Burrhus Frederic Skinner

Psicología. Conductismo. Condicionamiento operante. Refuerzo. Premio. Castigo

  • Enviado por: Doña
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Doctorado en Paz, Seguridad y Defensa
UNED
El Programa de Doctorado en Paz, Seguridad y Defensa proporciona formación avanzada para la investigación en las...
Solicita InformaciÓn

Experto en Mediación Intercultural
Ibecon
La mediación social es una técnica alternativa de resolución de conflictos, que se empezó a desarrollar...
Solicita InformaciÓn

publicidad

B. F. SKINNER

Skinner es un conductista radical que ha desarrollado procedimientos de reforzamiento operante que el y sus estudiantes ha aplicado a muchos aspectos del control de la conducta en diversas situaciones. En el sentido más estricto, una conducta radical relaciona la conducta con causas de medio y rechaza las variables de la personalidad como conceptos explicativos, Sus conceptos son procedimientos de reforzamiento se ha utilizado entre psicóticos hospitalizados, en instituciones penales y correccionales, en los negocios y el trabajo, en escuelas y otras instituciones, y en la psicoterapia individual.

Para obtener un visón preliminar de la aplicación de los procedimientos de reforzamiento de Skinner, compararemos su enfoque con otros dos, el enfoque “amoroso” y el enfoque “punitivo” en el tratamiento de niños retardados. El primero es por medio de sugerencias apoyadas con demostraciones de respeto e interés. Sin embargo, los trabajadores en este campo informan que el método del amor y la ternura no siempre ayudan al tipo de conducta que desean. Un niño negativo no se vuelve cooperativo sólo porque sea tratado bondadosamente. Bajo el enfoque punitivo, a los niños se les amenaza con castigo si no se comportan según los deseos de las autoridades escolares. Este método es algo así como “ si deseas permanecer en este lugar, será mejor que sigas las reglas.”

En contraposición con estos dos enfoques Skinner utiliza recompensas (reforzadores positivos) para fortalecer las conductas ordenadas, cuando la conducta prescrita se recompensa con fichas que se pueden canjear por una variedad de bienes, privilegios y extensiones, el grado de control de la conducta que puede lograrse es sorprendente, para conseguir las fichas, los niños ejecutarán muchas tareas que simplemente no hacían bajo condiciones amorosas o punitivas. La utilización de recompensas para modificar la conducta también se ha aplicado con bastante eficacia en muchas situaciones.

Otra característica del enfoque de Skinner es su preocupación por las consecuencias de la conducta. Esta mas interesado en controlar la conducta del organismo humano individual y no de grupo como se concentran otros psicólogos logrando mediante pruebas estadísticas importantes borrar las diferencias individuales.

El más simple pero poderoso principio que rige la rama del conductismo de Skinner es que la conducta esta determinada y sostenida por sus consecuencias. Una de las contribuciones principales de Skinner (1953) es su explicación de las innumerables formas en que el poder humano de la autodeterminación esta bajo control ambiental.

Todos sabemos que para obtener ciertos resultados se necesita realizar ciertos pasos, es decir, llevar a cabo actos instrumentales. Skinner llama “operantes” a los actos instrumentales porque debemos operar en el medio para lograr un resultado. Los actos instrumentales son los medios para alcanzar los un objetivo.

En el método de estudio para el control de la conducta, comportarse, más que reaccionar, es lo que estudia. La conducta produce cambios en el medio que a su vez pueden cambiar la conducta.

Conducta de respuesta y Conducta Operante.

La diferencia entre conducta de respuesta y conducta operante se podría parecer a la diferencia entre reacción y una acción o entre respuesta y conducta. Una buena manera de recordar la diferencia entre las dos formas de conducta es que en el condicionamiento de respuesta los estímulos producen una respuesta, en tanto que el condicionamiento operante se emite la conducta. Por ejemplo: un amigo hace un comentario hiriente; uno reacciona con enojo, una respuesta; entonces sobreviene un ataque físico furioso, un patrón operante.

Contingencia de reforzamiento.

El término de contingencia puede definirse como “dependencia de”. Decir que el reforzamiento es contingente con una conducta operante significa que depende de la ocurrencia de esta conducta. Un individuo no es reforzado a menos que actúe apropiadamente.

Programas de reforzamiento de control de conducta.

Los programas de reforzamiento específico tienen tasas de respuesta característica relacionada con ellos. El observador se impresiona por la forma ordenada de la conducta manipulada.

Consideramos algunos de los casos prácticos bajo diversos programas de reforzamiento. El programa de intervalo fijo, utilizando muy comúnmente, produce niveles bajos de respuesta. Un ejemplo es el salario semanal. A menos que el trabajador tenga problemas, el salario se paga sin importar lo que se haga. Muchos supervisores se quejan de que sus trabajadores son perezosos, pero Skinner replica que la dificultad está en el programa de reforzamiento de intervalo fijo. Lo mismo puede decirse de los aumentos fijos de salario según.

Moldeamiento y encadenamiento.

El moldeamiento es un término que se asocia de manera específica con los procedimientos de Skinner para el condicionamiento operante. Algunas veces se llama “ método de aproximación sucesiva”. Moldear la conducta significa construir patrones de conducta u operantes, por medio del reforzamiento de respuestas parciales o graduadas. La conducta no diferenciada se moldea gradualmente en series de pasos ordenados, que se aproximan en forma progresiva al patrón de conducta deseado. El moldeamiento es una experiencia común entre las personas todos los días de la vida. El padre pronuncia una palabra, su hijo intenta imitarlo.

El moldeamiento se confunde algunas veces con el encadenamiento. Los procedimientos de encadenamiento se refieren a la formación de conducta a través de la combinación en secuencia de series de unidades conductuales simples. El patrón total de conducta puede ser bastante completo, pero esta construido por series de unidades simples que se han adquirido por medio de acondicionamiento operante.

Los métodos de moldeamiento y encadenamiento, junto con la elaboración del programa de reforzamiento, están entre las contribuciones más importantes de Skinner a el procedimiento de modificación de la conducta.

Reforzamiento diferencial.

Una variación en el moldeamiento es la técnica de reforzamiento diferencial (Skinner 1953). Significa reforzamiento selectivo y extinción. Reforzar solo las conductas deseadas y no otras. Podemos moldear las acciones de un amigo. Desea incrementar la ocurrencia de conductas no sarcástica y decrementar la sarcástica. Puede reforzar la aprobación con risas, sonrisas o atención cuando su amigo despliega la conducta que usted se refiere y permanecer en silencio, voltearse, interrumpir o cambiar el tema cuando su amigo actúa sarcásticamente.

El reforzamiento es un concepto tan fundamental para Skinner que su psicología completa puede describirse como “ psicología del reforzamiento”. Resumiendo, el condicionamiento operante ocurre solo si un reforzamiento sigue a una respuesta emitida. El principio básico de la psicología de Skinner es que la conducta se forma y se mantiene por reforzadores.

Reforzamiento positivo, negativo y castigo.

REFORZAMIENTO POSITIVO

El reforzamiento sea positivo o negativo, en esencia es una cuestión individual pero debido a las semejanzas entre las personas podemos identificar clases características de reforzamiento. La clasificación más amplia es la división de los reforzadores positivos en no aprendidos y aprendidos. Estas clases se llaman también primarias y secundarias, incondicionales y condicionales. Los requerimientos orgánicos son casos claros de reforzamiento primario: alimento, sexo descanso, actividad, premios. Hay algunos reforzadores evidentes prendidos, como el dinero, premios, las medallas y los honores. También hay reforzadores como la atención, el afecto y la aprobación - que son llamados por Skinner (1953) reforzadores condicionales generalizados, con los que quiere decir que son reforzadores aprendidos que pueden reforzar muchas conductas diferentes.

REFORZAMIENTO NEGATIVO

El reforzamiento negativo ocurre cuando la conducta elimina o evita un estimulo desagradable o aversivo. Encontrar un refugio a una tormentas una conducta de escape que se refuerza negativamente.

CONSECUENCIAS DEL REFORZAMIENTO POSITIVO Y NEGATIVO

Permítanos comparar el reforzamiento negativo y positivo. Un padre logra que su hijo estudie sus lecciones ofreciendole un reforzador positivo, como el uso del automóvil familiar la tarde del sábado o puede utilizar un reforzador negativo amenazándolo con que tiene que llegar temprano. En ambos casos el padre puede obtener resultados, pero las consecuencias del reforzamiento positivo con mucho más deseables.

CASTIGO

El castigo ocurre cuando la conducta va seguida por una consecuencia desagradable o cuando la conducta hace que se rechace una casa deseable. Algunos investigadores distinguen entre castigo positivo y negativo: el castigo positivo sigue a la conducta con algo indeseable y el castigo negativo sigue a la conducta con eliminación de algo indeseable. El propósito del castigo es detener o cambiar la conducta indeseable. A un niño que ha vagado fuera de sí casase le puede castigar confinándolo en ella por un tiempo, o la madre puede demostrar una intensa desaprobación y hostilidad directa. El propósito es proteger al niño.