Bulimia y anorexia

Psicosociología. Trastornos alimentarios. Síntomas. Causas. Factores de riesgo. Sociedad. Influencias. Personalidad. Consecuencias

  • Enviado por: Man Tk
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas

publicidad

BULIMIA Y ANOREXIA

Introducción:

La Bulimia y la Anorexia Nerviosa son trastornos alimentarios.

Los trastornos alimentarios son enfermedades conductuales devastadoras producidas por una compleja interacción de factores, que pueden incluir trastornos emocionales y de la personalidad, presiones familiares, una posible sensibilidad genética o biológica y el vivir en una cultura en la cual hay una sobreabundancia de comida y una obsesión con la delgadez.

Los trastornos del comer generalmente se categorizan como bulimia nerviosa y anorexia nerviosa. Bulimia nerviosa, que es más común, describe un ciclo de atascamiento y de purgación. Anorexia nerviosa es un estado de inanición (hambre) y emaciación, que puede ser realizado con seguir una dieta severa o con purgar.

Estos no son trastornos nuevos. Las descripciones de auto inanición se han encontrado en redacciones medievales y anorexia nerviosa fue definida por primera vez como un problema médico en 1873.

Actualmente la Bulimia y la Anorexia nerviosa, dos complejas enfermedades alimentarías, se han convertido en un verdadero flagelo para la juventud de nuestro país.

¿QUÉ ES LA BULIMIA Y LA ANOREXIA?

Bulimia Nerviosa:

Generalmente empieza a principios de la adolescencia cuando las mujeres jóvenes intentan las dietas restrictivas, fracasan y reaccionan con atascarse, comer mucho. En respuesta a atascamientos, los pacientes se purgan mediante el tomar de laxantes, pastillas para la dieta o medicamentos para reducir los líquidos, o inducen el vómito. Pacientes también pueden revertir a la dieta severa, lo cual regresa al ciclo de atascamiento si el o la paciente no pasa a convertirse en anorexica /o. Los atascamientos del comer promedian cerca de 1000 calorías pero pueden ser tan altos como 20.000 calorías o tan bajos como 100.

Los pacientes diagnosticados con bulimia tienen cerca de 14 episodios de atascamientos-purgación por semana. En general, las personas con bulimia tienen un peso corporal de nivel normal-alto, pero éste puede fluctuar por más de 500gramos debido al ciclo de atascamiento-purgación.

Anorexia Nerviosa:

Personas con anorexia nerviosa se vuelven enflaquecidas al punto de inanición, perdiendo por lo menos 15% a un máximo de 60% del peso corporal normal. Las motivaciones primarias de su repulsa para le comer son un temo abrumador de estar en sobrepeso junto con una nueva imagen distorsionada de sus propios cuerpos. Aún cuando se vuelven enflaquecidas, las mujeres con anorexia a menudo todavía están convencidas de que están en sobrepeso.

Los alimentos se convierten en el enemigo; un investigador describe la anorexia como la fobia del peso. La mitad de éstas pacientes reducen sus pesos a restringir severamente sus dietas y se conocen como anoréxicas restrictoras; la otra mitad, las pacientes anoréxicas bulímicas, mantienen la emaciación a través de la purgación. Aunque ambos tipos son graves, el tipo bulímico, impone estrés adicional a un cuerpo desnutrido, es el más dañoso.

El tabaquismo y los ejercicios compulsivos son otros riesgos que a menudo son parte de ésta condición.

¿QUIÉN CONTRAE LOS TRASTORNOS DEL COMER?

Un estudio en la Escuela secundaria detectó que 2/3 de los alumnos estaban a dieta y que solo el 20% tenían sobrepeso El 90% eran mujeres.

Un estudio de hombres de la armada reportó el 2,5% de anorexia y 6,8% de bulimia, en hombres civiles reportó que el 42% de los hombres con bulimia eran homosexuales o bisexuales y el 58% de los que sufrían anorexia eran asexuales.

Los Factores de Riesgo de Los Hombres

Incluyen depresión, trastornos de la personalidad y abusos de sustancias.

Éstas enfermedades ocurren generalmente en la adolescencia aunque todos los grupos de edad son afectados.

Los Factores Socioeconómicos

El vivir en naciones económicamente desarrolladas en cualquier continente parece plantear un riesgo mayor para el desarrollo de los trastornos del comer que pertenecen a un grupo étnico particular; los síntomas permanecen sorprendentemente similares entre los países de alto riesgo.

Extrañamente, dentro de los países desarrollados parece no existir diferencia de riesgo entre los habitantes ricos y pobres. En efecto, los que se encuentran en grupos económicamente más bajos pueden estar a un riesgo mayor de bulimia. La vida en la ciudad es un factor de riesgo para de la bulimia pero no de la anorexia.

Trastornos de la Personalidad

Algunos estudios indican que las personas con anorexia son de personalidad evasiva; tienden a ser perfeccionistas y estan emocionalmente y sexualmente inhibidos. Rara vez se rebelan y se los percibe como personas que siempre son buenas. El logro de la perfección, es la única manera de lograr amor; esto significa convertirse en una persona libre de dificultades, y el no exigir nada incluyendo la comida. Cuándo el fracaso inevitable ocurre, el proceso de no comer se convierte en un acto de venganza pasiva contra aquellos cuyo amor está fuera del alcance ¿ves?, Estoy desapareciendo lentamente, y vas a estar muy triste cuando ya no esté".

Un experto describió a sus pacientes anoréxicos como que carecían totalmente de personalidad propia -mucho más allá de una autoestima baja-. Las personas con anorexia son sumamente sensibles al fracaso, y cualquier crítica -no importa cuan leve- refuerza su propia creencia de que "no son buenos".

Estudios indican que casi 40% de las personas que tienen anorexia bulímica, tienen personalidades inestables. Tales personas tienden a tener estados de ánimo, patrones de pensamiento, comportamiento y auto imagines inestables. No pueden soportar estar solos, exigen atención constante y tienen dificultad de controlar el comportamiento impulsivo. Se ha dicho que las personas con personalidades inestables causan caos a su alrededor mediante el empleo de armas como berrinches, amenazas de suicidio y hipocondría. Idealizan a las personas y a menudo son decepcionadas y rechazadas. Algunas investigaciones han indicado que la gravedad de éste trastorno dificulta en el tratamiento de la bulimia y puede ser más importante que la presencia de problemas psicológicos como la depresión.

¿QUÉ CAUSA LOS TRASTORNOS DEL COMER?

No existe una sola causa de los trastornos del comer. Un número de factores, incluyendo presiones culturales y familiares, desajustes químicos y trastornos emocionales y de la personalidad colaboran para producir la anorexia y la bulimia, aunque cada trastorno es determinado por diferentes combinaciones de éstas influencias.

Trastornos Emocionales

Los trastornos del comer van con frecuencia acompañados por la depresión, trastornos de ansiedad o ambos, pero no se sabe si loa trastornos son causas o resultados de los trastornos del comer.

Algunos expertos sostienen que la depresión no desempeña un papel causal,en particular en la anorexia, ya que rara vez se curan cuando se administra medicación antidepresiva como el único tratamiento.La gravedad del trastorno tampoco se correlaciona con al gravedad de cualquier depresión existente.Además, la depresión a menudo mejora después de que los pacientes empiezan a aumentar de peso.

Por otro lado, los estudios han revelado cantidades bajas de ciertos neurotransmisores -mensajeros químicos del cerebro- en algunas personas con anorexia y bulimia severas,que permanecen bajas incluso después de que han recuperado el peso.

Si en realidad cuasan o no los trastornos del comer, la ansiedad y la depresión hacen a una persona más susceptible a los sentimientos de autoestima baja, que con certeza contribuyen al desarrollo de los trastornos del comer.

Factores familiares.

Un estudio encontró que el 40% de las niñas entre las edades de nueve a diez años están tratando de perder peso, generalmente por recomendación de las madres. Algunos estudios han encontrado que las madres de la los anoréxicos tienden a estar sobrevinculadas en la vida de sus hijos, mientras que las madres de los bulímicos son críticas y distantes. Aunque las madres pueden tener una influencia grande sobre sus hijos en lo que respecta a los trastornos del comer, los padres y los hermanos excesivamente críticos también pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo de la anorexia de las niñas.

Las personas con bulimia pueden haber tenido un padre obeso o haber sido ellas mismas obesas en la niñez. .

Influencias culturales.

Por un lado, los anunciantes comercializan a gran escala con programas para la reducción de peso y presentan modelos jóvenes anoréxicos como paradigma de un deseo sexual; por otro lado los medios de comunicación inundan el público con anuncios que buscan de galguerias. La ropa se diseña y exhibe para los cuerpos delgados a pesar de la realidad de que pocas mujeres podrían llevarnos con éxito. Aunque corren mayor riesgo las personas cuyo sentido de la autoestima se basa en su totalidad en la aprobación externa y apariencia física, pocas mujeres son inmunes a estas influencias.

Atletismo excesivo.

La actitud cultural hacia la actividad física va mano a mano con la actitud desordenada en lo referente al comer, a los estudiantes se les anima a que admiren la actividad física sólo como un esfuerzo competitivo intenso que pocos pueden lograr, el ejercicio excesivo desempeña un papel principal en muchos casos de anorexia (y, a un grado menor, en bulimia). El termino "triada de atletas mujeres" ahora se emplea para describir la presencia de disfunción menstrual, trastornos del comer y osteoporosis, un problema cada vez más común en las atletas mujeres jóvenes y bailarinas. La anorexia pospone la pubertad, permitiéndoles a las atletas mujeres jóvenes retener una figura muscular aniñada sin la acumulación normal de tejidos grasos en los senos y las caderas que podrían mitigar su estímulo competitivo. Los entrenados y profesores agravan el problema recomendando el control de calorías y la pérdida de grasa en el cuerpo y controlando en exceso las vidas de los atletas. Algunos son inclusive abusivos si sus atletas sobrepasan el peso límite y los humillan en frente de los miembros del equipo y precisan castigos.

Problemas alrededor del nacimiento

En algunas personas con anorexia, se mostró una incidencia alta de problemas durante el embarazo de la madre o después del nacimiento lo cual pudo haber desempeñado un papel en el desarrollo posterior de trastornos del comer. Estos problemas incluyen infecciones, traumas físicos, convulsiones, bajo peso al nacer y la mayor edad materna. Las personas con anorexia a menudo tuvieron problemas de estómago o intestinales en edades muy tempranas.

Factores genéticos.

La anorexia es ocho veces más común en las personas que tienen parientes con el trastorno, pero los expertos no saben precisamente cuál podría ser el factor hereditario. Muchos anoréxicos tienen un metabolismo más rápido que las personas normales, quizá haciéndoles más difícil el subir de peso. Esta propensión genética hacia la delgadez acompañada de la aprobación cultural podría predisponer a algunas personas a desarrollar anorexia.

Problemas de médicos.

Erosión de dientes, cavidades, problemas con las encías, hinchazón e inflamación abdominales, pérdida de líquido y niveles de potasio bajos, debilidad extrema y casi parálisis, que en ritmos cardíacos peligrosos han de ser mortales. Esófagos rotos, rara vez, las paredes del recto pueden debilitarse tanto debido a la purgación que llegan a salirse por el ano; ésta es una condición grave que requiere de cirugía.

Problemas psicológicos.

Las mujeres con bulimia están propensas a la depresión y se encuentran también en peligro de comportamientos impulsivos peligrosos

También aparece lo que se llama comportamiento auto-destructor, esto se relaciona con el abuso del alcohol y drogas, el auto cortado y el robo.

Medicamentos sin prescripción.

Las mujeres con bulimia con frecuencia abusan los medicamentos sin prescripción, (los laxantes, supresores de apetito, diuréticos y las drogas que inducen al vómito.

los medicamentos sin prescripción, puede ser peligrosos, en particular si son abusados.

Consecuencia de la anorexia nerviosa.

Riesgo de muerte: el riesgo de muerte es significativo cuándo el peso es menos del 60% de lo normal. El suicidio se ha calculado que comprende la mitad de las defunciones en la anorexia. (razonablemente se puede tomar la posición de que todos los casos de anorexia son intentos de suicidio) el riesgo de muerte prematura es 2 veces más alto entre anoréxicos bulímicos que entre los tipos de dieta-destructor. Otros factores de riesgo de muerte prematura incluyen estar enfermo durante más de seis años, obesidad previa, trastornos de la personalidad y matrimonios disfuncionales. Los hombres con anorexia están a un riesgo específico de problemas médicos potencialmente mortales, probablemente porque se diagnostican generalmente más tarde que las niñas.

Cardiopatía

La Cardiopatía es la causa médica más común de muerte en las personas con anorexia severa. El corazón puede desarrollar ritmos de bombeo anormales peligrosos y ritmos lentos conocidos como bradicardia. Se reduce el flujo sanguíneo y la presión arterial puede descender. Además, los músculos del corazón llegan a padecer de hambre perdiendo tamaño. Los niveles de colesterol tienden a subir. Los problemas del corazón son un riesgo especificó cuando la anorexia es agravada por la bulimia y el uso de ipecac, el medicamento que causa vómitos.

Desajustes de electrolito.

Los minerales como potasio, el calcio, el magnesio y el fosfato se disuelven normalmente en el líquido de cuerpo. El calcio y potasio son particularmente críticos para el mantenimiento de las corrientes eléctricas que causan que el corazón lata regularmente. La deshidratación e inanición de anorexia poder reducir los niveles de líquido y contenido mineral, una enfermedad conocida como desajustes de electrolito, que puede ser muy grave a menos que los líquidos y los minerales de reemplacen.

Anormalidades reproductivas y hormonales.

La anorexia causa niveles reducidos de hormonas reproductivas, cambios en las hormonas de la tiroides y mayores niveles de otras hormonas, como la hormona de estrés cortisol. La menstruación irregular o ausente (amenorrea) a largo plazo es común, lo cual con el tiempo puede causar esterilidad y pérdida de hueso. La reanudación de la menstruación, indicando niveles de estrógeno restaurados, y aumento de peso mejora las perspectivas, pero incluso después del tratamiento, la menstruación nunca regresa en un 25% de pacientes con anorexia severa. Las mujeres que quedan encintas antes de recuperar un peso normal, afrontan un futuro reproductivo precario, con pesos bajos al nacimiento, abortos espontáneos

frecuentes y una tasa alta de niños con defectos congénitos, El peso bajo solo quizá no sea suficiente para causar amenorrea; los comportamientos extremos de ayunamiento y purgación pueden desempeñar un papel aun mayor en el trastorno hormonal. La pérdida de minerales óseos (osteopenia) y la osteoporosis causada por niveles bajos de estrógeno y aumento de hormonas esteroideas resulta en huesos porosos y sujetos a fracturas. Dos tercios de niños y niñas adolescentes con anorexia no desarrollan huesos fuertes durante este período de crecimiento critico, una enfermedad potencialmente irreversible, Entre más tiempo persiste la enfermedad mayor la probabilidad de que la pérdida de hueso sea permanente. Los pacientes que se rehabilitan a una edad temprana (15 años o menores) tienen mayor probabilidad de lograr una densidad ósea normal. Tan sólo la rápida restauración de la menstruación regular puede proteger contra la lo

pérdida ósea permanente; El aumento de peso no es suficiente. Los niños y adolescentes con anorexia también pueden experimentar crecimiento retrasado debido a niveles reducidos de la hormona de crecimiento.

Problemas neurológicos.

Las personas con anorexia severa pueden sufrir daño nervioso y

experimentar convulsiones, pensamiento desordenado y cosquilleo, pérdida de sensación u otros problemas nerviosos. Las exploraciones cerebrales indican que partes del cerebro experimenta cambios estructurales y actividad anormalmente alta o baja durante los estados anoréxicos; algunos de estos cambios regresan a la normalidad después del aumento de peso, pero existe evidencia de que algún daño puede ser permanente.

Problemas sanguíneos.

La anemia es un resultado común de la anorexia y la inanición. Un problema sanguíneo particularmente grave es la anemia perniciosa, que puede ser causada por niveles severamente bajos de la vitamina B 12. Si la anorexia se toma extrema, la médula ósea reduce extraordinariamente su producción de glóbulos, una enfermedad potencialmente mortal llamada pencitopenia.

Problemas gastrointestinales.

La inflamación y el estreñimiento son ambos problemas muy comunes en personas con anorexia.