Caída de las Torres Gemelas de Nueva York

Historia universal. Atentado terrorista. Bin Laden. Régimen talibán. Religión islámica

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
cursos destacados
Derecho de la Cultura: de la Ley de Patrimonio Histórico a la Normativa Internacional.
Instituto Superior De Arte - I/art
España posee un rico patrimonio cultural, que estamos obligados a proteger y a transmitir a las generaciones futuras....
Solicita InformaciÓn

De la Crisis al Cambio: Salidas Profesionales y Opciones de Futuro para los Periodistas del Siglo XXI.
Instituto Superior De Arte - I/art
Con este curso de IART adquiriras un amplio conocimiento de como esta afectando la crisis al mundo de la prensa!
Solicita InformaciÓn

publicidad

Caída de las Torres Gemelas de Nueva York

Apendice

  • ¿Que ocurrio?

  • Perfil de Usama Bin Laden

  • Religión Islamica

  • Regimen Talibán

  • Reacciones después del desastre

  • EE.UU sufre el peor ataque terrorista de su Historia en el que mueren miles de personas

    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York
    EE.UU sufrió la mayor ofensiva terrorista de su Historia, el peor ataque desde el bombardeo de Pearl Harbor. Hacia las 8:45 de la mañana (hora local) de un fatídico 11 de septiembre, comenzaba una pesadilla que duró varias horas. Dos aviones comerciales se estrellaban deliberadamente contra las Torres Gemelas de Nueva York, tras lo cual ambos edificios se derrumbaron llevándose consigo miles de vidas aún sin cuantificar. Casi simultáneamente otro avión se estrellaba contra el Pentágono causando centenares de muertos. Momentos después, un cuarto avión se estrellaba en Pensilvania antes de alcanzar otro objetivo desconocido. Inmediatamente, todo el mundo, que asistía perplejo por televisión a estas imágnes, comenzaba a hablar de una ataque terrorista en cadena contra EE.UU, cuya autoría recae de momento en el millonario saudí Osama bin Laden.


    Tras presenciar la tragedia, nadie se atrevía a dar ninguna cifra sobre el número de muertos, pero todos tenían en mente miles de personas. Los números hablaban por sí solos: 266 pasajeros a bordo de los cuatro aviones secuestrados murieron y en el Pentágono casi 200 personas perdieron la vida.

    La cifra de muertos en el World Trade Center de Manhttan, las víctimas del derrumbamiento de las Torres Gemelas, no se conoce, pero muchos medios de comunicación hablan de más de 5.000


    Esta es la imagen del segundo avión que choca directamente en uno de los bloques del pentágono.
    Primer Ataque a las Torres Gemelas

    El primero de los aparatos se estrelló a las 8:45 de la mañana (hora local) contra una de las Torres Gemelas, a la altura del piso 80. Era un avión comercial de pasajeros, un Boeing 767 de American Airlines que realizaba el trayecto Boston- Los Angeles con 81 pasajeros y 11 miembros de la tripulación a bordo. Había sido secuestrado minutos antes. Apenas 18 minutos más tarde, otro aparato se estrellaba contra la segunda de las Torres a la altura del piso 40 ante la atónita mirada de millones de espectadores en todo el mundo. La hipótesis del accidente quedaba descartada. Era el segundo avión comercial secuestrado, el vuelo 175 de United Airlines, que viajaba de Boston a Los Angeles con 56 pasajeros y 9 miembros de tripulación.

    EE.UU se puso en alerta máxima tras este primer ataque. Todos los edificios públicos fueron evacuados y los aeropuertos y las fronteras cerrados ante el temor a nuevos atentados.

    El primer Mensaje de Bush

    A las 9:30 de la mañana (hora local) comparecía ante los medios de comunicación el presidente de EE.UU, George W. Bush, y aseguraba que los responsables de este “ataque terrorista” serían capturados y castigados.

    Segundo ataque: el Pentágono

    A las 9:45 minutos, el tercer avión se estrellaba contra El Pentágono. Era un Boeing 757 de American Airlines que al parecer iba de Washington a Los Ángeles y que transportaba a 58 pasajeros y 6 tripulantes. Centenares de personas murieron en este ataque.

    El derrumbe de las Torres

    En medio de una psicosis auténtica, se producía un hecho dantesco difícil de olvidar. A las 10:00 hora local se derrumbaba la Torre Sur del WTC, la segunda en recibir el ataque. Mientras, se producía un espectáculo aterrador: muchas personas se precipitaban al vacío desde las ventanas de las Torres al no poder huir de la enorme bola de fuego que se formó por el impacto de los aparatos.

    La segunda de las Torres, la Norte, se desplomaba por completo a las 10:29 horas locales, atrapando a miles de personas.

    En estas Torres, repletas de oficinas, trabajan cerca de 50.000 personas, por lo que el número de víctimas podría ser muy elevado y se tardarán varios días en calcular el número exacto de muertos.

    El cuarto avión se estrella en Pittsburg (Pensilvania)

    El cuarto de los aviones secuestrados se estrellaba a las 10.48 hora local cerca de Pittsburg (Pensilvania). A bordo iban 38 pasajeros y 7 tripulantes. Las causas de la colisión no se conocen todavía pero la última hipótesis apunta a un posible enfrentamiento de los pasajeros con los secuestradores.

    266 personas a bordo de los aviones utilizados en los ataques
    American Airlines y United Airlines confirmaron la pérdida de cuatro aviones, que resultaron ser los utilizados en los atentados y en los que viajaban, en total, 266 personas.

    United Airlines señaló que su vuelo número 93, un Boeing 757, que había despegado del aeropuerto de Newark, en el Estado de New Jersey y próximo a la ciudad de Nueva York, llevaba 38 pasajeros y siete miembros de la tripulación.

    El avión tenía como destino San Francisco y se estrelló en Pittsburgh, por causas aún desconocidas, aunque se sospecha que iba a ser utilizado en un atentado.

    El segundo aparato era el vuelo 175 de United Airlines, un Boeing 767, que partió de la ciudad de Boston con 56 pasajeros, siete azafatas y dos pilotos, aunque la compañía aérea no ha podido confirmar donde fue estrellado.

    En tanto American Airlines indicó que no puede dar información acerca de su vuelo 11, que viajaba de Boston a Los Angeles, con 81 pasajeros y once tripulantes, aunque se sospecha que pudo ser usado en el ataque contra una de las Torres Gemelas.

    La compañía aérea también da por perdido, sin indicar que es lo que ello significa, el vuelo 77, un Boeing 757, entre Washington y Los Angeles, que llevaba a bordo 58 pasajeros y 6 tripulantes, y se cree pudo ser el aparato lanzado contra el Pentágono.

    Precisamente a última hora de la noche se supo que una pasajera de uno de los aviones pudo alertar mediante su teléfono móvil a su esposo de que el aparato estaba siendo secuestrado.

    Manhattan, evacuado

    El alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, ordenaba consternado la evacuación del sur de la isla de Manhattan, y pedía calma a la población para que la evacuación puediera realizarse de la forma más eficaz posible. Dijo que el numero de víctimas puede ser "terrorífico".

    Fuerzas militares fueron desplegadas en Washington y sus alrededores tras el ataque al Pentágono, en un intento de controlar la situación de caos en la capital de Estados Unidos. Al menos un regimiento de infantería ligera y otras unidades eran desplegados en torno a la sede del Departamento de Defensa, situado en Arlington (Virginia), en las afueras de Washington, así como en la capital.

    La ONU cancelaba de inmediato la apertura de su LVI Asamblea General, prevista para hoy, y los delegados fueron evacuados del edifificio, situado en el este de Manhattan. En Bruselas, la OTAN ordenaba la evacuación de su cuartel general en la capital belga.

    ¨Los atentados no son obra de un grupo de fanáticos"

    De momento, la autoría de los atentados sigue siendo una incógnita. Aunque, en un principio, todo apuntaba a terroristas islámicos, tanto el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), como el grupo terrorista palestino Hamas o la Yihad islámica se desvincularon de los ataques y los condenaron.

    Pero es un nombre el que figura en la mente de todos, el terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden, refugiado en Afganistán y que había afirmado hace tan solo tres semanas en una entrevista que dirigirìa un brutal ataque contra EE.UU. El gobierno afgano de la milicia integrista islámica talibán negaba sin embargo que el multimillonario saudí tuviera nada que ver con los atentados.

    En cualquier caso, los expertos aseguran que una ola de atentados de semejante magnitud no es obra de un "grupo de fanáticos", sino que detrás de los ataques podría haber "varios Gobiernos".

    5.422 desaparecidos

    Giuliani afirmó dias a tras que el número de personas desaparecidas tras los atentados que derrumbaron las Torres Gemelas durante el ataque terrorista es de 5.422, con 201 cadáveres recuperados.

    Al menos 135 cuerpos siguen sin ser identificados, entre los que se incluyen 34 bomberos de Nueva York y uno de Nueva Jersey, dos trabajadores de emergencias y dos policías de la Autoridad Portuaria.

    El alcalde ha vuelto a afirmar que los neoyorquinos "deben prepararse para la realidad de que no vamos a recuperar una cantidad significativa de gente


    Osama bin Laden

    - Séptimo hijo de un comerciante árabe quien hizo fortuna en el auge de la construcción disparado por el boom petrolero, Osama bin Laden nació en 1957. Su padre murió cuando tenía 13 años y su primer casamiento fue con una prima siria cuando tenía 17 años.

    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York

    - Se relación con Afganistán comenzó casi inmediatamente después de la invasión soviética en 1979 con un viaje a Pakistán, donde se reunió con refugiados y líderes de la oposición. Retornó a su hogar y comenzó a recaudar fondos para la resistencia afgana.

    - En 1984 estableció un refugio en la ciudad fronteriza paquistaní de Peshawar que funcionó como canal entre los voluntarios árabes y la guerrilla afgana. Con su fortuna, el siguiente paso fue establecer campos dentro de Afganistán, lo que incrementó el número de combatientes árabes.

    - Tras pasar un tiempo en Sudán, Bin Laden se instaló en Afganistán.

    - Arabia Saudita le retiró la ciudadanía en 1994.

    - Las autoridades estadounidenses ofrecieron una recompensa de 5 millones de dólares por su cabeza. Pero bin Laden aseguró que los esfuerzos por arrestarlo y herirlo financieramente apenas lo perjudicaron.

    - Se cree que Bin Laden vive bajo estrictas medidas de seguridad cerca de la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán y capital espiritual del gobierno talibán, o en la localidad oriental de Jalalabad.

    - Un asesor de bin Laden dijo que él negó participación alguna en los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono.

    - Los talibán aseguran que bin Laden ha estado bajo vigilancia en los últimos dos años y que ha sido despojado de dispositivos de comunicación. Pero también negaron que esté detenido, afirmando que su situación no cambió. Al Qaeda

    - Al Qaeda fue fundado con los comandos islámicos que combatieron a las fuerzas de ocupación soviéticas en Afganistán en los años 80.

    - Facciones radicales provenientes de Egipto, Arabia Saudita, Yemen, otros estados del Golfo, Afganistán, Pakistán, Cachemira, Argelia y Marruecos formaron una red dispersa después de la Guerra del Golfo en 1991.

    - El grupo atrae a musulmanes radicales que buscan regímenes fundamentalistas en sus países y participan en la causa contra Estados Unidos, Israel y los gobiernos musulmanes moderados.

    - Se han identificado o están bajo sospecha células de la red han en todo Oriente Medio y Africa, en naciones asiáticas como Malasia y Filipinas, en Ecuador, Bosnia, Albania, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos.

    - Analistas dicen que Al Qaeda está compuesto en su mayoría por egipcios y se supone que la organización tiene unos 3.000 miembros.

    - Los miembros se comunican a través de teléfonos encriptados, correo electrónico y otros métodos seguros. También realizan largos viajes para entregar mensajes personalmente.

    - Se estima que la fortuna de bin Laden asciende a unos 300 millones de dólares y la utiliza para financiar su red de militantes. El grupo también se financia con el dinero proveniente de los negocios de venta de joyas, construcción y de la industria pesquera.

    Acusaciones contra bin Laden

    - El atentado contra el World Trade Center el 26 de febrero de 1993 mató a seis personas e hirió a más de 1.000. El gobierno de Estados Unidos estimó que Bin Laden tuvo vínculos con él.

    - En agosto de 1996, Bin Laden dictó una "fatwa", o decreto religioso, ordenando el asesinato de personal militar estadounidense.

    - Estados Unidos dice que bin Laden es el primer sospechoso en el atentado con bombas que mató a 24 ciudadanos de ese país en las ciudades sauditas de Riad y Khobar en 1995 y 1996.

    - También lo acusan de organizar los atentados de 1998 en las embajadas estadounidenses en Kenya y Tanzania, que mataron a 224 personas e hirieron a 4.000.

    - Funcionarios de Estados Unidos dijeron que se sospecha que la red de bin Laden está vinculada al atentado suicida de octubre de 2000 contra el barco de guerra estadounidense Cole en Yemen, en el que murieron diecisiete estadounidenses.

    Islamismo, movimiento de carácter político, social y religioso que reivindica, en el contexto del mundo musulmán, el retorno a una sociedad regida por los principios de la sharia o ley islámica. Desde la década de 1970, este término designa sobre todo a la tendencia más radical y violenta de dicho movimiento, comúnmente denominada fundamentalismo o integrismo islámico, pese a que, en esencia, el propio islamismo, aunque propugne métodos no violentos, tendría connotaciones fundamentalistas.

    Ideología y acción

    El islamismo participa de las características de cualquier fundamentalismo religioso, en tanto que predica un retorno a la letra del Corán. Para los islamistas, el comportamiento de los musulmanes debe regirse por los preceptos establecidos en el libro sagrado, así como en la Sunna y el Hadit (palabras y comentarios de Mahoma). Partidarios de una sociedad igualitaria, los islamistas toman como modelo la umma (comunidad islámica).

    Durante las décadas de 1980 y 1990, el retorno a la esencia del islam y la búsqueda de la propia identidad se vieron favorecidos por la crisis socioeconómica, la occidentalización del modo de vida en la mayoría de los países musulmanes y la globalización de la economía. Tras la instauración en 1969 de la República Árabe Libia Popular y Socialista (obra de Muammar al-Gaddafi, que implantó cierto régimen conjugador de panislamismo y socialismo), la Revolución Islámica de Irán (1979), dirigida por el ayatolá Ruhollah Jomeini y que supuso la implantación de una república islámica en aquel país, ofreció el primer modelo específico a los movimientos y partidos islámicos. Otras entidades políticas que han adoptado con éxito el modelo islámico han sido Arabia Saudí, Sudán, Chechenia y, desde 1996, gran parte del territorio de Afganistán controlado por los talibanes.

    Los islamistas pretenden conquistar a la opinión pública de los países musulmanes por medio de una acción social. De una eficacia limitada, las redes de ayuda mutua destinadas a remediar el paro y la pobreza, así como las carencias de los servicios sociales, contribuyen no obstante a mantener su influencia, especialmente entre los jóvenes, primeras víctimas de la crisis económica.

    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York

    Islamismo violento

    Si bien el islamismo también ha optado a lo largo de su historia por vías legales de acción política, algunos movimientos islamistas que siguen el ejemplo de jariyíes e ismailíes justificaron la utilización de la violencia para dotar al Estado de una esencia religiosa. Los primeros atentados terroristas protagonizados por grupos fundamentalistas islámicos tuvieron lugar en 1945 y fueron perpetrados por los denominados Hermanos Musulmanes, movimiento fundado en Egipto en 1928 por Hasan al-Banna. Los grupos radicales se multiplicaron en la década de 1970. En Egipto, Siria y Jordania, su acción iba encaminada a desestabilizar los regímenes laicos existentes, representantes de un nacionalismo árabe que se consideraba derrotado tras la guerra de los Seis Días (1967).

    En 1981, un militante del movimiento al-Yihad asesinó al presidente egipcio Anwar al-Sadat. En 1983, Yihad Islámica (brazo armado del movimiento shií Hezbolá) cometió dos atentados suicidas contra el Cuerpo de Marines estadounidense y soldados franceses estacionados en Líbano. Ligado a la intifada palestina, surgió en 1988 uno de los más violentos grupos islámicos, Hamas, que, procedente de una rama de los Hermanos Musulmanes (además de en Egipto, presentes en Siria y Jordania), preconiza la lucha armada contra Israel para el establecimiento de un Estado palestino. A comienzos de la década de 1990, el terrorismo islamista resurgió con fuerza tras la guerra del Golfo Pérsico (1991). La anulación de las elecciones legislativas celebradas en 1992 en Argelia, cuyos resultados habrían llevado al poder al Frente Islámico de Salvación (FIS), originó una auténtica guerra civil entre las Fuerzas Armadas argelinas y organizaciones como el Grupo Islámico Armado (GIA) y el Ejército Islámico de Salvación. Las masacres cometidas por estas últimas formaciones a lo largo de 1997 y 1998 conmovieron de un modo especial al conjunto de la comunidad internacional.

    En el texto que sigue, Eric Santoni reseña la importancia del Corán en la religión islámica, insistiendo en su significado, que rebasa el concepto de texto sagrado en tanto que es entendido como la misma palabra de Dios.

    Fragmento de El islam.

    De Eric Santoni.

    Capítulo I, 4.

    El Corán es al islam lo que la persona de Cristo es al cristianismo: la fuente fundamental de la fe. Es la palabra de Dios revelada por medio del arcángel Gabriel a Mahoma y su papel es transmitir fielmente el mensaje. «Un dictado sobrenatural recogido por el Profeta iluminado», dice Louis Massignon. Corán significa, literalmente, «lectura», «recitación» o «revelación». También quiere decir predicación.

    «Recita el nombre de tu Señor que ha creado al hombre de sangre coagulada!

    ¡Recita! Tu Señor es el Munífico, que ha enseñado por medio del cálamo,

    y ha enseñado al hombre lo que no sabía…»

    Si en el cristianismo la figura de Cristo, que fue revelada en las Sagradas Escrituras, es el centro de la fe, en el islam ese centro lo ocupa el Corán. Los musulmanes contemplan la historia del mundo, las relaciones de los hombres con Dios y entre ellos mismos, a través del libro sagrado, la palabra de Dios, escuchada, aprendida y transmitida por Mahoma. Dogma de fe, también encarna la ley. Constituye para el creyente no sólo una referencia religiosa que le dice en qué debe creer, sino también una referencia social, un código de vida revelado que le dice lo que debe hacer. Habían transcurrido apenas una veintena de años de la muerte del Profeta, cuando en el año 652 de nuestra era, el tercer sucesor de Mahoma, el califa Othmán puso por escrito las revelaciones recibidas y transmitidas por Mahoma.

    Esta versión, la única oficial, no está recopilada siguiendo un orden cronológico. El orden seguido con los 6.226 versículos (ayát), agrupados en 114 suras (capítulos), se ha basado únicamente en la extensión de las suras, de las más largas a las más cortas, excepto con la fátiha (el exordio), oración básica musulmana. Esto hace que para el lector occidental, acostumbrado al orden cronológico de la Biblia, la lectura del Corán le pueda parecer difícil. Con el fin de evitar confusiones y aparentes contradicciones, es indispensable restablecer el contexto cronológico. Para ello lo primero es separar el mensaje revelado en La Meca del revelado en Medina.

    A Mahoma, en sus diez primeros años de predicación, se le puede considerar como un simple profeta que predica una religión monoteísta, con una clara influencia bíblica. Durante este período, puede dar la impresión de que viene a realizar entre los árabes el papel que Moisés y Jesús realizaron, unos cuantos siglos antes, entre los judíos: «Sólo se ha revelado la Escritura a dos comunidades antes que a nosotros».

    Con la Hégira y su asentamiento en Medina, año 622 —el inicio del calendario islámico— el apóstol se convierte en el jefe de la comunidad y de la nueva religión, en la Ley. El Corán, palabra de Dios, cumplirá a partir de ese momento la función del estatuto de la ciudad. En él se recogen los derechos y deberes públicos y privados, desde la legislación laboral hasta la reglamentación matrimonial, las ordenanzas fiscales, militares, o el derecho a la propiedad... Nunca hay que olvidar que para el creyente tan importantes son las prescripciones referentes a la ciudad terrena como los otros mandamientos estrictamente religiosos. Es prácticamente imposible realizar un análisis textual riguroso sobre el Corán. Además, caso de hacerse este estudio, sería totalmente rechazado por los musulmanes, que consideran el libro globalmente como la palabra de Dios inimitable. El Corán es la palabra de Dios más que un texto recibido y transmitido por el Enviado (Al Rasul), el cual en muchos momentos se refiere al Corán celestial, todavía más perfecto, que posee Dios: «Lo hemos hecho descender» —dice Dios— y en forma de suras para que lo recite Mahoma como nuncio de buenas nuevas».

    A pesar de todo lo dicho, según los doctores de la ley (ulemas) hay cuatro temas fundamentales en el libro sagrado:

    — las creencias de la fe (Al Agida);

    — los cultos (Al Ibáda);

    — la moralidad (Al Ajlág);

    las relaciones sociales entre los hombres (Al Mu'amalát).

    Pero el Corán es algo más. Dejando a un lado el contenido de las revelaciones que son las bases fundamentales y que contienen incluso mensajes judíos (de la Torah) y cristianos (de los Evangelios), en el fondo textos preislámicos, el Corán es la obra más importante de la cultura oriental por la belleza del estilo y por el ritmo inigualado en la lengua árabe, la cual, todavía hoy, es la lengua litúrgica para los musulmanes del mundo entero.

    Se podría incluso afirmar que estos textos han hecho del árabe el principio de identidad nacional, ya que los pueblos árabes utilizan en la actualidad la lengua coránica para comunicarse entre ellos; es, pues, la lengua franca que se superpone a la diversidad de los dialectos respectivos. En definitiva, la perfección de la lengua del Corán subraya el carácter divino del libro sagrado a los ojos de los creyentes. A esto último se debe la cantidad de reticencias que hay sobre nuevas versiones.

    Forzosamente hay que reconocer que el texto de la Revelación, auténtico poema en prosa, es intraducible. El Corán se ha empezado a traducir hace muy poco tiempo y con grandes dificultades, con fines pedagógicos. Pero en ningún caso estas traducciones pueden utilizarse en la liturgia, que se remite exclusivamente al texto árabe original.

    Fuente: El islam, Eric Santoni. © Marabout (Bélgica), 1990 / © Acento Editorial, 1993.

    Talibán, movimiento integrista (fundamentalista) islámico radical de Afganistán que pasó a controlar la mayoría de dicho país desde 1996. Iniciado en agosto de 1994 por el mulah Mohammed Omar Akhund en la ciudad de Kandahar, situada en el sur de Afganistán, el nombre talibán, que significa `estudiante', remite supuestamente a los orígenes del grupo; a pesar de ello, lo cierto es que la mayoría de sus miembros sólo han conocido la guerra y su etapa como estudiantes se reduce al periodo de su rudimentaria formación religiosa.

    El surgimiento de los talibanes

    El movimiento talibán surgió a raíz del caos y la inestabilidad generada por la Guerra Afgano-soviética (1979-1988) y los posteriores conflictos internos de Afganistán. Durante la década de 1980, Afganistán fue invadido por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y gobernado por un régimen respaldado por los soviéticos. Las facciones de la guerrilla muyahidin, con la ayuda militar de Estados Unidos, fueron las que más resistencia opusieron a las tropas soviéticas a lo largo del prolongado conflicto bélico; Pakistán también ofreció refugio, formación militar y otras ayudas a los afganos contrarios al gobierno. Tras la retirada de las tropas soviéticas en 1989, estalló una guerra civil entre las facciones muyaidin y el gobierno central. El grupo étnico mayoritario del país, los pashtos, había controlado los puestos principales del gobierno durante mucho tiempo; no obstante, después de que los soviéticos abandonaran el país, se formó un gobierno de coalición que también incluía a los tayikos, uzbekos, hazaras y otros grupos minoritarios. Los talibanes, que surgieron como una facción muyaidin, estaban compuestos principalmente por miembros de la etnia pashto que intentaron una vez más hacerse con el control del gobierno central de Kabul. Recibieron entrenamiento militar y armamento de la Policía Fronteriza, una unidad paramilitar de Pakistán que también cuenta con un número significativo de población pashto. La imagen ofrecida por los talibanes era la de una nueva fuerza para la paz y la unidad, y muchos afganos, especialmente los propios pashtos, les apoyaron con la esperanza de que quedaran atrás los años de guerra.

    El integrismo talibán

    A finales de 1994 y comienzos de 1995, los talibanes avanzaron por el sur y el oeste de Afganistán y tomaron el control de Kandahar y muchas otras ciudades dominadas por sus correligionarios pashtos. Herat y la mayoría de las poblaciones situadas junto a las principales vías de la franja meridional y occidental del país sucumbieron igualmente. En febrero de 1995, llegaron a los alrededores de Kabul, pero fueron rechazados por las fuerzas gubernamentales en el mes de marzo. Avanzaron de nuevo hacia la capital en octubre. Mientras continuaban los bombardeos sobre la ciudad, los talibanes se hicieron con el control de la zona oriental y central de Afganistán. El asedio sobre Kabul prosiguió de forma intermitente a lo largo de 1996 hasta que la ciudad cayó finalmente en el mes de septiembre. Las tropas del gobierno huyeron cuando se restableció el control pashto en Kabul. Poco después de que la capital fuera tomada por los talibanes, Muhammad Najibullah, el último presidente del país respaldado por el régimen soviético, y su hermano, el jefe de seguridad Shahpur Ahmadzai —ambos refugiados desde 1992 en el recinto establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Kabul—, fueron capturados y colgados en un lugar público por soldados talibanes.

    Después de tomar el control de Kabul, los talibanes crearon un organismo gubernamental denominado el Ministerio para Regular lo que es Correcto y Prohibir lo que es Incorrecto, al objeto de poner en práctica las normas de conducta integristas. No obstante, algunas de estas reglas parece que guardan poca relación con el auténtico islam y son fruto de la influencia de antiguas creencias tribales. Los líderes talibanes prohibieron la música, cerraron todas las salas de cine, quemaron los filmes cinematográficos y se deshicieron de las bebidas alcohólicas incautadas de los hoteles extranjeros. Se prohibió a los hombres afeitarse la barba (de acuerdo con las creencias ortodoxas islámicas) y se obligó a acudir al rezo en las mezquitas. Las mujeres se vieron obligadas a cubrirse de los pies a la cabeza con burkas (largos velos) que sólo tienen una pequeña abertura a la altura de los ojos. Se cerraron los colegios femeninos y se prohibió a las mujeres trabajar fuera de casa. Debido a ello, los hospitales han perdido la mayor parte de su personal y los orfanatos han quedado abandonados. En un país en el que cientos de miles de hombres han muerto durante la guerra, se prohibió asimismo trabajar a las mujeres viudas, el único miembro de la familia que podría aportar ingresos.

    Los talibanes han continuado imponiendo normas y leyes comunicadas a través de Radio Kabul y de camiones equipados con altavoces. Han castigado el asesinato, el adulterio y el tráfico de drogas con la pena de muerte y han permitido las lapidaciones de mujeres —algunas de las cuales han fallecido por ello— a las que acompañaban hombres con los que no tenían relación familiar. Muchas de estas leyes alarmaron a los grupos defensores de los derechos humanos y han provocaron la condena internacional. Incluso Irán, bastión del integrismo islámico, ha censurado los excesos cometidos por los talibanes en nombre de la religión.

    La conquista del territorio afgano

    La rápida toma de Kabul en septiembre de 1996 facilitó a los talibanes la conquista del resto del país, al permitir que sus soldados avanzaran hacia el norte para atacar los asentamientos de montaña de los tayikos, uzbekos y hazaras. El presidente Burhanuddin Rabbani y el primer ministro Gulbuddin Hekmatyar huyeron de la capital cuando fue conquistada y se establecieron en el norte del país para combatir a los talibanes junto a otras facciones. En noviembre de 1996, los talibanes tuvieron que retroceder hacia Kabul. Las esporádicas luchas entre éstos y las facciones del norte llegaron a un punto de estancamiento a principios de 1997, cuando todo Afganistán salvo la región del norte se hallaba dominada por los talibanes. No obstante, hacia mediados de 1997, los talibanes capturaron algunas regiones septentrionales, con lo que la mayor parte del país quedó bajo su control.

    Miles de afganos se refugiaron en los campos establecidos por la ONU en las afueras de Herat. A pesar de la preocupación por los abusos contra los derechos humanos, especialmente contra las mujeres, la propia ONU, Estados Unidos y otros países han mantenido conversaciones con los talibanes en un intento por restablecer la paz en la zona. A mediados de abril de 1998, el embajador estadounidense ante la ONU y mediador de su país para Afganistán, Bill Richardson, logró que se acordara una tregua previa a la apertura de negociaciones entre los talibanes y la alianza de oposición formada contra el régimen integrista de éstos. Las conversaciones dieron comienzo el 26 de abril, en Islamabad, la capital paquistaní, al mismo tiempo que tenían lugar graves combates en las inmediaciones de Kabul.

    La OTAN declaró el estado de máxima alerta

    El alcalde de Nueva York ordena evacuar el “bajo Manhattan”

    La Casa Blanca y el avión presidencial, entre los objetivos del ataque

    EE.UU prepara su represalia y Bush habla de una ''guerra entre el bien y el mal''

    La OTAN se plantea aplicar su artículo V: ''Obligación de defensa mutua en caso de ataque armado''

    La OTAN colaborará con EE.UU en las posibles acciones de represalia

    Bin Laden, el ''enemigo público número uno'' de EE.UU

    EE.UU. cuenta con el apoyo de la OTAN para responder a los ataques terroristas

    Los expertos militares ven probable un ataque coordinado de EE.UU y la OTAN contra Afganistán

    La ONU apoyará un ataque de EE.UU si 'la identificación de los culpables está clara'

    Blair: 'No habrá compasión ni fronteras contra los responsables de los atentados'

    El líder talibán llama a prepararse para la guerra santa

    Bin Laden vuelve a negar categóricamente su implicación en los atentados de EE.UU

    La investigación se centra en especulaciones bursátiles 'sospechosas'

    La UE recomienda a sus ciudadanos que abandonen Pakistán

    Terroristas árabes planean un ataque a la sede de la OTAN en Bruselas

    Francia y Reino Unido, dispuestos a cooperar en una respuesta 'adaptada'

    La OTAN invoca la 'defensa mutua' tras recibir las pruebas de EE.UU contra Bin Laden

    Estados Unidos empieza un ataque sin cesar contra las posiciones talibanes en Afganistán

    • He adquirido toda esta información mediante la enciclopedia interactiva encarta, y una serie de paginas webs que a continuación indico:

    www.terra.es

    www.cnn.com

    www.lavanguardia.com

    www.interpol.com

    www.americaonline.com

    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York
    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York

    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York
    Caída de las Torres Gemelas de Nueva York

    Vídeos relacionados