Bodino

Filosofía política siglo XVI. Filósofos franceses. Teoría política. La República. Jean Bodin

  • Enviado por: Móny De La Paz
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


JUAN BODINO

La mayoría de los libros escritos en Francia durante el siglo XVI fueron publicaciones polémicas con poca trascendencia, hubo uno sin embargo que logro tener una gran originalidad, el autor de es este libro era Juan Bodino y se titulaba La República. Lo que motivo al autor a escribir este libro fueron las numerosas guerras civiles suscitadas en Francia y el resto de Europa durante esa época y su propósito era enaltecer la posición del rey con la ayuda del término de soberanía, debido a que durante ese tiempo la posición de monarca había decaído y la disputa entre el soberano y el papa y quien tenía mas poder seguía teniendo lugar. Lo que logro que La República fuera un libro de trascendencia e importancia fue a que diferencia de los autores de la época que escribían con un gran apego a sus creencias religiosas, Bodino logro separarse de cualquier partidismo religioso y trato de elaborar un sistema filosófico de ideas políticas.

Este libro corresponde a la principal producción intelectual de un grupo denominado los políticos, y que había venido tomando gran fuerza. La posición de este grupo era la de que el poder del monarca era el sustento principal para que existiera la paz y el orden, y por lo tanto trataban de poner la posición del rey por encima de cualquier partido político o creencia. Un gran mérito de este grupo fue el hecho de que fueron los primeras en contemplar la posibilidad de que varias religiones coexistieran en un mismo Estado. Todos en su mayoría eran católicos, pero antes que todo tenían arraigado un gran sentimiento de nacionalismo, y comprendían que el cristianismo había sufrido un daño irreparable, por lo que quería salvar lo que fuera posible y tolerar el resto de las religiones existentes en Francia en ese tiempo y mantener la unidad nacional aunque se perdiera la religiosa. Pese a lo lógico que resultaba este pensamiento, la mayoría de los hombres de la época los consideraban herejes a quien no les importaba la salvación de sus almas.

Cabe destacar que los políticos recomendaban la tolerancia religiosa mas como estrategia política que principio moral. Bodino estaba de acuerdo en este punto, por lo que en su obra apoyo profundamente a los políticos. La filosofía de Bodino era una singular mezcla de cosas viejas y nuevas, así como la mayoría de los escritos de ese tiempo. Jurista de profesión se gano la enemistad de sus colegas al proponer un estudio del derecho romano comparativo, en lugar de dedicar una devoción exclusiva. Para él la política y el derecho debían de estudiarse no sólo sustentados en la historia, sino en el medio que rodeaba al hombre.

Bodino fue un gran defensor de la tolerancia religiosa y la administración liberal e ilustrada. Fue también defensor de políticas dirigidas al bienestar económico, por lo que a su libro se le ha calificado del primer tratado de economía política. Crítico de todas las sectas religiosas y tan equilibrado que nunca se supo con certeza que religión practicaba, sin embargo era profundamente religioso, ya que sus escritos son una mezcla de superstición con racionalismo. Criticaba fuertemente a Maquiavelo por haber prescindido de la filosofía en sus escritos, lo que había ocasionado que su trabajo tuviera una gran tendencia inmoral.

Entre las cosas que se puede destacar como puntos débiles en el trabajo de Bodino, era que no tenía establecido un sistema que le permitiera ordenar su material histórico,. Sus libros están mal organizados, llenos de repeticiones y mal estructuradas, aunque a pesar de esto presentan partes interesantes. Además Bodino abruma al lector con demasiados ejemplos históricos, citas y estadísticas. Y tal vez su mayor debilidad es el hecho de que no presenta una clara teoría de la finalidad del Estado. Distingue al Estado de una asociación ilegítima, pero no es preciso con respecto a cual es el fin que el soberano debe buscar para sus súbditos. Nunca llego a aclarar estos fines, y el resultado es que sus sistema refleja una gran deficiencia, ya que nunca argumento el hecho de porqué el ciudadano debía obedecer al soberano.

Consideraba a la familia como una comunidad natural de la que surgen todas las asociaciones. Propuso seriamente reestablecer los poderes del pater familias sobre la vida de sus hijos y la propiedad. A esto añadió una excelente refutación de la utilidad de la esclavitud y del derecho. La familia es una unidad natural inherente al derecho de propiedad privada y de ella sale el Estado. Para la defensa común y la obtención de ventajas se forman las asociaciones de familias y cuando las rige una autoridad soberana se forma el estado. La familia corresponde a lo privado y el gobierno a lo común. Cree que el derecho de propiedad deriva del poder natural y es un derecho inherente a la familia que al individuo. El derecho de propiedad de la familia, pone límites incluso al poder del soberano, desgraciadamente en esta teoría es imposible ver en que se basa este derecho inviolable.

Como ya se menciono Bodino no tenía una teoría clara de los fines del Estado. Atribuía el origen del Estado a la conquista, sin embargo no creía que la fuerza fuera un atributo o se justificara a si misma. Los únicos puntos claros son que para que exista el orden y la paz, debe de existir un Estado y que se reconozca a un poder soberano y que las unidades por las que está compuesto un Estado son las familias.

Se admite que el término de soberanía es el punto mas importante de la teoría de Bodino. Este toma como principio que distingue al poder soberano. Comienza a definir la soberanía como sujeción al soberano. Pude haber numerosas relaciones además de la sujeción común a un soberano, pero es esto lo que los hace ciudadanos. Para Bodino una nación es una unidad social que comparte derecho, idioma y costumbres. Bodino trataba de sostener, al igual que los políticos, que el vínculo político puede ser bastante aún en el caso de que la comunidad este dividida por las religiones. El elemento esencial es un soberano común.

Bodino define a la soberanía como un “poder supremo sobre ciudadanos y no sometido a las leyes”. La soberanía es un poder no delegado, sin límites ni condiciones. Es inalienable y no está sujeto a prescripción. No está sometido a las leyes, porqué el soberano es el origen de todo derecho. El soberano no puede obligarse a si mismo ni obligar a sus sucesores, ni puede ser hecho legalmente responsable de algo, pero Bodino no tenía duda que el soberano era responsable de sus actos frente a Dios y estaba sometido a la ley natural. La ley del país pertenece al soberano y por lo tanto cualquier limitación del poder es extralegal. La soberanía es el poder de dar leyes de manera colectiva e individual, sin el consentimiento de nadie. La ley, según Bodino, puede modificar la costumbre, pero no viceversa. Todo gobierno que no quiera ser presa de la anarquía, tiene que tener esta fuente indivisible de poder. No hay formas de Estado, pero si hay formas de gobierno. En una monarquía el poder reside en le re, si este tuviera que obedecer a una asamblea el gobierno se convierte en una aristocracia. Si la decisión final reside en un cuerpo popular, entonces es una democracia. En resumen, aseguraba que no existía tal cosa como un gobierno mixto. En una monarquía las funciones del parlamento, deben de cumplir una función de asesoría solamente, a manera que el poder emitido por los consejeros es delegado del soberano. Lo quemas le interesaba resaltar de este punto, era que todos los cuerpos y colegios derivaban únicamente del soberano y que todos sus poderes se derivaban de él. Su finalidad fue la de construir un elemento valioso que explicara los derechos de la monarquía frente a todas las supervivencias de la época feudal. Obviamente se debe decir que consideraba a los estados generales como uno de tantos cuerpos permitidos por el soberano, junto con las compañías mercantiles y las instituciones religiosas.