Bolsa de valores

Mercado de valores. Índices bursátiles. Dow Jones

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 24 páginas
publicidad
cursos destacados
Consultor SAP RRHH
Agencia de Integración Laboral
¿Te gustaría dar un salto al mercado laboral como consultor en el área de recursos humanos? La agencia de...
Solicita InformaciÓn

Programa Superior de Gestión de Empresas
Universidad Rey Juan Carlos - Deusto
Este Programa Superior de Gestión de Empresas de Universidad Rey Juan Carlos Deusto (Madrid) te proporcionará una...
Solicita InformaciÓn

publicidad

DOW JONES

El Dow Jones es un índice bursátil es por esto, que iniciaré mi trabajo con explicar qué es un índice bursátil, un mercado bursátil y cómo podemos hacer parte de él, qué es una bolsa de valores y cuál es su función, la historia del Dow Jones y la crisis que se dió en el lastimoso atentado a las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001, en entre otros.

¿Qué es una bolsa de valores?

Las Bolsas de Valores se pueden definir como mercados organizados y especializados, en los que se realizan transacciones con títulos valores por medio de intermediarios autorizados, conocidos como Casas de Bolsa ó Puestos de Bolsa. Las Bolsas ofrecen al público y a sus miembros las facilidades, mecanismos e instrumentos técnicos que facilitan la negociación de títulos valores susceptibles de oferta pública, a precios determinados mediante subasta.

Dependiendo del momento en que un título ingresa al mercado, estas Negociaciones se transarían en el mercado primario o en el mercado secundario.

Funciones de la bolsa

Las principales funciones de las Bolsas de Valores comprenden el proporcionar a los participantes información veraz, objetiva, completa y permanente de los valores y las empresas inscritas en la Bolsa, sus emisiones y las operaciones que en ella se realicen, así como supervisar todas sus actividades, en cuanto al estricto apego a las regulaciones vigentes.

Importancia de las Bolsas de Valores

Los recursos invertidos por medio de las Bolsas de Valores permiten tanto a las empresas como a los gobiernos, financiar proyectos productivos y de desarrollo que generan empleos y riqueza para un país.

Los aportantes de estos recursos reciben a cambio la oportunidad de invertir en una canasta de instrumentos que les permite diversificar su riesgo, optimizando sus rendimientos. Es importante destacar que las Bolsas de Valores son mercados complementarios al Sistema Financiero tradicional.


¿Qué hace que la bolsa suba o baje?

Evidentemente el comportamiento de las diferentes bolsas es el comportamiento de los valores que los integran. Entonces ¿qué hace que un valor suba o baje?. Haré referencia a datos que de forma más o menos objetiva influyen directamente en ese comportamiento.

Tipos de interés:

Preguntémonos, ¿Qué opciones tiene un ahorrador a la hora de invertir su dinero?, Las alternativas son dos: Renta Fija o Renta Variable.

El nivel de tipos de interés decidirá en gran parte al inversor. Si los tipos de interés son demasiado bajos, no interesará estar invertido en unos activos cuyo retorno será demasiado pobre, con lo que en consecuencia se producirá una corriente de fondos desde los activos de renta fija a los de renta variable. Esa poca rentabilidad hará que la aversión al mayor riesgo que implica la inversión en bolsa disminuya. Lo contrario ocurre con tipos de interés altos.

Pero esto en teoría es al principio, porque si la rentabilidad en bolsa es equivalente a la rentabilidad libre de riesgo más una prima de riesgo, y baja esa rentabilidad libre de riesgo, con una misma prima la rentabilidad de la renta variable debería disminuir.

Por otro lado los tipos de interés deberían jugar un papel importante en los balances de las empresas, porque con tipos altos el costo de su deuda aumenta y al revés. Por tanto, por ejemplo en sectores como el eléctrico, históricamente muy endeudados, las bajadas de tipos les favorecen al tener que pagar menos intereses y por lo tanto su valor en bolsa aumenta.


 
Qué son los índices bursátiles?

Técnicamente son números índices temporales complejos y en la mayoría de los casos ponderados. La finalidad de los índices bursátiles es reflejar la evolución en el tiempo de los precios de los títulos admitidos a cotización en Bolsa. En resumen tratan de reflejar el comportamiento de todos los valores que cotizan en la bolsa tomados en conjunto como si fuera una sola unidad.

Los índices pueden ser globales o sectoriales, siendo los segundos parte integrante de los primeros.


¿Cómo se elaboran, se calculan los índices?

Primero hay que elegir los valores que van a integrar ese índice, y la condición necesaria es que la muestra elegida sea suficientemente representativa del mercado. Una vez tenemos los valores hay que decidir los criterios que harán que un valor tenga más importancia, más peso que otro en el respectivo índice. Los criterios son capitalización, volúmenes y frecuencia en la contratación. Una vez hecha la selección y calculados los pesos de cada uno de los valores así como de los sectores, se aplicaría la fórmula de cálculo para cada índice.

En la mayoría de las Bolsas se hacen una serie de correcciones con el fin de evitar oscilaciones que tergiversen las cotizaciones por no ser debidas a razones puramente de mercado.

Diferentes índices

Cada Bolsa de cada país tiene al menos un índice que pueda servir de representación del comportamiento del mercado en cuestión.

ESTADOS UNIDOS

S & P 500: La elección de los valores se hace por capitalización y es lo suficientemente representativo, pero no contempla empresas pequeñas y medianas, y omite además el efecto dividendo.

Para recoger a ese grupo, muy importante por otro lado, de empresas medianas y pequeñas se crearon otros índices más específicos como puede ser el Russell 3000.

Dow Jones: Está compuesto por 30 valores industriales que cotizan en la NYSE y como el S & P 500 no recoge el efecto dividendos. Se calcula por una media aritmética simple de precios. Este concepto lo ampliaremos mas adelante.

¿Cómo puedo participar en el mercado bursátil?

Explicando de forma muy general es que el inversor puede entrar en este particular mundo de diferentes formas y a través de diversos productos, cada vez más sofisticados según avanza la cultura financiera del país en general y cuyas características por su variedad se adaptan a los posibles diferentes perfiles que existen. Es decir, cualquiera actualmente puede encontrar un producto que se adapte a sus necesidades y si no, puede estar seguro que alguien puede fabricárselo.

En fin, analizando las diferentes maneras que actualmente tenemos para invertir en Bolsa, podríamos resumirlas en cuatro: al contado, a crédito, a través de instituciones de Inversión Colectiva, a través de derivados, en las cuales no profundizare.

Entrando ya en materia. Miremos que es el Dow Jones y su historia.

¿Que es el Dow Jones?

El llamado promedio industrial Dow Jones es quizás el más famoso de los índices o indicadores de Estados Unidos. Se trata de una compilación estadística que refleja el desempeño de las 30 mayores acciones industriales de este país.

Originalmente reflejaba sólo 12 acciones en 1896. Y son 30 desde 1928. Aquí están incluidas compañías como IBM, General Electric, General Motors, AT&T y otras. Este índice es el más conocido del mercado de la industria de Estados Unidos. Pero como incluye sólo las denominadas 30 blue chips no es representativo de los millones de acciones objeto de transacciones diarias en el país. En razón de que son pocas, cualquier gran variación de precio en sólo una o dos de estas acciones es capaz de distorsionar el promedio general.

Este índice es representativo de las 30 mayores compañías industriales de Estados Unidos y se compila sumando los precios de sus acciones y luego dividiéndolos por una constante. El divisor del DowJones se ajusta periódicamente a fin de reflejar el fraccionamiento o división de las acciones. Este promedio empezó a compilarse en 1896 con los títulos de 12 firmas, entre ellas las entonces American Tobaco, Tennessee Coal and Iron, Chicago Gas, American Sugar, y la única sobreviviente hoy: General Electric. En 1916 ya eran 20. Y a partir de 1928 pasaron a ser 30, sin que hasta ahora haya variado esacantidad.

A continuación las compañías comprendidas en el Dow Jones y los símbolos bajos los cuales se cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE):

Símbolo Nombre de la compañía

AA Alcoa

ALD Allied Signal

AXP American Express

BA Boeing

CAT Caterpillar

CHV Chevron

C CitiGroup

DIS Disney

DD Dupont

EK Eastman Kodak

GE General Electric

GM General Motors

GT Goodyear Tire

HWP Hewlett-Packard

IBM International Business Machines

IP International Paper

JNJ Johnson & Johnson

JPM JP Morgan Bank

KO Coca Cola

MCD McDonalds

MMM Minnesota Mining and Manufacturing

MO Philip Morris

MRK Merck

PG Procter and Gamble

S "Sears, Roebuck"

T AT&T

UK Union Carbide

UTX United Technologies

WMT WalMart Stores

XON Exxon

¿Cómo se calcula?

A diferencia del Ibex 35 y de otros índices, el Dow Jones no tiene en cuenta la capitalización bursátil de sus valores. Y por tanto, no da más valor a la evolución de un título que a la de otro.

En 1896 comenzó a calcularse a partir de la suma de las cotizaciones de los valores.

Ahora el divisor se ajusta teniendo en cuenta la división del Nominal (“split”), las atribuciones de acciones gratuitas.

¿Para qué sirve?

La capitalización de los valores que lo componen supone aproximadamente la cuarta parte de Wall Street y se comprende que sea una referencia obligada para conocer la tendencia de otras bolsas. De hecho, el índice Dow Jones Industrial marca en su salida la tendencia que siguen las grandes bolsas, entre ellas la española. Este índice es por excelencia un punto de referencia.

Miremos algunos movimientos que ha tenido el Dow Jones a partir de 1993 hasta el 2001 antes de los atentados esto con el objeto de observar como influyó este lastimoso suceso en el dj.

A mediados de 1993, dos años después de la crisis económica de 1991, el Dow Jones escalaba hasta 3.500, alcanzando un PER de 41,5 veces el beneficio de las empresas representadas en este índice.

En 1993 la bolsa de Nueva York se había situado muy por encima del precio alcanzado antes del crash de 1987.

6 años después el Dow Jones alcanzaba el 30 de junio de 1999 un máximo en 10.970 con un precio de 26,1 veces el beneficio de los cuatro trimestres pasados (419,99 dólares de beneficio por acción).

En esos 6 años, y visto de cierre trimestral a cierre trimestral, sólo hubo dos retrocesos: un despreciable -3% (1t94 respecto a 4t93), y una corrección del -12% (3t98 respecto a 2t98).

El 30 de marzo de 2001 el Dow Jones cerraba en 9.878,78 con un precio de 21,6 veces el beneficio pasado (457,93 dólares por acción).

En 9 años, por extraño que parezca, el precio del Dow Jones no ha hecho otra cosa que bajar. Este patrón es normal y bien conocido, a toro pasado, cuando se viven años de espléndidos beneficios empresariales. Este patrón lógico de comportamiento es, por otro lado, una gran complicación añadida a la hora de establecer un juicio sobre el atractivo de la inversión bursátil en un momento dado.

  • Para un conjunto de valores de diferentes industrias y sectores, o para un índice representativo de un mercado bursátil, toda la cuestión de su futuro comportamiento -visto a escala anual- se reduce a:

1) La evolución del beneficio de las empresas (por ejemplo de 60,62 dólares en 1t92 a 457,93 dólares en 1t01).

2) La evolución de la relación precio/beneficio. Asunto que depende de la inflación, los costes laborales unitarios, los precios al por mayor y los precios de venta finales

Otros datos curiosos:

* 100 puntos 12 de Enero de 1906

*1.000 puntos 14 de Noviembre de 1972

*2.000 puntos 8 de Enero de 1987

*3.000 puntos 17 de Abril de 1991

* 4.000 puntos 23 de Febrero de 1995

* 6.000 puntos 14 de Octubre de 1996

* 8.000 puntos 16 de Julio de 1997

* 10.000 puntos 24 de Abril de 1999

Nivel más alto 11.733 (14 de Enero de 2000)

La ansiosa lucha por extender el liderazgo a la Red.

Cuando a mediados de los noventa los analistas financieros empezaron a vislumbrar que Internet iba a ser un medio de distribución de contenido para las masas, pocos apostaron porque Dow Jones fuera capaz de adaptarse al nuevo entorno competitivo. No les faltaban datos para apoyar su escepticismo: el Índice S&P 500 subió un 100% entre 1990 y 1996, mientras que el precio de la acción de Dow Jones apenas aumentó un 30%. Activos de superlujo en el mundo real. En el mundo real la empresa dirigida por el ex periodista Peter ann tiene los activos más preciados. Entre ellos, The Wall Street Journal, con una tirada mundial de casi dos millones de ejemplares (frente a los menos de 700.000 de su competidor británico Financial Times), y el semanario financiero Barron´s (más de 300.000 ejemplares) que en la Red son monetizados. Una de las preguntas sin respuestas más candentes a mediados de los 90 era cómo hacer frente al desafío de la Red sin canibalizar en exceso las publicaciones físicas del grupo. De allí salió la idea de www.wsj.com, que en abril de 1996 fue lanzado como una versión gratuita en Internet del periódico que incorporaba algunas aplicaciones adicionales como, por ejemplo, una base de datos con perfiles de la mayoría de las empresas cotizadas en bolsa.

En el otoño de 1996, la edición en línea alcanzó la cuota de 600.000 usuarios registrados. En diciembre de ese año, los gerentes del nodo optaron por un concepto que aún hoy es revolucionario: cobrar por el contenido; exactamente 29 dólares a los suscriptores del periódico de papel y 59 dólares a los nuevos. Con la nueva política el número de abonados bajó a 40.000 suscriptores representando una tasa de conversión de suscriptor gratuito a abonado de pago (atentos directivos de periódicos hispanoamericanos) de un 6,6%. Desde aquel invierno de 1996 el número de suscriptores aumentó hasta el umbral de 500.000 que superó hace diez días. ¿Y la facturación? El año pasado la edición interactiva de The Wall Street Journal facturó 31,5 millones de dólares (60% en concepto de publicidad y 40% en ingresos), una cifra muy superior a la de sus rivales de información financiera online pura como The Street.com (14,3 millones) o CBS Marketwatch (23,3 millones). Muchos analistas están encantados con DJ. Douglas Arthur, director general y especialista en medios de Morgan Stanley, lo tiene claro: "Dow Jones tiene los mejores activos de Internet de la industria editorial estadounidense" con éxito parcial.

A primera vista, la estrategia de Internet de Dow Jones ha tenido mucho éxito. Sin embargo, algunos observadores dicen que la extraordinaria imagen de las marcas de la empresa, unido a su vasto contenido sobre el mundo financiero, debería de dar aún más juego. De hecho, a los inversores nunca se les quitó el sueño con la acción. ¿Por qué? Las empresas editoras de periódicos de EE.UU. son consideradas de la vieja no de la Nueva Economía. Como botón de muestra del termómetro inversor sirve la comparación del múltiplo capitalización bursátil/ventas de Dow Jones y algunas empresas dedicadas al mundo del contenido en Internet.

Mientras que Dow Jones tiene un múltiplo de 2,39 (capitalización de unos 5.000 millones de dólares frente a ventas de unos 2.600 millones), el múltiplo actual de Yahoo! se dispara a 55,5 y el de Multex se sitúa en 8,8 porque la marca y el contenido Dow Jones podrían ser explotados más.

Ya estando evacuada la historia del Dow Jones y los importantes momentos y movimientos desde su nacimiento entraremos a analizar que paso con el atentado del 11de septiembre de 2001 la cual no solo afecto el Dow Jones sino, a la economía entera.

Miremos un artículo hecho por Doménico Chiappe y Andrés Urbáez.

Llamado TAL CUAL MARTES 18 DE SEPTIEMBRE DE 2001

Bancos centrales del mundo se unen para evitar colapso bursátil

Estados Unidos, Europa, Taiwán y Japón redujeron medio punto las tasas de interés. Esta mañana, las bolsas europeas cayeron y las asiáticas subieron

Doménico Chiappe Andrés Urbáez

Londres bajó un 1,32 por ciento; París, un 1,85 por ciento, y Francfort, un 2,2 por ciento. Otros mercados, los orientales, vivieron un alza sorpresiva: Tokio, luego de su sesión matinal, ganó 3,22 %. Sus empresas de telecomunicaciones ganaron 7 %.

La caída de las bolsas del mundo, incluida Wall Street, fue menor a lo que se esperaba, gracias a la acción inmediata de los gobiernos de las principales economías del mundo, que decidieron abaratar el costo del dinero. Japón, incluso, presiona abiertamente a su banco central para aumentar la liquidez y prevenir una crisis financiera. El ministro de Política Fiscal e Industria de Japón, Heizo Takenaka, consideró necesarias nuevas medidas, aparte de la reducción del tipo oficial de descuento, para mostrar que está en la misma línea que la Reserva Federal de EE.UU. y que el Banco Central Europeo (BCE), que ayer redujeron el precio del dinero. "Necesitamos una medida contra cualquier riesgo, en línea con las tomadas en otros países", añadió el ministro a Efe.

Luego del comportamiento de la Bolsa de Nueva York, otras bolsas iniciaron sus sesiones del día siguiente (hoy), como Madrid, que bajó 1,74 %, con marcada tendencia bajista.

Las principales plazas del viejo continente también comenzaron la jornada con cuantiosos recortes y Londres bajaba un 1,32 por ciento; París, un 1,85 por ciento, y Fráncfort, un 2,2 por ciento, señaló Efe.

Sin embargo, otros mercados, los orientales, vivieron un alza sorpresiva: Tokio, luego de su sesión matinal, ganó 3,22 %. Sus empresas de telecomunicaciones ganaron 7 %. Otra bolsa que ascendió su índice fue la China, que subió 14 puntos sobre la jornada anterior.

Trágico martillazo

Tal y como se esperaba, la primera sesión de Wall Street, luego de los ataques terroristas, cerró con pérdidas aunque estas, en consideración de los analistas, fueron menores a lo esperado. A pesar de ello, las pérdidas al cierre de la sesión se ubicaron en 7,13%, las mayores registradas en la historia de Wall Street. Sin embargo, la acción de los bancos centrales de las principales economías del mundo evitó un desastre mayor. Las bolsas europeas, que se esperaba fuesen arrastradas por la marea generada en Nueva York, cerraron con ganancias que, en promedio, se ubicaron cerca del 3%.

Esto se debió, en gran medida, a la intervención de la Reserva Federal estadounidense y el Banco Central Europeo, que redujeron en medio punto sus tipos de interés, una medida coordinada entre ambas instituciones que perseguía inyectar ánimo a un mercado presa de la incertidumbre. Al anunciar su decisión, la institución indicó en un comunicado que "aun antes de los trágicos sucesos de la semana pasada, el empleo, la producción y el gasto de las empresas se mantenían débiles y los acontecimientos de la semana pasada tienen el potencial de enfriar aún más el gasto".

La Reserva Federal redujo medio punto su tasa clave -el octavo recorte en tiempos recientes- hasta 3%, el nivel más bajo en casi ocho años. La decisión de la Reserva fue imitada, apenas una hora después, por el Banco de Canadá, que recortó las tasas en la misma medida que el emisor estadounidense. Dos horas después, el Banco Central Europeo (BCE) se unió al movimiento, y recortó las tasas en medio punto porcentual, en lo que anunció era una decisión coordinada con el emisor estadounidense. Lo mismo hizo el Banco Nacional Suizo, y se espera que en las próximas horas el Banco de Inglaterra, e incluso el Banco central japonés, flexibilicen su política monetaria.

Dow Jones en picada

Desde su creación, el índice Dow Jones de industriales ha sido el principal indicador de la bolsa de Wall Street, y es, además, el termómetro más utilizado por los analistas para medir la salud de la economía estadounidense. Al juzgar por el comportamiento de este indicador el diagnóstico no podía ser peor, y por ello la intervención de los bancos centrales tampoco pudo ser más oportuna.

Apenas habían transcurrido unos segundos desde el inicio de la sesión y el promedio Dow Jones había perdido más de 100 puntos (una caída de 1,16%). Esta fuerte tendencia hacia la baja se mantuvo durante el resto del día, de hecho, a las 2 de la tarde el descenso se había pronunciado, y se ubicaba en 7,29%, los que supone una pérdida de 700,13 puntos.

Al cierre, sin embargo, el índice se recuperó levemente, y concluyó la sesión con una pérdida de 684,81 puntos, equivalentes a 7,13%, la mayor caída de su historia. Un hecho paradójico es que, a pesar de las fuertes pérdidas, el volumen de acciones negociado durante el día fue de 2.368,71 millones, el máximo en la historia de Wall Street. Y mientras el Dow Jones se desplomaba, el índice Nasdaq, que mide la cotización de las empresas del sector de la tecnología, le seguía. En definitiva, cerró con un descenso de 6,83 %.

Ari Fleischer, portavoz de la Casa Blanca, explicó que la caída en el índice era previsible, tomando en consideración lo ocurrido en los mercados asiáticos, que cayeron en promedio 4,5% mientras esperaban la reapertura de Wall Street. "Pero más allá, los pilares de la economía de Estados Unidos se mantienen muy fuertes y sólidos". Por su parte, el secretario del Tesoro, Paul O'Neill, expresó que confiaba plenamente en la recuperación de la economía norteamericana en el corto plazo. "Nuestra economía había comenzado a recuperarse antes de este acontecimiento, y lo hará", señaló.

Vemos que este atentado creó un panico entre los inversionistas lo que llevo a que las bolsas decayeran y esto induce a cambiar la forma de operar de Wall Street para incentivar a sus inversores.

Los índices bursátiles representan una herramienta fundamental en los mercados financieros tanto por su utilidad como indicadores de mercado como por su función de activos subyacentes en la negociación de productos derivados.

Cuando las empresas más poderosas del mundo como Enron, Arthor, Anderson, Worldcom, Xerox, Vivandi, Merck (la lista de escándalos financieros se extiende y parece no tener fin), tienen problemas los inversionistas pierden la confianza y no invierten por lo tanto hacen tambalear el mundo financiero y por lo tanto a otras bolsas en el exterior de Estados Unidos.

Hoy en día, el mundo bursátil se ha transformado en un “mercado continuo” global e interconectado, donde el rumbo de cada bolsa repercute a mayor o menor grado, en la marcha de las demás la progresión globalización convierte a los índices bursátiles internacionales en los mejores instrumentos para evitar o anticipar sorpresas en los mercados de valores nacionales.

Por otro lado la catástrofe del 11 de septiembre pesó el miedo a las repercusiones de las represalias militares anunciadas por parte de Estados Unidos. Los sectores más castigados fueron las compañías aseguradoras y las aerolíneas.

Es de resaltar que superar este suceso ha sido y seguirá siendo difícil por que el panico de los inversionistas ha aumentado y esto se refleja en el factor más sobresaliente, la posible guerra con Irak. Al respecto

Wall St. podría verse presionado por temor guerra con Irak

Ante un discurso sobre el estado de la nación de George Bush que parecía acercar la amenaza de una guerra con Irak.

"El presidente presentó los argumentos a favor de una guerra en Irak, lo que sigue siendo la gran incertidumbre que planea sobre el mercado", expresó Peter Gottlieb, gestor de cartera del First Albany Asset Management. "Está claro que hay un espacio de tiempo corto para que se tome alguna acción", agregó.

Los mercados mundiales volvían a caer y el dólar se debilitaba después de que Bush prometiera enviar nueva información sobre el supuesto programa de armas iraquí a las Naciones Unidas y utilizar toda la fuerza militar para desarmar a Irak en caso de que fuera necesario.

Las dudas sobre las consecuencias de un conflicto para la frágil recuperación económica estadounidense y para los mercados financieros mantenían en tensión a los inversores.

Los futuros del S&P 500 para marzo caían 9,20 puntos a 845,30 mientras que los futuros del Dow perdían 88 a 7.957. Los futuros del Nasdaq bajaban 8,50 a 990.


DOW JONES

TKR

Último

Divisa

Variación

Var. %

 

Día

DJ INDU AVERAGE

 

8.094,74

USD

-15,97

-0,20%

Bolsa de valores