Benito Pérez Galdós

Narrativa española del Siglo XIX. Novela realista. Novelas. Episodios nacionales. Teatro. Fragmentos de obras

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

BIOGRAFÍA

OBRAS

  • NOVELAS

  • EPISODIOS NACIONALES

  • TEATRO

  • FRAGMENTOS DE OBRAS

OPINIÓN PERSONAL

BIBLIOGRAFÍA

INTRODUCCIÓN

En este trabajo voy a hablar sobre Benito Pérez Galdós, un escritor precursor del Realismo, movimiento que tiene por característica fundamental la objetividad y la totalización de la realidad. Junto a él se encuentran otros autores que también dejaron huella con sus obras realistas, como son Juan Valera, con su famosísima obra Pepita Jiménez, Emilia Pardo Bazán, con Los Pazos de Ulloa, Y Clarín, con la Regenta.

Haré un pequeño resumen de su biografía y me detendré, hablando más profundamente, en sus obras, de las que escribiré algunos fragmentos. Por último daré mi opinión personal sobre el trabajo.

-1-

BIOGRAFÍA

Benito Pérez Galdós nació en Las Palmas de Gran Canaria en el año 1843, hijo de Sebastián Pérez, teniente coronel del Ejército y de Dolores Galdós. Fue un niño callado, aficionado a la música, el dibujo y la literatura. En opinión general es el mayor novelista español después de Cervantes. A los diecinueve años se traslada a Madrid con el fin de estudiar la carrera de Derecho. Allí conoce a Francisco Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, quien le alentó a escribir y le orientó hacia el Krausismo. Fue un observador privilegiado y atento de la realidad, asistía con frecuencia a las tertulias de los cafés, conocía bien las redacciones de los periódicos, con los cuales colaboraba, y mantuvo contactos con la política, defendiendo a los progresistas. Sus lecturas abarcaron obras de autores clásicos, románticos y costumbristas y de los novelistas extranjeros contemporáneos. Entre estos Charles Dickens, al que tradujo al castellano. En 1970 publica su primera novela, La Fontana de Oro. En los años siguientes comienza a escribir los Episodios Nacionales. De su vida íntima sabemos que tuvo una hija ilegítima y amoríos con Emilia Pardo Bazán. Nunca se casó pero plasmó su tipo ideal de compañera en una mujer ya mayor: Teodosia Gandaria en el drama Pedro Minio.

Benito Pérez Galdós
Constantemente predicó un tipo de amor más libre aunque se opuso a las costumbres demasiado licenciosas. Escribió Doña Perfecta en 1876 y fue elegido miembro de la Real Academia Española. En 1892 se entregó a la reforma del teatro nacional. El estreno de Electra supuso un acontecimiento nacional. Los últimos años de su vida fueron tristes. Ciego, con problemas económicos, murió en Madrid el años 1920.

-2-

OBRAS

La obra de Galdós se caracteriza por su marcado y nítido realismo. En su obra se puede seguir la evolución de esta etapa. Su producción literaria es muy extensa, puesto que en total escribió unas 80 novelas, 24 obras de teatro y numerosos artículos, discursos, memorias y cuentos.

NOVELAS

En las novelas de Galdós se pueden distinguir tres etapas: Primera manera realista, la del realismo naturalista y la del realismo espiritual y simbolista.

La primera manera realista

  • Esta etapa se extiende hasta 1880 y en ella están incluidas siete novelas que se pueden clasificar en tres grupos.

  • Tres novelas de iniciación:

  • Dos novelas históricas en las que toma el pasado como materia novelesca.

  • La Fontana de Oro:

  • El audaz

    • Una novela fantástica a la que generalmente se atribuye muy poco valor.

  • La sombra

    • Cuatro novelas de la intolerancia:

  • Doña Perfecta,

  • Gloria

  • Marianela

  • La Familia de León Roch

  • Todas tienen un tema común: las consecuencias personales y sociales de la intransigencia, la hipocresía y el fanatismo político o religioso.

    Las novelas de esta época son novelas de tesis, en las que la acción está al servicio de las ideas que se quieren defender.

    -3-

    Las novelas del realismo naturalista

    Esta etapa está constituida por un conjunto de novelas en las que se refleja un espectacular retrato de la sociedad de la época.

    • La desheredada: Primera novela, publicada en 1881. En ella, Galdós dio la primera versión española del Naturalismo.

    • La acción se enmarca en Madrid.

    • Deja paso a un análisis de la evolución psicológica de los personajes.

    • Utiliza nuevas técnicas, como el monólogo interior o el estilo indirecto libre, y perfecciona los diálogos.

    • Utiliza nombres simbólicos.

    • Va creando un universo novelesco formado por personajes que reaparecen en otras novelas.

    • Argumento: Se trata de una muchacha loca que está en el manicomio de Leganés (Madrid), se cree descendiente de un aristócrata y acaba en la prostitución.

    • El amigo manso: Esta obra describe la rivalidad entre un profesor Krausista y su aparente y disimulado alumno. Máximo Manso no puede por menos reconocer que su discípulo, Manolito Peña, es un orador de más oficio y que conoce a Irene mucho mejor que él. Es, ante todo, más joven. "Parece que él es el hombre de la época presente". Máximo se enamora de Irene, pero esta no le corresponde, sino que se siente atraída por Manolito Peña, y quiere casarse con él.

    • Tormento: La protagonista es engañada y seducida por un sacerdote libertino y la recoge un indiano enriquecido aunque no se casa con ella.

    • Fortunata y Jacinta: Es el ejemplo más significativo sobre la historia y la sociedad madrileña de la época y una de las mejores novelas de la literatura española. Juan Santa Cruz es el amante de una pobre muchacha, apasionada y enamorada, pero se casa con su prima, la dulce Jacinta, que sufre las infidelidades del marido. Fortunata se queda embarazada y el "señorito satisfecho" busca otra amiga. Fortunata tiene a su hijo pero llena de celos provoca una riña con la nueva amante que la llevará a la muerte no sin antes haber entregado el hijo a Jacienta, que considera que es hijo suyo pues lo ha tenido con dolor. Es ésta una novela compleja y profunda, una obra clave para comprender la sociedad española de la Restauración y el máximo logro del arte narrativo de su autor, que concretó en ella toda su teoría sobre la literatura.

    • Miau: Conmovedora novela protagonizada por un funcionario cesante (en paro), durante un gobierno conservador, que debe sufrir una situación miserable y además pierde el apoyo de su familia.

    • Toquemada en la hoguera: En esta obra se narra la ascensión social de un usurero que acaba convertido en senador.

    • Otras obras: El doctor centeno, La de Bringas, Lo prohibido, Realidad, Ángel Guerra, Torquemada en la cruz, Torquemada y San Pedro, La incógnita, La loca de la casa, Torquemada en el Purgatorio, Halma, El abuelo, El artículo de fondo, La mula y el buey, La pluma en el viento, La conjuración de las palabras, Un tribunal literario, La princesa y el granuja, y Junio.

    Las novelas del realismo espiritual y simbolista

    En este último grupo de novelas se acentúa el idealismo de los personajes, y pierde importancia la descripción de la realidad. A él pertenecen las obras:

    • Nazarín: Esta obra contiene un tema ético y religioso, que Luis Buñuel llevó a la pantalla.

    • Tristana: Su argumento trata de cómo un sacerdote pierde la fe porque su pureza evangélica no es comprendida ni aceptada por un mundo mezquino.

    • Misericordia: Protagonizada por una de las heroínas más conmovedoras de Galdós, Benina, criatura concebida a imagen y semejanza de Cristo, reina de una corte de mendigos y encarnación viviente de la caridad, que por la fuerza de su bondad logra elevarse al mundo sublime de los milagros. Por su espíritu abierto desde un punto de vista social y religioso, ella, mujer perteneciente al inframundo social, representa los valores del pueblo español que deben modernizarse con el sentido de la eficacia. Juliana, la nuera que aparece al final de la novela será esta administradora eficiente que encuentra en Benina el sentido moral necesario. Se reconcilian así la Sociedad y la Conciencia en el marco de la historia.

    -5-

    Obras llevadas al cine o la televisión.

    CINE

    Tormento (1974)

    Marianela (1940)

    Marianela (1955)

    Marianela (1972)

    Fortunata y Jacinta (1969)

    Tristana (1969)

    La duda (1916)

    Nazarín (1958)

    Doña Perfecta (1950)

    Doña Perfecta (1977)

    El Abuelo (1925)

    El Abuelo (1998)

    Tormenta de Adiós (1954)

    Adulterio (1943)

    La loca de la Casa (1926)

    La Loca de la casa (1950)

    Misericordia (1952)

    La mujer ajena (1954)

    -6-

    PISODIOS NACIONALES

    Constituyen un extenso proyecto con el que Benito Pérez Galdós pretendió escribir los principales acontecimientos del siglo XIX, es decir, desde 1807 hasta la Restauración, con la intención de analizar el protagonismo de las fuerzas conservadoras y de progreso en España. Su publicación se inició en 1873, tres años después de La Fontana de Oro. Se trata de 46 novelas agrupadas en cinco series de diez obras cada una, excepto la última que quedó interrumpida y sólo tiene seis. En ellas recoge el período comprendido entre la batalla de Trafalgar y la Restauración de la monarquía borbónica. Las dos primeras series, que se publicaron entre 1873 y 1879, cubren la guerra de Independencia y el reinado de Fernando VII. Entre las obras más celebradas de estas series se encuentran Trafalgar, Bailén, Napoleón en Chamartín o La familia de Carlos IV.

    En 1898, retomó de nuevo las series, en las que trabajó hasta 1912. Cubre desde las Guerras Carlistas hasta la Restauración. El optimismo galdosiano se ha apagado y ahora aparece la visión amarga de la España profunda dividida y enfrentada en guerras homicidas, ante esta convicción el autor busca una salida en el ideal de la distribución equitativa del bienestar humano resultado de su izquierdismo político. Algunas de las obras de este periodo son Zumalacárregui, Mendizábal, De Oñate a La Granja, Amadeo I o el último episodio, Cánovas.

    Los demás Episodios Nacionales son los siguientes:

    Zaragoza, Gerona, Cádiz, Juan Martín El Empecinado, La Batalla de los Arapiles, El equipaje del Rey José, Memorias de un cortesano de 1815, La Segunda Casaca, El Grande Oriente, 7 de Julio, Los Cien Mil Hijos de San Luis, El Terror de 1824, Un voluntario Realista, Los Apostólicos, Un faccioso más y algunos frailes menos, Luchana, La campaña del Maestrazgo, La estafeta romántica, Vergara, Montes de Oca, Los Ayacuchos, Bodas reales, Las tormentas del48, Narváez, Los duendes de la camarilla La Revolución de Julio, O´Donnell, Aita Tettauen, La vuelta al mundo en la Numancia, Prim, La de los tristes destinos, España sin Rey, España trágica, La Primera República, y De Cartago a Sangunto.

    -7-

    TEATRO

    Con la importancia de sus novelas, las obras teatrales han pasado a estar en un segundo planto, a pesar del éxito que algunas de ellas llegaron a alcanzar en el estreno. La crítica especializada ha visto en el acercamiento de Galdós al teatro una intención de comunicarse directamente con la sociedad para transmitir mensajes de verdad, libertad y solidaridad de acuerdo con sus ideas. Trató de adaptar al género teatral los temas y personajes que estaba manejando en la novela. Algunas de sus piezas teatrales fueron adaptaciones de novelas, como Realidad, Doña Perfecta y El Abuelo. Otras fueron dramas originales como La Loca de la Casa y Electra, su mayor éxito. El estreno de Electra fue un auténtico acontecimiento, tanto por su éxito clamoroso entre el público como por la polémica que desató su carga de irreligiosidad.

    Las demás obras de teatro fueron:

    La de San Quintín, Los condenados, Voluntad, y La fiera.

    -8-

    FRAGMENTOS DE OBRAS

    Doña Perfecta

    Ved con cuánta tranquilidad se consagra a la escritura la señora doña Perfecta. Penetrad en su cuarto, a pesar de lo avanzado de la hora, y la sorprenderéis en grave tarea, compartido su espíritu entre la meditación y unas largas y concienzudas cartas que traza a ratos con segura pluma y correctos perfiles. Dale de lleno en el rostro y busto y manos la luz del quinqué, cuya pantalla deja en dulce penumbra el resto de la persona y la pieza casi toda. Parece una figura luminosa evocada por la imaginación en medio de las vagas sombras del miedo.

    Es extraño que hasta ahora no hayamos hecho una afirmación muy importante, y es que Doña Perfecta era hermosa, mejor dicho, era todavía hermosa, conservando en su semblante rasgos de acabada belleza. La vida del campo, la falta absoluta de presunción, el no vestirse, el no acicalarse, el odio a las modas, el desprecio de las vanidades cortesanas eran causa de que su nativa hermosura no brillase o brillase muy poco. También la intensa amarillez de su rostro, indicando una fuerte constitución biliosa.

    Miau

    A las cuatro de la tarde, la chiquillería de la escuela pública de la plazuela del Limón salió atropelladamente de clase, con algazara de mil demonios. Ningún himno a la libertad, entre los muchos que se ha compuesto en las diferentes naciones, es tan hermoso como el que entonan los oprimidos de la enseñanza elemental al soltar el grillete de la disciplina escolar y echarse a la calle piando y saltando. La furia insana con que se lanzan a los más arriesgados ejercicios de volatinería, los estropicios que suelen causar algún pacífico transeúnte, el delirio de la autonomía individual que a veces acaba en porrazos, lágrimas y cardenales, parecen bosquejo de los triunfos revolucionarios que en edad menos dichosa han de celebrar los hombres... Salieron, como digo, en tropel; el último quería se el primero, y os pequeños chillaban más que los grandes. Entre ellos había uno de menguada estatura, que se apartó de la bandada para emprender solo y calladito el camino de su casa. Y apenas notado por sus compañeros aquel apartamiento que más bien parecía huida, fueron tras él y le acosaron con burlas y cuchufletas, no del mejor gusto. Uno le cogía del brazo, otro loe refregaba la cara con sus manos inocente, que eran un dechado completo de cuantas porquerías hay en el mundo; pero él logró desasirse y... pies, para qué os quiero. Entonces dos o tres de los más desvergonzados le tiraron piedras, gritando Miau; y toda la partida repitió con infernal zipizape: Miau, Miau.

    -9-

    OPINIÓN PERSONAL

    La realización de este trabajo me ha resultado muy interesante y entretenida. Al igual que otros escritores, Benito Pérez Galdós, ha dejado huella, con sus obras, en el mundo de la literatura, tanto en el género novelesco y como en el teatro.

    Me ha llevado mucho tiempo el elaborar este trabajo, ya que el encontrar toda la información de las obras no ha sido nada fácil. A pesar de todo, me ha llevado a conocer las obras de un novelista muy importante en la etapa del Realismo.

    -10-

    BIBLIOGRAFÍA

    • Enciclopedia Microsoft Encarta99

    • Diccionario de autores

    • Enciclopedia Plaza & Janes

    • Libro de Lengua y Literatura 3º secundaria.

    Santillana.

    • Biografía Benito Pérez Galdós.

    • Internet:

    • www.cervatesvirtual.com/bib_autor/galdos.

    • www.ensayo.rom.uga.edu/filosofos/spain/galdos.

    Benito Pérez Galdós

    Benito Pérez Galdós

    Benito Pérez Galdós