Botánica general

Reino vegetal. Clasificación. Angiospermas. Histología. Tejidos. Organografía de las plantas. Tallo. Flor. Fruto. Semilla

  • Enviado por: Carlos Cid Santiago
  • Idioma: catalán
  • País: México México
  • 58 páginas
publicidad
cursos destacados
Metodología de Proyectos Culturales.
Instituto Superior De Arte - I/art
La gestión cultural se ha convertido en una profesión multidisciplinar que trabaja con proyectos. Por este motivo, en...
Solicita InformaciÓn

Master Arte y Comunicación
ArtesVisuales.com
Descripción: El Master en Arte y Comunicacion es un programa de Postgrado de especialización, eminentemente...
Solicita InformaciÓn

publicidad

INTRODUCCION

Las = animales son seres dinámicos que cumplen con una serie de procesos metabólicos que les permite mantener un cuerpo organizado el cual crece, se autorregula y se adapta al medio.

Desde los inicios de la civilización los vegetales han estado ligados estrechamente al hombre hasta nuestros días, en diversas actividades.

  • Alimentación

  • Protección

  • Medicamentos

  • Construcción de diversas herramientas.

Razones de suma importancia que nos obliga a conocer las diversas características y funciones de los vegetales, teniendo como resultado un apropiado manejo y utilización de ellas con mira a la conservación.

OBJETIVO

Al término del curso seremos capaces de comprender como están constituidos los vegetales a travez de su morfología interna y su estructura externa, a si como las principales funciones de los órganos de las diferentes especies.

CONCEPTO:

BIOLOGIA: Se encarga del estudio de los seres vivos.


CLASIFICACION DE LAS PLANTAS

CLASIFICACION DE LAS PLANTAS

SISTEMA DEL REINO VEGETAL

SUBREINO

DIVISIÓN

SUBDIVISIÓN

CLASE

TALÓFITAS
(no vasculares)

FICOFITOS
(algas superiores o verdaderas)

-

Clorofíceas

Feofíceas

Rodofíceas

MICOFITOS
(hongos)

-

Oomicetos

Ficomicetes

Ascomicetes

Basidiomicetes

Liquenofitos (líquenes)

PROTOCORMOFITOS
(intermedios entre talófitos y cormófitos)

BRIOFITOS

-

Hepáticas

Musgos

CORMOFITOS
(Vasculares)

PTERIDOFITOS

-

Licopodofitas

Equisetadas

Filicadas (helechos)

ESPERMATOFITOS
(Con semillas)

GIMNOSPERMAS

Ginkcoineas

Coníferas

Cicadinas

Gnetinas

ANGIOSPERMAS
-Ver el cuadro inferior-

Dicotiledóneas

Monocotiledóneas

CUADRO DE ÓRDENES Y FAMILIAS DE ANGIOSPERMAS MÁS REPRESENTATIVAS
Basado en las clasificaciones taxonómicas de J. Cronquist y Engler.

DICOTOLIDÓNEAS CORIPÉTALAS

MONOCLAMÍDEAS

Salicales

Salicáceas

Fagales

Betuláceas

Fagáceas (Cupulíferas)

Junglandales

Juglandáceas

Urticales

Urticáceas

Ulmáceas

Moráceas

Cannabáceas

Cactales

Cactáceas

Euforbiales

Euforbiáceas

Cariofilales

Cariofiláceas

Quenopodiáceas

DIALIPÉTALAS

Laureales

Lauráceas

Rosales

Rosáceas

Saxifragáceas

Leguminosas (Papilónáceas)

Mirtales

Timeleáceas, Mirtáceas, Rizoforáceas, etc. 

Bixales

Cistáceas

Cucurbitáceas

Tiliales

Tiliáceas

Ramnales (Celastrales)

Ramnáceas, vitáceas

Ranales

 

Magnoliales

Magnoliáceas

Roedales (Papaverales)

Papaveráceas

Crucíferas

Umbeliales

Umbelíferas, Araliáceas, cornáceas

DICOTOLIDÓNEAS SIMPÉTALAS O GAMOPÉTALAS

Ericales

Ericáceas, Piroláceas y Empetráceas

Loganiales (Gentianales)

Oleáceas...

Asteriales o compuestas

Amplio orden con familias que agrupan miles de especies hortícolas, ornamentales, etc.

Solanales, polemoniales o tubifloras

Comprende numerosas familias

Escrofulariales

Escrofulariáceas...

Lamiales

Labiadas

Borragináceas

MONOCOTILEDÓNEAS

Liliales, Arales, Amarilidales, Palmales, Zingiberales, Orquidales, Ciperales, Graminales


IMPORTANCIA DE LA BOTANICA GENERAL

1.- COMO CIENCIA PURA:

Gracias a ella reconoció por primera vez la estructura interne de los seres vivos o sea que están formados de células, tejidos, órganos, sistemas, comunidad, población y ecosistema, también conoció las funciones esenciales de todo ser vivo, respiración, nutrición, morir, crecer.

2.- COMO CIENCIA PRACTICA:

A la humanidad le ha interesado el estudio de los vegetales debido al papel tan importante que nuestra existencia ya que las funciones que desempeñan constituye un factor indispensable para la vida terrestre y los productos que proporcionan son utilizados por el hombre por lo que en cierto sentido las angiospermas son las fundadoras de nuestra civilización pues nos proveen de alimento vestido abrigo mejora de las comunidades, alivian el dolor curan las enfermedades producen la materia prima para incontables productos industriales las que provocan alergia, las que producen veneno y matan al ganado.

3.- IMPORTANCIA ECONOMICA DE LAS PLANTAS CULTIVADAS:

Conocer las especies agronómicas ya sea por su valor hortícola, frutícola, forrajero, como cereales, oleaginosas y malezas.

1.1.1.- CONCEPTO

BOTANICA; BIOLOGIA VEGETAL O FITOLOGIA: Es la parte de la biología que estudia las plantas

ETIMOLOGIA: Dos plantas están integradas.

  • Botane : SIG./ hierba forrajera o hierba útil.

  • Pitón: SIG./ planta en general.

DIFERENCIA ENTRE ANIMALES Y VEGETALES

Una visión muy amplia de los seres vivos separa a estas en animales y plantas, entre los cuales podemos encontrar las siguientes diferencias aunque puede haber excepciones.

ANIMALES

HETEROTROFOS.- Obtienen la energía a partir de materia ya sintetizada.

Nutrición por ingestión.

Normalmente tienen capacidad de cambiar de lugar, lo que implica la existencia de sistema nervioso y órganos que produzcan el movimiento.

La simetría predominante es bilateral y dorsoventral resultado de la acción de gravedad y el m movimiento; el tamaño, tipo y numero de estructuras morfológicas es, generalmente, fijo ( las formas con simetría radial aparecen casi exclusivamente en los animales fijos o que flotan en el agua libremente ).

La capacidad de reproducción de lasa células y tejidos es reducida.

Los órganos están orientado hacia adentro y protegidos, excepto los sentidos, la superficie corporal esta reducida al mínimo.

La duración de vida del individuo es reducida.

El la división celular (mitosis) el protoplasma se constriñe o estrangula en dos partes sin formación de placa celular.

PLANTAS

AUTOTROFOS: (Foto autótrofos por la presencia del cloroplastos), obtienen la energía a partir de la radiación solar.

Nutrición por absorción, la presión osmótica juega un gran papel en las células, esta presión es amortiguada por la pared celular.

Generalmente están fijas o arraigadas a un sustrato.

Predomina la simetría radial, y algunos bilateral a menudo se repiten las estructura morfológicas y su numero y tamaño es variable con lasa condiciones del medio.

Existe una gran capacidad de regeneración.

Los órganos están expuestos, la superficie corporal esta extendida al máximo.

La duración de la vida puede ser muy larga.

En la división celular el protoplasma se divide en dos mitades por la aparición de una placa celular.

UNIDAD II

H I S T O L O G I A

Definición, clasificación e importancia de la histología.

Tejidos de crecimiento.

TEJIDOS DE FORMACION DE LA PLANTA MERISTEMOS

Se les da el nombre de meristemos a los tejidos cuyas células están en constante reproducción, por lo mismo generan nuevos elementos que, al diferenciarse van a formar parte de otros tejidos; con ellos aumentan la masa vegetal y el numero de sus órganos. A estos tejidos se debe el crecimiento en longitud y grosor de los vegetales como en las Gimnospermas y en las dicotiledóneas.

Las células de los meristemos son indiferenciadas o poco diferenciadas, y conservan su carácter embrional; carecen de una especialización funcional. Son células cúbicas, poliédricas, esféricas, ovoideas levemente aplanadas o alargadas; generalmente son pequeñas, con membranas muy delgadas, citoplasma abundante, poco agua, vacuolas pequeñas y poco numerosas, núcleo voluminoso, condrioma homogéneo, carecen de plastos y, por los común, de inclusiones paraplasmaticas; su metabolismo es muy intenso y poseen como carácter esencial, el de dividirse con bastante actividad. (Fig. 1).

'Botánica general'

(Figura. 1) Esquema de un corte longitudinal de la raíz de azucena ( Lilium candidum). Se observa el meristemo primario con varias células en división cariocinética

Meristemo primario ( Origen y función)

Son aquellos que provienen directamente del embrión y cuyas células conservan los caracteres embrionales. Se encuentran en la extremidad de los tallos y sus ramificaciones, en la parte subterminal de las raíces y raicillas y en los brotes o yemas que dan origen a nuevas ramas, hojas y flores. A estos sitios se les da el nombre de puntos vegetativos o de crecimiento (Fig. 2). Por medio de estos meristemos los distintos órganos de las plantas crecen en longitud. Una o varias células de los mismos conservan constantemente su carácter embrional y su capacidad de reproducción, y reciben el nombre de célula inicial o células iniciales respectivamente; las otras que de ellas se derivan continúan su división por corto tiempo y, lentamente, a medida que se alejan de las anteriores, se diferencian y constituyen nuevos elementos especializados , que se superponen a los que ya existentes, y pasan a formar parte de los tejidos de duración o definitivos, en los cuales las células ya no se dividen.

Cuando existe una sola célula inicial se distingue generalmente de las otras que se encuentran en el meristemo, por tener mayores dimensiones y una forma especial. Cuando son varias las células iniciales, no se distinguen comúnmente de las demás del meristemo.

Si se hace un corte longitudinal en la extremidad de una raíz joven de planta dicotiledónea para observar el meristemo, se puede notar, a veces, un principio de diferenciación histológica, caracterizado por la presencia de tres zonas: una externa, formada generalmente de una sola capa de células colocadas con bastante regularidad, llamada dermatogeno, que se convertirá en la epidermis; otra interna, con varias capas de células que muestran ya cierto alargamiento y tienden a tomar una forma prosenquimatosa que les permite constituir después vasos o fibras. Esta zona interna se llama pleroma y va a formar el cilindro central¸ queda limitada por una capa llamada pericambio que será el futuro periciclo. Entré las zonas ya citadas queda otra denominada periblema, con varias capas de células renquimatosas y de la cual se origina la corteza. En la extremidad de las raíces, cubriendo al dermatogeno, se desarrollan varias capas de células con membranas duras y resistentes, que en conjunto forman la cofia, la cual proteje a los meristemos de los rozamiento con la tierra. A medida que la cofia se desgasta son renovadas sus células por el meristemo. (Fig. 3).

Las mismas zonas anteriores se encuentran en extremidad del tallo, pero en este caso no existe pilorriza. En las capas anteriormente citadas, especialmente en las externas, y cuyas células se diferencian a medida que se alejan del meristemo, llegan a quedar grupos de células que conserva su carácter de meristemos; a expensas de ellos se forman las ramificaciones laterales de las raíces y tallos. Entonces, se puede afirmar que de los meristemos que se encuentran en la parte terminal del tallo forman las yemas o brotes las que originan hojas, ramas y flores, y en la raíz los que generan las raicillas.

Meristemo Secundario.

MERISTEMOS SECUNDARIOS: A diferencia de los meristemos primarios y remanentes que proceden siempre de manera inmediata del protomeristemo del embrión, los meristemos secundarios se originan como nuevas formaciones a partir de células adultas que vuelven a adquirir la capacidad de división, sus elementos celulares se parecen a los de los meristemos primarios pero, por común, suelen tener forma prismática aplanada y contienen grandes vacuolos, son tangenciales al radio del órgano; la pared celular es secundaria y delgada (ligeramente engrosada); las células dejan entre ellas espacios intercelulares; el citoplasma es vacuolado con un núcleo central en división celular, sino es parietal. Se produce en tallo y raíz de plantas superiores. Son meristemos secundarios por ejemplo, el cambium seberógeno (felógeno) y el cambium interfasciculares que se forma en los radios medulares entre los haces conductores a nivel del procambium.

Tejidos de almacenamiento.

Durante la fotosíntesis se elaboran por las plantas verdes una gran cantidad de sustancias orgánicas, de las cuales unas son consumidas inmediatamente por las células, pero quedan otras que se almacenan y constituyen productos de reserva. Aunque todas las células de un vegetal son capaces de poseer reservas en menor o mayor proporción, existen, en las mayoría de las plantas, tejidos cuya función esencial es la de almacenar sustancias diversas.

Los tejidos de reserva poseen células perinquimatosas (esféricas, ovoides, prismáticas, poliédricas, etc.) de membranas generalmente delgadas, elásticas y con numerosas puntuaciones. Tiene poco citoplasma, núcleo pequeño y grandes vacuola. Cuando las membranas son resistentes, poseen poros de bastante diámetro y en algunos casos, como en las semillas, que están extraordinariamente engrosadas, los productos que las constituyen representan sustancias de reserva que se desintegran durante la germinación.

Cuando las células llegan a almacenar gran cantidad de productos, el citoplasma y núcleo desaparecen, quedando como elementos muertos; esto sucede en los tejidos de reserva de semillas, frutos, tubérculos, bulbos, algunas raíces y en tallos aéreos.

Según la naturaleza de los productos almacenados, se conocen dos tipos principales de tejidos re reserva: de agua y de sustancias orgánicas. Los tejidos de reserva de agua son característicos de los vegetales epifitos y especialmente de aquellos que viven en climas desérticos o muy calidos. En algunas plantas, como en el árbol de caucho, este tejido esta representado por la epidermis la cual, en este caso, consta generalmente de varias hileras de células muy desarrolladas y con grandes vacuolas.

En otras ocasiones, la acumulación de agua sed observa en capas subepidermicas, cuyas células llegan a adquirir mayores dimensiones que las anteriores. Si n embargo, el tejido de reserva de agua se encuentra casi siempre en las partes internas de los tallos o de las hojas como en Cactáceas, agaves, Bromilaceas, begonias y algunas orquídeas. El parénquima acuoso, que en algunas de ellas esta muy desarrollado ( Cactáceas y agaves ), tiene células muy grandes y con abundantes mucílagos que se hinchan extraodinariamente con al absorción de agua. El parénquima clorofílico en estas plantas queda limitando externamente al anterior y constituye una zona delgada.

Algunos vegetales poseen órganos, que aunque no tienen como función principal la de reserva de agua, acumulan este liquido en cierta cantada; esto se observa en tallos como los de la papa, cebolla, caña de azúcar, maíz, etc.; en raíces como la remolacha, el nabo, la jicama, la zanahoria, y en los frutos carnosos (sandia, uva, manzana, mango, guayaba, melón, naranja, etc.).

En algunas ocasiones las células terminales de los vasos leñosos y las traqueadas reservan agua, y adquieren entonces grandes dimensiones. Los tejidos de reserva que acumulan sustancias orgánicas se encuentran principalmente en semillas, raíces, tallos subterráneos (tubérculos, bulbos, rizomas), algunos talos aéreos y rara vez en hojas. Como productos de reserva se encuentran glucidos, grasas y protidos, los cuales pueden estar disueltos en el jugo celular (glucosa, sacarosa, glicógeno y a veces protidos), o en forma de granos, glóbulos y cristales ( almidón, grasas, protidos). Las sustancias citadas no se encuentran en la misma proporción dentro de las células, pues esta varia mucho según las especies de plantas y los órganos considerados. Los granos de arroz, maíz, cebada, trigo, avena, fríjol, haba, garbanzo, etc., almacenan especialmente almidón; en el trigo se observan una o varias capas superficiales de células, con granos de aleurona.

En el tubérculo de la papa, la acumulación de granos de almidón es muy intensa

 (Fig. 4); la sacarosa es característica en el tallo de la caña de azúcar y en la raíz de la remolacha; los aceites en semillas del ricino, ajonjolí, coco, nuez, cacahuate, etc.

Los granos de aleurona se encuentran en la mayor parte de la semillas, pero especialmente en las del ricino, lino, la calabaza y en casi todas las de Gramíneas y Leguminosas

Existen tejidos que solo temporalmente acumulan gran cantidad de reservas, como los parénquimas liberiano y leñoso, la medula los radios medulares, que normalmente contribuyen a conducir sustancias; pero durante el invierno, cuando estas cesan de circular dichos tejidos se cargan de productos nutritivos que en al primavera son empleados, junto con los de las raíces, en la formación de nuevas hojas, ramas y flores.

Tejidos de conducción .

Origen y función.

Xilema.

Floema.

SISTEMA DE CONDUCCION

En las criptógamas vasculares fanerógamas, existe un sistema conductor de sustancias representado por los haces conductores, también llamados fibrovasculares o liberoleñoso. Si extienden dichos haces desde las ramificaciones de la raíz, y a través de este órgano, así como del tallo y de las ramas, hasta la extremidad de las hojas y flores.

Las células que forman el sistema de, conducción, son generadas en primer termino por los meristemos primarios y posteriormente por el cambium.

En todo haz fibrovascular se distinguen dos regiones: el xilema y el floema. El xilema comprende al hadroma (constituidos por elementos conductores: vasos leñosos, traqueadas y células parenquimatosas) y las fibras leñosas que son los elementos de resistencia. El floema comprende el leptoma (constituido por elementos conductores: vasos liberianos o cribosos, células anexas y parenquimatosas) y las fibras liberianas. En las raíces, el xilema y floema forman haces separados; en los tallos constituyen un solo haz, llamado liberoleñoso.

Los vasos leñosos recibieron en un tiempo el nombre de traqueas, por haberlos creído conductores de aire. Se forman de varias células meristematicas colocadas longitudinalmente una a continuación de las otras, en las cuales se perforan los tabiques transversales y al llegar a desaparecer por completo en algunos casos, quedan solo pequeñas salientes internas que indican el sitio que ocupaban las membranas: de esta ultima manera se integran los vasos perfectos (Fig. 5 y 6 ). Las paredes laterales se impregnan de lignina y el citoplasma y núcleo desaparecen, quedando como elementos muertos.

La formación de los vasos leñosos en las plantas, fue observada primeramente por Malpighi. La lignina que impregna las paredes laterales de los vasos no se dispone de una menara uniforme, sino solo en ciertos sitios, lo cual se trae como consecuencia una diferente ornamentación en dicho elemento. Según lo anterior, se distinguen varios tipos de vasos (Fig. 7):anillados en los cuales la lignina se dispone en forma de anillos; el resto de la membrana queda de celulosa; espiralados, en los que la lignina forma espirale; rayados, cuando la lignina constituye bandas transversales mas o menos paralelas.

Generalmente estas bandas se anastomosan formando redes, llamándose el vaso, en este caso, reticulado; punteados, en los cuales la lignina se dispone de una manera bastante uniforme, exceptuando en pequeños puntos muy numerosos en donde solo queda celulosa. Dichos puntos se notan como pequeños círculos mas brillantes que el resto de la membrana, la cual esta lignificada; escaleriforme, que son aquellos en cuyas paredes quedan bandas transversales sin lignificar, muy regulares y paralelas. Estos vasos son generalmente de forma prismática y muy comunes en Criptógamas Vasculares y en Gimnospermas (Fig. 6); areolados, que muestran pequeños círculos brillantes rodeados de una areola un poco oscura. La parte central representa el sitio donde no ha habido impregnación de lignina, la areola posee pequeña proporción de esta sustancia, y el resto de la membrana esta completamente impregnado. Estos vasos son característicos de ciertas Confieras (Fig. 6).

En estos los vasos leñosos, las regiones que están sin lignificar y quedan delgadas, facilitan la circulación de los líquidos de un vaso a otro. Son, entonces, los espiralados y anillados, aquellos que permiten mas fácilmente el intercambio de las sustancias liquidas, pues poseen menor proporción de lignina.

No todos los tabiques terminales de los vasos desaparecen no se perforan, si no que algunos conservan sus membranas completas en las cuales solo existen puntuaciones, ofreciendo por lo mismo dichos vaso, longitudes limitadas. En la mayor parte de las plantas adoptan, por termino medio, de 5 a 25 CMS. De longitud; sin embargo, hay casos en que tienen grandes dimensiones: en el olmo 32 cm., en la encina de 50 cm. Hasta ¡ metro, en la acacia blanca 70 cm. Y en las lianas de los bosques tropicales, varios metros. Su diámetro esta comprendido entre 5 micras y 300 micras, y existen algunos que alcanzan hasta 700 micras, como en las lianas ya citadas, que poseen tallos muy largos.

En una misma planta, la longitud y diámetro de los vasos es muy variable, y depende de su edad, sitio colocación (raíces, tallos, ramas, pecíolos, pedúnculos y hojas) y origen ( del meristemo primario o del cambium).

Las traquideas son células prosenquimatosas, alargadas y terminadas en punta; sus membranas transversales no desaparecen, y conservan por lo mismo su individualidad. Las membranas laterales se impregnan de lignina de manera semejante a los vasos leñosos; presentan la mayor parte de ellas grandes poros areolados, especialmente aquellas que se encuentran en las Confieras, en donde son muy abundantes (Fig. 8).

Por termino medio tienen 1 mm. de longitud; algunas son mas pequeñas y otras de mayores dimensiones, como en las Confieras, en donde alcanzan hasta 4 mm. El parénquima leñoso, llamado también parénquima hadromico o xilemico, esta formado por células parenquimatosas, vivas y con membranas delgadas, impregnadas de escasa proporción de lignina. En su citoplasma se notan comúnmente granos de almidón. Este parénquima se encuentra rodeando a los vasos leñosos, y contribuye a la unión de los diversos elementos del xilema. Las fibras leñosas son fibras esclerosas que pertenecen al tejido mecánico; su función consiste en proporcionar residencia y protección a los elementos del xilema (Fig. 9).

De los diversos elementos del Xilema, los vasos leñosos son los que especialmente se encargan de la conducción de agua y sales minerales desde la raíz hasta las hojas, en donde se efectúa la síntesis de las sustancias orgánicas. Las traquideas y el parénquima leñosos ayudan a los vasos en su función, y cuando estos llegan a faltar, los sustituyen por completo.

El floema, como ya se dijo comprende: vasos liberianos, células anexas, parénquima liberiano y fibras liberianas.

Los vasos liberianos están formados, como los vasos leñosos, de varias células colocadas en series longitudinales, y que tienen nacimiento en los meristemos primarios o en el cambium. (Fig. 8 y 9). Sus membranas celulositas no se impregnan de lignina, quedando delgadas, y por lo mismo, bastante permeables de los jugos circulante; en ciertos casos, se forman pequeños orificios que comunican lateralmente a unos elementos con otros. Sus tabiques transversales, que pueden ser perpendiculares o inclinados, no desaparecen, formándose en ellos pequeños orificios que les dan el aspecto de Cribas. En las células se forma una gran vacuola central, que contiene un jugo celular con abundante agua, sales minerales, glucidos y protidos. El citoplasma y núcleo son desplazados a la periferia por la vacuola; el núcleo persiste durante el periodo de formación, pero después desaparece; el citoplasma se conserva por largo tiempo, observándose en el leucoplastos y granos de almidón. Los citoplasmas de la células contiguas se ponen en contacto a través de las placas cribosas.

En algunas plantas los orificios de las placas cribosas se obturan debido a la producción de callosa, lo cual sucede generalmente durante el invierno; esto disminuye considerablemente el intercambio de sustancias y hasta llega a suspenderlo. En muchos casos, el establecimiento de la callosa solo persiste durante el invierno, pues en la primavera siguiente es disuelta por los jugos circulantes, y se restablecen las comunicaciones entre las células.

Los vasos liberianos nunca alcanzan las dimensiones de los leñosos, pues su longitud esta comprendida entre 1 y 2 mm., y su diámetro entre 20 y 80 micras. Las células anexas son elementos que acompañan a los vasos liberianos; tienen forma parenquimatosa, aunque muy a menudo son alargadas, estrechas y con extremidades terminadas en punta (Fig. 10).

Son células vivas, con abundante citoplasma, núcleo grande y membranas celulositas delgadas, en las cuales se observan puntuaciones que corresponden con los poros de las paredes laterales de los vasos; de esta manera se facilita el intercambio de sustancias entre unos elementos y otros. Solamente se han observado las células anexas en las Angiospermas, pues las Criptógamas Vasculares y Gimnospermas carecen de ellas.

El parénquima liberiano, denominado también parénquima leptomico o floemico, esta constituido por células parenquimatosas que poseen citoplasma, núcleo y membranas celulositas delgadas, se encuentra envolviendo a los vasos liberianos y une a los diferentes elementos del floema.

Las fibras liberianas son fibras esclerosas, semejantes a las leñosas, y como estas, proporcionan resistencia y protección. Los vasos cribosos son los elementos principales a través de las cuales circulan las sustancias orgánicas nutritivas que han sido elaboradas en los tejidos clorofílicos y, por medio de los citados tubos, son repartidas por todos los órganos del vegetal. Las células anexas y el parénquima liberiano son capaces de conducir sustancias de fácil difusión, como algunos glucidos y sales disueltas en agua; los vasos se encargan de la conducción de productos de mayor complejidad, como ácidos orgánicos y grasos, lípidos y protidos, a los cuales, debidos a sus grandes moléculas, les seria difícil el paso a través de las membranas celulares.

Tanto vasos leñosos como liberianos se encuentran formando haces, los cuales en las raíces están generalmente separados y alternando, y en los tallos, ramas, pecíolos y hojas, se unen e integran los haces liberoleñosos. En los tallos y ramas, los vasos de madera se colocan hacia el centro y los cribosos se distribuyen en la parte externa (Fig. 11)

Tejidos de protección de la planta.

Origen y función.

Epidermis

TEJIDOS DE PROTECCION DE LA PLANTA

(Sistema tegumentario)

El sistema tegumentario cubre a los diversos órganos de los vegetales y les presta protección contra la acción de diversos agentes físicos: aire, cambios bruscos de temperatura, lluvia, sequedad, choques, etc., y evita asimismo la evaporación rápida del agua que encuentran en los tejidos internos, lo cual ocasionaría trastornos muy graves a las plantas, especialmente a las que son propias de climas calidos o desérticos. Sin embargo, este revestimiento no es absoluto ya que la planta no podría efectuar cambios constantes con el medio externo, que le son indispensables; así, al pared terminal de las raíces no esta cubierta por este sistema, y en los órganos aéreos se encuentran multitud de orificios que permiten los cambios gaseosos y evaporación del agua.

El sistema tegumentario comprende dos tejidos: epidérmico y suberoso.

Tejido epidérmico. Esta representado por la epidermis, la cual se encuentra recubriendo a las raíces jóvenes, tallos herbaceos y jóvenes, hojas y flores. Las células que la integran son grandes y forman generalmente una sola capa, aunque a veces pueden existir dos o mas. Tienen forma muy variable, aunque especialmente son tubulares, aplastadas o alargadas vistas por la superficie; los contornos en algunas son ondulados o festoneados, lo cual les permite una mayor cohesión. Poseen poco citoplasma, abundante agua, vacuolas numerosas y grandes, núcleo pequeño y carecen de cloroplastos; además solo los orificios correspondientes a los estomas aéreos (Fig. 12)

La membrana externa de las células adquiere gran espesor a expensas de una abundante secreción de la celulosa, que en algunas plantas como Gramináceas y Equisetáceas, se impregna de sales calcáreas o salicosas. Pero el carácter esencial de la epidermis es que se encuentra recubierta por una capa de cutina llamada cutícula, que es delgada, brillante, traslucida, impermeable al agua y muy poco permeable al agua y muy poco permeable a los gases y vapor de agua. En las plantas acuáticas y epidermis jóvenes, la cutícula es muy delgada, pero en las epidermis viejas y especialmente en aquellas de plantas de climas desérticos es muy gruesa y, entre ella y la membrana de la celulosa, se establecen varias capas llamadas cuniculares, que prestan a la epidermis una protección muy eficaz.

Asimismo en las hojas es mas gruesa la epidermis del haz que la del envés. La epidermis de algunas plantas poseen sobre su cutícula un revestimiento de cera que puede tener diversos aspectos: de capas masa o menos espesas, de granulaciones, esferitas, bastoncitos finos o largos, semejando en este ultimo caso pequeñas vellosidades.

Ejemplos muy numerosos se encuentran en Cactáceas, Amarilidáceas, gramináceas, Liliáceas, Iridáceas, Palmeras, etc. (Fig. 13 y 14).

En varias especies de pinos como Pinus silvestres, la epidermis de las hojas esta formada de dos capas: una externa, de células muertas, que tienen sus membranas fuertemente engrosadas a expensas de la cutícula, de capas cuniculares y de lignina; esta ultima proporciona resistencia ; y una capa interna que posee células vivas con gran cantidad de agua.

Al sistema tegumentario pertenecen también los llamados derivados epidérmicos, como los pelos o tricomas que son muy abundantes en muchos tallos herbáceos, hojas y flores. Se originan por crecimiento y diferenciación de una o varias células epidérmicas, quedando a unicelulares o pluricelulares.

Una gran variedad de formas y en menciones se encuentran entre los pelos sencillos, unicelulares o pluricelulares, los surcados, ramificados (Fig. 15), estrellados y escamosos (Fig. 16).

En los pétalos de las flores, las células epidérmicas se abultan formando papilas, a las cuales se debe aspecto aterciopelado de aquellos. Los pelos los glandulosos (Fig. 15) son pluricelulares, se abultan en su pared terminal forman un ensanchamiento unicelular o pluricelular. Por el abultamiento segregan las células sustancias de excr4ecion que ha veces rompen la cutícula y se expulsan al exterior.

Los pelos urticantes (Fig. 17), comunes en las ortigas están formados por una sola célula muy alargada, su base es abultada y su extremidad muy delgada; terminan en un pequeño abultamiento separado del resto del pelo por un cuello muy fino.

La membrana del pelo se encuentra impregnada de sílice y de calcio, y son por lo mismo muy quebradizos y rígidos; al menor contacto se rompen por el cuello y quedan las salientes en forma de agujas muy finas, las que penetrando en la piel inyectan un liquido toxico de naturaleza proteica.

Los aguijones de los rosales son tricomas formados de muchas células, que impregnan intensamente sus membranas de sales minerales y quedan muy rígidos y resistentes.

Todos los pelos tienen en un principio citoplasma y núcleo, y algunos así se conservan constantemente, pero en la mayoría dichas partes desaparecen y quedan como elementos muertos llenos de aire.

Los pelos contribuyen a aumentar el papel protector de las epidermis, y en algunas plantas trepadoras ayudan a la fijación y sostenimiento del organismo, por lo que adoptan formas de ganchos, garfios, uñas, etc.

TEJIDO SUBEROSO: Es un tejido de protección originado en el meristemo secundario llamado felógeno; se encuentra cubriendo en sus partes externas a los tallos semileñosos y leñosos, así como a raíces leñosas, rizomas y tubérculos. En algunos casos, la capa que se forma es muy fina, como en la papa, pero existen vegetales como el árbol del corcho en donde las capas son muy gruesas y se extrae para utilizarse en la industria.

Al formarse el falogeno comienza a generar células hacia la parte externa, las cuales pronto impregnan sus membranas de suberina; en ellas desaparece el citoplasma t quedan como elementos muertos llenos de aire. Son células de forma prismática, alargadas aplastadas y elásticas, que se disponen con cierta regularidad en varias hileras continuas (Fig. 18). Estas capas de células son las que forman el llamado súber o corcho.

Las capas de súber o corcho solo son interrumpidas, en algunas plantas, por pequeñas hendiduras de bordes salientes, llamadas lentécelas, que tienen forma de papilas alargadas y fusiformes y que distinguen aun a simple vista en numerosos tallos y ramas. Por las lentécelas, los tejidos colocados bajo el súber, se ponen en comunicación con el medio externo; a través de estos órganos pasa el aire que se utiliza en la respiración de las células y también se efectúa el fenómeno de la transpiración.

El felógeno, al mismo tiempo que origina capas suberosas hacia el exterior, genera hacia la parte interna elementos vivos que van a aumentar el grosor de la corteza, los que se diferencian y constituyen células parenquimatosas y prosenquimatosas. El conjunto de estas células, dispuestas en varias capas, recibe el nombre de feloderma. El súber y el feloderma forman juntos el periderma. Después de algún tiempo de que se ha formado la primera zona felógeno, se originan, en ciertos casos, nuevas capas del citado tejido en las partes mas internas de la corteza, las cuales son concéntricas; debido a ellas se forman nuevas zonas de súber, que por ser impermeables aíslan, de los jugos nutritivos que circulan por los vasos liberianos, varias capas de la corteza cuyos elementos mueren y quedan llenos de aire.

Al conjunto de estas zonas se les denomina ridoma (Fig. 19)

El ridoma se presenta en forma de una túnica que cubre todo el tallo cuando el felógeno es continuo, como en la vid y madreselva; otras veces adopta la forma de escamas, cuando el felógeno solo abarca ciertos sitios del tallo, como en los encinos, plátanos y pinos.

El ridoma se desprende fácilmente en algunas plantas, ya en forma de vainas como en la vid, en el bejuco y casi en todas las trepadoras o enredaderas, o en escamas como en el plátano citado. En otros vegetales persiste durante muchos años, y da al tronco de ellos un aspecto agrietado, como se ve en los pinos, encinos, oyameles, etc.

Cuando se efectúa una herida en algún órgano se forma un felógeno que reproduce al súber que efectúa una cicatrización y restablece la continuidad de los tejidos protectores . Asimismo a fines de otoño aparece en la base de los pecíolos de las hojas caducadas una delgado capa de súber que aísla a dichos órganos del resto del vegetal, les impide la llegada de agua y sales minerales y por lo mismo las pone amarillentas y determina su caída.

UNIDAD III

ORGANOGRAFIA DE LAS PLANTAS

RAIZ.

La raíz es la primera de las partes embrionarias que se forma en la semilla; se distingue primero como porción poco diferenciada (radicula) con una cubierta en su punta (coleorhiza), que al desarrollarse constituye la raíz primaria con su tejido de protección en la punta (cofita o caliptra). En los primeros estadlos de desarrollo de una planta a veces también se presentan otras raíces (seminales) generalmente temporales. De la zona meristematica interna de la raíz primaria (periciclo), se diferencian raíces secundarias y de estas, sucesivamente, nuevas raíces hasta formar un sistema radical que generalmente fija la planta al suelo o a algún otro sustrato donde, a la vez, realiza la función de absorción de nutrientes y su correspondiente conducción hacia el tallo (para ello, muchas veces las ramificaciones se extienden mas que las del propio tallo). En el caso de que las raíces se originan de otro órgano de la planta (ejem., meristemo interno del tallo), entonces se dice que son adventicias y su estructura es semejante a las anteriores. El sistema radical que se forma en la planta es columnar -- tipico o pivotante, si hay una raíz principal dominantes.

DIVERSIDAD

De acuerdo con las adaptaciones especificas de la planta al medio ambiente, se presentan modificaciones en las raíces que determinan funciones secundarias especificas en las mismas (ejem., raíces carnosas napiformes (típicas) y tuberiformes aéreas adherentes, volubles como zacillos; tipo austorio en plantas parásitas; contrafuerte con abundantes crecimiento secundario; en asociaciones como micorrizas o ficorrizas, etc.).

Tipos de raíces de acuerdo con su patrón y forma:

Aérea adherente. Raíz ramificada y adventicia, frecuentemente con un disco para fijación de sustrato.

Barbadilla. Raíz fibrosa con ramificaciones muy finas.

Columnar o de apoyo. Se origina en forma adventicia de una rama a la cual sirve de apoyó.

Contráctil. Raíz que experimenta acortamiento y engrosamiento por contracciones de juego sucesivos de raíces adventicias, como mecanismo para contrarrestar el efecto de las heladas en climas fríos, al jalar la parte aérea hacia el suelo

Contrafuerte o de refuerzo. Rices con crecimiento secundario muy pronunciado para auxiliar en la función de soporte.

De aereacion en rodilla. Crece por arriba de la raiz principal desarrollando tejido parenquimatoso laxo para aereacion en arboles.

Fibra. Raiz muy prolongada y fina que no presenta ramificaciones.

Fibrosa o fasiculada. El eje principal pronto cesa su crecimiento y son las raices secundarias la que adquieren un mayor desarrollo.

Fulcrea o de zancos. Raiz epigea adventicia que se ramifica sosteniendo al tallo en alto.

Haustorios. Raiz de plantas, parasitas, con la cual penetran al interior del husped estableciendo conexión con sistema vascular para absocion de nutrientes.

Micorriza. Esta formada por una combinación hongo -- raiz que se manifiesta en forma de filamento, generalmente en ramificaciones cortas, gruesas y muy aglomeradas. En las plantas en que se presentan, el hongo digiere los granos de almidon almacenados en las celulas del hospedero absorbiendo los productos de la digestión para utilizarlos en su propio metabolismo, en tanto que el agua y los minarales son absorbidos del suelo por el hongo y psados al hospedero. En este tipo de raiz, la absorción a menudo es mas eficiente por el extenso desarrollo del hongo en cuestion.

Moniliforme. Tiene areas hinchadas en arreglo regular.

Napiforme o tipica suculenta. Raiz con un eje principal dominante muy engrosado debido a su especialización para almacenar nutrientes.

Neumatoforos. Presenta geotropismo negativo elevandose verticalmente sobre el terreno; característicamente desarrolladas por plantas que viven en medios anegados para procurarse una aereacion satisfactoria.

Tipica pivotante o axonomorfa. Posee un eje principal predominante sobre el resto de las ramificaciones. En la madurez se le distingue un cuello que separa la raiz del tallo, un cuerpo o eje y ramificaciones secundarias o raicillas.

Tuberiforme o ramificada suculente. Predominan en ella ramificaciones voluminosas para almacen de nutrientes.

Tuberosa. Presenta ramificaciones con ensanchamientos voluminosas en porciones terminales.

El Tallo

    Los tallos proporcionan ala hojas el soporte  mecánico necesario en las plantas erectas y son el eje sobre el cual  se insertan las hojas en las plantas postradas. las flores y los frutos se producen sobre los tallos en posiciones que facilitan la polinización y la dispersión de las semillas.

    Los tallos constituyen una vía para para la conducción del agua y los nutrientes minerales  desde las raíces hasta las hojas, así como un medio de transporte de alimentos, hormonas  y otros metabolitos de una región de la planta a otra.

    Pueden considerarse como funciones principales del tallo las Siguientes:
        Conducción
        Soporte
        Almacén
        Respiración
        Fotosíntesis
     Este órgano deriva del talluelo en el embrión, el cual tiene tejido meristemático, esto es el tejido o diferentes tipos de células que pasan a través de un proceso de diferenciación.

    Posee, además, 2 meristemos, 1 apical que se encuentra en los vástagos y en las raíces y  1 lateral.

     A excepción de las plantas monocotiledóneas, las cuales tienen el meristemo lateral atrofiado. Como es el caso de las palmeras, que creen muy alto pero que no presentan ramas laterales.

     Partes del tallo
        Nudo: es la región del tallo a la cual se insertan las hojas
        Entrenudo: Es la región comprendida entre dos nudos
        Yemas: Se encuentran en los nudos y su función es formar ramas

       Se ha visto que conforme la evolución sigue su curso, esta tiende a eliminar estructuras para la simplificación, esto en lugar de crear dichas estructuras.

El mejor ejemplo de esto ultimo que se ha dicho, es mirar simplemente los arboles dico o policotiledones, los cuales pueden presentar ramas alternas u opuestas.

       Tronco:
Esta compuesto por dos partes:
      1.-Duramen: El duramen es el lugar donde la planta va almacenado las sustancias de deshecho.                            Es decir, se convierte en la parte muerta del árbol.  

'Botánica general'

      2.- Albura: Es la parte viva, y este tamaño es muy variable.  
                      Debido a la fuerza de rotación los tallos, en la mayoría de las latitudes, son                                     excéntricos.

                      'Botánica general'
       

      En las ramas, la madera de compresión esta dada por la gravedad.

      El ángulo de una rama me dice si va a producir hojas o frutos, cuando alcanza ángulos cercanos o mayores a los 90º produce frutos, y cuando son menores a este, hojas.

      Cuando hay índices de Potasio en el suelo, este ayuda a mantener las flores.

      Todo tipo de madera posee tejidos de conducción. Entre mas especializados son, estos me dicen la dureza de la madera. Por ejemplo: en la madera blanda  existe gran cantidad de traqueidas, que son las encargadas de la dirección de nutrientes.

      Si a una madera se le observan poros entre los anillos, entonces se dice que es una madera porosa. Dichos poros me hablan de la dureza de la madera:

      No tiene poros la madera: Madera Blanda
      Tienen poros la madera: Madera Dura

      Vaso:         
        +
      Fibra         Se encargan del transporte en policotiledoneas.


      Las fibras poseen diferentes tamaños, en policotiledoneas son tan grandes que se pueden ver a simple vista (5-7mm), en dicotiledoneas son un poco más pequeños (2.5-4mm); en monocotiledoneas, estas fibras poseen tamaños que oscilan entre los 0.5 y los 1.8mm.  

       El duramen en los troncos posee un color más obscuro, este es dado por los taninos. Estos dan además sabor, dureza y color. Estos son en si las sustancias de deshecho del árbol almacenadas en la parte media del tronco.

      Junto al duramen se encuentra el xilema, el cual se encarga de conducir el agua y sustancias de reserva de las partes más bajas, hacia las superiores de la planta.

      Al lado del xilema se encuentra el floema, el cual se encarga de la transportación de la savia elaborada de las partes superiores hacia las inferiores.

'Botánica general'

      Las fisuras en las cortezas de los arboles se da por el crecimiento lateral de los mismos. La corteza es en sí tejido muerto. Y da protección mecánica a los tejidos interiores.

      En un corte transversal de un tronco se observan además unos rayos medulares cuya función es la de almacenamiento de sustancias de reserva (almidones sobre todo). En las policotiledoneas estos rayos suelen ser uniseriados.          

      Los rayos medulares son líneas de células de pocos mm. a varios cm. de grosor.
 Dichos rayos medulares están formadas por tejido parenquimático.

'Botánica general'

      Fibras: Es una célula de refuerzo larga y delgada con paredes gruezas y se presenta en varias partes de cuerpo de la planta. Tiene solo tres capas, después de cada refinamiento se desbarata 1 de las capas, así que el papel obtenido de este tipo de fibras solo puede reciclarse 1 vez.

      Las fibras de policotiledóneas son grandes y alargadas. Si utilizo este tipo de fibras para la creación de papel, entonces debo mezclarla con fibras cortas para que la tinta no se corra tan fácil.

Modificaciones del Tallo.

     Además de adaptarse a las funciones de soporte, conducción y producción de crecimiento nuevo, también puede modificarse en órganos de fijación como el que ocurre con las enredaderas, y otras estructuras de protección, como ejemplo mencionaremos algunos:

Rizomas:

     Estos son tallos horizontales subterráneos y en la mayoría de las especies del genero Iris las  hojas y los pedúnculos florales se forman en esta estructura de crecimiento. Las raíces también se forman en los nudos y en ocasiones duran el mismo tiempo que el rizoma.

     En otros caso se producen tallos foliares erectos con flores terminales en cada tercer nudo

Cormos:

     El cormo es un tallo grueso vertical y subterraneo que se desarrollan a partir de yemas axilares,  y almacenan  una gran cantidad de alimento, este alimento almacenado da paso al desarrollo del vástago foliar.

Bulbos:
    
     Esta estructura es muy similar a los cormos y difiere en que los bulbos almacenan sus nutrientes en escamas foliares, la porción del tallo es igualmente pequeña y tienen por lo menos una yema central terminal que produce un tallo erecto y foliar, además una yema axilar que producirá un bulbo nuevo para el siguiente año.

Tubérculos:
    
     Los tubérculos son porciones alargadas y terminales de los rizomas delgados, la papa es un buen ejemplo de ello.

Zarcillos:

     Los zarcillos son estructuras enroscadas y delgadas, sensibles a los estímulos por contacto y además tienen la función de sujetar a la planta dándole soporte.
     Hay dos tipos de zarcillos, unos que derivan de hojas y otros derivados de tallos,  si estas estructuras presentan nudos en sus axilas foliares, podemos estar seguros que se trata de un zarcillo derivado de un tallo.

Cladodios:

     Estas estructuras son tallos verdes que tienen la apariencia de una hoja y por lo mismo desempeñan funciones de la misma, pueden producir flores, frutos y hojas temporales, como un ejemplo de estos tenemos varias especies de cactus y algunas orquídeas.

Espinas:

     La mayoría de estas estructuras son proyecciones o partes modificadas de tallos, aunque en algunos casos también las raíces pueden modificarse en espinas, pero para diferenciarlas tenemos que las  primeras llegan a producir hojas. Algunas veces damos el nombre de espinas a estructuras que no la son, un ejemplo de esto tenemos las estructuras del tallo del rosal, pero en realidad no son mas que prolongaciones epidérmicas que asemejan pelos y estos son llamados aguijones.

Estolones:

     Un ejemplo de estas estructuras es las que presenta el zacate, son tallos postrados, estos se arrastran sobre el suelo y en cada uno de sus nudos se forman tanto raíces como vástagos, incluso en las fresas en cada uno de los nudos se forman raíces y hojas.

Ejemplos de modificaciones de  

A,B Presentan Zarzillos

C,F y G Presentan Espinas

D y E Tallos en forma de hojas

La hoja

       La hoja es un órgano con crecimiento lateral y externo a la axila del tallo el cual es comúnmente el órgano fotosintético primario y que tiene como segunda función la transpiración.
Características:
        Elemento plástico, cambiante aun en el mismo árbol.
        Estructura visible que se caracteriza por tener color verde, y por tanto tener clorofila.
        Es una estructura de transformación ya que aquí es donde se sintetizan los elementos orgánicos a partir de inorgánicos.
        Transpiración