Bulimia y anorexia

Trastornos alimenticios. Pacientes anoréxicos. Enfermos bulímicos. Causas

  • Enviado por: Fabian
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 10 páginas
publicidad

Introducción

Tema global

Bulimia y Anorexia

Hipótesis

La anorexia y la bulimia se presentan en mujeres principalmente en la etapa de la adolescencia. Tiene como principales causas: el modelo de mujer perfecta que impone la sociedad y los prejuicios y la importancia estética que predominan en esta etapa.

Justificación del tema elegido

Decidimos investigar dentro de la bulimia y la anorexia estos aspectos, porque es una enfermedad común en la sociedad actual padecida por muchas personas, nos parece importante que la gente sea consciente de las consecuencias que esta enfermedad conlleva y cómo tratarla, nos interesa investigar a fondo la enfermedad y principalmente entender sus causas.

Presentación del tema

La anorexia y la bulimia es un trastorno alimenticio en el cual la persona tiene una imagen distorsionada de sí misma y un gran miedo a engordar, aun cuando su peso está por debajo del apropiado para su bienestar. La diferencia entre ambas es que, en la bulimia a la persona, diferentes factores (como una pelea, un problema familiar, etc.) le producen “atracones”, que son momentos en los cuales ingieren una excesiva cantidad de alimentos sin importar el estado en el que se encuentren (comida cruda, de la basura, etc.) y sin que logre saciar el apetito. Luego de pasar por este momento, sienten culpa lo cual las lleva a inducir el vómito, la ingesta de diuréticos y laxantes y el consumo de droga, alcohol. Al igual que las bulímicas, las anoréxicas para alcanzar el cuerpo deseado, comienzan con la restricción de la ingesta de algunos alimentos, especialmente aquellos que aportan gran cantidad de calorías (por ejemplo: carne) y grasas, continúan limitándose, realizan ejercicio en forma excesiva, finalmente el agua termina siendo su única fuente de alimento.

Las causas por las cuales padecen estas enfermedades son psicológicas, sociales y biológicas: la obesidad de la persona, que puede ser producida por problemas de salud (por ejemplo problemas hormonales) o por herencia familiar, el bajo autoestima, una depresión en el 40% o 45% de los casos), el trato que tiene con el entorno familiar, su historia (separación de padres, alejamiento del hogar los ideales del cuerpo, fracasos escolares, accidentes, sucesos traumáticos, muerte o enfermedad de un ser querido, entre otros), el afecto que recibe, la imagen que tiene de su madre ( ya que muchas veces las niñas se ven reflejadas en sus madres), la necesidad de ser aceptada y de ser “la hija/el hijo” perfecto, la moda ( los talles de la ropa, la clase de ropa, etc.), el concepto de estética ligado al mercado mundial, la personalidad de la persona, entre otros.

Las consecuencias que presentan los enfermos de bulimia y anorexia son:

  • Fisiológicas: pérdida brusca de peso, aumento de peso (en el caso de la bulimia) desnutrición, amenorrea, ojeras en el rostro, palidez, frío incalmable, falta de calorías, estreñimiento, dolor abdominal, vómitos, reducción en las pulsaciones cardíacas, arritmias, reducción en las pulsaciones cardíacas (las cuales pueden derivar a un paro cardíaco), arritmias, disminución de la presión arterial, disminución de la masa ósea, anemia, deshidratación, aparición de lanudo en los antebrazos, muslos, espalda, mejillas y cuello, deshidratación de la piel, uñas quebradizas, color amarillento en la palma de las manos y la planta de los pies, pérdida de cabello, problemas con los dientes, hinchazones y dolores abdominales, realizan ejercicios físicos en forma intensa, ayunan, poseen insomnio ,estreñimiento, atrofia en las mamas, engrosamiento de las glándulas del cuello, pequeñas roturas vasculares en mejillas y debajo de los ojos, garganta irritada, fatiga y dolores musculares, debilidad y mareo, y en muchos casos se puede llegar incluso a la muerte.

  • Cambio de actitudes: evitan concurrir a lugares públicos o fiestas para no tener que ingerir alimentos, evitan hablar de la alimentación, cambio de carácter, incluso de depresión, sentimiento de culpa, odio a sí misma, severa autocritica, necesidad de recibir aprobación de los demás respecto de si persona y además las anoréxicas poseen sentimientos de culpa y autodespreció por el hecho de haber comido o por haber dejado de hacerlo.

  • Patológicas: preocupación excesiva por la composición de los alimentos, obsesión por la imagen, el peso, el deporte y los estudios. Realizan rutinas hiperactivas, se vuelven sumamente irritables, exageradas y en algunos casos sufren trastornos cognitivos relacionados con la alimentación y el estado físico. Se alejan de su entorno social, asilándose, padecen de depresión, trastornos emocionales o de la personalidad, rechazan la sexualidad (por ejemplo, pierden el deseo del sexo), usan ropa suelta (se tapan el cuerpo), toman como tema de conversación: peso, calorías, dietas. Concurrir al baño después de comer, desmenuzar las comidas en pequeñas porciones, preparar comida para terceros y rehusarse a comerlas. Negarse a usar traje de baño, abuso de edulcorantes.

Origen

Anorexia

La anorexia es una enfermedad considerada del mundo industrializado y comenzó a estudiarse en la década de los 60’, aunque se conocieron muchos casos anteriores a esto.

En la edad media, donde las personas ponían muchos énfasis en los valores religiosos,sus convicciones, la obediencia, la castidad y la pulcritud,la anorexia era vista como una meta espiritual a alcanzar, sacrificaban su salud y su cuerpo en busca de virtudes espirituales, del “matrimonio con Cristo”, la bendición de suprema de Dios, para ser admirados por otras personas, entre otras cosas. Generalmente, las personas que practican más estrictamente estas acciones eran las mujeres. Luego de algunas reformas religiosas (siglo XVII), aquellas personas que lograban restringirse con la comida, eran consideradas brujas y debían ser asesinadas en la hoguera o quemadas vivas.

En 1694, el médico ingles, Morton, estudio uno de los primeros casos. Unos años más tarde Victor Marce, describió la anorexia como un “desorden del estomago”. En la década de 1870, Gull (Londres) y Lasegue (Paris), nombran la enfermedad como Anorexia Nerviosa y la describen. Gull otorga a la anorexia un componente mental y sostiene que en estos pacientes existía una negación perversa a comer, Lasegue le suma a este aporte que la conducta de quienes padecen anorexia está muy relacionado con el trato familiar.

En 1903 el psicólogo Francés, Pierre Janet Marie Félix, en su ensayo “Les Obssesions et la Psychastherie “describió más características de la enfermedad y la nombro como psicoastenia en forma errónea.

En el siglo XX, el fisiológico Morris Simmonds, la confundió con insuficiencia pituitaria y se implementaron tratamientos invasivos con insulina y electroshock. En los años 30 (apogeo del psicoanálisis) exploran causas psico-sexuales de la anorexia nerviosa.

La Dra. Brunch (EEUU) en la década del 70’, aporta características de la personalidad de los enfermos que padecían esta enfermedad.

En la actualidad, la anorexia nerviosa se encuentra detalladamente en el Manual Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM IV).

Bulimia

La bulimia existió desde hace muchos años. En la antigüedad, los hombres realizaban cazas masivas y comilonas que podían durar entre uno y dos días. Esto les permitía acumular tejido graso en las épocas de escasez de alimentos.

Los romanos, luego de los grandes banquetes, auto inducían el vómito en lugares llamados “vomitorium” (por ejemplo: el emperador romano Claudius y Vitellius)

En Egipto, las personas pensaban que las enfermedades del hombre provenían de los alimentos que ingerían, por lo tanto durante tres días consecutivos se purgaban.

En la época feudal, la bulimia era considerada una penitencia y un castigo religioso. Un claro ejemplo fue el de la monja Caterina de Siena (1380) quien evacuaba su culpa mediante vómitos y con el abuso de hierbas con acción diurética.

En los comienzos del siglo XIX, los médicos consideraban la bulimia como la presencia de apetito voraz, seguido de vómitos (propio de la histeria) y del embarazo. Años más tarde, la enfermedad fue caracterizada como un desorden neurótico.

En el año 1979, el medico estadounidense, Russell describió detalladamente la enfermedad, entre algunas características, explicó que la bulimia se presentaba principalmente en mujeres.

Entre 1970 y 1980, los casos de bulimia se acrecentaron, surgieron como epidemia social.

Actualmente, la bulimia es definida en el Manual Estadístico de los Trastornos Mentales ( DSM IV) como ingesta excesiva en corto periodo de tiempo, sensación de pérdida de control en esos momentos y de conductas compensatorias como el vómito auto-inducido, el abuso de diuréticos, laxantes, ejercicio físico, pastillas adelgazantes, etc.

Podemos notar que en la antigüedad, las conductas bulímicas estaban asociadas con la religión, los valores socio-culturales y la salud; en cambio en la actualidad la delgadez se asocia con la belleza y el éxito social.

Bulimia y anorexia en la actualidad:

En 1999, en la Argentina, 7 de cada 100 adolecentes padecen bulimia o anorexia y 1 de cada 5 muere.

En 2009, la bulimia y anorexia, a nivel mundial, afecto a 7 millones de mujeres y a 1 millón de hombres .la bulimia tiene mayor incidencia que la anorexia: el 75% de las pacientes con patología alimentaria sufre bulimia y el 25% restante, anorexia.

En Argentina, aproximadamente una de cada 10 adolescentes padece uno de estos trastornos.

En 2011, 9 de cada 10 personas que sufren anorexia son mujeres y 1 de cada 6 personas que sufren bulimia son hombres.

Según datos de la Organización mundial de la salud (OMS), los trastornos alimenticios son la tercera causa de muerte en adolescentes.

Desarrollo:

Este trabajo propone demostrar que la anorexia y bulimia afecta a las mujeres principalmente en la adolescencia por los perjuicios e importancia estética que predominan en esta etapa y que además se da por el modelo de mujer perfecta que impone la sociedad.

Podemos ver como explica Celcer Irene que la mujer suele ser mas susceptible hacia el afuera ya que este forma una parte importante de su interior, de esta manera es quien está más afectada por el mercado de consumo, la industria cosmética y dietética, los medios de comunicación y la sociedad que estimulan la flacura y que deja ver que estar gorda es una vergüenza. Otro factor que influye en el desarrollo de la bulimia y la anorexia es la importancia que le dan las adolescentes a las modelos y a los mandatos de la moda.

La mujer es destinataria y la presa más fácil del mercado de consumo.(…) Ni si quiera las agraciadas por la naturaleza con las características son consideradas atractivas en esta época.(Celcer Irene, “La Tirania de las Dietas: los sacrificios, la bulimia y la anorexia a través del apasionante testimonio de una obsesión: adelgazar”, Buenos Aires, pág. 55).



Barderi María Gabriela, es otra autora que al igual que Celcer afirma que estas patologías se presentan más frecuentemente las mujeres en la etapa de la pubertad, en la adolescencia y en la adultez temprana.

Gordon Richard afirma que también estas patologías se dan como consecuencias de presiones sociales (para lograr académica, ocupacional y sexualmente éxito), y comentarios críticos del sobrepeso, por la importancia de la exterioridad, el aspecto e imagen, lo cual es una construcción social; debido a esto una gran parte de adolescentes y mujeres jóvenes, tienen miedo a la obesidad. Además este autor explica que el problema de los estereotipos por sobrepeso no es indiferente al sexo, si no que afecta a las mujeres, principalmente de clase alta y media. Sostiene que no solo el sector económico es uno de los responsables de los trastornos de ingesta de comida, sino que los políticos también están relacionados con los estándares de belleza vigentes.

Bejla de Goldman sostiene que el sujeto que padece anorexia o bulimia responde ante una demanda del otro, para recibir afecto; y que el amor que reciba depende de sus necesidades, es decir, si el sujeto siente la necesidad de comer y “engorda” va a sentir que no recibe amor y viceversa.

Kornblit Analia y Mendes Diaz Ana María, en su libro “Alimentación y Salud”, explican que los medios de comunicación incitan a llevar a cabo conductas que son perjudiciales para la salud y las publicidades le dan un valor social a la delgadez y juventud. Nos transmiten que si las mujeres son delgadas y jóvenes, serán consideradas atractivas y recibirán mayor atención. También opina que no está de acuerdo con la imposición de patrón corporal general.

Muchos psicólogos han criticado a los medios por perpetuar imágenes falsas de belleza. La muñeca Barbie ha sido muy criticada porque piensan que su popularidad entre las niñas puede contribuir a promocionar la dieta excesiva y el desarrollo de desórdenes de la alimentación. (Kornblit Analia; Mendes Diaz Ana María, “Alimentación y Salud”, Buenos Aires, Aique, 2006, pág. 115)

Editores Asociado SA en “Realidades y mentiras de la anorexia”, Buena Salud, Buenos Aires, afirman que “el tipo de mujer que exaltan los medios influye en la psiquis femenina”. Explican que las adolescentes tienen cierto miedo por los cambios de su cuerpo y las nuevas responsabilidades que conlleva ser mujer.

Aporta que para los sectores bajos la comida es vista como algo natural para poder vivir, por lo tanto no existen tantos casos de anorexia en esta parte de la población.

Marcelo Hekler y Celina Miller, describen un caso de bulimia y explican que, la persona enferma, se niega a comer, a atraconarse, se restringe y vomita, para ser llamativa y deseada por otras personas, además de su familia, lo cual le genera mucho sufrimiento.