Buenos Aires. Roma. Tanzania. Tokio. Sydney

Geografía regional. Demografía. Clima. Industria. Cultura

  • Enviado por: Alejandro Monterreal
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 32 páginas
publicidad
publicidad

TRABAJO PRACTICO DE GEOGRAFIA

“MUNDO URBANIZADO”

1) Lee el conjunto de paginas 178 a 189 tituladas espacios urbanos y

rurales.

2) Entre todas las definiciones que en el texto aparece, elegi una y

fundamenta tu eleccion entre 10 renglones.

3) RESPONDE:

a- Enumera y explica los 7 criterios para definir una ciudad.

b- ¿ A que se denomina sistemas y redes urbanas.

c- ¿ Que es una MEGAPOLIS. ( enumera ejemplos ).

d- Enumera explicando las funciones urbanas.

e- Readliza un cuadro en el que figuren los modelos urbanas y sus

diferencias.

4)Elegi 5 ciudades de cada continente y describilos según :

- funciones

- criterios

- modelo urbano

- uso de suelo

2) Desde el punto de vista demográfico el término significa el

desplazamiento de la población desde localidades rurales hacia asentamientos

urbanos. Las primeras ciudades surgen en Oriente Próximo y datan del siglo

IV a.C. Las ciudades mercantiles se desarrollaron en la edad media y las

ciudades industriales en el siglo XIX. A mediados del siglo XX la mitad de

la población de los países desarrollados vivía en ciudades y el 15% en los

países 'en vías de desarrollo'.

3)

a)

HISTORICO: las ciudades se situan donde se sentaron sus antepasados. Ej:

Republica Argentina

JURIDICO:

ADMINISTRATIVO: sedes administrativas. Ej: Brasilia

ARQUITECTONICO: ciudades con grandes dicenios arquitectonicos. Ej: Sevilla

GEOGRAFICO: las ciudades estan hubicadas en un lugar accesiblemente

geagraficos: Inglaterra.

ECONOMICOS: Las ciudades desarrollan las capasidades economicas. Ej: Miami

SOCIOLOGICOS: las ciudades desarrollan una capacidad en la sociedad. Ej:

Wolliwood.

b) SISTEMAS DE CIUDADES: Es la organización de un conjunto de regiones

urbanascentralizadas.

REDES URBANAS: Es una nocion emitente geografica, de trazado

convergente o de malla virtual y que en ciertos casos promueve la

organización del espacio.

c) MEGAPOLIS: es una gran ciudad.

d) FUNCION COMERCIAL : Nueva York

FUNCION ADMINISTRATIVA : Berna

FUNCION POLITICA: Brasilia

FUNCION FINANCIERA : Nueva york

FUNCION CULTURAL : Sevilla

FUNCION INDUSTRIAL: Costa Rica

FUNCION TURISTICA: Miami.


4) Buenos Aires, capital y ciudad más populosa de Argentina, situada sobre

la margen occidental del Río de la Plata, amplio estuario que se abre hacia

el océano Atlántico. Buenos Aires tiene una extensión de 200 km2, mientras

que su área metropolitana asciende a 3880 km2. Su clima es templado con

influencia oceánica y de carácter húmedo. La temperatura media anual es de

17,8 ºC. Fundada por Pedro de Mendoza en 1536 y, por segunda vez, por Juan

de Garay en 1580, Buenos Aires es una de las mayores metrópolis del mundo. A

principios de la década de 1990, más de una tercera parte de la población

del país vivía en el amplio conglomerado conocido como Gran Buenos Aires. De

éstos, unos 2,9 millones residen dentro de los límites municipales de la

propia ciudad, que coinciden con los de la Capital Federal, establecida en

1880 y con una población en 1991 de 2.960.976 habitantes. En 1994 la

población del área metropolitana era de 10.900.000 habitantes; las

estimaciones de Naciones Unidas establecen una población de 12.400.000

habitantes para el 2015. La ciudad tiene una densidad de población de 14.651

hab/km2 mientras que su área metropolitana asciende a 2.517 habitantes por

kilómetro cuadrado.

Economía

Como principal puerto de Argentina, Buenos Aires es el centro comercial y de

servicios del país. Los muelles tienen una extensión de unos 8 km bordeando

el Río de la Plata, estando situadas las principales instalaciones en la

sección de Puerto Nuevo. Su principal movimiento es de contenedores (500.000

t/año) y está concesionado al capital privado. El viejo puerto Madero vio

reciclados sus docks y es de recreación. Las redes ferroviaria, vial y aérea

del país tienen su centro en la ciudad: tres importantes terminales

ferroviarias —Constitución, Once y Retiro— marcan el kilómetro cero de las

líneas que salen en dirección al sur, oeste y norte de Buenos Aires,

respectivamente. Existen 5 líneas de subterráneos (metro) que comunican la

ciudad y alrededor de 10.000 colectivos (buses). Las líneas aéreas internas

y de países limítrofes utilizan el aeropuerto Jorge Newbery, cercano al

centro, mientras que los vuelos internacionales llegan y salen del

aeropuerto internacional de Ezeiza, a unos 40 km al oeste. Las sedes de los

principales bancos nacionales e internacionales, así como la Bolsa y la

Bolsa de Cereales se hallan en el distrito financiero. También es sede de

organizaciones internacionales y de empresas multinacionales (ciudad

global). Es centro de la moda y las más importantes firmas comerciales

minoristas se encuentran en el micro y macrocentro Belgrano y en los

numerosos shopping center y galerías comerciales.

Gran parte de la infraestructura industrial del país se instaló en la 1ª y

2ª corona de la Capital Federal y, a partir de 1930, cada vez más en los

suburbios del Gran Buenos Aires. Las envasadoras de carne y otras industrias

alimenticias, las refinerías de petróleo y las petroquímicas se concentran

en el sur de la ciudad; las plantas de montaje de vehículos y diversas

industrias ligeras (imprenta y textiles) al oeste y al norte.

Descripción de la ciudad

La Plaza de Mayo, cercana a la costa de Buenos Aires, en el extremo este,

fue el punto inicial del asentamiento original. A medida que la ciudad se

expandió hacia adentro en semicírculo, siguió constituyendo el principal

foco urbano. Desde la década de 1950 han ido incrementándose

considerablemente los centros comerciales y otras instalaciones. Sin

embargo, los hoteles, restaurantes y teatros, junto con las oficinas

financieras, comerciales y gubernamentales y una serie de lujosas

residencias siguen concentrados en la parte situada inmediatamente al norte

y al oeste de la plaza. La fiebre constructora de rascacielos para oficinas

y apartamentos, la ampliación de las avenidas y la construcción de

autopistas acentuó la importancia de esta parte de la ciudad en la década de

1970 y principios de los años ochenta.

El eje principal corre en dirección oeste desde la Casa Rosada —sede de la

presidencia del gobierno, frente a la Plaza de Mayo— hasta el Congreso

Nacional por la Avenida de Mayo (1,6 km de longitud) y desde allí sigue

hacia el oeste más de 40 km con el nombre de Avenida Rivadavia. Hacia el sur

del eje principal se encuentra el colorista barrio de La Boca, habitado por

numerosos descendientes de genoveses, así como zonas industriales y

distritos obreros. Hacia el norte están los parques de la ciudad, sus dos

hipódromos y muchos de los barrios de clase media y alta, especialmente

sobre la costa del Río de la Plata. Esta ampliación hacia el norte de los

distritos más solventes ha traspasado los límites de la Capital Federal,

adentrándose en los partidos de Olivos, Vicente López, Martínez y San

Isidro. La 3ª corona del Gran Buenos Aires localiza lujosas residencias y

clubes de campo

Las instituciones educativas, antes concentradas en el núcleo de la ciudad

cercano a la Plaza de Mayo, también se han ido trasladando hacia el norte.

En total la ciudad posee 92 centros educativos universitarios, con unos

300.000 alumnos inscritos. La principal institución nacional de enseñanza

superior, la Universidad de Buenos Aires (1821), ha construido su nuevo

campus en las cercanías de la costa, aunque muchas de sus facultades todavía

funcionan en edificios antiguos dispersos por el centro de la ciudad.

También la Biblioteca Nacional ha trasladado sus nuevas instalaciones a la

parte norte de la ciudad, sede también de la Universidad de Belgrano (1964,

privada). Otras instituciones educativas son la Universidad Tecnológica

Nacional (1959), la Universidad Católica de Argentina (1958), la Universidad

del Salvador (1958), el Conservatorio Nacional de Música (1924) y la

Academia Nacional de Bellas Artes (1904). Posee 48 teatros, 81 museos, 57

bibliotecas y 98 cines. Buenos Aires es el centro cultural más importante de

América Latina.

Historia

Un primer intento de establecer un fuerte en Buenos Aires por una expedición

española dirigida por Pedro de Mendoza, en 1536, fue abandonado cinco años

más tarde, fundamentalmente por los conflictos con los nativos. En 1580 Juan

de Garay estableció un asentamiento permanente, aunque carecía de recursos

que no fueran los caballos y vacas asilvestradas que rápidamente se

extendieron por la Pampa. La aldea creció muy lentamente y en 1750 contaba

con unos 14.000 habitantes. A partir de entonces la prosperidad y el

crecimiento demográfico fueron estimulados por el aumento del comercio de

pieles. El año 1776 marcó un nuevo impulso, al ser la ciudad designada

capital del recién establecido Virreinato del Río de la Plata. La

independencia de España, proclamada primero en 1810 y confirmada en 1816,

abrió el puerto al libre comercio, siendo Gran Bretaña la principal

beneficiaria. El comercio floreció y la población alcanzó los 100.000

habitantes en 1850.

El gran periodo de expansión de la ciudad, basado en las prósperas

exportaciones de pieles, lana, cereales y carne, se inició en la década de

1860. Los inmigrantes europeos, principalmente de España e Italia, se

instalaron a miles en la región costera argentina, en especial en Buenos

Aires. El capital extranjero, sobre todo británico, trajo los ferrocarriles

(aunque las primeras líneas fueron de capital argentino), las instalaciones

portuarias, los tranvías y la iluminación de gas. Desde la independencia,

Buenos Aires ha estado empeñada en una lucha por dominar a las demás

regiones de Argentina; este conflicto quedó en mayor medida resuelto en

1880, cuando la ciudad fue separada de la provincia de Buenos Aires y se

estableció el distrito de la Capital Federal. Al mismo tiempo, la ciudad fue

declarada capital permanente del país (lo era provisional desde 1862). Hacia

1910 la ciudad había llegado a ser el principal centro económico y cultural

de América Latina, con una población de 1,3 millones, y hegemónica en la

política y economía argentina.

La concentración de población, de recursos y de infraestructura de

transportes alentó la instalación de fábricas de bienes de consumo en la

Capital Federal, en especial después de 1930. A finales de esa década la

inmigración hacia Buenos Aires desde el interior argentino complementó, y en

gran medida sustituyó, el flujo de inmigrantes europeos. Hacia 1950 la

población del Gran Buenos Aires se aproximaba a los 5 millones. Aunque

castigada desde la década de 1950 por la inflación galopante y las

periódicas crisis políticas, la ciudad se embarcó durante las décadas de

1980 y 1990 en proyectos de modernización tendentes a acentuar su hegemonía

como principal ciudad de Argentina y a asegurarle un lugar entre las grandes

urbes del mundo. Actualmente la ciudad se transforma aceleradamente. En su

patrimonio cultural podemos citar a la Catedral metropolitana, que posee un

retablo del siglo XVIII, la iglesia de San Ignacio (1722), la de San Roque

(1750), la Basílica de Nuestra Señora del Rosario (1773), el convento de

Santo Domingo (siglo XVIII), la Basílica de Nuestra Señora del Pilar (1732);

el Congreso, obra del arquitecto Víctor Meano (1887); el Teatro Colón

(1908), una de las grandes óperas del mundo, el jardín Zoológico (1889), el

jardín Botánico (1898), o el edificio Kavanagh (1936) de 120 m, el

rascacielos de hormigón más alto del mundo.


Roma, ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la

provincia de Roma, situada junto al río Tíber, en la parte central del país

cerca del mar Tirreno. La Ciudad del Vaticano, ubicada en su mayor parte en

el interior de Roma, es la sede del papado de la Iglesia católica,

reconocido como estado independiente por el gobierno italiano en el año 1929

por los Pactos de Letrán. La majestuosa cúpula de la basílica de San Pedro,

en la Ciudad del Vaticano, sobresale sobre el horizonte de la ciudad. Roma

ha sido la capital de la Italia unificada desde 1871.

El paisaje urbano

Según la tradición, Roma se fundó en el 753 a.C. sobre una de las Siete

Colinas (Capitolina, Quirinal, Viminal, Esquilina, Celia, Aventina y

Palatina) que rodean la antigua comunidad. Sin embargo, los hallazgos

arqueológicos indican que el asentamiento humano del territorio data, al

menos, del año 1000 a.C. La colina Capitolina fue durante mucho tiempo la

sede del gobierno de Roma, y la colina del Palatino lo fue de magníficos

edificios, como el Palacio de los Flavios construido por el emperador romano

Domiciano. Como resultado de la actividad edificadora a través de los

siglos, hoy apenas se pueden distinguir las colinas de la llanura adyacente.

Otras colinas de Roma son la Pinciana (Pincio) y el Janículo.

Actualmente, Roma se divide en dos regiones primordiales: el interior,

delimitado por las murallas de Aurelio construidas a finales del siglo III

d.C. para cercar el área alrededor de las Siete Colinas, y el exterior,

caracterizado por sus barrios periféricos. El centro histórico es una

pequeña área situada prácticamente toda en la orilla este del Tíber. Los

monumentos del pasado glorioso de Roma se encuentran dentro del centro

histórico. El trazado de las calles refleja su larga y compleja historia; la

Via del Corso atraviesa gran parte del centro histórico de la ciudad, desde

la Piazza Venezia, centro geográfico de Roma, hasta la Piazza del Popolo, al

pie del monte Pincio. Fue utilizada desde la edad media como pista de

carreras. El monumento a Víctor Manuel II, primer rey de la Italia

unificada, construido entre 1895 y 1911, forma parte de la Piazza Venezia.

Otras vías públicas, como la de Vittorio Véneto, que rinde homenaje a la

victoria italiana durante la I Guerra Mundial y que está emplazada en el

corazón del área turística, fueron diseñadas y construidas a partir de

finales del siglo XIX. Uno de los parques públicos más grandes de Roma, los

Jardines Pincio, se extienden al norte de esta colina.

La economía de Roma se basa fundamentalmente en la actividad gubernamental y

el turismo. La mayoría de la población activa trabaja en uno de estos dos

sectores, así como en la actividad comercial, mayorista y minorista, y en

otras de servicios. Roma alberga las sedes centrales de muchas empresas

multinacionales y agencias, como la Organización de las Naciones Unidas para

la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo

Agrícola (FIDA), el Consejo para la Alimentación Mundial y el Programa

Mundial de Alimentación (PMA).

Tras la II Guerra Mundial, Roma desarrolló una amplia base industrial. Sus

productos más tradicionales, tejidos y recuerdos turísticos, se sustituyeron

por otros como materiales de imprenta, confección de alta costura, alimentos

procesados, productos farmacéuticos, maquinaria y artículos de papel y

metal. También destaca su industria cinematográfica.

Roma es el núcleo de la red ferroviaria de Italia y está comunicada con

muchos lugares del país por medio de carreteras nacionales. El aeropuerto

internacional Leonardo da Vinci, situado cerca de la costa, es uno de los de

mayor actividad de Europa.

Roma es la sede de la mayor institución de educación superior de Italia, la

Universidad de Roma (1303), que tenía en 1980 aproximadamente 150.000

estudiantes. La Universidad Internacional Independiente de Estudios Sociales

(1945) también se encuentra en la ciudad, así como diversas universidades

dependientes de la Iglesia católica.

En parte por su extraordinaria riqueza en obras de arte, Roma es un

destacado centro comercial internacional de arte y educativo. Entre sus

escuelas destacan la Academia de Bellas Artes, la Academia Nacional de

Baile, la Academia Nacional de Arte Dramático, el Conservatorio de Música de

Santa Cecilia y el Instituto Central para la Restauración de Obras de Arte.

Roma desempeña un papel principal en cuanto a artes creativas y escénicas,

así como en la mayoría de los aspectos de la vida cultural de Italia. La

ópera se representa en la Casa de la Ópera, una de las mejores del país, y,

en verano, en las termas de Caracalla. La ciudad cuenta además con unos 20

teatros y 6 grandes auditorios musicales, donde se ofrece un variado

repertorio fuera de los meses estivales.

Puntos de interés



Roma, que ha sido desde hace mucho una de las principales ciudades de

Europa, es hoy un incomparable depósito de monumentos de todas las épocas,

desde la era etrusca hasta los tiempos modernos. Los orígenes de la historia

de Roma, bajo la monarquía etrusca y el periodo republicano, están

representados por algunas reliquias, pero el legado del periodo imperial es

muy amplio. Los monumentos romanos engloban desde el Panteón (fundado en el

27 a.C., reconstruido entre el 118 y el 128 d.C.), casi en perfecto estado y

considerado uno de los más bellos templos supervivientes de la antigüedad,

hasta el impresionante —aunque parcialmente en ruinas— Coliseo (70-82 d.C.),

inmenso anfiteatro escenario de luchas entre gladiadores y otros

espectáculos. En Roma se pueden ver las antiguas murallas de la ciudad, los

arcos del triunfo, las estupendas plazas y los numerosos palacios e

iglesias. Destacan, entre las obras arquitectónicas, el Foro romano y el

Foro imperial, antiguos centros comerciales y religiosos; las termas de

Caracalla, construidas alrededor del 217 d.C. y hoy utilizadas como

escenarios de la ópera estival; las catacumbas, antiguos túneles bajo tierra

donde los primeros cristianos practicaban su religión y eran enterrados; y

el castillo de Sant'Angelo, construido como mausoleo del emperador romano

Adriano y transformado en fortaleza durante la edad media. La basílica de

San Juan de Letrán, la catedral de Roma, fue fundada en el siglo IV y

reconstruida en los siglos XVII y XVIII; la basílica de San Pablo Extramuros

se levantó en el siglo IV y se reconstruyó después de que un incendio la

devastara en 1823; y la basílica de San Pedro Encadenado, fundada en el

siglo V, se reedificó en el siglo XV y contiene el Moisés, la famosa estatua

de Miguel Ángel.

Otros puntos de interés histórico son la Piazza del Campidoglio, en la que

hay una estatua de bronce del emperador Marco Aurelio terminada en el siglo

II d.C.; la Piazza Navona, con tres fuentes, una de las cuales es la famosa

Fuente de los cuatro ríos, realizada por el escultor italiano Gian Lorenzo

Bernini; la Fontana di Trevi, una fuente barroca del siglo XVIII en la que

tradicionalmente los turistas arrojan monedas y formulan deseos; y la plaza

de España, donde se asciende por una escalinata, construida en el siglo

XVIII, hasta la Trinidad de los Montes, una iglesia del siglo XV. Quizá las

más bellas obras de tiempos no tan remotos son los edificios construidos en

1960 para la celebración de los Juegos Olímpicos, algunos de los cuales

fueron diseñados por uno de los principales arquitectos italianos

contemporáneos, Pier Luigi Nervi.

Los museos de la ciudad muestran todos los aspectos del arte y la ciencia y

se encuentran entre los más prestigiosos del mundo. La más antigua colección

de arte romano, que alberga el Museo Capitolino, data del año 1471 y se

compone de excepcionales antigüedades. Otros museos destacados son: el Museo

Nacional de Villa Giulia, que encierra una notable colección de arte romano

y etrusco, ubicado en la casa de campo del papa Julio III, de mediados del

siglo XVI; la Galería Borghese, un museo de pintura y escultura acogido en

un palacio de principios del siglo XVII; y el Museo Nacional Romano,

diseñado por Miguel Ángel, que expone esculturas griegas y romanas entre las

que sobresalen la Colección Ludovisi. También en otros palacios de la ciudad

se pueden ver colecciones importantes de arte y piezas decorativas, como en

el Palacio de los Farnesio, construido entre 1514 y 1589; en el Palacio de

Venecia, de mediados del siglo XV, con una notable colección de pequeños

bronces del renacimiento; el Palacio Barberini, un palacio barroco del siglo

XVII que alberga una excepcional pinacoteca; y el Palacio de los

Conservadores, donde se encuentra la famosa escultura realizada en bronce,

de la Loba capitolina, que evoca la leyenda sobre la fundación de la ciudad

por Rómulo y Remo.

Roma ha sido un asentamiento urbano durante más de 2.000 años y, aunque los

monumentos de todas las épocas aún se conservan, debido al destructivo

impacto de la contaminación y a la vibración causada por el denso tráfico,

los esfuerzos por preservarlos aumentan gradualmente, adoptando medidas como

la restricción del uso de automóviles y vehículos comerciales en el centro

histórico de la ciudad.

Historia

Según la leyenda, la ciudad fue fundada por Rómulo (y su hermano Remo, según

algunas versiones) en el año 753 a.C. Aunque las pruebas arqueológicas

indican que existió vida humana en este lugar con anterioridad, un extenso

asentamiento humano bien podría datar de esta fecha. Se han encontrado en la

colina Palatina indicios de una aldea de la edad del hierro, de mediados del

siglo VIII a.C. La leyenda del rapto de las sabinas y la consiguiente fusión

de romanos y sabinos también se apoya en restos arqueológicos constatados.

La antigua Roma era un reino basado en dos estamentos, los patricios

(nobles) y los plebeyos, que carecían de derechos civiles y políticos. El

Senado, o Consejo de Ancianos, elegía a los monarcas y limitaba su poder.

La República de Roma

Desde el siglo VII hasta el siglo VI a.C. los reyes etruscos dominaron Roma,

pero hacia el 510 a.C. se estableció la República cuando el último monarca,

Tarquino el Soberbio, fue destronado. A partir de entonces Roma empezó a

absorber las regiones periféricas. A raíz de la invasión gala a principios

del siglo IV a.C., se construyó alrededor de la ciudad la llamada Muralla

servia. El primer acueducto de Roma se construyó en el siglo 312 a.C.; al

mismo tiempo, se construyó la Vía Apia que enlazaba la ciudad con el sur de

Italia. Roma siguió expandiéndose tanto durante como después de las Guerras

Púnicas (264-146 a.C.). Durante este tiempo se edificó la primera basílica,

en el 184 a.C., en el Foro.

Tras los asesinatos de los hermanos Tiberio (133 a.C.) y Cayo Sempronio

Graco (121 a.C.), quienes habían intentado llevar a cabo una reforma agraria

que permitiera acceder a la posesión de tierras a los plebeyos, la ciudad

experimentó un periodo de inestabilidad que llegó a su cénit con las guerras

civiles del siglo I a.C. Por último, Julio César se convirtió en dictador e

instituyó una serie de reformas. El Foro se había sobrecargado de edificios

y monumentos, por lo que procedió a su ampliación creando el Foro de César y

se completó durante el mandato de Augusto, primer emperador, quien también

construyó el llamado Foro de Augusto.

El Imperio de Roma

A comienzos de este periodo, Roma se había convertido en el centro del

Imperio y de ella partía el sistema viario que ponía en contacto sus

diferentes regiones, por lo que bien podía ser considerada como la capital

del mundo. Esta vasta aglomeración estaba dotada con una red que permitía el

abastecimiento de agua y otra de alcantarillado, pero superpoblados

vecindarios pobres eran causa de frecuentes incendios. Por este motivo, el

emperador Augusto instituyó las vigilias, o bomberos con poderes policiales.

A pesar de todo, en el 64 d.C., un desastroso incendio destruyó gran parte

del centro de la ciudad. Para Nerón, emperador entonces en el poder, esta

fue la oportunidad de construir su palacio de la Casa Dorada.

La dinastía Flavia (69-96 d.C.) inició, para ganarse el favor del pueblo

romano, un programa de obras públicas; la más destacada de éstas fue el

anfiteatro conocido como Coliseo, donde se representaban juegos entre

gladiadores e incluso batallas navales (naumaquias) sobre el escenario que

eran enormemente populares. En aquel tiempo no había una producción a gran

escala en Roma y no se generaba trabajo suficiente para tanta población, de

ahí que para evitar revueltas populares fuera frecuente la distribución de

alimentos entre el pueblo y la celebración de espectáculos gratuitos en el

Coliseo, manteniendo así la política de `pan y circo' que comenzó en la

época republicana. También eran frecuentes las representaciones gratuitas en

teatros públicos.

El emperador Trajano mandó construir a principios del siglo II el último de

los foros imperiales. Por entonces, los baños termales, algunos incluso con

bibliotecas, se habían convertido en una parte esencial de la vida de la

ciudad; los más grandes fueron las termas construidas por Caracalla y

Diocleciano en el siglo III. Puesto que el declive llamaba a las puertas del

Imperio, se levantó en el siglo III otra muralla rodeando la ciudad. En el

siguiente siglo, no obstante, era obvio que la corte imperial tendría que

estar más próxima a la frontera. El emperador Constantino I el Grande fundó

la ciudad de Constantinopla para ser la `nueva roma' cristiana. Aunque

entonces Roma empezaba a deteriorarse seriamente, se edificaron en este

periodo las primeras basílicas cristianas más importantes, entre ellas la de

San Pedro.

El declive de la ciudad

En el 410 d.C. y nuevamente en el año 455, las tribus germanas saquearon la

ciudad. La invasión de los ostrogodos en el siglo VI, la siguiente

reocupación bizantina y la destrucción asociada a estos movimientos

contribuyeron a precipitar el declive y la reducción de la población. No

obstante, la ciudad era la sede del papado y mantuvo cierto número de

habitantes. Con el papa Gregorio I se pudo frenar por un tiempo esta

decadencia, pero pronto se convertiría en campo de batalla; en el siglo IX

la situación tocó fondo cuando los árabes atacaron los alrededores de la

ciudad, incluso el territorio papal. Durante la edad media, los barrios

edificados disminuyeron hasta que quedaron confinados a las orillas del

Tíber, donde se disponía de agua. Sólo uno de los antiguos acueductos sigue

hoy en funcionamiento.

La gloria papal

La prosperidad de la ciudad empezó a aumentar en el siglo XI, aunque su

progreso se hizo más lento a principios del XIV, cuando los papas se

instalaron en Aviñón. El papado regresó a Roma en 1377, y en la segunda

mitad del siglo XV la ciudad pasó a ser el centro de la cultura

renacentista. El inmenso mecenazgo papal sobre las artes enriqueció Roma.

Durante el papado de Nicolás V (1447-1455) se repararon las murallas

defensivas, se construyeron palacios y se restauraron iglesias. Los más

importantes artistas y arquitectos trabajaron entonces en Roma y, a finales

del siglo, había sustituido a Florencia como foco del renacimiento. El

saqueo de la ciudad en 1527 a manos de mercenarios alemanes supuso un

retroceso temporal. Durante el siglo XVI, Miguel Ángel, Donato Bramante,

Rafael y otros artistas trabajaron para los papas; también progresó la

construcción de la basílica de San Pedro. No obstante, no fue hasta el

papado de Sixto V (1585-1590) cuando se llevó a cabo la modernización del

confuso y denso trazado urbano medieval. Se diseñaron tres calles

principales que partían, en forma de radios, desde la Piazza del Popolo

hacia el centro de la ciudad. Sixto V mandó construir también plazas y

fuentes, restauró el acueducto Acqua Felice y algunas antiguas iglesias, y

se completó la cúpula de San Pedro.

El estilo barroco que caracteriza la Roma posterior a la Contrarreforma

predomina en las edificaciones del siglo XVII. Arquitectos y escultores,

como Gian Lorenzo Bernini y Francesco Borromini, transformaron la cara de la

ciudad en estos años. En el siglo XVIII, Roma disfrutó de un periodo de

relativa tranquilidad bajo el mandato papal. Los edificios construidos en

estilo rococó durante la primera mitad del siglo dieron paso más tarde a

otros neoclásicos. En 1797, Napoleon Bonaparte tomó Roma y se apoderó de

numerosos tesoros artísticos. Tras el Congreso de Viena de 1815, Roma pasó

de nuevo a manos del papado. No obstante, la ocupación de Italia por

Napoleón estimuló una reacción nacionalista y, en 1861, Italia se unificó

bajo la Casa de Saboya. Pero Roma no se incorporó al Reino de Italia y hasta

1870 no pudo ser ocupada. El papa Pío IX se declaró a sí mismo “prisionero

del Vaticano”.

Capital nacional

Una vez que la ciudad se hubo convertido en la capital de la Italia

unificada en 1871, se inició un periodo de gran florecimiento y de

construcción de nuevos distritos. A principios del siglo XX se había

unificado todo el área dentro de las antiguas murallas y la ciudad empezó a

expandirse hacia las afueras. Para prevenir su desbordamiento, se

construyeron grandes presas a lo largo del río Tíber. La dictadura de Benito

Mussolini (1922-1943) estuvo marcada por la destrucción de antiguos barrios

y el desarrollo de pomposos proyectos, tales como la Via del Impero (hoy Via

dei Fori Imperiali). En 1929, el Vaticano pasó a ser un enclave papal

independiente. Roma, declarada `ciudad abierta' durante la II Guerra

Mundial, no recibió serios bombardeos. El crecimiento en el periodo de

posguerra siguió un ritmo rápido y hoy nuevas zonas residenciales se

extienden hasta el campo. En la actualidad, no sólo es la capital y el

centro político y administrativo de Italia, sino también sede de la Iglesia

católica, de importantes agencias internacionales y empresas

multinacionales, por lo que ha adquirido una importancia mundial. Población

(según estimaciones para 1993), 2.687.881 habitantes.


Tanzania, república del sureste de África, limita al norte con el lago

Victoria y Uganda, al noreste con Kenia, al este con el océano Índico, al

sur con Mozambique, el lago Malawi y Malawi, al suroeste con Zambia y al

oeste con el lago Tanganica, Burundi y Ruanda. El país está formado también

por las islas de Zanzíbar y Pemba y otras islas de la costa del océano

Índico. El área total de Tanzania es de 945.087 km2, de los cuales 942.453

km2 se encuentran en el continente. La capital de Tanzania es Dodoma.

Territorio y recursos

El paisaje de la Tanzania continental es generalmente llano y bajo a lo

largo de la costa, pero la mayor parte del país está formado por una meseta

con una altitud media de 1.220 metros. En el noreste y el suroeste surgen

grupos de montañas aisladas. La montaña volcánica Kilimanjaro (5.895 m), la

cumbre más alta de África, está situada cerca de la frontera nororiental con

Kenia. Tres de los grandes lagos de África se hallan en los límites del país

y en parte dentro de éste. El lago Tanganica está situado en la frontera

occidental, el Victoria en la noroccidental y el Malawi (Niasa) en la

suroccidental. Los lagos Malawi y Tanganica se ubican en el Rift Valley, una

inmensa hendidura por fallas geológicas que se extiende desde Oriente

Próximo hasta Mozambique.

Zanzíbar, separada de la costa del continente por un canal de unos 32 km de

anchura, tiene 90 km de longitud y una superficie de 1.650 km2. Es la mayor

isla de coral de la costa africana. Pemba, a unos 40 km al noroeste de

Zanzíbar, tiene una longitud de unos 68 km y un área aproximada de 984 km2.

Tanto Zanzíbar como Pemba son en su mayor parte llanas y bajas.

Clima

El clima de Tanzania es variado y está muy condicionado por la altitud y la

distancia al mar. En la llanura costera de Tanzania continental, el clima es

tropical, cálido y húmedo. La temperatura tiene un promedio de 26,7 ºC y las

precipitaciones oscilan entre los 1.000 y los 2.000 mm. La meseta interior

es cálida y seca, con precipitaciones que varían entre los 500 y los 750 mm.

Las tierras altas semitempladas de la zona suroccidental tienen un mayor

índice de precipitaciones.

El clima en las islas es tropical, pero el calor se suaviza por la brisa

marítima durante todo el año. La temperaturas máxima y mínima en la ciudad

de Zanzíbar son 29,2 ºC y 24,7 ºC; en Wete y Pemba son 30,3 ºC y 24,5 ºC,

respectivamente.

Recursos naturales

Los diamantes constituyen el producto mineral más importante de los que se

explotan actualmente en Tanzania. También se obtiene oro. Existen enormes

depósitos de hierro y carbón en la región meridional, pero se explotan sólo

a pequeña escala. Se han descubierto depósitos de gas natural en la zona de

la isla de Songo Songo, al sureste de Dar es-Salaam. Los bosques constituyen

uno de los principales recursos naturales del país. Cubren aproximadamente

el 30% de Tanzania, sobre todo en las zonas meridionales y central

occidental. Entre las maderas duras figuran la caoba y el alcanfor. En la

fauna de Tanzania pueden encontrarse casi todos los grandes mamíferos

africanos, como antílopes, cebras, elefantes, hipopótamos, rinocerontes,

jirafas, leones, leopardos, guepardos y monos. El país tiene varias reservas

de caza y parques nacionales, entre los que figuran el famoso Parque

nacional Serengeti, el Parque nacional de Ruaha, la Reserva de Caza de

Selous y el Parque nacional Ngorongoro, situado en un enorme cráter de un

volcán extinguido que proporciona un hábitat único para la vida salvaje.

Población

Más del 90% de la población de Tanzania se compone de grupos indígenas

africanos, la mayoría de los cuales habla lenguas bantúes; también hay

grupos nilóticos, como los masais. Entre los más de 120 diferentes grupos

étnicos se encuentran los sukuma y los nyamwezi. Otros grupos étnicos

importantes son los haya, ngonde, chagga, gogo, ha, hehe nyakyusa, nyika,

ngoni, yao y los masai. También hay habitantes de origen indio, paquistaní y

de Goa que forman una importante minoría en las zonas urbanas, y pequeñas

comunidades árabes y europeas. La mayor parte de la población vive en zonas

rurales. Un 23% de la población sigue las religiones tradicionales. El islam

es la religión de aproximadamente un tercio de la población y domina sobre

todo en las ciudades costeras y en Zanzíbar. Un 40% de la población es

cristiana; el catolicismo es la confesión más extendida, aunque también hay

anglicanos y luteranos. Las lenguas oficiales de Tanzania son el swahili y

el inglés; el swahili es la principal lengua franca. Muchas personas siguen

utilizando la lengua de su grupo étnico.

Características de la población

La población (1988) era de 23.174.336 habitantes, de los cuales 640.578

vivían en las islas de Zanzíbar y Pemba. La población (según estimaciones

para 1993) era de 27.286.363 habitantes, lo que da una media de densidad

aproximada de 28 hab/km2. Sin embargo, unos dos tercios de la población se

concentran en una tercera parte del país, situada al norte de la línea de

ferrocarril central, en comarcas en las que los suelos son mucho más

fértiles. Después de 1972, el gobierno comenzó a establecer comunidades

rurales (pueblos ujamaa) como medio de combatir los problemas para el

desarrollo que se derivaban de la dispersión tradicional de los

asentamientos. Hacia 1980, el 90% de la población rural vivía en pueblos

registrados, aunque sólo una pequeña proporción de éstos eran ujamaa.

La mayor ciudad de Tanzania, su principal puerto y centro industrial es Dar

es-Salaam, con una población (1988) de 1,36 millones de habitantes. Otras

ciudades importantes son Mwanza (223.013 habitantes), un puerto en el lago

Victoria; Tanga (187.634 habitantes), núcleo industrial y puerto de mar; y

Dodoma (203.833 habitantes), en el centro del país, que ha reemplazado a Dar

es-Salaam como capital de Tanzania. La ciudad de Zanzíbar (157.634

habitantes) es la mayor de la isla.

Educación

Tras la consecución de la independencia, la mejora de la enseñanza ha sido

uno de los objetivos prioritarios del gobierno de Tanzania. La enseñanza

primaria es obligatoria y ha experimentado una fuerte expansión con aumento

del número de escuelas, aunque aún no hay suficientes plazas disponibles

para acoger a todos los niños. También se ha hecho hincapié en la

alfabetización de los adultos, y, en la actualidad, más del 85% de las

personas con más de 15 años saben leer y escribir. A finales de la década de

1980 asistían a las escuelas del gobierno unos 3,2 millones de alumnos de

primaria y 91.600 estudiantes de secundaria. Además había muchos niños que

asistían a centros privados de enseñanza secundaria, en su mayoría

gestionados por grupos religiosos. Las instituciones de educación superior,

en las que se incluyen las escuelas de magisterio, tuvieron unos 15.000

alumnos inscritos cada año en los últimos lustros. Tanzania tiene dos

universidades: la Universidad de Dar es-Salaam (fundada en 1961) y la

Universidad de Agricultura de Sokoine (1984),en Morgore.

Instituciones culturales

La cultura de Tanzania es un producto de las influencias árabes, africanas y

europeas. Se están intentando adaptar los valores tradicionales africanos a

la vida moderna.

Entre las bibliotecas de Tanzania destacan la Biblioteca Central Nacional,

la Biblioteca del Consejo Británico y la Biblioteca del Centro Americano,

todas situadas en Dar es-Salaam. La Universidad de Dar es-Salaam posee

también una importante biblioteca y el servicio de préstamo de la

Universidad Politécnica de Dar es-Salaam hace circular libros por todo el

país a través del correo. Zanzíbar tienen muchas bibliotecas escolares y

municipales. El Museo Nacional de Tanzania está situado en Dar es-Salaam y

el museo del gobierno de Zanzíbar se encuentra en la ciudad de ese nombre.

Economía

A comienzos de la década de 1990, el producto interior bruto (según

estimaciones del Banco Mundial; precios medios para 1989-1991) era de unos

2.420 millones de dólares, que equivalen a 90 dólares per cápita, lo que

colocaba a Tanzania entre los países más pobres del mundo. La economía es

sobre todo agrícola. Más del 80% de la población activa se dedica a la

agricultura y los productos del campo suponen el 75% de los ingresos

derivados de las exportaciones. El país es uno de los principales

productores mundiales de sisal y clavo (de Zanzíbar). Debido en parte a los

bajos precios a nivel mundial de las exportaciones de Tanzania, desde

mediados de la década de los años setenta hasta finales de la década de los

ochenta, la economía se ha reducido con un índice anual del 0,5%. Las

medidas de reforma económica que se iniciaron a finales de la década de 1980

buscaban una cierta liberalización de la agricultura industrial, la

reducción de las barreras arancelarias y el recorte de los gastos del

gobierno. Los planes de desarrollo desde la independencia se han centrado en

el crecimiento de la economía agrícola y en la reducción de la dependencia

de importaciones de artículos manufacturados. El presupuesto nacional anual

estimado a finales de la década de 1980 registró unos ingresos de 950

millones de dólares y unos gastos de 980 millones.

Agricultura

La mayor parte de la producción mundial de clavo proviene de las islas de

Zanzíbar y Pemba. Los principales cultivos de exportación son café, algodón,

sisal, clavo, té, tabaco, anacardos y pimienta. Los principales cultivos

alimenticios de Tanzania son mandioca, maíz, arroz, sorgo, mijo, trigo,

boniatos y plátanos. A comienzos de la década de 1990 la cabaña ganadera

estaba formada por 1,3 millones de cabezas de ganado vacuno, 9 millones de

caprino, 3,7 millones de ovino y 20 millones de aves de corral. Cada año se

producen más de 15.500 t de miel.

Silvicultura y pesca

A finales de la década de 1980, la producción anual de madera en Tanzania

ascendió a 24,8 millones de m3, de los cuales más del 90% se utilizó como

combustible para uso doméstico. Entre las maderas que se producen destacan

el alcanfor, el podo y la caoba de África. En los últimos años de la década

de 1980 las capturas anuales de pescado ascendieron a 313.500 t; más de tres

cuartas partes se pescaron en las aguas dulces, sobre todo en el lago

Victoria. También se pescan sardinas y atún en el océano Índico.

Minería

Tanzania es rica en diamantes. También se extraen oro y sal y hay depósitos

de mica, carbón, plomo, hierro, estaño, tungsteno, pirocloro, caolín,

fosfatos y magnesita. A finales de la década de 1980 la producción de

diamantes fue de 150.000 quilates.

Industria

La mayor parte de la industria de Tanzania se basa en la transformación de

materias primas, como café, grano, sisal, miraguano, yute y fibra de coco.

En la década de 1970 empezaron a surgir industrias básicas, como montaje de

partes de vehículos, y se expandieron las instalaciones de producción de

cemento y las curtidurías. Aproximadamente el 70% de la electricidad de

Tanzania se produce en centrales hidroeléctricas; las instalaciones más

importantes se encuentran situadas en el río Pangani. A finales de la década

de 1980, la producción anual de electricidad fue de unos 874 millones de

kWh.

Moneda y comercio exterior

La unidad monetaria es el chelín de Tanzania, que reemplazó al chelín de

África oriental en 1966 (en 1995, 533,992 chelines de Tanzania equivalían a

un dólar estadounidense). En 1967, Tanzania nacionalizó prácticamente todos

sus bancos comerciales y los unió para formar el Banco Nacional de Comercio.

En 1992, como parte de las medidas de liberalización de la economía se

permitió que se abrieran dos bancos comerciales del sector privado. El banco

que emite la moneda es el Banco de Tanzania (1966).

A comienzos de la década de los noventa, las importaciones de Tanzania

alcanzaron un valor de unos 1.400 millones de dólares anuales y la

exportaciones ascendieron a unos 430 millones de dólares. La mayor parte de

las exportaciones estaban compuestas por café, algodón, tabaco, diamantes,

té, clavo y sisal. Las principales importaciones de Tanzania son petróleo,

maquinaria, equipamiento de transportes, hierro, acero y otros metales,

alimentos y animales vivos. Las relaciones comerciales de Tanzania se

centran principalmente en Gran Bretaña, Alemania, Japón, Italia, Irán,

Dinamarca y los Países Bajos. Más de un millón de turistas visitaron

Tanzania anualmente a finales de la década de 1980, la mayoría para visitar

el monte Kilimanjaro y los parques nacionales. Tanzania fue miembro de la

Comunidad de África Oriental, una alianza económica con Uganda y Kenia que

en 1977 se deshizo.

Transportes y comunicaciones

El país tiene unos 2.580 km de vías ferroviarias, con líneas que unen Dar

es-Salaam con el lago Tanganica y ramales que van hacia Mwanza, Mpanda y

Arusha. La línea de ferrocarril Tanzania-Zambia (969 km en Tanzania), que se

inauguró en 1975, proporciona una vía de comunicación entre Dar es-Salaam y

Zambia; el plan de desarrollo de 1987-1991 asignó más de 110 millones de

dólares para rehabilitar la línea. De los 82.100 km de carreteras, menos del

10% están pavimentadas. Las compañías navieras y aéreas unen la zona del

continente con Zanzíbar. Los principales puertos marítimos son Dar es-Salaam

y Mtwara. Los aeropuertos de Dar es-Salaam y la ciudad de Zanzíbar prestan

sus servicios con conexiones nacionales e internacionales. La compañía aérea

nacional es Air Tanzania.

Tanzania cuenta con un sistema de radio nacional; en 1973 se iniciaron los

servicios de televisión en color en Zanzíbar. En el país se publican tres

diarios; los más influyentes son el Uhuru y el Daily News, que se publican

en Dar es-Salaam.

Trabajo

Las principales fuentes de empleo en Tanzania son la agricultura, la

explotación forestal y la pesca. El sindicato más importante es la Unión de

Trabajadores de Tanzania, con unos 350.000 afiliados.

Gobierno

La República Unida de Tanganica y Zanzíbar se formó el 26 de abril de 1964,

con la aprobación de la Ley de Unión entre Tanganica y la isla de Zanzíbar;

el nombre de Tanzania se adoptó en octubre de ese mismo año. La nación se

gobierna conforme a la Constitución de 1977, enmendada. Los asuntos internos

de Zanzíbar se gestionan siguiendo la Constitución de 1979, enmendada en

1985. En 1992 se aprobó una ley que permitía el establecimiento de un

sistema multipartidista. En febrero de 1995, se estableció el 29 de octubre

de ese mismo año como la fecha para la celebración de las primeras

elecciones nacionales legislativas y presidenciales multipartidistas.

Poder ejecutivo

El máximo poder ejecutivo de Tanzania lo detenta el presidente, elegido por

votación popular para un periodo de cinco años. El presidente nombraba dos

vicepresidentes, uno de los cuales debía ser el presidente de Zanzíbar si el

presidente era natural del continente, y viceversa, un primer ministro y un

gabinete. En diciembre de 1994, se aprobó una legislación, como parte del

avance hacia la democracia multipartidista, que ponía fin al requisito de

que el presidente de Zanzíbar fuera también el vicepresidente de la unión

gubernamental.

Poder legislativo

El cuerpo legislativo de Tanzania lo constituye la Asamblea Nacional

unicameral. Tiene 244 miembros, de los cuales 169 (119 del continente y 50

de Zanzíbar) son elegidos por votación popular para un periodo de hasta

cinco años. La mayoría del resto de los miembros o bien son elegidos por los

miembros electos en los comicios populares de la Asamblea Nacional o

representan organizaciones reglamentarias u ocupan un escaño en virtud de

ser comisionados de las regiones del país; 15 son nombrados por el

presidente.

Poder judicial

Los tribunales de más alta instancia de Tanzania son los de apelación y el

tribunal Supremo. En un nivel inferior se encuentran los tribunales

primarios y de distrito. En Zanzíbar funcionan los tribunales populares.

Gobierno local

La parte continental se divide en 20 regiones, Zanzíbar en tres regiones y

Pemba en dos. Al frente de los gobiernos de las regiones se encuentran los

comisionados regionales. La Constitución de 1985 estableció la elección de

un presidente por referéndum y la creación de una Cámara de Representantes

de 75 miembros (50 elegidos y 25 nombrados).

Partidos políticos

Tanzania fue un estado de partido único desde 1965 hasta 1992. El único

partido legal era Chama Cha Mapinduzi (CCM: Partido Revolucionario de

Tanzania). Se formó en 1977 por la fusión de la Unión Nacional Africana de

Tanganica y el Partido Afro-Shirazi de Zanzíbar. En 1992, se legalizaron los

partidos de la oposición.

Salud y bienestar social

El gobierno de Tanzania ha emprendido numerosos programas para mejorar las

condiciones de enseñanza, trabajo y asistencia sanitaria.

Defensa

En 1994, el ejército de Tanzania tenía 49.500 miembros —45.000 en el

Ejército de Tierra, 3.500 en las Fuerzas Aéreas y 1.000 en la Marina—. Los

grupos paramilitares del país tienen 100.000 miembros de la Milicia de los

Ciudadanos.

Historia

Tanzania se formó en 1964 por la federación de Tanganica y Zanzíbar. La

historia de las dos áreas es muy diferente.

Zanzíbar

Ya en el siglo VIII d.C., Zanzíbar y otras islas situadas frente a la costa

oriental de África se convirtieron en bases de los mercaderes árabes que

comerciaban con el continente, al que llamaban Tierra de Zenj ('negros' en

árabe), o Azania. Con el transcurso del tiempo algunas de estas bases —entre

ellas Zanzíbar y Kilwa— se convirtieron en sultanatos musulmanes

independientes con una mezcla de población árabe y africana. En los siglos

XVI y XVII fueron conquistadas por los portugueses, y en el XVIII, Zanzíbar

y Pemba fueron sometidas a la hegemonía de los sultanes de Muscat y Omán. En

1832, el sultán omaní Sayyid Said estableció su lugar de residencia en

Zanzíbar, donde promovió la producción de clavo y aceite de palma y llevó a

cabo un activo comercio de esclavos con el interior. Sobre sus dominios, que

abarcaban también una parte del continente, ejerció más una hegemonía

comercial que territorial. Sus sucesores no tenían derechos sobre las

tierras que controlaban comercialmente ni poder suficiente para evitar que

los alemanes y los británicos se anexionaran estas tierras, en 1890, cuando

las naciones europeas comenzaron a dividirse África. Zanzíbar se declaró

protectorado británico; el sultán se mantuvo para actividades de protocolo y

ceremonias, pero las decisiones más importantes las tomaban los residentes

británicos. El sultán Jalifa Ibn Harub utilizó su influencia para respaldar

al gobierno británico. En el momento de su muerte, los británicos estaban

abandonando sus colonias africanas y a Zanzíbar se le concedió la

independencia el 9 de diciembre de 1963. Pocas semanas más tarde el gobierno

conservador y el sultán fueron derrocados en una cruenta revolución y el

partido de izquierdas Afro-Shirazi, al frente del cual se hallaba Sheikh

Abeid Amani Karume, subió al poder e instauró la República Popular de

Zanzíbar.

Tanganica

En Tanganica vivieron algunos de los antepasados homínidos de nuestra

especie. Sus restos fueron descubiertos en la garganta de Olduvai y en otros

lugares del país por Mary Douglas Nicol Leakey y su marido Louis Seymour

Bazzet Leakey y otros. Los límites de Tanganica, que estuvo poblada por

varios grupos bantúes, como los chaga, hege, gogo, yao y niamwezi y por los

masai y pueblos nilóticos, se definieron en la década posterior a 1886, en

una serie de tratados entre los estados europeos. Éstos ignoraban las

reivindicaciones del sultán de Zanzíbar, y concedieron a los alemanes el

control sobre vastas extensiones de Tanganica y a los británicos sobre Kenia

y Uganda. Tras vencer la resistencia africana a su gobierno, los alemanes

realizaron grandes inversiones en Tanganica, con la idea de convertir la

parte septentrional en prósperas plantaciones de té y café. El comienzo de

la I Guerra Mundial desbarató estos planes. El África Oriental Alemana se

convirtió en importante escenario de operaciones militares, en el que el

general Paul von Lettow-Vorbeck derrotó a unos 250.000 británicos y tropas

coloniales con un ejército improvisado de 12.000 africanos y 4.000 alemanes

antes de rendirse por último en 1918. Tanganica pasó a ser entonces un

mandato británico de la Sociedad de Naciones. Los gobernadores británicos en

la década de 1920 mantuvieron la colonización en un nivel mínimo; de este

modo, Tanganica, a diferencia de la vecina Kenia, no desarrolló un

importante problema de 'colonización'. El resultado de esta postura se hizo

evidente en el periodo de transición hacia la independencia. El partido más

importante, la Unión Nacional Africana de Tanganica (TANU), dirigido por

Julius Kambarage Nyerere, era una organización moderada; su ideología se

oponía a los nacionalismos y las pugnas tribales. En diciembre de 1961

Nyerere fue nombrado primer ministro, al tiempo que se concedía la

independencia a Tanganica; un año más tarde la nueva nación adoptó una

Constitución republicana con Nyerere como su presidente.

Tanzania bajo el gobierno de Nyerere

En enero de 1964 Nyerere sobrevivió a un fallido golpe de Estado militar;

poco después, en un intento de reforzar su gobierno frente a la violencia

revolucionaria, inició las negociaciones con el primer ministro de Zanzíbar,

Karume, conversaciones que llevaron a la formación de Tanzania en abril de

ese mismo año.

La naturaleza de la federación

El acuerdo nació de la necesidad mutua. Zanzíbar recibió ayuda del

continente y Nyerere pudo actuar legalmente para reprimir la revolución de

Zanzíbar. Fue designado presidente de la unión, y Karume fue nombrado primer

vicepresidente. Las dos áreas conservaron sus propios sistemas legales y

legislativos hasta la aprobación del acuerdo de integración completa. Sin

embargo, la integración resultó difícil, y las diferencias entre las dos

áreas continuaron siendo considerables. El gobierno de Zanzíbar era mucho

más radical y doctrinario que el de Tanganica. Se habían convocado numerosas

elecciones en Tanganica, pero en la isla no se había celebrado ninguna.

Hasta 1977 la TANU fue el único partido político reconocido en el

continente, pero varios candidatos diferentes se presentaban a las

elecciones para obtener un escaño en la cámara legislativa. La TANU se unió

con un partido de Zanzíbar para formar el Chama Cha Mapinduzi (CCM), pero

esta unión era más aparente que real. En 1970 se reorganizó el sistema legal

de Zanzíbar con el fin de conferir poder a los tribunales populares de tres

miembros, que no permitían la presencia de abogados de defensa; al mismo

tiempo, los tribunales de Tanganica siguieron las prácticas heredadas de los

británicos. Los tribunales del continente se negaban a extraditar presos a

Zanzíbar, debido a las enormes diferencias entre los dos sistemas. De este

modo, a pesar del cambio de nombre, las dos áreas que constituían la

federación continuaron separadas.

La economía

Desde sus inicios, Tanzania fue un estado pobre, con pocos minerales

exportables, escasa industria, y con un sistema agrícola dominado por las

ideas de autosuficiencia local. Para contrarrestar la situación de deterioro

económico, Nyerere realizó algunos cambios en 1967. El Estado fue

extendiendo gradualmente su control sobre todas las actividades económicas.

Se nacionalizaron los bancos y todas las compañías privadas y se crearon

corporaciones estatales para proporcionar mercancías y servicios a la

población. Este experimento socialista recibió un terrible revés, en la

década de 1970, debido al aumento de los precios del petróleo, que acabó con

las reservas de divisas de Tanzania. El programa ujamaa ('familia') de

Nyerere, diseñado para revitalizar la agricultura y proporcionar una base

para el desarrollo, combinando la tecnología moderna con las ideas africanas

de cooperación, se vio obstaculizado por los acontecimientos económicos

internacionales, la ineficacia del gobierno y la oposición de los jefes

locales de los pueblos y distritos.

Política internacional

En la década de 1970 y en los inicios de la de 1980, los dirigentes de

Tanzania estaban al frente de los movimientos de liberación africanos. Se

permitió a los nacionalistas de Mozambique utilizar el territorio de

Tanzania como base de entrenamiento y ataque durante su lucha contra los

portugueses. En Uganda, tropas de Tanzania ayudaron a derrocar el régimen de

Idi Amin Dada en 1979, y permanecieron en el país hasta 1981. El presidente

Nyerere fue también uno de los representantes africanos que participó en las

negociaciones destinadas a poner fin al gobierno blanco en Zimbabwe. Aunque

mantuvo buenas relaciones con Occidente, Tanzania se acercaba más en su

filosofía y en su forma de actuar a los países del bloque comunista, y

China, en concreto, ha prestado considerable ayuda al país.

En noviembre de 1985, Nyerere se retiró y le sucedió en la presidencia Ali

Hassan Mwinyi; sin embargo, Nyerere se mantuvo en la presidencia del CCM

hasta agosto de 1990. Mwinyi introdujo una serie de programas de reforma

económica, que tenían como objetivo la liberalización de la economía. En

febrero de 1992, la nación comenzó a evolucionar hacia un sistema

multipartidista, cuando el CCM votó a favor de la legalización de los

partidos políticos de la oposición. Y en junio de ese mismo año se aprobó

una ley en este sentido.

Tokyo o Tokio, capital de Japón, la ciudad de mayor extensión del país y una

de las más pobladas de la tierra; se ubica en la bahía del mismo nombre, en

la zona central de la costa oriental de la isla de Honshu, la mayor de las

cuatro que componen el archipiélago japonés. Formada por 23 distritos (ku),

ocupa una superficie de 570 km2. La prefectura urbana de Tokio-to, de la que

la ciudad de Tokio forma parte, se extiende hacia el oeste y alcanzaba en

1991 los 11.631.901 habitantes. La ciudad es el corazón de una gran

conurbación conocida con el nombre de Keihin y comprende otras dos ciudades

principales, Yokohama y Kawasaki, ambas en el sur. Tokio asumió el papel de

capital del país en 1868, tras la caída de la dinastía feudal de los

Tokugawa (1603-1867). Hasta esa fecha había sido conocida con el nombre de

Edo. En la actualidad, la ciudad es el centro económico, industrial,

comercial y cultural de Japón.

La zona industrial moderna se concentra a lo largo del litoral costero de la

bahía, entre Tokio y Yokohama, y forma el mayor complejo industrial de Japón

(el distrito industrial de Keihin). Casi una quinta parte del total de la

producción del país sale de este complejo, donde predomina la industria

pesada, con más de dos tercios del total producido en todo el Japón. Por su

parte, la industria ligera, mucho más diversificada, se sustenta en la

manufactura de productos de metal, alimentos, tejidos, cámaras e

instrumentos ópticos, maquinaria, productos químicos y una amplia gama de

bienes de consumo.

Las instalaciones portuarias, en la bahía, ven mermado el tráfico por la

poca profundidad de su fondo, por lo que el 80% de la carga que manipula es

de carácter doméstico, ocupando el cuarto lugar entre los puertos japoneses,

ya que sólo canaliza un 7,4% del tráfico total del país.

El advenimiento de la era Meiji (1868-1912) trajo consigo la construcción de

una red nacional de ferrocarriles cuyo núcleo se situó en Tokio. De la

ciudad parten las carreteras principales que la unen con todos los puntos

importantes del Japón, además de una compleja red de líneas secundarias que

la comunican con las zonas cercanas del interior. Por las principales

estaciones, Central, Ueno, Ikebukuro, Shinjuku y Shibuya, pasan cada día

entre 400.000 y 1.700.000 pasajeros. El colapso de las líneas de ferrocarril

ha obligado a la construcción de otras nuevas para trenes expresos

(shinkansen). En la actualidad, están funcionando trenes de gran velocidad,

llamados `trenes bala', entre Tokio y la ciudad de Fukuoka, que recorren una

distancia de 1.070 km en unas siete horas.

La modernización de la red del interior de la ciudad ha entrañado una

especial dificultad, pues en la parte antigua de la misma abundan las calles

estrechas y tortuosas que hacen prácticamente imposible el tráfico o

tránsito rodado. No obstante, antes de la celebración en 1964 de los Juegos

Olímpicos, en la ciudad se llevó a cabo un gran proyecto de construcción de

autovías radiales y líneas de ferrocarril que pusieron en comunicación la

parte baja de la ciudad con ocho nuevas autopistas. Desde la década de 1960

se ha ido reduciendo el número de calles abiertas al tráfico de automóviles,

por las que sólo está permitido el acceso de autobuses. Aunque a finales de

la década de 1970 la ciudad contaba con 175 km de carreteras subterráneas,

los problemas de tráfico continúan siendo frecuentes en muchas zonas.

El aeropuerto internacional de Haneda, que se halla en la bahía, al sur del

centro de la ciudad, ha servido tanto para los vuelos internacionales como

para los nacionales, pero en 1978 fue inaugurado el nuevo aeropuerto de

Narita, situado a 55 km al este del centro de Tokio, que ha asumido el

servicio internacional de vuelos, quedando el de Haneda para el servicio

doméstico.

El paisaje urbano

Desde la década de 1940, el área metropolitana de Keihin ha experimentado un

proceso de crecimiento muy rápido. Los límites exteriores se extienden hasta

una distancia entre 40 y 70 km desde el centro de la ciudad, y alberga casi

una cuarta parte de la población total del país. Esta expansión hacia el

exterior ha traído consigo un aumento demográfico acelerado en las zonas que

rodean la ciudad. Por el contrario, los 23 distritos del interior han ido

perdiendo población desde 1956 ininterrumpidamente.

El núcleo de Tokio es la antigua ciudad de Edo, donde se encuentra el

Palacio Imperial, rodeado de jardines. Al sur y al oeste de este monumento,

en el distrito de Kasumigaseki, se hallan los edificios más importantes del

gobierno, como son la sede de la Asamblea Nacional, la secretaría del primer

ministro, el Tribunal Supremo y los ministerios; más al sur se levanta la

Torre de Tokio. Al este del Palacio Imperial se encuentra el distrito de

Marunouchi, el corazón financiero de la ciudad y del país, donde tienen su

sede las compañías e instituciones financieras más importantes de Japón y

que adquirió mayor relevancia tras la apertura en 1914 de la Estación

Central. Al este de Marunouchi se extiende el distrito comercial de mayor

importancia, entre el distrito de Nihonbashi, en el norte, y el famoso

distrito de Ginza, en el sur. En las calles de estas zonas se suceden los

grandes almacenes, los comercios especializados, los locales de diversión y

los más variados restaurantes.

Hacia el oeste, donde el terreno es más montañoso, se levanta el distrito de

Musashino que, en su extremo oriental (conocido como Yamanote), alberga

zonas residenciales de lujo; sin embargo, desde 1930 se han instalado en

esta zona y en otras del oeste numerosas fábricas, centros universitarios,

hospitales y otras instituciones. Este proceso, que se aceleró en la segunda

mitad de la década de 1950, vino acompañado del impresionante crecimiento

económico que el país experimentó en esas fechas. El cambio de residencia de

la población hacia las zonas exteriores ha dado lugar a la creación de

nuevos centros, como Shinjuku, Shibuya y Ikebukuro, donde operan líneas

privadas de ferrocarril que comunican los nuevos distritos con la red

principal de ferrocarril de Yamanote. En estas zonas se han establecido

también nuevos centros comerciales, financieros y otras industrias del

sector servicios; además, ha propiciado la construcción de altos edificios

de cuarenta o cincuenta pisos, algo inusual en el país. En Ikebukuro se

halla el edificio Sunshine 60 (`Luz del sol 60', por sus sesenta plantas),

el más alto del país, cuyas obras finalizaron en 1978. Más hacia el oeste,

donde acaban los distritos periféricos, la gran conurbación incorpora parte

del parque nacional de Chichibu-Tama, una zona montañosa que goza de

espectaculares paisajes.

Tokio es el centro cultural y educativo del país. Dentro de la conurbación

existen más de cien universidades públicas y privadas (la cuarta parte del

total de Japón), donde estudia una tercera parte del total de estudiantes

universitarios del país. La universidad que goza de mayor prestigio es la de

Tokio, y entre las privadas las dos más famosas son la de Keio (1858) y la

Universidad Waseda (1882). En el popular parque de Ueno se encuentran el

Museo Nacional, el más importante del país; el Museo Nacional de Ciencias;

el de Arte Occidental; el Museo de Arte Metropolitano y el zoológico

municipal. Cerca del Palacio Imperial están la Biblioteca Nacional, el

Archivo Nacional y el Museo de Arte Moderno. Otro museo destacado, el Museo

Nezu, se encuentra en Aoyama. La ciudad es también el corazón de las artes

escénicas, con numerosas salas teatrales que ofrecen espectáculos

tradicionales (como el n y el kabuki) y otros contemporáneos. En

cuanto a la música, cuenta con varias orquestas sinfónicas y otras compañías

musicales que se dedican tanto a la interpretación de la música tradicional

japonesa como a la música occidental. Muy famoso es el templo Meiji,

enclavado en el centro de la ciudad, que atrae a turistas y fieles de todo

Japón.

Historia

Aunque el lugar ha estado habitado desde la edad de piedra, su verdadera

fundación data del siglo XII, cuando era una aldea poco conocida llamada Edo

(`Puerta de la ensenada') situada en la desembocadura del río Sumida, en la

bahía de Tokio. En aquel tiempo, las aguas de la bahía y de la laguna

cubrían las tierras que en la actualidad ocupan los nuevos distritos

comerciales de la ciudad. En Edo, un general levantó una fortaleza militar

alrededor de 1457, pero la aldea careció de importancia hasta que en 1590 la

conquistó Ieyasu Tokugawa, el primero de los señores feudales de esa

familia; en 1603 convirtió Edo en su capital, en oposición a Kyuoto, la

capital imperial, y mandó restaurar y ampliar el castillo, así como desecar

las marismas circundantes. La orden de Ieyasu, que ordenaba que los daimio

debían residir en la ciudad, propició su desarrollo. En el siglo XVIII, Edo

era ya un centro comercial, cultural y político de primer orden. Cuando se

produjo la restauración de la dinastía imperial de los Meiji (1868), la

corte se trasladó a Edo, que fue rebautizada como Tokio (`capital de

Oriente').

En numerosas ocasiones la ciudad ha sufrido los efectos de seísmos

destructivos e incendios. En 1872 tuvo lugar un incendio de gran magnitud

que provocó la destrucción de los distritos de Ginza y Marunouchi, que

fueron reconstruidos posteriormente según los modelos arquitectónicos

occidentales. El desastre más grave de la historia reciente fue el terremoto

y posterior incendio que en 1923 destruyeron gran parte de la ciudad. La

reconstrucción de Tokio se prolongó, en dicha ocasión, hasta el año 1930 y

durante la misma se levantaron más de 200.000 nuevas edificaciones, muchas

de ellas según los cánones occidentales, y siete puentes sobre el río

Sumida; también fueron diseñados nuevos jardines y parques, en uno de los

cuales fue construido un monumento (el Hogar de los Muertos sin Nombre) en

memoria de las alrededor de 30.000 personas que perecieron durante la

catástrofe.

En el transcurso de la II Guerra Mundial sufrió daños de gran consideración.

En abril de 1942 fue bombardeado por la aviación estadounidense; a este

ataque le siguieron otros, en especial entre noviembre de 1944 y agosto de

1945, que redujeron la casi totalidad de Tokio a escombros. El ejército

estadounidense la ocupó entre septiembre de 1945 y abril de 1952. Una vez

finalizado el conflicto, después de 1954, inició un proceso imparable de

crecimiento y renovación, que se completó después de 1964, fecha en que fue

designada sede de los Juegos Olímpicos y cambió el paisaje urbano de la

ciudad. Población (1992), 7.927.084 habitantes.



Sydney, ciudad y puerto más importante del sureste de Australia, es la

capital de Nueva Gales del Sur y la mayor ciudad del país, situada en la

costa meridional de Port Jackson (un brazo del océano Pacífico). La ciudad y

sus distintos barrios cubren una superficie de 12.406 km2. El área

metropolitana de Sydney abarca desde el río Hawkesbury en el norte, hasta

más allá de la bahía de Botany en el sur, y desde las montañas Blue en el

oeste, hasta el océano Pacífico en el este.

Sydney es uno de los más destacados centros industriales, comerciales,

financieros y de transportes de Australia. Algunas de las principales

compañías del país tienen aquí sus sedes centrales, como la News

Corporation, propiedad del magnate australiano de medios de comunicación

Rupert Murdoch, y la Westpac Banking Corporation. El mercado de valores de

Sydney es el mayor de Australia. Tiene industrias metalúrgicas, de

maquinaria, confección, alimentación, equipos electrónicos, automóviles,

barcos y refino de petróleo. El puerto de la ciudad, que se concentra a lo

largo de Port Jackson y cuenta con muelles también en la bahía de Botany,

cuenta con un equipamiento moderno para el manejo de buques de carga. La

mayor parte del comercio exterior australiano pasa por Sydney; las

principales exportaciones son trigo, lana y carne. Entre los medios de

transporte hay que destacar el aeropuerto internacional Kingsford Smith que

es la terminal aérea australiana con más movimiento, diversas vías férreas,

carreteras interurbanas y servicios de transbordadores o ferrys.

Sydney tiene un clima templado, con veranos calurosos y suaves inviernos. La

ciudad cuenta con grandes parques y playas arenosas, como Bondi Beach, en el

océano Pacífico.

La mayor parte de la población residente en la ciudad es descendiente de

británicos o irlandeses, aunque también hay residentes de origen asiático,

griego e italiano.

Sydney ofrece muchas oportunidades culturales. Hay instituciones de

enseñanza como la Universidad Macquarie (1964), la Universidad de Nueva

Gales del Sur (1948), la Universidad de Sydney (1850), la Universidad

Tecnológica (1990, fundada en 1965 como Instituto Tecnológico de Nueva Gales

del Sur), el Conservatorio de Música de Nueva Gales del Sur y distintos

campus de la Universidad de Sydney Occidental. La ciudad cuenta también con

varios museos, entre los que destacan la Galería de Arte de Nueva Gales del

Sur, el Museo Australiano (con una importante exposición de historia

natural), la Galería de Arte Aborigen de la Sociedad de la Iglesia

Misionera, el Museo Geológico y Minero, y el Museo de Ciencias y Artes

Aplicadas. Otros centros culturales significativos son la Biblioteca Estatal

de Nueva Gales del Sur, con una colección de unos dos millones de volúmenes,

y el impresionante Teatro de la Ópera (1973), situado en un punto destacado

de Port Jackson. La ciudad cuenta también con dos catedrales, una anglicana

y otra católica.

El explorador y navegante británico James Cook divisó y bautizó Port Jackson

en 1770. En 1788 el capitán Arthur Phillip fundó en Australia el primer

asentamiento europeo donde se ubicaría la actual ciudad. La bautizó con el

nombre de Cala Sydney después de que se nombrara a Thomas Townshend

(entonces ministro de Interior británico), primer vizconde de Sydney. Los

primeros habitantes fueron en su mayoría prisioneros convictos procedentes

de Gran Bretaña, pero más tarde la población aumentó gracias a los colonos

que llegaron aquí durante la primera mitad del siglo XIX, de tal modo que

Nueva Gales del Sur se desarrolló en torno a la cría de ganado vacuno, lanar

y el cultivo de trigo.

Después del descubrimiento de los yacimientos de oro en el estado

australiano de Victoria en 1851, la población de Sydney creció rápidamente,

aumentando desde los cerca de 60.000 habitantes en 1850 a los 400.000 en

1890. La población de la ciudad pasó del millón de habitantes en la década

de 1920; por aquel entonces el asentamiento se había extendido lejos de los

límites de las orillas de Port Jackson. En la década de 1970, Sydney llegó a

ser la mayor ciudad australiana, y esto la llevó a enfrentarse a la

necesidad de reducir la contaminación ambiental y a equipar los distritos

exteriores con una adecuada red de alcantarillado.

En 1991 el gobierno australiano aprobó la construcción de una tercera pista

en el aeropuerto internacional Kingsford Smith, en un intento por aliviar su

congestión. En enero de 1994 cientos de casas quedaron destruidas en la

periferia de la ciudad por los incendios que arrasaron Nueva Gales del Sur.

Elegida como escenario de los Juegos Olímpicos del año 2000, la ciudad hizo

proyectos de dotación de nuevos servicios cara al evento, como un estadio

con 80.000 localidades, un velódromo y una pista de gimnasia. Población (en

el área metropolitana según estimaciones para 1993), 3.719.000 habitantes.


......................................................................

TRABAJO PRACTICO

“ ABORTO “

1- Buscar y dar las caracteristicas de las formas y maneras de abortar

2- ¿ Que opina sobre este tema la iglesia ? Indicar si esta a favor o

encontra y cual es su opiñon

3- Este tema ¿ se encuentra legislado en la rep. Argentina ? Aclarar porque

?

4- A nivel mundial ¿ que paises aprueban el oborto y cuales son los metodos

que se practican ?

5- ¿ Que puede llegar a suceder cuando se realiza una mala intervencion ?

1) DEFINICIÓN: El aborto es la muerte de un niño o niña en el vientre de su

madre producida durante cualquier momento de la etapa que va desde la

fecundación (unión del óvulo con el espermatozoide) hasta el momento previo

al nacimiento. Se habla de aborto expontáneo cuando la muerte es producto de

alguna anomalía o disfunción no prevista ni deseada por la madre; y de

aborto provocado (que es lo que suele entenderse cuando se habla simplemente

de aborto) cuando la muerte del bebé es procurada de cualquier manera:

doméstica, química o quirúrgica.

Los defensores del aborto han procurado cubrir su naturaleza criminal

mediante terminología confusa o evasiva, ocultando el asesinato con jerga

como "interrupción voluntaria del embarazo" o bajo conceptos como "derecho a

decidir" o "derecho a la salud reproductiva". Ninguno de estos artificios

del lenguaje, sin embargo, pueden ocultar el hecho de que el aborto es un

infanticidio.

Tipos de Aborto

El asesinato de un bebé no nacido se produce, además de por medio de algunos

métodos domésticos, a través de los siguientes métodos:

- Por envenenamiento salino

Se extrae el líquido amniótico dentro de la bolsa que proteje al bebé. Se

introduce una larga aguja a través del abdómen de la madre , hasta la bolsa

amniótica y se inyecta en su lugar una solución salina concentrada. El bebé

ingiere esta solución que le producirá la muerte 12 horas más tarde por

envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos.

Esta solución salina produce quemaduras graves en la piel del bebé. Unas

horas más tarde, la madre comienza "el parto" y da a luz un bebé muerto o

moribundo, muchas veces en movimiento.

Este método se utiliza después de las 16 semanas de embarazo.

- Por Succión

Se inserta en el útero un tubo hueco que tiene un borde afilado. Una fuerte

succión (28 veces más fuerte que la de una aspiradora casera) despedaza el

cuerpo del bebé que se está desarrollando, así como la placenta y absorbe

"el producto del embarazo" (osea, el bebé), depositándolo después en un

balde. El abortista introduce luego una pinza para extraer el cráneo, que

suele no salir por el tubo de succión. Algunas veces las partes más pequeñas

del cuerpo del bebé pueden identificarse. Casi el 95% de los abortos en los

países desarrollados se realizan de esta forma.

- Por Dilatación y Curetaje

En este método se utiliza una cureta o cuchillo provisto de una cucharilla

filosa en la punta con la cual se va cortando al bebé en pedazos con el fin

de facilitar su extracción por el cuello de la matriz. Durante el segundo y

el tercer trimestre del embarazo el bebé es ya demasiado grande para

extraerlo por succión; entonces se utiliza el método llamado por dilatación

y curetaje. La cureta se emplea para desmembrar al bebé, sacándose luego en

pedazos con ayuda de los forceps. Este método está convirtiéndose en el más

usual.

- Por "D & X" a las 32 semanas

Este es el método más espantoso de todos, también es conocido como

nacimiento parcial. Suele hacerse cuando el bebé se encuentra muy próximo de

su nacimiento Después de haber dilatado el cuello uterino durante tres días

y guiándose por la ecografía, el abortista introduce unas pinzas y agarra

con ellas una piernecita, después la otra, seguida del cuerpo, hasta llegar

a los hombros y brazos del bebé. así extrae parcialmente el cuerpo del bebé,

como si éste fuera nacer, salvo que deja la cabeza dentro del útero. Como la

cabeza es demasiado grande para ser extraída intacta; el abortista, entierra

unas tijeras en la base del cráneo del bebé que está vivo, y las abre para

ampliar el orificio. Entonces inserta un catéter y extrae el cerebro

mediante succión. Este procedimiento hace que el bebé muera y que su cabeza

se desplome. A continuación extrae a la criatura y le corta la placenta.

- Por Operación Cesárea

Este método es exactamente igual que una operación cesárea hasta que se

corta el cordón umbilical, salvo que en vez de cuidar al niño extraído se le

deja morir. La cesárea no tiene el objeto de salvar al bebé sino de matarlo.

- Mediante Prostaglandinas

Este fármaco provoca un parto prematuro durante cualquier etapa del

embarazo. Se usa para llevar a cabo el aborto a la mitad del embarazo y en

las últimas etapas de éste. Su principal "complicación" es que el bebé a

veces sale vivo. También puede causarle graves daños a la madre.

Recientemente las prostaglandinas se han usado con la RU-486 para aumentar

la "efectividad" de éstas.

- Pastilla RU-416 Se trata de una píldora abortiva empleada conjuntamente

con una prostaglandina, que es eficiente si se la emplea entre la primera y

la tercera semana después de faltarle la primera menstruación a la madre.

por este motivo es conocida como "la píldora del día siguiente". Actúa

matando de hambre al diminuto bebé, al privarlo de un elemento vital, la

hormona progesterona. El aborto se produce luego de varios días de dolorosas

contracciones.

2) La iglesia esta encontra del aborto, porque se mata a una vida y uno de

los 10 mandamientos es el de no matar.

3) Este tema esta legislado en la republica Argentina en los art. 114, 115 y

116

Donde esta terminante mente prohibido el aborto.

4) Los paises donde se permite el aborto son Rumania y china que utilizan el

metodo de succion.

5) Las complicacion es la hemorragia producidos por los habiertos procesos

que implica una intervencion quirurjica.

En los abortos tambien puede ser mas peligroso que ambos terminen en una

posible muerte.


......................................................................

TRABAJO PRACTICO Nº 4

“LOS ELEMENTOS DE LA TABLA PERIODICA”

1- Investiga sobre los elementos quimicos que intervienen en la fabricacion

de lamparas incandesentes y de descarga gaseosa. Identifica los elementos

que son metales, no metales y metaloides. Investiga con que material se

fabricacion los 1º filamentos de las lamparas incandecentes.

2- Investiga cual es la composicion quimica del hormigon y del cemento

PORTLAND. ¿ Que reaccion ocurre entre los compuestos de Calcio y el

Dioxido de Carbono ? ¿ Que efecto produce en el cemento PORTLAND el Dioxido

de Carbono ?

3- “LOS METALES SUPER-PLASTICOS”

A) ¿ Como definirian un metal superplastico ?

B) ¿ Cuales son las 2 propiedades que dan al metal la capacidad de

comportarse como superplastico ?

C) ¿ Que propiedades poseen los metales superplasticos ?

D) ¿ Que ventajas y usos presentan estos metales ?

4- “ NAFTAS SIN PLOMO ”

A) Define a las ecologicas

B) ¿ Que ocurre con el plomo cuando alcanza la atmosfera ? ¿ Que efectos

tiene sobre los seres vivos ?

C) ¿ Como se denomina a la intoxicacion por plomo ?

D) ¿ Concurran o llamen a algun centro toxicologico e investiguen: ¿ cual es

la frecuencia de los intoxicados por plomo, cual es el tratamiento y que

otros metales pueden causar intoxicacion ?

5- Investiguen sobre los usos y apicaciones del platino y oro.

6- ¿ Que es la METALURGIA ? ¿ Como se obtiene el Acero ? ¿ Que son las

aleaciones y amalgamos ? Enumera ejemplos y aplicaciones.

7- Elige 2 elementos metales, 2 no metales, 1 gas inerte, 1 alogeno y

describelos.


2)

Composición del hormigon:

Los componentes principales del hormigón son pasta de cemento Portland, agua

y aire, que puede entrar de forma natural y dejar unas pequeñas cavidades o

se puede introducir artificialmente en forma de burbujas. Los materiales

inertes pueden dividirse en dos grupos: materiales finos, como puede ser la

arena, y materiales bastos, como grava, piedras o escoria. En general, se

llaman materiales finos si sus partículas son menores que 6,4 mm y bastos si

son mayores, pero según el grosor de la estructura que se va a construir el

tamaño de los materiales bastos varía mucho. En la construcción de elementos

de pequeño grosor se utilizan materiales con partículas pequeñas, de 6,4 mm.

En la construcción de presas se utilizan piedras de 15 cm de diámetro o más.

El tamaño de los materiales bastos no debe exceder la quinta parte de la

dimensión más pequeña de la pieza de hormigón que se vaya a construir.

Al mezclar el cemento Portland con agua, los compuestos del cemento

reaccionan y forman una pasta aglutinadora. Si la mezcla está bien hecha,

cada partícula de arena y cada trozo de grava queda envuelta por la pasta y

todos los huecos que existan entre ellas quedarán rellenos. Cuando la pasta

se seca y se endurece, todos estos materiales quedan ligados formando una

masa sólida.

En condiciones normales el hormigón se fortalece con el paso del tiempo. La

reacción química entre el cemento y el agua que produce el endurecimiento de

la pasta y la compactación de los materiales que se introducen en ella

requiere tiempo. Esta reacción es rápida al principio pero después es mucho

más lenta. Si hay humedad, el hormigón sigue endureciéndose durante años.

Por ejemplo, la resistencia del hormigón vertido es de 70.307 g/cm2 al día

siguiente, 316.382 g/cm2 una semana después, 421.842 g/cm2 al mes siguiente

y 597.610 g/cm2 pasados cinco años.

Las mezclas de hormigón se especifican en forma de relación entre los

volúmenes de cemento, arena y piedra utilizados. Por ejemplo, una mezcla

1:2:3 consiste en una parte por volumen de cemento, dos partes de arena y

tres partes de agregados sólidos. Según su aplicación, se alteran estas

proporciones para conseguir cambios específicos en sus propiedades, sobre

todo en cuanto a resistencia y duración. Estas relaciones varían de 1:2:3 a

1:2:4 y 1:3:5. La cantidad de agua que se añade a estas mezclas es de 1 a

1,5 veces el volumen de cemento. Para obtener hormigón de alta resistencia

el contenido de agua debe ser bajo, sólo el suficiente para humedecer toda

la mezcla. En general, cuanta más agua se añada a la mezcla, más fácil será

trabajarla, pero más débil será el hormigón cuando se endurezca.

El hormigón puede hacerse absolutamente hermético y utilizarse para contener

agua y para resistir la entrada de la misma. Por otra parte, para construir

bases filtrantes, se puede hacer poroso y muy permeable. También puede

presentar una superficie lisa y pulida tan suave como el cristal. Si se

utilizan agregados pesados, como trozos de acero, se obtienen mezclas densas

de 4.000 kg/m3. También se puede fabricar hormigón de sólo 481 kg/m3

utilizando agregados ligeros especiales y espumas. Estos hormigones ligeros

flotan en el agua, se pueden serrar en trozos o clavar en otras superficies.

Para pequeños trabajos o reparaciones, puede mezclarse a mano, pero sólo las

máquinas mezcladoras garantizan una mezcla uniforme. La proporción

recomendada para la mayoría de usos a pequeña escala —como suelos, aceras,

calzadas, patios y piscinas— es la mezcla 1:2:3.

Cuando la superficie del hormigón se ha endurecido requiere un tratamiento

especial, ya sea salpicándola o cubriéndola con agua o con materiales que

retengan la humedad, capas impermeables, capas plásticas, arpillera húmeda o

arena. También hay pulverizadores especiales. Cuanto más tiempo se mantenga

húmedo el hormigón, será más fuerte y durará más. En época de calor debe

mantenerse húmedo por lo menos tres días, y en época de frío no se debe

dejar congelar durante la fase inicial de endurecimiento. Para ello se cubre

con una lona alquitranada o con otros productos que ayudan a mantener el

calor generado por las reacciones químicas que se producen en su interior y

provocan su endurecimiento.

Cemento Portland

Los cementos Portland típicos consisten en mezclas de silicato tricálcico

(3CaO·SiO2), aluminato tricálcico (3CaO·Al2O3) y silicato dicálcico

(2CaO·SiO2) en diversas proporciones, junto con pequeñas cantidades de

compuestos de magnesio y hierro. Para retardar el proceso de endurecimiento

suele añadirse yeso.

Los compuestos activos del cemento son inestables, y en presencia de agua

reorganizan su estructura. El endurecimiento inicial del cemento se produce

por la hidratación del silicato tricálcico, el cual forma una sílice

hidratada gelatinosa e hidróxido de calcio. Estas sustancias cristalizan,

uniendo las partículas de arena o piedras —siempre presentes en las mezclas

de argamasa de cemento— para crear una masa dura. El aluminato tricálcico

actúa del mismo modo en la primera fase, pero no contribuye al

endurecimiento final de la mezcla. La hidratación del silicato dicálcico

actúa de modo semejante, pero mucho más lentamente, endureciendo poco a poco

durante varios años. El proceso de hidratación y asentamiento de la mezcla

de cemento se conoce como curado, y durante el mismo se desprende calor.

El cemento Portland se fabrica a partir de materiales calizos, por lo

general piedra caliza, junto con arcillas, pizarras o escorias de altos

hornos que contienen óxido de aluminio y óxido de silicio, en proporciones

aproximadas de un 60% de cal, 19% de óxido de silicio, 8% de óxido de

aluminio, 5% de hierro, 5% de óxido de magnesio y 3% de trióxido de azufre.

Ciertas rocas llamadas rocas cementosas tienen una composición natural de

estos elementos en proporciones adecuadas y se puede hacer cemento con ellas

sin necesidad de emplear grandes cantidades de otras materias primas. No

obstante, las cementeras suelen utilizar mezclas de diversos materiales.

En la fabricación del cemento se trituran las materias primas mezcladas y se

calientan hasta que se funden en forma de escoria, que a su vez se tritura

hasta lograr un polvo fino. Para el calentamiento suele emplearse un horno

rotatorio de más de 150 m de largo y más de 3,2 m de diámetro. Estos hornos

están ligeramente inclinados, y las materias primas se introducen por su

parte superior, ya sea en forma de polvo seco de roca o como pasta húmeda

hecha de roca triturada y agua. A medida que desciende a través del horno,

se va secando y calentando con una llama situada al fondo del mismo. A

medida que se acerca a la llama se separa el dióxido de carbono y la mezcla

se funde a temperaturas entre 1.540 y 1.600 ºC. El material tarda unas seis

horas en pasar de un extremo a otro del horno. Al salir se enfría con

rapidez y se tritura, trasladándose con un compresor a una empaquetadora o a

silos o depósitos de almacenamiento. El material obtenido tiene una textura

tan fina que el 90% o más de sus partículas podría atravesar un tamiz o

colador con 6.200 agujeros por centímetro cuadrado.

En los hornos modernos se pueden obtener de 27 a 30 kg de cemento por cada

45 kg de materia prima. La diferencia se debe sobre todo a la pérdida de

agua y dióxido de carbono. Por lo general en los hornos se quema carbón en

polvo, consumiéndose unos 450 kg de carbón por cada 900 g de cemento

fabricado. También se utilizan gases y aceites.

Para comprobar la calidad del cemento se llevan a cabo numerosas pruebas. Un

método común consiste en tomar una muestra de argamasa de tres partes de

arena y una de cemento y medir su resistencia a la tracción después de una

semana sumergida en agua.

4)

Envenenamiento por plomo

El plomo ingerido en cualquiera de sus formas es altamente tóxico. Sus

efectos suelen sentirse después de haberse acumulado en el organismo durante

un periodo de tiempo. Los síntomas de envenenamiento son anemia, debilidad,

estreñimiento y parálisis en muñecas y tobillos. Las escamas de pinturas con

base de plomo y los juguetes fabricados con compuestos de plomo están

considerados como muy peligrosos para los niños, para los que el plomo

resulta especialmente dañino, incluso a niveles que antes se consideraban

inocuos. El plomo puede producir disminución de la inteligencia, retraso en

el desarrollo motor, deterioro de la memoria y problemas de audición y

equilibrio. En adultos, el plomo puede aumentar la presión sanguínea. Hoy en

día se tratan los envenenamientos por plomo administrando una sal de sodio o

calcio del ácido etilendiaminotetraacético. El plomo se elimina del

organismo desplazando el calcio o el sodio y formando un complejo estable

con EDTA que se evacúa por la orina.

6)

Metalurgia, ciencia y tecnología de los metales, que incluye su extracción a

partir de los minerales metálicos, su preparación y el estudio de las

relaciones entre sus estructuras y propiedades. Desde tiempos muy remotos,

el uso de ciertos metales conocidos, como el cobre, hierro, plata, plomo,

mercurio, antinomio y estaño, se convirtió en indispensable para la

evolución de las distintas civilizaciones. Por ello, la metalurgia es una

actividad a la que el ser humano ha dedicado grandes esfuerzos. Desde la

antigüedad ya se aplicaban algunas técnicas metalúrgicas, como el moldeo a

la cera perdida utilizado por los chinos, egipcios y griegos; la soldadura

inventada por Glauco en el siglo VII a.C., y el tratamiento térmico para el

temple con acero utilizado por los griegos. No fue hasta la edad media

cuando aparecieron otras técnicas metalúrgicas de importancia, y así,

durante el siglo XIII aparecieron los primeros altos hornos y la fundición.

Este artículo sólo se refiere a la extracción de metales. Para una

información más detallada de la metalurgia de los distintos metales, véanse

los artículos sobre cada metal. Véase también Metalografía; Metales.

Los procesos metalúrgicos constan de dos operaciones: la concentración, que

consiste en separar el metal o compuesto metálico del material residual que

lo acompaña en el mineral, y el refinado, en el que se trata de producir el

metal en un estado puro o casi puro, adecuado para su empleo. Tanto para la

concentración como para el refinado se emplean tres tipos de procesos:

mecánicos, químicos y eléctricos. En la mayoría de los casos se usa una

combinación de los tres.

Uno de los métodos de concentración mecánica más sencillos es la separación

por gravedad. Este sistema se basa en la diferencia de densidad entre los

metales nativos y compuestos metálicos y los demás materiales con los que

están mezclados en la roca. Cuando se tritura el mineral o el concentrado de

mineral y se suspende en agua o en un chorro de aire, las partículas de

metal o del compuesto metálico, más pesadas, caen al fondo de la cámara de

procesado y el agua o el aire se llevan la ganga (material residual), más

ligera. La técnica de los buscadores de oro para separar el metal de las

arenas auríferas mediante cribado, por ejemplo, es un proceso de separación

por gravedad a pequeña escala. Del mismo modo, la mayor densidad relativa de

la magnetita, un mineral de hierro, permite separarla de la ganga con la que

se encuentra mezclada.

La flotación es hoy el método más importante de concentración mecánica. En

su forma más simple, es un proceso de gravedad modificado en el que el

mineral metálico finamente triturado se mezcla con un líquido. El metal o

compuesto metálico suele flotar, mientras que la ganga se va al fondo. En

algunos casos ocurre lo contrario. En la mayoría de los procesos de

flotación modernos se emplean aceites u otros agentes tensioactivos para

ayudar a flotar al metal o a la ganga. Esto permite que floten en agua

sustancias de cierto peso. En uno de los procesos que utilizan este método

se mezcla con agua un mineral finamente triturado que contiene sulfuro de

cobre, al que se le añaden pequeñas cantidades de aceite, ácido y otros

reactivos de flotación. Cuando se insufla aire en esta mezcla se forma una

espuma en la superficie, que se mezcla con el sulfuro pero no con la ganga.

Esta última se va al fondo, y el sulfuro se recoge de la espuma. El proceso

de flotación ha permitido explotar muchos depósitos minerales de baja

concentración, e incluso residuos de plantas de procesado que utilizan

técnicas menos eficientes. En algunos casos, la llamada flotación

diferencial permite concentrar mediante un único proceso diversos compuestos

metálicos a partir de un mineral complejo.

Los minerales con propiedades magnéticas muy marcadas, como la magnetita, se

concentran por medio de electroimanes que atraen el metal pero no la ganga

(véase Magnetismo).

La concentración electrostática utiliza un campo eléctrico para separar

compuestos de propiedades eléctricas diferentes, aprovechando la atracción

entre cargas opuestas y la repulsión entre cargas iguales.

Los métodos de separación o concentración química son en general los más

importantes desde el punto de vista económico. Hoy, esta separación se

utiliza con frecuencia como segunda etapa del proceso, después de la

concentración mecánica. La fundición proporciona un tonelaje mayor de metal

refinado que cualquier otro proceso. Aquí, el mineral metálico, o el

concentrado de un proceso de separación mecánica, se calienta a elevadas

temperaturas junto con un agente reductor y un fundente. El agente reductor

se combina con el oxígeno del óxido metálico dejando el metal puro, mientras

que el fundente se combina con la ganga para formar una escoria líquida a la

temperatura de fundición, por lo que puede retirarse de la superficie del

metal. La producción de hierro en los altos hornos es un ejemplo de

fundición (véase Siderurgia); este mismo proceso se emplea para extraer de

sus minerales el cobre, el plomo, el níquel y muchos otros metales.

La amalgamación es un proceso metalúrgico que utiliza mercurio para disolver

plata u oro formando una amalgama. Este sistema ha sido sustituido en gran

medida por el proceso con cianuro, en el que se disuelve oro o plata en

disoluciones de cianuro de sodio o potasio. En los diversos procesos de

lixiviación o percolación se emplean diferentes disoluciones acuosas para

disolver los metales contenidos en los minerales. Los carbonatos y sulfuros

metálicos se tratan mediante calcinación, calentándolos hasta una

temperatura por debajo del punto de fusión del metal. En el caso de los

carbonatos, en el proceso se desprende dióxido de carbono, y queda un óxido

metálico. Cuando se calcinan sulfuros, el azufre se combina con el oxígeno

del aire para formar dióxido de azufre gaseoso, y también resulta un óxido

metálico. Los óxidos se reducen después por fundición.

La sinterización y la nodulación aglomeran partículas finas de mineral. En

la primera se utiliza un combustible, agua, aire y calor para fundir las

partículas finas de mineral y convertirlas en una masa porosa. En la

nodulación, las partículas se humedecen, se convierten en pequeños nódulos

en presencia de un fundente de piedra caliza y a continuación se cuecen.

Otros procesos, entre los que destacan la pirometalurgia (metalurgia de

altas temperaturas) y la destilación, se emplean en etapas posteriores de

refinado en diversos metales. En el proceso de electrólisis (véase

Electroquímica), el metal se deposita en un cátodo, bien a partir de

disoluciones acuosas o en un horno electrolítico. El cobre, el níquel, el

cinc, la plata y el oro son varios ejemplos de metales refinados por

deposición a partir de disoluciones acuosas. El aluminio, el bario, el

calcio, el magnesio, el berilio, el potasio y el sodio se procesan en hornos

electrolíticos.

Siderurgia, tecnología relacionada con la producción del hierro y sus

aleaciones, en especial las que contienen un pequeño porcentaje de carbono,

que constituyen los diferentes tipos de acero. A veces, las diferencias

entre las distintas clases de hierro y acero resultan confusas por la

nomenclatura empleada. En general, el acero es una aleación de hierro y

carbono a la que suelen añadirse otros elementos. Algunas aleaciones

denominadas `hierros' contienen más carbono que algunos aceros comerciales.

El hierro de crisol abierto y el hierro forjado contienen un porcentaje de

carbono de sólo unas centésimas. Los distintos tipos de acero contienen

entre el 0,04 y el 2,25% de carbono. El hierro colado, el hierro colado

maleable y el arrabio contienen entre un 2 y un 4% de carbono. Hay una forma

especial de hierro maleable que no contiene casi carbono alguno. Para

fabricar aleaciones de hierro y acero se emplea un tipo especial de

aleaciones de hierro denominadas ferroaleaciones, que contienen entre un 20

y un 80% del elemento de aleación, que puede ser manganeso, silicio o cromo.


ALEACIONES

La aleación es una solución sólida de metales. Algunas aleaciones son

soluciones intermetálicas, en la que uno de los metales se constituye en

forma aleatoria en la estructura reticular de cationes del metal

receptor. Estas soluciones sólidas de sustitución se pueden formar

cuando los dos metales tienen radio y naturaleza químicas comparables.

La cantidad de electrones que suministra cada uno de ellos al enlace

metálico es tambien un factor importante. Si la diferencia de los radios

es demasiado grande, la sustitución de un catión en la red del catión

huesped provoca una tensión y la solubilidad sera mucho menor.

La plata y el oro tienen radio y naturaleza química semejantes y, como

resultado, son mutuamente solubles en cualquier proporcion. En cambio el

oro y el cadmio tienen radios y naturalezas químicas muy disímbolas (la

diferencia de electronegatividad entre Au y Cd es 0.70, mientras que

entre Au y Ag es 0.40). Asimismo el cadmio contribuye con dos electrones

por átomo, mientras que el oro (o la plata) contribuye con uno. Como

resultado, el cadmio se disuelve en oro hasta obtener una solución con

un 65.0 por 100 de átomos de Au y un 35.0 por 100 átomos de Cd. El valor

limitante corresponde a una aleación que retiene la misma estructura que

el oro. Se obtienen aleaciones de más del 35 por 100 de átomos de

cadmio; pero presentan estructuras diferentes. Esto refleja la necesidad

de hacer un reajuste en la red metálica para dar acomodo al cadmio.

Las soluciones metálicas tambien pueden contener átomos de no metales.

Estas soluciones sólidas tienen un porcentaje relativamente pequeño de

algun elemento presente que se ubica en los huecos de la red de

empaquetamiento compacto de los cationes metálicos. Como ejemplos de

este tipo de elementos estan los átomos de hidrogeno, carbono y

nitrógeno.La formación de aleaciones se ve favorecida cuando los átomos

de solutos son pequeños, y si la red de cationes es de tipo abierto. El

hierro presenta una estructura cúbica centrada en el enlace (e.c.c.)

hasta una temperatura de 906°. A este nivel cambia a una estructura

cúbica simple (e.c.s.) y ambas pueden disolver el carbono para

transformarse en acero. Sin embargo la estructura cúbica centrada en el

enlace puede disolver solo 0.10 por 100 de átomos, mientras que la

estructura e.c.s. puede disolver 3.60 por 100 de átomos. Los vacíos en

la estructura cúbica centrada en el enlace tienen solo una magnitud del

orden de 1.61 A° entre el centro del vacío y los centros de los átomos

de hierro circundantes. Sin embargo, la estructura cúbica del

empaquetamiento compacto, los vacíos miden 1.82 A° entre el centro del

vacío y los centros de los átomos de hierro circunvecinos.Por tanto, el

átomo de carbono se ve menos comprimido en esta estructura. Mientras la

composicion sea inferior al 8.70 por 100 de átomos de carbono, la

aleación es un acero y presenta todas las propiedades metálicas de dicha

sustancia. Cuanto más elevado es el contenido de carbono, tanto más

maduro será el acero; pero si está por encima de 8.70 por 100 de átomos

de carbono la aleación resulta muy dura y quebradiza, en cuyo caso se

conoce como hierro colado y sólo se puede dar forma colándolo cuando

esta fundido.

Los cientificos y los ingenieros han adquirido una gran cantidad de

datos sobre aleaciones; pero no han logrado desarrollar una teoría

quedescriba satisfactoriamente por qué algunas de ellas se forman y

otras no, y que explique tambien sus propiedades. A medida que la

tecnología requiere ventajas más notables en las propiedades de las

aleaciones, se acrecienta la necesidad de formular una teoria

satisfactoria y mas completa al respecto.

7) METALES:

Cromo, de símbolo Cr, es un elemento metálico de color gris, que puede

presentar un intenso brillo. Es uno de los elementos de transición del

sistema periódico y su número atómico es 24.

Propiedades y estado natural

Este elemento fue descubierto en 1797 por el químico francés Louis Nicolas

Vauquelin, que lo denominó cromo (del griego chroma, 'color') debido a los

múltiples colores de sus compuestos.

El cromo es un elemento común y ocupa el lugar 21 en abundancia entre los

elementos de la corteza terrestre. Su masa atómica es 51,996; su punto de

fusión es de 1.857 °C, y su punto de ebullición de 2.672 °C y su densidad

7,2 g/cm3.

El cromo puede reemplazar en parte al aluminio o al hierro en muchos

minerales a los que da sus exclusivos colores. Muchas de las gemas preciosas

deben su color a la presencia de compuestos de cromo. Los minerales aptos

para su posterior manipulación son poco comunes; la cromita (FeCr2O4) es el

más importante.

En las sales crómicas y en la cromita, el cromo tiene una valencia de +3. La

mayoría de estos compuestos son de color verde, pero algunos son de color

rojo o azul. El óxido de cromo (III) (Cr2O3) es un sólido verde. En cromatos

y dicromatos, el cromo tiene una valencia de +6. El dicromato de potasio

(K2Cr2O7) es un sólido rojo, soluble en agua; el cromato de plomo (PbCrO4)

es un sólido insoluble, muy usado como pigmento, llamado amarillo de cromo.

El verde cromo es una mezcla de amarillo de cromo y azul prusia.

Aplicaciones

Más de la mitad de la producción total de cromo se destina a productos

metálicos, y una tercera parte es empleada en refractantes. El cromo está

presente en diversos catalizadores importantes. Principalmente se utiliza en

la creación de aleaciones de hierro, níquel o cobalto. Al añadir el cromo se

consigue aumentar la dureza y la resistencia a la corrosión de la aleación.

En los aceros inoxidables, constituye el 10% de la composición final. Debido

a su dureza, la aleación de cromo, cobalto y wolframio se emplea para

herramientas de corte rápido de metales. Al depositarse electrolíticamente,

el cromo proporciona un acabado brillante y resistente a la corrosión.

Debido a ello se emplea a gran escala en el acabado de vehículos. El amplio

uso de la cromita como refractante se debe a su alto punto de fusión, su

moderada dilatación térmica y la estabilidad de su estructura cristalina.

Níquel, de símbolo Ni, es un elemento metálico magnético, de aspecto blanco

plateado, utilizado principalmente en aleaciones. Es uno de los elementos de

transición del sistema periódico y su número atómico es 28.

Durante miles de años el níquel se ha utilizado en la acuñación de monedas

en aleaciones de níquel y cobre, pero no fue reconocido como sustancia

elemental hasta el año 1751, cuando el químico sueco, Axil Frederic

Cronstedt, consiguió aislar el metal de una mena de niquelita.

Propiedades

El níquel es un metal duro, maleable y dúctil, que puede presentar un

intenso brillo. Tiene propiedades magnéticas por debajo de 345 °C. Aparece

bajo cinco formas isotópicas diferentes. El níquel metálico no es muy activo

químicamente. Es soluble en ácido nítrico diluido, y se convierte en pasivo

(no reactivo) en ácido nítrico concentrado. No reacciona con los álcalis.

Tiene un punto de fusión de 1.455 °C, y un punto de ebullición de 2.730 °C,

su densidad es de 8,9 g/cm3 y su masa atómica 58,69.

Estado natural

El níquel aparece en forma de metal en los meteoros. También se encuentra,

en combinación con otros elementos, en minerales como la garnierita,

milerita, niquelita, pentlandita y pirrotina, siendo estos dos últimos las

principales menas del níquel. Ocupa el lugar 22 en abundancia entre los

elementos de la corteza terrestre.

Las menas de níquel contienen generalmente impurezas, sobre todo de cobre.

Las menas de sulfuros, como las de pentlandita y pirrotina niquelífera se

suelen fundir en altos hornos y se envían en forma de matas de sulfuro de

cobre y níquel a las refinerías, en donde se extrae el níquel mediante

procesos diversos. En el proceso electrolítico, el níquel se deposita en

forma de metal puro, una vez que el cobre ha sido extraído por deposición a

un voltaje distinto y con un electrólito diferente. En el proceso de Mond,

el cobre se extrae por disolución en ácido sulfúrico diluido, y el residuo

de níquel se reduce a níquel metálico impuro. Al hacer pasar monóxido de

carbono por el níquel impuro se forma carbonilo de níquel (Ni(CO)4), un gas

volátil. Este gas calentado a 200 °C se descompone, depositándose el níquel

metálico puro.

Aplicaciones y producción

El níquel se emplea como protector y como revestimiento ornamental de los

metales; en especial de los que son susceptibles de corrosión como el hierro

y el acero. La placa de níquel se deposita por electrólisis de una solución

de níquel. Finamente dividido, el níquel absorbe 17 veces su propio volumen

de hidrógeno y se utiliza como catalizador en un gran número de procesos,

incluida la hidrogenación del petróleo.

El níquel se usa principalmente en aleaciones, y aporta dureza y resistencia

a la corrosión en el acero. El acero de níquel, que contiene entre un 2% y

un 4% de níquel, se utiliza en piezas de automóviles, como ejes, cigüeñales,

engranajes, llaves y varillas, en repuestos de maquinaria y en placas para

blindajes. Algunas de las más importantes aleaciones de níquel son la plata

alemana, el invar, el monel, el nicromo y el permalloy. Las monedas de

níquel en uso son una aleación de 25% de níquel y 75% de cobre. El níquel es

también un componente clave de las baterías de níquel-cadmio.

Los mayores depósitos de níquel se encuentran en Canadá, y se han

descubierto ricos yacimientos en el norte de Quebec en 1957. Le siguen en

importancia como productores de níquel, Cuba, Puerto Rico, la antigua Unión

Soviética (URSS), China y Australia. La producción mundial minera de níquel

alcanzó en 1991 unas 923.000 toneladas.

Compuestos

El níquel forma fundamentalmente compuestos divalentes, aunque se dan casos

en estados de oxidación formales que varían entre -1 y +4. La mayoría de las

sales de níquel, como el cloruro de níquel (II), NiCl2, sulfato de níquel

(II), NiSO4, y nitrato de níquel (II), Ni(NO3)2, presentan color verde o

azul, y están generalmente hidratadas. El sulfato de amonio y níquel (NiSO4

· (NH4)2SO4 · 6H2O) se utiliza en soluciones para galvanizado de níquel. Los

compuestos del níquel se identifican frecuentemente añadiendo un reactivo

orgánico, la dimetilglioxima, la cual reacciona con el níquel para formar un

precipitado floculante de color rojo.

NO METAL:

Azufre, de símbolo S, es un elemento no metálico, insípido, inodoro, de

color amarillo pálido. El azufre se encuentra en el grupo 16 (o VIA) del

sistema periódico. Su número atómico es 16 y su masa atómica 32,064.

También llamado 'piedra inflamable', el azufre se conoce desde tiempos

prehistóricos y ya aparecía en la Biblia y en otros escritos antiguos.

Debido a su inflamabilidad, los alquimistas lo consideraron como un elemento

esencial de la combustión (véase Alquimia).

Propiedades

Todas las formas de azufre son insolubles en agua, y las formas cristalinas

son solubles en disulfuro de carbono. Cuando el azufre ordinario se funde,

forma un líquido de color pajizo que se oscurece si se calienta más,

alcanzando finalmente su punto de ebullición. Si el azufre fundido se enfría

lentamente, sus propiedades físicas varían en relación a la temperatura,

presión y el método de enfriamiento. El azufre puede presentarse en varias

formas llamadas modificaciones alotrópicas, que incluyen los líquidos Sl y

Sµ, y diversas variedades sólidas, cuyas formas más familiares son el azufre

rómbico y el azufre monoclínico (véase Cristal). La más estable es el azufre

rómbico, un sólido cristalino de color amarillo con una densidad de 2,06

g/cm3 a 20° C. Es ligeramente soluble en alcohol y éter, moderadamente

soluble en aceites y altamente soluble en disulfuro de carbono. A

temperaturas entre 94,5 °C y 120 °C esta forma rómbica se transforma en

azufre monoclínico, que presenta una estructura alargada, transparente, en

forma de agujas con una densidad de 1,96 g/cm3 a 20 °C. La temperatura a la

que el azufre rómbico y monoclínico se encuentran en equilibrio, 94,5 °C, se

conoce como temperatura de transición. Cuando el azufre rómbico ordinario se

funde a 115,21 °C, forma el líquido móvil amarillo pálido Sl, que se vuelve

oscuro y viscoso a 160 °C formando Sµ. Si se calienta el azufre hasta casi

alcanzar su punto de ebullición de 444,6 °C y después se vierte rápidamente

en agua fría, no le da tiempo a cristalizar en el estado rómbico o

monoclínico, sino que forma una sustancia transparente, pegajosa y elástica

conocida como azufre amorfo o plástico, compuesta en su mayor parte por Sµ

sobreenfriado.

El azufre tiene valencias dos, cuatro y seis, como presenta en los

compuestos sulfuro de hierro, (FeS); dióxido de azufre, (SO2); y sulfato de

bario, (BaSO4), respectivamente. Se combina con hidrógeno y con elementos

metálicos por calentamiento, formando sulfuros. El sulfuro más común es el

sulfuro de hidrógeno, H2S, un gas venenoso e incoloro, con olor a huevo

podrido. El azufre también se combina con el cloro en diversas proporciones

para formar monocloruro de azufre, S2Cl2, y dicloruro de azufre, SCl2. Al

arder en presencia de aire, se combina con oxígeno y forma dióxido de

azufre, SO2, un gas pesado e incoloro, con un característico olor sofocante.

Con aire húmedo se oxida lentamente a ácido sulfúrico, y es un componente

básico de otros ácidos como el ácido tiosulfúrico, H2S2O3 y el ácido

sulfuroso, H2SO3. Este último tiene dos hidrógenos reemplazables y forma dos

clases de sales: sulfitos y sulfitos ácidos. En una disolución, los sulfitos

ácidos o bisulfitos de los metales alcalinos, como el bisulfito de sodio,

NaHSO 3, actúan como ácidos. Las disoluciones de sulfitos comunes, como

sulfito de sodio, Na2SO3, y sulfito de potasio, K2SO3, son ligeramente

alcalinas.

El dióxido de azufre se libera a la atmósfera en la combustión de

combustibles fósiles como el gas, el petróleo y el carbón, siendo uno de los

contaminantes más problemáticos del aire. La concentración de dióxido de

azufre en el aire puede alcanzar desde 0,01 a varias partes por millón, y

puede afectar al deterioro de edificios y monumentos. También es la causa de

la lluvia ácida, así como de molestias y problemas para la salud del ser

humano. (Véase Contaminación atmosférica).

Estado natural

El azufre ocupa el lugar 16 en abundancia entre los elementos de la corteza

terrestre, y se encuentra ampliamente distribuido tanto en estado libre como

combinado con otros elementos. Así se halla en numerosos sulfuros metálicos,

como el sulfuro de plomo o galena, PbS; la esfalerita, ZnS; la calcopirita,

(Cu,Fe)S2; el cinabrio, HgS; la estibina, Sb2S3; y la pirita de hierro,

FeS2. También se encuentra combinado con otros elementos formando sulfatos

como la baritina, BaSO4; la celestina, SrSO4, y el yeso, CaSO4·2H2O. Así

mismo está presente en moléculas de una gran variedad de sustancias como la

mostaza, huevo, proteínas y aceite de ajo. En estado libre se encuentra

mezclado con rocas de yeso y pumita en zonas volcánicas, principalmente en

Islandia, Sicilia, México y Japón, apareciendo a menudo como sublimados en

las inmediaciones de orificios volcánicos. El azufre en estado libre puede

formarse por la acción del aire en las piritas, o también depositarse por

aguas sulfurosas calientes, en las cuales el sulfuro de hidrógeno se ha

oxidado por contacto con la atmósfera. A principios de los años noventa, la

producción mundial de azufre alcanzó unos 52,7 millones de toneladas

métricas.

Extracción

Existen varios métodos para la extracción del azufre. En Sicilia se colocan

las rocas sulfurosas en grandes pilas y se prenden. El azufre líquido que se

va formando pasa a unos moldes de madera en los que solidifica,

produciéndose el llamado azufre en cañón. Este último puede purificarse

posteriormente por destilación, haciendo pasar el vapor por una gran cámara

de ladrillos, en cuyas paredes se condensa en forma de polvo fino llamado

flor de azufre. En Estados Unidos, en donde los depósitos de azufre pueden

encontrarse a unos 275 m o más bajo la superficie de la Tierra, el método

más utilizado es el de Frasch, inventado en 1891 por el químico

estadounidense Herman Frasch. En este método se introducen en el depósito de

azufre cuatro tuberías concéntricas, la mayor de la cuales mide 20 cm de

diámetro. A través de las dos tuberías exteriores se inyecta agua calentada

bajo presión a 170 °C, fundiendo el azufre. Cuando se ha conseguido fundir

una cantidad suficiente de azufre, el aire caliente baja por las tuberías

internas formando una espuma con el azufre fundido, lo que hace subir la

mezcla a la superficie por la tubería restante. Entonces se coloca el azufre

en contenedores de madera donde solidifica, alcanzándose una pureza de un

99,5%. El azufre también puede extraerse de las piritas por destilación en

retortas de hierro o arcilla refractaria, aunque con este proceso el azufre

obtenido suele contener porciones de arsénico.

Aplicaciones

La aplicación más importante del azufre es la fabricación de compuestos como

ácido sulfúrico, sulfitos, sulfatos y dióxido de azufre, todos ellos ya

citados. En medicina, el azufre ha cobrado gran relevancia por la extensión

del uso de las sulfamidas y su utilización en numerosas pomadas tópicas. Se

emplea también para fabricar fósforos, caucho vulcanizado, tintes y pólvora.

En forma de polvo finamente dividido y frecuentemente mezclado con cal, el

azufre se usa como fungicida para las plantas. La sal tiosulfato de sodio,

Na2S2O3·5H2O, llamada impropiamente hiposulfito, se emplea en fotografía

para el fijado de negativos y positivos. Combinado con diversas láminas de

minerales inertes, el azufre constituye un pegamento especial utilizado para

sujetar objetos metálicos a la roca, como en el caso de los rieles o vías de

tren y cadenas. El ácido sulfúrico es uno de los productos químicos

industriales más importantes, pues además de emplearse en la fabricación de

productos que contienen azufre sirve también para elaborar una gran cantidad

de materiales que no contienen azufre en sí mismos como el ácido fosfórico.

Estaño, de símbolo Sn, es un elemento metálico que fue utilizado desde la

antigüedad. Pertenece al grupo 14 (o IV A) del sistema periódico y su número

atómico es 50.

Se ha encontrado estaño en las tumbas del antiguo Egipcio, y durante el

periodo romano fue exportado al continente europeo en grandes cantidades

desde Cornwall, Inglaterra. Los antiguos egipcios consideraban que el estaño

y el plomo eran distintas formas del mismo metal.

Propiedades y estado natural

El estaño es muy dúctil y maleable a 100 °C de temperatura y es atacado por

los ácidos fuertes. Ordinariamente es un metal blanco plateado, pero a

temperaturas por debajo de los 13 °C se transforma a menudo en una forma

alotrópica (claramente distinta) conocida como estaño gris, que es un polvo

amorfo de color grisáceo con una densidad relativa de 5,75. Debido al

aspecto moteado de los objetos de estaño que sufren esta descomposición, a

esta acción se la denomina comúnmente enfermedad del estaño o peste del

estaño. Al doblar una barra de estaño ordinaria, ésta emite un sonido

crepitante llamado grito del estaño, producido por la fricción de los

cristales.

El estaño ocupa el lugar 49 entre los elementos de la corteza terrestre. El

estaño ordinario tiene un punto de fusión de 232 °C, un punto de ebullición

de 2.260 °C y una densidad relativa de 7,28. Su masa atómica es 118,69.

El mineral principal del estaño es la casiterita (o estaño vidrioso), SnO2,

que abunda en Inglaterra, Alemania, la península de Malaca, Bolivia, Brasil

y Australia. En la extracción de estaño, primero se muele y se lava el

mineral para quitarle las impurezas, y luego se calcina para oxidar los

sulfuros de hierro y de cobre. Después de un segundo lavado, se reduce el

mineral con carbono en un horno de reverbero; el estaño fundido se recoge en

la parte inferior y se moldea en bloques conocidos como estaño en lingotes.

En esta forma, el estaño se vuelve a fundir a bajas temperaturas; las

impurezas forman una masa infusible. El estaño también puede purificarse por

electrólisis.

Compuestos

El estaño forma ácido estánnico, H2SnO4, al calentarlo en aire u oxígeno a

altas temperaturas. Se disuelve en ácido clorhídrico formando cloruro de

estaño (II), SnCl2, y en agua regia produciendo cloruro de estaño (IV),

SnCl4, y reacciona con una disolución de hidróxido de sodio formando

estannito de sodio y gas hidrógeno. El estaño se disuelve en ácido nítrico

frío y muy diluido, formando nitrato de estaño (II) y nitrato de amonio; en

ácido nítrico concentrado produce ácido metaestánnico, H2SnO3. El sulfuro de

estaño (II), SnS, se obtiene en forma de precipitado castaño oscuro por la

acción del sulfuro de hidrógeno sobre una disolución de cloruro de estaño

(IV). El sulfuro de estaño (IV), SnS2, se produce pasando sulfuro de

hidrógeno a través de una disolución de sal de estaño (IV). Los dos

hidróxidos de estaño, Sn(OH)2 y Sn(OH)4, se producen añadiendo un hidróxido

soluble a disoluciones de sales de estaño (II) y de estaño (IV). El óxido de

estaño (II), SnO, un polvo negro insoluble, se obtiene calentando oxalato de

estaño (II) en ausencia de aire. En presencia de aire, el óxido estaño (II)

arde para formar el dióxido, u óxido estaño (IV), SnO2, un sólido blanco

insoluble. El dióxido también puede prepararse calentando ácido estánnico o

estaño metálico en aire a alta temperatura.

Aplicaciones

El estaño es un metal muy utilizado en centenares de procesos industriales

en todo el mundo. En forma de hojalata, se usa como capa protectora para

recipientes de cobre, de otros metales utilizados para fabricar latas, y

artículos similares. El estaño es importante en las aleaciones comunes de

bronce (estaño y cobre), en la soldadura (estaño y plomo) y en el metal de

imprenta (estaño, plomo y antimonio) (véase Metalistería). También se usa

aleado con titanio en la industria aerospacial, y como ingrediente de

algunos insecticidas. El sulfuro estaño (IV), conocido también como oro

musivo, se usa en forma de polvo para broncear artículos de madera.

Los países mayores productores de estaño son China, Indonesia, Perú, Brasil

y Bolivia.

HALOGENOS:

Flúor (en latín fluo, 'flujo'), de símbolo F, es un elemento gaseoso,

químicamente reactivo y venenoso. Se encuentra en el grupo 17 (o VIIA) de la

tabla periódica, y es uno de los halógenos. Su número atómico es 9. El

elemento fue descubierto en1771 por el químico sueco Carl Wilhelm Scheele y

fue aislado en 1886 por el químico francés Henri Moissan.

Propiedades y estado natural

El flúor es un gas amarillo verdoso pálido, ligeramente más pesado que el

aire, venenoso, corrosivo y que posee un olor penetrante y desagradable. Su

masa atómica es 18,998. Tiene un punto de fusión de -219,61 °C, un punto de

ebullición de -188,13 °C y una densidad relativa de 1,51 en estado líquido y

a su punto de ebullición. Es el elemento no metálico más activo

químicamente. Se combina directamente con la mayoría de los elementos e

indirectamente con nitrógeno, cloro y oxígeno. Descompone a la mayoría de

los compuestos formando fluoruros, que se encuentran entre los compuestos

químicos más estables.

El flúor existe en la naturaleza combinado en forma de fluorita, criolita y

apatito. La fluorita, de la que se derivan la mayoría de los compuestos de

flúor, está muy extendida en México, el centro de Estados Unidos, Francia e

Inglaterra. El flúor también se presenta en forma de fluoruros en el agua

del mar, en los ríos y en los manantiales minerales, en los tallos de

ciertas hierbas y en los huesos y dientes de los animales. Ocupa el lugar 17

en abundancia entre los elementos de la corteza terrestre.

La preparación de flúor como elemento libre es difícil y se lleva a cabo en

raras ocasiones, pues es muy reactivo. Sin embargo, el flúor gaseoso puede

prepararse con técnicas electrolíticas, y el flúor líquido pasando el gas

por un tubo de metal o caucho rodeado de aire líquido.

Compuestos del flúor

El fluoruro de hidrógeno, HF o H2F2, uno de los compuestos más importantes

del flúor, se prepara calentando fluoruro de calcio en ácido sulfúrico. Su

disolución acuosa (ácido fluorhídrico), que es la que se usa comercialmente,

se obtiene pasando vapores de fluoruro de hidrógeno anhidro por un receptor

de plomo que contiene agua destilada. El ácido fluorhídrico es extremamente

corrosivo y debe almacenarse en contenedores de plomo, acero o plástico.

Este ácido disuelve el vidrio, lo que lo hace útil para su grabado; ejemplos

de ello son las divisiones de los termómetros y los dibujos grabados en

vajillas y cerámicas. Otro compuesto del flúor, el ácido hidrofluorsilícico,

reacciona con el sodio y el potasio formando sales llamadas fluorsilicatos o

silicofluoruros.

El flúor y muchos fluoruros, tales como el fluoruro de hidrógeno y el

fluoruro de sodio, son muy venenosos. El agua potable con excesivas

cantidades de fluoruros hace que el esmalte dental se vuelva quebradizo y se

astille, produciendo un efecto como de manchas. Sin embargo, se ha

demostrado que una proporción adecuada de fluoruros en el agua potable,

reduce en gran medida las caries (véase Odontología).

Aplicaciones

Los compuestos de flúor tienen muchas aplicaciones. Los clorofluorocarbonos,

ciertos líquidos o gases inodoros y no venenosos, como el freón, se usan

como agente dispersante en los vaporizadores aerosol y como refrigerante.

Sin embargo, en 1974, algunos científicos sugirieron que esos productos

químicos llegaban a la estratosfera y estaban destruyendo la capa de ozono

de la Tierra. Con la confirmación de estos descubrimientos al final de la

década de 1980, la fabricación de esos productos químicos empezó a

eliminarse por etapas (véase Medio ambiente). Otro producto químico, el

teflón, un plástico de flúor muy resistente a la acción química, se usa

ampliamente para componentes en la industria automovilística, y también como

recubrimiento antiadherente de la superficie interior de las sartenes y

otros utensilios de cocina con el fin de reducir la necesidad de grasas al

cocinar. Muchos compuestos orgánicos de flúor desarrollados durante la II

Guerra Mundial mostraron un amplio potencial comercial. Por ejemplo, los

hidrocarburos líquidos fluorados derivados del petróleo son útiles como

aceites lubricantes muy estables. El hexafluoruro de uranio, que es el único

compuesto volátil del uranio, se usa en el proceso de difusión gaseosa para

proporcionar combustible a las plantas de energía.

GASES INERTES:

Helio (del griego helios, 'sol'), de símbolo He, es un elemento gaseoso,

inerte, incoloro e inodoro. Pertenece al grupo 18 (o VIIIA) del sistema

periódico, y es uno de los gases nobles. Su número atómico es 2.

El astrónomo francés Pierre Janssen descubrió el helio en el espectro de la

corona solar durante un eclipse en 1868. Poco después, el químico británico

Edward Frankland y el astrónomo británico Joseph Norman Lockyer lo

identificaron como elemento y le dieron nombre. El gas fue aislado por vez

primera a partir de fuentes terrestres en 1895, por el químico británico sir

William Ramsay, que lo descubrió en la cleveíta, un mineral que contiene

uranio. En 1907, el físico británico lord Ernest Rutherford demostró que las

partículas alfa son los núcleos de los átomos de helio, hecho confirmado por

investigaciones posteriores.

Propiedades y estado natural

El helio está formado por moléculas monoatómicas, y es el gas más ligero

exceptuando al hidrógeno. El helio tiene una temperatura de solidificación

de -272,2 °C a una presión superior a 25 atmósferas; una temperatura de

ebullición de -268,9 °C y una densidad de 0,1664 g/l a 20 °C. La masa

atómica del helio es 4,003.

El helio, como todos los gases nobles, es químicamente inerte. Su única capa

de electrones está llena, haciendo muy difíciles las reacciones con otros

elementos, y los compuestos resultantes son bastantes inestables. Sin

embargo, se han detectado moléculas de compuestos con neón (otro gas noble)

y con hidrógeno, y se han sugerido otros compuestos. Debido a la abundancia

de helio en el Universo, la existencia de esas reacciones, aunque sea rara,

podría ser muy importante en cosmología.

El helio es el gas más difícil de licuar, y es imposible de solidificar a

presiones atmosféricas normales. Esas propiedades convierten al helio

líquido en un material extremamente útil como refrigerante, y para

experimentos de obtención y medida de temperaturas cercanas al cero

absoluto. Puede llevarse casi hasta el cero absoluto a presión normal

extrayendo rápidamente el vapor de encima del líquido. A una temperatura

ligeramente superior al cero absoluto, se transforma en helio II, llamado

también helio superfluido, un líquido con propiedades físicas únicas. No se

puede solidificar, y su viscosidad es aparentemente cero. Atraviesa

fácilmente grietas y poros diminutos e incluso puede trepar por las paredes

y sobre el borde de un contenedor. El helio 3, el isótopo más ligero del

helio, de masa 3, con un punto de ebullición incluso más bajo que el helio

ordinario, muestra propiedades marcadamente diferentes cuando se licúa.

Véase Superfluidez.

El helio es el segundo elemento más abundante en el Universo, después del

hidrógeno. A nivel del mar, el helio se produce en la atmósfera en la

proporción de 5,4 partes por millón. La proporción aumenta ligeramente a

alturas mayores. Más o menos una parte por millón del helio atmosférico es

helio 3, considerado actualmente como un producto de la desintegración del

tritio, un isótopo radiactivo del hidrógeno con masa 3. El isótopo común del

helio, el helio 4, procede probablemente de emisores de radiación alfa de

las rocas. El gas natural, que contiene una media de un 0,4 % de helio, es

la mayor fuente comercial de helio.

Aplicaciones

Debido a que es incombustible, el helio es un gas más adecuado que el

hidrógeno para elevar globos en el aire; tiene un 92 % de la potencia

elevadora del hidrógeno, aunque pesa dos veces más. El helio se usa para

presurizar y endurecer la estructura de los cohetes antes del despegue, y

para presurizar los tanques de hidrógeno líquido u otros combustibles, con

el fin de forzar el combustible dentro de los motores del cohete. Es útil

para esta aplicación porque sigue en estado gaseoso incluso a la baja

temperatura del hidrógeno líquido. Un potencial uso del helio es como medio

transmisor de calor en los reactores nucleares, porque permanece

químicamente inerte y no radiactivo en las condiciones existentes en el

interior de los reactores.

El helio se usa en soldadura por arco de gas inerte de ciertos metales

ligeros, tales como las aleaciones de aluminio y magnesio, que de otra forma

se oxidarían; el helio protege las partes calientes del ataque del aire. El

helio se utiliza en lugar del nitrógeno como parte de la atmósfera sintética

que respiran los buceadores, los trabajadores de las campanas sumergidas...,

porque reduce la posibilidad de sufrir embolias gaseosas. Esta atmósfera

sintética se usa también en medicina para aliviar los problemas de

respiración, porque el helio se mueve más fácilmente que el nitrógeno por

las vías respiratorias afectadas. En cirugía, los rayos de helio ionizado

procedentes de sincrociclotrones son útiles en el tratamiento de los tumores

oculares, porque estabilizan o incluso contraen los tumores. Estos rayos se

usan también para disminuir las malformaciones de los vasos sanguíneos en el

cerebro de los pacientes.

El helio se transporta como gas en pequeñas cantidades, comprimido en

pesados cilindros de acero. Cantidades mayores de helio pueden transportarse

en estado líquido en contenedores aislados, reduciendo así los costes de

transporte.