Bibliotecas en el siglo XVIII

Historia de las bibliotecas. Centros de documentación. Ilustración. Europa. España

  • Enviado por: ISABELITA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Madrid 9 Enero 2003

T. 6. - Las Bibliotecas en el S. XVIII

I. Influencias de la Ilustración en Europa

El Principal contraste que encontramos con el S. XVIII (periodo de decadencia) Siglo brillante para la historia del libro y la historia de la cultura escrita.

Este cambio radical significa que el sigo es un periodo de grandes pensadores y de una corriente de pensamiento que se centra en el individuo.

Se destaca este siglo por el gusto de nuevos estilos artísticos: neoclasicismo y estilo rococó. Ambos estilos se reflejan en los libros y publicaciones, especialmente francesas.

Los libros no son tan cargados decorativamente hablando y se encuentran composiciones más simples en las que se ve la aplicación de nuevas tecnologías.

Baskerville, Didot (Francia) y Bodoni (Italia) - Tres de los más importantes tipógrafos.

La tipografía nueva renueva el aspecto del libro, entre las clases dominantes se despierta un interés por la bibliofilia y por los libros ricamente adornados, tanto con ilustraciones como con cuidadas encuadernaciones.

Existencia de una gran lista de pintores, ilustradores y grabadores que encuentran el filón en los dibujos que tanto se demandan.

Este estilo fue conocido como galante y sobre todo busca la belleza , por lo que las obras suelen ser de carácter frívolo, que nada tiene que ver con la corriente literaria de la época.

El aspecto del libro es fundamentalmente sencillo, con una tipografía clara y simple,, con buena tinta y buena calidad de papel, comienzan a utilizar el papel satinado.

Formato en octavo e incluso en doceavo, que además se encuentra lujosamente encuadernados..

Elementos del estilo rococó:

Guirnaldas

Trofeos

Palomas

Amorcillos.

Población más Alfabetizada - Mayor comercio del libro

Aparición de la prensa y las primeras publicaciones periódicas.

Prensa - Inglaterra en un comienzo - Crucial para entender la cultura impresa del S. XVIII.

Creación de academias, sociedades científicas, intelectuales, liceos, ateneos..., cada vez menos religiosos.

Bibliotecas - Se mantienen y crecen las que ya existen, se abren bibliotecas importantes:

  • British Museum

  • Biblioteca Nacional España

    • Francia

      • Diderot y D'Alambert - Enciclopedia

Dictionnaires raisonné des sciences, des arts et des metiers par une société des gens de lettres

Obra de referencia para la cultura occidental en general.

Representó y pretendió afirmar el poder de la razón, análisis científico de la naturaleza, la sociedad, e incluso del individuo.

Pretende crear una nueva visión de la historia, de los conocimientos del hombre, e incluso poner de manifiesto las actividades industriales.

Colaboran en ella las mentes más privilegiadas del momento a nivel mundial

Comienza en 1747 - 1751 Sale a la luz el primer volumen.

35 Volúmenes, de los cuales 17 eran de texto, 11 de láminas, 5 suplementos y 2 índices.

Las láminas eran 2883 grabados y son consideradas como grandes tesoros de la ilustración

Madrid 14 Enero 2003

    • España

S. XVIII - Nueva dinastía - Borbones - Visión más abierta, refinada y cultural.

El cambio dinástico implica cambios sociales y políticos.

Mundo del libro. - Debilitamiento del poder de la iglesia, a la par se observa un auge en comunicación con otras naciones de Europa, lo que conlleva la importación de novedades científicas y literarias.

La Literatura española en el S. XVIII. - Didáctica, porque hay un interés en cultivar la historia, la filología, crítica política y prosa. Autores y público clase social media - alta.

Aristocracia y Monarquía

Lectores S. XVIII Universitarios e intelectuales. - Información científica nueva ( Clases medias acomodadas)

Clases populares. - Información novedosa, noticias.

Centros culturales. - Representados por nuevas instituciones: Academias y sociedades de amigos del País

Academia de la Lengua Española. - 1714 - Una de las primeras.

Una de sus primeras tareas fue la elaboración del Diccionario de la lengua. Que fue elaborado con gran rapidez (1726 - 1739) - Edición final en 6 volúmenes por Francisco del Hierro.

La Academia tenía como misión fomentar la lengua y “animar” el negocio de la librería.

El diccionario de la lengua también se conoce como “Diccionario de autoridades” debido a que cada término iba acompañado de citas textuales.

Se trata del primer diccionario normativo, y su objetivo fue sobre todo frenar el progresivo “afrancesamiento” de la corte. Todos los editores debían de utilizarlo para editar sus libros.

Academia de Bellas Artes de San Fernando - 1744 - Cuya función era estimular y difundir el buen gusto artístico.

S. XVIII - Los Borbones terminan el privilegio de edición de los libros de rezo en Amberes, hasta que Carlos III no llega al trono no se soluciona el tema de los libros de rezo definitivamente.

Carlos III quita el privilegio a Amberes y el privilegio de venta al Monasterio del Escorial, por lo que es considerado como el resurrector de la imprenta en España.

Carlos III consigue abolir la tasa o precio obligatorio al que debían venderse los libros, dicta una ley mediante la cual se prohíbe conceder el privilegio exclusivo de edición salvo par los propios autores.

También consigue:

  • Suprime el salario a los censores

  • Exime del servicio militar a los fundidores, impresores y abridores de punzones

  • Concede franquicias a ciertas materias primas necesarias para el trabajo de la imprenta

  • Concede becas para perfeccionar la profesión de impresor en el extranjero.

1762 - Creación de la Real Compañía de Impresores y Libreros del Reino.

Género periodístico

Muy fructífero en España, aunque muchas publicaciones tuvieron una vida “accidentada”

Vida “accidentada”:

  • “Diario de literatos de España”

  • “El Cajón de sastre”

  • “El correo General de España”

Publicaciones de carácter oficial:

  • “La gaceta” - Posteriormente origina el BOE

  • “Mercurio histórico y político”

La publicaciones periódicas de carácter oficial con abundantes suscriptores, eran generalmente de Madrid y provincias con una posición social intermedia.

Las noticias de esas publicaciones eran de todos tipo, de otros países, sus gentes, política, economía, información de política interior y noticias de la vida cultural y social, siempre orientadas ideológicamente desde el gobierno.

Impresores

  • Joaquín Ibarra

Desde mediados S. XVIII.

Natural de Zaragoza, en 1753 se traslada a Madrid y monta su propio taller.

Durante toda su vida gozó de una gran consideración profesional.

Es nombrado “Impresor Supremo del Consejo de la Inquisición”, “Impresor del Ayuntamiento de Madrid”, “Impresor de la Academia de la Lengua”, “Impresor del Arzobispo de Toledo”, “Impresor de Carlos III”

Muy conocido fuera de España, reconocido por impresores franceses e italianos, alababan su delicadeza en el acabado de impresión.

Obras:

  • “La conjuración de Catalina”

  • “La guerra de Augura”

  • “El Quijote” ( de Ibarra) - 4 volúmenes - 1780

  • “Diccionario de autoridades” - Reedición en 1770

  • “Repertorio bibliográfico español”

  • “Hispana Vetus” y “Hispana Nova” -1783 y 1788 - Obras de Nicolás Antonio.

Madrid 16 Enero 2003

      • Antonio Sancha

Aprende en su entorno familiar, a los 14 años se traslada a Madrid, donde aprende el oficio de encuadernador, es el encuadernador oficial de las Academias de la Lengua y de la Historia y de la Biblioteca Real.

1751 - Adquiere la imprenta Ramírez y a partir de ese momento tiene una amplia labor editorial.

Obras:

  • “Parnaso Español” - Antología de poetas españoles

  • Reedición de los clásicos: Cervantes, Lope, Quevedo, etc.

  • Crónicas históricas, estudios de historia.

      • Benito Monfort.

Compite con Antonio Sancha.

Acapara los puesto de impresión en la zona de Levante.

1757 - Nombrado impresor oficial de las principales instituciones valencianas.

Obras:

  • “Crónicas de Juan II”

  • “Crónicas de los Reyes Católicos”

  • “Historia de España del padre Mariana” - 9 volúmenes - Proyecto que realiza en 13 años, muy importante por su tipografía y encuadernación

II. Bibliotecas en Europa

En el S. XVIII hay una clara secularización del pensamiento y esto se traduce en las bibliotecas.

Las bibliotecas que se crean son básicamente consideradas hoy en día Nacionales.

Las colecciones de religiosos se van a descuidar y además van a seguir un mantenimiento determinante. Se crean las principales bibliotecas parroquiales de las colonias americanas.

Inglaterra. - Difusión de la lectura, creación de las “sociedades de lectura” y “Club del libro”

  • Biblioteca Británica

Nace a mediados de siglo, hacia 1753. A partir de un gran legado de un noble: Sir Hans Sloane, que había sido presidente de la Royal Society. A su muerte deja gran cantidad de material a sus herederos, estos deciden donar al Parlamento Británico la colección.

Con este primer paso los nobles empiezan a decidirse a donar sus colecciones:

  • Condes de Oxford - Donan parte de su biblioteca

  • Robert Bruce Cotton - Cede su colección

  • Colección Real de Palacio

Estas cuatro colecciones dan lugar a la Biblioteca Británica.

Se nombra una comisión para decidir la organización de las colecciones y dónde se van a alojar.

El Museo de Inglaterra, desde el S. XVII recibía todos los libros procedentes del D.L., por lo que se piensa en la instauración allí de la biblioteca.

La biblioteca no comienza a funcionar plenamente hasta el S. XIX, a partir del año 1800 la Biblioteca Británica sigue recibiendo donaciones, así que se crea la necesidad de organizar los materiales.

1837 - Encargados de la Biblioteca:

F. Madden - Manuscritos

Mejora notablemente la catalogación y la conservación de los manuscritos especialmente y adoptó una política de adquisiciones inteligente y selectiva.

Pannizzi - Impresos

Realizó un nuevos sistema de catalogación, también obtuvo unas mayores garantías en las compras y veló por el cumplimento estricto del D.L.

Soluciona la ubicación de los fondos y el traslado.

1856 - Director de la institución y a partir de ese momento puso especial empeño en mejorar la situación del personal.

Los sucesores de Pannizzi realizan las impresiones del catálogo de impresos de la Biblioteca.

A partir de los años 80 recepción de nuevos fondos, pero destacó la colección de fondos orientales, fondo manuscrito y obras bibliográficas. Así se crea una sección especial para los manuscritos orientales ( S- XX)

S. XX - Se asiste a un gran crecimiento de las publicaciones periódicas, por lo que hay que trasladarlas de edificio.

Con anterioridad a la I Guerra Mundial los problemas de espacio eran constantes, en el periodo de entreguerras la actividad de la biblioteca quedó paralizada, ambas guerras dañaron la Biblioteca y el Fondo.

Después de la II Guerra Mundial toda la zona de alrededor de la Biblioteca se vio arrasada y se buscó una solución para nuevas instalaciones, ya que la rehabilitación resultaba poco eficaz.

Se proyecta una nueva Biblioteca en otro sitio, con un nuevo criterio de organización y en virtud de esa reorganización se hacen las instalaciones:

  • Biblioteca de referencia en ciencia e inventos

  • Oficina de información científica y técnica, dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia

  • Biblioteca de la Asociación de Bibliotecarios

  • Bibliografía nacional inglesa

1982 - Buna parte de los fondos de la Biblioteca de la India llegan a Londres y es necesario crear una sección de fondos orientales. También se incorpora el Instituto Británico de Grabaciones Sonoras

1997 - Inauguran las instalaciones de la nueva Biblioteca Nacional Británica, junto a la estación de St. Pancra.

Madrid 21 Enero 2003

  • Biblioteca Nacional Española

Biblioteca Real o Real librería.

Nacimiento a manos del político: Melchor de Macanaz (Catedrático de la Universidad de Salamanca)

Macanaz propone que el objetivo de la biblioteca sea reunir diversas colecciones en una sola colección; sin embargo, el protagonista o ejecutor de la puesta en marcha de la biblioteca fue P. R obinet - Jesuita y profesor de Felipe V.

Robinet - 1711

1716 - Abre a biblioteca al público, estando Guillermo de Dauberton a la cabeza de la biblioteca.

Dauberton

Crea los propios reglamentos y estatutos de la biblioteca, vigentes hasta la década de ls años 70.

Hubo seis bibliotecarios encargados de la biblioteca, aunque existía la figura de un bibliotecario mayor:

Gabriel Álvarez de Toledo - Encanará a la perfección su puesto, teniendo muy claramente definidas sus funciones y competencias.

La Biblioteca Real, en un comienzo se encuentra ubicada en un pasadizo que comunicaba el Alcázar Real y el Convento de la Encarnación, en esta ubicación permanece largo tiempo.

El Rey dotó de los mejore medios y presupuesto a la biblioteca.

El primer presupuesto que la biblioteca recibe es de 8.000 pesos anuales, de los que algo más de la mitad iban dedicados al personal, aproximadamente 1.200 a la compra de libros y otros 1.200 a gastos ordinarios

La Biblioteca partió de una colección conocida con el nombre de “La colección de la Reina Madre”, formada por aproximadamente 2.000 volúmenes, y Felipe V manda traer de Francia en torno a 8.000 volúmenes más.

La recaudación obtenida de los impuestos aplicados a naipes y tabaco fueron íntegros para la biblioteca.

Las funciones del bibliotecario claramente definidas en el S. XVIII son:

  • El bibliotecario Mayor debe velar por la buena marcha de la biblioteca.

  • Debe encargarse del personal

  • Debe ser el responsable de las adquisiciones

  • Debe vender o cambiar los duplicados

  • Debe establecer el horario - Desde que se abrió al público 6 horas diarias.

  • Los antecesores exigieron los conocimientos siguientes a los bibliotecarios mayores:

  • Latín

  • Teología

  • Jurídica

  • Conocimiento de griego o hebreo o árabe

  • Especialistas en historia, arqueología y filosofía y letras.

  • Tareas prácticas de los bibliotecarios:

  • Entrega personal al lector del libro solicitado

  • Vigilar por que el libro fuera bien tratado

  • Recoger el libro

  • Limpiarlo

  • Colocar el libro en su ubicación

  • Inicialmente contaron con un “Índice Universal” - 12 volúmenes de tamaño folio, en el que estaban recogidas todas las obras de la biblioteca. No se termina hasta el año 46.

    La primera obra técnica que publica la Biblioteca Real es la obra de Cristóbal Rodríguez titulada “Biblioteca Universal de la Poligrafía española” ( 1738) - manual o tratado sobre paleografía.

    1743 - Dada a conocer por un fraile benedictino Frai Martín de Sarmiento - “Reflexiones literarias para una Biblioteca Real y otras Bibliotecas Públicas”. - Obra en la que se explica una reflexión sobre el estado de las bibliotecas en España, una especie de plan de bibliotecas. En su obra explicaba la situación bibliotecaria de España, y dice que ha de contarse con bibliotecas en todas las capitales de provincia, en función de determinadas características:

  • Municipios con Universidad han de tener biblioteca

  • Municipios con Catedral han de tener biblioteca

  • Pueblos o ciudades populosas han de tener biblioteca.

  • En su opinión estas bibliotecas han de estar dirigidas por una comisión de religiosos y seglares.

    Acaba diciendo que los obispos han de crear bibliotecas públicas para pobre, huérfanos, etc.

    • Carlos III

    El panorama cultural y político español cambia.

    1761 se dictan nuevas normas para la Biblioteca Real, en las que se confirma y amplía el contenido de la antigua ley y se incide en un aspecto que se daba ya: El Depósito Legal; lo que supone una gran fuente de ingreso de fondo en la Biblioteca.

    “Derecho de tanteo” - Cuando hay una subasta, venta, etc. Antes de la venta al público la biblioteca Real ha de tener un inventario para estudiarlo y decidir si lo compra o no (15 días de plazo)

    1767 - Expulsión de los jesuitas - Todos sus bienes y posesiones pasan a ser incautados por la Corona. Mucha dispersión de estas colecciones, por lo que un Obispo de Toledo compra todos los fondos de esta provincia y los reúne en una biblioteca: Francisco Antonio de Lorenzana

    1788 - Jovellanos aprueba un nuevo plan de reforma para las constituciones de la Biblioteca, en la que se reduce el presupuesto y el ingreso de fondos.

    En este momento las instalaciones están en ruina.

    S. XIX. - Informes de los bibliotecarios sobre el mal estado de la biblioteca, falta de índices, inventarios, etc.

    1809. - José Bonaparte. - Demuele la biblioteca y traslada la colección a dos edificios provisionales.

    1826. - Ubicación en el edificio del Palacio del Marqués de Alcañices, en la Calle Arrieta. - Fernando VII

    Desde 1826 hasta finales S. XIX la colección permanece en el Palacio del Marqués de Alcañices

    1836. - pasa a ser Biblioteca Nacional, hasta nuestra época

    Historia de las Bibliotecas y Centros de Documentación - 8 -

    Ana López Gómez Tema 6