctor Osvaldo Canziani, codirector del Grupo de Trabajo II del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

    Según el científico, los cambios en la distribución e intensidad de las lluvias, así como el incremento de la sequedad debido al aumento de la evapotranspiración real, impondrán restricciones a la agricultura, particularmente por los problemas derivados de los cambios en las precipitaciones y por la disminución del hielo de los glaciares.

    Sin embargo, los efectos de la alteración del metabolismo terrestre no son directos y unidireccionales. "Si bien las redes de observación de las cantidades de precipitación total, líquida y sólida muestran serias deficiencias, los trabajos de investigadores locales han permitido comprobar incrementos del orden del 35 % en las precipitaciones al oeste de la pampa húmeda y, como consecuencia, un notable mejoramiento de las tierras de cultivo y pastoreo. Esto sugeriría un impacto beneficioso del calentamiento terrestre, siempre y cuando pudiéramos hacer una evaluación integrada de los efectos positivos en el riego natural y los problemas de inundación."

    El Estudio de vulnerabilidad y mitigación relacionada con el impacto del cambio global sobre la producción agrícola, elaborado por el INTA, con la cooperación del Centro de Investigación del Mar y la Atmósfera, del Conicet, muestra que en la región pampeana una elevación de la concentración de dióxido de carbono con el correspondiente aumento en la temperatura en superficie modificaría los rendimientos potenciales de cultivos anuales.

    Las extrapolaciones indican que la producción de soja se incrementaría de un 13 % a un 41 %, la de maíz se reduciría entre 0 % y 18%; mientras que el trigo y el girasol podrían alcanzar desde incrementos del 10 % a reducciones del 16 %, en el caso del trigo, y del 4 %, en el caso del girasol. Es más, un modelo desarrollado por la NASA ubica a la Argentina como un país cuya producción agrícola total podría aumentar entre 2 y 5 por ciento.

    Pero la situación en las regiones más áridas, como la Patagonia y el centro oeste (Cuyo), dependerá de la disponibilidad futura de agua. Las evaluaciones del IPCC muestran que la mayoría de los glaciares andinos tenderán a desaparecer hacia el año 2100, mientras que los glaciares patagónicos se mantendrán hasta entrados el siglo XXII, por lo tanto la disponibilidad de agua en estas regiones dependerá de las lluvias y nevadas futuras. "En este sentido, cabe recordar que durante la sequía de 1960 la carencia de agua originó en Mendoza la pérdida del 35 % del PBI". "Esta situación, sumada al aumento de la población, podría limitar gravemente la importante producción fruti hortícola de Mendoza, afectar la producción de energía hidráulica y reducir la disponibilidad de agua potable.

    Con respecto al aumento del nivel medio del mar, podría ser de entre 15 y 88 cm. Las pérdidas en las costas argentinas alcanzarían valores del orden de 5000 millones de dólares (aproximadamente el 5% del PBI) y de unos 3400 km2 de tierras.

    Otras de las tantas consecuencias que se ven hoy en día son:

    • Entre 1956 y 1991, al este de los Andes, entre 20° S y 40° S, el incremento en las precipitaciones medias anuales fue más del 10 % en la mayor parte del territorio argentino y en algunas zonas, mayor al 40 %.

    • Los cambios en las precipitaciones han puesto en crisis mucha de la infraestructura hídrica y vial que fuera dimensionada para un clima que ya no existe.

    • Las regiones, donde se han producido las mayores tendencias positivas son el oeste de la Provincia de Buenos Aires y este de La Pampa y en el Noreste. En la diagonal que une estas regiones (sur de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) las tendencias positivas han sido muy marcadas desde la década de 1970, en el este y centro de la Argentina, ha habido una tendencia hacia precipitaciones extremas mas frecuentes.

    • Como consecuencia del aumento de la precipitación media anual y de los cambios tecnológicos se ha extendido hacia el oeste la frontera agrícola en lo que antes era parte de la zona semiárida del país, generándose así una considerable renta agropecuaria adicional. La expansión de la agricultura en algunas áreas, aunque exitosa desde el punto de vista económico se realizó a expensas del medio ambiente afectando los ecosistemas y la biodiversidad.

    • Otras áreas han comenzado a inundarse con frecuencia o en ciertos casos están bajo inundación permanente. Esto ocurre en parte de Santa Fe, oeste y centro de Buenos Aires y en Corrientes.

    • En los valles aluviales de los tres grandes ríos de la cuenca del Plata se producen inundaciones por crecidas casi siempre originadas por precipitaciones extraordinarias en territorio brasileño y paraguayo. Estas inundaciones se han hecho más frecuentes desde mediados de la década del 70.

    • Un estudio del Banco Mundial indica que las pérdidas económicas asociadas a inundaciones llegan a causar en la Argentina costos superiores al 1 % del PBI anual.

    • En contraste, en los últimos 40 años, simultáneamente con la aceleración del calentamiento global se ha registrado el retroceso de los glaciares cordilleranos y de los caudales de los ríos de Cuyo, Comahue y la Patagonia.

    Relación entre el calentamiento global y la reducción de Ozono:

    Aunque se menciona frecuentemente en la prensa popular una relación entre el calentamiento global y la reducción de ozono, esta conexión no es fuerte.

    Existen tres áreas de enlace:

    • El calentamiento global producido por el forzamiento radiactivo por CO2 se espera que enfríe (quizás sorprendentemente) la estratosfera. Esto a cambio, podría darnos lugar a un incremento relativo en la reducción de ozono, y en la frecuencia de agujeros de ozono.

    • A la inversa, la reducción de ozono representa un forzamiento radiactivo del sistema climático. Hay dos efectos opuestos: La reducción de la cantidad de ozono permite la penetración de una mayor cantidad de radiación solar, la cual calienta la troposfera. Pero una estratosfera más fría emite menos radiaciones de onda larga, tendiendo a enfriar la troposfera. En general, el enfriamiento predomina. El IPCC concluye que las pérdidas estratosféricas de ozono durante las dos décadas pasadas han causado un forzamiento negativo del sistema de la superficie troposférica.

    • Una de las predicciones más sólidas de la teoría del calentamiento global es que la estratosfera debería enfriarse. Sin embargo, y aunque este hecho ha sido observado, es difícil atribuirlo al calentamiento global (por ejemplo, el calentamiento inducido por el incremento de radiación solar podría no tener este efecto de enfriamiento superior), debido a que un enfriamiento similar es causado por la reducción de ozono.

    Capítulo III

    Capítulo III

    “Efecto Invernadero”

    Introducción:

    La temperatura de nuestro planeta es perfecta para la vida. Ni demasiada fría, como Venus, ni demasiada caliente, como Marte. Gracias a estas condiciones, la vida se extiende por todos sitios. La Tierra recibe el calor del Sol. Algunos gases de la atmósfera la retienen y evitan que parte de este calor se escape de retorno al espacio.

    Hoy día esta situación de equilibrio delicado esta en peligro a causa de la contaminación de la atmósfera, que provoca que los gases retengan mucho calor cerca de la superficie. Las temperaturas de todo el planeta han aumentado en el último siglo y esto podría provocar un cambio climático a nivel mundial.

    El aumento del nivel del mar y otros cambios en el medio ambiente representan una amenaza para todos los seres vivos.

    El termino efecto invernadero hace referencia al fenómeno por el cual la Tierra se mantiene caliente y también al calentamiento general del planeta. Para mantener las condiciones ambientales óptimas para la vida es indispensable que entendamos las relaciones complejas que se establecen entre la Tierra y la atmósfera.

    El efecto invernadero:

    La atmósfera de la Tierra está compuesta de muchos gases. Los más abundantes son el nitrógeno y el oxígeno (este último es el que necesitamos para respirar). El resto, menos de una centésima parte, son gases llamados "de invernadero". No los podemos ver ni oler, pero están allí. Algunos de ellos son el dióxido de carbono, el metano y el dióxido de nitrógeno.

    En pequeñas concentraciones, los gases de invernadero son vitales para nuestra supervivencia. Cuando la luz solar llega a la Tierra, un poco de esta energía se refleja en las nubes; el resto atraviesa la atmósfera y llega al suelo. Gracias a esta energía, por ejemplo, las plantas pueden crecer y desarrollarse.

    Pero no toda la energía del Sol es aprovechada en la Tierra; una parte es "devuelta" al espacio. Como la Tierra es mucho más fría que el Sol, no puede devolver la energía en forma de luz y calor. Por eso la envía de una manera diferente, llamada "infrarroja". Un ejemplo de energía infrarroja es el calor que emana de una estufa eléctrica antes de que las barras comiencen a ponerse rojas.

    Los gases de invernadero absorben esta energía infrarroja como una esponja, calentando tanto la superficie de la Tierra como el aire que la rodea. Si no existieran los gases de invernadero, el planeta sería, cerca de 30 grados más frío de lo que es ahora. En esas condiciones, probablemente la vida nunca hubiera podido desarrollarse. Esto es lo que sucede, por ejemplo, en Marte.

    En el pasado, la Tierra pasó diversos periodos glaciales. Hoy día quedan pocas zonas cubiertas de hielo. Pero la temperatura mediana actual es solo 4 ºC superior a la del ultimo periodo glacial, hace 18000 años.

    Marte tiene casi el mismo tamaño de la Tierra, y está a una distancia del Sol muy similar, pero es tan frío que no existe agua líquida (sólo hay hielo), ni se ha descubierto vida de ningún tipo. Esto es porque su atmósfera es mucho más delgada y casi no tiene gases de invernadero. Por otro lado, Venus tiene una atmósfera muy espesa, compuesta casi en su totalidad por gases de invernadero. ¿El resultado? Su superficie es 500ºC más caliente de lo que sería sin esos gases.

    Por lo tanto, es una suerte que nuestro planeta tenga la cantidad apropiada de gases de invernadero.

    El efecto de calentamiento que producen los gases se llama efecto invernadero: la energía del Sol queda atrapada por los gases, del mismo modo en que el calor queda atrapado detrás de los vidrios de un invernadero.

    En el Sol se producen una serie de reacciones nucleares que tienen como consecuencia la emisión de cantidades enormes de energía. Una parte muy pequeña de esta energía llega a la Tierra, y participa en una serie de procesos físicos y químicos esenciales para la vida.

    Prácticamente toda la energía que nos llega del Sol está constituida por radiación infrarroja, ultravioleta y luz visible. Mientras que la atmósfera absorbe la radiación infrarroja y ultravioleta, la luz visible llega a la superficie de la Tierra. Una parte muy pequeña de esta energía que nos llega en forma de luz visible es utilizada por las plantas verdes para producir hidratos de carbono, en un proceso químico conocido con el nombre de fotosíntesis. En este proceso, las plantas utilizan anhídrido carbónico y luz para producir hidratos de carbono (nuevos alimentos) y oxígeno. En consecuencia, las plantas verdes juegan un papel fundamental para la vida, ya que no sólo son la base de cualquier cadena alimenticia, al ser generadoras de alimentos sino que, además, constituyen el único aporte de oxígeno a la atmósfera.

    En la fotosíntesis participa únicamente una cantidad muy pequeña de la energía que nos llega en forma de luz visible. El resto de esta energía es absorbida por la superficie de la Tierra que, a su vez, emite gran parte de ella como radiación infrarroja. Esta radiación infrarroja es absorbida por algunos de los componentes de la atmósfera (los mismos que absorben la radiación infrarroja que proviene del Sol) que, a su vez, la remiten de nuevo hacia la Tierra.

    El resultado de todo esto es que hay una gran cantidad de energía circulando entre la superficie de la Tierra y la atmósfera, y esto provoca un calentamiento de la misma. Así, se ha estimado que, si no existiera este fenómeno, conocido con el nombre de efecto invernadero, la temperatura de la superficie de la Tierra sería de unos veinte grados bajo cero. Entre los componentes de la atmósfera implicados en este fenómeno, los más importantes son el anhídrido carbónico y el vapor de agua (la humedad), que actúan como un filtro en una dirección, es decir, dejan pasar energía, en forma de luz visible, hacia la Tierra, mientras que no permiten que la Tierra emita energía al espacio exterior en forma de radiación infrarroja.

    A partir de la celebración, hace algo más de un año, de la Cumbre para la Tierra, empezaron a aparecer, con mayor frecuencia que la habitual en los medios de comunicación, noticias relacionadas con el efecto invernadero. El tema principal abordado en estas noticias es el cambio climático. Desde hace algunas décadas, los científicos han alertado sobre los desequilibrios medioambientales que están provocando las actividades humanas, así como de las consecuencias previsibles de éstos.

    En lo que respecta al efecto invernadero, se está produciendo un incremento espectacular del contenido en anhídrido carbónico en la atmósfera a causa de la quema indiscriminada de combustibles fósiles, como el carbón y la gasolina, y de la destrucción de los bosques tropicales. Así, desde el comienzo de la Revolución Industrial, el contenido en anhídrido carbónico de la atmósfera se ha incrementado aproximadamente en un 20 %. La consecuencia previsible de esto es el aumento de la temperatura media de la superficie de la Tierra, con un cambio global del clima que afectará tanto a las plantas verdes como a los animales. Las previsiones más catastrofistas aseguran que incluso se producirá una fusión parcial del hielo que cubre permanentemente los Polos, con lo que muchas zonas costeras podrían quedar sumergidas bajo las aguas. Sin embargo, el efecto invernadero es un fenómeno muy complejo, en el que intervienen un gran número de factores, y resulta difícil evaluar tanto el previsible aumento en la temperatura media de la Tierra, como los efectos de éste sobre el clima. Aún cuando no es posible cuantificar las consecuencias de éste fenómeno, la actitud más sensata es la prevención. El obtener un mayor rendimiento de la energía, así como el utilizar energías renovables, produciría una disminución del consumo de combustibles fósiles y, por lo tanto, de nuestro aporte de anhídrido carbónico a la atmósfera. Esta prevención también incluiría la reforestación, con el fin de aumentar los medios naturales de eliminación de anhídrido carbónico. En cualquier caso, lo importante es ser conscientes de cómo, en muchas ocasiones, nuestras acciones individuales tienen influencia tanto sobre la atmósfera como sobre la habitabilidad del planeta.

    Algunos de los gases que producen el efecto invernadero, tienen un origen natural en la atmósfera y, gracias a ellos, la temperatura superficial del planeta a permitido el desarrollo de los seres vivos. De no existir estos gases, la temperatura media global seria de unos 20ºC bajo cero, el lugar de los 15ºC sobre cero de que actualmente disfrutamos. Pero las actividades humanas realizadas durante estos últimos siglos de revoluciones industriales, y especialmente en las ultimas décadas, han disparado la presencia de estos gases y han añadido otros con efectos invernadero adicionales, además de causar otros atentados ecológicos.

    Es un hecho comprobado que la temperatura superficial de la Tierra está aumentando a un ritmo cada vez mayor. Si se continúa así, la temperatura media de la superficie terrestre aumentara 0,3ºC por década. Esta cifra, que parece a simple vista no excesiva, puede ocasionar, según los expertos, grandes cambios climáticos en todas las regiones terrestres. La década de los años ochenta ha a sido la más calurosa desde que empezaron a tomar mediciones globales de la temperatura y los científicos están de acuerdo en prever que, para el año 2020, la temperatura haya aumentado en 1,8ºC.

    El vapor de agua:

    De todos los gases de efecto invernadero naturales el vapor de agua es el más poderoso. En realidad es del vapor de agua del que depende naturalmente el efecto invernadero. Pero el agua en la atmósfera se presenta de dos formas, que dependen de la humedad relativa, en vapor de agua, incoloro, y en forma de pequeñas gotas de agua en suspensión: nubes.

    Hasta el momento la inyección de vapor de agua por parte de la actividad humana no ha sido relevante. Podría ser muy importante, sólo tienen que imaginarse qué pasaría si los coches privados en lugar de emitir CO2 emitiesen vapor de agua; las ciudades serían mucho más húmedas y durante buena parte del año la niebla sería permanente.

    El efecto de las nubes tiene un doble sentido. Las nubes actúan como una «manta» impidiendo que el calor acumulado en la superficie se escape (por eso las noches de invierno nubladas son mucho más cálidas que las que están despejadas), pero también reducen el brillo del sol, impidiendo que se caliente la superficie y enfriando la atmósfera baja. En esta situación se establece una inversión térmica en altura. La parte alta de las nubes son potentes reflectantes de la radiación solar.

    En las nubes bajas, muy densas, la capacidad de reflejar radiación es mayor que su efecto invernadero, por lo que, a la larga, la atmósfera se enfría. Un aumento masivo de nubes en la atmósfera baja puede ser una de las causas de las grandes glaciaciones. Por el contrario, las nubes altas, cirros e iridiscentes, son poco densas y permiten que la radiación solar alcance la superficie de la Tierra. Sin embargo también tiene un notable poder invernadero, aunque más débil que el de las nubes bajas. El balance de las nubes altas es positivo, porque su efecto invernadero es mayor que su poder reflectante, contribuyendo a calentar la atmósfera. Esta puede ser una de las causas de los interglaciares.

    No obstante, para que las nubes tengan influencia en el clima global deben cubrir grandes extensiones del planeta, ya que se distribuyen irregularmente.

    Gases de efecto invernadero:

    Como ya se ha visto, los gases invernadero absorben el calor del Sol reflejado en la superficie de la Tierra y lo retienen, manteniendo la Tierra caliente y habitable para los organismos vivos. Desgraciadamente, el incremento de los gases invernadero en la atmósfera esta causando un aumento de la temperatura en toda la Tierra.

    Existen varios diferentes tipos de gases invernadero. Los más importantes son: dióxido de carbono, vapor de agua, metano y óxido nitroso. Todos estos gases tienen moléculas con dos o más átomos. Estos átomos se mantienen unidos con suficiente espacio entre sí para poder vibrar cuando absorben calor. Eventualmente, la molécula que vibra liberará radiación. La radiación será posiblemente absorbida por otra molécula de gas invernadero. A este proceso, responsable de mantener calor cerca de la superficie de la Tierra, se le conoce como efecto invernadero.

    Casi todos los gases restantes en la atmósfera de la Tierra son: nitrógeno y oxígeno. Los dos átomos de estas moléculas están estrechamente unidos y no son capaces de vibrar, de manera que no absorben calor y no contribuyen con el efecto invernadero. A continuación se presenta información detallada de cada uno de estos gases y sus características.

    • Dióxido de carbono (Co2):

    Es un gas incoloro, inodoro y con un ligero sabor ácido, cuya molécula consiste en un átomo de carbono unido a dos átomos de oxígeno (CO2).

    El dióxido de carbono se produce por tres diferentes procesos: por combustión u oxidación de materiales que contienen carbono, como el carbón, la madera, el aceite o algunos alimentos; por la fermentación de azúcares; y por la descomposición de los carbonatos bajo la acción del calor o los ácidos.

    La atmósfera contiene dióxido de carbono en cantidades variables, aunque normalmente es de 3 a 4 partes por 10.000, y aumenta un 0.4% al año, el cual es utilizado por las plantas verdes en el proceso conocido como fotosíntesis.

    En el calentamiento global, el dióxido de carbono es el principal gas que da lugar al “efecto invernadero”. Este gas, subproducto de la combustión de los combustibles fósiles, había permanecido estable durante siglos, pero desde 1750 ha aumentado su concentración en la atmósfera hasta el año pasado en un 30% aproximadamente.

    Los automóviles son ahora responsables de alrededor de un 15% o 400 millones de toneladas de nuestra producción total de carbonos. Los científicos saben que si la cantidad de autos aumenta en la misma proporción actual, existirá más de un billón en circulación para el año 2025.

    Por supuesto, todos los animales inhalan oxígeno y exhalan dióxido de carbono (CO2). Las plantas y los microorganismos, como el plancton del océano, hacen exactamente lo opuesto; convierten el CO2 en oxígeno a través de la fotosíntesis.

    Se estima que la fotosíntesis convierte alrededor de 60 billones de toneladas de dióxido de carbono cada año; de hecho, es la manera más efectiva para reducir los niveles de carbono. Sin embargo, está casi perfectamente equilibrado con la cantidad de C02 que exhalan los animales. Esta es la razón por la que la destrucción de los bosques selváticos es tan crítica en la alteración del ecosistema terrestre.

    Más del 50% de las selvas que existían al final de la última Era de Hielo han desaparecido. Las selvas de Sudamérica, Asia y África han sido eliminadas 10 veces más rápido de lo que las naciones del primer mundo están reforestándolas. Como conclusión, se puede notar que esta deforestación sí es parte culpable del calentamiento global.

    • Metano (CH4):

    Es un hidrocarburo compuesto de carbono e hidrógeno. Se encuentra en el gas natural, como en el gas grisú de las minas de carbón, en los procesos de las refinerías de petróleo, y como producto de la descomposición de la materia en los pantanos. El metano también puede obtenerse mediante la hidrogenación de carbono o dióxido de carbono, por la acción del agua con carburo de aluminio o también al calentar etano ato de sodio con álcali.

    El metano así mismo es un gas invernadero que proviene del cultivo de arroz bajo agua, rellenos sanitarios, ganadería, combustión de biomasa, producción y consumo de combustibles fósiles.

    Anteriormente el metano ya ha tenido un papel importante en el aumento de la temperatura terrestre que tomó lugar hace aproximadamente medio millón de años. Esta información resulta bastante preocupante para los científicos, ya que si en los sedimentos oceánicos todavía existen hidratos con carbono y metano, resulta extremadamente inquietante el saber que, con el efecto del metano ya presente en la atmósfera terrestre, mas un posible incremento de este gas proveniente del mar, se daría lugar a otro fenómeno aún más relevante: un súper calentamiento global.

    • Óxido nitroso (N2O):

    Popularmente conocido como gas de la risa, es un gas incoloro que generalmente se usa como agente anestésico.

    Más de un 50% de los óxidos de nitrógeno encontrados en la atmósfera como gas invernadero, proceden de las centrales eléctricas que queman combustibles fósiles, las calderas industriales (producción de ácido adípico y ácido nítrico) y las calefacciones; y un 40% de los óxidos de nitrógeno e hidrocarburos emitidos proceden de la combustión de la gasolina y el gasóleo en los motores de los coches y camiones.

    Otras importantes fuentes de contaminación son la siderurgia y las acerías, las fundiciones de cinc, plomo y cobre, las incineradoras municipales, las refinerías de petróleo, las fábricas de cemento y las fábricas de ácido nítrico y sulfúrico.

    Este gas también es comúnmente hallado como propulsor en los aerosoles, y aunque esta a presión, en el momento en que se usan o se desechan, comienzan a contaminar.

    A continuación se muestra una tabla que presentará otras características de estos tres principales gases invernadero, como son: Sus principales fuentes, sus concentraciones preindustriales, sus concentraciones hasta 1999, el potencial de calentamiento atmosférico, sus tasas recientes de variación de la concentración durante 1980 y 1989 y su vida atmosférica en años.

    • Clorofluorocarbonos (CFC):

    También conocidos como freones, son líquidos o gases inodoros y no venenosos, que se usan como agente dispersante en los vaporizadores aerosol y como refrigerante. Sin embargo, en 1974, algunos científicos sugirieron que esos productos químicos llegaban a la estratosfera y estaban destruyendo la capa de ozono de la Tierra. Con la confirmación de estos descubrimientos al final de la década de 1980, la fabricación de esos productos químicos empezó a eliminarse por etapas, pero desafortunadamente, muchos productores continúan utilizándolos.

    Actualmente se siguen usando para la refrigeración, en el aire acondicionado, como disolventes de limpieza y en materiales de empaquetado.

    Además de ser gases invernadero, los CFCs también propician la destrucción de la capa de ozono. Cuando los CFCs son liberados en la atmósfera, estos productos químicos, que contienen cloro, ascienden y se descomponen por acción de la luz solar, liberando átomos de cloro que reaccionan fuertemente con las moléculas de ozono; el monóxido de cloro resultante puede, a su vez, reaccionar con un átomo de oxígeno, liberando otro átomo de cloro que puede iniciar de nuevo el ciclo.

    Ya están a punto de ser eliminados gracias al protocolo de Montreal, pero aunque se dejen de usar, éstos compuestos del flúor pueden permanecer en la atmósfera hasta 100 años, lo cual indica que tanto el calentamiento global como la destrucción de la capa de ozono, son problemas que continuarán.

    • Hidroclorofluorocarburos (HCFCs) e Hidrofluorocarbonos (HFC):

    Estos compuestos fueron desarrollados por la industria de los Clorofluorocarbonos con la finalidad de sustituir a los CFCs, ya que se había descubierto que estos últimos eran gases invernadero y destruían la atmósfera, pero los HCFs resultaron también ser dañinos para la capa de ozono y propiciar el efecto invernadero, por lo que no son buenos sustitutos de los Clorofluorocarbonos.

    Estos gases, en conjunto con los se usan como disolventes, propulsores de aerosoles, refrigerantes y dispersores de espuma.

    Aquí cabe destacar que la producción de Clorofluorocarbonos (CFC) y de Hidroclorofluorocarbonos (HCFC) que se han utilizado fundamentalmente como propelentes en los atomizadores y en la industria de la refrigeración, además de provocar efecto invernadero adicional, disparan una reacción química en la estratosfera, donde se encuentra el ozono protector de las radiaciones ultravioletas, alterando su concentración óptima al destruirlo transformándolo, lo que ha tenido por efecto una filtración anormal de las mismas, en particular la UV-B, con los consiguientes daños a la salud humana (cáncer de piel, lesiones oculares, incidencia en el sistema inmunológico), en el crecimiento vegetal y efecto negativo sobre las algas y el plancton, que son la principal fuente nutriente de las especies marinas.

    Es relevante señalar que de ya no producir y usar CFC y HCFC, algunos científicos estiman que la capa de ozono podría recuperarse totalmente para el año 2050, y la disminución de emisiones de dichos gases disminuiría su impacto adicional en el calentamiento global.

    • Perfluorocarbonos (PFC):

    Los perfluorocarbonos son empleados por las industrias como semiconductores. Son producto de emisiones de la producción de aluminio por electrólisis. Así como los PFCs, los HCFCs y los HFCs, es causante del efecto invernadero, pero daña principalmente a la capa de ozono.

    • Hexafluoruro de Azufre (SF6):

    Bajo condiciones normales el Hexafluoruro de Azufre (SF6) es un gas absolutamente inerte, el cual sin embargo como gas plasmágeno genera átomos de flúor de alta reacción y radicales de fluoro de azufre y es por ello uno de los gases plasmágenos mas agresivos.

    Este gas es emitido durante la producción de magnesio y se aplica en algunos equipos eléctricos.

    • Dióxido de azufre (SO2):

    La actividad humana es la principal generadora de las grandes cantidades de dióxido de azufre que aunque produce un severo impacto a nivel regional y local mediante la lluvia ácida; atenúa la intensidad del efecto invernadero por sus propiedades reflexivas.

    • Ozono (O3):

    Es un gas azul pálido de olor fuerte y altamente venenoso, compuesto por 3 átomos de oxígeno. El método comercial de obtención consiste en pasar oxígeno frío y seco a través de una descarga eléctrica silenciosa.

    El ozono es un peligroso contaminante que forma parte del smog, que se produce por la interacción de hidrocarburos y óxidos de nitrógeno bajo la influencia de la luz solar. Este gas es causante de la retención de las radiaciones de onda corta provenientes del sol, que da lugar a la inestabilidad del efecto invernadero.

    Esto es porque al llegar a tener máximas concentraciones en la estratosfera, a una altitud inferior, provoca el máximo calentamiento solar cerca de la estratopausa.

    Anexo

    Anexo:

    Novedades y datos sobre el Calentamiento Global:

    Expectativa en Argentina por la inédita ruptura del Perito Moreno en invierno:

    La Nación: Miércoles, 9 de Julio de 2008.

    El más famoso de los glaciares de la Patagonia argentina, el Perito Moreno, está resquebrajándose y tal vez en dos días terminará produciéndose la rotura de una gran masa de hielo. La quiebra solía ocurrir cada tres o cuatro años y durante el verano austral, pero esta vez sucederá sólo dos años después de la última fractura y en pleno invierno, fenómeno que el intendente del Parque Nacional Los Glaciares, Carlos Corvalán, atribuye al calentamiento del planeta. El último rompimiento se registró el 14 de marzo de 2006. Desde 1951 que no se producía en esta época del año.

    Corvalán consideró probable que el fenómeno se produzca en pleno invierno porque “el hielo no debe tener la misma dureza que de costumbre”, lo que estimó se puede adjudicar “al cambio que experimenta la temperatura del planeta”.

    El Perito Moreno nace en el Hielo Continental Patagónico, en la frontera con Chile, y avanza lentamente hacia el este como un colosal río de hielo de más de 25 kilómetros de largo hacia el Canal de Los Témpanos del Lago Argentino. En su desembocadura, su frente de cuatro kilómetros de ancho se eleva más de 60 metros sobre el nivel del agua y, a causa de su movimiento de avance y compresión, gigantescos bloques de hielo se desprenden en un estrépito sólo comparable al sonido de un trueno.

    El resquebrajamiento del Perito Moreno comenzó el viernes, cuando se abrió una fisura en el dique que separa dos zonas del Lago Argentino, el Canal de los Témpanos y el Brazo Rico. Se forma un túnel y caen con estruendo agujas de hielo, hasta que termina desmoronándose el puente.

    El glaciar Perito Moreno es el mayor de los 356 que conforman el Parque Los Glaciares y es visitado por miles de turistas cada año.

    El Ártico, amenazado por el calentamiento global:

    Viernes, Julio 4, 2008

    La disminución de la placa de hielo en el Ártico se está acelerando debido al calentamiento global. De esta manera, el pasado verano se redujo a 18 kilómetros diarios, lo que lleva a los científicos a considerar que antes de una década podría estar libre de hielos durante el periodo estival.

    “Los osos polares están amenazados por el calentamiento global.” Así lo ha asegurado Carlos Duarte, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), durante la presentación del libro 'Impactos del calentamiento global sobre los ecosistemas polares', publicado por la Fundación BBVA.

    Los modelos climáticos con los que trabaja la comunidad científica sugieren que el mayor calentamiento se apreciará en el Ártico, que se ha calentado a un ritmo de 0,4 grados por década dos veces más rápido que el resto del Planeta.

    “Animales afectados”. Las investigaciones del científico del 'British Antarctic Survey', Jaume Forcada, apuntan a que la pérdida acelerada de hielo afecta al éxito reproductor y a la supervivencia de algunas especies como el oso polar o las focas, que dependen de las plataformas de hielo para criar.

    Tras una primavera muy lluviosa, llega un verano más cálido de lo normal:

    Sábado, Junio 21, 2008

    El verano, que comenzará esta madrugada a la 1. 59 horas, será entre medio y un grado más cálido de lo normal en el sur y levante español, mientras que en el resto de Argentina registrará valores normales, según avanzó el jefe del Area de Predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), durante la presentación de los nuevos productos de predicción de la Agencia y la valoración de la Primavera.

    “Durante la ola de calor de 2003 la temperatura se situó entre 2 y 3 grados por encima de la media, lo que significa que este año será ligeramente más cálido con una media de unos 37 grados en el sur y entre 30 y 32 grados en levante”, explicó. Momento, el próximo fin de semana, especialmente el sábado, se esperan temperaturas bastante elevadas, que pueden llegar hasta los 35 grados en el centro y más aún en el sur.

    Por otro lado, el portavoz de la AEMET, Angel Rivera, explicó ésta ha sido la Primavera más lluviosa desde 1930. En el conjunto de la estación, la precipitación media en Argentina ha superado en alrededor de un 50 por ciento su valor normal, por lo que el déficit de precipitaciones que se había ido generando en los meses de Otoño e Invierno se ha reducido en promedio en torno a 90 litros por metro cuadrado a lo largo de los tres meses y se sitúa actualmente en un 8 por ciento.

    Estas abundantes precipitaciones, centradas en los meses de abril y mayo, han hecho que las lluvias medias a nivel nacional superaran un 73 y un 80 por ciento, respectivamente, los valores normales.

    “Primavera cálida”

    La estación ha tenido un carácter cálido, con una temperatura estimada de 13,7 grados, lo que la sitúa en orden descendente por temperaturas en el puesto número 13 desde 1971. Además, ha resultado “muy húmeda” en la práctica totalidad de las vertientes atlántica y cantábrica, así como en la cuenca del Ebro, destacando el carácter extremadamente húmedo de Asturias, la mitad oriental de Castilla y León, La Rioja y Alava.

    Así, en la mitad oriental y Baleares el trimestre ha tenido carácter muy cálido, con excepción del extremo nororiental de Cataluña. En la mitad occidental, el trimestre ha sido en general normal a cálido, con una amplia faja con valores en torno a los normales, que incluyen provincias de León, Zamora, Salamanca y Huelva. En términos relativos, abril fue el mes más cálido, con temperaturas medios 1,5 grados por encima de lo normal; y en marzo y mayo predominaron los valores normales, salvos en el nordeste de Cataluña y sureste peninsulares.

    Científicos constatan cómo la Antártica se resquebraja debido al cambio climático:

    Jueves, Marzo 27, 2008

    Un enorme bloque de hielo del tamaño de la isla de Manhattan se ha desprendido de la Antártida y gran parte de la plataforma Wilkins pende ahora `de un hilo', en un fenómeno que los científicos atribuyen al impacto del cambio climático.

    La British Antartic Survey (BAS, en inglés), una institución británica dedicada al estudio del `continente blanco', ha grabado imágenes vía satélite y de vídeo que muestran cómo un gigantesco bloque de 41 kilómetros de largo y 2,5 de ancho parece haberse separado en los últimos días de la Península Antártica y continúa desplazándose.

    Una gran parte de la plataforma Wilkins -una masa de hielo flotante de 16.000 kilómetros cuadrados, es decir, del tamaño de Irlanda del Norte- está ahora sostenida `únicamente' por una delgada franja de hielo suspendida entre dos islas.

    `No esperaba ver que esto ocurriera tan rápidamente. La plataforma de hielo pende de un hilo', afirmó el científico David Vaughan en un comunicado difundido por la BAS.

    Fue este mismo experto el que predijo, en 1993, la probabilidad de que se perdiera la zona norte de la plataforma Wilkins en un plazo de treinta años si el calentamiento climático en la península continuaba al mismo ritmo.

    El glaciólogo Ted Scambos, de la Universidad de Colorado (EE.UU.), alertó a Vaughan y a su colega Andrew Flemin, ambos de la British Antarctic Survey, de que la plataforma de hielo se encontraba en peligro. Tras comprobar las imágenes de satélite diarias, la BAS envió un avión Twin Otter en una misión de reconocimiento para comprobar la extensión del resquebrajamiento.

    `Nunca había visto nada igual. Era impresionante', explicó Jim Elliott, que fue a bordo del avión para captar la dimensión de los daños. “Volamos a lo largo de la grieta principal y observamos la gran magnitud del desplazamiento desde el punto de ruptura. Pareciera que grandes pedazos de hielo, del tamaño de pequeñas casas, hubiesen sido esparcidos como escombros. Es como si se hubiese producido una explosión', añadió.

    Esta rotura es el último drama experimentado por la región antártica, que ha sufrido un calentamiento sin precedentes en los últimos cincuenta años.

    Numerosas plataformas de hielo han retrocedido en los últimos treinta años, de las que seis se han colapsado totalmente: el Prince Gustav Channel, Larsen Inlet, Larsen A, Larsen B, Wordie, Muller y la Plataforma Jones Ice.

    `El calentamiento climático en la Península Antártida ha desplazado más al sur el límite de viabilidad para las plataformas de hielo, con lo que algunas que solían ser estables están retrocediendo y podrían acabar por desaparecer', indicó el científico de la BAS David Vaughan.

    A su juicio, la rotura en la plataforma Wilkins no tendrá `ningún efecto' en el nivel del mar, porque `está todavía flotando', pero `es otra indicación del impacto que el cambio climático está teniendo en la región'.

    La plataforma Wilkins ha permanecido estable durante la mayor parte del último siglo, pero comenzó a disminuir en los años noventa.

    En 1998, se produjo una gran fractura con 10.000 kilómetros cuadrados de hielo que se perdieron en cuestión de meses.

    El nivel del Mediterráneo podría elevarse medio metro en 50 años:

    Sábado, Enero 19, 2008

    El nivel de las aguas del Mediterráneo podría elevarse entre 12,5 centímetros y medio metro en los próximos 50 años si se mantiene la tendencia registrada desde la década de los 90, según datos del Instituto Español de Oceanografía (IEO). Las estadísticas se recogen en el libro “Cambio climático en el Mediterráneo español”, presentado el viernes, y que recopila mediciones desde 1948 realizadas por el IEO que han tenido en cuenta la temperatura, el nivel del mar y la salinidad.

    “Las conclusiones son que esta zona ha sufrido un considerable aumento de la temperatura del agua y del aire desde la década de los setenta, así como una rápida subida del nivel del mar desde los noventa”, informó el Ministerio de Educación y Ciencia en una nota de prensa.

    Según el estudio, el ascenso del nivel del mar desde la década de los noventa ha sido de entre 2,5 y 10 milímetros por año, y ha coincidido con un considerable aumento de las temperaturas.

    “Lo que implica que, de seguir esta tendencia, el nivel de las aguas subiría entre 12,5 y centímetros y medio metro en los próximos 50 años”, señaló el informe, en el que también participaron investigadores del CSIC, el Instituto Nacional de Meteorología y Puertos del Estado y las universidades de Málaga e Islas Baleares.

    “Tendría consecuencias muy serias en las zonas litorales bajas incluso en el caso del aumento menor y catastróficas si se produce el incremento de nivel del mar de medio metro”, agregó.

    No obstante, concretó que aún es pronto para afirmar que este ritmo de tendencia se va a mantener en las próximas décadas, pese a que la aceleración se ha detectado en todo el planeta desde la década pasada.

    Los datos recopilados también han demostrado que en el Mediterráneo se ha producido un aumento de la salinidad, debido a la disminución de las precipitaciones y al descenso del aporte de los ríos a causa de las construcciones hidráulicas.

    Los países que más contaminan:

    Viernes, Noviembre 16th, 2007

    El debate internacional gira en torno a las opciones que existen para países ricos y países en desarrollo frente a la reducción de gases contaminantes. Hasta ahora Estados Unidos ha ocupado el primer lugar en estas categorías, pero algunos estudios preliminares indican que China habría tomado esta posición.

    • Estados Unidos, el país más rico del mundo, es también el que más emite gases que contribuyen al efecto invernadero (22% del total).

    Cuando se firmó el Protocolo de Kioto en 1997, Washington se comprometió a reducir sus emisiones en un 6%. Pero poco después se retiró y hoy en día sus emisiones de dióxido de carbono han aumentado en un 15%, con respecto a los niveles de 1990.

    Pero en marzo de 2001, el presidente George W. Bush anunció que no ratificaría el protocolo argumentando que perjudicaba a la economía de su país y que no se exigía a las naciones en vías de desarrollo que redujeran sus emisiones. Así que Bush optó por apoyar las reducciones de emisiones voluntarias -en vez de imponer metas- a través del desarrollo de tecnologías ecológicas.

    • China es el segundo más grande emisor de gases con efecto invernadero, pero por ser un país en desarrollo, todavía no se le ha exigido que reduzca sus emisiones.

    Si se toma en cuenta que China tiene un quinto de la población mundial, cualquier aumento en la emisión de gases eclipsaría cualquier esfuerzo que hagan los países industrializados. Un chino consume entre el 10 y 15% de la energía que consume un ciudadano estadounidense, pero con una economía que crece a toda velocidad, varios analistas esperan que para mediados de este siglo estas cifras se equiparen.

    El gobierno de China reconoció que el cambio climático podría devastar su sociedad y ratificó el Protocolo de Kioto en 2002. Dos años más tarde, Pekín anunció que para el año 2010, utilizarían un 10% de energía proveniente de recursos renovables.

    • Rusia ratificó el protocolo en el 2004, después de dos años de debates y negociaciones. Cuando Rusia firmó el acuerdo en 1997, se comprometió a reducir las emisiones de gases.

    Pero debido a que su actividad industrial ha caído drásticamente desde 1990, las emisiones de gas han bajado. A mediados del 2005 se estimaba que las emisiones se habían reducido en un 35 por ciento con relación a 1990. Es por eso que Moscú se vería beneficiado al vender su cupo de emisiones “no usadas” a los países en desarrollo que necesitan emitir más gases de lo que se está permitido bajo Kyoto.

    • India. Los países en desarrollo como India no están obligados a reducir sus emisiones. Aún cuando este país sólo ha publicado sus datos en 1994, se estima que las emisiones aumentaron más de un 50% en los años 90. Con una economía que está creciendo a un ritmo anual de 9 por ciento, India está hoy en día en la lista de los mayores emisores.

    Las autoridades reconocen que la mayoría de la población del pais se verá afectada por los efectos del cambio climático y ratificó el protocolo en agosto de 2002.

    • Japón. Una de las más grandes potencias mundiales, Japón se considera uno de los principales promotores de Kioto.

    En 1990 era responsable del 8,5% de las emisiones de gases contaminantes. En un momento, Tokio se rehusó a ratificar el protocolo si Washington no lo hacía también. Pero en 2002 decidió ratificarlo y se comprometió a reducir las emisiones en un 6% de los niveles tomados en 1990.

    No obstante, datos de la ONU, dados a conocer a fines de 2006, señalan que Japón ha aumentado en un 6% las emisiones de gas que causan el efecto invernadero con respecto a 1990.

    • Haina, en República Dominicana, uno de los lugares más contaminados del planeta

    La esperanza de vida de sus habitantes no supera, en algunos casos, los 40 años.

    Los niños son los más afectados.

    • Chernobil (Ucrania). Su aire contiene uranio, plutonio y otros metales, así como partículas de radioactividad desde que tuvo lugar la catástrofe nuclear en 1986.

    • Dzerzhinsk (Rusia). Las fábricas de armamento de los tiempos de la 'Guerra Fría' han dejado su estela en forma de gases y productos químicos orgánicos altamente tóxicos.

    • Haina (República Dominicana). Los restos de una planta de reciclaje de baterías de vehículos, ya clausurada, afectan todavía a una población de 85.000 habitantes.

    • Zabwe (Zambia) Los niños de la segunda ciudad más grande de Zambia registran en su sangre los efectos de un área con altísimos niveles de contaminación debido a las numerosas industrias que la pueblan y de las explotaciones de cobre.

    • Linfen (China). Su aire registra óxido de carbono, arsénico y plomo en dosis alarmantes. La ciudad es la principal meca de la industria de carbón del país.

    • Mailuu-Suu (Kirziguistán). La mina de uranio que alberga la ciudad regala a sus habitantes materiales de desecho con un alto nivel de radioactividad.

    • Norilsk (Rusia). Dióxido de sulfuro y partículas de metales pesados como níquel o cobalto contaminan el aire que respiran 134.000 personas. El aire, dicen los visitantes, huele a sulfuro.

    • Ranipet (India). Las plantas químicas que pueblan la ciudad han dejado alrededor de un millón y medio de toneladas de residuos durante dos décadas. La esperanza de vida de los adultos apenas alcanza los 40 años.

    • Rudnaya Pristan (Rusia) Sus habitantes padecen intoxicaciones frecuentes por partículas de plomo que proceden de diferentes.

    La obesidad contribuiría al calentamiento global:

    Una investigación de un grupo de expertos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Inglaterra, descubrió que la obesidad en las personas contribuye al calentamiento global debido a que sus automóviles requieren más combustible a la hora de transportarse.

    Según los expertos, el sobrepeso en los individuos hace que los medios de transporte necesiten una mayor cantidad de combustible para su óptimo funcionamiento.

    Todos nos estamos volviendo más pesados y es una responsabilidad global, afirmó Phil Edwards, uno de los investigadores. Por otro lado, en el proceso de elaboración de los alimentos que consumen, el 20 por ciento de los gases de efecto invernadero provienen de la agricultura.

    Los investigadores encontraron que las personas obesas requieren 1.680 calorías diarias para mantener la energía normalmente y otras 1.280 calorías para realizar sus actividades diarias, es decir un 18 por ciento más que quienes tienen un IMC normal. El estudio concluyó que la población más delgada al comer menos y al ser más propensas a caminar que a depender de automóviles, disminuiría la demanda de combustible para transporte y agricultura y por ende ayudaría al medio ambiente.

    Informe de la segunda evaluación del IPPC:

    El IPPC (Panel Internacional sobre Control Climático) es un cuerpo internacional, que consiste en delegados y científicos intergubernamentales, que desde 1988 están evaluando el calentamiento global. Su última evaluación mayor fue "Cambio Climático 1995", que provee la base para la reunión de Ginebra y la reunión próxima en Kyoto, Japón en diciembre 1997, que limitará las emisiones de CO2 humanas. La Síntesis de la Segunda Evaluación, establece:

    "Durante las últimas décadas, se han hecho muy aparente dos importantes factores en la relación entre humanos y el clima mundial. Primero, las actividades humanas, que incluyen la quema de combustibles fósiles, cambios en uso de tierras y agricultura, están aumentando las concentraciones de gases invernadero (que tienden a aumentar la temperatura atmosférica) y en algunas regiones, aerosoles (que tienden a enfriar la atmósfera). Estos cambios, juntos, se proyectan que cambiarán el clima regional y global junto con parámetros relacionados con el clima, tales como la temperatura, precipitación, humedad de suelos y el nivel del mar. Segundo, algunas comunidades humanas se han hecho más vulnerables a riesgos tales como tormentas, inundaciones y sequías como el resultado de un aumento de densidad de población en áreas riesgosas tales como cuencas de ríos y planicies costeras. Cambios serios se han identificado, como el aumento, en algunas áreas, de la incidencia de eventos de alta temperatura, inundaciones, etc., aumento de pestes, cambios en la composición, estructura y funcionamiento ecológico, incluyendo la productividad primaria". (Pace Energy Project, 1997)

    Informe de la tercera evaluación del IPPC en el 2001:

    En relación a esta afirmación: "Estudios realizados, muestran que la década de los noventa, fue la más caliente en los últimos mil años", el IPCC dice exactamente:

    “A escala mundial, es muy probable (66-90%) que el decenio del 1990 fuera el más cálido desde que se dispone de registros instrumentales.”

    El IPCC afirma exactamente en Climate Change 2001: Synthesis Report que:

    “Se proyecta que los glaciares y las capas de hielo continúen su retirada generalizada durante el siglo XXI. Se prevé que en el Hemisferio Norte disminuyan aún más la capa de nieve, el permafrost, y la extensión del hielo marino. Es posible que la placa de hielo antártica aumente su masa, mientras que la de Groenlandia la pierda”.

    IPPC: Cambios en la atmósfera, clima y sistema biológico terrestre durante el siglo XX:

    • Temperatura media mundial de la superficie: aumento en el 0,6 ± 0,2 ºC en el siglo XX; la superficie de la Tierra se ha calentado más que los océanos (muy probable: 90-99%)

    • Temperatura en la superficie del Hemisferio Norte: aumento durante el siglo XX más que en otro siglo de los últimos 1.000 años; el decenio de 1990 ha sido el más cálido del milenio (probable 66-90%).

    • Temperatura diurna de la superficie: disminución en el período 1950-2000 en las zonas terrestres; las temperaturas mínimas nocturnas han aumentado el doble de las temperaturas máximas diurnas (probable 66-90%).

    Se entiende que los bosques y selvas naturales que conocemos como paraísos salvajes han sido siempre la impronta del cultivo de los nativos de dichos bosques, se podría decir incluso que son "bosques cultivados" y que la deforestación ha existido desde el principio de los días de la especie humana, pero no a la escala actual.

    La relación armoniosa del hombre "salvaje" y la "madre naturaleza" no ha sido ni mayor ni mejor que la que actualmente se pueda ejercer sin prácticas ecologistas, no es un modelo a seguir por lo tanto, simplemente fue adaptación.

    IPCC: Conclusiones finales:

    • Las concentraciones atmosféricas de los secundarios gases de efecto invernadero antropogénicos (CO2, CH4, N2O y el O3 troposférico) han aumentado en gran medida desde 1750. El principal gas de invernadero es el vapor de agua

    • Algunos gases secundarios de efecto invernadero perduran mucho tiempo (por ejemplo, el CO2, el N2O y los PFC).

    • Gran parte del calentamiento observado durante los últimos 50 años se ha producido probablemente por un aumento de concentraciones de gases de efecto invernadero debido a actividades humanas.

    Climate Change 2001: Synthesis Report

    ¿Cómo ayudar?

    Soluciones domésticas:

    Algunas de las soluciones que cada individuo de las sociedades más avanzadas pueden aplicar para controlar la producción de CO2, siempre que sea posible, son:

    • Cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo (compactas fluorescentes, o LED's). Las CFL, consumen 60% menos electricidad que una bombilla tradicional, con lo que este cambio reduciría la emisión de dióxido de carbono en 140 kilos al año.

    • Poner el termostato con dos grados menos en invierno y dos grados más en verano. Ajustando la calefacción y el aire acondicionado se podrían ahorrar unos 900 kilos de dióxido de carbono al año.

    • Evitar el uso del agua caliente. Se puede usar menos agua caliente instalando una ducha-teléfono de baja presión y lavando la ropa con agua fría o tibia.

    • Utilizar un colgador/tendedero en vez de una secadora de ropa. Si se seca la ropa al aire libre la mitad del año, se reduce en 320 kilos la emisión de dióxido de carbono al año.

    • Comprar productos de papel reciclado. La fabricación de papel reciclado consume entre 70% y 90% menos energía y evita que continúe la deforestación mundial.

    • Comprar alimentos frescos. Producir comida congelada consume 10 veces más energía.

    • Evitar comprar productos envasados. Si se reduce en un 10% la basura personal se puede ahorrar 540 kilos de dióxido de carbono al año.

    • Utilizar menos los aparatos eléctricos; al menos, los encaminados exclusivamente al ocio. Desconectar los aparatos de radio, televisión, juegos, etc. A los que no se esté prestando atención en ese momento.

    • Elegir un vehículo de menor consumo. Un vehículo nuevo puede ahorrar 1.360 kilos de dióxido de carbono al año si este rinde dos kilómetros más por litro de combustible (lo mejor sería comprar un vehículo híbrido o con biocombustible).

    • Conducir de forma eficiente: utilizando la marcha adecuada a la velocidad, no frenar ni acelerar bruscamente, y en general intentar mantener el número de revoluciones del motor tan bajo como sea posible.

    • Evitar circular en horas punta.

    • Usar menos el automóvil. Caminar, ir en bicicleta, compartir el vehículo y usar el transporte público. Reducir el uso del vehículo propio en 15 kilómetros semanales evita emitir 230 kilos de dióxido de carbono al año.

    • Elegir una vivienda cerca del centro de trabajo o de educación de nuestros hijos.

    • No viajar frecuentemente ni lejos por puro placer. Desde hace unos 20 años el hábito de viajar en avión se ha extendido de tal forma, y en ocasiones a precios tan bajos, que las emisiones de gases debidas a los aviones se han incrementado en más de un 200%.

    • Revisar frecuentemente los neumáticos. Una presión correcta de los neumáticos mejora la tasa de consumo de combustible en hasta un 3%. Cada litro de gasolina ahorrado evita la emisión de tres kilos de dióxido de carbono.

    • Plantar árboles. Una hectárea de árboles, elimina a lo largo de un año, la misma cantidad de dióxido.

    Encuesta:

    Encuesta: El gobierno argentino y el Calentamiento Global.

    Nombre y Apellido: ________________________________

    Edad: _________

    Cuestionario: Por favor marque con un círculo su respuesta.

  • ¿Cuánto conoce acerca del Calentamiento Global?

  • A) Mucho B) Poco C) Nada

  • ¿Cree que este fenómeno está afectando a la Argentina?

  • A) Mucho B) Poco C) Nada

  • ¿Han ocurrido actualmente más o menos desastres naturales en el país?

  • A) Más B) Igual C) Menos

  • ¿Cuántos de esos desastres naturales en Argentina cree que sean causados por el Calentamiento Global?

  • A) Todos B) Algunos de ellos C) Algunos

  • ¿Considera que el clima ha cambiado desde los últimos años? (Cambios en la temperatura, temporadas de lluvias, sequías, etc.)

  • A) Mucho B) Poco C) Nada

  • ¿Cree que el gobierno argentino le da mucha importancia a este gran problema?

  • A) Mucho B) Poco C) Nada

  • ¿Cree que el gobierno argentino es estricto en hacer cumplir las leyes ambientales?

  • A) Si B) No

  • En caso de que su anterior respuesta halla sido NO: ¿Por qué cree que sucede eso?

  • Falta de preocupación.

  • No le da importancia al tema

  • No le conviene a la economía.

  • ¿Cree que estamos cambiando nuestro confort, vida cómoda y los grandes ingresos económicos por los daños irreparables que sufrirá el medio ambiente de las generaciones futuras?

  • A) Si B) No

  • ¿Qué medidas conoce y pone en práctica para evitar el Calentamiento Global?

  • Evitar el uso de aerosoles.

  • Evitar la contaminación general.

  • Otros.

  • Afinar los automóviles, reducir su uso y/o evitarlo.

  • Ninguna.

  • Conservar la naturaleza y fomentar su cuidado.

  • Plantar árboles y evitar la deforestación.

  • No tirar ni quemar basura y reciclarla.

  • Resultados:

    La investigación cuantitativa para este trabajo se realizó a través de 60 encuestas, las cuales se aplicaron a personas de todo tipo de edad. La misma se realizó por Internet, mandando correos electrónicos a varias personas, las cuales respondieron sin problemas.

    Las encuestas se realizaron con el objetivo de saber que tanto las personas saben acerca del calentamiento global, cómo actúa el gobierno argentino y su preocupación e interés en éste problema.

    El análisis y resultados se encuentran presentados a continuación:

    Pregunta Nº 1:

    La gráfica muestra que la gran mayoría de las personas encuestadas tienen cierto conocimiento acerca del calentamiento global. Este conocimiento se verá reflejado en las siguientes preguntas, ya que la mayoría de las respuestas recibidas concuerdan con esta primera afirmación.

    Pregunta Nº 2:

    La segunda pregunta nos dice que la mayoría de las personas creen, de acuerdo a su criterio, que el calentamiento de la Tierra está afectando nuestro país en poca medida. Esto indica que la población está conciente de que este problema esta presente en Argentina, aunque como se verá más adelante, no todas estas personas saben como identificar este fenómeno.

    Pregunta Nº 3:

    En la tercera pregunta se aprecia que el 70% de la gente encuestada piensa que han ocurrido mas desastres naturales en argentina mientras que el 28% cree que no ha habido ningún cambio en la frecuencia de desastres.

    Pregunta Nº 4:

    Los resultados de la cuarta pregunta nos dicen que casi todas las personas consideran que al menos algunos de los desastres naturales ocurridos en el país son causados por el calentamiento global. De acuerdo a la anterior pregunta se demuestra que aparte de los cambios climáticos a los que se hizo referencia en las preguntas tres y cuatro, la gente también tiene conciencia de que el aumento de los desastres naturales también son originados por el calentamiento en la Tierra.

    Pregunta Nº 5:

    La quinta pregunta señala que mas del casi el 80% de las personas encuestadas piensan que han ocurrido diferentes cambios en el clima, y aunque de acuerdo al promedio, las personas encuestadas son jóvenes, esto habla de que ésta población ha notado un significativo cambio en el clima de nuestro país.

    Pregunta Nº 6:

    En la sexta pregunta se aprecia que la mayoría de los encuestados considera que el gobierno argentino no le da mucha importancia al Calentamiento Global, pero tampoco le es indiferente al mismo.

    Pregunta Nº 7:

    Los resultados de la séptima pregunta muestran notablemente que la gran mayoría de los encuestados consideran que el gobierno argentino no es estricto en hacer cumplir las leyes ambientales.

    Pregunta Nº 8:

    La octava pregunta muestra que el 70% de la gente encuestada dice que el gobierno argentino no es estricto en hacer cumplir las leyes ambientales ya que no le convendría a la economía nacional.

    Pregunta Nº 9:

    El resultado de la novena encuesta demuestra que el 80% de las personas encuestadas consideran que cambiamos nuestras vidas cómodas, confortables y los grandes ingresos económicos por los daños irreparables que sufrirá el medio ambiente de las generaciones futuras.

    Pregunta Nº 10:

    Esta pregunta abierta se ha graficado de acuerdo al número de personas que han dado respuestas similares. Aquí se presenta que las soluciones mas conocidas son evitar el uso de aerosoles y la contaminación en general. Esta gráfica es interesante porque muestra que la mayoría de la gente encuestada sí conoce las principales medidas para evitar el aumento de la temperatura terrestre. Sin embargo, gran parte de los encuestados, no conocen ninguna medida, esto es algo serio, ya que aunque la gente sepa de que se trata el calentamiento global, qué lo causa y cuáles son sus consecuencias, es todavía más importante que sepan como reducirlo.

    Bibliografía

    Bibliografía:

    BBC© mundo 2002

    http://www.bbc.co.uk/spanish/especiales/clima/ghousedefault.shtml

    Berneri, Raul. © 1997 Lucas Morea / Sinexi S.A.

    http://www.monografias.com/trabajos12/efin/efin.shtml

    http://www-atmo.at.fcen.uba.ar/tpopte/1996/c_global.html

    http://www.greenpeace.org/mexico/campaigns/energ-a-y-cambio-climatico/cambio-climatico

    http://www.circuloastronomico.cl/secciones/calentamiento.html

    http://labfi.fisica.uson.mx/calentamientoglobal.html

    http://www.CambioClimaticoGlobal.com

    http://wdc.cricyt.edu.ar/paleo/es/globalwarming/what.html

    http://www.analitica.com/va/ambiente/opinion/9225568.asp

    http://sepiensa.org.mx/contenidos/2005/l_calenta/calentamiento_1.htm

    http://bitdrain.blogspot.com/2007/01/causas-del-calentamiento-global.html

    http://capadeozono.blogspot.com/2007/04/otro-intento-de-salvar-la-capa-de-ozono.html

    http://extroversia.universia.net.co/html/estilosvida/index.jsp?actualConsecutivo=1114

    http://www.terra.com.mx/articulo.aspx?articuloId=138013

    http://www.alertatierra.com/CambC_efectos.htm

    http://club.telepolis.com/geografo/clima/calentam.htm

    http://clima.ecoportal.net/

    http://www.argentinaxplora.com/activida/eco/ecocalen.htm

    http://panamundo.com/ecologia/ecolo-argentina-argentina-kyoto.html

    http://www.xtec.es/centres/a8008531/tr/tr.htm#consideraciones

    http://www.ambiente.gov.ar/?aplicacion=normativa&IdNorma=85

    http://www.greenpeace.org/argentina/newsletter-greenpeace/newsletter-3-enero07/las-inundaciones-en-tucuman-y

    http://www.greenpeace.org/argentina/newsletter-greenpeace/newsletter-6-mayo07/el-cambio-climatico-ya-esta-aq

    http://www.clarin.com/diario/2006/11/05/sociedad/s-04815.htm

    http://www.mercosurnoticias.com/index.php?option=com_content&task=view&id=7482&Itemid=188

    http://axxon.com.ar/not/134/c-1340078.htm

    http://www.clarin.com/diario/2006/11/05/sociedad/s-04815.htm

    http://www.ambiente.gov.ar/

    http://biblioteca.unmsm.edu.pe/redlieds/Recursos/archivos/Legislacion/Mexico/ley_ambientall.pdf

    http://ventadirecta.wordpress.com/2007/02/02/cambio-climatico-calentamiento-global/

    http://www.taringa.net/posts/offtopic/805963/Consecuencias-en-Argentina-cambio-climatico.html

    http://quiron.wordpress.com/2007/02/03/%C2%BFque-podemos-hacer-con-el-cambio-climatico/

    http://www.nrdc.org/laondaverde/globalwarming/gsteps.asp

    http://www.taringa.net/posts/info/841102/%C2%BFEnfriamiento-global-para-el-a%C3%B1o-2020.html

    http://www.taringa.net/posts/info/874943/Pronostico-Climatico-Hasta-el-2030.html

    http://www.taringa.net/posts/info/781634/Deshielo-en-Glaciares-Argentinos.html

    http://www.nuestroclima.com/blog/?p=447

    http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/UCC/File/Segunda%20Comunicacion%20Nacional.pdf

    http://www.clarin.com/diario/2007/02/25/sociedad/s-01369714.htm

    http://www.nuestromar.org/noticias/ecologia_y_medioambiente012007_consecuencias_del_calentamiento_global_en_el_pais_y_la_patago

    http://www.cambioclimaticoglobal.com/links.html

    http://antartidaargentina.wordpress.com/2006/06/21/polemico-articulo-sobre-cmabio-climatico/

    http://www.cambio-climatico.com/

    http://www.cambioclimaticoglobal.com/

    http://www.farn.org.ar/bd/ecolegis/tc/3832.html

    http://es.wikipedia.org/wiki/Calentamiento_global

    http://www.atinachile.cl/node/21244

    http://archivo.greenpeace.org/Clima/Prokioto.htm

    http://archivo.greenpeace.org/Clima/situacion-kioto.htm

    http://archivo.greenpeace.org/Clima/kioto-mecanismos.htm

    http://panamundo.com/ecologia/ecolo-argentina-argentina-kyoto.html

    http://www.redproteger.com.ar/Legal/medio_ambiente/ma_ley_25675.htm

    http://wdc.cricyt.edu.ar/paleo/es/globalwarming/greeneffect.html

    http://www.nacion.com/ln_ee/2007/septiembre/01/mundo1224338.html

    Conclusión

    Conclusión:

    Después de haber realizado la investigación, he podido lograr todos los objetivos iniciales. Aunque en el transcurso de la misma se presentaron algunas dificultades, tales como la falta de información actual e información errónea. Afortunadamente todo el proceso que se llevó a cabo en la realización de este trabajo fue satisfactorio, y he podido comprender toda la información recopilada.

    Y en cuanto a la hipótesis: “El gobierno no le da importancia a este problema porque las actividades que dejan muchísimo dinero son las mismas que afectan al medio ambiente y colaboran con el Calentamiento Global”. Está comprobada, ya que se sabe perfectamente que los verdaderos culpables de este problema son los dueños y promotores de la grandes industrias, los que más apoyan al empeorar la situación del calentamiento global, y al ser parte de una fuerte economía capitalista y globalizadora, nunca estarán de acuerdo en cerrar sus industrias, ya que significaría una pérdida económica altísima para ellos. Y es por este motivo que el gobierno no le da mucha importancia al problema.

    Otros grandes culpables, son los países y/u organizaciones que, en vez de apoyar a las soluciones dadas, están de parte de las grandes industrias. Esto habla perfectamente de la influencia que tienen los grandes países en las naciones en vías de desarrollo.

    Respecto al tema de investigación, ya solamente queda hacer una reflexión del peligro que representa el calentamiento global. Con base a los datos señalados, es indiscutible saber que el aumento en las temperaturas de todo el globo significa un peligro amenazador. Aunque ya se ha logrado acordar algunas soluciones, se ha visto que no son totalmente definitivas, ya que las consecuencias están actualmente presentes en el medio ambiente, y por ende, va a resultar muy difícil y complicado tomar una solución positiva.

    Es muy importante hacer conciencia de que toda la población en conjunto es necesaria para evitar proseguir con el efecto invernadero, aunque son las grandes potencias mundiales, como los estados Unidos, los países que representan el mayor daño a la atmósfera, porque son unos de los pocos países en que no colaboran con los acuerdos internacionales para la solución de este fenómeno climatológico.

    Como quiera que se examine el hecho, no está de más que los ciudadanos comunes hagamos algo para detener el calentamiento de la Tierra. Si bien no tenemos los recursos necesarios para lograrlo, tenemos en nuestras manos la completa obligación y las posibilidades de contribuir un poco.

    Tal vez nos sea muy difícil, pero sabemos que actualmente estamos viviendo en una nación negligente, donde resulta dificultoso actuar de manera eficiente, pero sí podemos actuar de manera responsable Y concientisándonos que si no se hace algo pronto, estaremos destinados a enfrentar un grave problema, el cual desconocemos y al que no estamos preparados para hacer frente.

    Nuestra generación se enfrenta a la oportunidad más extraordinaria de grandeza que ninguna otra generación en la historia de la humanidad haya tenido jamás. Si no cambiamos nuestro rumbo y simplemente nos detenemos a dejar que el tiempo transcurra seremos más odiados que ninguna otra generación que haya existido. Las futuras generaciones sabrán que nosotros éramos concientes de la peligrosa explosión demográfica de nuestra especie, de la pérdida de la biodiversidad, del calentamiento global, de la contaminación de los mares, el aire y la tierra y del adelgazamiento de la capa de ozono. Podrán observar que teníamos información más que suficiente para comprender que los problemas que habíamos provocado requerían de soluciones: y verán con igual claridad que fallamos para actuar con la fuerza suficiente para salvar a la Tierra. Se darán cuenta que cambiamos nuestras comodidades e ingresos económicos por el medio ambiente destruido que les dejamos. Y nos odiarán por eso... porque habremos cambiado nuestro confort por su futuro ambiental.

    Conclusión en Inglés:

    After completion of the investigation, I have been able to achieve all the objectives. While during the same presented some challenges, such as lack of current information and misinformation. Fortunately the whole process that took place at the completion of this work was satisfactory, and I could understand all the information gathered. And with regard to the hypothesis: "The government does not give importance to this problem because the activities that make lots of money are the same as those affecting the environment and working with the Global Warming." Is verified, as is well known that the real culprits of this problem are the owners and developers of large industries, the most supporters to worsen the situation of global warming, and to be part of a strong capitalist economy and globalization, never will agree to close their industries, as it would mean a very high economic loss for them. And it is for this reason that the government does not give much importance to the problem.

    Other major culprits are the countries and / or organizations that, instead of supporting the solutions given are part of large industries. This speaks of the influence that the big countries in the developing nations.

    On the topic of research, and is only a reflection of the danger posed by global warming. Based on the data, it is indisputably learn that the increase in temperatures around the globe is a looming danger. Although I agree there has been some solutions, has not completely definitive, because the consequences are currently present in the environment, and therefore will be very difficult and complicated to make a positive solution.

    It is very important to realize that the entire population as a whole is necessary to avoid continuing the greenhouse effect, although they are the major world powers like the United States, countries that pose the greatest harm to the atmosphere, because they are among the few countries that do not cooperate with the international agreements for the solution of this climatological phenomenon.

    As you consider the fact, it is worth that ordinary citizens do something to stop global warming. While we do not have the resources necessary to achieve this, we have our hands full obligation and the potential to contribute a little.

    Perhaps we will be very difficult, but we know that we are currently living in a nation negligent, which is harder to act efficiently, but we can act responsibly and thinking that if nothing is done soon, we will be destined to face a serious problem we will be destined to face a serious problem which is unknown by us and which we are not prepared to face.

    Our generation is faced with the most extraordinary opportunity for greatness that no other generation in human history has ever had. If we do not change our course and we pause to simply let the time pass we will be more hated than any other generation that has existed. Future generations will know that we we're aware of the dangerous population explosion of our species, loss of biodiversity, global warming, pollution of seas, air and land, the thinning of the ozone layer. They will be able to see to understand that problems that had led to require solutions and see with equal clarity that we failed to act with force enough to save the Earth. And They will hate us for that ... because we have changed our comfort for their future.

    Índice

    Organización Mundial de la Salud.

    Trabajo de Investigación Calentamiento Global I.P.C.U.M

    Nelson Vergara. Página 106 de 110