Blancanieves y los siete enanitos. Buscando a Nemo

Cinematografía. Disney Pixar. Dibujos animados. Cine sonoro industrial. Relatos infantiles clásicos. Dibujo a lápiz. Nuevas tecnologías. Ordenador. 3D. Procesos de producción. Calidad. Perfección visual. Películas taquilleras

  • Enviado por: Scarpa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Graduado en Historia del Arte
UNED
El Libro Blanco del Programa de Convergencia Europea de la ANECA para el Título de Grado en Historia del Arte...
Solicita InformaciÓn

Metodología de Proyectos Culturales.
Instituto Superior De Arte - I/art
La gestión cultural se ha convertido en una profesión multidisciplinar que trabaja con proyectos. Por este motivo, en...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción

PRIMEROS FILMES. Antes de su primer y famosísimo largometraje (Blancanieves), Disney realizó películas que hoy han quedado prácticamente olvidadas: Arboles y Flores, Los tres cerditos, El viejo molino y El patito feo.

RECONOCIMIENTO. Disney recibió nada menos que 31 Oscar de la Academia. Pero, como buen norteamericano, vio su talento reconocido por sus compatriotas en muchas otras ocasiones: le concedieron la medalla presidencial de la Libertad, diplomas de las universidades de Yale, California, Harvard...

Hay 42 películas animadas que han sido creadas por Disney. Las enumeramos a continuación, por orden de lanzamiento

  • Blancanieves y los Siete Enanitos (1937)

  • Pinocho (1940)

  • Fantasía (1940)

  • Dumbo (1941)

  • Bambi (1942)

  • Saludos Amigos (1943)

  • Los Tres Caballeros (1945)

  • Música Maestro (1946)

  • Las Aventuras de Bongo, Mickey y las Judías Mágicas (1947)

  • Tiempo de Melodía (1948)

  • Las Aventuras del Ichabod y Mr Toad (1949)

  • La Cenicienta (1950)

  • Alicia en el País de las Maravillas (1951)

  • Peter Pan (1953)

  • La Dama y el Vagabundo (1955)

  • La Bella Durmiente (1959)

  • 101 Dálmatas (1961)

  • Merlín el Encantador (1963)

  • El Libro de la Selva (1967)

  • Los Aristogatos (1970)

  • Robin Hood (1973)

  • Lo mejor de Winnie the Pooh (1977)

  • Los Rescatadores (1977)

  • Tod y Toby (1981)

  • Tarón y el Caldero Mágico (1985)

  • Básil el Ratón Superdetective (1986)

  • Óliver y su Pandilla (1988)

  • La Sirenita (1989)

  • Los Rescatadores en Cangurolandia (1990)

  • El Príncipe y el Mendigo (1990)

  • La Bella y la Bestia (1991)

  • Aladdín (1992)

  • Patoaventuras La Película (1993)

  • El Rey León (1994)

  • Pocahontas (1995)

  • El Jorobado de Notre Dame (1996)

  • Hércules (1997)

  • Mulán (1998)

  • Tarzán (1999)

  • El Emperador y sus Locuras (2000)

  • Atlantis (2001)

  • Buscando a Nemo (2003)

  • Ésta es la relación de películas que la factoría Disney a lanzado al mercado. He decidido omitir las secuelas de las películas originales tales como El Rey León 2 y cosas así.

    Las Películas Disney

    En 1923, Walt Disney llegó a Hollywood, procedente de Kansas City, (Missouri) para montar el primer estudio de dibujos animados. Habiéndole confiado a su hermano Roy la parte comercial de la empresa, comenzó a producir una serie titulada "Alicia en Cartolandia", que ponía en escena una heroína viviente en medio de dibujos animados. Esta serie tuvo un gran éxito comercial, y Walt comenzó otra que tenia como protagonista al Conejo Oswald. En 1928 produjo el primer filme de dibujos sonoro, donde aparecía un nuevo personaje, el Ratón Mickey. Este suceso señalo el comienzo de la Edad de Oro de la animación.

    Si algún medio requirió el color, éste fue la animación, donde se presentaba la ocasión de utilizarlo para efectos artísticos y dramáticos. 

    Walt decidió abandonar el trabajo en blanco y negro y volver a empezar desde el principio, convenció a Roy para hacer un contrato de dos años para poder emplear en exclusiva el technicolor en los dibujos animados.

    Cuando en 1932 se presentó al público la película "Flores y Plantas", el triunfo fue apoteósico, los espectadores pudieron presenciar por primera vez el efecto mágico del color.

    Después del éxito comercial de la película "Los tres cerditos", ganadora del primer "Oscar", Walt Disney decide atacar el proyecto más ambicioso de su vida, el primer largometraje de dibujos animados. Fueron muchos los que pensaron que seria un rotundo fracaso.

    Una vez más el éxito dio la razón a Walt Disney, con "Blancanieves y los siete enanitos", después vinieron "Pinocho", "Fantasía", "Bambi", "Los tres caballeros" y tantos otros largometrajes inimitables.


    La técnica y perfección de los creadores, hacían que cada nuevo filme fuera un nuevo reto para los dibujantes del estudio.

    Con "101 dálmatas", se dio otro paso de gigante en la producción de dibujos animados, la utilización de Xerox permitía ahorrar el paso del dibujo al lápiz sobre papel, al calco de los mismos sobre el celuloide. Los dibujos eran pasados directamente del papel al celuloide por medios mecánicos.

    Disney ha sido el principal promotor del "Institute of the Arts", en el rancho Disney, en San Francisco Valley. De allí van surgiendo los nuevos artistas para la creación del futuro de los dibujos animados.

    Si no hay caracterización, una historia no puede parecerle verdadera al público, por lo que hasta que un personaje no tiene una personalidad bien definida, nadie cree en él.

    Desde el comienzo de su actividad, Walt siempre ha subrayado la importancia de una experiencia humana, y es por ello que tantas de sus creaciones han alcanzado la fama mundial. 

    Otra cosa a destacar dentro de las películas Disney es su temática a lo largo de todos sus años de producción. Al principio Disney compagina sus personajes inventados como Mickey o Winnei the Pooh con cuentos reales de otros autores como son Alicia en el País de las Maravillas. Más tarde, a la muerte de Disney hubo una época en la que se abandonó la creación de películas basadas en otros cuentos y se basó la producción en las ideas originales de los guionistas de Disney. Y finalmente la última etapa de sus películas son recreaciones originales en base a personajes ya creados tales como Tarzán, la Atlántida o El Jorobado de Notre Dame.

    La llegada de las nuevas tecnologías y los gráficos en 3D marcarán seguro un antes y un después a partir de la película Buscando a Nemo, dentro de la factoría Disney. Nunca antes la vieja productora se había atrevido con semejante innovación, prefiriéndose el formato de gráficos en 2D como ha sido tradición, aunque a la vista de los fabulosos resultados cosechados con Nemo seguro que se aproximan vientos de cambio para las venideras películas Disney.

    Blancanieves y los 7 Enanitos

    'Blanca Nieves y los siete enanitos; Buscando a Nemo'

    Esta adaptación del cuento infantil de los hermanos Grimm hecha por Walt Disney es el primer largometraje animado y, también, uno de los clásicos más perdurables de la historia del cine.

    La decisión de realizar un largometraje de dibujos animados en 1937, cuando el cine sonoro industrial llevaba menos de una década y la animación era considerada un género menor, fue de enorme audacia pero resultó un fabuloso éxito comercial y artístico.

    Este film crea el género del largo animado y establece de una sola vez el patrón creativo con el cual Disney forjará innumerables éxitos durante los años siguientes: adaptar relatos infantiles clásicos en formato musical.

    Disney incorporó hábilmente elementos del cine tradicional en esta obra, como el realismo de los movimientos, el uso de sombras, el montaje narrativo y el fuerte dramatismo de algunas escenas.

    Premiada con un Oscar especial por sus logros técnicos y artísticos, la perfección formal de esta obra ha permitido que las audiencias infantiles la sigan viendo durante generaciones.

    "Blancanieves y los Siete Enanitos" es el primer largometraje animado de la factoría Disney. Fue fruto de una idea en principio disparatada: crear una historia tanto para adultos como para niños. Esta idea surgió en 1934, y no solo se refería a este aspecto, Walt Disney quería un producto donde seres reales se mezclaran con seres imaginarios, cuyas historias y acciones estuvieran apoyadas por una banda sonora de gran atractivo y con melodías cantadas. De este supuesto nació, en 1937 el primer largometraje animado de la historia del cine.

    Blancanieves contó con un presupuesto inicial de medio millón de dólares, aunque la inversión se triplicaría. No fue fácil afrontar el proyecto, pues la United Artist se negó a financiar la primera etapa del proyecto con un adelanto contra los hipotéticos beneficios, y Disney se vio obligado a firmar un nuevo contrato de distribución en exclusiva con RKO. El uso de la cámara Multiplane dotó a Blancanieves y los Siete Enanitos de unos notables efectos de lejanía y una extraordinaria nitidez en los movimientos de los personajes.

    La apariencia física de los personajes se inspiró en los galanes y bellezas del cine de entonces. Así, Blancanieves se basó en Janet Gaynor, el príncipe en Douglas Fairbamks y la reina era una mezcla entre Greta Garbo y Joan Crawford.

    La película fue un hito en la historia de éxitos del Radio City Music Hall. Fue la más taquillera de la historia hasta la llegada, en 1945, de "Lo que el viento se llevó".

    Sinopsis:

    Hace muchos años, en un país lejano, vivía una princesa llamada Blancanieves. Su madrastra, una bellísima hechicera, consultó con su espejo mágico quién era la mujer más hermosa del reino, y al contestarle que Blancanieves ordenó a uno de sus vasallos que llevara a la princesa al interior del bosque y le quitara la vida.

    En lugar de cumplir la cruel misión que le había sido encomendada, el verdugo dejó libre a Blancanieves, con la condición de que no volviera nunca más al castillo, de modo que la reina no supiera que continuaba viva.

    Guiada por un grupo de animalillos del bosque, la princesa llegó a una casita situada en lo más profundo de la floresta. En su interior todo era muy pequeño: muebles, enseres…, como si estuviera habitada por niños. Todo estaba muy sucio, tanto que Blancanieves y los animales del bosque necesitaron el día entero para limpiarlo. Al fin, cuando la casa brillaba resplandeciente y el puchero hervía alegremente en el fuego, la princesa se acostó sobre tres camas y se quedó dormida.

    En el otro lugar del bosque, siete enanitos daban por terminada su jornada de trabajo en la mina de diamantes. Caminando, volvieron a su casa y se quedaron muy sorprendidos al ver una luz brillando en la ventana y humo saliendo por la chimenea.

    Al principio pensaron que la casa estaba invadida por los duendes y tenían mucho miedo a entrar, por lo que enviaron por delante al más pequeño de todos, mientras ellos le seguían, armados de garrotes, dispuestos a dar una paliza al intruso. Dormida sobre su cama encontraron a la princesa Blancanieves.

    Despertó, admirándose de encontrar a los siete enanitos, a los que contó la causa por la que se hallaba allí. A cambio de que le permitieran quedarse, Blancanieves se ofreció a limpiar la casa y cocinar para ellos, cosa que los enanitos admitieron encantados, y tras la abundante cena celebraron una fiesta.

    Mientras tanto, en su castillo, la reina consultaba a su espejo mágico sobre la identidad de la mujer más bella del reino, a lo que el espejo contestaba que continuaba siéndolo Blancanieves y que vivía en el bosque en la casa de los enanitos.

    La madrastra tomó el aspecto de una horrible bruja y encantó una manzana con un hechizo que haría que quien la mordiese caería como muerto y sólo recobraría la vida si recibía un beso de amor, tras lo cual se dirigió al bosque dispuesta a acabar por sí misma con la vida de la princesa.

    Cuando los enanitos se fueron al trabajo, la bruja le dio a Blancanieves la manzana envenenada y cayó como muerta. Al momento se apercibió de que los amigos de la princesa regresaban, por lo que huyó hacia el monte, encontrando la muerte en su fuga.

    Los siete enanitos depositaron el cuerpo de su amiga en una urna de cristal. Lloraban amargamente la desaparición de Blancanieves, cuando apareció un príncipe llegado de un lejano país, atraído por la fama de la belleza de la princesa. Al verla tan bonita, el príncipe la besó, con lo que el hechizo quedó deshecho.

    El príncipe se llevó a Blancanieves a su reino y vivieron felices durante muchos años, sin que olvidaran a sus amigos, los siete enanitos del bosque.

    Repercusión:

    Esta película fue la primera animación seria a color que lanzó los estudios Disney. La crítica la recibió con entusiasmo. La prensa de la época no dejaba de elogiar el trabajo de la productora. Su inminente éxito sentó las bases para la posterior producción del resto de películas. Llegó incluso a ser galardonada con 1 Oscar de la Academia por sus logros técnicos y artísticos.

    Ninguna película ha capturado la imaginación del mundo como este primer largometraje de dibujos animados de Walt Disney. Recordado como un hito en la historia del cine, esta esperada y entrañable obra maestra, une generaciones de aficionados del cine de animación, quienes han quedado encantados con su perfección y belleza. Considerada una joya de incalculable valor en la historia de la animación, el primer y más hermoso cuento de hadas de todos los tiempos.

    El hecho de ser la primera película de la Factoría Disney de una larguísima lista de grandes éxitos, hace que las anécdotas que acontecieron durante su producción y posterior estreno sean guardadas con mucho cariño dentro de la leyenda de la película. Así ahora podemos saber que tras un duro casting, no fue posible encontrar una voz que encajase en el personaje del enano más joven, así se decidió que este no hablaría en toda la película. Un guionista tuvo la genial idea de poner en boca de otro de los enanitos que no es que el más joven fuera mudo, es que nunca había probado hablar.

    También pudimos saber que originalmente el personaje de Blancanieves no tenía los carrillos rojizos, fue justo al acabar la película que decidieron coger todos los dibujos y pintarle unos carrillos con un tono más rojizo para darle un aspecto más cándido y tierno al personaje.

    Cuando se estrenó en Inglaterra, se le dio una calificación moral de “No recomendada a menores de 16 años” por la “horrible bruja” que intenta matar a la protagonista.

    Por último, la nota graciosa que puso la Academia al hacer entrega del galardón otorgado en la ceremonia de los Óscar y entregar como trofeo 7 miniaturas de la famosa estatuilla para cada uno de los enanitos.

    Buscando a Nemo

    'Blanca Nieves y los siete enanitos; Buscando a Nemo'

    En una unión sin precedentes de las dos productoras más importantes de películas de género de animación se crea en el año 2003 la película Buscando a Nemo (Finding Nemo). Dirigida por Andrew Stanton y Lee Unkrich. La revolución de las nuevas tecnologías le llega a la animación cada vez de manera más espectacular. La informática no solamente consigue realizar los procesos de manera eficaz sino que en mucho menos tiempo, mejor con menos personal cualificado y a un precio muy competitivo. El famoso acetato o celuloide en los años 90 desaparece casi por arte de magia. Del dibujo a lápiz se pasa directamente al ordenador desde el cual se realiza todo lo demás. Es decir: se escanea y archiva, se limpia, se colorea, se monta y se edita. El salto es realmente espectacular y la informática cada vez mas asequible para las pequeñas productoras. Hoy por hoy el trabajo a lápiz esta siendo sustituido por el denominado 3D y aunque su calidad de momento no consigue superar al tradicional existen en el mercado productos muy buenos. Recordar que desde la película americana Toy Story se avanza mucho en la infografia. Sin embargo la informática no esta siendo recibida negativamente en el mundo de la animación, puesto que se vive como una herramienta más a disposición del animador. Actualmente se esta llegando a realizar un episodio diario por el método 3D. Los dos sistemas 3D y tradicional se mezclan consiguiendo efectos espectaculares no solamente en los procesos de producción auténticamente revolucionarios sino en la calidad de los mismos, por ejemplo Tarzán o El príncipe de Egipto integran personajes tradicionales con fondos en 3D y efectos generados por ordenador.

    Sinopsis:

    La vida en la Gran Barrera de Coral está repleta de peligros para un diminuto pez payaso. Por eso, a Marlin, un padre viudo decidido a proteger a Nemo, su único hijo, el miedo y la ansiedad no lo abandonan ni un solo instante. Pero ha llegado la hora de que Nemo abandone el protector refugio de su casa en una anémona marina para ir por primera vez al colegio. Marlin lo acompaña hecho un manojo de nervios y no puede evitar vigilar todos sus movimientos. Pero Nemo desobedece a su padre y se escapa de la inmensa barrera coralina para explorar un bote que ha despertado su curiosidad. De repente, un submarinista lo atrapa mientras Marlin observa impotente.

    Pero Marlin deja a un lado la desesperación que siente y se lanza a una búsqueda frenética para encontrar a su hijo. Cuando pasa por el colegio de peces, choca con Dory, una servicial pez cirujano azul que se ofrece a ayudarle. El único problema es que Dory tiene muy mala memoria y se olvida enseguida de las cosas. Esta extraña pareja acuática se lanza a una misión imposible.

    Mientras tanto, Nemo ha acabado en la pecera de la consulta de un dentista con vistas al Puerto de Sidney, que es el hogar de un variopinto grupo de personajes. El líder es un pez ídolo moro llamado Gill. Gill también vino del océano, donde sueña con regresar algún día. Sus otros compañeros de pecera son: una estrella de mar llamada Peach; un temperamental pez globo llamado Bloat; Bubbles, un loreto coliamarillo obsesionado con las burbujas; un gramma loreto germenófobo llamado Gurgle; Jacques, un camarón obsesionado con la limpieza; y Deb, una damisela blanquinegra que cree que el reflejo en el cristal de la pecera es Flo, su hermana gemela. Nemo es admitido oficialmente en el grupo y consigue que Gill recupere su antiguo deseo de escapar.

    Marlin y Dory llegan enseguida a aguas peligrosas y tienen que enfrentarse a grandes obstáculos como un trío de tiburones (inmersos en un "programa de auto-ayuda" para cambiar su imagen de máquinas devoradoras sin inteligencia); un rape hipnotizador y mortal; y un campo minado de medusas. En su camino hacia el Puerto de Sidney, el dúo también se cruza con una ballena azul, practica el surf en la Corriente de Australia del Este (EAC) con una marchosa manada de tortugas marinas y repele el ataque de unas feroces gaviotas. Sus aventuras se convierten en leyendas y tanto las aves como los peces hablan sin cesar de esta extraordinaria pareja. La noticia del heroico pez payaso que está atravesando el océano en busca de su hijo también llega a la pecera de Nemo.

    A Nemo le sorprende y le emociona oír que su padre lo está buscando. Animado por Gill y motivado por las ganas de volver con su padre, Nemo urde un arriesgado plan para escapar. Pero el tiempo se acaba; Nemo es la próxima víctima de Darla, la traviesa sobrina del dentista (una máquina de destrucción a la que le gusta sacudir a los peces hasta dejarlos exhaustos panza arriba).

    Cuando llegan al Puerto de Sidney, Marlin y Dory consiguen la inestimable ayuda de Nigel, un amistoso pelícano que también ha oído hablar de las aventuras del valiente pez payaso que busca a su hijo. El tiempo se acaba y la situación se complica mientras padre e hijo intentan salvar el océano que los separa.

    Finalmente Nemo consigue escapar por el retrete cuando está a punto de ser entregado a Darla y así llega al mar, donde su padre ya lo daba por muerto y se encuentra con Dory, que reúne de nuevo a padre e hijo.

    Repercusión:

    Supongo que no he sido el único que, a mitad de "Buscando a Nemo", sumergido en la felicidad más absoluta, en una burbuja dibujada por sonrisas y ternura, ya era plenamente consciente de que estaba ante la película de animación de mi vida. Describir su torrente de sensaciones, su perfección técnica y su calidez a la hora de transmitir emociones, es tarea imposible. Los estudios Pixar (una destilería de talento) han creado una maravilla que hará a todos los niños (de entre 1 y 99 años) vivir una mágica aventura. Estamos en deuda con estos tipos: "Buscando a Nemo" regala felicidad. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)”

    Estás son las palabras de un prestigioso crítico de cine de los EE.UU. que recoge un sentimiento generalizado sobre la película. No cabía esperar otra cosa del trabajo realizado por las dos factorías más importantes de animación en el mundo, como son Disney y Pixar. Esta película es una innovación dentro del género Disney pero no para los estudios Pixar, que ya tenían sobrado reconocimiento por su trabajo en Toy History, Toy History II y Shreek. Incluso consiguió el máximo galardón de la Academia con ésta última (Oscar a la mejor película de animación en el 2002).

    Todo esto no pasa desapercibido tampoco en España y así, Buscando a Nemo ha desbancado al Rey León como la película de animación más taquillera en nuestro país.

    La prensa española también se ha hecho eco de esto y los críticos de los periódicos más importantes no dejan de opinar sobre el tema:

    "Gloriosa aventura. (...) Cada bicho, cada pez, cada monstruito marino o terrestre, cada imagen, cada transición de escenario a escenario, son insuperables hallazgos de ingenio y sabiduría (...) una batería antológica de gemas de su género" (Ángel Fdez. Santos: Diario El País)

    "No es una película, es un milagro (...) obra maestra absoluta." (Sergi Sánchez: Fotogramas)

    De este modo podemos decir que nos encontramos sin duda alguna ante una de las mejores películas de animación de nuestro tiempo y que le ha sido otorgado el título de obra maestra dentro de las creaciones animadas del nuevo milenio.

    Opinión Personal

    Soy un gran aficionado al cine de animación, sobre todo al de Disney. Puedo jactarme de haber volado con Peter Pan, haber recorrido las profundidades del océano con la Sirenita o haber robado a los ricos para dárselo a los pobres junto Robin Hood durante mi infancia.

    Ahora, con los años, no solo sigo disfrutando igual de éste maravilloso género de películas, sino que he aprendido a verlas con ojos distintos, a saber apreciar hasta que punto me divierten estas maravillas en forma de películas y hasta que punto me enseñan cosas sobre la vida.

    Comparar estas dos películas es algo que se me hace impensable. Es como tratar de comparar un Velázquez con un Picasso. Algo sin duda imposible pues cada una a su manera son “obras maestras”. Ambas introdujeron cambios en sus respectivas épocas sobre como producir películas de animación. Blancanieves fue pionera y gracias a su éxito se consagró el género de animación a gran escala, se podría decir. Buscando a Nemo consigue rozar la perfección visual gracias a sus innovadoras técnicas de producción y sienta las bases para las próximas películas animadas. Pero ambas tienen en común que han sabido calar en las multitudes que se han acercado a verlas.

    Blancanieves jamás será olvidada por ninguno de las que la hemos visto. Y Nemo produce tanta satisfacción al verla que se te hace difícil no volver a verla otra vez.

    Escogí comparar la primera y la última película de la Factoría Disney al ser algo que tiene mucha tirada entre el público, al tratarse de dos películas consideradas “obras maestras” y por el profundo apego que siento a las películas de animación. Mi juventud me hace estar más cercano a Nemo que a Blancanieves y quizá por ello me guste más la historia, aunque he de reconocer que como la canción de “I´GO” de los enanitos no hay ninguna, y quizá en la película de Nemo se eche en falta una banda sonora más cercana al público, que cale hondo y que se haga difícil dejar de tararear. Aunque hay que reconocer que en aspecto gráfico Nemo desbanca a Blancanieves.

    Disney:

    Blancanieves

    Vs

    Nemo


    'Blanca Nieves y los siete enanitos; Buscando a Nemo'
    'Blanca Nieves y los siete enanitos; Buscando a Nemo'