Bulimia y anorexia

Nutrición. Desorden alimenticio. Trastorno nutricional. Enfermedad mental. Medios de comunicación. Estereotipo. Causas. Síntomas. Consecuencias psicológicas, físicas. Tratamiento. Prevención

  • Enviado por: Sabrii Kruspe
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Derecho de la Cultura: de la Ley de Patrimonio Histórico a la Normativa Internacional.
Instituto Superior De Arte - I/art
España posee un rico patrimonio cultural, que estamos obligados a proteger y a transmitir a las generaciones futuras....
Solicita InformaciÓn

Dirección de Arte y Producción y Realización Publicitaria
INSA - Business Marketing & Communication School
Conocer los diferentes formatos de Arte y Creatividad aplicados a la Publicidad: Spot, Radio, Revistas, Prensa,...
Solicita InformaciÓn

publicidad

*Curso*

9° A

*Área*

Ciencias Naturales

*Fecha de entrega*

Martes 23 de mayo

Índice

Índice 2

Introducción 3

¿Qué es la bulimia y la anorexia? 4

Las causas de estas 5

Síntomas 5

Quienes la padecen normalmente 6

Consecuencias 6

Tratamientos 8

¿Cómo prevenirlas? 9

Conclusión 10

Apéndice 11

Introducción

En el siguiente informe tratare dos problemáticas que afectan incesantemente a nuestra sociedad:

Bulimia: consiste en el desorden alimenticio. Se caracteriza por el consumo desenfrenado de alimentos para tratar de compensar situaciones de angustia o tensión nerviosa causada por la ansiedad y por la preocupación excesiva del peso corporal y el aspecto físico. Se identifica con episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos seguidos de provocación del vómito, uso de laxantes, dietas exageradas y/o abuso del ejercicio para controlar el peso. Agregando que si llegaran a engordar, luego, sienten culpabilidad.

Anorexia nerviosa: corresponde a la conducta caracterizada por el rechazo voluntario de los alimentos por sentirse, verse o considerarse obesa, a pesar de que en muchos casos el peso corporal está muy por debajo del correspondiente para la edad y actividad que desempeña. Todo esto ocurre a causa de que las victimas de esta enfermedad tienen una imagen distorsionada del propio cuerpo (dismorfofobia).

En algunos casos se alternan las fases de anorexia nerviosa y de bulimia.

¿Qué es la bulimia y la anorexia nerviosa?

Anorexia Nerviosa

Es un trastorno alimenticio caracterizado por el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normal, inmenso miedo a ganar peso, alteración de la percepción de la forma o tamaño del cuerpo. Los trastornos menstruales y la desaparición de la menstruación son datos de alarma y que indican la gravedad del caso.

Aunque esta enfermedad ha existido desde hace mucho tiempo, a partir de la década de los sesenta, con el incremento de las revistas de moda femenina, y la aparición de modelos, quienes proyectaban una imagen de flacura como lo “bueno” y “glamoroso”, se ha visto un incremento en el índice de trastornos alimenticios en mujeres.

Bulimia

La bulimia nerviosa es un trastorno de la alimentación. Las personas que la padecen comen grandes cantidades de alimentos (llamado atracón) y muchos utilizan después métodos no apropiados para deshacerse de esa comida (vómito, laxantes, diuréticos) (a esa "descarga " se le llama purga). Los individuos afectados comen compulsivamente y después se purgan para no ganar peso. Ellos tienen una preocupación exagerada sobre el peso y la imagen corporal. Algunas personas reemplazan la purga con ejercicio excesivo.

También existen casos donde los hombres son victimas de este desorden alimenticio.

Tanto la anorexia como la bulimia hacen vulnerables a los jóvenes y pueden llevar a la muerte en las formas más graves. Estos jóvenes comienzan, con la pasión propia de su edad, con dietas de adelgazamiento, al principio se pasa un poco de hambre, acostumbrando el cuerpo a cada vez menos calorías precisamente en una época de desarrollo físico e intelectual. En la fase inicial existen fases de consumo compulsivo de alimentos que pueden determinar, sobre todo en las muchachas con predisposición, el aumento de peso.

Ambos, no son enfermedades físicas, aunque los efectos y las consecuencias lo sean. Estos trastornos nutricionales componen una enfermedad mental, siendo así porque el cerebro rechaza la imagen real del cuerpo por un ideal físico inalcanzable que les haga ser aceptados y admirados por los que les rodean.

Las causas de la bulimia

  • Tendencia cultural hacia la delgadez excesiva

  • Hacer dietas y restringir los alimentos

  • Stress emocional

  • Los cambios físicos en el aparato digestivo son:

  • Un estómago que digiere lentamente

  • Menor producción de la hormona digestiva

Las causas de la anorexia nerviosa

  • Antecedentes de obesidad.

  • Experiencias estresantes.

  • Actividades deportivas de riesgo (en las que la imagen corporal y/o el peso son fundamentales).

  • Factores.

  • Sufrir previamente un problema de obesidad (o simplemente algo de sobrepeso).

Síntomas

Los síntomas y signos más característicos de la bulimia son:

  • Adicción compulsiva por la comida. Tras ingerir grandes cantidades de alimento la persona se provoca vómitos y/o diarrea con el fin de evitar la asimilación de alimentos

  • Obsesión y temor por engordar.

  • Ligero sobrepeso.

  • Sentimiento de menosprecio y culpa.

  • Baja autoestima.

  • Depresión.

  • Miedo a no controlar el proceso bulímico.

Los síntomas y signos más característicos de la anorexia nerviosa son:

  • Gran pérdida de peso.

  • Pérdida del ciclo menstrual (detención)

  • Preocupación por la comida, gordura y calorías.

  • Distorsión de la imagen de sí misma. Por ejemplo: se ven gordas aunque estén delgadas.

  • Posible abuso de laxantes.

  • Aumento de la actividad física con el fin de quemar calorías

  • Cambio del carácter.

  • Irritabilidad y depresión.

  • Falta de concentración.

  • Presión arterial baja.

  • Deshidratación.

  • Niveles anormales de: estrógenos, progesterona y cortisol.

Quienes la padecen normalmente

Se ha encontrado que la bulimia generalmente se presenta en jóvenes de clase media o media alta, entre las edades de 14 y 25 años de edad. No obstante, la anorexia también se presenta en mujeres de más de 25 años de edad y casadas. También existen casos donde los hombres son victimas de este desorden alimenticio.

En cambio, la anorexia nerviosa, habitualmente se presenta en jóvenes de entre 11 y 20 años. No obstante, también se presenta en mujeres de más de 20 años de edad.

Consecuencias

Consecuencias físicas de la bulimia

  • Alteración en la frecuencia cardiaca, baja presión sanguínea, dolores de cabeza y disminución de oxígeno en el cerebro.

  • Fluctuaciones en el peso corporal por episodios de conductas compensatorias, aunque la persona bulímica no presenta una pérdida de peso tan notoria como la persona anoréxica.

  • Presentan malestares estomacales o dolor abdominal, así como úlceras o laceraciones en el esófago y gastritis por los ácidos del vómito, que a su vez causan daños en el esmalte dental, así como la hinchazón de las glándulas parótidas y el rompimiento de vasos sanguíneos en los ojos por el esfuerzo de vomitar.

  • Pueden presentar intolerancia al frío por la baja de nutrientes como la glucosa, grasas y vitaminas que son vitales para el buen funcionamiento del organismo. Por ello, son frecuentes los desmayos, deshidratación, sensación de fatiga constante, debilidad, mareos, temblores de piernas y brazos, así como la descalcificación de los huesos.

  • Debido al desbalance nutricional y déficit de nutrientes, el cuerpo sufre alteraciones hormonales como defensa, por lo que hay ausencia o retraso en el desarrollo de la pubertad y la menstruación, lo cual en un futuro podría ocasionar infertilidad.

Consecuencias psicológicas de la bulimia

  • Se presentan problemas de ansiedad, depresión e impulsividad.

  • Desarrollan comportamientos compulsivos como pesar la comida, cortarla en pedazos diminutos o ponerla en envases pequeños.

  • Se aíslan, se esconden, mienten o evitan situaciones o personas.

  • Presentan trastornos en el sueño y en la percepción.

  • Tienen una sensación constante de culpa y su autoestima es poco saludable. Están irritables, volubles, con sentimientos de inutilidad, vacío, temor a perder control, estrés y pánico a subir de peso.

  • En cuanto a las funciones mentales, se ven alteradas la percepción, que se vuelve parcial, como la concentración, la memoria, el aprendizaje y el proceso de comprensión que disminuyen significativamente.

Consecuencias físicas

  • La pérdida de peso puede llegar a ser mayor del 25% del peso ideal o recomendado en las tablas nutricionales de edad, estatura, etc.

  • Es frecuente que presenten alteraciones en el ritmo cardiaco, como arritmias o taquicardias.

  • El deterioro de la piel y cabello tiene que ver con el desbalance en electrolitos, pérdida de vitaminas y otros elementos nutrientes. La piel se torna reseca, áspera y amarillenta, así como el cabello opaco.

  • Por falta de nutrientes y por los desbalances hormonales correspondientes el cuerpo responde interrumpiendo el crecimiento, la menstruación o retrasandola.

  • Afecta la aparición de los caracteres sexuales secundarios, impidiendo el desarrollo en general, y dando al cuerpo un aspecto inmaduro, provocando futuras complicaciones como la esterilidad.

  • Por falta de nutrientes como la glucosa y las grasas, la desnutrición y la anemia harán aparición, trayendo como consecuencias desmayos, fatigas con pocos esfuerzos, debilidad para realizar casi cualquier actividad y también la intolerancia al frío

Consecuencias psicológicas

  • Trastornos del sueño, ya sea insomnio o sueño interrumpido.

  • Estado de ánimo irritable puede relacionarse con hambre y falta de descanso

  • Algunas de éstas manifestaciones corresponden ya al inicio de gestación de cuadros depresivos. Las ideas obsesivas, resultado de la inanición, alteración en la percepción del peso y la imagen corporal son frecuentes y son ideas repetitivas en la mente que hacen que la persona entre en estados de perpetua ansiedad y depresión por tratar de alcanzar un ideal del cuerpo irreal. En parte, de aquí se deriva el miedo a subir de peso y perder el control de las cosas y de lo que se come.

  • Es característico encontrar el mecanismo defensivo de la negación, que impide a la persona ver la gravedad de su estado y la realidad de su padecimiento. El cuerpo no recibe la energía necesaria para funcionar y el área cognitiva altera significativamente la capacidad de concentración para entender o razonar correctamente. Las fallas en la percepción dan lugar a una percepción parcial del mundo, de las cosas y por tanto de su cuerpo.

Tratamiento

De la bulimia

El tratamiento de bulimia generalmente consiste en:

  • Psicoterapia individual, de grupo y/o familiar.

  • Orientación nutricional.

De la anorexia

El tratamiento específico para la anorexia nerviosa será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo adolescente, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad de los síntomas de su hijo adolescente

  • la tolerancia de su hijo adolescente a determinados medicamentos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

La anorexia normalmente se trata con una combinación de terapia individual, terapia familiar, modificación de la conducta y rehabilitación nutricional.

¿Cómo prevenirlas?

Prevención de la anorexia nerviosa:

Hasta la fecha no se conocen medidas preventivas para reducir la incidencia de la anorexia. Sin embargo, la detección e intervención tempranas pueden reducir la gravedad de los síntomas, estimular el crecimiento y el desarrollo normal del adolescente y mejorar la calidad de vida de los niños o adolescentes que tienen anorexia nerviosa. También puede ser de gran ayuda estimular la adquisición de hábitos alimentarios saludables y de actitudes realistas en cuanto al peso y la dieta.

Prevención de la bulimia:

  • Que la publicidad y el estereotipo que se nos propone no menoscabe la seguridad en nosotros mismos.

  • Consultar con un especialista antes de iniciar una dieta; sobre todo si se está en fase de crecimiento.

  • Acudir al médico en cuanto se empiece a detectar una pérdida desproporcionada de peso.

  • Solicitar ayuda psicológica para el enfermo y la familia.

  • Comiendo sano y haciendo ejercicio de forma adecuada, permite a tu cuerpo mantenerse en el peso que necesita.

  • Aprender a gustarse tal y como somos nos ayudará a aceptar nuestro "peso natural".

  • Llegar a aceptarnos como somos los unos a los otros, así seríamos felices, pero las industrias dietéticas perderían muchos dinero.

Conclusión

Por desgracia en nuestra sociedad actual, los medios de comunicación han provocado ciertos estereotipos de la mujer perfecta. Estos afectan considerablemente a cierto grado de la población debido a que algunas personas los toman como sus modelos a seguir. El estereotipo se basa, la mayoría de las veces, en mujeres altas, extremadamente delgadas, que se interpretan como sinónimos de belleza, éxito y felicidad. Por esto, los jóvenes que quieren llegar a ser como ellos, en ocasiones, sacrifican su propia salud para lograr su objetivo.

Los estereotipos se reflejan repetidamente en la televisión, las películas y las revistas. Estas ideas no sólo surgen en estos medios, sino también en la sociedad en donde se desenvuelve el joven. En la escuela, por ejemplo, estos conceptos se contagian por los alumnos. Consecuentemente, provoca un mundo competitivo y obsesionado por el físico.

Por esto que la sociedad debe conocer este problema para poder combatirlo y eliminarlo.

Apéndice

Imágenes de victimas de la anorexia nerviosa

'Bulimia y anorexia'

Gema Rabi, con 28 kilos.

Le tomaron esta foto para que no olvidara el extremo al que llegó.

'Bulimia y anorexia'

Como se muestra en la fotografía, el estereotipo se basa, normalmente, en mujeres altas, extremadamente delgadas, que se interpretan como sinónimos de belleza, éxito y felicidad.

Imágenes de personas afectadas por la bulimia

Esta joven ha consumido gran cantidad de alimentos y, como indica la fotografía, se provoca vómitos para controlar su peso.