Benjamín Franklin

Físicos. Física. Pararrayos e inventos técnicos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Benjamin Franklin - (1706-1790)

Benjamín Franklin

Benjamín Franklin
Benjamín Franklin nació el 17 de enero de 1706 en Boston. Tuvo una corta asistencia a la escuela primaria desde los 8 a los 10 años de edad, su padre realizaba velas y él comenzó a trabajar en la cereria a muy temprana edad. Una vez transcurrido cierto tiempo a la edad de 13 años trabaja como aprendiz en la imprenta de su hermano. Él aprendió este oficio, y siempre se dedico a conocer más y seguir creciendo ya que en su tiempo libre perfeccionaba su formación, leyendo obras de John Bunyan, Plutarco, Daniel Defoe, Cotton Mather, sir Richard Steele y Joseph Addison.

Benjamín Franklin fue un filósofo, político y científico, cuya contribución a la causa de la guerra de la Independencia estadounidense y gobierno federal instaurado tras la misma le situaron entre los más grandes estadistas del país.

Luego en el año de 1721 colabora con su hermano James en la redacción y edición del New England Courant. Él poseía una ideología liberal, por lo que esta gaceta molestó en reiteradas ocasiones a las autoridades coloniales.

Existían desacuerdos con su hermano James, lo que ocasiono que en el año de 1723 en el mes de Octubre, Benjamín abandonara Boston y se dirigiera a Filadelfia. Allí conoce a Sir William Keith, quien era el gobernador de Pensilvania, y se encarga de convencer a Franklin para que fuese a Gran Bretaña con la finalidad de ampliar y completar su formación y conocimientos como impresor y comprar el equipo necesario para fundar su propia imprenta en Filadelfia. No transcurrió mucho tiempo para que el joven Franklin siguiera el consejo, llegó a Londres en diciembre de 1724. Pronto encontró empleo en dos de las más destacadas imprentas de Londres, Palmer's y Watt's y comenzó a ser reconocido en los ambientes literarios y editoriales londinenses.

Una vez que se encontraba mas preparado y con mayores conocimientos en el mes de octubre de 1726 Franklin vuelve a Filadelfia donde reanuda su trabajo. Al siguiente año, acompañado de varios conocidos suyos, organizó y lidero un grupo de debate denominado Junto, que años más tarde se convertiría en la Sociedad Filosófica de Estados Unidos. En septiembre de 1729 compró la Pensilvania Gazette, que era un semanario vulgar que convirtió gracias a su estilo ingenioso y su juiciosa selección en las noticias, en un periódico entretenido e informativo.

A la edad de 25 anos Franklin ya se encuentra participando en muchos proyectos públicos. En 1731 fundó la que probablemente fue la primera biblioteca pública de Norteamérica, inaugurada en 1.742 con el nombre de Biblioteca de Filadelfia. Por otro lado también publica el Almanaque del Buen Ricardo en el año de 1732 bajo el seudónimo de Richard Saunders. Este modesto almanaque se gana rápidamente una gran cantidad de publico y con su saber práctico y sencillo ejerce una influencia persuasiva en el carácter de la población colonial. Posteriormente en 1736 Franklin es miembro de la Asamblea General de Pensilvania y al año siguiente fue nombrado administrador de Correos de Filadelfia. Se conoce igualmente que alrededor de esta época organiza también la primera compañía de seguros contra incendios de la ciudad e introduce métodos para mejorar la pavimentación e iluminación de las calles. Sin embargo el siempre se mostraba interesado en los estudios científicos, como consecuencia de esto ideó sistemas para controlar el exceso de humo de las chimeneas y alrededor de 1744 inventó la estufa de hierro Franklin, que producía más calor con menos combustible.

En su afán de investigación en 1747 inicia sus experimentos sobre la electricidad. Adelanta con esto una posible teoría de la botella de Leyden, defiende la hipótesis de que las tormentas son un fenómeno eléctrico y propone el uso de un método efectivo para demostrarlo. Su teoría se publicó en Londres y se ensayó en Inglaterra y Francia debido al impacto que causo esto se hizo, antes incluso de que él mismo ejecutara su famoso experimento con una cometa en 1752. Inventó el pararrayos y presentó la llamada teoría del fluido único con la finalidad de explicar los dos tipos de electricidad, positiva y negativa. Todos estos avances científicos fueron reconocidos ya que Franklin recibió títulos honorarios de las universidades de Saint Andrews y Oxford. Igualmente fue elegido miembro de la Sociedad Real de Londres y en el año de 1753 fue galardonado con la Medalla Copley debido a sus destacadas contribuciones a la ciencia experimental. Sin embargo no solo contribuye en la ciencia experimental, sino que también ejerce una gran influencia en el campo de la educación, ya que sus escritos fueron determinantes para la fundación, en 1751, de la Academia Filadelfia, que más tarde se convertiría en la Universidad de Pensilvania. Siempre innovador, el plan de estudios que proponía se alejaba bastante del programa de estudios clásico habitual que se impartía en ese momento; le daba gran importancia al estudio del inglés y las lenguas modernas, así como a las matemáticas y ciencias.

Benjamín Franklin fue el principal seguidor de los postulados de Isaac Newton en América. Su teoría sobre la electricidad se basaba en la noción newtoniana de la repulsión mutua de las partículas que el científico inglés había expuesto en su Óptica.

Luego de que en 1748 vendiera su imprenta, dos años mas tarde (1750) es elegido para la Asamblea de Pensilvania, donde presta servicios hasta 1.764. Fue nombrado inspector general de Correos para las colonias británicas en América en 1753 y, en 1754, fue delegado de Pensilvania en el Congreso de Albany, que se celebró con motivo de debatir la actitud que se debía mantener ante la Guerra Francesa e India. Franklin en su Plan Albany, que se anticipaba en muchos aspectos a la Constitución de Estados Unidos de 1787, defendió la independencia local dentro del marco de la unión colonial.

Cuando estalla la Guerra Francesa e India, Franklin proporciona suministros al capitán general inglés Edward Braddock garantizando con esto su propio crédito a los granjeros de Pensilvania, quienes desde ese momento proporcionaron los equipos necesarios. Los propietarios de Pennsylvania Colony, que eran descendientes del líder cuáquero William Penn, se mantuvieron apegados a sus principios religiosos de oposición a la guerra y se negaron a permitir que se tasaran sus terrenos para sufragar el conflicto. Así pues, en el año de 1757 Franklin fue enviado a Inglaterra por la Asamblea de Pensilvania con motivo de solicitar al rey le otorgase el derecho de recaudar impuestos por la propiedad de la tierra. Una vez se acaba su misión se queda cinco años más en Inglaterra como primer representante de las colonias estadounidenses. Periodo este que le sirvió para entablar amistad con el químico Joseph Priestley, el filósofo e historiador David Hume y el economista Adam Smith.

Luego de estos cinco años Franklin vuelve a Filadelfia en 1762 donde permanece hasta 1764, cuando nuevamente es enviado a Inglaterra como representante de Pensilvania. En el año de 1766 declaro ante la Cámara de los Comunes sobre los efectos de la Stamp Act (Ley del Timbre) en las colonias. Su testimonio tuvo una influencia enorme en la revocación de esta ley. Por otro lado, pronto se introdujeron en el Parlamento nuevos planes para gravar con impuestos a las colonias, ocasionándose con esto un sentimiento en él de división entre la devoción a su tierra natal y la lealtad a Jorge III. Finalmente, en 1775 tuvo que admitir la inevitabilidad de la guerra. Cuando regresó a Filadelfia el 5 de mayo de 1775 las batallas de Lexington y Concord habían desencadenado la contienda. Fue elegido miembro del segundo Congreso Continental, prestando servicios en diez de sus comités.

En este mismo año de 1775, Franklin viaja a Canadá para conseguir apoyo y cooperación en la guerra en favor de las colonias. Una vez que regresa forma parte de los cinco miembros del comité que fue designado para redactar la Declaración de Independencia. En septiembre de este mismo año, es elegido como delegado para iniciar conversaciones con Francia a fin de conseguir la ayuda económica que se necesitaba por parte de este país. Esto lo consiguió superando la oposición del ministro de Finanzas francés Jacques Necker, donde a pesar de la negativa de este logró obtener sustanciosas concesiones y préstamos de Luis XVI de Francia, todo esto gracias al prestigio que tenía en este país como un gran científico, y a su integridad e ingenio que se vio desplegada durante las negociaciones. Franklin en todo momento animó y ayudó materialmente a los corsarios estadounidenses que operaban contra la Marina británica, especialmente John Paul Jones. En el año de 1778, el 6 de febrero Franklin negoció los tratados de comercio y amistad con Francia y España que posteriormente cambiaron el rumbo de la guerra. En Agosto, siete meses después fue nombrado por el Congreso ministro plenipotenciario de Estados Unidos en Francia.

En 1781, fue designado para concluir un Tratado de Paz con Gran Bretaña lo acompañaban en esto John Adams y John Jay. El Tratado de París, que vino a poner fin a la guerra, fue firmado en Versalles el 3 de septiembre de 1783. Debido a su prestigio como científico fue elegido por el monarca francés Luis XVI para investigar en los hallazgos del médico austriaco Franz Anton Mesmer y el fenómeno del magnetismo animal. Como dignatario de una de las más distinguidas logias masónicas de Francia (Asamblea de masones, asociación secreta, que se reúnen en un local con motivos mayormente políticos), él tuvo la oportunidad de conocer a muchos personajes que luego se convertirían en figuras destacadas de la Revolución Francesa, sobre cuyo pensamiento político ejerció una gran influencia pese a oponerse a los cambios por medio de la violencia.

Cuando renuncia a su cargo en Francia decide regresar a Filadelfia en el mes de Marzo de 1785, donde es elegido de manera inmediata como Presidente del Consejo Ejecutivo de Filadelfia (1785-1787). Luego de esto fue nombrado como delegado de la convención que redactó la Constitución de Estados Unidos. Profundamente interesado en proyectos filantrópicos, para beneficio de la comunidad, uno de sus últimos actos públicos fue firmar una petición al Congreso, el 12 de febrero de 1790, como presidente de la Sociedad Abolicionista de Pensilvania, instando a la abolición de la esclavitud y la supresión del comercio de esclavos.

Dos meses después, el 17 de abril, murió en su casa de Filadelfia a los 84 años de edad.

Su fama literaria reside principalmente en su inacabada Autobiografía, considerada por muchos el compendio de su vida y su carácter.