Bienestar social en Puerto Rico

Historia. Economía. Patriarcado público. Pobreza. Asistencia. Ayudas

  • Enviado por: Gato
  • Idioma: castellano
  • País: Puerto Rico Puerto Rico
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

LAS IDEAS DEL GENERO EN LA

CONSTRUCCION DEL ESTADO BENEFACTOR

En Puerto Rico el sistema de bienestar social fue implantado en la década del treinta por la situación que atravesaba el sistema capitalista. El mismo iba dirigido a la clase trabajadoras y pobres aunque la mayor parte se quedaba en manos de la elite dominante. En estas décadas se calculaba que sesenta centavos de cada dólar que se gastaban en Puerto Rico regresaban a los Estados Unidos. Por esto los estudiosos sostenían que el problema económico en Puerto Rico solo podía resolverse por un reajuste total de naturaleza permanente de las relaciones económicas.

A través del sistema de bienestar social en Puerto Rico fue utilizado como una estrategia para domesticar las clases trabajadoras organizadas que eran catalogados como pobres. Bajo la administración de Franklin D. Roosevelt se creo el Nuevo Trato.

Este otorgaba a los ciudadanos derechos que garantizaban su pertenencia a una sociedad de iguales. Entre las mejoras que proponían el Nuevo Trato se encontraban mejoras a las carreteras, construcción y mejoras a las viviendas. Esto encamino a la isla hacia la modernidad y la industrialización. También propuso programas que permitieran generar ingresos a largo plazo y así completar varias estrategias relacionadas con el empleo, ya que para esta década un 65% de la fuerza trabajadora estaba desempleada al igual que 15 millones de norteamericanos. Además el 16% de la población recibía algún tipo de ayuda de asistencia publica durante el periodo de crisis.

En la década del cincuenta comienza otro programa conocido como el Acta de Seguro Social, este iba dirigido a la población de envejecientes. Otros programas que se configuraron fueron salario mínimo, ayuda a la educación, a la familia, programas de salud, de vivienda y otros programas estatales. Estos programas estaban estructurados sobre la base de normas que establecían un trato diferencial por género. El programa más importante bajo la asistencia social es el Ayuda a Familias con Niños Dependientes (AFDC por sus siglas en ingles.) El mismo se conoce desde 1996 como el TANF. El mismo fue dirigido por mujeres que fortalecieron la división sexista del trabajo. El Estado no consideraba el trabajo que las mujeres realizaban en sus hogares. Para conseguir mejores beneficios para ellas y sus hijos estas mujeres se tienen que someter a una supervisión personal de sus vidas privadas.

PUERTO RICO-DEL PATRIARCADO

PRIVADO AL PATRIARCADO PÚBLICO

Desde principios de siglo los programas de asistencia a los pobres estaban bajo los auspicios de compañías de cargas, hospitales y asilos. Pero a partir del 1919 se comienza en Puerto Rico a crear leyes para la protección de los menos afortunados. El impacto de la gran Depresión del 1929, se dejo sentir con mucha intensidad en Puerto Rico esto logro que el gobierno federal viera a los mas necesitados de la isla. Durante esta época funcionarios del gobierno fueron enviados a la isla para analizar las condiciones socioeconómicas existentes. En este periodo las Trabajadoras Sociales jugaron un papel importante, tanto en la isla como en Estados Unidos. Ellas fueron quienes asesoraron al presidente Roosevelt sobre los programas que debían ser implantados ante la crisis que se estaba atravesando. Esto brindo la oportunidad a las mujeres para su desarrollo individual y social. La victoria más significativa del movimiento feminista en la isla fue la obtención del sufragio universal en el 1935.

En Puerto Rico, la organización del Trabajo Social data formalmente del 1935.

En la década del treinta se selecciono un grupo de mujeres para adiestrarse en el campo del Trabajo Social. El mismo fue adiestrado por la Trabajadora Social norteamericana Dorothy D. Bourne. Estas mujeres trabajaron para erradicar males sociales que afectaban la comunidad, sobre todo lo relacionado con las mujeres y la niñez.

Las Trabajadoras Sociales tuvieron un papel protagónico en el desarrollo y ejecución de los Servicios Sociales establecidos en los primeros programas federales en la isla. Durante la crisis se enviaban grandes sumas de dinero a la isla dirigidos a la recuperación social y estructural pero no fijaba fondos a los programas de ayuda a los pobres. No fue hasta el 1943 que el Estado comenzó a brindar ayudas a personas y familias, principalmente a los clasificados bajo la categoría de personas necesitadas.

En el 1952 el Social Security Act extendido a la masa trabajadora puertorriqueña.

Aunque a partir de la década del treinta aumento la participación de la mujer en la fuerza laboral, en el 1956 un estudio encontró la marcada tendencia de los barones a ocupar los puestos más altos en empresas privadas, el gobierno y otros campos de actividad profesional. Las mujeres eran encasilladas en labores o trabajos de bajo salario y sin beneficios marginales, aun cuando hacían las mismas labores que el hombre.

La transformación de la economía agraria a una industrial cambio los roles de hombres y mujeres en la familia. Por la competencia, los capitalistas explotaban sus trabajadores lo que trajo como efecto que mas miembros de la familia tuvieran que trabajar para mantener un nivel de vida decente.

LA NINEZ PRIMERO: ¿PARA QUIEN?

A partir de la segunda guerra mundial se estableció un programa para ayudar a los niños dependientes, el ADC, cuya meta principal permitirle a las viudas y madres solteras cuidar sus hijos sin tener la necesidad de buscar empleo. A finales de década del sesenta el programa el programa se convirtió en AFDC. En estas décadas se definía a la mujer por su capacidad de ser madre por ende amas de casa. A finales de los sesenta y principios de los setenta eso comenzó a cambiar. Las ayudas se les negaban a mujeres que tenían un trabajador en la casa. En otras palabras el gobierno asumía el papel de proveedor y convertía a la mujer en sujeto de su propio control. Esto trae como consecuencia que las mujeres frecuentemente rompieran relaciones concensúales o negaran la existencia de hombres en la casa para recibir ingresos que le ayudaran a satisfacer las necesidades de sus niños.

Y LOS $7.50, PARA QUIENES SON

En puerto rico se les ofrecía $7.50 mensual a las familias necesitadas antes que se aprobara el programa AFDC. Con la llegada del programa aumentó a $18.50 mensual por el primer hijo y $12.00 por cada hijo adicional menor de 16 anos y $18.00 si estaba en la escuela. En la década del sesenta se vio un aumento en el número de familias encabezadas por mujeres. Como consecuencia estos hogares experimentaron altos niveles de pobreza. Estas familias que pertenecen a programas de asistencia social, están en desventaja social y no han podido satisfacer sus aspiraciones por una vida de mayor bienestar material. También a este sector de la población se le criminaliza y por esto hay que proteger la sociedad de ellos.

En Estados Unidos se asocia las ayudas económicas con la raza y la etnia. En Puerto Rico los informes estadísticos del gobierno nunca han clasificado a las mujeres y las familias que reciben bienestar publico en términos de raza. Sin embargo en Estados Unidos el puertorriqueño se califica dentro de la categoría de no blanco.

EL POBRE CON SU POBREZA

En la década de los sesenta la pobreza se convirtió en tema de investigación para las ciencias sociales. Además de ser motivo de discusión en los Partidos Demócrata y Republicano en los Estados Unidos. Se decía que los pobres eran culpables de su pobreza. Estos pobres eran calificaos como peligrosos y de baja clase, también conocidos como underclass.

Actualmente en estados unidos se utiliza el 1% del presupuesto federal para los programas de ayuda social. También se utiliza el mismo por ciento para programas estatales y locales. El problema del welfare es principalmente de las mujeres ya que el principal programa afectado es aquel dirigido a familias con hijos dependientes.

Vídeos relacionados